jueves, 2 de diciembre de 2010

Sexcall ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 10


Mañana nuevo capitulo de RESISTE. Deseenme suerte porque si todo sale bien el viernes quedo libre y actualizare mucho mas seguido. Besos y comenten!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 10


Edward POV

Tenia todo muy bien pensado, había repasado en mi mente una mil veces mi estrategia, pero todo se fue a la mismísima mierda cuando Bella tomo en sus dulces manos mi miembros, jamás pensé en que podría correrme con un solo roce por encima de la ropa, menos mal que retiro su mano antes de que mi liquido dejara mi cuerpo. Al parecer esto no se me iba a hacer tan fácil, pensé tener mas autocontrol, solo espero que ella no lo note.

- ¿Te das cuenta que no tengo idea de donde vives? – la mire y esta sonriente mirando por la ventana

- Si… no se – me encogí de hombros – nunca nos juntamos después del trabajo

- Pero somos amigos… que van a tener sexo – aclaro como si se me fuera a olvidar – mínimo tendría que saber donde vives – frunció un poco en ceño

- Ahora lo sabrás – trate de relajarla con mi súper sonrisa

- Ahora que lo pienso – puso un dedo bajo su barbilla - ¿Cómo supiste donde vivo?

- Ahhh – sabia que me lo iba a preguntar en algún momento y sabía que no iba a poder mentirle, así que solo me quedaba la verdad – busque tu archivo

- Ed… - abrió grande sus ojos – ¡eso es invadir la privacidad de los empleados! – cruzo sus brazos por su pecho

- Ya que mi amiga – recalque la palabra – nunca me invito a su casa… no me quedo de otras – repetí sus mismas palabras y se quedo con la boca abierta

- Engreído – bufo por lo bajo

- ¿Alguna otra pregunta? – la rete

- Si – sonrió de una manera que me helo la sangre - ¿Tienes o tuviste alguna enfermedad de transmisión sexual? – solo mi ángel puede ser capaz de desconcertarme de esta manera, pero esa no era una pregunta que me apeteciera responder

- ¡Llegamos! – me estacione en la entrada de mi departamento rezando por que la pregunta se le olvidara - ¡bienvenida a mi hogar! – le abrí la puerta del auto – ahora ya sabes donde vivo – bromee para distraerla lo mas posible

- Ok – tomo la mano que le ofrecí para bajar del auto – pero no creas que se me olvido que me debes una respuesta – me amenazo con su huesudo, pero hermoso dedo

- Ok – me patee mentalmente por no haberla distraído

- ¿En que piso vives? – apenas entramos al ascensor note su nerviosismo

- ¿Siempre preguntas tanto cuando estas nerviosa?

- ¡No estoy nerviosa! – sus esfuerzos por sonar convincente no la acompañaron

- Claro – me reí sin que lo notara – vivo en el 5º piso – justo cuando lo dije llegamos a nuestro destino – por aquí – la guié hasta la puerta de mi departamento

- Es hermoso – apenas cruzo el umbral de la puerta lo dijo

- Gracias… mi madre es decoradora de interiores

- Bueno… - comenzó a jugar con sus manos - ¿Ahora…?

- Relájate – me acerque a ella y le quite la chaqueta que traía, la sentí estremecerse y su sola cercanía me puso duro

- Entendido – asintió como si fuera una lección

- Ven – la tome de la mano y la senté en el sofá de la sala – primero hablemos – asintió - ¿Quieres algo de tomar? – me saque mi chaqueta y subí las mangas de mi blusa para estar mas cómodo

- Jugo de naranja

- Ok

Me dirigí a la cocina y ahí me di cuenta que mis manos me sudaban, estaba nervioso como si fuera un virgen adolescente y no tuviera la basta experiencia que tengo, si solo ella supiera la cantidad de mujeres que han pasado por mi cama seguramente se asustaría, moví la cabeza para desechar esas ideas, lo único importante es que de aquí en adelante ella seria la única en la que entraría y la único que me haría gozar.

Busque entre mis repisas y junto al jugo de naranja encontré una botella de vodka así que para alivianar un poco el ambiente hice dos vodka naranja bien suaves. Tome los vasos y volví a la sala.

- Toma – le entre su vaso y en la mesa de centro deje un posavasos, luego me senté junto a ella.

- Gracias – tomo un sorbo y arrugo la nariz - ¿Qué tiene el jugo?

- Vodka

- Edward… - me reprocho

- Estas tensa y esto no va a resultar si estas tensa – quien lo dice – así que es para que te relajes… solo un poco

- Esta bien – tomo otro sorbo – pero tú – me apunto con el dedo – responde mi pregunta

- ¿Qué pregunta? – hazte el tono… siempre resulta

- ¿Tienes o has tenido alguna enfermedad de transmisión sexual? – ahora fue mi turno de arrugar la nariz

- ¿Por qué lo preguntas?

- Porque no pienso tocarte si no se… imagínate que te mamo y después me salen herpes… no tengo idea con que clase de mujeres estas acostumbrado a tratar – hay veces en que me sorprende su soltura para hablar, pero eso facilita las cosas

- Tranquila – le sonreí – estoy sanito

- ¿Y… antes?

- Una vez – apreté los dientes por tener que confesarlo – me contagiaron unos herpes

- ¿Cómo?

