domingo, 16 de enero de 2011

Siento - Capitulo 11


Hola, subi Sexcall a FF. Chicos, usen la seccion que abri para compartir sus gustos. Besos!!

Summary: ¿Eso es lo que quieres? – asentí por miedo a que no me salieran las palabras – Bella… dime que no me quieres – se acerco mas a mi cuerpo hasta dejarme atrapada entre el lavamos y su perfecto cuerpo. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 11


Edward POV

Sabia que tarde o temprano este momento llegaría, lo supe desde antes de haber planeado todo este maldito embrollo en el que hoy me encuentro metido, pero también siempre supe que Bella valía la pena, siempre supe que era por ella por quien tenia que arriesgarme a todo, y bueno… las cartas ya están echadas, ahora solo me toca esperar.

Posé firmemente mis ojos en el mar de chocolate de Bella buscando alguna señal de algo, pero sinceramente no supe interpretar lo que sus hermosos orbes me devolvía, era una muy extraña mezcla, dolor, pena, rabia, furia…. ¿excitación?

Podría haberme quedado sumergido en el momento mucho más tiempo, pero como siempre mi tierno hermanito nos saco de la burbuja.

- Bueno Eddie… - me golpeo la espalda y su rostro se desformo considerablemente – espera – miro a su novia y ella mostró algo de pánico en su mira

¿Qué mierda esta pasando acá?

- ¿Qué pasa? – mire a mi hermano buscando respuestas

- Nada – sacudió la cabeza y una forzada sonrisa volvió a adornar su infantil rostro – es solo que… tu apodo – volvió a mover la cabeza – nada…

- Emm – vela lo tomo de la mano y lo miro directamente a los ojos, negó con la cabeza a una muda pregunta de mi hermano – mejor vamos a saludar a tu padres ¿si?

Le sonrió de tal manera que quise pegarle una buena patada en los cojones a mi hermano por ser el dueño de esa sonrisa que tendría que ser mía. Pasamos al comedor y allí ya estaba toda mi familia, por supuesto que todos se emocionaron por la mi "cuñadita".

- ¡Bella! – la musical voz de mi hermana inundo la sala por completo – ya Emmi te dio la sorpresa

- No me digas Emmi duende y esa no es sorpresa para Bella…. Así que no la molestes – apretó la cintura de Mi Bella y la apego a él, esto no esta para nada bien.

- Feo – le saco la lengua en un muy infantil movimiento y se puso frente a Bella – Belli – chillo su nombre – voy a ir al colegio con ustedes – salto de felicidad – así que seremos compañeras y las mejores amigas

- Te felicito Alice – la abrazo y se noto la sinceridad en el gesto – me alegra que nos veamos mas seguido

- Si…. Y necesito tu ayuda con algo – puso la mejor cara de angelito que pudo

- A mi novia no le gusta comprar como loca como a otras – la apunto en un tono demasiado infantil para alguien de su tamaño

- Emm – giro su hermoso rostro hacia Emmett y una sola mirada basto para que mi hermano se disculpara con la duende

- Lo siento Alice… continua

- Bueno – me miro a mi y luego a mi hermano – quiero que controles a Emm si algún chico se me acerca – soltó de golpe

- Claro… si quieres te puedo presentar a un par de amigos – puso un dedo bajo su barbilla y se notaba que estaba pensando algo - ¿Te gustaría entrar al equipo de porristas?

- Oh no… eso si que no – Emmett se puso frente a Bella – es solo una niña y… sabes como son… las porristas – la mirada de Bella su puso bastante fria – menos tu amor… claro – añadió con una gran sonrisa

- Alice – mi ángel ignoró al grandote y fijo su vista en la duende - ¿Te gustaría?

- ¡Claro! – volvió a chillar

¿Es que esta niña no puede hablar como la gente normal?

- Listo… entonces estas adentro

Algo estaba mal aquí, llevamos por lo menos cinco minutos discutiendo la situación de mi hermana y Bella se nota de lo mas relajada, ¿es que se olvido que yo estoy acá?, ni una mirada me ha dirigido, o sea, estoy conciente que debe estar enojada pero prefiero que me mate con la mirada a que me ignore, ¿es que nada de lo que planee con Bella va a resultar bien?

Bella POV

¡Maldito!, ¡hijo de las re mil putas!, no… ¡Dios! Esme no tiene culpa, pero definitivamente Eddie, mejor dicho Edward, es un mal nacido, ¿Cómo mierda me hizo pasar por todo esto siendo mi cuñado?, ahora voy aclarando ciertos puntos, eso quiere decir que él nunca se fue, Emm algo me contó de que su hermano vivía como si no viviera, maldito y mil veces maldito, pero no le voy a dar el lujo de que vea mi estado de furia, lo voy a ignorar olímpicamente para que vea que no me interesa una mierda lo que haga.

