miércoles, 11 de julio de 2012

Caminos Encontrados - Capítulo 41

Hola!! Nuevo capítulo, ahora si que no queda nada :(. Besos!!

Summary: Dos almas perdidas se encuentran. ¿Será para bien o para mal?. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capítulo 41

El celeste del cielo era más celeste, el verde del follaje era más verde, los colores de las flores eran más intensos, la brisa era más cálida, el sol era más acogedor y… mi corazón, mi corazón parecía no latir.

Cerré los ojos y me estiré hacía atrás, una cama de pasto me recibió con el brazos abiertos. Sonreí en dirección al cielo, no importaba que nadie pudiera verme, estaba en paz.

- Cuando sonríes te ves hermosa

- Tu voz es hermosa

Una tímida corriente me movió el cabello dejándolo sobre mi rostro. Reí por la sensación de cosquillas que me provocó, pero no alcancé a correrlo porque fue mi esposo quien lo hizo, era como si no tuviéramos la necesidad de hablar.

- Es lindo acá

- Sí, pero…

Fruncí el ceño mientras abría los ojos. Me fascinaba este lugar pero… ¿Dónde era este lugar?, me senté mejor e inmediatamente busqué refugio en los brazos de Edward, este era el mejor lugar para estar.

- ¿Dónde estamos?

- No lo sé… y no me interesa saberlo – sus manos apretaron con fuerza mi agarré y yo solo pude recostar mi cabeza en su pecho -, mientras esté contigo nada más me importa. Además, es muy lindo acá… es perfecto

- Sí… todo esto es maravilloso

Concentré mi vista en un hermoso pajarito que estaba parado sobre una hoja que flotaba en el lago, era impresionante como su peso no resultaba ser un problema, ya que aunque era evidente que él era mucho más grande que la pequeña hoja, no se hundía. Tal parecía ser que el algo tan insípido como el peso no existía en un lugar como este. Tampoco el calor o el frio, la temperatura era perfecta, solo una suave brisa refrescante nos envolvía… todo era perfecto.

Demasiado perfecto.

Fruncí un ceño cuando sentí una puntadita en la boca de mi estomago - Edward… hay algo que…

Sentí un beso en la base de mi cuello – Estás tensa amor… deja de pensar en cosas que no tienen sentido. Estamos juntos, eso es todo lo que importa

- Pero siento como que estamos olvidando algo… a alguien – tomé sus manos que rodeaban mi vientre y las apreté mucho más

- ¿Olvidando algo?

- A alguien… - volví a posar mi vista en el pajarito pero por más esfuerzo que hiciera no podía recordar nada

En mi mente lo único verdadero es que estaba junto a Edward en este paraíso.

- Me gusta esto… el clima es perfecto

- Lo es– respiré hondo llenando mis pulmones de aire

Me apreté más contra él.

- Sabes que esto es muy perfecto para ser real… debe haber un mundo haya afuera… un mundo no tan perfecto como este y nos está esperando

Me separé para verlo mejor – Lo sé, pero…

- Vamos a seguir juntos… eso te lo aseguro

- Siempre

El agua del lago comenzó a oscilar prácticamente invitándonos a probarla y es que no hacerlo se podía considerar como un pecado. Solo me bastó un segundo para saber qué es lo que quería, me quité del agarre de Edward y me puse de pie pero llevándome a mi esposo conmigo, me costó bastante tomar su peso pero lo conseguí. Creo que su confusión por mi actitud quedó a un lado luego de que vio mi enorme sonrisa y la forma en que miré el agua.

- No tengo traje de baño

Negué y lo solté – Entonces tendremos que bañarnos desnudos – llevé mis manos al borde de mi vestido y lo saqué en un solo movimiento. No llevaba sostén así que solo me quedé con mis braguitas que bajé inmediatamente -. Entonces…. ¿Vienes?

Estiré mi mano hacía él sin recibir respuesta ya que sus manos estaban demasiado ocupadas despojándolo de sus prendas. Pese a que Edward levaba más ropa que yo estuvo desnudo en solo un par de segundo, yo aún no bajaba mi mano pero así se quedó porque mi esposo me tomó entre sus brazos y nos tiró a ambos al lago, rebotamos juntos pero no nos soltamos. El agua estaba un poquito más helada de lo que pensaba, pero eso no era nada, rápidamente conseguimos una temperatura perfecta que se acompasó al quedarnos cerquita el uno del otro. Reímos botando un poco de agua que nos había entrado a la boca, algo asqueroso lo sé, pero para nosotros, después de tanto tiempo, un poco de baba no era nada.

- Te quedo algo en el mentón, sucia

Me apuntó y yo rápidamente me limpie con agua antes de darle un golpe en la cabeza - ¡No me digas sucia! Recuerda que soy yo quien lava tus bóxers usados

- Los lava la lavadora – me sonrió -, no tú

- Soy yo quien los recoge del suelo y quien lo da vueltas para echarlos a lavar, es lo mismo

- Bueno, entonces quizás debería dejar de usarlos – sus manos, por debajo del agua tomaron mi cintura y me apegaron a su cuerpo

Estaba tan liviana que no dudé en enredar mis piernas en él, pesé a que estábamos desnudos no nos volvimos esos animales que solíamos ser. Esta vez unimos nuestros labios dejando de lado la lujuria y pensando solamente en lo maravilloso que era besar a la persona amada. Nos acariciamos sin ninguna prisa, gozando del tacto de nuestros cuerpos, de las caricias del agua y de la suave brisa que nos acompañaba, nos mantuvimos un buen tiempo solo disfrutando del sabor de la boca del otro, enredando nuestras lenguas como si ya pudiéramos volver a hacerlo, todo se mantuvo inocentemente por un momento, pero tampoco es que fuéramos de palo, el miembro de Edward comenzó a recobrar vida poco a poco hasta que me fue completamente imposible no removerme sobre él. Tenerlo duro debajo de mi era algo simplemente imposible de ignorar. No dejé sus labios, solo mordí el inferior para darnos suficiente espacio para gemir. Pensé que quizás la posición sería algo incomoda pero mi esposo no concordó conmigo, lo supe en cuando encontró un angula perfecto para entrar en mi.

Creo que en mi vida me había arqueado de esa forma, mi cabello húmedo volvió a tocar el agua pero no me dolió la espalda por el esfuerzo, el placer que estaba recibiendo era mayor a cualquier esfuerzo.

Las manos de Edward aprovecharon mi nueva posición para pasar su mano libre por entre mis pechos, no los tocó, solo me estimuló aún más.

- Eso amor… siéntelo

- ¡Edward!

Me dolió un poco más volver a mi posición inicial pero valió la pena porque fui recibida por los labios de mi esposo. Siguió embistiéndome y moviéndome sobre su miembro, sus manos ayudaban a mis caderas, debía agradecer que el agua aligerara mi peso porque o si no terminaríamos ambos con una contractura totalmente ganada.

Sentí como mi orgasmo llegaba y acompañaba al de Edward. Ya cansados nos quedamos en la misma posición, quietos y disfrutando de nosotros, de esa magnifico momento que se crea después de hacer el amor.

Cuando la brisa se volvió un poco más violenta Edward me tomó de la mano y me sacó del agua, la chaqueta de Edward estaba sobre el pasto así que ahí nos sentamos, desnudos, nada importaba estamos solos y nadie nos vería y aunque así fuera, no había mejor cosa en el mundo que estar desnuda con Edward.

- Eso fue entretenido – murmuré

- ¿Entretenido?

Rodé los ojos ante su tono tan jocoso – Sabes a lo que me refiero

- Sí lo sé amor…

Besó el tope de mi cabeza y gemí. Estar con Edward era lo único que podía pedir en esta vida.

Mi corazón que antes estaba quieto y en paz comenzó a acelerarse. Dolía. Aguanté lo más que pude pero en un momento me tuve que retorcer exageradamente, creí haber llamado la atención de Edward, pensé que me tomaría entre sus brazos y me diría algo pero me equivoqué. Con esfuerzo alcé la vista, lo vi pero él no parecía notar nada extraño en mí, me miraba como si le estuviera sonriendo y con el dolor que sé que se plasmaba en mi rostro.

Tuve que cerrar los ojos cuando imágenes de una pequeña niña se pasearon frente a mis ojos como si nada, mostrándome algo que no podía recordar. Me dolió la cabeza de forma infernal, quise tocármela pero el cuerpo ya no me respondía.

No sé como estaba, sentía aún el cuerpo de Edward junto al mío pero él seguía sin reaccionar. Los ojos se me estaban cerrando y lo único que veía era como el maravilloso paisaje se volvía blanco… un blanco casi deprimente.

.
.
.

- ¿Bella?... ¡Bella! Amor, abre los ojos…

Sentí su voz, sabía que estaba junto a mí pero los ojos me pesaban mucho, quise removerme pero tampoco sé si lo conseguí. El cuerpo me pesaba pero estaba liviano a lo vez. Inmódicamente recordé esos momentos en los que estaba durmiendo cuando era más pequeña y me despertaba sin despertarme por completo, nunca supe si eso era solo parte de un mal sueño o era de verdad, que mi cerebro estaba despierto pero mi cuerpo durmiendo.

Ahora me sentía así.

- Bella… vamos amor, abre los ojos

Pasaron otros momentos más. Sentí a más gente a mi alrededor pero la presión en mi mano no disminuyó, un poco de ruido, movimientos y sonidos extraños.

Luego todo volvió a estar en paz y otra vez esa voz.

- Amor… sé que me escuchas, abre los ojos por favor

La presión en mi mano se hizo más sensible, poco a poco comencé a ser verdaderamente consciente de lo que estaba pasando a mi alrededor. No estoy segura de cuanto me demoré pero con mucho esfuerzo conseguí abrir los ojos.

Todo blanco, eso era lo que veía, mis ojos dolieron por la luz tan intensa así que tuve que cerrarlos.

- ¡BELLA!

Los volví a abrir solo para sonreírle – Hola…

Solo fue una palabra, corta y simple pero mi garganta dolió como la mierda.

- Tranquila cariño… llamaré a la enfermera

Le sonreí sin decirle nada. Sus ojitos azules estaban rojos pero supuse que ahora era por felicidad. Poco a poco a poco comencé a recordar todo, estaba en casa con Peyton cuando me sentí mal, sé que traté de aguantarme hasta que ya no pude más, perdí el conocimiento y…

¡Oh!, mi niña.

Las maquinitas que estaban conectadas a mi comenzaron a sonar y en nada mi habitación se llenó de gente. Lo único que quería saber era donde estaba Peyton y como estaba mi bebé. Me vi tentada a mover mis manos hacia mi vientre pero no pude.

Los médicos trabajaron un poco en mi y supongo que me inyectaron algo porque de pronto todos mis miedos dejaron de ser tan graves, aún estaban ahí pero ya no me parecían el fin del mundo.

Cuando volví a enfocar mi vista ahora la vi con mayor claridad.

- Mamá…

- Tranquila bebé. Ahora todo está bien

Gemí tratando de removerme – Peyton y mi bebé…  - gemí más alto

Parecer ser que la inyección no conseguía quitarme la preocupación por mis hijos y es que el cariño de madre iba mucho más allá de lo que se pueda meter en una puta jeringa.

- Peyton está con Rose y Alice… ella está bien cariño

- Bien – asentí

- Ya todo está bien cariño… nos dijeron que ibas a despertar pero no sabíamos si sería antes de que dieras a luz

Ahora ya no me importó el dolor de mis brazos, llevé mis manos hacia mi vientre y ahí estaba, un poquito más redondito de lo que lo recordaba eso sí.

- Tuviste unas complicaciones por el estrés pero cada vez que despertabas te exaltabas tanto que tuvieron que dormirte, tu estado comenzó a ser delicado pero ahora ya estás bien… esperaban que despertaras esta semana

- ¿Cuánto…?

- Dos semanas bebé

Acarició mis cabellos relajándome un poco - ¿Por qué Peyton no está con Esme? ¿Está bien ella?

Vi a mi madre y su rostro puso una mueca bastante extraña – Pasó algo en estas semanas hija… Edward – mi corazón latió tan rápido que las maquinas volvieron a sonar, pero esta vez tomé la mano de mi madre antes de que se levantara. Necesitaba que me dijera que pasaba -, está de vuelta. James lo encontró hace seis días, no estaba bien pero ahora está mejor, Esme no se ha separado de su lado… Phil le disparó cariño

Gemí tratando de controlar las lagrimas que se agolparon en mis ojos – Maldito… lo voy a matar… cuando salga de acá…

- Ya está muerto cariño – la miré y no tenía ni la más mínima gota de compasión -, Edward lo mató… parece que tuvieron una pelea

Asentí ya mucho más relajada, ese animal no estaba más en este mundo.

Mi madre se quedó mirándome por unos segundos hasta que estalló en una carcajada para nada nerviosa, se reía con ganas y me hizo sonreír a mí.

Por un maravilloso segundo me olvide de toda la mierda. Edward estaba bien y eso era lo único que me importaba.

- ¿Qué pasa?

Negó con la cabeza y se secó una lagrima que caía por su ojo derecho – Es que… me dijeron que no te podía decir nada, que cualquier impresión fuerte podía hacerte mal pero no pude esperar ni siquiera dos segundos antes de soltarte la gran bomba que había… supongo que no sirvo para guardar secretos

- Tú me conoces – tomé su mano y le di un apretón -, sabes que me iba a hacer peor la duda que la verdad… cualquier verdad siempre es mejor a la incertidumbre… no me gusta no saber

- Lo sé… ahora será mejor que descanses… no Bella… sabes que no puedo

Estiré aún más mi labio inferior. Sí, mi madre me conoce como nadie y sabe lo que yo quería, si ella no me ayudaba encontraría la forma de hacerlo y eso si que podía terminar mal.

- Ya hice suficientemente mal al contarte todo de golpe… además aún no sé si puedes levantarte

- Hagámoslo rápido… no podré quedarme en esta cama quieta sin verlo

- Bien – suspiró -, pero espérame un poco – iba a hablar pero no me dejó -. Solo deja que me consiga una silla de ruedas, no hay forma de que puedas caminar, es peligroso para el bebé y no queremos ponerlo en peligro ¿no?

Negué inmediatamente.

- Bien… vendré en seguida

Los minutos que estuve sola fueron un verdadero infierno, sabía que mis hijos y mi esposo estaban bien pero saberlo no me bastaba, necesitaba ver a Peyton y a Edward, si no lo veía a él no iba a convencerme que por fin después de tantos meses volvía a estar a mi lado. Moví mis manos insistentemente hasta que la puerta se volvió a abrir, pensé que era mi madre pero me equivoqué… era algo mucho mejor.

Mi hija.

- ¡Mami!

Aunque corrió a mi lado no se tiró sobre mí como pensé que lo haría, se quedó a mi lado y me acarició con demasiada timidez el rostro. Las lágrimas que me estaba comiendo se me soltaron sin mi permiso, el toque de mi hija era simplemente maravilloso.

- Mami… qué bueno que despertaste… ayer fui a ver a mi papi pero aún no abre los ojitos… Oh… ¿Viste que ya volvió? Pero también estaba cansadito porque sigue con los ojitos cerrados

- Entonces…. ¿por qué no vamos a verlo? Quizás despierta cuando nos vea juntas

- ¡Sí!

Admiraba a mi hija, estaba tan feliz con todo, sé que seguramente se dio cuenta de más cosas de las que de verdad demostró pero ella ahora era feliz, yo también, ya más tarde tendría tiempo para sentarme a hablar con ella y explicarle como eran las cosas.

Mi madre llegó unos segundos después y se veía bastante compungida. No me miró a mí sino a mi hija.

- Te me escapaste pequeña… te dije que esperaras a que entráramos juntas

- Lo siento – pese a que estaba pidiendo disculpas no se notaba para nada arrepentida. Igual a mí, pensé

Vi la silla de ruedas al lado de mi madre así que inmediatamente me senté en la cama. Me costó hacerlo pero no tanto como pensé en un principio.

- Ay, Bella… si esperaras hasta mañana…

La miré y ella rodó los ojos, se acercó con la silla. Peyton se movió hacia un lado pero aún así trató de ayudarme a pararme y a sentar en la silla de ruedas. Una vez que puse mi trasero ahí lo primero que hice fue rodear mi vientre con mis manos, sí, podía estar siendo una verdadera irresponsable con esto pero ver a Edward era mi verdadera medicina.

Cuando salimos al pasillo no vi a nadie, no sabía que tan lejos estaba Edward pero era mejor que esto pasara rápido, mi corazón estaba latiendo con fuerza y mis manos estaban sudando. Pasamos las dos primeras puertas y nos detuvimos en la tercera. Alcé la vista y vi a mi madre encogerse de hombros.

- ¿Qué?... si quieres lo cambiamos a una habitación más lejana

- Entremos de una vez

Cuando la puerta se abrió lo primero que vi fue a una enorme Esme sentada al lado de la cama. Como estaba sentada mi ángulo no era bueno para ver a Edward, solo cuando nos acercamos pude verlo… parecía un bebé durmiendo.

- Oh Bella… lo siento mucho hija – se puso de pie con esfuerzo mostrando su redondo vientre -, iba a ir a verte pero me cuesta mucho dejarlo solo…

De sus ojos brotaron lagrimas que no tardó en secar – Tranquila Esme, ahora estoy bien

Tomé la mano de mi hija y miré a las dos mujeres que estaban ahí.

- ¿Les molestaría dejarnos solos?

Ellas se miraron y luego de un intercambio de palabras mentales asintieron. Antes de salirse mi madre me acercó más hacia Edward y me dejo en el lugar donde antes había estado su madre. No las vi salir pero sentí la puerta cerrarse.

- Hola amor… - acaricié sus cabellos y volví a llorar

A penas mis dedos tocaron su piel busqué la mano de mi bebé – Mami… ¿Tienes pena?

- No amor… tengo alegría… ustedes son todo lo que necesito para estar bien… ustedes y él bebé que viene en camino

- Mi hermanito está bien, yo he preguntado mucho y todos dicen que está bien

- Lo está…

Lo había sentido moverse y eso era muy buen indicio.

- Ahora solo necesitamos que tu papi despierte y estaremos completos

Los ojitos de Peyton comenzaron a llenarse de lágrimas y lo agradecí porque ya me parecía hasta increíble que con todo esto se hubiera mantenido tan tranquila, como pude la arrullé y le acaricie sus hermosos cabellos. Le hacía bien llorar, sobre todo ahora que tenía a su madre para consolarla.

- Ya mi bebé… ahora todo está bien

- Tuve miedo mami… no quiero ser huérfana

Apreté mis labios. Nunca pensé en rendirme pero ahora me daba cuenta que eso era simplemente imposible, no podría dejar nunca sola a mi hija – No digas esas cosas… tus papis son fuertes… ya viste que yo desperté rápido, papi también lo hará y ya no volverá a dejarnos solas

Sus mejillas se colorearon y se inflaron para volver a soltar otro par de lagrimas – Papi se va a enojar conmigo

- ¡No!, ¿Por qué dices eso cariño? – tiré sus cabellos hacia atrás para ver mejor su rostro. Estaba rojito

- Porque él me dijo que te cuidara pero tu te sentiste mal y te quedaste dormida por mucho tiempo

Me mordí el interior de mis mejillas para no largarme a llorar desconsoladamente. Había tratado de aguantar para que ella no me viera así pero no pude, conseguí ponerla nerviosa. Pese a que Peyton es una niña muy inteligente eso no le quitaba su inocencia y es que a los 5 años todo se ve muy distinto a como es de verdad.

La acuné como pude hasta que dejó de llorar – Tu papi no está enojado… ya verás cuando despierte que lo único que querrá será abrazarte

Con una mano tenía tomada la de Edward y con la otra acariciaba a Peyton, pocas veces se ponía tan regalona pero ahora era más que entendible que lo único que quisiera era a su madre. No me imagino yo haber estado tanto tiempo sin mis papás a esa edad.

El tiempo comenzó a volar. Estaba en una posición incómoda pero no me importaba, tenía a mis dos seres amados… a mis tres seres amados conmigo.

