sábado, 30 de octubre de 2010

Mirame otra vez - Capitulo 8


Otro capitulo mas, mañana domingo publicare el ONE de Halloween y no se si alcanzo a publicar uno de Casi Angeles a pedido de mi amigo Cris.

Summary: ¿Edward quería una zorra?. Una zorra le iba a dar. Todos van a van a saber quien es Isabella Swan. Van a tener que mirarme otra vez a partir de mañana. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 8


- Bueno – Bree se sentó en su cama, la que siempre usaba cuando se quedaba en la casa de Edward – cuéntame todo

- Bien – me senté a su lado – todo comenzó en mi cumpleaños

- Buen regalo – se burlo sonriendo

- Déjame hablar – la regañe

- Ese día me acosté con Edward pero – respire hondo antes de continuar – no todo fue como yo soñé… yo pensé que el me amaba como yo pero…

- Solo fue sexo para él – bufo molesta y se acomodo mejor cruzando sus piernas a lo indio


- Y bueno, Riley ha estado ahí para mi y la verdad es que me ha dado cuenta de lo mucho que me estaba perdiendo o sea – también me acomode mejor – Edward fue mi primer amor pero no me podía quedar pegada en él… además, prefiero tenerlo como amigo a arriesgarme que algo salga mal y perderlo para siempre

- Pero lo sigues amando – afirmo

- Siempre lo voy a querer – me toque con una mano el corazón – tiene un lugar en mi corazón que nadie va a ocupar nunca, es mi mejor amigo

- O sea…

- O sea que lo amo pero ya no como antes – me encogí de hombros – quizás siempre lo vi como el único hombre de mi vida y por eso lo idealice tanto pero Riley – me puse un almohadón en el rostro – es todo un amor… se porta muy bien conmigo

- Pero a él no lo amas

- Pero lo quiero mucho – la contradije riendo – y hoy veré que tan bueno es en la cama

- Bella – Bree tomo mis manos entre las suyas – solo ten cuidado, esta bien que pruebes para que así cuando te decidas por alguien estarás segurísima

- Bien, gracias amiga – me tire para abrazarla y caímos acostadas sobre la cama

Nos quedamos riendo unos minutos hasta que la puerta siendo abierta nos interrumpió.

- Mi madre dice que bajen a comer

Solo escuche la voz de Edward porque cuando me gire ya no estaba, mire a Bree y ella solo rodó los ojos.

Antes de que se fuera Bree las cosas entre ellos eran tensas pero ahora ya estaban pasando de castaño oscuro y ya no era la curiosidad de saber el porque de su enojo, ahora era una necesidad por mi salud mental, estos desplantes de Edward estaban afectándome mucho.

- Menos mal que bajan – se rió Esme que estaba dejando una bandeja con carne en la mesa – ya es momento de comer

- Las amigas estaban poniéndose al día – se burlo Edward con ahora un poco mas de humor en su voz

- Si – hablo Bree mientras pasaba uno de sus brazos por mi hombros – había muchas cosas de mujeres – le dio una fugaz mirada a Edward – que hablar

- Extrañaba a mi amiga – hable yo

- Yo soy tu amigo – susurro Edward pero lo alcance a escuchar

- Lo se – me acerque a él y lo apreté en un fuerte abrazo – y te quiero mas – le susurre al oído

Nos sentamos a comer, Carlisle estaba de turno en el hospital así que solo fuimos nosotros cuatro.

- Así que Aro llega mañana – comentó Esme

- Si – hablo Bree – papá no se vino conmigo porque aun le quedaban unas cosas por arreglar… ya compro una casa

- Sabe que no es necesario – movió la cabeza negando Esme – Aro es hermano de Carlisle, corresponde que se queden acá… sobre todo si son solo ustedes dos

- Tranquila Esme – le resto importancia mi amiga – sabes que ahora venimos para quedarnos y papá cree mas conveniente tener su propia casa – se encogió de hombros – total en algo tiene que gastar el dinero que le deje el abuelo Marco

- Podría comprarse otra hija por ejemplo – volvió a hablar bajito Edward

- ¡Edward! – lo reto Esme

- Tranquila Esme, el abuelo Marco le dejo la misma cantidad a Carlisle y quizás él también piense en cambiar de hijo

Mi amiga hablo de tan forma que todos comenzamos a reír.

Luego de comer me excuse para irme a mi casa, tenia que prepararme para mi cita con Riley, Bree quiso acompañarme para ayudarme a escoger mi vestuario.

