jueves, 28 de julio de 2011

Sexcall... ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 34


Hola!!. Capitulo nuevo aca, mas tardecito subo Resiste!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 34


Bella POV

No sabía que pensar, tampoco quería llorar porque eso solo le daría una importancia que no sabía si tenía.

Aunque tampoco me podía hacer la tonta, era obvio que había algo importante en ese sobre, algo que Edward prefería esconder de mí.

En cuanto llegamos a casa preferí encerrarme en nuestro cuarto, pero no para escapar de él sino para darle su espacio y que asimilara lo que le había pasado, ya después él decidiría si quería compartirlo conmigo.

Me quede dormida aun con todo dándome vuelta.

Todo paso por mi cabeza, desde un chantaje, una extorsión, todo.

Abrí los ojos al sentir un ligero movimiento en mi hombro, escuche a lo lejos la voz de Edward así que no dude en despertarme.

- ¿Qué paso?

A penas abrí los ojos se tiro encima mío y me abrazo mucho mas fuerte de lo que lo hacia siempre.

Me asuste por instinto.

- Perdóname mi amor perdóname por haber sido como fui… perdóname por no haberte esperado

Todas sus palabras se arremolinaron en mi cabeza y me costo unos segundos procesar todo, era claro que su estado tenia que ver con el sobre pero…

¿Tan malo era?

- Amor – me separe de él y tome su rostro en mis manos – habla conmigo… dime que pasa

- Yo fui tan estúpido… mi padre me lo dijo pero no quise creerle… lo siento – una lagrima rodó por su ojo derecho y mi corazón se estrujo

¿Me había engañado?

Nuevamente sentía como mi corazón se estrujaba por una traición, no solo había sido Jasper sino que ahora Edward también, quizás había algo conmigo que no les era suficiente y tenían que buscar las cosas por fuera.

- Me… - mi voz se quebró – ¿Me engañaste?

- Si – me abrazo con fuerza – lo siento tanto

- ¡Suéltame! – me solté de su agarre y me aleje de él - ¿Con quien?

- No se… fue hace tanto… no recuerdos sus nombre

- ¿SUS NOMBRES? – chille como poseída – espera – repase nuevamente sus palabras – cuando hablas de que fue hace mucho… ¿Hace cuanto exactamente?

- No lo se… dos años mas o menos… lo siento amor

Sentí como el alma me volvía al cuerpo, Edward no era igual a Jasper y yo me odie por haberlos comparado.

- ¡Estúpido! – me tire sobre él y comencé a golpearle el pecho – eres un tonto – solloce

- Lo se amor

- ¡NO!... no tienes una puta idea de nada – me lleve las manos al rostro y me puse a llorar con mas ganas – pensé que te había acostado con alguien ahora – susurre

- NO… nunca… tú eres lo que mas amo… no te haría algo así

- ¡Pero es lo que me dijiste tonto! – hice un puchero – que mierda me importa con quien te acostaste antes… yo hasta quede embarazada de Jasper

Lo vi apretar la mandíbula, se lo merecía por estúpido.

- Yo… - bajo la vista y era palpable su vergüenza – hice muchas cosas de las que me arrepiento

- Y yo también… una vez atropelle un gato… ¿Y? – me encogí de hombros – no por eso ahora soy una asesina o algo… en la vida pasan cosas y no por eso nos podemos condenar – trate de sonar tranquila y darle la paz que se que no tenia en estos momentos

- Las fotos… - susurro

- ¿Qué fo…? – no termine de hablar cuando la imagen del amarillo sobre vino a mi mente – entiendo

Rápidamente mi cerebro proceso lo del sobre con todo lo que acaba de decir, creo que mis pensamientos de antes no estaban tan lejos… chantaje… chantaje sexual.

- ¿Quién es?... ¿Quién mando el sobre?

- Creo que fue Alice

No me había dado cuenta que tenia los ojos cerrados hasta que al escuchar sus palabras se me abrieron de golpe.

- ¡LA VOY A MATAR! – me pare sobre la cama de golpe

- Amor… tranquilízate – me tome por los pies y de un solo movimiento me volvió a acostar – son diez fotos… con – agacho la cabeza y cerro los ojos – con – tomo aire – diez chicas distintas… quiero que las veas porque en la nota que venia me amenazaron contigo y no quiero que te manden otro sobre y las veas sola y que puedas pensar algo mas, prefiero estar contigo porque si quieres descargarte o….

- Para – puse una mano frente a su rostro y me rei de que hablara tanto tan rápido y tan seguido – si esa perra quiere verme mal no lo lograre… tu una vez me dijiste que tenias un pasado algo oscuro y yo lo acepte… ver una fotos no creo que me agrade pero… - le sonreí y él me acompaño – se lo bueno que eres en la cama así que no me sorprendería que te fotografiaran

- Ese es otro punto – de encima de la mesa de noche tomo el sobre y me lo entrego – hay algo raro en todas las fotos

Tome el sobre que me tendía y después de unos cuantos respiros saque su contenido y aunque me costo mucho vi las fotos, en todas ellas reconocí a Edward pero cada vez con una mujer distinta, no se veía nada muy claro pero era obvio que estaban desnudos y teniendo sexo.

