jueves, 4 de noviembre de 2010

Sexcall ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 7


Nuevo capitulo, espero que lo disfruten.

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.
Capitulo 7

Bella POV

Decir que nunca me habían besado era una exageración, pero decir que nunca me había mojado con un beso no lo era, el solo hecho de sentir la lengua de mi amigo jugando y masajeando la mía casi hizo como me corriera, pero creo que eso es normal, sobre todo cuando mi amigo tiene mas experiencia que Hyu Hefner, pero en fin, puedo dar firmado que esta ha sido el mejor beso de mi vida, aunque no entienda los motivos, creo que pronto los sabre, pero ahora solo me preocupo de que esa lengua no deje mi boca… y esto me lleva a preguntarme.

¿Qué más podría hacer esa lengua?


- Lo siento – la voz entrecortada de Edward me mostró que ya había acabo semejante experiencia

- ¿Qué…? – juro que sabia la pregunta pero no pude formularla, pero me lleve la mano a boca en un intento de resguardar el ardor y el sabor y también de indicarle a mi amigo a que me refería con mi pregunta no formulada

- Yo… - se paso una mano por su desordenado cabello, hasta ahí todo bien, ese era un gesto con normal en él, pero no miento cuando digo que en este poco tiempo lo he aprendido a conocer mucho y vi en sus ojos algo mas, algo que me costo interpretar – perdón yo…

- Tranquilo – puse una mano en su hombro y le di una calida sonrisa para animarlo a hablar, sabia que había una explicación, quizás me confundió con alguien mas y estaba tan caliente que no se fijo que solo era yo, después de todo los hombres acostumbran a liberar su libido en cualquier cosa con vagina… aunque a algunos les sirven los penes también… en fin, ese no es el caso, solo se que Edward tiene una explicación, cuando vi su rostro me percate de un deje de miedo en ellos y me comencé a asustar – te escucho – fruncí el ceño ya algo mas preocupada

- Ven – me tomo de la mano y me introdujo en su oficina

Reconozco que me asusto mas que un poco el verlo tan desconcertado, quizás se dio cuenta de lo mal que beso y no quiere hacerme sentir mal, pero ese no es suficiente motivo para explicar semejante rostro afligido.

- Bella – se sentó junto a mi en el sofá – no quise besarte

- Lo se – le sonreí lo mas tranquila posible, aunque sabia que era así, no deja de herir un poco mi orgullo de mujer

- Si… pero es que Alice… ella me esta volviendo loco – escondió su rostro entre sus manos, definitivamente estaba afligido – y yo… no se – me miro con esos ojitos tan dulces y profundos que tiene – lo siento… pero la vi y pensé que…

- Que así te dejaría tranquilo – y era más que obvio que la explicación era algo así

- Exacto – ahora si había una sonrisa de esas de él que tanto amo – por eso eres… - se detuvo un momento y frunció el ceño – mi mejor amiga – lo ultimo lo dijo muy bajo

- Obvio que somos amigos… para eso estamos – volví a apoyar mi mano en su hombro

- Gracias – suspiró y bostezo involuntariamente, lo supe por el delicado tono carmín que tomaron sus mejillas

- Tienes sueño – no pregunte

- Si… anoche me quede revisando unos papeles – volvió a bostezar – lo siento

- No importa – me corrí bien al extremo del sofá – ven – le indique que se acostara – duerme… yo velo tus sueños – y así lo sentí envolverse en el mundo de las ovejitas contados de sueños

Edward POV

Decir que no sentí nada con el beso de Bella era mas negra de las blasfemias, decir que solo sentí un enorme calentón, seguía siendo mentira, decir que removió algo en mi que creí dormido, eso si se estaba acercando a la verdad. Desde pequeño me hice una promesa, saldría con muchas chicas, tendría sexo hasta que se me durmiera la polla de tanta actividad, pero el día que encontrara a la chica ideal dejaría todo atrás, y siempre supe la forma de encontrarla, un beso, el sexo el fácil, se hace, pero un beso es la previa, hay pasión o no la hay, hay amor o no lo hay, y lo que asusto con el beso de mi amiga, es que no solo hubo pasión, o sea soy hombre con un Eddie siempre listo, era obvio que pasión hay si mi amiga esta para follarla hasta cansarse, pero es mi amiga, lo preocupante es que sentí amor, sentí esas ganas de ser el único que enrollara su lengua con la suya, el único que la hiciera emitir esos jadeos, el único cabello en el enredara sus manos, en fin… el único para follarla y amarla por toda la eternidad.

