domingo, 14 de noviembre de 2010

Sexcall ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 8


Nuevo capitulo, espero que lo disfruten.

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.
Capitulo 8

Bella POV

Sabia que lo que acaba de pedir no era cualquier cosa, pero después de escuchar y sobre todo sentir como Edward disfrutaba de su sueño erótico, no me pude contener, por primera vez sentí que me humedecía con un hombre en vivo y directo, pero no puedo sacar de mi cabeza que ese hombre es mi mejor amiga y por eso se que es el indicado para entregarle mi virginidad, nadie me va a cuidar mejor que él.

- ¿Edward? – estaba algo absorto que me dio miedo haberlo asustado de verdad

- ¿Si? – me miro con sus gemas mas abiertas que de costumbre

- ¿Escuchaste lo que te pedí? – el rubor golpeo fuertemente mis mejillas

- Si… pero Bella… tu dijiste que esperabas por alguien especial – tomo aire y lleno sus pulmones antes de seguir - ¿Soy yo ese alguien especial? – su rostro tenia una expresión que no termine de identificar, por lo que supuse que era de pánico, obvio, si solo somos amigos

- Lo se… pero no quiero – comencé a jugar con mis manos por los nervios, respire profundo y lo mire a los ojos – no quiero ser inexperta y tu – lo apunte – eres bastante experto… por eso – esta vez sobrepase mis pulmones de aire - ¿Me enseñarías?

- A ver – se levanto del sofá y comenzó a tirar de su desordenado cabello – quieres que te desflore – frunció el ceño al decir lo ultimo – y que te enseñe el arte del sexo – se giro a mirarme - ¿eso?

- Exacto… pero podríamos omitir la palabra “desflorar” – hice una mueca de desagrado

- Puede que no baste con una vez – una sonrisa cruzo su rostro y se veía algo distinto

- No entiendo – me levante y quede frente a él

- Que puede que no baste con que tengamos sexo una sola vez – me sonrió de lado y entendí lo que decía

- Entiendo – baje la mirada – pero con una condición – levante mi dedo índice – tendremos sexo mientras estemos solteros… si tu o yo – lo apunte a él y luego a mi – empezamos alguna relación dejamos esto – nos señale a ambos

- Ok… - cruzo sus brazos sobre su tan bien formado pecho – por mi no hay problema… dudo que empiece alguna relación

- Lo se – me reí – pero puede que yo si – abrió enorme sus ojos como pidiéndome respuestas – hoy tengo mi cita con Jazz – chime emocionada – así que mejor empezamos luego con el trato porque puede que dure poco

- Ok – le sentí mas osca la voz, como si estuviera apretada la mandíbula – mañana… ¿Tu departamento o el mío?

- El mío… creo que me sentiría más cómoda ahí

- Bueno – se arreglo la ropa – mejor volvamos al trabajo

- Bueno

Pasamos toda la tarde afinando los últimos detalles de mi reportaje a mi misma, tendría que ir a entrevistarme el lunes a primera hora y por suerte mi jefe ya no estaría en este paisa si que no estaba todo tan mal. A las 6 de la tarde me despedí de mi amigo y me aliste para ir, iba caminando al ascensor cuando una voz chillona me detuvo.

- Así que a la zorra no le basta con el jefe… se tiene que follar al edificio entero – no necesite girarme para saber que perra era la dueña de esa voz, pero me gire para encararla y no demostrar debilidad

- Querida – le sonreí – si tu no te puedes meter en los pantalones de nadie es por algo – me acerque un poco mas y le susurre – Alice… a los hombre no les gustan las perras

- Aquí la única perra eres tu – tenia los puños y la mandíbula apretada, podría jurara que me quería pegar

- A todo esto… ¿A ti que te importa? – me crucé de brazos y puse mi mejor sonrisa de superioridad

- Me importa porque – golpeo su tacón en el suelo y juro que le vi humo saliendo de su cabeza – agggg – se dio media vuelta hecha una furia

- ¡Que lo pases bien Alice! – le grite y se que me escucho

No es que me importara lo que la zorra pensara de mi, pero ya me estaban cansando sus escenitas, como es posible que la perra no entienda que Edward no se la tira ni borracho, y no se que mierda pinto aquí, ahhhh seguramente vio el beso y eso… obvio que vio el beso, si por eso me lo dio Edward, por eso estaba que echaba humo. Entre al ascensor y llame a mi amiga, necesita que me ayudara a prepararme y quien mejor que ella.

- Amiga – la salude - ¿Qué haces?

