viernes, 11 de febrero de 2011

Caminos Encontrados: Capitulo 1 - NUEVO FIC

Hola!!. Chicos, bueno, aca esta mi nueva historia asi que espero sus comentarios y su opiniones, de ustedes depende si la sigo jajaja. Besos!!

Summary: Dos almas perdidas se encuentran. ¿Será para bien o para mal?. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 1


- ¡Hija – rodé los ojos ante el grito de mi madre – voy a comprar, así que si tu padre te pide algo atiéndelo!

- ¡Claro! – me puse en mi mejor papel de hija prodiga

Escuche como los pasos de mi madre se acercaban a la puerta de salida y como cerraba la puerta de la casa, espere unos segundos y sentí como el auto arrancaba, ya se había ido así que la casa estaba casi sola.

Estaba caliente y deseosa de una buena follada, hacía calor y el libro erótico que estaba leyendo no ayuda en nada con el palpitar de mi clítoris. Ahora gracias a mi madre podría calmar un poco el calor que tenía adentro, después de todo, ella misma me dijo que me encargara de mi “padre”.

Me desvestí hasta quedar solo con mi sexy ropa interior de encaje negro, siempre creí que una mujer necesitaba estar preparada, uno nunca sabia cuando podía presentarse una buena polla dispuesta a darte placer, así que me perfume un poco y salí de mi cuarto.

Camine sigilosamente hasta la habitación principal, sabía que no había necesidad pero el juego era demasiado excitante para dejarlo.

Abrí la puerta y por supuesto, ahí estaba él, solo con sus bóxers y los brazos puestos detrás de la cabeza esperando por mí.

- Te tardaste – se quejo mientras se incorporaba un poco

- Me estaba masturbando porque creo que tu polla se encogió un poco – no pude evitar reírme de su descompuesto rostro – no quería quedar con ganas

- Ayer no decías eso mientras te follaba el culo – se puso de pie y con un lento paso comenzó a acercase a mi

- Sabes que amo tu polla – cuando lo tuve lo sufrientemente cerca rodee su cuello con mis brazos – ahora… ¿Me vas a hacer gritar Phill?

- Siempre nena

Me tomo en brazos y me dejo caer en la cama, rebote un par de veces antes de sentir su cuerpo sobre el mío.

Hace tres que mis padres se separaron, resulta que mi abnegada madre comenzó a follarse a mi maestro de gimnasia y mi esforzado padre los encontró cogiendo como conejos en su propia cama, todo fue demasiado caótico, creo que para cualquier chica de 14 años hubiera sido un gran dolor ver como sus padres se gritaban y se tiraban los platos por la cabeza.

Mi madre era una maldita adicta a los somníferos y mi padre se follaba a la secretaria de la comisaria, Sue, una perra más joven que él que ya se había cogido a toda la población masculina de Forks, seamos sinceros, con padres así era obvio que no podía salir muy normal que digamos, claro que ante los ojos de los demás era solo una tierna adolecente que pasaba su día estudiando, aunque mi madre no sabía que me follaba a Phill, de hecho, lo hago desde antes que ella.

Aun recuerdo ese día.

Tenía 14 años y recién había perdido mi virginidad con Jasper, un chico un año mayor que yo, no estábamos enamorados ni nada pero descubrimos juntos las bondades del sexo y después de eso se nos hizo un poco difícil poder separarnos. Un día no nos pudimos aguantas y Jasper termino metiéndomela detrás de las gradas, me juro y perjuro que nadie nos vería pero claro que no fue así, nuestro maestro de gimnasia, Phill nos vio, a Jasper lo envió a dirección y a mí me dejo ahí, me basto solo una mirada suya para calentarme de nuevo, la forma en que miraba mi semidesnudo cuerpo me puso a mil, por la protuberancia que se veía en sus pantalones supe que él también estaba más que dispuesto a algo así que me llevo hacia los camerinos y termine teniendo el mejor orgasmo hasta el momento.

Ninguno dijo nada, pero algo en su mirada me dio un poco de miedo, era como la de un niñito en la mañana de navidad.

Después de eso se vio obligado a hablar con mi madre sobre mi conducta, el maldito de Jasper se sintió tan mal que término confesando todo al director, pero menos mal que Phill se encargo de bajarle el perfil. Aunque la zorra de Renée no perdió el tiempo y se le tiro a mi profesor, según lo que él me conto la acepto porque vio una oportunidad de acercarse a mí, no le creí mucho pero tampoco era algo que me importara.