En resumidas cuentas, se terminaron mis días de joda, había encontrado a la mujer de mi vida y era nada mas ni nadie menos que mi amiga Bella.

Cuando me indico sus piernas para apoyar mi cabeza y descansa, no pensó en su inocente mente, y eso es otra cosa, me enciende aun mas saber que es virgen, ¡Dios! Muero por romper esa barrera y quedarme a vivir… en fin, al poner mi cabeza tan cerca de su gloria solo pensé en hacerle el mejor oral de su vida y darle su primer orgasmo, para depuse cojerla… no… rectifico… hacerle el amor hasta que no podamos mas, pero como soy un caballero me quede quietito, cruce disimuladamente mis piernas, de alguna forma tenia que esconder al enorme dragón que quería salir a jugar por lugares desconocidos, supiere y trate de conciliar el sueño, no se bien cuanto había pasado, pero de pronto sentí unos dedos enredaron en mi cabello y masajeándolo de manera muy agradable.

Quise pensar en cosas desagradables pero la idea de tomar a Bella era mas fuerte, mantuve mis ojos cerrados para dar la idea de estar durmiendo, pero no podía conciliar el sueño, pero así con los ojos cerrados agudice mis otros sentidos, y casi me corro al oler algo de excitación en la entrepierna de Bella.

- Mmm Edward – susurro mi amiga futura mujer – como me gustaría que no hubieras detenido el beso – suspiró y jadeo en ese instante – quería sentirte adentro

¡MIERDA!

De esta si que no salgo sin romper mis pantalones, trate de concentrarme en cualquier otra cosa, pero nada servia, de momento una genial y brillantísima idea cruzo mi adorado cerebro.

Con mucho disimulo y aun simulando que estaba dormido, rodé para quedar con el maravillo centro de mi ángel en mi cara, la sentí jadear y restregarse un poco así que me volví a mover para provocarle un poco de fricción y esta vez gimió bastante mas fuerte.

- Mmm ¡DIOS! Edward… mmm… - con solo escucharla sentí que estaba excitada aunque el olor de su exquisito coño lo hacia mejor

Ya saliendo de mi papel de dormido me aventure a desabrochar el botón de su pantalón, inmediatamente mire hacia arriba y mi amiga solo me sonrió indicándome que siguiera, así que ya con mayor prisa lo hice, le baje los pantalón de un solo tirón y me maraville con el sexi encaje que deje al descubierto, bese sus muslos sin tocar su centro, si el rojo del calor que emanaba traspasaba hasta la tela, por mi la hubiera disfrutado un poco mas pero no sabia que tanto aguantaría mi polla si no la metía ahí luego, lo que menos quería era dudar poco en la primera vez de mi Bella… mmmm… mi Bella… suena excelente.

- Siiii – para mi sorpresa enrolló sus dedos en mis cabellos y me apego a ella – pruébame… se el primero – lo ultimo fue mi estimulante para romper el encaje y meter mi lengua en un solo segundo – siiii mierda… se siente tan bien… sabia que tu lengua era capaz de mucho… mmmm… Edward… que rico…

- ¿Te gusta esto? – chillo al sentir como introducía tres dedos sin darle piedad, era virgen y aunque nunca he estado con una si se que mientras mas mojadas estén menos dolor sienten… por lo menos eso espero, no soportaría verla sufrir y menos por mi culpa

- ¡Mierda! Si… siii ahí… - se removió un poco – justo ahí… si – la vi y tenia la cabeza hacia atrás con los ojos cerrados

- Nunca he estado con una virgen – la embestí con mas fuerza – pero se que mientras mas mojadas mejor

- ¿Qué tan mojada estoy? – fijo sus ojos en mi y vi una sonrisa de perversión que me fascinó

- Mmmm a ver – saque mis dedos y los lleve a mi boca – diría que mucho – volví a mi tarea y gimió al volverme a sentir - ¿Qué opinas tu? – saque nuevamente los dedos y los lleve a su boca, ver como enredaba su lengua en mis dedos y como no dejaba de mirarme me hicieron cuestionarme su virginidad

- Lista para que me cojas… ahora – suplico lo ultimo

- No – la mire mas serio – quiero hacerte el amor – le acaricie la mejilla y ella se sonrojo fue lo mejor que me paso

Saque su polera para jugar un poco con sus deliciosos pechos, mas excitación mejor, me volví a recordar.

- Mierda Edward… hazlo – chillo tan fuerte que me asuste que Alice nos escuchara pero dejo de importarme en un segundo

- Como desee su señorita – Baje mis pantalones y me pose en su entrada – Bella… voy a hacer que toques el cielo

- Edward… Edward… Edward

Su voz se comenzó a sentir algo lejana, pero eso solo hizo que aumentara el deseo, tenia su coñito rojo, caliente y rebosando de excitación esperando por mi polla lista para follarla, jamás pensé que mi primera vez fuera así, y si, porque esta seria mi primera vez, la primera vez que haría el amor y no seria solo sexo.

- Edward… Edward

Su voz ya no sonaba como gemidos, mas bien como algo preocupada, pero no tenia a que temer, yo la cuidaría y seria nuestra mejor primera vez. Trate de enfocarme en su coño pero algo raro había, ya no estaba

- Edward… Edward… despierta – sentí un zamarreó y de golpe abrí los ojos

Mire por todo mi alrededor y volví mi vista a Bella, estaba totalmente vestida.

- Siento despertarte pero estabas teniendo una pesadilla parece… te movías mucho – mi miro como buscando respuesta, yo también las quería, no podía creer que semejante experiencia fuera solo un sueño

- Si… me quede dormido – se senté en el sofá y tome algo de distancia, era mejor así – siento haberte molestado

- Tranquilo – me sonrió - ¿Sabes que hablas dormido?

- Si… - esta relajado hasta que analicé sus palabras - ¿!Que dije!? – espero no haber sido muy obvio

- Déjame pensar – lo medito medio segundo – jadeaste mucho – sentí sudor helado en mi frente – pero supongo que por la pesadilla – se encogió de hombro, ella de verdad creía eso – ahhh – y me sonrió algo conspiradora – dijiste – se acerco a mi – que nunca has estado con una virgen

- Ahhh – me relaje, eso no era nada en comparación con lo que pude haber dicho

- Edward… Jasper mi invito a salir – me concentre en ella… apuesto que fue por lo que le dije – gracias – me sonrió y era obvio que fue por lo que le dije… estúpido, me recrimine

- Que bueno – trate de sonar complacido y ser buen amigo

- Por eso te quería pedir un favor – se sonrojo violentamente

- Lo que quieras – y es que por ella haría cualquier cosa

- ¿Tendrías sexo conmigo?... quiero que tu seas el primero – lo dijo todo tan rápido que tarde en entender el grandísimo significado de sus palabras….

Sexo… sexo con Bella

___________

Besos, Joha!

3 comentarios:

  1. yujuuuu asi es chicos y chicas las mujeres somos las que hacemos las peticiones mas locas jajajajaj saben asi ed le va a dar un infarto por lo uqe le pidio bella pero creo que el hara el sacrifcio jajaja buen cap saludos

    ResponderEliminar
  2. wuaaaauuuuuuu simplmente espectacular espero el siguiente... no te tardees mucho en escribir el siguiente

    ResponderEliminar
  3. wuaaaauuuuuuu simplmente espectacular espero el siguiente... no te tardees mucho en escribir el siguiente

    ResponderEliminar