lunes, 20 de agosto de 2012

Vuelve a vivir - Capítulo 22


Nuevo capítulo :)

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 22

- ¡Bella! ¡Cariño, ya llegué!... Hablé con Eleazar pero quería que tú…

Me senté de golpe en la cama cuando sentí la puerta de mi cuarto abrirse. Por más que me tapé con mis sabanas sabía que ellas no tapaban el carmín de mis mejillas. Creo que ni siquiera cuando era una adolescente pasé por un momento tan bochornoso como este, tampoco es que estuviera en muchas situaciones como esta pero que mi madre me encontrara en la cama con mi novio pasaba fácilmente como una de esas anécdotas que prefieres olvidar.

- Mamá… ¿podrías…?

Apunté a la puerta. Si ella salía en este momento del cuarto todo este asunto iba a terminar aquí, pero a Edward se le tuvo que ocurrir la idea de despertarse justo en ese momento consiguiendo que todo el asunto fuera un poquito más incomodo aún.

- Amor… recuéstate, quiero volver a hacerte el amor… ven... – rezongó mientras me tomaba de la cintura tratando de arrastrarme de vuelta a su lado

Ni siquiera pestañeé viendo la reacción de mi madre quien estaba quieta en su lugar viéndonos – Yo creo que…

Edward al escuchar su voz se sentó del golpe en la cama dejando partes de su anatomía que definitivamente no quería mostrarle a mi madre. Pese a que reaccionó rápido a cubrirse aún así estaba segura que mi mamá había visto más de lo necesario.

- Mamá… por favor – apunté a la puerta -, podría…

- Eh sí… claro, claro, claro…

Creo haber escuchado otro “claro” mientras salía de la habitación. No sé si Edward estaba nervioso o incomodo pero yo no aguanté más y antes de darme cuenta estallé en una histérica carcajada, me tiré hacia atrás chocando con la almohada y ahí seguí riéndome como si me acabara de pasar lo más cómico del mundo y no hubiera sido mi madre quien acaba de encontrarme desnuda con mi novio… y que hubiera visto desnudo a mi novio.

- No es chistoso – me giré para ver a Edward quien me miraba con el ceño fruncido y los dientes apretados -, tu madre… ella…

Apuntó a la puerta y el labio le tembló solo consiguiendo que yo me riera aún más fuerte – Es que… o me rio o lloro…

Pensé que Edward se iba a molestar un poco más pero me equivoqué, porque aunque lo hizo con mucho cuidado, dejó caer su cuerpo sobre el mío, solo dejó un poco de peso encima de mí pero el suficiente para sentir cada parte de su anatomía. Iba  decir algo pero tampoco pude, su lengua ingresó en mi boca sin siquiera pedir permiso, hubiera alegado si no fuera tan malditamente adicta a sus besos.

A quien le importaba que mi madre nos hubiera encontrado desnudos si ahora tenía a mi novio encima de mí apunto de volver a hacerme el amor.

Me aferré a sus cabellos lo mejor que pude para no perderme por completo en el enorme placer que me provocaba este hombre. Sus manos se aferraron a mi cintura y estuvo dentro de mí antes de que pudiera coordinar perfectamente lo que estaba pasando. Lo vi sentarse entre mis piernas sin salir por completo de mi interior y comenzar a embestir como un verdadero desquiciado. No me importó que no fuera para nada amoroso, me gustó tener sexo en vez de hacer el amor, además… la situación lo ameritaba.

- Edward, estoy cerca amor… ya casi…

- ¿Sí? – las venas en su cuello se marcaban exquisitamente -, entonces déjame sentirlo… déjame sentir como me aprietas…

Rodé los ojos y me aferré al cabecero de la cama - ¡EDWARD!

- ¡OH!, Bella…

Con mi interior aún tensado lo sentí derramarse por completo dentro mío, el calor de su liquido llenándome consiguió que mi clítoris volviera a endurecerse, no sé si era la situación o las hormonas del embarazo.

Mientras mi novio salía de mi yo llevé una de mis manos así mi botoncito predilecto y comencé a estimularlo. Necesitaba un segundo orgasmo con urgencia.

- ¿Qué haces?

- Yo solo… necesito un poco más… solo un poco…

Pellizqué mi clítoris consiguiendo que un sonido ronco saliera del fondo de mi garganta, estaba alcanzando ese punto nuevamente pero de un momento a otro mi mano ya no me estaba acariciando. Abrí los ojos para ver a Edward con su boca a centímetros de mi intimidad.

