martes, 30 de noviembre de 2010

Princesita - Capitulo 4

Otro capitulo de Princesita, espero que les guste y lo disfruten. Comenten!!

Summary: Isabella Swan es una princesa baste fuera de lo normal... generalmente son los hombres los que tienen muchas amantes, por eso ella no se quiso quedar atras. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 4


Las ganas que tenia de que me follara ahí mismo no tenían comparación con nada, sus manos recorriendo mis costados solo me encendieron mas, pero lo que me excito fue sentir su duro miembro frotándose con el mío, pero en ese momento entendí que Edward era distinto, él iba a ser mi esposo y si algo tenia claro es que le iba a ser fiel, después de todo entre nosotros casi no había secretos y ya disfrutamos bastante de la vida.

- ¡Dios! – apoyo su frente en la mía – no te imaginas las ansias que tengo de hacerte mía – me miro fijamente a los ojos – porque cariño – acaricio mi mejilla e instintivamente cerré los ojos – desde ahora en adelante no quiero a nadie mas en tu lecho

- Prometido mío – tome su rostro entre mis manos – hay algo de lo que tenemos que hablar – recordé la carta de Ángela

- Dime

- Princesita – entro una de las criadas con la cabeza gacha – su padre manda a decir que la cena esta servida

- Gracias Tanya… te puedes retirar – me fije claramente en la mira lasciva que le dio mi prometido a la empleada – cariño – me gire hacia él – si tu mandaste a la horca a Jasper por darme un – pensé bien las palabras – decente orgasmo – me encanto como el gruñido se escapo de su pecho – ni te imaginas lo que yo le puedo hacer a Tanya – mire por donde iba – o a cualquier otra que ose siquiera mirarte – en todo momento le mantuve la mirada

- Siempre supe que eras mi reina – me apretó y volvió a besarme

Nos tuvimos que separar para no hacer espertar a mi padre, lo último que quería era que mi padre pensara que su inocente hija estaba haciendo “algo” con su prometido.

Llegamos al comedor y todo ya estaba dispuesto para la cena, yo me senté donde siempre, a la derecha del Rey y mi futuro esposo se sentó a su izquierda.

- Veo que se están llevando bien – nos sonrió mi padre mientra llenaba su plato

- Si… su hija es todo un encanto – me dio una sonrisa que interprete perfectamente – es todo lo que siempre busque en una esposa… en mi reina

- Tienes razón hijo – lo miro – espero que ahora convenzas a Bella de salir mas… es que es muy tímida… no tiene ninguna amiga – claro que no puedo tener amigas que sepan lo que hago

- Padre… creo que al príncipe Edward no le interesan esas cosas – baje la mirada y me sonroje, solo para darle un toque

- Princesita – me guiñó un ojo sin que lo notara mi padre – puede decirme Edward

- Solo su usted me dice Bella

- Serán la peraza perfecta para gobernar el pueblo de Forks – dijo orgulloso mi padre

El resto de la cena paso entre miradas con Edward, cuando ya habíamos terminado y las criadas limpiaron todo nos dispusimos a retirarnos a nuestros aposentos.

- Hija – me beso mi mejilla – pasa buena noche – miro a Edward – Edward… bienvenido, mañana nos reuniremos para afinar los detalles del matrimonio

- Por supuesto su majestad – y con la venia que hizo mi prometido me moje al instante

- Buenas, me retiro – me acerque a mi padre y le di un beso en la mejilla y luego me gire hacia el Edward – un gusto en conocerlo – le tendí la mano y sin que mi padre lo notara le module “en mis aposentos” – asintió de la mejor manera

- Claro… Bella… pase buenas noches

Me retire hacia mis aposentos y en cuanto llegue me encontré con Demetri parado delante de mi cama.

- ¿Qué mierda haces acá? – solté mi cabello y me gire hacia el espejo

- Bella – se me acerco y me tomo por la cintura – hoy es jueves… te toca conmigo… creo que quede con ganas en el lago – en mi trasero podía sentir a la perfección su erección presionándome

- Cariño – me voltee y quedamos frente a frente – me voy a casar… eso quiere decir…

- No… hoy dijiste que con James íbamos a ser tus amantes oficiales… así que… - corrió mi cabello y beso mi cuello, cerré los ojos pero solo por un segundo

- Cariño – lo aparte de mi cuello - ¿Viste a mi prometido?