Hace ya un tiempo que sabía que ni Charlie ni Renée eran los padres que fingían ante los demás, así que saber algo más de ellos no me hacía mucha diferencia.

Después de eso todo paso muy rápido, Charlie se quedo en Forks, mi madre se caso con Phill y decidió que todos nos mudáramos a New Haven porque Renée decía que con mis notas me sería muy fácil entrar a Yale. Claro, eso sí, de lo único que estaba clara en mi vida era de que tenía que estudiar, me moría antes de tener la vida de mierda de mi madre y todo porque se había embarazado y no había ido a la Universidad.

Yo pensé que todo seria pura diversión ahora, peor resulto que el estúpido de Phill termino reconociéndome que se había enamorado de mi y que solo estaba esperando que cumpliera los 18 para que nos fugáramos. Según Phill se había casado con mi madre porque no soportaba la idea de que metiera a otro hombre en mi casa, que prefería ser él que otro, o sea, el sexo con él es muy bueno, pero desde que estoy acá he probado a varios hombre más y he descubierto que hay mejores que él, así que tenía que pensar muy bien la forma de deshacerme de mi padrastro antes que fuera muy tarde.

Había recién cumplido mis 17 y estaba a mitad de mi penúltimo año escolar, así que me quedaban por lo menos dos años más para saber qué hacer.

Sentí como su polla me penetraba hasta el fondo, había que reconocerle que la tenia grande y gruesa y me daba una fricción increíble.

Sonreí ante el hecho de que Renée insistiera en que le dijera papá a Phill, Charlie había contraído sífilis por la perra de Sue y eso fue el golpe maestro para mi madre, ella soñaba con la familia perfecta, a sus ojos ahora Phill era el esposo perfecto y yo la hija soñada, teníamos una buena posición económica y social acá, Phill había conseguido muy buen trabajo, estaba entrenando al equipo estrella de Beisbol y Charlie mandaba más dinero del necesario porque se sentía muy mal conmigo.

Para mi estaban todos jodidos, empezando por mis padres, un maldito infiel y una maldita adicta, geniales padres me adjudique.

Mi orgasmo ya estaba cerca, me estaba acostumbrando demasiado al sexo, había encontrado a un par de tipos en mis salidas nocturnas que eran capaces de satisfacerme cuando Phill no podía, después de todo tenía que cumplir sus deberes maritales con mi madre.

Me encantaba escucharlo refunfuñar sobre Renée, decía que se le caían los pechos y que cuando lo montaba le llegaban al techo. De verdad era una maldita perra para reírme así de mi madre, pero en mi defensa, ella es una maldita drogadicta que hizo de mi vida una miseria, así que creo que no estoy tan mal.

- Eso amor - ¡Ag!, odiaba que me dijera amor – ya casi… ¡OH BELLAAAA!

Me aferre a su piernas, prefería mil veces montarlo al revés porque así no tenía que ver su rostro, hacia demasiada caras graciosas, creo que era por su edad.

Estaba entretenida frotando mis pechos cuando ante mi apareció la figura de mi madre entrando a la habitación, sabía que esto ocurriría en algún momento, no espere que fuera ahora pero ver su expresión lo valía, solo le sonreí y puse mas esfuerzo en mi labor

Por lo que me di cuenta Phill aun no se daba cuenta y Renée estaba pasmada, incapaz de moverse, apreté mis paredes vaginales y conseguí lo quería.

- OH BELLA… TE AMO TANTO AMOR

Se corrió, cerré los ojos y me corrí yo, cuando los abrí vi como Renée se me abalanzaba encima pero alcance a correrme y esconderme detrás de Phill.

- ¿QUE MIERDA SIGNIFICA ESTO?

- Mamá – trate de volver a mi pose de niñita buena – pensé que había ido a comprar

- ¡CALLATE! – me fulmino – tú no eres más que una zorra barata

- ¿Cómo tu cuando engañaste a mi padre? – le sonríe aun mas cuando la vi casi echar humo por las orejas

- Renée creo que es bueno que hablemos a solas – como pudo, Phill tapo su cuerpo, yo ni preocupe por eso

- ¿Desde cuándo pasa esto? – bien, ahora estaba llorando, rodé los ojos, no le creía nada

- Desde antes que tu lo metieras en la cama de mi padre

Si, aun estaba resentida por sus engaños, los padres creen que solo le deben fidelidad a su pareja pero están muy equivocados, en cuanto forman una familia le deben fidelidad a todos, porque sus acciones afectan a todos.

