miércoles, 20 de julio de 2011

Sexcall... ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 33


Hola!!. Capitulo nuevo aca, siento no subir nada mas pero es o fue mi cumple y estoy muerta jajajaja. Besos!!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 33


Edward POV

Así es como había soñado el día que en le pediría a Bella ser mi novia, todo estaba perfecto, la ambientación, la comida, todo y eso que aun no veía la habitación que había mandado a pedir.

Solo al mencionar que era un Cullen me ofrecieron servicios adicionales, así que no dude en tomar algunos para que mi Bella se sintiera mas cómoda, se que ella nunca había estado en un lugar como este así que me alegraba ser yo el primero con el cual disfrutara de todos los lujos, del jacuzzi, las frutillas con chocolota, la champaña cara… todo.

Estaba diciéndole sobre la habitación cuando llego un mesero a interrumpirnos.

- Señor Cullen siento interrumpir pero la señorita de allá me pidió que le entregara esto

Tendió frente a mí un sobre que aunque dude un poco al principio, termine por aceptar.

- ¿Quién? – pregunte mientras lo abría

Saque el contenido y me quede de una pieza al ver que eran un montón de fotos mías con distintas chicas en posiciones bastante poco ortodoxas.

Sabia muy bien que esto era algo de mi pasado pero verme en esas fotos hizo que buena parte de la comida se agolpara en mi garganta.

Después de unos segundos de confusión la furia comenzó a llegar a mi porque de verdad no sabia de donde había salido estas fotos, parecían tomadas desde un ángulo raro y en cada una de las diez en total que habían, salía con una chica distinta.

Mentiría si dijera que las recordaba, porque no me acordaba de ninguna de ella.

Gire mi cabeza rápidamente para ver si encontraba a quien me había enviado el sobre pero el lugar al que había señalado el camarero estaba totalmente vacío.

- ¿Quién me envió esto? – arrugue el sobre de la furia que estaba comenzando a brotar en mi

- No se señor… la chica – miro hacia donde había apuntado y frunció el ceño al darse cuenta que no había nadie – estaba con un sombrero y lentes… era rubia… pero la verdad es que me pareció que llevaba una peluca

- ¿Estaba sola?

- Yo… no se – vi bien el rostro del mesero y parecía de verdad asustado

- Te daré una buena propina si me ayudas en esto

- Mire… estaba sentada sola en la mesa… pero minutos antes la vi en el bar con un hombre así que… - se encogió de hombros – la verdad es que no se mas

- Muchas gracias
El camarero se retiro y yo aun estaba pensando en quien podría haberme enviado estas fotos, pensé en cada una de las mujeres que salía en ella pero no recordaba a ninguna como para poder pensar que fuera cualquiera de ellas.

- Bueno… supongo que lo que esta en ese sobre es mucho mas importante que tu novia así que…

- Bella

Levante la vista y me odie aun más por haberla olvidado y haber arruinado la perfecta noche.

- Vamos a la habitación, debe estar lista y…

- Prefiero ir a casa – se levanto y tomo su cartera – creo que no te sientes muy bien

Aunque el tono preocupado de su voz se notaba sincero también distinguí a la perfección un dejo de molestia, y como no estarlo, había arruinado las cosas.

- Esto son solo unos contratos de trabajo que…

- Edward – hablo en un tono bajo y calmado – respeto que sea algo personal… pero también te pido respeto y no me trates como una estúpida… se muy bien que esos no son unos contratos

- Bella…

- Vamos a casa… ¿Si? – solo asentí y me levante

El camino de vuelta a casa fue totalmente en silencio, ni siquiera prendí la radio porque quería pensar hasta que me explotara el cerebro en quien me estaba haciendo esto. La tensión en el auto también era demasiado palpable.

Una perfecta noche se había arruinado porque en su debido tiempo no pude mantener mis pantalones puestos.

Esas diez mujeres no llegan a ser ni la mitad de las que pasaron por mi cama.

En su tiempo me sentí súper orgulloso de poder decir que nunca repetí una mujer en mi cama y que tenia sexo prácticamente todos los días, me sentía poderoso y ahora por fin le encuentro sentido a la palabras que me dijo mi padre hace dos años.

Flash Back

- Edward – mi padre entro de golpe a mi oficina - ¿Me puedes explicar porque la nueva periodista acaba de renunciar?

- No se de que me hablas – me dolía un poco la cabeza por la juerga de la noche anterior y no estaba para los problemas de Carlisle

- Ella dice que se va por tu culpa

- Papá – trate de sonar lo mas calmado posible – ni si quiera se de quien me estas hablando

- Ella dice que salio contigo hace dos días

Se sentó frente a mi escritorio y yo lo mire a la cara, no estaba bromeando, de verdad se notaba serio.

- ¿Cómo es?

- No se – se encogió de hombros – tiene como 20 años, rubia, alta… no se… ¡Que mierda hiciste Edward!

- Ahhhh ahora la recuerdo – sonreí al recordar lo que había pasado hace dos noches – ese día me quede a trabajar hasta tarde y me tope con ella en la cafetería – me encogí de hombros – una cosa llevo a la otra… ¿Qué mas puedo decir?

Sonreí al recordar el sexo decente que había tenido, pero la verdad es que no me acordaba mucho de la chica, solo de que la vi de espaldas haciendo funcionar la cafetera y que su respingado culo me llamaba a follarla, así que eso fue lo que hice.