- Nunca… vuelvas a acariciarte si yo estoy aquí para atenderte… este coño es solo mío

Y sí, su lengua era definitivamente mil veces mejor que mis dedos, la forma en que ella entraba y salía de mi consiguió que recobrara el placer pero esta vez mucho mejor. Estallé en un orgasmo que fue consumido por completo por la boca de Edward, chupó y mordisqueó todo lo que tenía a su paso.

- Oh Edward… eso… es exquisito…

- Tu sabor es exquisito

Estuve a punto de volver a excitarme cuando lo vi lamer las comisuras de sus labios, y supongo que él supo interpretar mi mirada porque inmediatamente negó con la cabeza.

- No amor… es suficiente, tu madre está afuera y yo de verdad tengo que irme

- Sí, es verdad – me giré para ver el reloj de mi mesita que marcaba ya las 8 de la noche. Había pasado toda la tarde durmiendo -, pero si quieres puedes quedarte

- Oh amor, no sabes cómo me gustaría eso pero mañana tengo una reunión y hay unos papeles que debo estudiar y tú… - me apuntó con un dedo justo en el medio de mi nariz -, eres una excelente distracción

- Hoy no fuiste a trabajar – recordé de pronto -, de hecho creo que muchas veces no has ido a trabajar por estar conmigo Edward, no quiero que dejes de hacer tus cosas por…

- ¡Ey! – me detuvo besando castamente mis labios -, si yo elijo quedarme contigo es solamente mi elección, la de nadie más, además… por algo soy el maldito presidente, si quiero faltar un día puedo hacerlo

Suspiré llenando mis pulmones de aire en el proceso – No quiero problemas con tu familia – iba a interrumpir por lo que puse mis manos en su boca -, lo digo en serio Edward, no quiero más problemas ¿sí?

- Te aseguro que no tendré problemas

- Bien

Nos vestimos, bueno, más bien Edward se vistió porque yo solo me puse una ligera camiseta que me llegaba casi hasta a la rodilla. En cuanto mi novio estuvo listo bajamos para encontrarnos con que mi mamá ya había abierto casi todas las bolsas que dejamos en la entrada de la casa, ni siquiera me acordé de ellas después de que los labios de Edward estuvieron sobre los míos.

- Mamá…

- Oh, hija… Edward – le sonrió igual que siempre. Ni burla ni incomodidad -, estuve viendo todo lo que compraron – miró a mi novio ahora con un poco de reproche -. Supongo que tu tarjeta de crédito sufrió un poco ¿no?

- Nada que yo no haya querido Renée

Rodé los ojos y me separé de su abrazo para ir a donde mi madre había dejado los dos pequeños ositos de peluche – Me encantaron estos -. Eran solo dos peluches, algo extraños y cado uno cabía en la palma de mi mano, nada extravagante ni muy bonito, pero de alguna forma me fascinaban

- Sí, son hermosos amor – Edward me rodeó con sus brazos y depositó un beso en mi cuello. Creo que si el momento no fuera tan tierno me hubiera vuelto a excitar -. Pero ahora debo irme, ¿está bien?

Lo miré hacia atrás y asentí – Sí, ¿vienes a verme mañana?

- Ni bien salga de la oficina me tendrá acá

- Bien

Nos volvimos a besar antes de separarnos por completo. Mi madre estaba atenta a nuestro intercambio pero no dijo ni una sola palabra hasta que el ruido del motor del auto de Edward se escuchó. Recién ahí se sentó en el sofá y me invitó a acompañarla, lo hice sin siquiera dudarlo.

- Te ves feliz cariño – acarició mis cabellos y se hizo a un lado para que me recostara en su regazo. Me costó pero lo conseguí -, me gusta verte bien, te lo mereces más que nadie

- No sé si me lo merezco más que nadie pero me gusta estar feliz

- Me alegro cariño… pero… yo quería preguntarte algo

Cerré los ojos, ahora venía la parte embarazosa – Dime

- Con Edward… ¿han hablado de vivir juntos o algo? – supongo que sintió como mis músculos se tensaban porque inmediatamente comenzó a acariciarme la espalda -, no lo digo para que te sientas mal, te juro cariño que yo entiendo si es así, además, es lo más obvio, sobre todo cuando nazcan los mellizos… porque se nota que Edward ya los quiere como si fueran suyos y entiendo que no quiera estar separado de ustedes, además…

Sé que mi madre siguió hablando pero yo sinceramente no pude prestarle más atención, en mi mente se repetía su pregunta; ¿Han hablando de vivir junto?, no, la respuesta es que no lo hemos hablado, que ni siquiera se ha tocado el tema, pero ¿yo quiero?, ¡Claro que quiero!, ahora, ¿Edward quiere?, no lo sé. Y el no estar segura de que si Edward quiere o no vivir con nosotros me provocó una sensación bastante extraña en la boca del estomago.

