miércoles, 8 de diciembre de 2010

Mirame otra vez - Capitulo 14


Bueno, como lo prometi. Chicos, quiero aclararles que en este fics solo Edward y Bella solo tienen 16 años y por eso es que son un poco vuelteros y que ni ellos mismos terminan de saber que es lo que quieren. Espero subio mañana Resiste.

Summary: ¿Edward quería una zorra?. Una zorra le iba a dar. Todos van a van a saber quien es Isabella Swan. Van a tener que mirarme otra vez a partir de mañana. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 14


Entramos a la sala de cine aun con la calentura latente, así que nos ubicamos en los asientos más lejanos y solitarios, sinceramente no creo que me atreva a montarlo en público pero quizás masturbarnos estaría bien.

Las luces se apagaron por completo y al segundo siguiente comenzó la película, no puse ni siquiera atención al nombre porque tenia una calentura que bajarme, una calentura con nombre y apellido…

… Edward Cullen.

Guié mi mano hacia la entrepierna de Riley y comencé a frotar suavemente su zona, sentí como dejo caer su cabeza hacia atrás y reprimió un gemido.

- Eres una nena traviesa – su mano ahora paso por mi costado hasta llegar a mi sexo

- Si cariño – me acerque a él y pase mi lengua por su cuello – pero te encanta esta nena sucia

- Si…

Sus manos siguieron hacia mi sexo sacando cualquier barrera de ropa que estuviera entremedio, mas pronto de lo que pensé sus dedos estaban penetrando en mi cavidad con un ritmo muy marcado, deje de masajear su miembro para tratar de controlar los espasmos que estaban invadiéndome.

- Tan húmeda – susurro en mi oído – siempre prepara y lista para mi – mordió mi lóbulo

- Sigue – moví mis caderas para animarlo

- Pero tu también – tomo mi mano y la puso sobre su muy dura polla

No dije nada, solo me apresure a desabrochar lo justo y necesario sus pantalones, metí la mano y cuando me encontré piel con piel con su erección comencé a masturbarlo.

- Eso nena… me gusta como me la tocas – ahora mordió mi cuello y yo gemí aun mas fuerte

- ¿Así? – me mordí el labio y continué con un ritmo mas fuerte aun – ¿Te gusta duro y rápido?

- Me gusta como lo haces, me gusta todo lo que haces tú

Lo vi a los ojos y como me asusto un poco lo que vi en ellos acelere el ritmo hasta dejarlo callado, bueno, gimiendo mi nombre.

Unos fuertes pero controlados orgasmos nos invadieron al mismo tiempo, sude un poco al tener que controlar mi grito, porque a pesar del poco espacio y lo rápido de la situación fue algo potente.

- Bella – me abrazo y hundió su rostro en mi cuello – si solo me dejaras decirte todo lo que quiero

- Riley…

- Lo se – beso mi cuello – esperare hasta que un día estés lista, se que un día estarás lo suficientemente prepara y serás tu misma quien me pida que te lo diga

Me separo un poco y beso gentilmente mis labios.

- Mi dulce Bella – susurro acariciando mi rostro

- Voy al baño – comencé a arreglarme mas la ropa

- Voy contigo – lo vi con ánimos de levantarse

- No… solo espérame aquí – me agache y le di un beso en la comisura de los labios

No es que quisiera escapar de Riley… en realidad si, pero es que me gustaría tanto que dejara las cosas en el plano sexual, pero no, siempre tiene que sacar a colación sus sentimientos por mi y eso solo logra que me haga sentir aun mas como la mierda.

Llegue al baño y recargue mi cabeza en el frío azulejo, cerré los ojos y pensé en que era lo que estaba haciendo mal, pero es que tampoco encontraba que estuviera haciendo algo mal porque le había aclarado todo a Riley desde el principio pero aun así no me podía sentir muy bien conmigo.

Llevaba unos segundos en la misma posición cuando sentí que me tapaban los ojos y la boca y me metían adentro de un cuarto de baño, como no podía gritar comencé a patalear y dar manotazos.

Mi corazón estaba latiendo a mil por hora, me iban a violar en un baño publico y yo nada iba a poder hacer, me dejo con mi espalda pegada a su pecho y cuando me removí para soltarme sentí como un bulto chocaba contra mi trasero, un bulto que sabia perfectamente que era.

- Por favor – solloce – no me haga daño – tenia mucho miedo y las lagrimas caían por mis ojos

- Pensé que eras una pequeña zorra que le gusta que la masturben frente a mucha gente

A pesar de que reconocí la voz, el miedo dio paso a una profunda ira.

- Te voy a….

- ¿Me la vas a chupar? – restregó su erección sobre mi trasero – porque si no es para meterte mi polla o gritar mi nombre es mejor que no abras esa linda boquita tuya

Con un dedo delineo mis labios pero no me dejo moverme, aun me tenia de espaldas a él.

- ¿Me vas a obligar a tener sexo contigo? – hablé con firmeza – ¡eso es violación!

- ¿Si? – su tono de voz era de completa burla

Sus manos dejaron de afirmarme y bajaron por mi vientre hasta que encontraron mi sexo, aunque ahora me podía mover no lo hice, me sentía paralizada y muy excitada.

- Pequeña zorra… están completamente mojada – mordió mi cuello – aun hay residuos de tu reciente orgasmo…

- No…

Un gemido ahogo en mis labios cuando me penetro con tres dedos de una sola vez.

Instintivamente mis caderas comenzaron a seguirle el ritmo, quería mas, mucho mas.

No sentí ni cuando se bajo el cierre ni cuando se bajo los pantalones, solo fui conciente de cuando su enorme polla penetro mi muy necesitado coño, la posición y el poco espacio hacían que lo sintiera aun mucho mas adentro y era lo mas putamente erótico que había hecho hasta ahora.

- Siiiii – chille

- Sabia que te gustaría – pego una sonora palmada en mis nalgas y yo solo le gemí en respuesta

No se cuantas embestidas le siguieron hasta que terminamos.

Cuando nuestras respiraciones se normalizaron un poco sus manos comenzaron a hacer pequeños círculos sobre mi cuerpo que estaba completamente vestido.

- Lo siento – me apretó mas fuerte a él – quiero hacer las cosas bien y cada vez las estoy haciendo peor

- Lo se – hable con dureza

- Bells

- Edward – me solté de su agarre y me gire a mirarlo - ¿Qué es lo que te pasa? – tome su rostro en mis manos y lo mire directo a los ojos

- No lo se…

- ¿Qué haces aquí?

Lo vi bajar la mirada y supe que estaba nervioso porque comenzó como loco a pasar las manos por sus cabellos.

- Te seguí – susurro

- ¿Por qué? – ahora mi voz ya era mucho mas calmada

- Porque… ¡No se! – levantó la voz – es que sabia que venia con Riley pero… yo… no se

- Estas celoso – le sonreí – Edward – volví a tomar su rostro en mis manos – porque comienza un… - fruncí el seño – algo con Riley no quiere decir que dejaremos de ser amigos… tu hace mucho que tienes tus aventuras y no me puedo quejar de que me hayas dejado botada mucho tiempo

- Pero…

- Ya hablamos sobre… esto – nos apunte a ambos, mas que nada a lo que acabábamos de hacer – y esta bien… digamos que es un plus a nuestra amistad… pero para la próxima trata de que no sea en medio de una cita – me puse de puntillas y bese sus labios – ahora será mejor que me vaya con Riley

No lo deje decir nada mas, porque había algo en Edward que necesitaba aclararse, no voy a negar que me gusto mucho mas su polvo que el de Riley pero ya se estaba arriesgando mucho.

Sinceramente creo que aun se siente culpable por la noche de mi cumpleaños y la culpa no creo que lo lleve por ningún camino bueno.

Volví a mi lugar y justo cuando me senté al lado de Riley comenzaron a pasar los créditos, lo mire y sonreímos.

- Lo que si puedo decirte es que al final mueren todos… llegaron unos extraterrestres secuestraron a todo el mundo y la tierra quedo despoblada e invadida

- Creo que no es nada que me hubiera gustado ver – fruncí el ceño

- ¿Por qué demoraste tanto? – acaricio mis mejillas

- Temas de mujeres – sabia que ese era el comodín clave para que un hombre no preguntara mas

- Bien… ¿Tienes hambre?

- Mucha – me tome el estomago con las manos y le hice un puchero

Riley me llevo a comer comida rápida y me encanto porque hace mucho que no comía unas ricas papitas fritas.

- Tu si que salen económica y fácil de agradar

- ¿Qué puedo decir? – me encogí de hombros y suspire – soy una chica fácil – le guiñe un ojo y mordí una papita

- Eres hermosa – vio que me puse seria y rápidamente cambio el rostro – estaba pensando que este sábado podrías acompañarme a la finca del esposo de mi madre… podríamos invitar a Bree y Edward

- Me encantaría pero no puedo – recordé la salida que tenia con Emmett

- ¿Saldrás con alguien? – pregunto como no queriendo parecer interesado

- Un amigo… nada más – se lo aclare porque sabía que iba a estar dándole vueltas

- Bien – vio que estaba ya vacío mi plato – mejor nos vamos porque ya es muy tarde

- Tienes razón – me limpio los dedos que me habían quedado todos grasosos

Después de unos cuantos besos y otra que otra manoseada en su auto, me baje y llegue a casa, todo estaba en silencio así que me apresure a mi cuarto, no quería encontrarme con sorpresas, estaba tan cansada de pensar que a penas toque la almohada me quede dormida.

