jueves, 17 de febrero de 2011

Caminos Encontrados: Capitulo 2

Hola!!. Chicos, nuevo capitulo, el segundo, a su pedido, aca la historia avanza un poco, espero que vayan entendiendo mejor la trama, si les gusta comenten. Besos!!

Summary: Dos almas perdidas se encuentran. ¿Será para bien o para mal?. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 2


No llevaba muchas maletas porque la ropa no me servía mucho, en Chicago había mas viento que nieve así que de todas formas tendría que comprarme algo de ropa.

¡Oh no!

Olvidaba que el hermoso internado al que asistiré tiene su propio uniforme así que el tema de la ropa quedaba rezagado.

¡Gracias nuevamente madre!

Desde el “incidente” que mi madre había tenido que dar de baja todos los teléfonos de la casa porque Phil no dejaba de llamar, cualquier calentura que cargara se había esfumado por completo, bueno no tanto.

Mire mi habitación y suspire, no había fotos en las paredes, ni mis cremas en mi tocador, ni mis discos dispersos, nada.

Todo estaba listo para irme mañana.

Me mire al espejo y bufe, por lo menos iba a disfrutar mi última noche en New Haven, Sarah y Renata habían logrado que nos dejaran entrar al club de moda, así que me termine de arreglar y partí a mi última noche de alcohol y sexo en desenfreno.

La noche fue espectacular, Collin, un compañero del colegio con quien nos habíamos encontrado me dio una despedida de ensueño, dos orgasmos seguidos, algo que definitivamente no olvidaría con tanta facilidad.

Ahora solo me quedaba esperar para mañana, ¿o ya era hoy?

.
.
.

¿De verdad pensé que mi madre iba a enviarme sola?

¡Dios!

Cuan equivocada estaba.

Después de la conversación en mi cuarto pensé que las cosas no estarían tan tensas, pero Renée volvió a cambiar y creo que era porque no la había visto tomar sus “pastillas mágicas”, andaba mucho más irritable y no podía culparla.

Ambas estábamos sentadas esperando que el avión llamara a embarcar, de pronto los efectos de la fiesta que me habían dado mis amigas y la noche con Collin habían resurgido, la sequedad de mi garganta por el alcohol me hicieron mella en mi, necesita urgentemente hidratarme.

- Madre, voy por una gaseosa

- Bien – despego su vista de la revista que estaba leyendo, dio una mirada por el lugar y asintió – ve

Hace unos días que estaba mucho más rara que de costumbre, pero tampoco podía pedirle mucho, me había encontrado cogiendo por su esposo, tenia suerte de que me hablara y se dignara a enviarme a un buen colegio, cualquiera otra me hubiera dejado botada a mi suerte.

Me encamine a la máquina expendedora más cerca y me decidí por la opción de bebida light, quizás había gente que tuviera sexo allá y no podía comenzar a engordar ahora que mi “ejercicio” iba a disminuir considerablemente.

La gaseosa salió y me tuve que agachar para sacarla de la maquina, en cuanto me levante sentí una presencia en mi espalda.

- No hables – cerré los ojos del miedo que me dio escuchar la voz de Phil – tu madre no puede verme

- ¿Qué haces aquí?

- Se que te envían lejos cariño, pero yo… - esto no me gustaba nada – yo te ayudare, solo tienes que tener un poco de paciencia y luego podremos estar juntos para siempre

- Phil – pese a la advertencia de mi cerebro me voltee a verlo, su imagen era totalmente deplorable, hasta parecía un vagabundo cualquiera – es mejor que dejemos esto yo…

- ¿Me estas dejando? – pese a que no alzo mucho la voz, salte como si lo hubiera hecho

Su mirada era de total odio, no podía decirle que si porque sabía que eso no me convenía, así que mentí.

- Por supuesto que no – trate de sonreírle, aunque estaba demasiado nerviosa para hacerlo lo hice – pero no forcemos las cosas

- Tu tranquila cariño – se acerco y me beso en los labios, tenía mucho olor y sabor a alcohol, tanto que mi propia resaca no era nada a su lado. Me asqueo – yo te sacare de esto

Se alejo y yo quede quieta esperando hasta no verlo.