Cuando mis ojitos comenzaron a cerrarse sentí el tirón que estaba esperando. Conocía demasiado bien a Edward, si él era mi medicina, yo era la suya… bueno, nosotros la éramos.

Abrí los ojos rápidamente para ver como su rostro se movía en una mueca demasiado cómica. Lo miré impaciente esperando porque sus ojos verdes por fin se volvieran a posar en los míos. Pasaron un par de segundos más antes de que eso por fin pasara.

- Hola amor…

- Bella…

Aunque su sonrisa fue más mueca que nada yo sabía lo que significaba.

Por fin estábamos todos juntos.

Por fin tendríamos nuestro feliz para siempre.




___________________________

Besos, Joha!!!

36 comentarios:

  1. T.T Ahhh En el paraíso???? Nooo no puede ser...*No seas trágica Maritza*
    Han de estar de vacaciones...Sii, Vacaciones!!!

    :S Ahh quiero saber que pasará con este par!!!!!

    ResponderEliminar
  2. hummm haber recordemos bella en su casa tuvo una recaida y perdio el conocimiento ed recibio un fuerte golpe noppp ok... respira... joha solo kiere meter suspenso y lo sta logrando!! no puede acabar una historia como la de ellos de esa forma...!!!! esperemos k resulta!!

    ResponderEliminar
  3. Es el limbo!! Aun pueden volver, ese pajarito es Peyton y por ella van a volver los dos!! Juntos!!
    Mas vale XD por mi salud mental espero que sea algo así XD

    ResponderEliminar
  4. Oh dios en el mas allá sip ja ! No joha no haría eso a si que ni idea

    ResponderEliminar
  5. Andy Jime (jimebellacullensalvatore)2 de julio de 2012, 9:06

    Recapitulando Bella perdio el conocimiento, a Ed le dieron un balazo o golpe... Todo se siente perfecto... Estoy deseando y rezando q no termine asi... Tienen ya dos buenas razones para regresar; si querias tenernos en suspenso y que nos mordamos las unias y demas lo estas logrando Joha. Espero muy ansiosa este cap :-)

    ResponderEliminar
  6. rayos no pueder ser que ellos pueden estar en el mas allá ,o si.....Esperaré ansiosa...Gracias nena...

    ResponderEliminar
  7. Ok... por mi cordura... te pido por favor que no sea como me lo estoy imaginando... es imposible q esten muertos... creo ( y en realidad espero) que esten en una especie de trance o algo asi... juntos... pero q JUNTOS queden, vivitos, coleando y con una hermosa familia.... NO PUEDEN DEJAR A PEYTON SOLA!!!!!

    ResponderEliminar
  8. estan soñando o en el limbo dios respiro respiro joha me martiriza lo esta logrando me voe a relajar mejor no me martirizare mas

    ResponderEliminar
  9. Que malvaba eres Joha como que estan en el limbo y juntos que va a pasar!!! ahhhh :O

    ResponderEliminar
  10. hola k tal???
    me encanto el capitulo.. por fin parece que se acaba todo y comienza el final feliz...

    un besito y cuidate.

    ResponderEliminar
  11. Dios que hermoso!! Espero que Edward despierte sin complicaciones, ya no nos martirices mas mujer!
    Hermoso cap!

    ResponderEliminar
  12. Hola omg que susto me diste pero que bien que al final Edward desperto y ahora si a ser felices en espera del siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  13. aaaa me habias asustado!!!! que genial que ya todo este bien... espero ansiosa el siguiente cap.... muchos besos

    ResponderEliminar
  14. owwwwwwwwwwwwwww!! es hermoso hermoso HERMOSOOOOOOO! por fiin volveran a estar juntos :') espero una actualizacion pronto. Muchas graciaaaaaas!

    ResponderEliminar
  15. Awwwww me encanto, eso si, en el capi anterior me diste un susto bárbaro, pero ya esta, como dicen:"muerto el perro, se acaba la rabia", en fin, veremos como se recuperan y la venida del nuevo integrante :)

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  16. menos mal que todo parece haber salido bien, espero que las lesiones de edward no tengan consecuencias

    ResponderEliminar
  17. ahhhhhhhhhhh hermosooo capi! habla mucho de la fortaleza y el amor en familia!! x fin ed sta en kasa!!!