- … así que no quiero que le des tantas vueltas al asunto, solo haz lo que tengas que hacer hija

- Lo haré – murmuré incluso sin haber escuchado todo su discurso -. Mamá – sacudí la cabeza un poco y me volví a sentar -, estoy un poco cansada, creo que me iré a acostar

- ¿Comiste algo?

- No, pero…

- Nada de peros, comeremos primero y después te acuestas

Tuve que darle la razón porque la tenía así que entre las dos preparamos la cena y la comimos, antes de las 10 de la noche estuve acostada entre las sabanas impregnadas con el olor a Edward. Pareciera que lo llamé con el poder de mis pensamientos porque mi celular sonó casi en el instante.

Sueña conmigo y cuida a nuestros bebés amor. Nos vemos mañana.

Te amo, Edward.

Cerré el mensaje de texto y volví a inhalar una vez más el aroman grabado en mi cama antes de conciliar por completo el sueño.

.
.
.

Mientras acomodaba el último osito de peluche en la estantería que desocupé de mi cuarto el timbre comenzó a sonar, le hubiera pedido a mi madre que fuera a abrir pero recordé que estaba sola por lo que tuve que dejar lo que estaba haciendo e ir yo misma. Aún era un poco temprano para que fuera Edward pero podía apostar a que mi novio se había ido antes del trabajo para venir a verme, tendría que hablar con él sobre ese asunto, no me gustaba que descuidara sus cosas por mí.

Para cuando llegué a la puerta ya tenía listo me discurso pero tuve que cambiarlo peor no era Edward quien estaba detrás de ella.

- Hola Bella

- Alec… - lo quedé mirando fijamente, solo después de unos segundo de tenerlo parado en la puerta atiné a algo -, lo siento, ¿quieres entrara?

- Gracias

Alec pasó por mi lado y llegó hasta la sala en donde tomó asiento en el sofá de un solo cuerpo, yo cerré la puerta y lo imité tomando asiento en el sofá que estaba frente al suyo.

- Te traje algo – se levantó y dejó sobre mi regazo una bolsita de regalo -, ayer me encontré con Eleazar y me comentó que esperar mellizos, lamento la indiscreción pero yo insistí mucho

Moví la cabeza hacía todos lados – No te preocupes, está bien

Abrí la bolsita de regalo para encontrarme con dos peluches muy similares a los que había comprado Edward, estos solo en vez de ser ositos eran perritos, una perrita y un perrito a juego. Eran hermosos. Los contemplé por un segundo buscando que decir o esperando que Alec dijera algo pero ninguno abría la boca para nada, esperé un segundo más antes de atreverme a hablar.

- Muchas gracias, de verdad – alcé los ositos de peluches para mostrarle que es lo que agradecía y también para tapar un poco mi rostro -, ha sido un muy lindo gesto

Los volví a dejar en mi regazó y los contemplé por un momento. No sabía cómo seguir ahora, el momento era incomodo y ninguno de los dos decía una sola palabra más. Creo que ya estaba a punto de rendirme cuando lo sentí agacharse frente a mí, solo ahí levanté mi rostro para poder verlo con claridad, sus ojitos me miraban con tal ternura que sonreí sin siquiera proponérmelo.

- No quiero causarte problemas pero yo… quería pedirte un favor

Asentí, ahora clavando mis ojos en mis manos que se encontraban entre las suyas. Apretó un poco el agarré ante mi respuesta afirmativa.

- No me alejes – volví a mirarlo pero ahora fijamente. Creo que ni siquiera pestañé, quería ver cada expresión de su rostro -, no me mires así Bella… eso es todo lo que te pido, que no me alejes… yo sé que puedo traerte problemas pero quiero estar a tu lado, quiero ser para ti lo que tú necesites

Di un respingo cuando tocó mi vientre. No porque me molestara exactamente sino porque me sorprendió mucho su gesto – Alec… - como si nos hubiéramos coordinado el timbre de la casa sonó justo en ese momento, me solté del agarré de mi amigo y me puse de pie -, perdóname un segundo

Cuando le di la espalda a Alec acaricié mi vientre, tenía esa absurda necesidad de calmar a mis bebés cuando no estaban siquiera alterados. Menos tensa llegué a la puerta.

