lunes, 17 de enero de 2011

Princesita - Capitulo 9

Hola!!. Nuevo cap de princesita. Mañana nuevo capitulo de Resiste. Voy a tratar de actualizar a diario pero les aviso que estoy en un intento de libro asi que tengo que dedicar tiempo a eso tambien. Besos!!!

Summary: Isabella Swan es una princesa bastante fuera de lo normal... generalmente son los hombres los que tienen muchas amantes, por eso ella no se quiso quedar atras. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 9


Las manos de mi doctor no demoraron en tomar vida, lentamente se comenzaron a moverse sobre mi casi desnudo cuerpo, yo no me quise quedar atrás así que subí mis manos hasta enredarlas en sus dorados cabellos, los extrañaba, eso era imposible negarlo.

El beso que estábamos compartiendo ya había dejado de ser ese dulce beso de bienvenida, ahora se estaba tornando bastante mas feroz, la lengua de Carlisle bailando con la mía era el paraíso, si hasta podía sentir que me hacia el amor con ella.

- ¡Mierda! – se separo de mi y tomo mi rostro con ambas manos – te extrañe mucho

- Yo también… no sabes cuanto – le di mi mas sincera sonrisa

- Bella – se acerco y dejo un casto beso en mis labios – vámonos – abrí los ojos empezando a entender sus palabras – no te cases – volvió a besarme – huyamos juntos

- Carlisle – subí mis manos hacia sus cabellos y los acaricie con todo el amor que tenia en mi cuerpo por él – no puedo – vi una mueca de dolor su rostro

- Pero si él se entera que no eres pura te devolverá humillada y eso sería mi culpa – sentí el dolor que estaba sintiendo y no me creí capaz de dejarlo así

- No es tu culpa… yo quise que fueras el primero y no me arrepiento…

- Lo se pero…

- Shuuu – puse un dedo en sus labios

- No… será el fin cuando mañana en la noche tu prometido lo descubra

- Ya lo sabe – le solté

- ¿Cómo? – la sorpresa en él era evidente

- Mi padre se lo dijo… le contó LA historia

- El caballo… - murmuro

- Mírame – tome su rostro con mis manos

- Fui yo – lo mire fijamente – yo lo quise… no me obligaste… hasta podría decir que yo te obligue – reímos juntos por lo que dije

- Te deseaba… siempre te desee

- Eres un muy buen hombre – no deje de mirarlo en ningún momento

- ¿Por qué lo dices?

- Porque ese mismo día le pediste mi mano a mi padre

La sorpresa en su rostro era evidente, supongo que él nunca pensó que yo me enteraría.

- Yo… - bajo un poco la mirada

- Por eso y mucho más… jamás podría arrepentirme

- Se que no estuvo bien… pero tampoco me arrepiento de haber sido el primero

- Fuiste el primero y serás el último – sabia que aun no le encontraría sentido a mis palabras

- No entiendo

- No importa – baje mis manos por su varonil rostro hasta apoyarlas en sus anchos hombros – solo quiero tenerte hoy… por favor – susurre junto a sus labios

- Siempre

No quiso seguir con la discusión y volvió a besarme, esta vez apure las cosas y comencé a desabrochar sus ropas, él no tenia mayor necesidad con las mías ya que mis enaguas a penas y cubrían mi cuerpo, cuando lo tuve casi desnudo solo con sus interiores cubriendo esa masculinidad que tanto placer me dio en todos estos años, así, desnudo lo empuje hasta mi lecho.

Lo deje acostado y me puse sobre él, al momento en que nuestros sexos se rozaron me moví en círculos sobre su pene para crear mayor fricción y placer, faltaba poco y quería alargar el momento.