Volví donde mi madre y pese a que me pregunto qué me pasaba le dije solo que no quería irme, peleamos un poco y olvide el desagradable encuentro con Phil.

.
.
.

No por nada le decían a Chicago la ciudad de los vientos, después de un viaje bastante callado y tranquilo aterrizamos en el aeropuerto.

Renée ya había quedado con un taxi así que nos estaba esperando, ella tenía vuelo para hoy mismo, por eso mismo comprendo menos su afán de venir, no es que tampoco nos faltara el dinero pero encontré un verdadero gastadero que viniera conmigo.

- ¿Le dijiste a papá que me venía a vivir acá?

Yo no hablaba con Charlie, solo Renée lo hacía porque tenía que ponerse de acuerdo en los pagos de mensualidad, y eso si me preocupaba, no sabía bien como Renée se mantendría, porque aunque tenía bastante dinero ahorrado dudaba mucho que pidiera algo de su divorcio con Phil.

- Si – su sequedad no me extrañaba

- ¿Le dijiste porque?

- ¿Preguntas si le conté al hombre que se acostaba con jovencitas mientras estaba casado conmigo que encontré a mi actual esposo con mi hija en mi casa?

Bien, pregunta tonta Bella.

- No, le dije el plan original, que esta era una buena plataforma para que consiguieras una beca en alguna Universidad de renombre

- Ok

No tenia caso darle muchas largas

En cuanto nos subimos al taxi procure poner atención a las calles que de ahora en adelante serian mi hogar, tenía entendido que nos dejaban salir el fin de semana así que esa sería mi oportunidad para recorrer este lugar, no me quedaría en el colegio también esos días.

- Vamos

Ya habíamos llegado y yo no cuenta, mientras me bajaba aprecie el lugar, esto sí que se veía costoso, después de todo, creo que la herencia que recibió mi madre de sus padres era bastante cuantiosa, debería habérselo preguntado.

- Mamá espera – la tome del brazo y la gire antes de nada – quiero que me prometas que no abusaras de los somníferos

- ¿Ahora te preocupas por mi?

Se cruzo de brazos como toda una niñita caprichosa.

- Eres mi madre – entrecerré los ojos – y aunque tú y Charlie han sido una mierda de padres conmigo aun así los quiero

Bien, golpe maestro, eso hizo que se ablandara inmediatamente.

- Me cuidare – hablo antes de sonreírme y volver a encaminarse

Creo que eso era lo mejor que iba a obtener por ahora.

En cuanto entramos al colegio me di cuenta que la pomposidad de la fachada no era nada comparada con la de adentro, esto sí que era majestuoso, me recordó al colegio Chilton de Gilmore Girls, era demasiado similar, con ese toque a castillo y me parecía que todo lo que había ahí tenía su historia.

Renée se encamino directamente a la dirección así que la seguí como un perrito faldero.

- Hola – saludo a una señora mayor, morena, bastante morena – vengo a habar con el señor Aro Volturi, mi hija – me miro – es alumna nueva

- ¡Claro! – la señora rebusco entre sus papeles un poco – Isabella Swan – leyó en uno de ellos supongo – pasen por favor

Entramos a la oficina y era simplemente fabulosa, detrás del escritorio había un señor mayor peor no tanto, cabello demasiado negro, seguramente teñido y demasiado largo para alguien de su edad, definitivamente se creía más joven de lo que era.

- Señora Swan – extendió la mano y mi madre se apresuro a responder

- Dwyer – no me sorprendió que volviera a su apellido de soltera

- Isabella – ahora fue mi turno de estrecharle la mano

Momento.

¿Acaba de acariciar mi mano mientras me daba una de “esas miradas”?

¿Acaso soy un imán para los hombres mayores y en decadencia?