.
.

Me desperté al día siguiente con energías renovadas y una muy buena idea rondando en mi cabeza, hace mucho que no despertaba a Edward con unos hot cackes hechos por mi así que me apresure a hacer unos cuantos y corrí a su casa, sabia muy bien como entrar sin tener que golpear la puerta.

En cuanto entre a la casa Cullen encontré todo ordenado y en silencio, mire el reloj de la pared que tenia Esme y vi que marcaba las 6.34 de la mañana, aunque era día de clases aun así era temprano y aun no había nadie rondando por la casa.

Cuando estuve frente a su puerta arregle un poco mi apariencia, pero como aun traía piyama no es mucho lo que pude hacer, el venia con piyama era parte de la tradición así que no quise romper nada.

Abrí la puerta con mucho cuidado, las cortinas de Edward eran muy oscuras y a pesar de que el sol estaba iluminando afuera, aquí adentro no se veía nada, me acerque con cuidado a su cama y el plato que llevaba en mis manos se me resbalo al llevarme las manos a la boca cuando un sonó chillido salio de ella.

- ¿Qué? – un dormido y desnudo Edward fijo su vista en mi

- Yo – me agache a recoger el plato – no sabia que estabas acompañado – señale la desnuda espalda de mujer que estaba a su lado

- Bella… no es lo…

- Tranquilo – le trate de dar un sonrisa pero que salio como mueca

- Bells

- Mejor me voy

Tome el plato con los arruinados hot cackes y salí muy rápido, aunque tenia ganas de llorar no lo hice.

Edward Cullen nunca iba a cambiar.

Y yo tenía que terminar de meterme en la cabeza que solo era mi mejor amigo.

_____________

Besos, Joha!!

10 comentarios:

  1. OMG!!! Hay estos dos tiene estupides en la cabeza jajaja!!!

    Como es posible que sepan que se aman y no hagan nada...

    En fin ya muero x leer la cita de Emm y Bells!!!

    Como siempre vale la pena leerte!!!

    xoxo

    ResponderEliminar
  2. uauau pobre bells, maldito edward..q no es loq parece claro blanco y en botella xDD, y parecia q taba empezando a enamorarse..jum..veremos q como sige..excelente historia..

    ResponderEliminar
  3. Edward Edward Edward
    porque la embarras Edward???

    ResponderEliminar
  4. ESTE EDWARD NO PEGA UNA !!
    Y POBRE BELLA, SIEMPRE SE ENCUENTRA EN SITUACIONES INCOMODAS.
    ESTOS DOS SE QUIEREN, DE ESO NO HAY DUDA, SOLO
    TIENEN QUE CEDER UN POCO.
    ESTOY ANSIOSA POR SABER QUE VA A PASAR EN SU CITA CON EMMETT JAJA
    EXCELENTE CAPITULO, COMO SIEMPRE!.
    SALUDOS =D

    ResponderEliminar
  5. OMG!!! edward tenia ke cajetearlaaaa!!!! pobre bells, ahhh edward me desesperas!! muero por verte morir de celos , ahora si ke se lo merece, buen capitulo, saludos :D

    ResponderEliminar
  6. mal con edward que decepcion pense que cambiaria :'( en fin la esperanza es lo ultimo que muere o eso dicen wuwuw este fic esta cada vez mejor  :D
    saludos y a leer(:

    ResponderEliminar
  7. mal con edward que decepcion pense que cambiaria :'( en fin la esperanza es lo ultimo que muere o eso dicen wuwuw este fic esta cada vez mejor  :D
    saludos y a leer(:

    ResponderEliminar
  8. ahora si esto es el colmo T-T que le pasa a ese tarado bipolar, por ser un edward sexy cullen no tiene derecho a hacer eso y si tienen una relacion disfuncional y todo, pero esto no tiene nombre estoy mas que triste estoy lo que le sigue, cuidate joha que estes bien, y me encanta tu historia.

    ResponderEliminar
  9. ahora si esto es el colmo T-T que le pasa a ese tarado bipolar, por ser un edward sexy cullen no tiene derecho a hacer eso y si tienen una relacion disfuncional y todo, pero esto no tiene nombre estoy mas que triste estoy lo que le sigue, cuidate joha que estes bien, y me encanta tu historia.

    ResponderEliminar
  10. Y pensar que crei que estaba cambiando, PERO QUE CABRON!!!!! despues de esto pienso que tal vez ella este mejor con Riley que con el. Aun me sigo preguntando en que ira a parar lo del profe. Besos Joha!

    ResponderEliminar