miércoles, 28 de diciembre de 2011

Aprendiendo a Equivocarse - Capitulo 2


Summary: Allan y Brooke son mejores amigos desde siempre. Ella es hermosa y popular y él todo lo contrario. Cuando ambos descubran sus obsesiones puede que se unan más o terminen separándose por completo. Tener 17 es dificil y muchas veces hay que aprender a equivocarse para madurar. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 2

Me levanté aun un poco embobado, miré como mi amiga ya de pie intercambiaba algunas palabras de las que no fui consiente con mi ángel. Quise ponerle atención a lo que estaban diciendo pero el solo movimiento de los labios de Grace me transportaba a otro mundo, bueno, por lo menos estaba seguro de que no era gay ni raro por completo, si mi cuerpo estaba reaccionando ante una mujer era por algo ¿no?

Sé que pasaron unos minutos más, no estoy completamente seguro de cuando fue ya que solo volví por completo a conectarme con mi cuerpo cuando los ojos de Grace se toparon con los míos por un segundo antes de girarse y alejarse por el pasillo. El cuerpo de Brooke se quedó pegado al suelo hasta que yo mismo me le acerqué y la obligué a que se moviera.

- ¿Qué pasa Brooke?

Ella se volteo con lentitud hacia mi – Esto es una jodida mierda – bajó la mirada por un momento para luego alzarla y clavar sus azules ojos en los míos – aun no puedo creer que esta mierda estaba pasando justo en frente de mis ojos. – sus manos tiraron de sus cabellos mientras se apoyaba en la espalda más cercana – A veces uno cree que esto del bullyng no es algo que le pase a uno pero tu… ¡Todo el jodido mundo lo sabia menos yo!

Antes de que siguiera hablando la abracé con fuerza. La conocía demasiado bien para saber que estaba a punto de comenzar a hiperventilar.

- Se como soy – hablé sobre mi cabello – y es la ley de la selva, en todo colegio hay un nerd del que se burlan – hice mi mayor esfuerzo para que mis palabras fluyeran con naturalidad – y tengo que agradecer que nunca me hayan golpeado – eso no era del todo cierto pero tampoco era mentira, un empujón no contaba como mentira ¿no?

- Necesito salir de aquí – se separó de mi cuerpo y apretó su cartera a su cuerpo - ¿nos vamos?

Quería quedarme y vagar anónimamente por los pasillos del colegio para ver si conseguía ver a lo lejos a Grace pero eso solo era una fantasía, se que solo la había visto por primera vez hace unos momento pero lo sabia en mi corazón, era amor verdadero, aunque ni siquiera el amor verdadero era capaz de hacerme dejar a mi amiga sola.

En cuanto asentí la mano de Brooke encontró la mía y así nos guio hacia su auto, la dejé conducir sin siquiera preguntar hacia dónde íbamos, en esos momento en que se movió por las calles de Newark yo me preocupé de ver por la ventana mientras me imaginaba tantos escenarios posibles en los que Grace me miraba aun mejor de cómo me había mirado hoy. No la conocía y aunque nadie supiera de mi yo tenía una muy buena idea de cada estudiante del instituto por lo que ella debía ser nueva.

No soy tonto y sé que todo esto de mi enamoramiento era demasiado repentino pero sentía que si no hacia algo iba a perder mi oportunidad.

Brooke siguió manejando solo dando vueltas, en ningún momento se alejo de los limites de Newark así que supe que esto era todo lo que necesita, siempre que su cabeza se sobrecargaba con pensamientos que no querían dejarla en paz hacia eso, manejaba o caminaba por calles que conocía, era como su forma de encontrar su lugar en el mundo. Luego de un par de vueltas mas estacionó por fin a las fueras de mi casa, supongo que era mi momento de salir.

- ¿Vas a estar bien? – su vista seguía puesta en el camino

- ¿Vas a estarlo tú? – eso es lo que de verdad me interesaba saber - ¿Tus amigos se enojaron mucho?