- No… pero quiero verte a ti… sin ropa – dirigió sus manos hasta los listones de mi corsé pero lo pare a tiempo

- Cariño… es el hombre mas sexy que vi nunca… y estoy segura que por si solo puede darme mas placer que tu y James juntos

- Bella – me iba a decir algo pero no alcanzo

- Princesa para ti – me gire y vi a Edward con los brazos cruzados sobre su pecho

- Edward – lo nombre

- Perdón – la cara de Demetri no tenia precio – yo solo – me miro buscando apoyo – venia a traerle un mensaje a la princesita

- ¿Tu nombre? – la mirada que le dirigió me helo la sangre

- Demetri su majestad – y como el estúpido pensó que podía salvarse le hizo una venia a mi prometido

- ¿Y desde cuando te acuestas con mi prometida? – juro que la mirada de Demetri no tenia precio

- No… - me miro y yo solo sonreí

- Basta – no pude evitar que mi voz saliera mezclara con la risa que estaba conteniendo – Demetri… afuera – en mi vida había visto a alguien correr tan rápido

- No deberías haber hecho eso – le di la espalda y trate de alcanzar los listones cuando sentí que sus manos los soltaban

- Tenia que darle un susto – no tardo en posar su boca y su caliente lengua en la piel que iba quedando al descubierto – no sabes hace cuando que ansío esto – me libero del corsé y me giro

- Me lo imagina – baje la vista hacia su ya muy hinchado pene

- Princesita…

- Primera regla – levante un dedo – nunca me digas así mientras me follas – me le acerque y deje que mis duros pezones rozaran su pétreo y marcado pecho

- Amor – guió sus manos hacia mi trasero que aun era cubierto por los largos calzones – no soy uno mas de tus amantes – y volvió a poner toda su atención en mi cuello

- Lo se – le sonreí – esta bien… te dejo que me digas así

- Me excita mucho el llamarte princesita mientras empujo y empujo dentro tuyo – con solo esas palabras sentí la cercanía de mi orgasmo

- Tengo una idea – pase mis manos por su ropa que comencé a quitar hasta dejarlo con el pecho al descubierto

- Lo que desee mi princesita – dejo sus manos en mis nalgas

- No sexo hasta que nos casemos – me miro con algo de diversión

- ¿Nada de nada?

- No – negué con la cabeza – solo unos cuantos roces – lo desafié con la mirada – no creo que seas poco creativo… pero ya que ninguno es una blanca paloma… creo que seria especial que esperáramos este tiempo… mas que nada aguantas este tiempo – me corregí

- ¿Podrás aguantas? – encaro una ceja – por lo que veo tienes uno para cada día – apunto por donde se fue Demetri – debería haber guardado la cabeza de Jasper como advertencia

- Me encanta que seas posesivo – baje mis manos hasta su pantalón el que no tarde en retirar - ¿has tenido sexo oral al mismo tiempo? – me miro y me sonrió de la manera mas sexy

- ¿Qué propones?

- Ven – lo acosté en la cama y le quite sus pantalones – yo te la chupo y tu haces lo mismo

- ¿De donde sacaste esta idea?... nunca lo había escuchado… y créeme cuando te digo que he visto mucho – le gruñí audiblemente

- Celosita – me agarro y dejo mi sexo a la altura de su boca, me despojo de los calzones y paso su lengua por mi humedad – sabes exquisito

- Y tu – baje sus calzones y ahogue un grito al ver lo enorme que era – eres gigante – le fui sincera

- ¿Mejor que tus amantes? – me salí de la posición y lo mire a los ojos

- Edwad…. – tome su rostro en mis manos – yo estoy dispuesta a dejar el pasado atrás… ¿Y tu?

- También – me beso - pero me encanta saber que estoy mejor dotado – ambos reímos y volvimos a la misma posición

No tardamos en tragar nuestros sexos, la verdad es que esta idea me rondo desde el primer momento en que lo vi, pero cuando me beso y sentí su lengua en mi boca, desee tenerla en mi sexo y cuando sentí su erección presionándome desee tenerla en mi boca, y puedo decir que definitivamente fue la mejor idea.