- ¡Bellita! Que bueno que llegaste… ¿pasemos a comer? – definitivamente Esme no tiene la culpa del mal parido que tiene por hijo

- Claro Esme – me acerque y le di un beso en la mejilla – la mesa esta hermosa

- Gracias

- Sabes como es mi esposa – llego Carlise y tomo por la cintura a Esme – toda una perfeccionista – me sonrió y estiro la mano – gusto en verte de nuevo Bella

- Igualmente – le respondí el gesto

- Bueno, bueno, no acaparen mucho a mi novia – están eran las actitudes que disipaban cualquier duda de Emm, es la perfecta combinación de niño y hombre

- Tranquilo amor – le acaricie la mejilla y le sonreí cuando vi al maldito acercarse – solo te amo a ti – mire directo a los ojos, esos ojos, ¡maldito!

Tome el rostro de mi novio y lo atraje a mi, no espere por un beso tierno, inmediatamente hundí mi lengua hasta su garganta y definitivamente obtuve lo que quería, escuche perfectamente el gruñido de Edward.

- Vamos a comer – le sonreí

- Apurémonos… porque el postre te lo doy yo – lo último lo dijo en un susurro solo para mi

La cena estaba yendo de lo mejor, la familia de Emm no podía ser mejor, bueno, a excepción de uno, pero como tenia toda la intención de olvidarlo, lo borre de mi vista lo mejor que pude. Esme se esmero mucho en que todo estuviera perfecto y no le pude estar más agradecida. La cena estaba terminando cuando recordé algo, hoy me quedaría a pasar la noche aquí… con Edward, esto estaba mal, lo único que espero es que no se le ocurriera hacer nada, pero lo dudo, mucho menos con sus padres acá, ya que es obvio que no respeta a su hermano, por lo menos espero que respete su casa y a sus padres.

- Señor – la ama de llaves se acerco sigilosamente a Carlise – disculpe – se puso un tanto colorada – tiene una llamada

- Gracias Greta – le sonrió mi suegro de una manera muy gentil y tomo el teléfono – claro – cambio su rostro a uno mucho mas serio, parecía que lo que le estaban diciendo era importante – vamos para allá

- ¿Pasa algo amor? – Esme puso su mano sobre la de su marido en cuanto este colgó la llamada

- Hubo un accidente muy grande en Port Angels y me pidieron ayuda, bueno – se corrigió – nos pidieron ayuda

- Bueno – se levanto rápidamente de la mesa – Bella – me miro muy maternalmente – te pido mil disculpas…

- Tranquilos – los mire a ambos – será mejor que yo también me vaya entonces

- No cariño – me sonrió Esme – quédate… siéntete como en tu casa

- Niños – Carlise miro a todos sus hijos – volveremos en cuanto podamos pero no creo que sea hasta mañana… no hagan mucho lío

Los dueños de casa se fueron a cumplir con su labor salvando vidas y yo me quede en una casa con dos chicos que me confundían a más no poder. Terminamos la cena y me fui con mi novio a su dormitorio.

- Emm… no se si será buena idea – mire la cama matrimonia que ocupaba gran parte del cuarto – tus padres…

- Tranquila amor – me beso dulcemente la mejilla – no haremos nada si así lo quieres ¿Ok?

- Ok – asentí – mejor me voy a cambiar

- Usa mi baño y yo uso el del pasillo – agarro una toalla y me dio otra

- No – negué con la cabeza – tu usas el tuyo y yo el del pasillo

- Nop… eres mi invitada

- Por eso… uso el baño de invitados – no le di tiempo de replicar y salí por la puerta sacándole la lengua

Entre al baño y de invitados y era dos veces mas grande que el mío, no hay duda de que los Cullen saben darse lujos. Hoy había sido un día demasiado estresante, me saque toda la ropa, la deje prolijamente doblada sobre el lavado y metí bajo el chorro de agua caliente, ya ahí repase un poco mi día, le confesé a mi novio sobre mi "aventura" con Eddie, él que resulto ser su hermano, a la vez mi amigo que se fue que nunca se fue, mi cuñada hiperactiva se iba al colegio con nosotros, creo que esa era una de las mejores parte, por fin habría alguien que no fuera una completa perra cerca de mi vida. Ahora para rematar mi día me quede sola en una casa con mi novio y su hermano que no quiero ni ver. Terminé de tallar mi cuerpo y me cabello y corte el agua, me envolví en la pequeña toalla y justo cuando iba a tomar el pomo de la puerta esta se abrió de golpe, y por ahí mismo entre mi peor pesadilla, no alcance ni a replicar cuando Edward ya había cerrado la puerta tras él, con seguro debo añadir.

