domingo, 1 de mayo de 2011

Princesita - Capitulo 20

Hola!!. Chicos, aca les dejo el penultimo capitulo, espero que les haya gustado. Besos!!

Summary: Isabella Swan es una princesa bastante fuera de lo normal... generalmente son los hombres los que tienen muchas amantes, por eso ella no se quiso quedar atras. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 20


Abrí lentamente los ojos pero no me duraron mucho, tuve que volver a cerrarlos ya que la brillante luz me impidió mantenerlos abiertos.

Con los ojos nuevamente cerrados comencé a pensar y me di cuenta que no recordaba nada después de la platica que tuve con Edward, recuerdo haberle contado lo que me dijo Ángela pero después de esos solo había un profundo vacío.

Instintivamente lleve ambas manos a mi vientre, necesitaba saber si de verdad estaba embaraza porque si era así tenia que comenzar a cuidar el doble de mi, necesitaba comer mas y saber si todo estaba bien con mi embarazo.

Rápidamente me di cuenta de cómo ya estaba asumiendo mi estado, la verdad es que siempre supe que seria madre, que traería al mundo al heredero al trono de Forks, pero solo era una obligación mas que conllevaba mi titulo, antes de Edward era un mero tramite mas, pero desde que estoy con Edward sabia que cuando concibiera seria por amor, aunque aun no hablábamos de niños, tenia plena confianza en que él estaría mas que contento con la noticia.

Pronto todo volvía a ser oscuridad, casi no me había movido pero sabia que estaba despierta, no quería volver a dormir así que tome fuerzas y volví a abrir los ojos, esta vez los enfoque mejor y recorrí con una rápida mirada el lugar donde estaba, eran mis aposentos y todo parecía estar en perfectas condiciones, las cortinas estaban corridas y por ellas entraba un resplandeciente sol, por su posición no era mas tarde las 7 de la mañana.

Quizás ayer estaba demasiado cansada para recordar algo, palmee el lado de Edward de mi lecho y estaba vacío, las ropas de cama estaban muy heladas para que mi esposo se hubiera levantado recién.

El no durmió conmigo.

Me senté apoyándome en el respaldo y tuve una mejor panorámica del lugar, ahí, en el gran sofá junto a mi tocador estaba él, dormido y encorvado, a leguas se notaba su incomodidad.

¿Habíamos discutido?

¿Por qué durmió ahí?

¿Estaba enojado por el posible bebé?

Si seguía pensando, cada vez llegaría a conclusiones mas estúpidas, así que lo mejor era despertar a Edward y que él mismo me dijera que era lo que pasaba.

Me levanta y en cuanto estuve de pie sentí una leve incomodidad en mi bajo vientre, quizás era una mala posición al dormir.

Me acerque cautelosamente a su lado, cuando lo tuve en frente me agache y quede a su altura, parecía un verdadero ángel durmiendo así que no pude evitar acaricias su cincelado rostro, duro y dócil al mismo tiempo, el calor que traspasaba hacia que sintiera que estaba en casa, solo Edward era capaz de darme esta completa paz.

- Bella – murmuro aun dormido, ya más de alguna vez lo había escuchado susurrar en sueños, aunque lo que más repetía era mi nombre

- Amor – deje un casto beso en sus labios – despierta… te dolerá el cuello

- Mmm – rezongó y frunció un poco en ceño, seguía dormido

- Edward – lo moví un poco del hombro y lo sentí comenzar a despertarse – amor… ven a la cama… ahí podrás seguir durmiendo

Sus ojos jade me miraron fijamente, estábamos muy cerca así que solo atine a sonreírle, pareciera que pasaron unos minutos en que su expresión estuvo completamente quieta hasta que de pronto reacciono y se levanto de golpe.

- ¿Qué haces en pie?... ve a acostarte

Sin esperar respuesta de mí parte me tomo en brazos y me depositó gentilmente en la cama.

- ¿Qué pasa? – me apoye en el lecho y volví a quedar sentada

- ¿No recuerdas? – se sentó a mi lado y toco mi frente, yo solo negué con la cabeza – ayer te desmayaste, no alcanzamos ni a darnos vuelta después de que todos salieran de la casa cuando caíste totalmente inconciente, me costo un mundo conseguir a Carlisle, todos había ido a la ejecución de Ángela – hizo una mueca y yo lo acompañe – estaba muy asustado, lo juro – deje un beso en mi frente y respiro hondo – recordé lo del embarazo y pensé que quizás si habías tomado el té así que llame a Jessica y ella me dijo que tenia una tía curandera

- Zafrina – declare – es una mujer muy extraña pero muy acerita

- En cuanto te vio confirmo tu embarazo

Su sonrisa solo me infundio mas ánimos para reír con ganas.

