lunes, 19 de marzo de 2012

A Mi Manera capitulo 17

Capitulo completo!! . Besos!!

Summary: Isabella Swan lo tiene todo, poderosa, fría y calculadora, acostumbrada a vivir en un mundo de hombres aprendió a tener el control sobre los demás… ¿Que pasará cuando un joven y tímido Edward Cullen llegue a su empresa y despierte su curiosidad? ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 17

- ¿Pasa algo?

El joven negó con la cabeza porque sus palabras quedaron atoradas a la mitad de su garganta – Pero…

- ¿Tienes alguna objeción?

Miró hacia abajo y se encontró con su ama masajeando su pene con lentitud torturadora, quería decirle que lo hiciera más rápido y que volviera a utilizar su boca pero no podía hacer, no si quería que ella siguiera dándole placer.

- No señora – con eso volvió a cerrar los ojos y dejó caer la cabeza hacia atrás, no quería saber lo que estaba haciendo con la punta tan sensible de su polla porque estaba seguro de que de esa forma explotaría enseguida

Las manos de Isabella comenzaron a masajear la cabeza con los dedos implementando una presión que había estudiado de “El Karma” un libro que encontró por internet y que fue su primer manual para entrar al mundo de la dominación, lamentablemente nunca había usado esa técnica ya que así como torturaba al sumiso también lo llenaba de placer y ese era el lujo que no cualquier sumiso podía experimentar. Siguió realizando el mismo movimiento hasta que sintió que el pene de su sumiso se ponía mucho mas dudo, a eso le sumo un grito contenido que se le escapó al mismo… su orgasmo estaba cerca y ella quería darse un lujo que no se había permitido con ningún otro. Se acachó hasta que su aliento topó nuevamente con esa magnífica creación, abrió la boca no dándole la posibilidad de hacer nada, eso bastó que sus dientes hicieran contacto con la sensible piel para que el joven Cullen estallara en un potente orgasmo y le diera su exquisito néctar a su ama.

- Señora… yo… - ni siquiera sus codos eran capaz de sostener su peso muerto. Esa había sido una experiencia torturadora pero con un final mucho más que feliz – yo… necesito hacer algo…

- ¿Algo como qué? – quizás él no sabía lo que necesitaba pero ella sí y decidió darle un empujoncito – algo como… - gateó sensualmente sobre su pecho hasta llegar a la altura de su rostro – esto…

En la comisura de sus labios aun había una gota del semen de Edward que ella estuvo a punto de devorar pero ahora… dejó que los mismos labios de su sumiso lo hicieran por ella. Era algo totalmente eróticos para ambos amantes disfrutar de algo tan íntimo como eso, se besaron y volvieron a mezclar sus sabores dando ahora una idea más clara al joven de lo que quería… de lo que necesitaba.

- Señora, yo quisiera… - se corrigió – para mi seria un placer si usted me dejara probarla

- Eso es lo que quieres – aun sobre él, La Cobra se las arregló para llevar una de sus manos a su húmeda intimidad en donde se tocó tomando un poco de sus jugos – ten – puso su dedo brillante sobre los labios de Edward. Él no dudó ni un solo instante, al estar desesperado por su sabor prácticamente le arrancó el dedo a su ama, pero al contrario de molestarla el gesto solo la divirtió – bien… porque esto es todo lo que obtendrás hoy

Lo sentía por su propio deseo pero no podía darse el lujo de darle un premio en esos momentos. Si, no era partidaria de Bondage ni le iba mucho lo de los golpes mas allá de unos juguetones palmazos o latigazos cuando la situación lo ameritaba pero si la excitaba a límites insospechados sentir el poder de la decisión y saber que sin su permiso él no podía hacer nada por mucho que lo deseara.

- Ahora... – se estiró tomando el cable que conectaba las pinzas de los pezones de Edward, presionó el botón de encendido al mismo tiempo que su coño se tragaba su polla que había vuelto a la vida – dame un poco de placer

Rebotó como posesa hasta que sus pechos le dolieron por los bruscos movimientos, quería saciarse de él hasta quedar sin fuerzas, no se preocupó de que disfrutara ni de la potencia con la vibraban las pinzas en sus pezones, fue egoísta, fue dominante… fue… La Cobra. Y hasta que no alcanzó un orgasmo esplendido no dejó de moverse, aun así, después de haber alcanzado su clímax siguió moviendo sus caderas consiguiendo que su clítoris se lo agradeciera.

