jueves, 4 de agosto de 2011

Saraes - Capitulo 2

Hola!!. Chicos, aca esta el capitulo... creo que sabrán inmediatamente de que va esto, es un tema en que creo y que traera de todo para la historia. Besos!!

Summary: El 27 de Febrero del 2010 muchas cosas cambiaron en Chile, pero para Andrea fue el inicio de una parte de su vida que ni siquiera ella misma conocía, una herencia que no pidió volverá a buscarla. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 2


- ¡Andrea!

- Señora… déjeme que vea que tiene su hija

Un hombre con un chaleco brillante que indicaba a todas luces ser paramédico se arrodilló frente a Andrea justo al tiempo en que la joven comenzaba a removerse aun dormida. Los chillidos de sus padres quedaron en un segundo plano para el hombre que solo se concentró en su paciente procurando dándole la mejor atención medica, sabía muy bien lo que la joven tenía, ya había visto un par de casos esa noche y sabia que le tocaría ver muchísimos mas durante los próximos meses por lo menos. Para él no era más que un ataque de pánico así que abrió su maletín y sacó una jeringa con un tranquilizante suave, ya solo le quedaban dos más así que era obvio que tendría que volver por un nueva cargamento.

- ¿Qué le va a poner? – medio chilló medio gimió Carlos al ver que el hombre alzaba el instrumento sacando un poco de liquido por la aguja

- Es solo un tranquilizante para… - pero no pudo seguir hablando porque la joven volver a convulsionar un poco así que saltándose un poco las reglas el hombre le inyectó el liquido en el brazo – es necesario… lo siento por no preguntarles pero con esto se calmara… por ahora dormirá hasta mañana

- Muchas gracias – Lucia le dio un apretón en el hombro para después poner toda su atención en su hija

- Vamos Diego – Carlos se giró hacia el olvidado joven – te llevaremos a casa

Entre los dos hombres tomaron a Andrea para dejarla tendida en el asiento trasero del auto. Diego se subió a un lado dejando la cabeza de su amiga reposar en su regazo, las horas anteriores habían sido una verdadera mierda, estaba confundido, nervioso y algo asustado, quería llegar a su casa y ver que sus padres estuvieran bien pero no concebía con tranquilidad de dejar a su amiga sola aunque por supuesto que saberla con sus padres lo relajaba profundamente.

Carlos se bajó para llevar a Diego hasta la puerta de su casa pero no fue necesario ya que como la gran mayoría de la ciudadanía sus padres estaban esperándolo afuera. Le agradecieron al hombre por llevar a su hijo sano y salvo y se preocuparon de sobremanera al saber que la dulce Andrea estaba dormida, las familias eran cercanas, no en exceso pero si se tenían un enorme cariño así que cuando Carlos se fue no pudieron evitar continuar preocupados por la castaña.

- No sé porque pero no me gusta para nada esto que está pasando – Lucia ahora estaba en el asiento trasero acariciando el cabello de su hija – me preocupa mucho todo esto… todo al mismo tiempo

- No saques inclusiones de la nada amor – Carlos siguió manejando las pocas cuadras que los separaban de su morada – ya verás cómo no pasa nada

- Tenemos que decírselo – murmuró la mujer – yo… no puedo seguir con esto, siento… siento como si esto fuera un aviso de algo

- ¿Sabes que deberías dejar de ver tantas teleseries cierto?

Por primera vez en muchas horas el matrimonio esbozo una sonrisa, ya cuando llegaron a su casa el ambiente se había relajado bastante así que solo se dedicaron a acostar a Andrea para después quedarse a su lado por el resto de la noche, siguió temblando periódicamente pero nada tan fuerte así que como no les quedaba más que estar tranquilos eso hicieron, se recostaron en un sofá hasta que los primeros rayos de algo de algo de sol entraba por la ventanas.