¡Estaba embaraza!

- ¿Entonces es verdad? – él asintió aun sonriendo - ¿Cómo esta mi bebé? – recordé mi desmayo y automáticamente mis manos viajaron a mi vientre

- Bien, solo… - paso sus manos por sus revoltosos cabellos y bufo – el estrés no te hace bien… debes evitar las emociones fuerte, eres primeriza y debemos tener mucho cuidado con nuestro embarazo

- ¿Nuestro embarazo? – arquee un caja en su dirección, me pareció muy graciosa su manera de expresarse

- Si – bajo la mirada y note un sonrojo en sus pálidas mejillas - ¿No te preguntas el porque ningún síntoma te a afectado?

- Es cierto, mi madre me contó que las mujeres embarazadas sufrían de vómitos, desmayos, mareos y muchas cosas fuera de lo común

- Y tu nada – aclaro

- Verdad… por eso no había notado ningún cambio en mí… ¿Cuánto tiempo tengo?

- Tres semanas… pero no es seguro, Zafrina dijo eso solo con verte así que pueda que tengas menos

- Tengo tres semanas – afirme – si Zafrina lo dijo es así – le regale mi mejor sonrisa – Ahora aclara eso de los síntomas

- Yo – si antes se sonrojo ahora lo estaba aun mas – yo tengo los síntomas – levanto la vista de golpe - ¡Pero creo que es un hechizo!

Parecía un niño pequeño diciendo esas palabras así que no pude aguantar la risa.

- Explícate por favor

- Yo había vomitado unas dos veces hace algunos días pero todo lo atribuía a los acontecimientos recientes y a la gran cantidad de comida que estaba ingiriendo pero ayer cuando llego la bruja…

- Zafrina – le aclare – y no es bruja… mas o menos – murmuré lo ultimo

- Bueno – rodó los ojos – ella misma… le pregunté por que no sufrías síntomas, por mi madre también sabia de ellos, y ella me dijo que los tenía yo… ¡Pero eso es imposible!

- ¿Y que explicación te dio?

- Dijo que estábamos muy compenetrados y que era más normal de lo que pensaba

- O sea que tu tendrás los síntomas y yo no – constate los hechos

- Eso parece – bufo

- Lo siento – baje la mirada, no quería hacerlo pasar por esto, después de todo era mi responsabilidad luchas contra los vómitos y mareos

- No amor – me tomo del mentón y levanto la vista – estoy feliz por esto

- Pero…

- Lo que no me gusto es la bruja esa… me miraba como maldiciéndome pero – me sonrió – adoro ser participante activo de este proceso

Puso una de sus manos en mi mientras y poco a poco juntamos nuestros labios, nos fundimos en un caluroso beso, nuestras manos no demoraron en cobrar vida y comenzar a buscar al otro, estaba feliz, tendría la familia que mas de alguna vez soñé cuando niña, quizás por algún momento había cambiado mis expectativas, pero estas hoy habían vuelto al mismo lugar.

A una familia.

Y eso era lo que tenia, una familia.

- Mmm para – me aleje solo un poco de él - ¿nuestra familia ya lo sabe?

- Si, lo siento, no quería decirles pero se pusieron muy nerviosos cuando llegaron y se enteraron de tu desmayo

- Esta bien… ¿Puedes llamar a Jessica para que me ayude a prepararme?

Habían pasado dos semanas desde que me entere de mi embarazo, y por supuesto que para tranquilidad de todos en casa Carlisle me hizo una revisión completa.

Me agrado mucho su alegría por mi embarazo, nuestra relación iba a ser por siempre a pesar de mi amor por Edward y de que él estaba comenzando a cortejar a Esme, una empleada de la hacienda vecina, él por siempre iba a ser mi primer hombre y yo se que nuestra compenetración era única, quizás si Edward no hubiera aparecido en mi vida podría haberme enamorado de él.

