martes, 19 de octubre de 2010

Rescátame - Capitulo 1


Este fic es algo distinto a lo que venia mostrando, porque además de los Lemmons tiene violencia y violaciones, es algo fuerte sobre todo por los personajes, espero que lo disfruten.

Summary: Vivo un infierno y ruego porque algún día llegue un ángel a rescatarme, pero se que es imposible, así que es mejor escapar a mi lugar. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 1


- ¡ISABELLA! – me estremecí de miedo al escuchar ese grito

Corrí por los pasillos de mi enorme casa hasta llegar al estudio, respire profundamente mientras abría la puerta, no había hecho nada malo así que no tenía porque estar asustada.

- Permiso – entre con la cabeza gacha, era mejor así – dime – a penas y levente la vista para ver como sus ojos echaban fuego

- ¿ME PUEDES DECIR QUE MIERDA LE HICISTE A JESSICA? – lo vi levantarse de su silla e instintivamente retrocedí un paso

- Na… da – el tartamudeo llego solo

- ¿NADA? – sentí su voz mas cerca así que volví a retroceder – ¿Y entonces porque mierda acaba de renunciar?

- Yo… no se – levante solo un poco mas la vista y preferí no haberlo hecho, aprovecho el movimiento para cogerme del mentón con todas sus fuerzas

- ¡Ella me dijo que la maltrataste! – una cachetada azotó mi mejilla derecha, no fue tan fuerte porque no llegue al suelo pero si me balancee

- No… yo solo – sorbí las lagrimas que se agolpaban en mis ojos, si lloraba iba a ser mucho peor – le pedí que me hiciera la cena nada mas – lo mire en los ojos y suplique por clemencia - ¡lo juro!... después de todo se suponía que es la mucama – me trate de justificar

- Mierda Isabella – se cruzo de brazos – espantaste a la mejor amante que he tenido… ¿A quien mierda me voy a follar ahora?


Se que esas palabras deberían herirme, pero al contrario, solo me relajaban, por lo menos sabia que a mi no me tocaría.

- Tu – me tomo de la cintura y me apego a su fuerte pecho – si no fueras tan repugnante podrías servirme… pero ni para llevar una casa sirves – me soltó de golpe – menos en la cama… tendré que buscarme otra y espero… por tu bien – me apunto con su dedo índice – que esta vez si te comportes

- Siii – solloce aun por el susto

- No se porque me case contigo – se dio vuelta y antes que me diera cuenta mi boca se abrió

- Para poder manejar toda mi fortuna

Recién cuando vi sus ojos echando llamas caí en la real cuenta de lo que se me venia, en dos pasos llego a mi y me tomo por mis cabellos moviéndolos y sobre todo infringiéndome mucho dolor.

- ¡RETIPE ESO! – sabia que lo que menos debía hacer era repetirlo

- Lo sien… to – pero no tuvo piedad y me empujo sobre la pared

- Eres el peor estorbo que he conocido – se me acerco y se agacho a mi altura para darme otra cachetada – créeme que si no fuera por los millones que tu padre me da para administrar no hubiera aceptado nunca unir mi vida a un ser tan asqueroso como tu

Me escupió la cara, pero eso ya era costumbre, ni sus actos, ni sus palabras, nada, absolutamente nada me afectaba, a estas alturas, después de un año de casada y de 11 meses recibiendo las palizas mas grandes de la historia, había encontrado la solución.

Un lugar, un lugar donde solo yo existo, un lugar en mi mente donde nadie me puede lastimar, menos él.

Cuando me case estaba tan enamorada, era el hombre perfecto, supo ganarse mi confianza y la de mi padre, en cuanto nos fuimos de luna de miel empezó el calvario, no me toco ni una sola vez, salio todas las noche y llegaba con olor a alcohol, cigarrillo y perfume barato. Mi peor error vino cuando volvimos a casa y tuve la esperanza que cambiara, una noche lo encare y esa fue la primera vez que supe lo que era un ojo morado y una costilla rota.

Toda mi vida fui la niñita de papá, siempre Charlie me dio lo que pedí, jamás nadie me toco un cabello, pero ahora era distinto, no tenia salida, Charlie y René no creería jamás si les dijera que mi esposo metía a sus amantes en nuestra casa y mucho menos que me golpeaba hasta la inconciencia.

Se hubieran dado cuenta si saliera a la calle, pero de alguna forma que también desconozco mi esposo sabe inventar excusas para mantenerme encerrada y que nadie sospeche.

