jueves, 13 de enero de 2011

Rescatame - Capitulo 11


Hola!!!. Chicos mañana sin falta actualizo MOV. Besos!!

Summary: Vivo un infierno y ruego porque algún día llegue un ángel a rescatarme, pero se que es imposible, así que es mejor escapar a mi lugar. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 11


- Mucho gusto – le extendí mi mano y ella después de evaluarme y hacer una mueca me respondió – espero que estas no sean tus maletas – señale las cuatro maletas que estaban junto a ella

- Si lo son… ¿Por qué? – me miro desafiante

Seguramente Emmett la había informado muy bien de cómo eran las cosas en esta casa, pero el muy maldito no contaba con que las cosas de ahora en adelante iban a ser diferentes.

- Porque el cuartucho que te corresponde es demasiado… como decirlo – hice una mueca y fingí pensar en la mejor palabra – algo pequeño... ¿Me entiendes Rosalba?

- Es Rosalie – hablo con los dientes apretados

- Como sea – le reste importancia

- Isabella – me rugió Emmett

- ¿Qué pasa cariño? – baje el tono de voz y puse mi mejor mirada inocente

- Creo que…

- Nada cariño – le hice un gesto con la mano – déjame instalar a la mucama primero

Lo vi con ganas de replicar así que me adelante.

- ¡Edward! – grite sin despegar mi vista de los dos

- Si señora – rápidamente llego mi amor a mi lado

- ¿Serias tan amable de indicarle a esta – la volví a escanear – señorita – escupí la palabra – la habitación de servio?

- ¿Cuál? – me miro con los ojos entrecerrados pero que se era mas que nada porque esta situación era algo muy complicada

- La que esta al fondo – hable con superioridad

Ese era un cuartucho que hace mucho había dejado de estar habitado, debía estar lleno de polvo y cosas inservibles.

- Esta algo sucio… pero nada muy complicado para alguien que esta a acostumbrado a limpiar

- Yo…

- Ve a instalarte luego para que ayudes a Esme con los quehaceres – le hice un gesto para que se retirara

Ame la sonrisa de Edward al ver como no me dejaba pisotear una vez mas, ya lo había decidido ahora las cosas serian distintas y de aluna forma haría a Emmett pagar por todo, no iba a huir como una cobarde dejándole todo mi patrimonio.

Cuando nos quedamos solos en la sala sentí una fuerte presión en mi brazo.

- ¿QUE MIERDA CREES QUE HACES? – sus ojos demostraban su furia, peor a mi ya no me provocaba lo mismo de antes

- Suéltame – hable bajo pero firme y de un solo movimiento me deshice de su agarre

- Así que crees que puedes sublevarte

- No cariño – me cruce de brazos – ya va siendo hora de que tome el lugar en MI casa

- Isabella…

- No me importa si quieres tirate a la mucama… hazlo… pero tendrá que ser en el cuartucho… porque te aseguro que si esa perra sube una sola vez donde están los cuartos mis padres tendrán una muy desagradable noticia

- Cariño – hablo muy seguro de si – nadie te creería

- Tienes razón… pero un video o unas muy buenas fotos podrían hacer mucho… imagínate si todo llegara a la prensa – hice una mueca de sorpresa

- ¡Maldita! – rugió ya mucho mas furioso

- Te aviso que nada de lo que tengo esta en esta casa… y a la menor herida, visita al hospital, desaparición o muerte… cualquier cosa que me suceda será detonante para que todo llegue a mis padres y a toda la prensa del país

El verlo frente a mi con su pose de hombre violento y seguro por el suelo me hizo sentir demasiado bien, me sentí por primera vez superior a él.

- ¿Qué te hizo cambiar?

A pesar de que trataba de estar tranquilo su preocupación era evidente.

- Una sola mala palabra de la Barbie y todo estalla… no te lo voy a volver a repetir… es mi mucama y me servirá como tal… cariño – endulce mi voz para hacerlo enfadar mas – nunca olvides que apellido paga tu suelo – lo mire de arriba abajo – es Swan no McCarty… y es el mismo que paga el suelo de esa… así que si pensaba que se las iba a dar de señora me avisas para buscar a otra

- Esto no se quedara así – me tomo de los hombros y lo vi con intenciones de sabotearme pero al ver mi mirada desafiante desistió

- Un solo golpe Emmett y te hundo en la mierda… Ahhh por cierto esposo mío – había algo de lo que había descubierto en la tarde que se me había olvidado – esta tarde fui a hacer unas llamadas a tu despacho y encontré algo muy interesante – lo sentí temblar y eso acrecentó mi sonrisa – no sabia que había una empresa fantasma derivada de la de mi padre… supongo que él lo sabe

- Yo… No sabes de verdad en lo que estas metiendo – me zarandeo por los hombros - ¡NO JUEGUES CONMIGO ISABELLA!

- Cierra esa empresa y no sigas robándole a mi padre… en 5 días – le mostré mi palma abierta – llegara un sobre con todos los documentos a mi padre si es que esa empresa sigue funcionando… y ya te lo dije – me solté de su agarre – nada de esa información esta en esta casa y no trates de buscar nada…

- Vas a…

- ¿Pagar? – me burle de él – eso lo vas a hacer tu… si sigo casada ahora contigo es porque quiero hacer las cosas bien… pero te aseguro que queda muy poco de tu reinado Emmy

- ¡Nunca te daré el divorcio!