- Hola amor – no me moví cuando Edward me besó ni pasó a mi lado, menos me moví cuando escuché su gruñido.

Supuse que había visto a Alec sentado en el sofá de mi sala.

Cerré la puerta y respiré hondo antes de seguirlo, Alec estaba de pie ofreciéndole su mano a Edward, por un momento pensé que él no la tomaría pero lo hizo, quizás la sacudió con un poco más de fuerza pero por lo menos no dijo nada.

- ¿Quieren tomar algo? – aunque mi voz salió dudosa rogué por cortar un poco el mal ambiente

- No Bella, gracias

- Yo tampoco quiero nada amor – Edward tomó asiento en donde estaba yo sentada antes

- Bien, entonces…

Me quedé parada en medio de la sala esperando que hacer. Alec tomó esa decisión por mí cuando se me acercó.

- Yo ya me voy, la verdad es que solo quería asegurarme que seguimos siendo amigos y además, felicitarte por la doble buena noticia – esta vez cuando tocó mi vientre no me exalté tanto. Solo le sonreí -. Tu puesto te está esperando Bella, así que puedes volver al trabajo en cuanto te sientas preparada

- Muchas gracias Alec pero yo no…

Él movió su cabeza hacia ambos lado y apretó su agarre de mis manos – No estudiaste tantos años para nada ¿no?, yo sé que amas la medicina así que cuando necesites volver al trabajo solo debes avisármelo ¿está bien?

- Muchas gracias – asentí ahora yo intensificando el agarre. Alec era de verdad un muy buen hombre

- Cuídate y cuídalos – se me acercó y dejó un beso en mi mejilla, luego se giró hacia Edward -, fue un gusto volverte a ver Edward… quizás otro día tengamos tiempo para hablar mejor

- Por supuesto – él asintió

- Adiós

- Adiós Alec

Le abrí la puerta y esperé hasta que se alejó un par de pasos para cerrarla y volver a sala, no quería pelear con Edward pero pensé que eso sería imposible en cuanto lo vi sosteniendo los dos perritos de peluche que me acaba de regalar Alec.

Bufé y me hice el ánimo antes de tomar asiento a su lado - ¿Los trajo él?

- Sí

- Están muy lindo, fue un lindo gesto de su parte

Fruncí el ceño pero le di la razón – Sí que lo fue, dice que se encontró con Eleazar y que él le dijo que serian mellizos así que vino a felicitarme

- ¿Solo a eso?

Por fin pude verle el rostro pero no estaba serio como yo pensaba, al contrario, estaba un poco melancólico. Suspiré y acaricie mi vientre para darme ánimos antes de contestarle, no quería mentirle pero estaba la posibilidad de que mi sinceridad no le gustara en nada.

- No, él también me dijo que quería estar a mi lado, como mi amigo por supuesto – aclaré lo último rápidamente para que no se prestara para malos entendidos

- ¿Y tú que le dijiste?

- Nada – me encogí de hombros –, no alancé a decirle nada porque justo llegaste tú

Edward tomó mis manos y jugó con ellas por un momento antes de alzarlas y darles un beso - ¿Tú qué quieres amor? ¿Quieres seguirlo viendo?... como tu amigo

- Alec me cae muy bien y hay una parte en él que admiro mucho, él es tan joven y a logrado tanto en la medicina y yo… de verdad me gustaría que siguiera siendo mi amigo. Pero no quiero pelear contigo Edward y entiendo muy bien que él no cae del todo bien, yo misma siento apatía por Rosalie y sé que te has alejado de ello así que lo mínimo que puedo hacer es alejarme de él si tú así lo quieres

- No quiero eso amor – me acarició el rostro de una forma muy tierna -, yo solo… tengo que aprender a controlar mis celos. Nada más

- ¿De verdad? – el pecho se me llenó de alegría, no solo por Alec sino porque sabía que Edward estaba haciendo un enorme esfuerzo por mí, una vez más

Sí, sé muy bien que el tener un amigo no podía considerarse como algo malo peor entendía muy bien que Edward no quisiera que fuera así y ya era tanto lo que él estaba cediendo por mí que lo hiciera de nuevo solo me confirmó el maravilloso hombre que era. Ahora solo me falta a mi ceder un poco más.