- ¡Vaya! – fue lo primero que dijo mi amiga cuando vio mi closet

- Sip – recalque la p – mi madre me ha ayudado mucho en esto

- Renné es grosa

- Lo es – me reí mientras ella sacaba y sacaba cosas de dentro

- Listo – mire el desorden y sobre la montaña de ropa había un conjunto de ropa interior de encaje negro con un porta ligas

- Esto es – lo tome en mis manos – muy sexy

- Si y veo que Renné lo compro recién porque aun estaba en la bolsa… ahora – me arrebato la ropa de mis manos – ve a bañarte que yo busco la ropa

Me bañe lentamente y me depile con mucho cuidado, ahora si que iba a haber mas que sexo oral y quería darle una muy buena impresión a Riley.

No me demore mucho, cuando termine salí y mi cuarto volvió a estar ordenado, solo estaba la ropa que iba a utilizar.

- Riley llegara en medio hora – hablo Bree mientras rebuscaba en los cajones de mi cómoda

- ¿Cómo lo sabes? – me puse la ropa interior aun con la toalla puesta, mi pudor era algo que aun me quedaba

- Porque te mando un mensaje de texto – tomo el celular y fijo su vista en el – “Bells, en media hora estaré ahí para hacerte gritar como nunca. Besos Riley”

Me reí por la voz que puso mi amiga, entre osca y caliente, pronto ella se unió a mis risas y así termine de vestirme.

Para esta ocasión me había elegido un sencillo vestido verde, me llagaba un poco mas arriba de la rodilla y tenia un escote que solo insinuaba lo necesario, para acompañar eligió unos precios Manolo negros con los bordes verde, los accesorios era pocos, solo una pulsera y unos pequeños aros.

- No te elegí collar para que no perdieras – hablo

- ¿Cómo?

- Ya sabes – se encogió de hombros – cuando lo estés montando ni te acordaras de los accesorios

- Bree – me reí mientras intentaba terminar de maquillarme

En unos minutos mas estuve totalmente lista, así que baje para esperar a Riley.

- Te ves hermosa – me alabo mi amiga

- Gracias – le sonreí justo cuando sonaba el timbre

- Ve por él zorra – me dio una palmadita en el trasero y se fue a la cocina a esconderse

- ¡Hola! – abrí la puerta de golpe

- Hola preciosa – se me acerco y me dio un beso en la mejilla

- Tu estas muy guapo – lo escanee bien y la verdad es que estaba muy sexy

- ¿Nos vamos? – me puso su brazo para que lo tomara y no dude ni un segundo en hacerlo

- ¿A dónde vamos? – le pregunte cuando ya íbamos en camino

- Sorpresa

Riley manejo hasta Port Ángeles, cuando llegamos allá aparco en el mejor hotel que había, yo no había venido nunca pero si se que mis padres pasaron su ultimo aniversario acá porque no pudieron salir de la ciudad por mas días.

- Hola – saludo Riley a la recepcionista – tengo una reserva

La zorra no demoro en darle la tarjeta de nuestra habitación, eso si antes se aseguro de mostrar sus usados pechos a mi acompañante.

- ¡Zorra! – bufe cuando estábamos en el ascensor

- ¿Celosa? – paso un brazo por mis hombros – no tienes porque – lo mire casi asesinamente – total sabes muy bien con quien estaré esta noche

- Ahh – me solté de su agarre – ni siquiera una cena o algo… eres igual a todos

Me cruce de brazos bastante mosqueada y ni siquiera sabia de que.

- Vamos – mire a Riley y tenia una sonrisa plantada en su rostro

Metió la tarjeta en la puerta y lo que vi me dejo completamente anonadada.

- Por supuesto que no quiero llegar y follar – me abrazo desde atrás mientras yi aun estaba mirando todo embelesada – si fuera así ya habría pasado

- Esto es… - no encontré palabras para describir nada

- Supongo entonces que te gusto

- Supones bien

Me gire y casi me devoré sus labios, la habitación estaba completamente decorada, había pétalos de rosas por todos lados, velas prendidas y una mesa con la cena, en otra mesa había una botella de champaña en un cubo con hielo y un bol con muchas fresas.

Todo de la forma romántica cliché, pero de la forma en que muchas soñamos como a definición romántica de una noche de pasión.

- Me encantaría hacer el amor contigo… pero lo que pase estará bien – me susurro cuando dejamos de besarnos

- Si antes tenia ganas de estar contigo ahora no te imaginas cuanto lo deseo

Nos volvimos a besar pero esta vez de una manera demandante, necesitaba sentirlo mas cerca asi que pase una de mis piernas en forma de gancho para acercarlo más a mi, él me tomo desde mi trasero y me apego a su ya viva erección.