- Oh Edward – mantuvo los ojos cerrados porque sabía cualquier cosa era capaz de desarmarla – eres…

Abrió los ojos pero casi se le salen las pupilas de las cuencas cuando lo vio con la mandíbula apretada soportando el dolor/placer en sus pezones. Con rapidez Isabella apagó el aparato, iba a darle una pequeña disculpa por olvidarse de eso y por la potencia alta en la que se encontraba pero no pudo hacerlo ya que en cuanto la vibración dejó de emitir sonidos fue reemplazada por un gruñido del joven quien explotó en un largo orgasmo dentro del coño de su ama.

- Perdón – quiso decirlo enserio pero no había malditamente forma de que se arrepintiera de correrse en el coño de su ama

.
.
.

- ¡Jane! – la chica rubia dejó a un lado las facturas que estaba archivando y corrió ante el llamado de su jefa - ¿Por qué tardaste tanto?

Solo habían pasado cinco segundos pero ella no discutió – Lo siento señora… ¿Qué necesita?

- ¿Dónde están todas las órdenes de compra del proyecto Basic Nude? – La Cobra tenia totalmente revuelto su escritorio, de esa forma era más que claro que no iba a encontrar nada

- Están archivadas señorita, ese proyecto finalizó hace tres meses, ya sabe usted que por norma de la compañía…

- ¡Yo soy la maldita compañía! – rugió cerrando los ojos y respirando con calma – lo siento – los volvió a abrir enfocándolos en su asistente – solo anda a buscarlo por favor

Jane asintió sin siquiera chistar ya que ese día su jefa estaba mucho mas bipolar que de costumbre. Y como no estarlo si en pocas horas tendría que irrumpir en una casa y aunque le costara reconocerlo, la asustaba un poco lo que pudiera encontrar. Ese día había decidido no ver a su novio ya que necesitaba pleno control en sus planes, tampoco tenía mayores intenciones de trabajar, pero un bar nocturno que financió hace un par de meses estaba teniendo movimientos sospechosos y pese a que eso significaba problemas para Swan S.A. y para ella misma le llamaba considerablemente la atención tener un poco de acción, hace ya un buen tiempo que no destrozaba un par de traseros mal creídos en Nueva Yorks, además… nunca sobraba recordarle a los empresarios quien era la verdadera ama de esa ciudad.

Su asistente le dejó la carpeta en la mesa y ella no tardó en sumergirse en ella. Ahí estaba, como lo suponía, lo gastado en gastos de publicidad declaraban haber comprado mas anuncios de los que ella había contabilizado y en cuanto a los activos se contaba la compra de tres camionetas cuando su fuente interna le explicó que el bar estaba contando solo con una. Cerró la carpeta sonriendo, quizás era poco lo que tenía por ahora pero era un claro ejemplo de que alguien estaba tratando de estafarla por lo que el juego acababa de empezar. Coordinó una cita con Samuel O´Connor, el hombre que le había vendido el proyecto de tal forma que consiguió inversión de una de las empresas más grandes del mundo, en ese momento Isabella accedió a hacerlo porque su padre se lo pidió como favor, le pareció bueno poder ayudar a empresarios nuevos, jóvenes y con tantas ideas por lo que ella para agradarlo ni siquiera chisto. Ahora era distinto, si creían que iban a salir limpios estaban demasiado equivocados.

- Jane – volvió a hablarle al intercomunicador – fija una reunión con los directivos para el lunes al medio día, además pídele a los abogados que estén presentes por favor

Cada vez que un negocio salía mal ella misma se encarga de hacer que el responsable le temiera en una reunión privada para luego llevarlo ante la junta directiva que pese a no tener ni la mitad de su peso si era capaz de intimidar, además, habían trámites engorrosos de lo que le gustaba participar como la desvinculación propiamente tal.

Una llamada entrante a su oficina logró traerla a la felicidad en cuanto vio el anexo de su novio.

- ¿Hola?