- Ven acá amor – me apegó a su pecho y me rodeó con sus brazos para después dejar un beso en mis cabellos -, quiero que siempre te sientas libre de decirme cuando quieres algo, que sepas que conmigo puedes hablar lo que sea aunque sientas que eso pueda llegar a molestarme

Me aferré a su camisa para encontrar un mejor apoyo – Tú también amor – lo miré hacia arriba -, siempre puedes confiar en mí, ¿lo sabes cierto?

- Claro que lo sé

Cuando sus labios reposaron en los míos volví a sentirme en casa y pude respirar mejor. Pero de pronto recordé sus palabras y me di cuenta que desde ayer había algo que quería decirle, más bien preguntarle.

- Bueno, ahora que lo pienso hay algo de que quiero hablarte Edward

- Dime amor – su voz salió un poco amortiguada porque sus labios aún estaban sobre mi cabello

Cerré los ojos y me di animo antes de soltar mi pregunta - ¿Alguna vez has pensando en que vivamos juntos?... ¿Los cuatro?




________________________

Besos, Joha!!

29 comentarios:

  1. hola k tal??
    uy ahora q ahora que pasara jajaja y que peticion mas rara le hace alec.. no le entiendo...

    un besito y cuidate.

    ResponderEliminar
  2. mierdaaa empiezan los problemas?? aghhh nume gusta alec ¬¬

    ResponderEliminar
  3. Esto se pone interesante, me encanta Edward marcando su terreno jaja ♥_♥

    ResponderEliminar
  4. ohhh problemas llegaron, me gusta jejjejj me encanta el drama :)

    ResponderEliminar
  5. RAYOS AHORA SI SE ARMO LA GRANDE ,PROBLEMAS??????

    ResponderEliminar
  6. holaa ufff edward se pondraa celosoo y furiosoo ahhhhhhhhhhhh llegarann los problemasss y alec buenoo sus palabrass mmmm no me gustaronn muchoo que se busque otra mujer jaajaj! me encanto el adelantooo estoy ansiosaa por leer el capi completoo!! besos!

    ResponderEliminar
  7. matarlo!! y ponerse muy celoso empezaron los problemas y estaban tan felices con sus piriguines!! no seas mala y mata a alec jajJaja . sube el cap. completo lo estaré esperando con ansias...
    cuídate y un beso!

    ResponderEliminar
  8. Jaja... con lo celoso que es edward!!! Me encanto el adelanto, quiero leer el capitulo ya!! Por cierto me he dado cuenta que hay un error de ortografia en la parte donde cuentas de que va la historia pone que tiene unA novio... por si acaso.
    Saludos y sigue asi!!

    ResponderEliminar
  9. Edward nene confia en Bella... espero que por esta tonteria no se distancien porfa Joha no hagas que se separen... ya quiero el cap completo...

    ResponderEliminar
  10. modo celoso edward entra en accion!!!! jajaja Alec va a causar problemas!!!

    ResponderEliminar
  11. primero creo que ba a estallar en colera con alec segundo que no se vaya a enfadar con bella que confie en ella por que lo quiere a el. besos

    ResponderEliminar
  12. se lo dijo!!!! dios ya quiero el próximo cap!!!!! este fic esta intenso!!!!!! ed es un celoso, hermoso y ardiente handsome men!!!!!alec lo puso loco una vez!!!, pero si este amigo se mantiene al limite creo q el lo podrá tolerar!!! eso espero!!!! vivirán juntos!!!! si!!!! así debe de ser!!!! una familia no???? besos y te leo en el próximo cap!!!

    ResponderEliminar
  13. ainsssssssss como mierda puede ser tan lindoooooooo y dios que pregunta es esa mujer?? jajajajaj quiero massssssssssssss

    ResponderEliminar
  14. aiiiiiiiiiiins!! como lo cortas asiii°°

    mas lindo ese Eddy inseguro XDD

    me encanto como siempre!!

    GRacias!!

    ResponderEliminar
  15. Jaja renee los enckontrooo!!!! muy lindo cap y sobretodo m encanto cuando ed le dijo ke era cuestion d controlar sus celos. amo aeste hombre.