- ¡Dios!... como chupas… sigue – yo pensé que había descuidado mi sexo cuando sentí que tres, creo que eran tres, dedos me penetraban de golpe, no pude evitar imaginarme el placer que me daría su pene adentro, si con solo sus dedos se sentía la gloria

- Mierda – comencé a mover mi mano de arriba a bajo en su miembro – que dedos… o si… no pares – volví a tragarme su pene pero esta vez me golpeo la garganta y me encanto

- Dedos de pianista princesita – mordió suavemente mi clítoris – cuando quiera le toco algo – y volvió a penetrarme con su lengua sin sacar su dedos

- Siiiii toca… ya casi me corro…. Sigue – dicho eso seguí en mi labor – vamos… acompáñame… quiero probarte… llenarme de tu leche… vamos cariño

- Ohhh Bella… estas condenadamente caliente y mojada – no se como pero aumento el ritmo – me queda poco… ohhhhh

Jamás imagine lo que seria tener un orgasmo y tragarme toda su leche de un solo golpe, todo paso al mismo tiempo y fue genial.

- Eso fue… - me deje caer sobre él pero en el lado correcto

- Perfecto… ¿segura que quieres esperar hasta el matrimonio? – lo mire molesta

- Segura… se que parezco una perra pero quería hacer algo especial… si no quieres – tome las sabanas y me iba a levantar

- Gatita – me tomo y me acostó sobre él – solo bromeaba

- Tonto – me acurruque sobre él – y pensar que eras un viejo decrepito

- ¿Qué? – se separo un poco para mirarme

- Cierto – ahora si me levante y me dirigí al cajón donde tenia la carta, volví y se la di – léela

- ¿Qué es? – la tomo y mientras la leía vi como cambiaba sus expresiones – zorra – la arrugo con mucha fuerza

- Gracias – me ofendí pero no tanto

- Tu no – me tomo y me acostó sobre él nuevamente – Ángela… ella creía que la haría reina – bufo – ilusa… te juro que ni siquiera la toque… la chica me da asco… debe de ser de las pocas con las que no me acosté

- Edward… sabes… a pesar de todo y a pesar – pensé en la hora – de que nos conozcamos hace muy poco, de verdad que me gustas y quiero que esto funcione… no debería haber hecho caso a la carta

- Tranquila… que aquí ninguno es una blanca paloma como ya dijiste… pero lo importante es el futuro… ¿Quieres un futuro junto a mi?

- Quiero – me acerque y le deje un casto beso en sus labios

- Juro que te daré lo que me pidas – cuando dijo eso algo me hizo clic

- Ya se que quiero – le sonreí maléficamente

- La cabeza de Ángela – lo que mas me gusto fue su sonrisa cómplice – Si tu tuviste la de Jasper yo quiero la de Ángela

- Hecho – y así nos fundimos en un beso que no paso a la pasión, mas que nada fue un beso cómplice entre dos almas perdidas que se encontraron.


___________________

Besos, Joha!!

10 comentarios:

  1. me gusta..muy buena historia y distinta!
    seguila!

    ResponderEliminar
  2. ajaj me encanta aunque ya la lei en fanfiction
    me gusto volver a leerla
    jajjajaja

    ResponderEliminar
  3. Que niña tan mala caray! jajajaja buena historia y sobre todo capitulo..

    ResponderEliminar
  4. Que niña tan mala caray! jajajaja buena historia y sobre todo capitulo..

    ResponderEliminar
  5. hayy que bueno que todo les sale bien, aunque no me gusta mucho que anden matando gente, pero creo que asi era en otros tiempos, de todos modos la historia me engancho y que ahora que se conocen no quieran tener mas amantes ninguno de los dos, fue un toque especial, pero que dira carlisle??, cuidate joha que estes bien.

    ResponderEliminar
  6. hayy que bueno que todo les sale bien, aunque no me gusta mucho que anden matando gente, pero creo que asi era en otros tiempos, de todos modos la historia me engancho y que ahora que se conocen no quieran tener mas amantes ninguno de los dos, fue un toque especial, pero que dira carlisle??, cuidate joha que estes bien.

    ResponderEliminar
  7. hayy que bueno que todo les sale bien, aunque no me gusta mucho que anden matando gente, pero creo que asi era en otros tiempos, de todos modos la historia me engancho y que ahora que se conocen no quieran tener mas amantes ninguno de los dos, fue un toque especial, pero que dira carlisle??, cuidate joha que estes bien.

    ResponderEliminar
  8. ajaj me encanta aunque ya la lei en fanfiction
    me gusto volver a leerla
    jajjajaja

    ResponderEliminar
  9. me gusta..muy buena historia y distinta!
    seguila!

    ResponderEliminar