- Hola hermosa señorita – pese a que ella no estaba acostumbrada a esas melosidades le gustó mucho la voz titubeante de su novio

- Muy bien… pero… ¿Te di permiso para esos halagos?

Encaró una ceja mientras tomaba el teléfono entre su hombro y su rostro – No… no estamos en la habitación oscura… es de día – se apresuró a aclarar con un nerviosismo que se leía hasta por el teléfono

- Tienes razón – con el teléfono aun afirmado y las manos libres se comenzó a meses en su gigante y cómoda silla

- Si… - Edward no supo que mas contestar porque Isabella no era de dar la razón

- Entonces… ¿qué estás haciendo?

- Oh, estoy enviándole el mail con las preguntas a la periodista sobre el Wylon Enterprise

- ¿Y cómo va eso?

- Va… me gustaría tener una reunión contigo sobre esto

- ¿Una reunión?

La voz sexóloga de Isabella era más que clara. Edwrad tuvo que aclararse la garganta antes de hablar – Si…

- Bien, coordínala con Jane… – no quiso seguir con el juego de seducción porque debía concentrarse en otras cosas y sabia que con Edward su mente se ocupaba por completo – ahora creo que sería mejor que coma algo… si quieres podríamos…

- Lo siento amor – sonrió como una quinceañera por sus palabras – pero no voy a salir a comer, quizás solo pida que me traigan un hot dog… aunque no hay como los del Central Park… - divagó más que nada para él

- ¿Hot dog? – exclamó con mucha entonación - ¡Dios! - sonrió negando con la cabeza – ¿Cómo puedes comer eso?

- ¿Nunca los has probado?

- ¡Por supuesto que no! – chilló prácticamente riendo – aun no tengo ganas de caer con indigestión al hospital

Una sonrisa se escuchó al otro lado del teléfono – Algún día te llevaré a comer un hot dog al Central Park Isabella Swan

- Oh Edward Cullen – cambió el teléfono de mano y descruzó sus piernas porque su centro le estaba palpitando - ¿acaso olvidaste quien manda aquí?

- Eso nunca mi ama

Después de unas palabras más ambos colgaron para poder seguir con sus actividades laborales. Lamentablemente ninguno tuvo tiempo para comer, eso ya vendría después.

El resto del día pasó en nada para Isabella ya que se acercaba fin de mes y había muchos papeles que tenían que ser firmados con ella. Así, con la mano casi dormida pero ella mas despierta que nunca tomó su bolso y salió de su oficina, planeó pasar por su departamento para bañarse y relajarse un poco antes de salir rumbo a la casa de sus abuelos y donde se crió la mujer que le dio la vida y que en estos momentos se había convertido en solo un punto al cual tenía que despejar.

¿Es cruel pensar así de tu madre?

Sí, porque para Isabella, Renné Dwyer no era su madre desde ningún punto de vista, era solo la mujer que la parió y que había hecho de la vida de su padre un verdadero calvario, porque quizás ella tuvo una infancia tranquila pero fue Charlie Swan quien vivió todos años con miedo por las continuas amenazas del peor error de su vida.


.
.
.

- ¿Qué pasa hijo?

Emmett había ido temprano al supermercado y pese a que no le gustaba y no estaba acostumbrado a derrochar compró comida que ni siquiera sabía si iban a comer pero aun así lo hizo porque estaba feliz, quería celebrar con su hijo dándole un festín exquisito, sus vidas iban viento en popa y no encontró otra forma que esta. Había pasado todo el día cocinando y estaba claro que a su hijo le gustó la comida pero aun así lo sentía distante y algo melancólico.

- Nada… - murmuro juntando un par de papas que bañadas de queso y crema – solo que… ¡uff! – exaltó con dramatismo ya que quería hablar pero no mucho – Isabella hoy tiene que hacer algo importante para ella y me gustaría acompañarla

- ¿Y qué te impide hacerlo? – dejando a un lado su tenedor, Emmett cruzó las manos sobre la mesa – que yo sepa tus piernas están buenas para caminar, ¿O me equivoco hijo?

- No – suspiró. Era difícil explicarle a su padre la personalidad dominante de su novia que muchas veces le impedía acercarse mas allá – pero… no lo sé, creo que es algo que tiene que hacer sola

Su mueca al decir lo último fue tan extraña que no convenció para nada a su padre - ¿Crees? ¿Crees que todo sería mejor si tú estuvieras con ella?