Definitivamente mi mal día aun no acaba.

- Permiso – quise pasar por sobre él pero me lo impidió

- Tenemos que hablar – tomo mi cintura y me pego a su cuerpo

- Perdón Edward – escupí su nombre – pero no tenemos de que hablar apenas nos conocimos hoy – el papel de la bolida nunca fallaba

- Claro – rodó los ojos – se que estas enojada

- No sabes nada – no pude evitar aflorar un poco de mi gran furia

- Lo se – me miro directo a los ojos y casi me pierdo en sus dos esmeraldas – pero es una situación complicada

- No se de que hablar – y sigue el papel de la bolida

- Bella – levanto su mano y rozo mi mejilla, instintivamente sentí como me humedecía de la excitación que me estaba dando esta situación y creo que él lo noto – no puedo – apretó los dientes – no quiero alejarme de ti

- No lo harás… somos familia… cuñados – sabia que eso le pudo haber dolido pero esto estaba rayando en lo enfermo

- No… Emmett… - lo vi tratando de hilar palabras sin éxito, de pronto apretó su agarre a mi cintura

- Lo sabe todo – los hermosos ojos de Eddie casi se le salen de su lugar

- Sabe que yo… - se apunto y yo negué - ¿entonces?

- Le conté todo lo de Eddie – quise soltarme un poco de su agarre pero no lo permitió – no sabe que Eddie eres tu… pero no se cuanto se demorara en descubrirlo

- No me importa – apretó el puente de su nariz – solo te quiero a ti

- Edward – clave mi mirada nuevamente en la suya – esto esta mal

- ¿Si? – asentí - ¿Y por que mierda estas tan condenablemente húmeda y caliente esperando que te toque?

- No – quise negarlo pero él fue más rápido

Una de sus manos se deslizo por debajo de la pequeña toalla que me cubría y alcanzo mis muslos, lentamente y a un paso tortuoso alcanzó mi sexo que a estas alturas estaba chorreando.

- ¡Diossss! – gemí lo mas bajo de pude cuando peñisco mi clítoris y por inercia moví mis caderas hacia sus dedos

- O Dios… estas tan húmeda… tan lista para que te folle aquí mismo – bajo su boca hasta mi cuello y comenzó a mordisquearlo deliberadamente

- ¡Edward! – diosss, sus dedos estaban entrando y saliendo de mi, masturbándome como nunca lo había sentido, si seguía así iba a explotar luego

- ¿Te gusta? – mi miro directamente - ¿quieres que siga?... ¿Qué quieres? ¡Contesta! – pero yo no podía hablar así que moví mis caderas para darle mi respuesta y él como buen chico me hizo caso y agrego otro dedo mas

- OHHH siiiii – deje caer mi cabeza hacia atrás – siiii mmmm

- Ohhh estas tan estrecha cariño… vamos córrete… quiero que grites mi nombre cuando toques el cielo – sin darme ni tiempo para pensar saco por completo mi toalla dejándome desnuda ante él y bajo su cabeza hasta mi sexo, no se cuando pero de pronto sentí su lengua embistiéndome a gran velocidad

- Voy… ohh… casi – mi boca solo soltaba sonidos sin sentidos, las ganas que tenia que me embistiera con su miembro eran incontenibles. Para que no dejara de hacer eso maravilloso que estaba haciendo con su lengua enrede mis dedos en su cabello y lo apegue más a mi sexo

En estos segundos solo estaba consiente de algo aparte de estar a punto de tener el mejor orgasmo de mi vida, y eso era de que no podía haber mas placer que lo prohibido.

- Córrete – tenia tres dedos dentro de mí mientras que mordía mi clítoris, lo vi mirarme y el orgasmo me golpeo de golpe

- ¡Edward! – tire fuerte de su cabello ya que no podía gritar mas fuerte, el succiono todos los jugos que salieron de mi, no dejo escapar una sola gota y se levanto

- Sabes exquisito cariño – se paso la lengua por los labios y me beso fogosamente en los labios, pude yo misma probar mi sabor de su boca, estaba disfrutando del beso cuando se separo de golpe – ahora – me miro y había algo raro en sus ojos - ¿Te gusto? – yo baje la cabeza y me sonroje, aunque sabia que esto estaba condenablemente mal, se sintió tan bien que no podía saber nada mas

- Yo…

- Tranquila… pero – puso un dedo en mis labios – si quieres que se repita tendrás que buscarme tu… no te pido que dejes a mi hermano… se que es difícil… pero si quieres cualquier tipo de contacto conmigo… aunque sea… "oral" – sonrió malditamente sexi – tendrás que buscarme tu… yo respetare la decisión que tomes – tomo mi rostro en sus manos y apego nuestras frentes – te amo… siempre lo he hecho… pero quiero que esta decisión sea solo tuya… creo que yo ya tome muchas por los dos… así que ahora te toca a ti mi ángel.