- Edward – me padre se paso las manos por sus rubios cabellos, un gesto muy similar al que yo acostumbraba – debes dejar de hacer esto… ella llevaba tres días en la empresa… salio como la mejor de su clase y nos costo mucho para nos eligiera para trabajar acá… muchas editoriales se la pelearon y ahora…

- Esta ciudad esta llena de periodistas que se mueren por trabajar con nosotros

No entendía cual era el problema de mi padre, que contratara a alguien mas y listo.

- Ese no es el punto hijo

- ¿Entonces cual es?

Estaba tan concentrado terminando un reportaje cuando él llego que ahora ya había perdido por completo el hilo de mi trabajo.

- Tu hijo

- Yo no tengo ningún problema – me puse a la defensiva

- Si hijo… algún día cuando te enamores todas estas cosas te van a pasar la cuenta

- Para eso tendría que enamorarme

Lo mire con una gran sonrisa porque dudaba mucho que llegara el día en que Edward Cullen dejara su vida de conquistador para atarse a una sola mujer.

- Yo pase por esto… ¿Sabes?

- ¿Por qué?

- Por esto – me señalo – era un conquistador innato… tantas mujeres pasaron por mi cama que perdí la cuenta – abrí los ojos enormemente porque esto era algo que no me hubiera imaginado del perfecto Carlisle

- ¡Júralo!

- Te lo juro… pero el día que conocí a Esme me sentí la peor basura… me enamore de tu madre solo con verla y yo sentía que no merecía a un ángel como ella

- ¿Le contaste?... eres un tonto… deberías haber negado todo

- No puedes iniciar una relación con mentiras – me miro serio y con el ceño fruncido

- Pero tampoco puedes ir contado tus aventuras a tu mujer

- Edward… cuando te enamores te vas a acordar de esta plática

- No me voy a enamorar

- Cuando lo creas necesario yo estaré ahí para hablar contigo hijo – sin mas se levanto y se fue

Yo no me enamoraría nunca.

¿No?

Fin Flash Back

Cuando volví a la realidad ya estaba sentado solo en mi despacho de casa, tenia el sobre encima la mesa y aun no me atrevía a volver a abrir el sobre.

Bella se había directo al cuarto, no había dicho nada más que un seco “buenas noches”, yo no quise presionarla así que me encerré aquí a pensar que hacer.

Respire hondo antes de volver a abrir el sobre, saque las fotos y me volví a asquear de verlas, ese hombre de ahí era yo pero no podía terminar de reconocerme, parecía que había pasado hace tanto tiempo… como otra vida.

Deje las fotos esparcidas en la mesa y por no se que motivo volví a mirar al sobre y había un papel que no había notado, lo saque con el corazón latiéndome demasiado rápido.

Abrí el papel y ahora si sentí el sudor frío cruzar por mi frente.

No quiero nada… solo el placer de que tu pasado jamás te dejara ser feliz con esa perra.

Unas lagrimas salieron por mis ojos, esto no era la muerte pero me daba mucho miedo pensar en que Bella no entienda mi pasado, yo misma se lo había dicho en mas de alguna ocasión pero nunca había entrado en detalles.

Tome el teléfono y marque el único número que me vino en este momento.

- ¿Hola?

- Papá – solloce - ¿Recuerdas la platica de hace dos años? – había silencio del otro lado peor sabia muy bien que me estaba escuchando – pues tenia razón

- ¿Qué paso? – su voz era firme pero comprensiva

- Unas fotos… no se… son raras… son con mujeres distintas y están tomadas como de algún lugar oculto… no se

Deje caer la cabeza del cansancio mental que estaba sufriendo.

- ¿Un acosador?... ¿Qué te pidieron?

- Nada… solo me desearon infelicidad con Bella… alguien me quiere hacer mal papá

- Debes hablar con Bella… si dices que las fotos están tomadas de algún ángulo oculto lo mas probable es que te estén acosando… ¿Sabes quien podría querer hacer esto?

- He estado pensado y no se…

- ¿Alguna mujer despechada…?

- Alice

Susurre más que nada para mi pero mi padre me escucho demasiado bien, porque lo escuche jadear.

- No se como no lo había pensado antes – me golpee la frente por lento

- Recuerdo muy bien lo que paso… voy a averiguar que se puede hacer… mañana hablare con el abogado… peor necesitare esas fotos

- Gracias papá

- Edward… habla esto con Bella

- Lo se… lo haré inmediatamente

A penas colgué fui a nuestra habitación, cuando entre me encontré con mi hermoso ángel totalmente dormida, se veía tan tranquila y en paz que no quise despertarla peor tenia que hacerlo.

Me senté a su lado y acaricie su frente.

- Bella – le susurre mientras la movía suavemente

- ¿Qué paso?

Hablo y después abrió sus ojos, en cuento se encontraron con los míos no dude en abrazarla y dejar que la presión saliera de mi en forma de llanto.

- Perdóname mi amor – me abrace fuerte en ella – perdóname por haber sido como fui… perdóname por no haberte esperado


3 comentarios:

  1. a pesar de que ya la lei compleita no puedo evitar ver actuslizacion aqui y volver a leerla es que me encanta....

    como siempre maravilloso JOHA...

    besossss

    ResponderEliminar
  2. dios y ahora Bella lo perdonara ? besos...

    ResponderEliminar
  3. Aunque ya lei esta historia igual vuelvo a leer los capitulos cuando los actualizas, creo que soy lectora compulsiva, me gustan mucho todas tus historias y las leo siempre, ademas me relajan y me distraen..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar