viernes, 6 de abril de 2012

Lounder - Capitulo 1


Chicos, aca esta el primer capitulo, como recien empieza se que no se entenderá mucho pero espero que sigan leyendo :)

Summary: Una fría noche en Forks lleva a la despreocupada e inmadura Bella Swan directo a un destino que no eligió, una búsqueda que no quiere realizar y a un chico mucho peor que ella. Solo juntos podrán luchar contra los Lounders. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.
 
Capitulo 1

- Muchas gracias por todo Bella… se que es tarde así que ten… - vi la palma del señor Brown y sonreí por los 20 dólares extras – tomate un taxi querida

- Por supuesto

Me apresuré a guardar el dinero extra y los 70 dólares que ya me había ganado por ayudar al abogado del pueblo a ordenar todos los archivos de este año. No era una gran paga pero era suficiente para poder mantenerme por unos días sin tener que pedirles nada a mis padres y mucho menos tener que estarles poniendo caritas.

Cuando salí de la oficina sentí inmediatamente el cambio de temperatura y recordé que había olvidado mi bufanda en casa. Di un grito al aire por ser tan tonta pero me había quedado dormida y no tenía tiempo de buscarla… ahora me arrepentía. No me quedó nada más que abrochar lo mejor que pude mi chaqueta y comenzar el camino hacia mi casa. Forks es un pueblo tranquilo pero helado como la puta madre, de hecho creo que nuestro verdadero enemigo aquí no es otro que el puto frio, podría haber tomado un taxi con los 20 dólares extras pero la idea de guardármelos era muchísimo más atractiva. Quería cambiar mi celular y mis padres no tenían ninguna intención de ayudarme en ello luego de que les dijera que no tenía ningún plan para este año. Mi plan era solo disfrutar la vida ahora que no estaba obligada a ir al colegio.

Sé que soy un poco irresponsable pero no tenia ningún plan de vida a seguir y en Forks tenía todo seguro, se que iba a encontrar algún trabajo medianamente bien remunerado y que mis padres nunca me correrían de casa así que no podía pedirle más a la vida que aire en mis pulmones y buenas ideas para pasar el tiempo.

Para llegar a mi casa debía seguir derecho por la calle que iba caminando pero un extraño gemido me hizo desviar la vista hacía un oscuro callejón a mi derecha. Estaba solo a unos metros de mi preciada cama y de la rica comida que tendría mi mamá pero como tengo 18 años y nada me importa realmente hice lo que me enseñaron de pequeñita a no hacer, me metí por el callejón. Podría decir que cuando escuché por segunda vez el gemido lastimero me preocupó de verdad esa chica, porque estoy segura de que era una chica, pero no fue así, seguí caminando solo por curiosidad ya que estaba muy segura de que solo sería una de las de primero que se había perdido y ahora estaba asustada. Caminé adentrándome más pero el sonido se agudizó diciéndome que no era lo que yo pensaba, ahí había una persona que necesitaba ayuda y aunque nadie me creyera después fui yo quien aumentó el paso para ayudarla.

- ¿Estás bien? – removí con esfuerzo un par de cajas de cartón que la tapaban. Era una chica como de mi edad y tenía los ojos cerrados y la cabeza apoyada en la pared - ¡Oh Dios! – gemí demasiado asustada cuando vi su pecho totalmente ensangrentado

La chica abrió los ojos en el mismo momento en que yo me paralicé. Tenía unos hermosos ojos verdes que no pude evitar apreciar ya que hacían perfecto juego con sus cabellos dorados – Ven… - me llamó con un dedo lleno de sangre. Quizás debería haber corrido por ayuda pero una vez más en la noche no hice lo correcto y me acerqué a ella – Lo siento mucho… de verdad

Me tensé ante sus palabras y esperé porque me hiciera daño o porque algún amigo de ella saliera de su escondite y me violaran o mataran. Nada de eso llegó, en su lugar sentí los cálidos labios de la chica hacer contacto con mi mejilla derecha, fue un toqué tierno y con un montón de sentimientos aunque ninguno de ellos fue lésbico, era algo mucho más allá que en lugar de hacerme sentir mejor me confundieron. Mantuve los ojos abiertos hasta que se me cerraron solos pero no me gustó para nada lo que vi… era una imagen extraña de un hombre con los mismos ojos y cabello de chica, se veía medianamente corpulento pero la sensación que me dio en el pecho verlo era algo que si terminó por ponerme los nervios de puntas, tuve necesidad por él y yo en esta vida no siento necesidad por nada ni por nadie.

Cuando abrí los ojos la imagen se me borró y ni siquiera recordaba bien al chico, solo sabía que era un chico. Quise rebuscarlo en mi memoria pero el cuerpo inerte de la mujer que me había besado cayó sobre mí. Estaba muerta.

Su cuerpo sin vida me apresaba contra el suelo manchándome de sangre y poniéndome al borde de la histeria, debería haber seguido el camino directo a mi casa. Ahora me iban a acusar de asesinato y ni siquiera mi padre iba a poder salvarme de esta. Con fuerza que no tengo conseguí librarme de su pecho y tirarla hacia atrás, era una mujer muy linda y lamentaba mucho lo que le había pasado, seguramente era una forastera perdida, pero no podía quedarme. Cuando volví a darme cuenta ya estaba corriendo como posesa hacia mi casa, no me detuve hasta que crucé el patio trasero de mi hogar, en el colegio nunca fui buena para gimnasia pero me alegraba saber que en casos como esto no me iba a quedar a morir, que por lo menos tenía un poco de instinto de supervivencia. Miré la escalera camuflada que tenia hacia mi cuarto y ni siquiera dudé en entrar por ahí, estaba llena de sangre y a mi padre, el alcalde de Forks, le hubiera encantado saber el motivo de ello.

Cuando estuve en la calidez de mi cuarto me quité toda la ropa metiéndola en una bolsa de basura y la arrojé debajo de la cama, ya mañana me encargaría de botarla. Una vez más agradecí que mi padre pudiera haber mandando a instalarme un baño privado cuando cumplí los 13 y me llegó la menstruación. Me bañé haciendo mi mayor esfuerzo por olvidar las últimas dos horas pero nada borraba la imagen de esa chica muerta en mis brazos, mucho menos su beso y sus palabras, ¿”Lo siento” me dijo?... bueno, eso no lo podía olvidar pero si lo hice con el rostro de ese chico… la mejor parte de toda esta mierda.

- Bellita… hija… ¿Cuándo llegaste?

Rodé los ojos y gemí cortando el agua. No quería dejar de sentir el calor pero tampoco podía consumirme toda el agua caliente – Hola – Salí del baño envuelta en mi linda bata blanca – mamá… pasé por tu lado en la cocina, si hasta te saludé

- Oh – asintió conforme. Que fácil era engañarla, bueno, una mentirita blanca no mas – ahora mejor baja porque tu papá quiere hablar contigo… creo que te consiguió un trabajo

Gemí ahora con pena, no quería trabajar y mi papá se ensañaba en conseguirme uno – ¿Puedes decirle que…?

- No – su dulzura comenzó a esfumarse – sabes que te adoro y te apoyo en todo lo que puedo pero en esto tu padre tienes la razón – se encogió de hombros y me dio rabia no poder rebatirla – así que vístete y baja a comer

- Bien

Odiaba que mis padres fueran buenos y me apoyaran en todo. No eran perfectos, estaban un poquito locos pero tampoco eran malos, era unos padres común y corrientes, si, me castigaron cuando les dije que no había solicitado cupo en ninguna Universidad, sobre todo porque lo hice cuando el plazo ya estaba más que terminado. Ahora, cuando no sabía que mierda hacer con mi hermoso tiempo libre, mi padre se estaba preocupando de encontrarme algo útil para hacer, no me gustaba esto pero por lo menos estos trabajos me dejaban dinero para salir con mis amigos… bueno, para salir con mis conocidos porque amigos de verdad no tengo.

Me puse mi pijama y bajé rápido porque mi estomago ya me estaba pidiendo comida. Mis padres estaban sentados esperando por mí. Me concentré en mi familia y en la rica comida que estaba sobre la mesa, ya cuando estuviera sola en mi cuarto podía dejar que los recuerdos de hoy me atormentaran.

- Buenas noches – saludé tomando asiento – esto se ve exquisito

- Bien… comamos – mi madre nos alentó y por los próximos minutos estuvimos llenando nuestros platos

- Hija – con la boca llena miré a mi papá - ¿Cómo te fue con el señor Brown?

- Bien – tragué antes de continuar – lo ayudé en todo lo que me pidió y me pagó en seguida

- Albert es un hombre bueno… quizás podrías hablar con él sobre un trabajo más permanente

Hice una mueca y me volví a llenar la boca – No lo sé – hablé inentendiblemente – no me gusta mucho trabajar encerrada en una oficina

- ¿Y qué te gusta Bella? – pese a que mi padre se veía compuesto adiviné que estaba a punto de enojarse – no te gusta estudiar, no te gusta trabajar… si por lo menos te gustara irte de fiestas pero ni siquiera eso

- ¿O sea que prefieres que sea una zorra alcohólica y drogadicta? – sonreí por su rostro descompuesto – broma – me corregí porque le encontré un poco de razón – y lo siento pero es que… - suspiré con demasiada exageración – de verdad como que nada me gusta, ni siquiera estar en el computador o algo…

- ¿Y si… - mi madre alzó la cuchara de palo y la mantuvo así con la vista fija al frente. Estaba teniendo una epifanía, solo esperaba que fuera buena – te inscribimos en uno de esos cursos de la universidad comunitaria para que encuentres tu vocación?

- No es tan mala idea – intervino mi papá – necesitas encontrar algo para hacer Isabella – oh no, esto no pintaba bien – de verdad me preocupa tu falta de interés en todo hija… ¿No tendrás algún problema existencial o algo…?

- No – les sonreí – solo que… no se… - no me gustaba mucho hablar de mis cosas pero ahora se estaba dando el momento – es como si aun no encontrara eso que es para mí, como si mi destino estuviera esperándome en algún lugar y estar aquí sin verlo me frustra y me hace sentir mal

El rostro de mi padre volteó ligeramente hacia mi madre, sabía que se estaban transmitiendo algo pero no tenía ni una mínima idea de que era – Bien, las vacaciones recién empiezan y no es necesario que estés aquí sin hacer nada así que con tu madre pensamos que – tomó su mano sobre la mesa. Supongo que para que no se sintiera excluida – podrías irte uno días a la casa que tenemos en Florida, tu sola… quizás estar sola y tranquila te sirve

Mi sonrisa se hizo grande de pronto - ¿De verdad? – mis padres asintieron – bien, creo que es buena idea… lo pensaré

Aunque no tenía mucho que pensar preferí decirles que lo haría ya que me conocía demasiado bien para saber que podía cambiar de decisión en cualquier momento. Luego de eso la cena pasó rápido y mucho más animada. No fue hasta que estuve en mi cuarto sola que volví a pensar en la chica muerta, pero así como las imágenes se me agolparon las alejé, eso ya había pasado y solo si alguien comenzaba a hacer preguntas pensaría en ello y en la posibilidad de hablar.

.
.
.

Llevaba tres días pensando en si irme a Florida o no, creo sinceramente que era medio bipolar o depresiva porque no termina de decirme, por eso comencé a hacer mi maleta en caso de que de un momento a otro me decidiera, prefiera tenerla lista, tomarla e irme pero no llegué mas allá de poner un par de camisetas y un jean antes de arrepentirme y dejarla a un lado.

Hoy saldría por la tarde con un par de conocidos del colegio a tomar algo, éramos compañeros de colegio pero ellos si había aplicado a alguna Universidad. Irina, Mike y Lauren era chicos simpáticos pero por más que habíamos compartido un par de situaciones cómicas no terminaban de ser mis amigos. Mañana ellos se iban de vacaciones para después ir a la Universidad así que esto era como su despedida, hace una semana y media que no veía a mis ex compañeros, desde que terminó el año que me encerré en mi misma, ¡Mierda!, si que era una freek.

Cuando llegué al bar los divisé en una mesa por lo que me apresuré a sentarme junto a ellos pero ni bien posé mi lindo trasero en la silla acolchada me arrepentí ya que esos tres pares de ojos estaban fijos en mi como si fuera un ser demasiado extraño.