- Ellos son una mierda – por fin me miró – y ya encontraré una forma de hacerles saber que no debieron meterse con mi amigo

- No – mi voz se endureció tanto como mis expresiones – no quiero que hagas ni digas nada, lo que pasó ya pasó y quiero que se quedé así – la vi con intenciones de replicar pero fui más rápido que ella – júramelo Brooke

- Allan – negó con la cabeza volvieron a mirar al frente – está bien – volteó hacia mi – pero tu júrame que no dejaras que esto vuelva a pasar y por favor – sus facciones ahora eran mucho más dulces – no vuelvas a pensar en ti como el “nerd del colegio”

Mientras ella dibujaba las comillas en el aire yo asentí, no tenia caso rebatirle nada porque no iba a aceptar mis replicas, así que acepté sus condiciones y me bajé de auto, eso sí, no sin antes darle un profundo abrazo. Yo sabía que era muy probable que ella algún día se enterara de todo y aunque ambos hayamos pasado un primer día de mierda yo no podía sentirme más feliz, Brooke es una amiga en toda la extensión de palabra y su reacción para mí fue la que siempre supe que tendría, ella me iba a defender sin importar que. Además, a mi día tenia que agregarle el haber conocido a mi primer amor adolecente.

.
.
.

La noche fue una mierda, no dormí casi nada, entre que pensaba en lo mal que lo había pasado Brooke y en mi ángel me pase buena parte de mis horas de sueños en vela. Pero eso no importa, hoy era un nuevo día y después de pensarlo mucho había llegado a una conclusión… pero para esto iba a necesitar de mi mejor amiga.

Hoy Brooke no vendría por mí así que con un poquito más de tiempo me comí una rebanada de pan para no morirme de hambre a media mañana. Sé que mi mamá sabia que algo me pasaba pero no preguntó nada ya que tampoco es como si yo anduviera siempre alegre y justo hoy estuviera un poco más alicaído. Con el tiempo justo para no toparme con nadie en los pasillos salí de mi casa y conduje hacia el colegio. Aun iba con tiempo así que disminuí la velocidad porque no me quedaba mucho para llegar y no tenía intención de ver a nadie, ayer después del “incidente” nos fuimos del colegio por lo que esperaba para hoy cualquier represalia que estuviera planeando Luke.

Después de hacer suficiente hora me estacione con cuidado y tratando al máximo de que nadie me viera, lo logré, por lo menos hasta que llegué a mi sala porque en cuanto cruce el umbral más de una mirada curiosa se clavó en mi persona. No les hice caso, ya el profesor venía detrás de mí por lo que me senté en mi rincón e ignorando a todo el mundo puse la mayor atención que pude. Justo para el cambio de hora recibí un mensaje de Brooke preguntándome como estaba y que nos veíamos a la siguiente hora, me relajó saber de ella por lo que con mejores ánimos llegué a mi clase de Historia, me gustaba mucho esta materia por lo que me sentaba siempre adelante, aunque solo por supuesto. Ya había sonado el timbre cuando la puerta de la sala se volvió a abrir. Por ella entro mi ángel, no pude evitarlo y pegué mi vista a ella quien algo estaba pasándole al profesor, supongo que un pase.

- Alumnos – me enderecé lo mas que pude para ponerle atención al profesor pero aun así mis ojos se iban hacia ella – les presento a Grace, quizás muchos ya tuvieron clases con ella ayer pero de todas forma – se giró a mirarla y ella le sonrió. Mierda, creí morir con esa sonrisa – siéntate con Allan – sin quererlo mi espalda dio un respingo que me hizo doler la columna

En cámara lenta, tal cual en las películas, la vi moverse, su cabello rojizo se movió enviándome su olor directo a mis fosas nasales, bueno, puede que no y que eso lo haya imaginado. Lo que si es que su presencia inundó mis sentidos ni bien se sentó a la mi lado.

- Hola – me removí sintiendo los huesos de mi trasero y rogando porque no notara mi estupidez – tu eres el amigo de Brooke ¿No? – la miré y solo pude asentir – si, ella habla mucho de ti – la clase ya había comenzado así que bajó el volumen de su voz – bueno, supongo que ya tendremos tiempo para hablar

Y si, si no estaba enamorado ya había caído, su sonrisa perfecta no me dejó opción. Amaba a Grace.

