domingo, 20 de noviembre de 2011

No Hay Tiempo - Capitulo 19

Hola!!. Chicos, nuevo capitulo mientras sigo escribiendo Caminos Encontrados. Besos!!

Summary: ¿Que pasaria si no fuera solo Edward quien ocultara un secreto? ¿Y si Bella ocultara algo que ni ella misma alcanza a comprender?... ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 19


Muchas veces había escuchado que esto era instintivo, que cuando llegaba el momento se sabia que hacer a la perfección, y ahora puede dar fe de aquello, solo mi cuerpo me esta guiando.

Con Bella sobre mi no tarde en excitarme por completo y dispuesta a entregarme su virginidad fueron los responsables de un audible gruñido de placer, mi ángel lenta pero tortuosamente comenzó con un vaivén de sus caderas provocando aun mas mi ya lista masculinidad, la tomo de la nuca y acerque sus pecaminosos labios a los míos, por mordí y bese como nunca, cuando ya sentí que le costaba respirar baje mi ansiosa boca a su cuello, pero la posición me estaba incomodando un poco así que nos volví a girar y ver a mi novia debajo de mi cuerpo, ardiendo de deseo por ser tomada por mi, sentí que tenia que dar lo mejor de mi, no la podía dañar, estaba consiente de que esto le iba a doler al precipito así que preferí excitarla al máximo antes para hacerla sentir mas placer que dolor.

La blusa abotonada por delante que llevaba resaltaba sus perfectos y redondos pechos, nunca antes a excepción de los momentos de caza había agradecido mi coordinación vampiristica, con dedos expertos la despoje de tal infierno, su piel ardía en deseo y me lo demostró rozando su entrepierna en la mía.

- Te nece… sito… ahora… adentro… - sus ojos llegaban a estar blancos apenas y era audible su voz

- No sabes cómo te deseo – un mechón de su chocolate cabellera caía ya mojado por sobre su rostro, rápidamente despeje su hermosura para continuar con mi labor

Bajé mi mojada lengua por su cuello hasta que me tope con la tela de encaje, era perfecta, del azul perfecto, sobre la piel perfecta, en ese momento salio a flote el animal que llevo por dentro, no aguanté mas y rompí con gran habilidad el encaje para liberar los montes que mi boca deseaba devorar, el gemido de placer de Bella me dio el pase para besarlos, pero como solo podía ocuparme de uno solo, le empecé a dar placer con mi mano al otro, peñiscando la sima y recibiendo los mejores sonidos de mi vida, al parecer mi ángel estaba muy complicada pero comenzó con un levantamiento de caderas que hacia añicos mi autocontrol, no pude mas y deje sus pechos para seguir bajando, pero no llegue a mucho cuando mi niña me subió y saco de un solo tirón la polera que llevaba puesta, sus ojos chocolates se ennegrecieron cuando se posaron en mi pétreo y bien formado pecho, por lo menos no me cabía duda que me deseaba igual que yo.

Recuperé un poco de cordura y seguí en mi labor de excitarla al máximo, baje sus pantalones y rasgue su prenda intima, cuando Bella vio mi rostro posado en su entrepierna entendió a lo que iba e inconcientemente las cerro, pero yo la mire pidiéndole confianza, a la que accedió dándome la bienvenida en su parte mas intima, jamás me hubiera imaginada haciéndole esto a alguna mujer, pero era la sensación mas placentera del mundo, escuchar come Bella gemía y pedía mas, por mi, era simplemente lo mejor, la sentí tensarse así que me tuve que ayudar de un par de dedos, pero aun así no se dejaba venir.

- Vamos… déjate ir… - la tenia que convencer, esto iba a facilitar mucho mas la entrada de mi miembro que sin ser egocéntrico sabia que era mas grande de lo normal – venta para mi Bella – empuje una vez mas mi lengua a la vez que peñiscaba su punto justo y la sentí venirse, el sabor de su néctar fue como una droga para mi, me dio la entereza para seguir

Bella me levanto y se puso sobre mi, la sonrisa de su rostro aumento de gran manera mi ego masculino, preferimos sin decirnos una sola palabra esa posición, sabia que para Bella iba a ser mejor estar arriba y no debajo con la posibilidad de aplastarme, con desesperación se dirigió al botón del pantalón, con mi ayuda, mi ropa dejo mi cuerpo, cuando sus ojos vieron mi muy excitada masculinidad casi se salieron de su orbita, pero al verla pasando su lengua por sus labios me relaje, no la asustaba, al contrario, le gustaba. Sin permiso y sin aviso concluyo el acto, la sensación de saber en su cuerpo fue única, tan inocente y hermosa, sentí cuando rompí su inocencia y fije mi vista en la de ella, tenia los ojos cerrados con una mueca de dolor pero que lentamente se disipaba a mediada que ella misma dirigía los movimiento, pronto la danza era guiada por ambos, llevándonos al placer máximo.

- Oh…. Esto es genial – las palabras abandonan mi boca sin permiso – me alegar haber esperado – acaricie su mejilla, estaba ardiendo, pero sabia que no sentiría ni la mitad con otra mujer

- A mi también – siguió moviéndose – eres…. Oh…. Esto… - se mordió el labio sin poder continua con sus palabras

- ¡Bella! – la llame y ella mi miro – Te amo

- Yo también – y en ese momento cayo rendida sobre mi pecho, alcanzamos juntos el orgasmo y fue mil veces el mejor placer de mi vida, ni siquiera el olor de su sangre que demostraba su virginidad pudieron estropearme este momento, la deseaba a ella, no su sangre.

5 comentarios:

  1. fascinante fue genial ,me encanto ,fue sublime,sigue asi nena..Besos....

    ResponderEliminar
  2. Pero que capítulo! Estuvo increible. escribes genial y tu historia me tiene cautivada. Por favor actualiza pronto porque leí de corrido todos los capítulo y ahora sentarme a esperar será una tortura.

    ResponderEliminar
  3. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaawwwwwww que bonitooooooo mi niña I <3 YOU

    ResponderEliminar