- Dios – bajo su boca por mi cuello – no sabes hace cuanto tiempo que espero esto

- Me lo imagino – conteste con los ojos cerrados, solo disfrutando de sus caricias

- No… no te lo imaginas – se separo un poco de mi para mirarme directo a los ojos

- Riley…

- Bella – puso un dedo en mis labios – hace mucho que me gustas… es verdad… no tienes idea cuanto te deseaba antes de que me atreviera a hablarte y ahora que te tengo aquí conmigo es como si mis sueños se hicieran realidad… Bella yo…

- Shuuu – puse yo ahora uno de mis dedos en sus labios – no digas algo que después te puedes arrepentir

- No me arrepentiré – sonrió – pero no diré nada que pueda incomodarte… aunque – tomo una de mis manos y la llevo a su corazón – se que sabes lo que iba a decir

No supe que contestar así que solo atine a volver a besarlo.

Esta vez el beso fue lento y con mucho cariño, pero rápidamente se volvió más fogoso, ambos estábamos ya ardiendo así que la ropa comenzó a sobrar en nuestos caminos, nos desvestimos sin despegar nuestras manos ni nuestros labios del cuerpo del otro.

- Bella – mordió el lóbulo de mi oreja – eres hermosa

De pronto tuve un flash de Edward pero rápidamente lo deseche, este no era momento de pensar en mi mejor amigo.

Mas pronto de lo que me imagine estuve acostado sobre la cama con Riley sobre de mi, ambos desnudos y con las manos mas desesperadas que nunca, él llevo dos de sus dedos hasta mi intimidad.

- Estas muy mojada

Le sonreí por preocuparse de que estuviera lo suficientemente lubricada para que no me doliera, y es que no necesitaba que me dijera ni una palabra para saber cuales eran sus intenciones.

- Riley – chille y me apegué a su cuerpo cuando movió los dedos – ahí!!!!

- Mmm nena… pronto sentirás algo mejor

Estiro su mano hasta el velados de donde saco un condón y se lo puso.

- Riley – lleve mis manos a mis pechos y los masajee un poco, se estaba demorando mucho – te necesito – me removí algo inquieta en mi posición

- Ya voy cariño – volvió a ponerse sobre mi cuerpo pero no dejo caer ni un solo gramo de su peso en mi

Esta vez fui mas rápida y rodee sus caderas con mis piernas creando una exquisita fricción entre nuestros sexo.

- ¿Estas segura? – lo vi estaba realmente preocupado

- Por supuesto

Lleve mi mano hasta nuestros sexos y yo misma me metí su gran pene en mi interior, era una sensación exquisita, trate con todas mis fuerzas no compararlo con Edward pero fue imposible, una parte de mi lo hacia.

Me concentre en disfrutar, cosa que no fue difícil gracias a Riley.

- Oh Bella… siempre soné con esto… contigo y…. ¡OH! – aumento considerablemente el ritmo de sus embestidas

- ¡Riley! – chille y enterré mis uñas en su espalda

El orgasmo no demoro en alcanzarnos a ambos, cayo rendido sobre mi cuerpo pero rápidamente rodó hacia un lado y me atrajo a él.

- No comimos la cena – habló

- Más tarde

Me acurruque a su pecho y pronto deje de tener conciencia sobre el resto del mundo.


_____________

Besos, Joha!

4 comentarios:

  1. Ahora vienen las comparaciones, que ya sabemos que son odiosas. Encima soy pro Edward y, aunque es sumamente cabrón en esta historia, estoy convencida que tiene su porqué, así que seguiré apostando por él y ... QUIERO QUE ESTÉN JUNTOS!!! más que nada para que no sufra él.
    Besazos, Joha y, como verás, entré por una historia y me voy, de momento con otra, asís que empezaré a leer las otras a ver si me llevo más gratas sorpresas

    ResponderEliminar
  2. por queeee?? yo pense que bella no se atreveria a llegar a mas con riley, pero lo hizo, hasta ahi llego mi apoyo, hasta imagine como de un modo u otro edward hacia algo para interrumpir la cit pero no y la llegada del tio aro no se tengo mala espina, cuidate que estes bien joha.

    ResponderEliminar
  3. por queeee?? yo pense que bella no se atreveria a llegar a mas con riley, pero lo hizo, hasta ahi llego mi apoyo, hasta imagine como de un modo u otro edward hacia algo para interrumpir la cit pero no y la llegada del tio aro no se tengo mala espina, cuidate que estes bien joha.

    ResponderEliminar
  4. por queeee?? yo pense que bella no se atreveria a llegar a mas con riley, pero lo hizo, hasta ahi llego mi apoyo, hasta imagine como de un modo u otro edward hacia algo para interrumpir la cit pero no y la llegada del tio aro no se tengo mala espina, cuidate que estes bien joha.

    ResponderEliminar