La clase entera me la pasé tratando de mantener la compostura y no hiperventilar para no asustarla. Agradecí cuando el profesor nos dio un pequeño cuestionario para responder en clases ya que me mantuvo con la cabeza en algo que no fuera al cien por ciento en mi compañera de banco. Cuando sonó el timbre me sentí agradecido y decepcionado de dejar de estar a su lado peor mis ánimos volvieron a revivir cuando antes de irse se giró para verme.

- Adiós Allan, creo que nos veremos por ahí

Y con un gesto de mano salió de sala. Me tomó un poco salir de mi estupor pero me apresuré a llegar al patio en cuanto recordé que Brooke me iba a estar esperando. Corrí un poco no me importó, estaba feliz y más decidido que nunca.

- ¡Por fin llegas! – mi amiga ya estaba sentada en la roca que acostumbraba a hacerlo - ¿Qué pasa? ¿Por qué estas tan sonriente? – sonrió conmigo al verme contento

- Tome una decisión – gracias a mi cuerpo casi sin grasa que no me tomó tanto recuperar el aliento – y necesito que tú me ayudes

Se reacomodó en su lugar quedando más cerca de mi - ¡Claro! Solo dime que tengo que hacer

- ¡Necesito que me ayudes a conquistar a Grace!

Su rostro poco a poco fue perdido su sonrisa hasta que solo quedó una mueca. La miré preocupado pero esperé hasta que ella misma hablara. En el patio estábamos solos, siempre solíamos venir aquí a almorzar cuando no queríamos, o más bien, cuando yo quería que nos vieran, estábamos alejados así que no me preocupó que alguien nos interrumpiera. Me senté a su lado y esperé.

- No… no te entiendo Allan

- Es muy fácil – me reacomodé para quedar más cerca de mi amiga – necesito que me ayudes a conquistar a Grace

Abrí mis ojos para demostrarle que no había burla en mis palabras - ¡Pero no la conoces! – se levantó de su lugar demasiado rápido

- Brooke – hablé con lentitud – no entiendes. Ahí es donde entras tú. Tú la conoces, es tú amiga y me puedes ayudar

Ella negó con la cabeza hasta que me miró fijamente. Conocía muy bien esa mirada – Allan… nunca antes has mostrado interés en nadie… no entiendo porque ahora – dejó caer sus brazos con cierto dramatismo a sus costados

- Por lo mismo – me levanté y me puse frente a ella – Grace es distinta, lo sé, lo siento y quiero jugármela por conquistarla

- Allan… - comenzó a negar nuevamente por lo que supe que tenía que convencerla mejor

- Creo que la puedo amar Brooke – le dije con sinceridad – así que… ¿Me vas a ayudar?

Se sentó a mi lado y me sonrió luego de estar tanto tiempo cerca - ¿Sabes cómo conozco a Grace? – negué rápidamente antes de que quisiera cambiar de tema – ella es la prima de Jess – fruncí el ceño porque no tenía ni idea de quién era ese tal Jess – y bueno él – se encogió de hombros – es algo así como un potencial novio para mí. Los conocí a ambos en una fiesta hace un par de meses, hemos mantenido contacto y como Grace no quería seguir en su antiguo colegio se cambio para acá, pero Allan… ella tiene gustos algo… – hizo una mueca con su boca que me dio una idea de sus siguientes palabras – sus gustos son demasiado normales… ya sabes, atléticos, altos, fuertes… ¿entiendes? – sus ojos azules buscaron los míos

- O sea que le gustan más del tipo atléticos – mientras hablaba sentía como mi cuerpo huesudo transpiraba mas de lo normal – no los nerd como yo

- Si – hizo una mueca con la boca al reconocerlo – por eso mismo no me agrada la idea de que quieras conquistarla Allan

Pensé en las palabras de mi rubia amiga y le encontré mucho sentido, si lo que ella estaba diciendo era tal cual me iba a ser casi imposible siquiera conseguir una cita con Grace. Necesitaba algo que me diferenciara del resto y me diera la oportunidad para demostrarle que era un muy buen partido.