- Estoy con mi mejor amigo – recalco molesta lo ultimo y supe por donde venia

- Ok… y yo que te quería contar que tengo una cita – puse voz triste, sabia que Tanya lo único que quería es que saliera mas

- Si es con tu amigo…

- Es con Jasper – abrí mi auto y me metí adentro poniéndolo en marcha

- Ahhhhhhh – dejo de gritar – en 5 minutos estoy en tu departamento

- Ok – me reí, hacer feliz a Tanya era lo mas fácil del mundo, es la persona menos egoísta que conozco

Llegue a mi departamento a los trompicones, porque sabia que mi amiga debía estar hecha una furia esperándome porque me tarde mas de 5 minutos, abrí la puerta y no necesite buscar en ningún otro lado, era obvio donde estaba.

- ¡No tienes ropa! – pobre mi ropa que estaba tirada por toda la habitación

- No… no tengo la ropa que a ti te gusta – iba recogiendo mientras ella tiraba

- No… no es así…

- Tanya – la tome de los hombros y la obligue a mirarme - ¿has pensado que como tenemos algunos gustos – enfatice la palabra – distintos… puede que tengamos otros distintos?

- Ok – se sentó en la cama – no me meto con tu ropa – levanto las manos - ¿Pero pensaste lo del trío? – me miro ilusionada

- ¡NO!... Tanya ya te lo dije… pero – recordé mi trato con Edward – hable con Edward… hicimos un… - pensé la palabra correcta – trato de sexo

- ¡Explica eso! – se acomodo mejor en la cama y me miro totalmente atenta

- Ok – me senté junto a ella – pensé en lo de mi virginidad – me rasque la nariz mientras ella bufaba – y en que no quiero ser una inexperta

- Ya te dije que te podía ayudar con eso

- Lo se… pero no gracias – volvió a bufar – así que se lo pedí a Edward

- Edward, Edward, Edward – canturreo - ¿Por qué él si y yo no? – aunque parezca tonto se veía de verdad afectada

- Tanya – la zamarreé de los hombros – porque no me gustan las mujeres

- A mi tampoco… pero – se levanto de hombros – no creo que este mal probar

- Amiga – trate de no reírme tanto - ¿Cómo consideras que es tu sexualidad?

- No se – se encogió de hombros – estoy probando… cuando me decida te aviso

- Tanya… llevas probando desde los 15 años – me reí – no se te ocurre pensar que ya te decidiste

- No… por un pene es exquisito adentro… pero lamer un coño también me encanta – me miro con burla – así que necesito seguir probando para decidirme

- Tanya – la volví a tomar por los hombros - ¡ERES BISEXUAL! – se lo grite en la cara y como vi que le crecían los ojos creo que me escucho

- ¡Tienes razón! – se levanto evidentemente emocionada - ¡SOY BISEXUAL! – grito a todo pulmón – y se me tiro encima para abrasarme – por eso te amo amiga – me dio un beso en los labios que me dejo perpleja – tranquila – se separo y rió – no eres mi gusto… solo me acostaría contigo para ayudarte a ti… me gustan las chicas pelirrojas y mas altas que yo – rió – pero te amo como mi mejor amiga

- Lo se Tanya – me reí y ahora la abrasé yo – yo también te amo – me separe bruscamente – pero ahora necesito que me ayudes a arreglarme

Después de probarme una infinidad de conjuntos nos decidimos por uno bastante sencillo pero bonito, como la cena no era muy formal, me puse unos jeans y una remera de tirantes verde agua con botones adelante, tenia elástico por toda la cintura, lo que hacia que me viera mas delgada y para combinar me puse tacos, así aproveché de aumentarme unos centímetros, me maquille con sombras a tono y brillo, también delineé mis ojos para darles profundidad y me puse brillo en los labios, para como dijo Tanya… “Hacerlos mas apetecibles”. Ya esta casi lista cuando sonó el timbre, me apresure a abrir la puerta, no quería hacer esperar a Jasper.

- ¡VOY! – grite al ver que volvía a sonar el timbre, llegue y abrí la puerta – Edward… ¿Qué haces acá? – termine de ponerme unos aros a juego

- Como hoy tenias una cita, pensé en a la primera lección

- ¿Qué lección?

No alcance a reacción cuando sentí los labios de mi amigo presionando los míos, fue mucho mas dulce que hoy en la tarde, fue sin prisa, pero aun con firmeza, sin poder contenerme enrede mis manos en su alocado cabello, y ahí las deje, lo presione mas a mi y sentí como poco a poco mi cuerpo comenzaba a reaccionar, el de él también, porque sentí como Eddie comenzaba a levantarse, y lo peor es que aunque sabia que tenia una cita con otro hombre y que debíamos parar, no quería, quería llegar hasta al final, hasta sentirlo adentro mío.

- ¡¿QUE MIERDA ES ESTO?!

Recién ahí fuimos concientes del resto del mundo y nos separamos, lentamente nos giramos hacia quien nos había sorprendido


2 comentarios:

  1. chan chan sera jazz o sera tanya yo voto por...... si tanya jajajaj ojala sea ella haber quqe pasa saludos

    ResponderEliminar