lunes, 18 de julio de 2011

Siento - Capitulo 30


Hola!!. Nuevo capitulo, ya no le falta nada. Besos!!

Summary: ¿Eso es lo que quieres? – asentí por miedo a que no me salieran las palabras – Bella… dime que no me quieres – se acerco mas a mi cuerpo hasta dejarme atrapada entre el lavamos y su perfecto cuerpo. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 30


Edward POV

Estaba muy preocupado por Bella pero en cuanto cruce el umbral de la puerta me di cuenta que mis preocupaciones no tenían razón de ser, era claro lo que mi pervertida novia quería y era lo que le daría.

- Parece que has sido una muy mala niña – susurre mientras entraba a la habitación

Mi miembro comenzó a palpitar por la imagen que tenía frente a mí

Esta bien, algo intuía, pero esto traspasaba cualquier cosa que mi infantil mente pudo concluir.

Bella estaba de pie con una de sus piernas apoyada en la cama y vestida en un muy malditamente sexy traje de enfermera.

- ¿Te sientes mal?

- Muy…. Muy mal – por más que trate de controlar mi voz, salio como si necesitara sexo

Y es que necesitaba sexo, quería metérselo por atrás tan duro que no pudiera volver a sentarse.

Hay momentos para hacer el amor y hay momentos de tener sexo, este era un momento para tener sexo.

- Venga – mordió sensualmente su labio – lo voy a revisar

Tomo mi mano y me empujo sobre la cama, no alcance a reaccionar cuando ya me estaba quitando lentamente la ropa que aun quedaba en mi cuerpo.

- Mmm – ronroneó cerca de mi pecho – pareciera que le subió la temperatura… ¿Sabe cual es la parte del cuerpo que mejor la mide?

No lo sabia, pero sabia que seria algo que disfrutaría mucho.

Su lengua lamiendo todo mi torso me hizo gemir y darme la razón.

- La lengua – enroscó su rosada lengua en uno de mis pezones – mide mejor que nada la temperatura corporal…. Y usted esta muy caliente… ¿Qué haremos para bajarle la calentura?

Tenía varias ideas, pero no iba a hablar, el control ahora lo tenía mi Bella.

- Haber… - se levanto de encima mío y estiro la mano para alcanzar algo - ¿esto servirá?

De pronto algo muyyyy helado cayo sobre mi pecho, pero fue tan excitante que me hizo arquear la espalda de la impresión.

- Mmm – su caliente lengua volvió al ataque y me lamió por completo – exquisito

- Yo tam… bien… quiero probarte – trate lo mas que pude de controlar mi voz

- Pero tu no tienes titulo – hizo un maldito puchero que ergio aun mas mi dura polla – esto cuesta – se señalo por completo mostrando su traje de enfermera

- Pero eso se soluciona rápido – llevé mis manos hacia su poca ropa y se la quite sin ninguna delicadeza – así esta mejor… estamos iguales

Me lamí los labios al verla solo con una excitante ropa interior.

No le di oportunidad de nada y nos gire dejándola a ella debajo mío, comencé a repartir besos por su cuerpo como si no hubiera mañana, la disfrute y la deguste con todo el goce posible.

Estime mi mano y en velador vi un montón de fruta, agarre una fresa, la unte en chocolate y la deje en su rosada boca.

El tener la fresa no la dejaba gritar con facilidad, ahogaba sus sonidos, me incline un poco para tomar un poco de chocolate, le lamí apenas los labios y eso la hizo gemir de nuevo.

- Edward – su papel de enfermera ya había quedado de lado

- Dime que quieres – le gruñí

Lleve mis manos hacia sus pechos y apreté sus ya duros pezones, amaba sus senos, era algo que me excitaba sin necesidad siquiera de tenerla cerca, así que no aguante y baje mi cabeza para besarlos con mucho ahínco.

Enrosque mi lengua en uno de sus pezones y no se cuando se libero de la fresa, pero grito muy fuerte.

- Así no – con un ágil movimiento me dejo debajo nuevamente – estaba vez yo tengo el control – y la muy maldita movió sus caderas alrededor de mi miembro para demostrármelo

No aguante mucho mas, hice a un lado sus ya empapadas bragas y de un certero golpe la penetre.

A pesar de que esto era solo sexo, sexo del rudo, del fuerte, del que te descargas, aun así esto era con amor.

- Siiii Edward…. Dame duro nene… métemelo hasta el fondo

- ¿Te gusta así? – la moví y alcance un nuevo ángulo

- ¡MIERDA SIIIII!