- ¿Qué? – me encogí de hombros con algo de dureza - ¿Qué? – alcé un poco más la voz ya que seguían viéndome rara

- ¿Te teñiste el pelo? – Lauren tenía unos pequeños reflejos rubios pero no por eso era una cabeza hueca que pensaba que todo el mundo se teñía

- No – me reí porque su preguntara era un tanto extraña

Irina se me acercó demasiado, invadiendo mi espacio vital – Es que… - de mi cabeza pasó su vista a mis ojos – estas como más rubia y tus ojos… - estaba tan cerca que solo para molestarla le di un beso en la mejilla. No le importó mucho pero si retrocedió – y puedo apostar a que tus ojos están más… verdes

- Si Bella – ahora intervino Mike – estas como… más linda. Aunque tu cabello y tus ojos chocolates también son hermosos

Rodé los ojos cuando me di cuenta que en la mesa ya había tres botellas de cervezas vacías porque los conocía y sabia como se ponían con un poco de alcohol. Después de jurarles que no me había teñido el cabello ni me había puesto lentes de contacto pudimos comenzar a pasarlo bien.

Por las siguientes dos horas me olvidé de todo. No había pensando mucho en la chica rubia ya que no se supo nada de algún cuerpo encontrado así que me convencí que solo había sido una broma o una ilusión mía, sin cuerpo no hay asesinato ¿no?, así que hice mis mayores esfuerzos por no dejar que esos recuerdos me invadieran e hice lo posible por preocuparme solo de mi mayor problema hasta ahora… irme o no a Florida.

- ¿Y tu Bella? – dejé de ver mi cerveza para mirar a Irina - ¿Qué vas a hacer este verano?

- No lo sé – le sonreí – pero por ahora pienso ir al baño

Cuando los dejé riendo me puse de pie y caminé hacia el fondo del bar, mi vejiga no estaba llena así que me quedé apoyada en una pared por unos minutos, me gustaba salir pero a veces necesitaba unos minutitos sin tantas risas. Cerré los ojos disfrutando de mi soledad cuando sentí como alguien me tapaba la boca y me guiaba hacia alguna parte, quise patalear y pelear pero mi cuerpo no me respondió, solo cuando el frio de la noche me llegó de golpe en el rostro pude reaccionar. Sabía que era un hombre el que me tenían presa pero aun así pude liberarme fácilmente de su agarre.

- Veo que eres más fuerte que la anterior

- ¿Anterior? – lo miré extrañada. Debía estar asustada pero no lo estaba, solo era un tipo borracho – creo que lo mejor será que entres, tu estas borracho y deberías irte antes de que llame a la policía

- ¿Qué pasa cariño? ¿Nunca había visto a una “cazadora” que pensara en llamar a la policía? – cuando dibujó las comillas en el aire me dio sensación de risa que no supe contener

Este hombre seguramente había quedado en juntarse con alguna prostituta o amiga especial con quien tenía algún extraño juego del rol. Nada que me interesara.

- Creo que me estas confundiendo… permiso

Me di vuelta para volver a entrar pero mi cuerpo fue arrojado por los aires, pensé por un segundo que iba quebrarme algo pero cuando aterricé no sentí ningún dolor, de hecho me levanté enseguida. Eso si me asustó, yo era lo menos ágil que existe en el mundo pero aquí estaba, dando una voltereta por los aires y aterrizando como toda una gatita.

- ¿Ya estas lista?... nunca me había encontrado con una como y me muero por aumentar mis poderes… con tantas jóvenes lindas que hay por ahí

Cuando el hombre pasó su lengua por sus labios sentí una ira fluir por mi cuerpo. Entendí sus palabras y solo pude sentir asco por sus intenciones, quería golpearlo y así lo hice, me abalancé sobre él tomándolo desde el cuello y cortándole la afluencia de oxigeno hacia la cabeza.