Me desconecte un poco mientras el director Volturi me contaba todo sobre el colegio, era bastante exigente y decía que por mis notas era una muy buena adquisición aunque por su mirada supuse un doble significado a sus palabras.

- Acá tengo tu uniforme Bella – se levanto y de un armario pequeño saco el uniforme

La verdad es que me gusto, falda negra entallada y con pinzas, blusa blanca y se manda corta y una cinta en el cuello, el uniforme se parecía más al de Gossip Girl. Parece que las series GG y con la palabra girls, me estaban siguendo hoy.

- Ahora quiero presentarte a alguien, es mi sobrino y el mejor alumno de tercer año – o sea mi compañero, rodé los ojos, seguramente era un nerd mas. Hablo por el intercomunicador con la señor mayor – Zafrina, has pasar a Edward por favor

Inmediatamente me voltee a la puerta y quede muda por lo que mis ojos vieron.

Un chico con un peinado que era más que obvio su pelo se resistía a tener, unos lentes gigantes y una sonrisa típica de nerd, de esas que usan para que los demás no vean lo jodido y estúpidos que son.

- Edward - Aro llego hasta su lado y lo empujo hacia mí

Me levante y me vi obliga a extenderle la mano. El chico sonrió, seguramente era su mayor contacto con el sexo femenino en su vida.

Pobre, quizás aun era virgen.

¡Por dios Bella! Eso es más que obvio. ¿Quién querría acostarse con semejante espécimen? Por supuesto que yo no.

No era feo, pero su actitud mataba cualquier bajo instinto que pudiera llegar a provocarme.

- Un gusto, veo que seremos compañeros – le sonrió para hacerlo sentir bien, mi obra buena del día

- Si – murmuro

- Aro quiero hablar unas cosas contigo antes de irme

Maldita Renée, la mato si habla de más.

- Bueno, supongo que es la despedida mamá – me acerque a ella y la abrace – cuídate – murmure en su oído

- Tu también – se separo de mi y despejo mi rostro – espero que esto te sirva – me encanto la sinceridad que vi en ella – y cualquier cosa no dudes en llamarme – toma

Tome lo que me entregaba, era una tarjeta de crédito.

- Nos vemos hija – volvió a abrazarme y beso el tope de mi cabeza

- Adiós madre

- Edward, hijo, hazme el favor de mostrarle a Isabella las instalaciones y su cuarto

- No puedo entrar al ala de las mujeres tío – movió sus lentes, ¡NERD!, bufe

¿No podían ponerme de guiar a un chico más caliente?

- Confió en ti sobrino – obvio, cualquiera confía en el nerd virgen

Le di una última mirada a mi madre y salí de ahí, iba a tomar mis maletas pero el nerd se me adelanto, por lo menos de mula de carga si servía, así que solo lleve mi uniforme a cuestas.

Nos demoramos un poco en salir del lado de las oficinas y después de unas vueltas llegamos a las aulas.

- Estas son las aulas

- Me doy cuenta – bufe, esto era muy aburrido y deprimente

- Bien – me miro y sonrió, ¡Estúpido! – por acá esta el comedor y más adelante…

- Mira – me gire a encararlo – creo que podre encontrar todo por mí misma, llévame a mi cuarto y todo listo

- Yo solo trato de ser amable, pensé que podríamos ser amigos - ¡Iluso!

- Mira, no quiero ofenderte pero yo no me relación con – lo mire de arriba abajo – gente tan intelectual

- Pero tienes un promedio casi perfecto

- Soy una excelente estudiante pero yo si se lo que es un orgasmo y lo siento pero – me dio un poco de pena su rostro – no ando con gente como tu

- O sea vírgenes, con lentes y que parecen nerd

¿Idea mía o su tono cambio mientras me sonreía?

- Eso mismo – entrecerré los ojos, había algo raro en él

- Bien – en un solo movimiento se quito los lentes y desordeno su cabello

¿COMO MIERDA CAMBIO TANTO CON ALGO TAN SIMPLE?