- ¿Sabias que cuando hay violencia intrafamiliar y se interpone una demanda la orden se da sola? – fingí mirar mis uñas – tengo unas fotos muy interesantes de mi cuerpo goleado

- Eso no será suficiente

- Lo será – le sonreí – estoy segura

- ¿Hace mucho que estas planeando esto?... no eres mas que una maldita zorra que…

- Creo que tendré que incluir la agresión verbal en nuestro acuerdo – fingí cansancio – no hagas las cosas mas difíciles Emmett – le palmee el hombro – ahora voy a llamar a mis padre y los invitare a cenar mañana… ¿Estarás en casa mañana para la cena esposo mío?

- ¡Maldita!

- Entonces les diré que si estarás

Llegue hasta el despacho y me deje caer en la silla, si alguien me hubiera dicho de la manera en que me iba a enfrentar a Emmett no le hubiera creído… todo había salido mucho mejor de lo que lo había pensado, y haber encontrado esos papeles en la tarde me había sido de demasiada ayuda.

Flas Back


Después de la conversación con Esme había quedado pensando en la mejor forma de pedir el divorcio y que fuera aceptado, no quería alegar a los maltratos, no por mi vergüenza sino por la de mis padres.


Camine hasta el despacho pensando en llamar a mi madre, hace mucho que no hablaba con ella y a pesar de que no era la mejor madre del mundo, ahora la necesita a mi lado, aunque ella no supiera porque.


Me senté en la silla de Emmett y me eche hacia atrás para relajarme un poco, estaba jugando con el auricular cuando se me soltó, me agache a recogerlo y desde el suelo vi una extraña hendidura en la parte inferior del escritorio.


Me agache aun mas para observar mejor y ahí casa me caigo de culo al ver que se abría y que estaba lleno de informes, los saque todos y me volví a sentar en la silla, deje todo el escritorio.


No se cuanto tiempo estuve leyéndolos y todo lo que descubrí, Emmett llevaba mucho tiempo robándole a mi padre, tenia muchas propiedad y cuantas en el extranjero, ahí estaba todo.


Sonreí al ver que con esto ya tenia a Emmett, lo dejaría sin ni un solo peso.


Tome la carpeta completa y corrí a mi cuarto, la junte con la carpeta donde guardaba las fotos que me había sacado y un par de números de algunos empleados que había tenido la casa. Incluí una carta escrita por mi donde explicaba todo, necesita saber que si algo me pasaba Emmett no saldría libre.


Estuve pensando un buen rato donde esconder todo, después de que me enfrentara a él se que daría vuelta la casa entera para encontrar las pruebas y mi cuarto no era para nada una opción, pensé y pensé hasta que la imagen de Edward vino a mi mente, rápidamente corrí a su cuarto y busque el mejor lugar al fondo del closet para esconderlo.


No sabia si se lo diría, no quería involucrarlo mas en esto, ya lo decidiría después cuando viera se den las cosas.


Fin Flas Back

Tome el teléfono para llamar a mi mamá aun sonriendo, esta aun extasiada por mi valentía.

- Hola madre – salude al escuchar su voz

- Hija – hablo algo mas sorprendida

- ¿Cómo estas?

- Bien… ¿Y tu?... ¿Por qué llamas? – típico

- Te quería invitar con papá a comer mañana… ¿Pueden?

- ¿Pasa algo?... ¿Estas embarazada?

- No – me pase la mano por la cara, estaba bajando mi animo – solo quiero comer con mis padres… eso es todo

- Bien… iremos mañana

- Bien… le diré a Esme que le cocine cordero a papá

- Estará feliz… extraña mucho el cordero de Esme

Era obvio que para mi padre era más importante el cordero de Esme que su propia hija.

- Nos vemos mañana entonces – ya quería cortar

- Hasta mañana hija

Corte sin mas despedida, así era Rene, respire un par de veces y rece para que mañana todo saliera bien y mas que nada para que no hubieran mas complicaciones ahora que todo se estaba solucionando, estire mi cabeza nuevamente hacia atrás de la silla.

- Una mujer tan hermosa y valientes debe de estar sonriendo – sonreí con los ojos aun cerrados

- ¿Estuve bien?

- Excelente – se agacho un poco y justo cuando abrí los ojos me beso los labios – eres fabulosa

- Te amo – acaricio su mejilla

- Y yo a ti mi niña valiente – volvió a besarme pero esta vez su lengua irrumpió en mi boca

- Así mismo es como quería encontrarlos a ustedes dos

Saltamos separándonos de golpe y un extraño frío recorrió todo mi cuerpo por el susto.


______________
Besos, Joha!

4 comentarios:

  1. wow!! por fin bella se decidió, bien por ella , ya era justo!! Espero ke emmett pague por todo lo ke le ha hecho!! Me encanta ver a emmett atado de pies y manos. Excelente capitulo :D

    ResponderEliminar
  2. Asi se hace jajajaja ya me imagino la cara del desgraciadisimo ese jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Asi se hace jajajaja ya me imagino la cara del desgraciadisimo ese jajajajaja

    ResponderEliminar
  4. que maravilla que se decidió a enfrentarlo y quien será que los encontró ojala no sea emmet

    ResponderEliminar