Al comprender las palabras de su padre, Edward comenzó a formar una sonrisa que le dejaba en claro lo que tenía que hacer, él no iba a estar tranquilo ahí así que saltó de la mesa, por supuesto que no sin antes darle un abrazo a su padre, y salió del departamento. Eran pasadas las ocho de la noche y el sol ya casi se había puesto en su totalidad lo que indicaba que Isabella ya debía estar a punto de poner en marcha su plan.

Cuando se vio caminando por las calles de Nueva York agradeció haber tenido su celular en el bolsillo de la chaqueta ya que solo una persona podía ayudarlo en esos momentos.

.
.
.

La noche ya había caído y la llamada que espera ya llegado así que ahora solo le faltaba tomar la decisión final. Las llaves las tenía porque siempre guardó una copia aunque nunca pensara usarla. Las grandes rejas de la que una vez consideró un palacio cuando de niña recorría los jardines en los que su madre creció ahora le parecían insignificantes, ni siquiera los tomó en cuenta. La casa estaba totalmente vacía, de eso se encargó Carlisle. Suspiró antes de meter la llave en la cerradura, Thomas se había quedado en el auto estacionado en una estación de servicio a dos cuadras por lo que ahora estaba sola. Volvió a respirar mientras introducía la llave pero no alcanzó a darle la primera vuelta cuando alguien la volteó tomándola de los hombros.

- ¡Mierda! – gritó por la impresión

- Ey, ey, soy yo amor

A Isabella le importo nada saber que era Edward quien estaba a su lado, aun así alzó su puño y lo estrelló en su estomago - ¡Estúpido! ¿Cómo se te ocurre asustarme así?

- Yo solo… - a penas trató de hablar la voz se le cortó por la falta de aire - ¡Mierda!

- Eso te pasa por asustarme

- Yo solo quería ayudarte, no asustarte

- Bien, entonces mueve tu trasero antes de que se me ocurra meterte un consolar por ahí

La sola idea de eso hizo que el cuerpo enteró de Edward se estremeciera, no sabía si eso era parte de los castigos y eso pero no le agradaba la idea.

Cuando entraron a la casa notaron la frialdad de la misma, la casa que era cuando ella era niña no estaba por ninguna parte, antes estaba repleta de cuadros de sus abuelos y adornos costosos, ahora, de eso no quedaba casi nada.

Según lo que le habían informado, su abuelo tenían muchas cosas escondidas en el sótano en una caja fuerte y por lo que ella suponía su madre también podría haber guardado ahí cosas suyas. Así que ignorando un poco a Edward, se dirigió inmediatamente a donde recordaba estaba la puerta de entrada, no le fue difícil encontrar el escondite de la caja fuerte ya que en toda la habitación había solo un cuadro colgado en pared. Por supuesto que le dio nostalgia ver a sus abuelos sonriendo en aquel cuadro pero hizo lo posible por dejar a un lado sus pensamientos y terminar lo que fue a hacer.

- Yo lo hago – la ayudó su novio cuando ella trató de mover el cuadro

Edward no entendía mucho lo que habían ido hacer pero estaba más que claro que su misión era velar por ella y ayudarla en lo que pudiera así que en cuanto dejó el enorme cuadro en el suelo volvió a posicionarse a su lado.

- Esta es la caja fuerte de mi abuelo… tengo la fe de que Renée pudo haber dejado algo importante acá antes de irse la primera vez… quizás algo que me ayudé a librarme de ella de forma más legal – le sonrió a Edward pero sin ninguna gracia

- O algo que te ayude a desligarte por completo de ella, para que no sientas miedo de sacarla por completo de tu vida

Las palabras del joven no tenían doble lectura, eran lo que eran y no había más e Isabella lo entendió así por lo que asintió.