- Lo siento Allan – se volvió a sentar a mi lado y yo solo negué con la cabeza – quizás podrías intentar conquistar a…

- No – la interrumpí antes de que siguiera. Respiré antes de voltear a verla – voy a seguir con mi plan, solo necesito modificarlo un poco

- Allan…

- Brooke – tomé sus manos y la miré directo a los ojos - ¿Te justa Jess?

Su rostro inmediatamente cambio a uno mucho más feliz – Si… me gusta mucho – junto sus manos y las frotó en un gesto totalmente de ella – creo que puede llegar a algo más que “gustarme”

- Bien – asentí satisfecho por su respuesta – entonces entiendes lo que siento por Grace

- Pero solo la conoces desde ayer – frunció el ceño – y eso es demasiado pronto para que siquiera te guste, o sea puede atraerte pero gustarte, gustarte – negó con la cabeza – no lo creo

- Me conoces – la atraje hacia mi cuerpo. Ella inmediatamente se acomodó – y sabes cómo soy, cuando algo se me meta en la cabeza no se sale con nada

Rio sobre mi pecho haciendo reír también – Eso se llama ser caprichoso Allan

- Lo se

Besé su frente y procedí a contarle mi plan, no era nada complicado y aunque cabía la posibilidad de que más tarde se volviera a modificar por ahora estaba bien. La cosa era simple, Brooke ya era amiga y algo así como cuñada de Grace, eran compañeras de algunas clases y compartían mucho de sus tiempos libres así que en esos tiempos compartidos era donde entraba yo. Podía parecer un nerd pero de tonto tenía muy poco, bueno, no tanto, así que sabía muy bien que si la acosaba cualquier mínima esperanza se iba a esfumar con el viento. Por ahora los pasos iban a ser de bebé y nuestro primer movimiento recién seria el viernes, tal parecía ser que tenían pensado ir a un pub a tomar algo en la noche, yo nunca  iba pero esta vez sería la primera.

Luego de que Brooke aceptara llevarme este viernes, siempre y cuando yo le prometiera que después de la salida reevaluaríamos, nos pusimos a comer, la hora se nos había acortado bastante y llegar a clases con el estomago vacio no era una de mis opciones.

- Allan – me limpie las manos en mi servilleta mientras le ponían atención. La anime a continuar – ¿Nunca has pensando en cambiar? – fruncí el ceño – ya sabes, algo así como ir al gimnasio o comer más proteínas, no se – se encogió de hombros – se que no estás muy conforme con tu cuerpo por lo que me preguntaba si alguna vez has pensado hacer algo con eso

- La verdad es que no – no me molestaba para nada su pregunta – mi mamá cuando me llevó al médico pregunto y le dijeron que es solo problema de contextura, no estoy desnutrido ni nada – alcé el envoltorio vacio de mi sándwich provocando nuestras risas – así que por lo menos por mi etapa adolecente no creo que pase nada

Ella asintió en cada momento mientras yo hablaba – Me alegra mucho saber eso Allan, o sea ya lo sabía pero no me hubiera gustado que cambiaras de opinión ahora que estas en plan de conquista

- Nunca cambiara mi forma de ser ni de – busque una palabra para referirme a mi apariencia pero no la encontré – ser físicamente por una mujer

- Mientras tengas eso presente te ayudaré

- Muchas gracias – la apreté con mayor fuerza hacia mi – esto es muy importante

- Lo sé Allan, solo espero que todo salga bien

- Saldrá bien – hablé con convicción



_____________________________
Besos, Joha!!!

4 comentarios:

  1. yo tengo una duda si grace es amiga de brooke tambien es como ella en el sentido de probar drogas y esas cosas??  y no se si lo va ayudar como que duda pero si piensa que grace vale para allan capaz que si uno siempre trata de ayudar a sus amigos...

    ResponderEliminar
  2. seguro lo ayuda !! pero algo me dice que blooke esta celosiiita !!! esperare con ansias el cap completo :D y wwoww johaa esta hermoso el perfiil !! Me Encanta <3 <3

    ResponderEliminar
  3. bueenoo!! estoy confundida !! crreia q brooke estaba celosa !! y ahora resulta que no !! pero yo creo que siiiii jaja!! excelente capitulo joha !! me gusta esta nueva historia !! :D

    ResponderEliminar