- Va a estar nublado – murmuró Lucia apegándose más al pecho de su esposo – siempre recuerdo eso del terremoto del 85… el maldito cielo parecía que estaba lleno de cenizas… me asuste tanto cuando lo vi

- Deberíamos estar acostumbrados – Carlos besó la cabeza de su mujer – este país es así, nos lo enseñaron en el colegio así que no podemos sorprendernos

- Lo sé… pero es el primero de Andrea y yo… debería haber supuesto que reaccionaria así, ella es tan sensible a los temblores

- Pero mírala – ambos miraron a una relajada Andrea con los ojos cerrados – pasó una noche muy tranquila

- Si, pero puede que sea por los tranquilizantes que le dieron

Ambos se quedaron un tiempo más en la misma posición hasta que Carlos se desperezó y se dispuso a levantarse.

- ¿A dónde…?

- Necesito ir a la oficina, confío mucho en nuestra constructora pero… - se encogió de hombros pasándose las manos por el cabello

- Claro… no creo igual que nada se haya caído nada… tengo confianza en que esto fue lo peor… solo el movimiento, seguramente en otras partes ni se sintió

- Si… - se agachó para besar los labios de su esposa – espero venir pronto… y amor, trata de no dejar sola a Andre y de no salir

- Tengo que ir a comprar – murmuro negando y enojándose con ella misma por su manía de comprar a diaria para la comida – supongo que la gente se pondrá algo… nerviosa así que iré antes que no dejen nada para comprar

- Bien… pero vayan con cuidado, yo me vendré lo más pronto posible

- Bien – asintió sonriéndole a la vez que él besaba la cabeza de su hija – tu también cuídate mucho Carlos

El hombre susurró un “Feliz cumpleaños” a su hija y salió camino a su dormitorio donde tomó una corta ducha para después irse, antes pasó por el dormitorio de Andrea y vio a sus dos mujeres abrazadas y durmiendo así que con esa imagen salió de casa. En cuanto entró al auto prendió la radio para escuchar como cada emisora transmitía lo mismo desde distintos puntos de vista.

- … recordamos a la población que por el momento el Shoa acaba de confirmar el tsunami en la Isla Juan Fernandez, allí no se sintió el terremoto y por eso la población no pudo ponerse sobre alerta… se están confirmando nuevos lugar con posibles levantamientos del mar… por el momento…

- ¡Mierda! – gimió apagando la radio y dándose cuenta que esto era una catástrofe nación de proporciones desmesuradas

.
.
.

- ¿Mamá? – Lucia abrió los ojos de golpe al notar que su hija ya estaba despierta - ¿Qué…? ¡Oh Dios!... ¿Estás bien?

- Si mi niña – no pudo evitar que unas solitarias lagrimas llegaran a acompañarla – Feliz cumpleaños por cierto… pero… ¿Cómo estas tu?

- Gracias – le sonrió a su madre – estoy bien – se tocó la cabeza tratando de recodar la noche anterior pero solo algo le vino a la mente - ¡DIEGO!

- Él está bien cariño… lo dejamos en su casa anoche

Andrea asintió mucho más tranquila - ¿Y papá?

- Fue a la oficina

Lucia vio la hora y se dio cuenta que era mejor que se levantaran porque aun recordaba muy bien el terremoto anterior y era mejor que se apresuran a acercarse a algún negocio si quería tener por lo menos algo de pan para la once.

- Vamos cariño… es hora de levantarnos

- Pero… ¿A dónde vamos?

- A comprar – Lucia miró con pena a su hija, le hubiera gustado dejarla descansando pero la verdad es que eso no era una opción

Andrea solo asintió y ambas se dedicaron a prepararse, media hora más tarde y luego de comer media tostada y tomarse unos cuantos sorbos de café estaban camino hacia el supermercado más cerca pero como era de suponerse las rejas cerradas les indicaban que tendrían que buscar otra alternativa así que Lucia giro el auto y se aparcó en unos pequeños locales comerciales en donde se apreciaba gran cantidad de gente.

Ambas se pusieron a la fila y los comentarios del resto de las personas comenzaron a llegar a ellas por todos lados.