Ahora yo también estaba mas tranquila, mi bebé estaba bien, aunque él que estaba no tan bien era Edward, sus malestares estaban en aumento y Carlisle lo perseguía por todo lados para saber mas sobre este estado de que el hombre sintiera lo de la mujer embarazada.

Ahora me dirigía al despacho de mi padre, había un tema pendiente que tratar con él y prefería hacerlo yo antes de que se crearan malos entendidos con mi esposo.

- Padre – asome la cabeza por la puerta y estaba - ¿Podemos hablar?

- Claro hija – se levanto de su lugar y se acerco a mi – siéntanle… no es bueno que estés en pie

- Padre creo que seria pudiente que habláramos sobre mi bebé – toque mi vientre sin darme cuanta

- Del heredero – al decirlo su sonrisa ilumino la sala por completo y eso hizo mas difícil aun lo que venia a decirle

- Padre… este bebé – apunte mi vientre, plano aun – es un Cullen no un Swan… lo siento – baje la mirada porque sabia que esto era difícil para él

- Lo se – me acaricio la mejilla – y eso mismo le dije a Edward pero él esta de acuerdo en que lleve el apellido Swan… lo entiende… este ha sido el reino de los Swan por muchos siglos, así como Voleterra, y a él tampoco le gustaría que eso cambiara

- No entiendo

- Ese niño – toco donde descansaba mi hijo – siempre será un Cullen y él lo sabrá

- Pero para efecto de todo lo demás será un Swan… el heredero al trono – me gire hacia la voz y ahí estaba mi esposo

- No queríamos incomodarte con estos temas hija

- Pero supongo que estabas pensando mucho ¿no? – mi esposo llego a mi lado y dejo un beso en mi cabeza

- ¿Sabes que ningún otro hombre haría esto? – lo interrogue

- Ningún hombre a nadie como yo te amo a ti

_________________

Besos, Joha!!!

9 comentarios:

  1. Que gusto releerla de nuevo, uno de mis fics preferidos, aún sabiendo como termina me gusta volver a leerlo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. OMG que alegria tendran un y que maravilla que el sienta lo que es estar embarazada jajajaja.....Besos..

    ResponderEliminar
  3. FELICIDADES BELLA!!!!!.....OMG ME ENCANTA QUE EDDY SUFRA LOS SINTOMAS DEL EMBARAZO....ESTOY FELIZ!!!

    ResponderEliminar
  4. aii no lo puedo creer!! hace mucho tiempo empese a leer esta novela, en fanfiction ii luego en el capitulo8 no la volvi a encontrar... aora buscando "mirame otra vez" la encontre!!:) kiero qe sepas qe me encanta todas tu noves:)... lei sexcall hace rato, ahora sigo leyendo princesia... mirame otra vez me encanta:)... ii cuando me aga mas tiempo(estoii en tiempo de examen en la facultad) comensare con tus otras noves:)... lamento qe hayar dejado de actualizar el fanfiction:S... me pone idiota que aya gente qe comente solo para hacer daño o criticar¬¬ bueno... espero tengas exitos con tu blog:D... me encanta el diseño de tu pagina ii la musica de crepuesculo esta fantastica.. me cuesta un poco encontrar como se usaXD espero estes bien ii subas pronto...
    cada vez qe lee me veras comentandoXD(pero solo en una histori) tengo la mala costumbre de comentar sobre todo lo qe leo de una sola vez... espero no te moleste... :) besos :) mi nombre es veronica
    i e.mail es veri7o_02@hotmail.com... byebye

    ResponderEliminar
  5. ahhhhhhhhhhhhhhhhh que lindo ..super el con todos los males del embarazao

    ResponderEliminar
  6. ahhh q lindo capitulooo :D segui asi jajajaja me encanta q tengas los sintomass jajajaja

    ResponderEliminar
  7. ahhh q lindo capitulooo :D segui asi jajajaja me encanta q tengas los sintomass jajajaja

    ResponderEliminar
  8. OMG que alegria tendran un y que maravilla que el sienta lo que es estar embarazada jajajaja.....Besos..

    ResponderEliminar
  9. Primero que nada, me atuse cuando Bella anuncio que había amanecido y que Edward no durmió con ella, sino que lo hizo en el sofá. Pero no importa, porque cuando seguí leyendo me encanto, eso de "la bruja Zafrina" y que los síntomas del embarazo los sufre Edward y no Bella, fue genial :D. Cuídate Joha que estés bien.

    ResponderEliminar