Me beso en la comisura de los labios y salio del baño dejándome jodidamente mas confundida que la mierda. Tome mis cosas casi por inercia y me dirigí al cuarto con mi novio con la culpa a flor de piel. Sabía perfectamente que lo que acababa de pasar estaba muy mal, pero esto ya era algo que me sobrepasa y que no sabía como manejar.

Cuando llegue al cuarto me encontré con la imagen de un dios, un dios totalmente desnudo y duro esperando por mí, la imagen de Emmett totalmente desnudo y listo hizo que me mojara enseguida, ¿Cómo era posible que los dos hermanos me calentaran de esta forma? ¿Seré una de esa especie de ninfómana retorcida?

Solo salí de mi entonación cuando los fuertes y fornidos brazos de mi hombre rodearon mi cintura

- ¿Por qué tardaste tanto? – hizo a un lado mi húmedo cabello y comenzó a besarme el cuello

- Porque necesitaba relajarme – las sensaciones de placer comenzaron a tomar el control de mi cuerpo

- Te puedo ayudar si quieres – llevo sus manos hacia el nudo de mi toalla y lentamente lo fue desatando

- ¿En que? – y vuelve el papel de la bolida

- En sentirte mejor

No espero mi respuesta, me tomo con fuerza de la cintura y me volteo para estampar sus labios en los míos, saco mi toalla y la dejo caer, los dos estábamos completamente desnudos y listos.

- Ohhh estas tan duro – agarre su miembro en mis manos y empecé a masajearlo – no puedo esperar a tenerte dentro mío – me mordí el labio de solo imaginarlo

- Y tu… - levo dos dedos a mi caliente coño – estas tan húmeda… o dios… te voy a follar muy duro… has sido una chica muy mala – de pronto sentí una fuerte pero excitante nalgada – las chicas malas que se besan con chicos que no son sus novios merecen castigo – otra nalgada y yo estaba que tenia mi orgasmo

- Emm – me mordí el labio para no gritar mas fuerte – hazme el amor

- No cariño – abrí los ojos y lo mire – las chicas malas – otra nalgada ¡Diosss! – que se besan con otros no merecen que le hagan el amor… solo pueden esperar sexo duro y salvaje… ¿eso es lo que quieres? ¿Qué te coja tan duro que te olvides hasta de tu nombre?

- O si… fóllame muy duro porque he sido muy mala – y ni que lo sepas amor, agregue en mi mente

- O si cariño – tomo mi estrecha cintura y me empujó en la cama – te lo voy a meter muy duro cariño… abre las piernas – ordeno y yo como buena chica obedecí

De una sola cosa esta segura y es de que estaba total y jodidamente desquiciada, esto estaba muy pero muy mal, pero ¡Diosss! se sentía tan bien.

¿Habrá alguna posibilidad de estar con los dos al mismo tiempo?, moví mi cabeza para alejar esos pensamientos, no ayudaban mucho con mi autocontrol

Se puso encima mío y beso mis pechos bajando hasta mi sexo cuando lo sentí ahí, una ola de culpa y recuerdos me invadió, lo que acaba de pasar en el baño pasó con flashes en mi cabeza, de pronto sentí la lengua de Edward jugando con mi clítoris y eran sus dedos los que me follaban sin parar.

- ¡Edward! – el placer que estaba sintiendo se fue a la mierda cuando abrí los ojos y vi la mirada de desconcierto de Emm, mi novio

- ¿Edward? – mi mundo se vino abajo en ese mismo momento.

________________

Besos, Joha

2 comentarios:

  1. No maameees! Dijo edward dijo edwarddd!!! aaaa no pinches mames qe pendeja me salio la bellaaaaa!!

    ResponderEliminar
  2. haaaaaa!!!!! que le pasa, por que dijo edward, ahora si esta en muuuchos problemas, ok edward esta buenisimo, pero si vas apensar en otro que no sea tu novio, por lo menos ingeniatelas para decir emmett, que mal bellita, no quisiera estan en tu situacion, me encanto el capi, cuidate joha que estes bien.

    ResponderEliminar