- Eres un cerdo, – apreté mas el agarre – un maldito animal… ¿Ya has violado a alguien antes? – cuando su carcajada esforzaba resonó encontré las fuerzas para apretar aun mas mi agarré. Sentí como levanté un poco su cuerpo así que con mi pierna derecha le hice una zancadilla para que se arrodillara – el mundo no merece tener a alimañas como tu quitándonos el aire

- ¿Y qué… harás al respecto? – sus manos se posaron sobre mis brazos pero no ejercieron ninguna presión – llevo años buscando a lindas jovencitas y nunca… nadie – tosió y supe que mi agarre estaba haciéndole efecto – ha hecho nada… cuando ellas lloran, gritan… suplican… nadie…

Sentí un calor mucho mayor apoderarse de mi cuerpo, nunca había pensado en matar a alguien pero ahora las cosas eran diferentes, este no era un hombre era un demonio que merecía morir. Sin saber bien que hacía tomé su cuello con amabas manos, con la palma abierta y los dedos bien enterrados y di vuelta hacia lados contrarios. Solo el sonido de sus huesos romperse y el cuerpo inerte me hicieron volver a la realidad.

Solté el cuerpo con asco, ahora tendría que sentirme mal pero no lo hacía, era como si hubiera hecho algo bueno, y para nada algo malo, sentía como que esta era mi contribución a la sociedad.

Los médicos salvan vidas y yo había matado a un violador.

Aun así había matado a alguien, eso era fuerte y mis piernas lo vieron así, cedieron y me dejaron caer junto a ese cuerpo sin vida, quise tocarlo para convencerme de que esta muerte era real pero como se estaba haciendo costumbre, no pude hacer lo que quería ya que algo surgió antes.

La misma visión de antes, el mismo chico de cabellos broncíneos y ojos verdes me miraba, ahora podía ver su rostro con mucho mayor detalle y era hermoso, me atrajo ni bien lo vi pero no era solo su cuerpo… era como una necesidad de él… como si lo necesitara para sobrevivir. Supe que él sentía lo mismo cuando su mano se extendió hacia la mía.

Cerré los ojos por instinto, como si ese gesto fuera protegerme de lo que sentí en cuanto mis ojos se conectaron a los de él… era como… como si lo necesitara, como si mi cuerpo me pidiera que buscar, no, mi cuerpo me rogaba porque lo buscara y yo de verdad que quería hacerlo. Avancé un paso hacia la nada, menos mal que choqué con el cadáver de ese hombre porque eso me hizo volver a la realidad y darme cuenta que estaba a punto de encaminarme hacia un punto ciego.

Aunque me costó un poco conseguí componerme o por lo menos aparentar que estaba bien. Para mí la noche había terminado pero necesitaba despedirme de mis amigos. Entré al local directo a la mesa donde ellos reían despreocupados de todo lo que acababa de pasarme en ese oscuro callejón.

- ¿Estás bien?

- Si – Mike no me creyó mucho porque frunció su ceño – solo me siento un poco mas cansada y… creo que me iré a Florida por las vacaciones así que será mejor que me vaya a mi casa a empacar

- ¿A Florida? – le sonreí a Irina haciendo mi mayor esfuerzo porque no se viera como una mueca - ¿Sola?

Asentí – Bueno… si quieres que te acompañemos algunos días durante el verano puedes llamarnos… ¿Lo sabes no?

- Gracias Lau… lo sé – tomé mi bolso y chaqueta de la silla y me apresuré a despedirme de todos – nos veremos por ahí chicos

- ¡Ey Bells! – la mano de mi amigo no me dejó avanzar más - ¿Estás segura de que no estás usando lentes de contactos?... tus ojos… - se acercó tanto a mí que me sentí invadida – están demasiado verdes

- Están iguales que siempre – ahora sí que mi sonrisa fue una mueca porque ni siquiera podía decir cuál era el color de mis ojos con total certeza - ¡Adiós chicos!

Prácticamente corrí a tomar el primer taxi que pasaba, las calles de Forks no eran para nada peligrosas pero aun así había taxis que la gente cómoda tomaba para no caminar en el frio, yo lo tomé porque ya no estaba segura de la estas calles no ocultaran peligros tras las sombras. Dos muertes en menos de una semana eran suficientes para espantar a cualquiera y algo me decía que ambas estaban unidas.

Cuando llegué a mi casa mis papas ya estaban durmiendo, me saqueé la ropa a tirones y me acosté tapada hasta la cabeza, solo quería olvidar esta noche pero no pude… esos ojos verdes y ese cabello rubio con extraños matices se colaron una y otro vez entre mis sueños rogándome porque lo encontrara y creo que eso es lo que tenía que hacer.
.
.
.