- No importa – me encogí de hombros

- ¿Cómo? – sabia que no se iba a rendir

- Me acote con tres prostitutas al mismo tiempo – tome otro sorbo de mi vaso – así que no se bien cual fue

- ¿Con tres? – su voz tenia una nota de sorpresa

- Sip

- ¿Y pudiste? – se sonrojo un poco – ya sabes… satisfacerlas a todas

- Cariño – me le acerque peligrosamente – me rogaron que parara – la sentí pasar saliva por su garganta y hasta pude oler la excitación que se le comenzaba a formar en el coño

- Yo…

- Tranquila – tome uno de sus mechones sueltos y lo acomode detrás de su oreja – seré gentil

No espere respuesta y la bese, la bese con todo el deseo que tenia contenido, saboree sus labios con la mayor lentitud de la que fui capaz, quise probar hasta el ultimo recoveco de su boca así que delinee su labio inferior con mi lengua y ella al instante separo sus labios para darme cabida, entre mi lengua y fue el paraíso, solo un beso me bastaba para confirmar el enorme amor que se comenzaba a formar en todo mi ser.

Esta dispuesto a tomarla por la cintura pero ella se me adelanto y enredo sus dulces manos en mis cabellos, los comenzó a tirar con cierta fuerza pero eso solo me hizo gemir, así que para no quedarme atrás la tome por la cintura y la puse sobre mi, cuidando que no sintiera mi erección que se comenzaba a levantar.

- Esto esta bien – se separo de mi y apoyo su frente en la mía, su pecho subía y bajaba por el beso

- Si – sonreí como idiota – esto esta bien – trate de concentrarme y pensar en lo que ella sabia – Bella…

- Dime – aun tenía sus dedos enredados en mis cabellos y no veía intención de que soltara

- ¿Alguna vez te has masturbado? – soltó mis cabellos y me miro algo dudosa – no tengas miedo – le acaricie los costados de su cuerpo para darle confianza

- Si – lo dijo tan bajo que temí haber escuchado mal

- Bien – la tome de sus caderas y la recosté en el sofá

- Esto será mejor que eso

La deje recostada y sentí su nerviosismo, debió ser parecido al mío, pero me volví a concentra y dirigí mis manos al botón de pantalón y ella inmediatamente se tenso mas.

- Relájate… solo disfruta… si quieres parar me lo dices – ella asintió y estiro su cabeza hacia atrás

- Bien

Volví a mi tarea, baje sus pantalones dejándola solo cubierta por una fina tanga color roja pasión que hizo que mi pene palpitara a mil, hasta pensé que me iba a explotar.

Comencé mi trabajo dejando un camino de besos por sus piernas y cada vez que mis labios tocaban su piel ella gemía y para mi era como una mamada que se sentía muy bien en mi miembro, seguí besando sus piernas, ambas a la par, hasta que llegue a sus muslos, cuando llegue ahí le di unos pequeños mordiscos y de su boca ya no salieron gemidos, salio un grito de placer que yo también sentí.

Tomo aire, ahora venia la parte mas complica, llegue hasta su tanta y tome el extremo superior con mis dientes, la sentí como se enderezó un poco para mirar supongo, lentamente baje sus tangas con mis dientes embriagándome con su excitante humedad, cuando por fin las saque las tome con mis manos y las lleve a mi nariz para impregnarme de su olor.

Volví a subir hasta su centro y una vez ahí no fui para nada gentil y me adentre en el.

- ¡Edward! – sentí el placer en su voz - ¿Qué…?

No pudo seguir hablando por la acalle adentrado dos dedos en ella mientras mi lengua se ocupaba de su clítoris, sus gemidos fueron en aumento y eso fue genial, sentí como mi propio placer iba en aumento así que tuve que sacar mi boca para gemir pero inmediatamente volví a mi tareas.

- Es genial – Bella enredo sus manos en mis cabellos – me encanta… mmmm… Ed… esto es mejor que mis dedos

- ¿Te gusta? – me levante y aumente otro dedo mas

- Si… - apretó su labio inferior en sus dientes - ¿Y tu…? – note la preocupación de su voz y me fascinó

- También me gusta

Así volví a mi tarea, la penetre tan rápido y fuerte como mi lengua y mis dedos me lo permitieron, de pronto sentí como sus paredes se contraían, su orgasmo estaba cerca y el mío también, aumente un poco mas el ritmo y después de dos embestidas mas exploto en mi boca, con mi lengua lamí todos sus jugos sin perder una sola gota.

- Edward… eres un dios de sexo – me atrajo hacia ella y me beso con fervor – mi sabor…

- Sabes exquisito – la volví a besar para que se probara bien

- ¿Y tu…? Ahora… - miro mi entrepierna y abrió mucho sus ojos

- Estoy bien – le acaricie los cabellos – digamos que también lo disfrute, jamás pensé en correrme al darle sexo oral a alguien, claro que se alguien no es cualquier, es MI Bella

- Yo… - agarro su cabella con sus manos

- Tranquila – la abrase y supe que este sin duda era mi lugar

- Pronto estaré lista para Jasper – me apretó aun mas

Sentí como mi corazón se rompía con sus palabras pero rápidamente se recupero, ella era mía, Tanya tenia razón, necesitaba experiencias, pero después de eso seria solo mía… para siempre.

_________________

Besos, Joha!

3 comentarios:

  1. exitos!!!!! y me gusta mucho tus historias!
    ojala actualices pronto!
    besos

    ResponderEliminar
  2. ah que tierno ed la quiere tanto y va a luchar contra todos y todas por su ovejitaaaaa si aunque ella no lo sepa jajajaja saludos

    ResponderEliminar
  3. exitos!!!!! y me gusta mucho tus historias!
    ojala actualices pronto!
    besos

    ResponderEliminar