Menos mal que Erick le facilitó un aparato para abrir la caja fuerte porque o si no el trabajo hubiera sido mucho más complicado. En cuanto la pequeña puerta se abrió comenzó a rebuscar, había un par de joyas que fueron de su abuela, fotos por montón y muchos más papeles pero solo algo le llamó la atención, era un sobre rosado y sellado. De pequeña se aferró con todo lo que tenía a la carta que encontró de su madre, por ese tiempo ella tenía la costumbre de meter todo en sobres rosado, según Charlie era porque el color se le había colado hasta por los poros después de su nacimiento, a ella le encantaba ese sobre aunque la carta solo fuera una lista de supermercado que no tenía nada de cariño ni mucho menso significativo, pero para una chica de tres años, tener una carta con la letra de su madre muerta lo era todo.

- Esto es lo que estaba buscando – murmuró un poco ida. Le daba un poco de miedo abrirlo pero sinceramente no esperaba encontrar nada más terrible que lo que ya sabía – y…

No alcanzó ni siquiera a tomarlo bien cuando un mensaje de texto de Carlisle la alertó de que todo había salido mal y que estaban volviendo a casa. La Cobra no corría por miedo a nadie, lo hacía porque esto era algo que tenía que hacer con sumo cuidado y alertar a cualquier Dwyer sobre la pista que tenia no era para nada buena idea.

- Hora de correr Cullen

Ambos se dieron una mirada lujuriosa antes de poner todo con rapidez en su lugar y echarse a correr para salir luego de esa casa fría y solitaria.

Corrieron y corrieron hasta que sus pies ya no les dieron mas, no se dieron cuenta que estaban a por lo menos cinco cuadras de distancia porque todo era tan excitante y divertido que el donde estaban era irrelevante

- Ey amor… para – Edward fue el primero en darse cuenta que ya no corrían riesgo cuando notó que la negrura de la noche era suficiente para camuflarlos – nadie nos sigue

Edward pensó que Isabella en cualquier momento desfallecería así que la tomó de la cintura y la apegó a su pecho – Yo… ¿acabamos de allanar una casa?

El joven solo asintió porque no estaba seguro de que decir - ¿Te arrepientes?

- ¿Arrepentirme? – ella solo negó con la cabeza antes de colgarse del cuello de su novio y unir sus labios a los de él - ¡Claro que no! Esto ha sido lo más emocionante del mundo

- Entonces… ¿Estás bien?

- Si, pero hay algo que quiero hacer contigo – camino por el pecho de su novio hasta llegar a su cuello - ¿Qué opinas de un hot dog en el Central Park?

El joven Cullen nunca pensó que su propuesta de esta tarde que antes había sido tomada casi como una burla ahora estaba siendo realmente considerada por ella, porque si había algo que no hacia los ojos de La Cobra era mentir.

- ¿Ya no piensas que es algo asqueroso y antihigiénico? – los risos sueltos de Isabella se movieron de un lado a otro junto a su cabeza – entonces vamos por tu primer hot dog en el Central Park

- No… - tiró de su mano deteniéndose – creo que mejor no – hizo una mueca de asco – me puedo indigestar

Edward sabia que a Isabella le agradaba la idea del hot dog pero que aceptarlo era un gran paso para ella así que hizo lo mejor que podía hacer en ese caso. Incitarla - ¿Acaso La Cobra le tiene miedo a un hot dog y a una posible indigestión?

- Oh Cullen – negó ella – te equivocaste

- Demuéstramelo – la siguió incitando

- ¿Y qué me darás a cambio tu Edward?

- Una cena con mi padre y el tuyo – las expresiones de ambos se pusieron serias de a poco

Isabella proceso las palabras del chico y les dio sentido – Creo que eso sería una muy buena idea

- Bien, entonces vamos por ese hot dog para que tengamos una cita y hablamos de nuestra presentación ante nuestros padres

Con una confianza adquirida a cuentagotas, Edward decidió rodearle los hombros a su chica para que ella lo guiara hacia donde estaba Thomas estacionado.



______________

Besos, Joha!!

40 comentarios:

  1. CReo que si pero ella sige teniendo miedo!!!

    ResponderEliminar
  2. wow!!! sin palabras no me imagino a la cobra tan normal?? y no se a enojado por que  edward le a dicho mi amor?' aunque estan saliendo asi que es normal.. Como es eso que han allanado una casa?? lo lleva al pobre edward por mal camino jaja

    ResponderEliminar
  3. Maritza Olaya Maya19 de marzo de 2012, 23:37

    Awwww!!!!! Que bellos!!!!!! Ya quiero ver que cochinadas hicieron allando una casa!! XD Y si..Pienso que ya la Cobra esta medio enganchada :P

    ResponderEliminar
  4. ahahhaha... me encanto este adelanto.. y mas los avances de la cobra...

    en donde habran entraado

    joha quiero capi ya!!!  

    saludos!