    ResponderEliminar
  18. omgg que hermoso capitulo!! al finnn juntoss :D eso se llama amor verdadero *.*

    att miri

    ResponderEliminar
  19. Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu Joha en realidad muy bonito capitulo me llegue a emocionar u.u se acerca el final... gracias por regalarnos el que los 2 sigan vivos y que se hayan juntado en el limbo para darse fuerza juntos... muy lindo capitulo... cuantos quedan???

    ResponderEliminar
  20. awww ke hermoso al fin estan juntos ojala ya nada los separe ojala no nos salgas con k aro se escapo pa vengarse jeje
    ya ojala todo siga bn

    ResponderEliminar
  21. Que bueno que todo a terminado bien y los 2 estan vivo!!! que se han encontado en el limbo?? o algo asi?? edward a despertado!!! que emocion la familia ya esta junta de nuevo...
    Me a dado un pena peyson cuando a dicho que no queria ser huerfana!! pobrecita, como debe haber estado esas semanas que sus padres estaban inconsientes..
    ya falta poco para que terminine no joha?? voy a extrañar a CE

    ResponderEliminar
  22. Owww cosita no me fustres mas y dales su final feliz :)

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. quiero llorar maldita sea! c: yo también quiero un final feliz feliz aunque creo que ya se acercan a él, esque han pasado por tantas cosas durante el transcurso de la historia que en verdad no puede esperar por un "y fueron felices para siempre xD". Espero con ansias el próximo capi aunque tampoco quiero que termine, como que quiero saber un poco de ese vivieron felices para siempre, si es que hay uno (eso espero)
    Chivy

    ResponderEliminar
  25. porque me haces llorar de esta manera pero te lo dejaré pasar porque ya viene un felices para siempre.

    ResponderEliminar
  26. Hola, Joha.
    Chuta que llore :c estaba entrando en pánico xD
    Oh, gosh, que hermoso *-* Amé el final del capítulo *-*' Jue' hermoso.
    En fin, Perfecto. Peyton cosita tierna.

    ResponderEliminar
  27. ohhhhh por un momento pensé ke peyton kedaria huerfana!!! pobre nena, lo ke sufrio al ver a sus papás asi, en fin me encanto , muy bueno, saludos

    ResponderEliminar
  28. Andy, (Fanfiction: JimeBellaCullenSalvatore)11 de julio de 2012, 22:46

    Bueno ya te dije mi opinion pero aun asi... hermoso el capi y si sigo llorando de lo lindo y en verdad agradezco que no los mataste :D no se que decir haha pero divino <3

    ResponderEliminar
  29. hermoso capitulo ¡¡ pense que los dos estaban muertos ¡¡¡ menos mal Bella desperto ¡¡¡ y ahora edwrad aunque aun falta muchas cosas que aclarar ¡¡¡ sobre ewdward ¡¡¡

    bybyy

    ResponderEliminar
  30. Hay que lindo capitulo Joha si que me hiciste llorar y vaya estos dos ni en el paraiso se portan bien jejejeje. Hay que lastima que ya se acerca el final me gusta demasiado esta historia y no quiero que termine....GRACIAS mi reina y besos...

    ResponderEliminar
  31. Creo que lo primero es GRACIAS JOHA... Si gracias por darnos un final feliz, xq ellos sin duda lo merecen, han pasado ya por tanto... Me encanta esta historia! En verdad es algo hermosa! Te leo pronto! Xo

    ResponderEliminar
  32. Andy, (Fanfiction: JimeBellaCullenSalvatore)12 de julio de 2012, 20:53

    Bueno ya te dije mi opinion pero aun asi... hermoso el capi y si sigo llorando de lo lindo y en verdad agradezco que no los mataste :D no se que decir haha pero divino <3

    ResponderEliminar
  33. Ah!!!! lloro!!! me encanta!!! Es simplemente divino... creo que es una idea del final excelente... es q tienen q estar juntos!!!!
    Me encanta Joha... tus historias me tienen super atrapada... te envio un besotototote....

    ResponderEliminar
  34. Ahhhh... como estuve esperando esto!!!! besos Joha!

    ResponderEliminar