Desperté con una decisión tomada, no sabía por dónde empezar pero el viaje a Florida seria mi excusa, si resultaba que ese chico no existía o era un asesino en seria ya tendría tiempo después para arrepentirme porque ahora mi objetivo estaba claro. Me bañé con calma y me vestí de la misma forma, hasta ese momento todo estaba normal pero como ya se había hecho costumbre en mi vida no todo era perfecto. Mi sorpresa fue enorme cuando me vi al espejo, no me reconocí, mis ojos eran verde esmeralda y mi cabello rubio como el sol, el reflejo que me devolvía no era yo. Al principio pensé que el cabello se me había decolorado por alguna razón y que los ojos… no lo sé, medité por un momento hasta que me di cuenta que esa era yo y que nadie podía verme así, tomé una vieja gorra de beisbol y un par de lentes oscuros y salí de la casa antes de que alguien me viera. Recorrí las calles de Forks buscando lo que necesitaba, no demoré mucho en conseguir todo, un tinte para el cabello y unos lentes de contacto color café, agradecí que nadie me reconociera ya que sería extraño para cualquier ver a la hija del alcalde con otro cabello y otros ojos.

Gracias a que las estrellas se alinearon conseguí subir a mi cuarto sin que nadie me viera, me teñí según las instrucciones y esperé, lamentablemente cuando me quise lavar el cabello me di cuenta que el color no se había fijado, el rubio seguía siendo igual de resplandeciente a como estaba en la mañana. Con los lentes de contacto me fue mejor ya que el color que se creó era mucho más parecido al mío. Supongo que no me quedaba otra que decirles a mis padres que quise un cambio… ¡Puaj! Como si me gustara el rubio para mi cabello.

Sin salir de mi cuarto hice mi maleta y ordené mis cosas para mi viaje. Ahora más que nunca necesita alguna explicación y mi único indicio era ese chico, ya con todo listo bajé para encontrarme con mis padres sentados en la mesa de la cocina.

- Me voy a Florida – deje la maleta en el suelo y me acerqué a ellos – necesito pensar muchas cosas y…

- ¿Qué le pasó a tu cabello hija?

- Un cambio mamá – creo que eso sonó convincente

- Bueno, parece que estas decida así que iré a dejarte a Port Ángeles y…

- No – detuve a mi padre antes de que se pusiera de pie – prefiero irme sola…

Mis padres se miraron teniendo otra charla silenciosa – Quiero que llames seguido – asentí – y que te cuides mucho. – se metió la mano al bolsillo de la chaqueta, supongo que para pasarme dinero – Si te falta me avisas

- Tranquilo – acepté lo que me daba sin siquiera mirarlo – tengo mis ahorros

La despedida fue con un apretado abrazo de los tres. Me alegraba mucho saber que no ponían ningún reparo a esto, quizás ellos no saben a dónde voy de verdad pero si saben que voy en busca de mi destino… si tan solo supieran que mi destino parece ser un chico de ojos verdes y cabello extraño.


___________________
Besos, Joha!!!


27 comentarios:

  1. Lorena Avalos Espinoza3 de abril de 2012, 22:11

    me encantaaa ! no puedo esperar al capitulo completooo 

    ResponderEliminar
  2. YA QUIERO CAPITULOOO COMPLETO! *----* jaja te irá muy bien con ésta nueva historia Joha! se ve interesante! :D

    ResponderEliminar
  3. Si con la foto ya tenia ganas de comenzar a leer ahora quiero capitulo ya!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Primero Felicidades por esta nueva Aventura!! y segundo..ya quiero leer el primer capitulo!!!

    ResponderEliminar
  5. mhmm si lo veo interesante ... me gusta ,,  aun que algo confuso ..pero supongo que en el primer capi ,, sera mas delladamente .....   lo uni co es que bella tiene ojos verdes ?? y rubia ???  xq el cambio ...??

    ResponderEliminar
  6. sta super me facina pff ya kiero ke lo subas porfa :D

    ResponderEliminar
  7. Amo todo lo que escribes...me intriga saber en que se convirtio Bella o.o... porque se convirtió en algo verdad?