    ResponderEliminar
  5. DIOS MIO DE VIVIDATZA!!!! COMO LO AMO 

    ResponderEliminar
  6. Que paso aca? :O QUE LE PASO A LA COBRA!! AY! ME ENCANTA! QUE ESTARÍAN HACIENDO?

    ResponderEliminar
  7. yo creo que siiiiiii parece que las cosas iran en serio...Gracias bebe por el adelanto....Besos..

    ResponderEliminar
  8. Hola me imagino que si aunque no va a ser facil que bella derrumbe esas barreras que ella se impuso pero confio que el amor de edward puede con eso y mas en espera del capi completo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  9. Yujuuu... este arroz ya se cocio jajaja... Muero por ver como fue que entraron a casa de la perra de Alice :)... Xo

    ResponderEliminar
  10. :O... es tan tierno... XD. con esa ternura de ese tipo quien no? me encanta!!! como es de especial con algo tan sencillo... excelente!!! y si, pienso que la cobra se da cuenta que esto ya es una relacion real. 

    ResponderEliminar
  11. cap cap cap wao esta excelente esperando x mas

    ResponderEliminar
  12. ahhhhhhhhhhhhhhh Joha que adelantoo fantasticooo quieroo el capii jajajaj!!!!!! sii yo creoo  y esper oque empiece la relacion de "verdad"  entre ellos dos y buenoo veremos como edward derrumba las barreras de bella para que se enamoree de el...por que bueno va  a ser dificil perooo edward que es un tiernooo lo va a lograr ....exceletenn el adelantoo! besos y nos leemos en el capi!!!

    ResponderEliminar
  13. que lindo, ya quiero el capitulo completo, comienzan a entregarse.

    ResponderEliminar
  14. espero que si!
    tengo que aprvechar mi cuenta de google se digno a funcionar en blogspot. Genial la historia!

    ResponderEliminar
  15. siiiiiiiiiiiii.... eso espero cada dia me gusta mas esta historia.. y por fin la cobra se esta quitando la mascara.. jajjaa.. ya quiero leer el capitulo completo.

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  16. muero pòr leer el capi completo de verdad q si me vuelvo adicta a esta historia  ya quiero ver xq todo eso de correr y todo hayy estoy como loca queriendo ver todo lo q pasa genial de verdad ...cuidate y un beso

    ResponderEliminar
  17. ahahha...poco a poco... poco a poco va saliendo la Bells tierna.. jajaj pero nunca dejando su poder  3:)

    aww.. ahora sigue la presentación oficial..como sera??

    saludos!  

    ResponderEliminar
  18. Pude haber muerto *yo siempre tan exagerada*
    pero me encanta como es ed super lindo y tierno 
    como lo quiero, ya lo necesito en el próximo cap
    y la cobra aww creo que se ha ablandado mucho 
    aunque sigue con su esencia,  eso es lo que mas me
    gusta de ella,  que sea como todas las relaciones con 
    sus cosas cursi y melodramáticas pero poniendo esa 
    parte de morbo y maldad incluida  que siempre se 
    debe de caracterizar la cobra.
    Como no ha probado un hot dog QUE SIG ESTO? 
    es la cosa mas deliciosa del mundo pero te engorda 
    mil, llevo 1libra entera de mas por cenar uno diario :C
     
    Saludos 

    -Vale 

    ResponderEliminar
  19. awwww ameee el capitulooo!! me encantaaaa la actitud de la cobraa!! tan poderosa y un poco tierna a la vez!!

    ResponderEliminar
  20. amoooooooo como se esta haciendo la relacion de estos dos!! me ah encantado lo del hot dog jijii y pobre edward con ese puñataso que le dio la cobra !! excelente capitulo johaa!!