Vivo un infierno y ruego porque algún día llegue algún ángel a rescatarme, pero se que es imposible, así que es mejor escapar a mi lugar.

- Bien – volví a la realidad cuando me tomo del brazo y comenzó a arrastrarme por los pasillos – gracias a ti Jess se fue y con ella el mejor coño que me he cogido así que… - noooo, lo que mas odiaba era que me tocara de esa forma, no lo hacia casi nunca, solo cuando sus amantes lo dejaban y es que ninguna le duraba mucho

- Emmett por favor – le suplique, pero solo logre hacerlo reír

- Si por favor… eso es lo que debes decir para que alguien se digne a cogerte – siempre supe que no era hermosa, creo que por eso me enamore tan rápido de Emmett, él es todo un hombre, y fue lo mejor que paso en mi vida cuando se fijo en mi

- Nooooo…. Mejor no me toques…. Sabes que no te gusta… no te rebajes – ya había usado todos los medio posible, pero el resultado siempre era el mismo

- Mierda… - me arrojo a la cama y llegue a rebotar por la fuerza con la que lo hizo – si quiero te cojo, si no quiero no lo hago

Se me acerco y volvió a cogerme del cabello esta vez para meter su lengua hasta mi garganta, una arcada natural salio de mi boca y eso lo enfureció porque dos cachetadas volvieron a golpearme.

Mientras me desvestía volví a mi lugar feliz, ya no sacaba nada con pelear, si me estresaba dolía mas, así, mas relajada se sentía menos y Emm se cansaba más rápido, parece que le gustaba la acción y si lo le daba, todo duraba menos.

En cuento me penetro cerré los ojos y rogué por milésima vez que algún día todo esto acabara, siempre soñé con un matrimonio, una casa, hijos y hasta un perro, y aunque tenia la mitad de eso, la realidad no se acercaba ni un poco al sueño.

Se movió rápidamente, eso quería decir que le queda poco, me alegre mentalmente por eso, el maldito ni usaba condones, sabia que en algún momento mi padre nos pediría un heredero pero yo no se lo iba a dar, no a un hombre como Emmett, por eso, gracias a mi adorada Esme, nuestra cocinera y la única persona en mi vida que sabe absolutamente todo, ella se encarga todos los meses de comprarme anticonceptivos y mezclármelos en la comida, para que Emmett no lo sepa.

Si cree que soy infértil quizás algún día deja de violarme, porque aunque estemos casados esto no deja de ser una violación.

Dormí sin sueño esa noche como todas las noches que sentía el semen de mi esposo escurrirse en mis piernas, ya había tratado algunas veces de bañarme y de limpiarme, peor ni eso me dejaba, así que solo podía cerrar los ojos y esperar por el alba, rogando para que este monstruo ya no estuviera a mi lado.

- ¡Despierta! – me senté de golpe en la cama – eres lo peor que hay, no haces nada en todo el día y estas cansada – lo divise a lo lejos arreglando su corbata para ir a trabajar a la empresa de mi padre

- Lo siento – aprendí que lo mejor con él era siempre pedir perdón, aunque no supiera porque

- Hoy vendrá el nuevo jardinero – no me dirigió ni una mirada – así que compórtate como la señora que no eres y encárgate de que Esme le enseñe todo

Se me acerco y se sentó a mi lado, eso era extraño en él.

- Isabella – me tomo del mentón obligándome a verlo a los ojos – espero que ahora si hayas quedado preñada… no me agrada tener que tocarte

Tantas cosas se me pasaron por mi cabeza para responderle pero me mordí la lengua.

- Ahhh y otra cosa – una sonrisa, de esas que pone para engañar a todos y que crean que es lo mas bueno que hay, se dibujo en su siniestro rostro – no hables con el jardinero… una sola palabra y lo de ayer va a ser nada

- Entiendo – baje la vista, no me agradaban sus ojos

- Por cierto – se levanto – se llama Edward


_____________

Besos, Joha!

1 comentario:

  1. Hola joha la verdad no habia leido esta historia pero se ve interesante, lo que pasa es que como ya me lei sex call, resiste, caminos encontrados, siento en fin todos solo me faltaba este y princesita xq los demas los he leido todos solo espero cada actualización para continuar leyendolos pero ya me enganche a este tambien jajajajaaj es que eres estupenda.....

    ResponderEliminar