- Hermosa – susurro mientras me quitaba la enagua para dejarme totalmente desnuda ante él

Mis pechos saltaron prácticamente sobre él y no perdió tiempo en devorarlos, estimulo mi pezón solitario con sus dedos, peñisco, chupo y toco mis pechos, sentía que me falta poco, era increíble, Carlisle había sido el único capaz de llevarme al orgasmo solo atendiendo mis pechos

- Ohhh Carlisle – mordí mi labio aguantando tanto placer

- Mírame – baje la vista y vi como su lengua apenas y rozaba mis erectos pezones

- Mmmm – no quite la viste de él, mantuve el contacto visual

- Exquisita – no dijo más y se llevo mi pecho casi entero a su boca para seguir masajeando el otro

La bomba de placer que estaba acumulada en mi bajo vientre ya era casi insoportable, iba a llegar al orgasmo así que para apurarlo me restregué aun mas sobre su endurecida polla, se sentía tan bien…

- OHHHH ¡SIIIII! Carlisle – enrede mis manos en sus cabellos y lo guíe hacia mi boca, mientras lo besaba mi orgasmo llego a mi

- ¿Te gusto? – mordió mi labio inferior esperando mi respuesta

- Eres único – acaricie sus cabellos mientras él hacia lo mismo con mi rostro

- Tú eres única

- Te juro que jamás me arrepentiré de ti

- Lo se – acario mi rostro nuevamente

- Ahora…

- ¿Qué posición quieres? – siempre me preguntaba eso antes que nada y era un gesto inigualable

- Sorpréndeme – alce mis cejas

- Bien

Tomo mi cintura y me puso boca abajo en el lecho, apoyo mis manos y mis rodillas de tal forma que quede en cuatro patas, no se porque pero nunca había probado esto y me encantaba, lo había hecho por todos lados y esto aun no lo había probado.

Lo único que no me gusto de esta posición fue que no podía ver a Carlisle, si hasta pensé que no estaba cerca, todo eso quedo de lado cuando sentí como acariciaba mis nalgas, lentamente y con mucha delicadeza metió dos dedos por mi ano y fue exquisito, me gusta hacerlo por ahí siempre y cuando alguien se follara mi coño, nunca alcanzaba a llegar solo por ahí, necesitaba de los dos lados.

- Carlisle…

- Lo se – sentí una pequeña y muy excitante nalgada – llegaras… lo prometo

De lo primero que fui conciente fue de cómo su enorme pene se adentraba por mi ano, fue delicioso, si hasta podría jurar que tengo un clítoris ahí, la forma en que sentía sus testículos chocar con mi coño lo hacían todo más placentero, pero cuando agarro mis cabellos para acercarme a él y besarme fue la gloria.

- Massss – rogué – mas duro – no se como, pero de alguna forma me las arregle y le bese el cuello

- ¿Así? – me lo metió bien al fondo mientras sus dedos se adentraron en mi coño

- Siiiiiii – chille como perra y después de todo eso era lo que parecía en esa posición

- Lo siento – no lo entendí hasta que saco su pene de mi, abrí los ojos y le iba a protestar cuando lo sentí invadiendo mi sexo – pero me gusta correrme en tu coño real

- Ohhhh – me deje caer y me apoye mejor en las ropas de cama que estaban dispersas

No se como pero mi adorado doctor encontró algún punto en mi interior que nunca nadie había tocado, me hizo prácticamente vibrar, aunque se que estaba muy cansando busco la manera de mantener y hasta aumente el ritmo de sus deliciosas embestidas, estaba cerca y supe que él también.

- Casiiiiiiiii – volvió a chillar

- Yo también – me pego una nalgada

- Me corro… Carlisle… vente conmigo

- Me voyyyyy – volvió a tomarme de los cabellos y me beso con ferocidad

- Excelente – me deje caer

- Maravillo – cayo sobre mi espalda

- Muy excitante – dijo una voz masculina que no era de Carlisle

Rápidamente nos giramos para darnos cuenta que había alguien mas en la habitación y había visto todo nuestro acto.

- Edward – su nombre salio como un susurro de mis labios


____________

Besos, Joha!

2 comentarios:

  1. Dios!!!!! Me tienes con la boca abierta!!! Por Dios!!! A ESA H%$# BELLA LA ODIO!!!! Como es posible que hiciera eso??? Debería Edward dejarla vestida y no se casara con ella... es feo pero se lo merece!!!!! Ahg!!!! Que IRA!!!!!! que SUFRA!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. ahora siii la va a regresar y no se va acasar con ella T-T, porque lo hiciste bella, espera dijo exitante??? no lo puedo creer pero, no se esta muuy calmado para ser cierto, seguire leyendo o morire, no de combustion espontanea, si no que de ataque cardiaco, que estes bien joha cuidate.

    ResponderEliminar