- Que bueno nena… me gusta dártelo – apreté mis manos con fuerza a sus piernas para poder impulsarme mas

- Dame por el culo – rogó y eso se fue directo a mi erección

Si pensaba en terminar, la idea se borro de mi cabeza en un segundo.

- ¡Mierda Bella!

La di vuelta y sin esperar nada la volví a penetrar.

- Siiiiii – chillo tan fuerte que creo que hasta en mi casa la oyeron

- Eres tan estrecha… que vas a hacer que me corra

- Eso bebe… vente conmigo… empápame entera…. Quiero tener tu leche en mí

- ¿Si? – de una nalgada se cayo – eres toda una puta… solo a las puta les gusta el semen

- A mi solo…. – chillo con otra nalgada – solo me gusta el tuyo

De dos estocadas mas caí rendido, nos corrimos muy fuerte, caí sobre su espalda y no pude evitar besar su columna, su pecho subía y bajaba por el cansancio.

Es raro, se que solo tengo 17 años pero se muy bien lo difícil que debe ser encontrar a alguien con quien puedas tener sexo y hacer el amor, que sea tu amiga, tu amante tu todo.

Y eso es Bella para mi, por eso, a pesar de que las cosas no se hicieran de la mejor forma es que no me arrepiento, porque todo me trajo hasta este día, a este momento junto con ella.

- Te amo Bella

- Te amo Edward

Se acurruco sobre mi y en ese momento todo encajo, esto era estar en casa, volver al hogar, y es que el hogar de uno no es solo una “casa”, es donde esta tu corazón, bueno, hace mucho tiempo que se que mi corazón esta con Bella, pero ahora todo esta bien, en su lugar.

Donde hay amor, donde hay esperanza, donde esta Bella… esa es mi casa.

Ya no hay mas mentiras, ni traiciones, superamos las barreras y ahora nuestra felicidad solo depende de nosotros.

- ¿Te cuento algo? – hable sin dejar de acariciar sus cabellos

- Dime – enterró aun más su rostro en mi pecho

- Siempre soñé con esto

- ¿Conmigo vestida de enfermera y teniendo sexo salvaje? – levanto el rostro y frunció el ceño

- No… bueno – le sonreí – eso también

- Edward…

- No… no es eso… pero esto – nos señale a ambos – es lo correcto

- No entiendo – frunció aun más el ceño

- Esto – respire hondo – se que las cosas no comenzaron de la mejor manera… engañe a mi hermano – la sentí tensarse – pero no puedo arrepentirme… quizás trataría de hablar con él antes si pudiera retroceder el tiempo – respire hondo – pero jamás me arrepentiría de buscarte… de luchar por ti

- Yo… - agacho la mirada – se que con Emm tampoco hice las cosas bien… yo era su novia, lo engañe, de eso no tengo excusa, pero quiero aclararte algo – alzo la vista hasta mi – JAMAS – enfatizo la palabra – te engañaría – lo que siento por ti no lo volveré a sentir… eso lo se

- Yo también lo se… por eso…

Esto era difícil así que respire hondo y desordene un poco mas mi cabello post sexo.

- Bella… te amo

- Lo se – me sonrió – también te amo… lo decimos siempre

- Exacto… y nunca quiero dejar de decírtelo… por eso….

- Por eso…

Me animo a continuar, así que esta era mi salida… o entrada.

- ¿Quieres casarte conmigo?

___________________

Besos, Joha!!

4 comentarios:

  1. Como que en la cama se entienden a la perfección. Pero eso de amarse y decírselo una y otra vez es lo mas lindo que me puedo imaginar, la verdad que me encanta esta pareja. Aaawwww Edward le propuso matrimonio a Bella, estoy que muero de la emoción por saber la respuesta. Así que estoy muy emocionada por seguir leyendo. Cuídate Joha que estés bien.

    ResponderEliminar
  2. mi vidaaaaaa que romanticoooo!!!! siempre cuando estamos asi de enamoradoss pedimos esooo.. es tan romanticoo tan lindoo es un momento unicoo.. aunque despues se termineee... te quedan esos lindos momentosss que valen tados las lagimas derramadas...
    no estoy diciendo que estos dos se pelees xq NO LO QUIEROOOO.. lo dgo xq son joveness todaviaaa.. y es lindo que les pase estas cosas... genial joha como simpreee.. besotess

    ResponderEliminar
  3. Solo le queda un cap y creo q es uno de los unicos q he escrito llorando :(

    ResponderEliminar