    ResponderEliminar
  8. uyy uyy uyyy se ve que sera muyyyyyyyyyyyy inteeresante esta historia, aunque quede muyyyyyyy confundida con este adelanto¬¬ jiji necesito una q otras aclaraciones

    ResponderEliminar
  9. Joha por que siempre con intriga?? mi cabeza tienes varias hipotesis pero seguro que todas equivocadas jaja.. que es bella?? parece qu tiene fuerza y por algo a cambiado...
    Por favor subi rapido el 1 capitulo!!!

    ResponderEliminar
  10. termina por favor el de sex call ;)

    ResponderEliminar
  11. wuuaooooooooooooooo O.O
    sin palabras....
    QIEROOO MASSS!!!!!!!!!!!!! 
    QIERO CAP COMPLETOOO!

    ResponderEliminar
  12. Últimamente me tienes más liada que si tuviese tentáculos creo que me aclararía mejor jajajajajajaja

    Aunque como las locuras me encantan y tus proyectos todavía más, yo sigo aunque no me entere de nada, es que la edad no perdona..., ya me hago demasiado vieja para estas cosas, pero en fin, aquí me tienes...

    Besotes linda

    ResponderEliminar
  13. Tengo muchas dudas primero que o quienes son los lounders??????
    Supongo que a medida que lea los capitulos lo sabre y realmente me interesa mucho conocer la historia completa.
    Se ve diferente y ansio leer el capitulo completo para aclarar muchas dudas.

    ResponderEliminar
  14. Hola Joha me encantooo deboo decirr que me atree mucho estaa ideaa por el adelantoo que pusisteee ya quieroo leerloo...se ve muy buenoooo y yaa tengoo variass intrigass jaaaaaa me encantooo yy si aquii me tendrasss paraaa leerteeeee encantadaaa ....buenoo lo esperareee ansiosaaaaaa ...besosss!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Muchas dudas!
    PERO YA ME ATRAPASTE!!

    ResponderEliminar
  16. :3 me gusta mucho :D sera genial xD

    ResponderEliminar
  17. me fascino es maravillosa y me dejo con ganas de masssss....Gracias...

    ResponderEliminar
  18. Ok etoy sin palabras... quiero mas... estoy muy intrigada... jOHA ESPERO SUBAS PRONTO EL CAPI COMPLETO :D

    ResponderEliminar
  19. Jocelyn Thiare :J5 de abril de 2012, 21:08

    yo igual.. tengo muchas dudas pero con el tiempo todo eso se aclarara :) jeje se ve muy interesante y el ultimo fragmento ohhh..!!! chico de cabello borceoo *-*

    ResponderEliminar
  20. ahhh muy buenoo el comienzooo sii buenoo tengo muchisimass dudas e intrigass jeee...!!! peroo veremos que pasa en el segundooo bella va aen busca de su destino! yy ese destino sera edwardd mmmm...!! me encanto estee principioo!!  bella es una cazadora o al menos la confundieron con unaa...!!!!! nos leemoss!!!! besos!! me encantoo el capii!!!!

    ResponderEliminar
  21. woahhhhh!!! se ve buenisimooo el primerr cap!! poco a poco esperamos la explicaciones :D

    ResponderEliminar
  22. Definitivamente soy una adicta a cada una de tus historias y esta no sera diferente.
    Hay que aclarar como se convirtio en cazadora y que significa realmente y el porque de los cambios fisicos.
    Uuuuuuffffff....... muchas dudas ......... necesito el siguiente capitulo para ir aclarandome.

    ResponderEliminar
  23. como lo sospeche !esta historia sera genial, con solo leer este capitulo me doy cuenta que tendre una nueva droga '' un nuevo visio'' que me volvera loca por leerr el proximo capitulo... como dijiste joha, es diferente ! Y ME ENCANTA!

    ResponderEliminar
  24. umm, esto es super extraño -.- Bella es bastante loca en este fic :3 me gusta :D espero saber cosas nuevas de ellos xD

    ResponderEliminar
  25. Joha! me encantó... mucho misterio!

    ResponderEliminar
  26. Atrapadisima!  Que intriga lo de los cambios, lo de "cazadora" el chico de los ojos verdes! Todo me encanto, espero el proximo capitulo :D

    ResponderEliminar