- Ya veremos como la historia de tu desmayo te traerá muchas buenas charlas – quiso bromar Lucia logrando una sonrisa en su hija

- Si – se sonrojó un poco por el hecho de no recordar mucho de la noche anterior – creo que por lo menos no fui la única

- ¡Bah! – le restó importancia su madre con un gesto de mano – la cantidad de gente que se puso peor te sorprenderá luego

- En concepción se cayó un edificio… completo – ambas mujeres pusieron su atención en un hombre mayor que con sus manos trató de demostrar como la caída había sido de cuajo

- Dicen que acá en Santiago también se cayeron unas cuantas cosas… una carretera me parece…

- Papá – murmuro Andrea tocándose la cabeza que le seguía molestando un poco

- Tu padre es fabuloso en su trabajo… seguramente todas sus construcciones están bien

La fila en la que estaban era para comprar un poco de pan pero eso no era lo único que necesitaba Lucia así que cuando notó que todo estaba calmado vio que era el momento para ir por el resto.

- Hija… quédate tu en la fila mientras voy a comprar al frente ¿sí?

- Por supuesto – Andrea le sonrió a su madre y reafirmó la bolsa que tenía en la mano

No habían pasado ni siquiera un minuto cuando ya se comenzó a poner nerviosa, o más que eso, la gente que estaba a su alrededor la estaba poniendo nerviosa ya que nadie paraba de contarle a quien tuviera al frente su propia experiencia del momento exacto del terremoto. Su cabeza aun le dolía y hubiera sido mejor que se quedara en su cama descansando pero su madre tenía razón cuando la obligó a acompañarla ya que ella misma prefería estar ahí que sola en su casa. El camión que supuestamente traía al pan aun no llegaba y su madre se demoraría un poco más así que por algún extraño motivo supo que alcanzaba a contestar la llamada aun no entrante de su amigo. Cuando se percató de lo extraño de su pensamiento tuvo que interrumpirse porque el sonido de su celular así lo propuso.

- ¿Diego? – contestó un tanto temerosa

- Si… el mismito – bromee su amigo - ¿Cómo estás? – inmediatamente cambió su tono de voz a uno mucho más serio – ayer me quedé muy preocupado

- Lo sé – suspiró la castaña – aun estoy nerviosa… pero creo que todos lo estamos – trató de bromear no consiguiendo mucho

- Andre… no me refiero al terremoto – trató de explicarse – me refiero a lo que pasó después… cuando te desmayaste

- Ah, pero eso solo fue por el susto

- Amiga – la interrumpió - ¿no te acuerdas? – al no escuchar respuesta por su parte continuó hablando – repetías una y otra vez una sola palabra… los paramédicos tuvieron que sedarte

- Si – se tocó la frente recordando que algo había escuchado decir a sus padres - ¿y qué es lo que repetía? – no supo porque pero le pareció de lo más gracioso el hecho de repetir algo como un lorito

- Saraes – cualquier diversión que pudo encontrar en la situación se perdió cuando escucho ese nombre, porque de eso si estaba segura, era el nombre de algo demasiado importante en su vida

Cerró los ojos para tratar de encontrar un buen equilibrio antes de desplomarse cuando por su oscura visión comenzaron a pasar un montón de flash sobre puntos brillantes, muy brillantes y de colores, a simple vista parecía un protector de pantalla pero si se concentraba bien podía notar cómo era algo mas… Andrea apretó sus ojos para ver si eso servía y se dio cuenta que las imágenes pronto cambiaron a un viaje estelar, más bien se clarificaron mostrando a la perfección mapas espaciales que en su vida había tenido la oportunidad de ver, por un momento quiso atribuirle las imagen a su mente cansada y pensar que los puntos brillantes no eran más que las típicas consecuencias de un mareo. Estaba dispuesta a abrir los ojos cuando todo pasó más rápido aun haciendo que de golpe apareciera un gran astro de color azul brillante frente a ella y eso fue el colmó, la sensación extraña en su pecho le indicó que su cerebro estaba demasiado agotado y que era hora de abrir los ojos… así lo hizo.