    ResponderEliminar
  16. Jaja renee los enckontrooo!!!! muy lindo cap y sobretodo m encanto cuando ed le dijo ke era cuestion d controlar sus celos. amo aeste hombre.

    ResponderEliminar
  17. Que bueno que edward esta controlando sus celos porque eso no le hace bien a Bella en su estado ojala diga que si Edward para que vivan los 4 juntos muy lindo capitulo y chistoso a la vez porque fueron pillados por rene... :D

    ResponderEliminar
  18. SIIII que lindo Edward ya hasta no es un celoso empedernido jejeje seguro que va a brincar de felicidad por lo que le dijo bella de que si ha pensado en vivir juntos estoy segura que si gracias johita como siempre te quedó super el capi...besos reina

    ResponderEliminar
  19. A pillados por renne jajaaj me causo mucha graciass!!! Y edward está controlando sus celos bien aunque le cuesta mucho pero lo hace por que está perdidamente enamorado de bella!!! Ahhhh que le contestaraa por dioss Sii vivir juntos haber que pasa en el que siguee!!! Besos!!!

    ResponderEliminar
  20. hola k tak??
    vaya pillada jajaj que vergunez, la verdad esq da un poco de cosa q tu propia madre te pille asi jajajaja.
    cada dia adora mas a edward me encanta como se esta comportando con bella... y bueno a esperar cual sera la respuesta de edward...

    exelente capitulo

    un besito y cuidate.

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja , morí con lo de "pillados" , no podría ver a mi mamá a la cara por un buen tiempo! Uhuu otra cosa , ojalá nazcan luego los bebées , para ver a Edward papacito jijiji , bueeno me deespido , cuídate :)

    ResponderEliminar
  22. hola, lindo capitulo, pero edward estara preparado para tal envergadura de compromiso mmmm, la verdad tengo algunas dudas ahora solo queda esperar el siguiente q estes bien byeee

    ResponderEliminar
  23. Ains... Edward realmente esta haciendo su mejor esfuerzo en complacer a Bella y llevar las cosas por la paz....

    ResponderEliminar
  24. Yo me muero de la pena no se como a estos les quedo ganas de tener sexo...
    mmmm Alec se tramara algo? No me da buena espina o sera q tengo la mente muy cochabrosa?

    y Edward. Oh, Edward! Porque eres tan lindo y porq no existes? Es tan imperfectamente perfecto!
    Yo creo q le dice q si quiere vivir con ella...o sera q le da miedo? Espero q no.

    ResponderEliminar
  25. Aww quedaron pillados jajaja me encanto esa parte y que tiernos y sexy son :)) por otro lado me desconcierta un poco Alec, esta enamorado de Bella no? dudo mucho que se conforme con el plan amigo, no se, y me parecio muy lindo que Edward este tratando de controlar sus celos, el esta haciendo un gran esfuerzo por cambiar y todo por amor a Bella y los bebes , en fin ya veremos que le contesta a ella al respecto yo si pienso que eso es lo que quiere los temores son pues, el no hacerlo bien y dejarse dominar por sus defectos y vicios ,pero es divinooo , gracias por el capi nena cada vez me engancho mas a esta historia .super abrazo ..

    ResponderEliminar
  26. JOHAAAAAAAAAAAAAAAAA MALAAAAAAAAAAAAA... PORQUE MICHI NOS DEJAS ASIII PORFA PRONTO EL PROXIMO CAP. ok estoy segura que mi madre hubiera reaccionado de otra manera si me encuentra con mi novio en mi cama... lo bueno es que existe el cerrojo por dentro jijijij...

    ResponderEliminar
  27. menos mal que edward ha sabido cntrolarse y no le ha armado a bella un escándalo al encontrar a alec en u casa, sólo espero que de verdad sólo tenga buenas intenciones y no la líe...
    estoy segura que edward dirá que sí a lo de vivir juuntos, es lo más normal teniendo en cuenta lo loco que stá por ella

    ResponderEliminar
  28. modo celoso off!! edward esta cambiando, todo por bella LO AMO!!!! Rennee es lo mas, creo que muy pocas madres reaccionarian como si nada, la mia me mata jaja
    Nooo por que nos dejas asi!!!! si que le diga que si!!!! Edward va a estar super feliz!!

    ResponderEliminar
  29. haaaaaaa como nos dejas asi con este final que pregunta??? nos dejas con la incognita aunque yo creo que le dira que si !!!

    ResponderEliminar