- Porque yo tampoco me relaciones con gente así

- ¿Qué significa esto? – me aleje un poco de él, pero aun así volvió a acercarse a mi

- Significa fachada cariño

De pronto me tuvo contra la pared y con sus manos a ambos lados de mi cabeza, sin sus gafas su mirada era absolutamente distinta, caliente al máximo.

- Y déjame decirte que no sabes lo que es un orgasmo hasta que te lo doy yo

Con uno de sus dedos recorrió mi barbilla hasta mi cuello, el contacto fue mínimo pero demasiado intenso.

- Te equivocaste de chica – me acerque más para hablar casi sobre sus labios – yo no soy como todas

- Este es mi territorio, yo mando acá, hago lo que quiero y tengo en mi cama a quien quiero

- No a mi cariño – ahora yo lleve mis manos a su cuerpo pero las pose sobre sus pectorales

- Todas caen

- Yo no – lo rebatí – soy una nena mala – medio gemí

- No más que yo

- Ya lo veremos Isabella Swan – exhaló todo su cálido aliento en mi boca

¡Maldito!

Hizo que me mojara, nunca lo había hecho con tan poco.

- Es un juego peligro Cullen

- Uno que voy a ganar por supuesto

- Entonces… - le di una larga lamida a su mejilla, lo hice gemir, punto para mí – que empiece el juego


_________________

Besos, Joha!!


11 comentarios:

  1. Johaaaa!! me encanta este nuevo fic!!

    es super cool!! siempre leo y ahora voy a comentar siempree!!

    ResponderEliminar
  2. Uau!! Me encanta!! publica deprisa por favor!!
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Uyuyuy!!! Esto esta que arde!!! jejejej

    ResponderEliminar
  4. Me encanto :D quiero leer mas y mas jiji este internado esta q arde!!!! jajaj ojala phil no se entere donde esta ni que tampoco le haga daño a rene y que ella tampoco se le pase la mano con los somníferos.
    Aparte:me siento un poco bruja, por que hace algunos días q yo como que pensaba q veías las gilmore girls, pero con este capitulo me quedo mas que claro con todolo de Chilton y eso XD buenismo

    ResponderEliminar
  5. Ahhhhhh que susto al principio con Edward jajajajaja. Pero mira cómo ha salido el chicooooo...........

    Esta nueva historia promete mucho.

    Espero seguir leyéndote, eres genial

    Saluditos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta Bella y su radar para atraer a hombres maduros xD!

    y este Edward esta genial me encanta, ojala que Bella se haga la dificil por siempre es ella la que cae primero seria genial que fuera el en este caso el que lo haga y que esta Bella sea Mas salvaje y nuestro Edward mas pasivo (pero igual de sexy como se mostro en este capitulo xD!).

    Esperando con ansias el siguiente capitulo para ver que chico o señor xD cae antes los encantos de Bella :)

    ResponderEliminar
  7. OH... QUIEN DIRIA... VA A ESTAR SUPER EMOCIONANTE ESTO... ESPERO EL SIGUIENTE.

    ResponderEliminar
  8. bueno aki poniendome al corriente con tus historias, en fin esta se ve ke promete mucho, digo los 2 son iguales, no se dejan, ya kiero ver como le hacen para ke el uno caiga en las redes de el otro. :D

    ResponderEliminar
  9. donde esta ed multifacetico jajajajajjaaja buena la de ed por eso le doy 10 puntos jajjajajja lucha de titanes quien ganara jajjaaj saludoso

    ResponderEliminar
  10. Me encanto :D quiero leer mas y mas jiji este internado esta q arde!!!! jajaj ojala phil no se entere donde esta ni que tampoco le haga daño a rene y que ella tampoco se le pase la mano con los somníferos.
    Aparte:me siento un poco bruja, por que hace algunos días q yo como que pensaba q veías las gilmore girls, pero con este capitulo me quedo mas que claro con todolo de Chilton y eso XD buenismo

    ResponderEliminar
  11. Uau!! Me encanta!! publica deprisa por favor!!
    besos!

    ResponderEliminar