Volví a repasar las fotos y busque eso raro que nombre Edward, y claro… ahí estaba.

Todas las fotos estaban tomadas de un ángulo bastante extraño, como de algún fisgón.

- Están todas tomadas igual – hable

- Parece que alguien me estuvo siguiendo, pero lo extraño es que eso fue hace mucho, recién ahora vienen a enviármelas y no se porque

- Yo si – suspire y deje las fotos en la cama

-¿Por qué? – me frunció el ceño

- ¿Hace cuanto que no tienes novia formal?

- Nunca he tenido novia formal – sonrió y me guiño un ojo

- ¿Hace cuanto que no vives con alguna mujer que no sea de tu familia?

- Bella… sabes que nunca he vivido con nadie

Me reí, Edward a veces era tan ingenuo que me hacia amarlo mas, no estaba ni cerca de saber lo que podía provocar en sexo opuesto, tanto como para desatar la ira de una loca desquiciada.

- A ver amor – trate de explicarle con manzanitas – como nunca te has interesado en nadie quien sea – señale las fotos – nunca se sintió amenazada y ahora que estas conmigo – se me inflo el pecho al decir eso – se ve amenazada y por eso actúa ahora

- Yo creo que es Alice

- Yo también… es tan obvio esa perra – rugí – siempre estuvo detrás de ti… Edward – lo mire entrecerrando los ojos - ¿Alguna vez te acostaste con ella?

- NO – puso una cara de asco – siempre la vi como una niña… nunca ni la mire… me hubiera sentido un pedófilo ¡ag! – saco la lengua

- Esa chiquita esta loca – bufe

- Mi padre mañana va a hablar con su abogado… tengo que llevarle las fotos

- Yo iré contigo – hable con firmeza

- Gracias amor… yo sabia que me entenderías

- Pero tenias miedo – me burle y el solo me saco la lengua

Nos dormimos mas abrazados que nunca, ambos necesitamos saber que estábamos juntos y que nada nos iba a separar.

Cuando el reloj despertador sonó salte de la cama para ir a bañarme ya que yo me demoraba mas, en cuanto estuve lista Edward entro al baño mientras me vestía.

Terminamos estando listos juntos y bajamos a desayunar, solo nos tomamos un café con unas tostadas. Edward tomo el sobre cerrado y nos encaminamos a la oficina.

Yo me fui a terminar unos artículos que había dejado avanzados antes de irnos a Forks, estaba concentrada escribiendo, Edward había dicho que me avisaría cuando nos reuniéramos con el abogado, peor que lo más probable es que fuera a la hora del almuerzo y en algún restorán.

Eran como las 12 cuando llamaron a mi puerta, alce la vista para encontrarme con Jane algo nerviosa.

- Permiso Bella – me sonrió

- Pasa Jane – la invite a entrar - ¿Qué pasa?

- Es que… te llego algo

- ¿Qué cosa?

- Esto – volvió a entrar pero con ella venia una enorme canasta con cosas

Alcance a distinguir unas cremas, chocolates, flores y no se cuantas cosas mas.

- No puede ser – me tome la cabeza con las manos y me dieron ganas de golpear algo

- Lo siento – hablo con temor Jane

- No es tu culpa – le sonreí

- Viene una carta – me apunto dentro de la canasta

- Gracias Jane puedes irte

Se retiro rápidamente y yo me apresure a abrir la carta aunque sabía muy bien de quien era.

No podía ser de otro que de Jasper.

Saque el sobre y lo abrí sin nada de ánimos.

Bellita me alegra que estés bien con Edward,
te envió una hermosa foto de tu novio para que la pongan al lado de su cama.

Besos.

Rebusqué algo nerviosa entre la canasta y ahí enmarcada estaba una foto de Edward con una mujer, si en las otras fotos no se veía bien las posiciones en esta se veía todo, completamente todo, estaba enmarcada y algo se removió dentro mío.

La persona que estaba haciendo esto estaba pasando de hacer una broma a hacer daño real.

Tome el teléfono y marque a Jane.

- ¿Qué pasa Bella?

- Búscame la dirección personal de Alice Brandon – rugí al teléfono

- Pero Bella… no tengo derecho a esos archivos

- ¡Jane! – cuando me di cuenta que la iba a pagar con ella me controle – no quiero sonar pedante ni abusar de poder pero sabes que mi novio es el hijo del dueño

Odiaba hacer esto pero quería esa dirección ahora mismo.

- Bien Bella… en diez minutos te la llevo

- Jane… - hable mucho mas calmada – muchas gracias… por favor que esto se mantenga entre nosotras

- No te preocupes – corte y me tome la cabeza entre las manos

Maldita Alice, la iba a buscar y cuando la encuentre no le va a quedar un puto cabello en su puta cabeza.

_____________________

Besos, Joha!!

2 comentarios:

  1. me sigue encantando jaja

    pero creo que te equivocaste en el pov no?

    besosss JOHA...

    ResponderEliminar
  2. jajajaja dios de esta si que no se escapa la loca de Alice ...Besos linda...

    ResponderEliminar