- Andre… amiga… ¿estás bien?

La castaña suspiro un par de veces para que su amigo no notara su incomodidad - Eh si… Diego lo siento pero la fila está avanzando y tengo que cortarte

- Claro… más tarde hablamos… por cierto… feliz cumple

Diego cortó el teléfono sabiendo a la perfección que su amiga no estaba nada bien, recién les había llegado la energía eléctrica en su casa así que aprovechó antes de que hubiera algún nuevo inconveniente y corrió a prender su computador para teclear con gran rapidez la palabra “Saraes” en google.

- Vamos… - tamborileo los dedos sobre el teclado

Los resultados que comenzaron a salir no era sino estúpidos y desesperanzadores así que cuando encontró un foro con la palabra completo no dudo en meterse a él.

¿Saben algo más de Saraes?... por lo que pude investigar está en una galaxia Seyfert… y es el espectro electromagnético lo que impide que los telescopios lo capten. Besos!!

Si, por lo que estuve leyendo eso tiene algo que ver con los hoyos negros ¿no? XD

Saraes es una mierda… no existe, es solo un mito inventado por nerd que no tienen nada más que hacer que meterse a estos foros.

¿Y qué hacer tu acá?

Diego paso sus manos por sus ojos algo extrañado por los mensajes que acababa de leerlo, la conversación/ pelea seguía por unas cuantas páginas mas así que como sabia que el Saraes que él buscaba no iba por ese lado dejo de meterse en ese mundo que no entendía. Buscó por unos minutos mas pero los resultados eran paupérrimos y poco servibles así que luego de unos segundos más se dio por vencido cerrando el computador y convenciéndose de que su amiga solo había balbuceado algo sin sentido.

.
.
.

- Esto esta exquisito Lucia… hiciste malabares realmente

- Gracias – le sonrió a su marido mientras enredaba en su tenedor unos cuantos tallarines mas – la verdad es que menos mal que teníamos donde cocinar… escuche que hay parte donde se cortó el gas

- Si – murmuró Carlos – se han dicho tantas cosas… nosotros estamos en la gloria en comparación… pobre gente

- En el negocio – comenzó Andrea – escuche decir que se levantó el mar… ¿será verdad?

- Si – negó con la cabeza Carlos – tal parece ser que murió mucha gente… escuche algo de una pequeña isla en el sur que estaba llena de turistas – los cuerpos de los tres comensales se helaron por completo

- Seguramente este es uno de los peores terremotos de la historia – suspiró la señora de la casa

Andrea dejó el tenedor en el plato para tomar su vaso – Menos mal que fue en la noche… no me lo imagino de día… con el metro… los mal… ¡Dios!

El solo pensar en lo que pudo ser esa catástrofe en un horario más concurrido hacia que todos sus sentidos se pudieran de punta porque ahí sí que mucha más gente hubiera muerto.

Pasaron unos minutos más en que lo único que se escuchaba en el ambiente era el sonido de los servicios sonando en los platos, el reloj de pared marcaba las 18:27 de la tarde y la mirada que le dio Carlos a Lucia lo decía todo, sabía que tenían que hacerlo, aun era 27 de Febrero, aun era el cumpleaños de su hija y por lo menos eso les recordaba el enorme pastel que descansaba en el centro de la mesa con un numero 16 en el centro. Era el momento, esto lo habían planificado desde hace mucho tiempo.

- Bueno… creo que ha llegado la hora de cantar el cumpleaños feliz – chilló con una felicidad algo falsa Lucia

Solo sus padres le cantaron y celebraron los 16 años, la mayor parte del tiempo solo eran ellos tres así que no había nada extraño en el cuadro. Lucia partió la torta y como siempre la dio el pedazo más grande a su hija, comieron y rieron ajenos al resto del mundo por un momento hasta que el hombre se aclaró la garganta.

- Bueno mi niña… nosotros tenemos que hablar contigo – en ese momento solo se escuchó el jadeo de Lucia

- Claro… ¿Qué pasa? – Andrea ajena a cualquier cosa puso toda su atención en sus padres - ¿mamá? – miró algo desconcertada a su madre que estaba llenando sus ojitos con lagrimas - ¿papá? – volteo a ver su padre que no estaba mucho mejor - ¿Qué es lo que pasa?

- Hace 16 años exactamente – todo el aire en los pulmones de Andrea se disipó porque supuso que venía una historia conmovedora sobre su nacimiento – nosotros estábamos de vacaciones en el sur… cerca de Constitución – bien, ella sabía que había nacido ahí – estábamos muy triste porque yo no me podía embarazar… ese día era el ultimo de nuestras vacaciones, cuando llegáramos a Santiago íbamos a empezar los trámites de adopción… yo ya no quería seguir esperando así que ya la decisión estaba tomada

- Habíamos estado cerca de un mes recorriendo todo el sur así que esa noche solo quisimos hacer algo tranquilo y nos fuimos a pasear a la playa – continuo Carlos – por eso nunca esperamos encontrarnos contigo ahí – miró a su hija que tenia tal confusión en su cabeza que pensaba que iba a estallar – estabas envuelta en una mantita rosada y no había nadie cerca – ahora el llanto de Andrea acompañó al de su madre – nosotros éramos turistas así que no nos fue muy difícil llegar tomarte e irnos – negó con su cabeza por su falta de criterio en el momento – tu tío Pedro nos ayudó con los papales – claro, el mejor amigo de su padre era ginecólogo… además de su padrino – se que no hicimos bien pero…

- Amor – Lucia se giró y tomó las manos de hija con fuerza – te juro que te vimos y nos enamoramos… hicimos mal pero no teníamos opción… yo… no podía… - se calló un momento para concentrarse en su llanto – yo… no podía dejarte… lo siento

- Entonces… ¿Soy adoptada? – Andrea aun tenía problemas para hilar sus ideas pero hizo lo mejor que pudo – yo… ¿no soy su hija?... ¿entonces quienes son mis padres?

_____________________

Besos, Joha!!!

14 comentarios:

  1. muy bueno, me encanta este fic, solo quiero que avance para saber que es :)...nos leemos pronto

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno!!!! se esta poniendo interesante.... me encanta!!! joha continua asi

    ResponderEliminar
  3. aww espero que subas pronto que nervios :S

    ResponderEliminar
  4. ohhh miii dioss!!!
    me morii...
    vs me estas ....! :O
    noo puedoo creerloo!!!
    qieroo proximoo capp......
    estoy sin hablaa
    ...

    ResponderEliminar
  5. wow que fuertee ufff !! pero uyy aun no entiendo lo de saraes :S pero por lo visto la chica tiene super poderes ;) muy interesante la hisstoria :)

    ResponderEliminar
  6. Ammmmm algo noseee.... ni idea D:
    Pero buen adelanto & gracias por subirlo Joha
    XO

    ResponderEliminar
  7. esta historia cada vez se pone mas interessante!! cool capiiii !!

    ResponderEliminar
  8. Ay joha! porque haces eso!! estoy segirta q para saber q es saraes tendremos que esperar varios capitulos!... pero me gusta la historia

    ResponderEliminar
  9. joha parece que muy buena va ser la historia... como siempre ya me tiene atrapada!!! y me dejas con la intriga de saber que es saraes???

    ResponderEliminar
  10. Vane cuentame que crees que es por que a mi no se me ocurre nada :3

    ResponderEliminar
  11. No tengo idea que pueda ser, tal vez tiene algo que ver con su historia, verdaderos padres Ni idea
    espero el capitulo, me intriga tu historia,es genial leer una historia tuya original y mas por que la protagonista es mi tocaya XD

    ResponderEliminar
  12. ahi espero que subas pronto me consumen las ansias que sera eso Saraes :S ???

    ResponderEliminar
  13. admito que no tengo idea que será, espero con ansias el capitulo para saber que es...

    ResponderEliminar