    ResponderEliminar
  21. Me encanta edward esta adquiriendo mascos confianza!! y la relacion ya va mucho mejor.. me he reido cuando la cobra le a pegado una piñar pobre edward. eso le pasa por asustarla....Cena y Emmett y Charlie como sera eso??? espero pronto el proximo capitulo

    ResponderEliminar
  22. buen cap adorooooo a edward ojala la cobra no lo dañe todo en algun momento

    ResponderEliminar
  23. Me encantan! ahora son una pareja "CASI" normal jajaja . Bueno el capi! , ojalá se siga poniendo aún mejor la relación , saludos :)

    ResponderEliminar
  24. ahhh me encanta dios miro la hora u yop aki! no importa
    la relacion de este par va viento en popa!!! grax pekeña nos vemos el prox capi! cuidate mucho

    ResponderEliminar
  25. Que tenia la carta!! quiero leerlo completo!!

    ResponderEliminar
  26. ahh que fascinantee le capii!!!!!!! buenoo estoss doss son el uno para el otroo jajaj!!!! yy por lo menos a edward se lo ve un poco mas suelto con bella y ella tambien se lo permiteee menos mal...jee!!!  y menudo castigoo el de edward jajajja!!!!! uhhh y se vienee una cena con charlie y emmett como sera esoo jee estoy ansiosaa por leerlooO!!!  besoss!!!

    ResponderEliminar
  27. *lagrimas de felicidad* qe hermoso el cap !!

    ResponderEliminar
  28. Demasiado lindo el final del capitulo y muy hot el comienzo. Realmente me gusto mucho este capitulo y estaba ansiosa por saber donde andaban este par y ahora a esperar la presentacion formal con los padres....

    ResponderEliminar
  29. Ahhhh, no lo habia visto!!!!! Me encanta!!! Esta forma de ser de Edward es tan divina, poco a poco va expresando mas lo que siente, me encanta que sea tan tierno... Vamos a ver como se desarrolla la comida del perro caliente y sobre todo la reunion con los padres... me encanta el fic ...

    ResponderEliminar
  30. Jajajaja a  verdad... no que a la cobra nada la asusta jajajja... Quiero saber que contiene ese sobre... ay quiero maaas... jajaja

    ResponderEliminar
  31. Jajja buenisimo el capitulo!! eso de allanar casas se les da bien, sobre todo la parte de escapar XD
    Que intriga el sobre.. que tendra? ojala no se enfermen con el hot dog :P 

    ResponderEliminar
  32. hola l tal??
    me encanto el capitulo.. en como la cobra va aceptando los cumplidos de edward jajaj..

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  33. me encanto  maravilloso de verdad ver como se alegra cuando habla con edward y le dice amor es lindo como baja sus muros . me encanta de verdad q si como se comportan me imagino cuando vayan a comer con los papas o por dios y tan lindo el q va con ella xq sabe q la necesita gracias joha de verdad q gran talento q tienes besos y cuidate :)

    ResponderEliminar
  34. Me ha encantado.... La Cobra es la cobra pero este pequeño Edward va dejandose notar cada vez más.... Hasta le manda cumplidos!! jajaja

    ResponderEliminar
  35. Hola Joha! muy bueno.. ya lo dije, y lo vuelvo a repetir, este par juntos, se llevan al mundo por delante...

    ResponderEliminar
  36.  Poco a poco Edward como que va "hablandando" a la cobra con sus acciones ;)
    Que excitante lo de meterse en la casa y buscar esos documentos, pero hubiera sido mas que ellos hicieran el hot dog xDDD jajaja que puerca!!! =)
    Muy bueno el cap!!!

    ResponderEliminar
  37. Ay!! ME ENCANTOOOOOOOOO!
    Q SERA LO Q HAY EN EL SOBRE!!

    ResponderEliminar
  38. oh¡¡¡ me encantó¡¡¡ cada vez edward coge más confianza y eso es algo bueno, porque bella cada vez se ablanda un poquito con las acciones tranquilas de su sumiso :)

    ResponderEliminar
  39. bello!!q experiencia, ya se tienen  mas confianza y disfrutan sus cosas juntos, asi sea el riesgo y la adrenalina!!!! de irrumpir en un casa jajaja, me encanto!!!!, edward de verdad es todo un caballero!!!! q dulce y tierno es!!!!! dios!!!!

    ResponderEliminar