Sé que lo que ha pasado con mis padres es la gran responsable de mi comportamiento pero por eso no evado mis propias culpas, así que preferí quedarme callada.

- ¡Oh Dios mío! – llevo sus manos a sus cabellos y comenzó a tirar de ellos – me han estado engañando desde siempre

Preferí abstenerme de esta discusión y me levanté de la cama, por supuesto que no me libre de la mano pesada de Renée, me dio vuelta la cara de una cacheta pero aun así no deje de sonreírle, salí de la habitación y aun así pude escuchar los gritos de mi madre.

Me encerré en mi cuarto y como ya estaba desnuda me metí a bañar, llene la bañera y eche un par de sales aromática. Me demore un buen rato en acicalar cada parte de mi cuerpo, quizás todo esto si había sido mucho pero ya estaba harta de que Renée pensara que tenia la familia perfecta cuando en realidad estábamos todos demasiado jodidos.

Cerré los ojos y pensé en como todo hubiera sido distinto si mis padres hubieran pensado en sus actos antes de actuar, si ellos hubieran hechos las cosas distintas nada de esto estaría pasando y ahora todos seriamos felices. Pero no hay que lamentarse cada uno tiene lo que se merece y hay que conformase con eso.

Salí del baño mucho rato después y sentada en mi cama estaba mi madre.

¿Cuánto tiempo me demore en el baño?

Bastante parece.

- Hija, siéntate por favor – la mire y no vi sus inicios se ataques sicóticos que le daban con Charlie o como el que acababa de darle así que le hice caso

La mejilla aun me punzaba un poco, pero aunque era una perra no me atrevería a reclamarle eso, me lo merecía y lo sabía muy bien.

- Siento lo que te dije y el golpe – su mirada se mantuvo en el suelo

- No fue tu culpa – era verdad - ¿Qué paso? – me atreví a preguntar

- Phill se fue… dice que está enamorado de ti – me miro y sus ojos rojos me dieron algo de lastima

- Eso dice él – me encogí de hombros tratando de restarle importancia

Esto era mi jodida culpa por darle alas, ahora por lo menos mi madre lo había echado y ya no tendría que aguantármelo, aunque extrañaría nuestras sesiones de sexo salvaje.

- Me amenazo – suspiro mirando al frente – tiene un montón de pruebas sobre mi adicción a las pastillas, dice que si te hago algo malo me denunciara y obtendrá tu custodia… también tiene pruebas sobre el mal padre que puede ser Charlie

- ¡¿Qué?! – me levante de golpe – no estás hablando enserio

Jamás dejaría que obtuviera mi custodia. Eso era algo enfermo y desquiciado.

- Puede que no sea así pero no quiero arriesgarme, así que te irás – me miro con algo de ¿lastima? – estas mal hija… no puedes – cerro los ojos con fuerza – no puedes acostarte con el esposo de tu madre

- ¡Tu y Charlie me hicieron así! – grite ya fuera mi

Toda la calma que había logrado se fue en cuanto escuche sus palabras.

No me gustaba para nada la idea de irme lejos.

- Hija… estas enferma… entiende que tu comportamiento no es muy normal, crees que está bien hacerle este daño a tu madre

Se levanto y trato de acercase a mi pero inmediatamente la repelí.

- ¡NO ME TOQUES! – me aleje mas – es tu culpa

- Lo sé – suspiro pesadamente – pero aun así mañana te irás… créeme que es lo mejor

- ¡No me iré a Forks!, créeme que me sé esa historia y ya está demasiado repetida

- ¿Qué historia? – frunció el ceño

- La historia de los padres separados – comencé a hablar – cuando la chica hace algo malo la madre no ve mejor idea que mandarla al pueblucho junto a su padre, después conoce a un buen chico que la saca adelante y todos son felices

- Pero Bella…

- ¡NO! – cerré los ojos y trate de controlar mi ira

- No te irás a Forks – abrí los ojos para verla

- ¿A dónde me iré?

La mire esperando su respuesta, tampoco es que pudiera hacer mucho, aun tengo 17 años y quizás mi única forma de escapar de aquí era con Phill, una opción que por supuesto no iba a aceptar.

No teníamos más familia así que dudaba mucho que me enviaran con alguien conocido, no tenía ni idea a donde estaba planeando mandarme la loca cabeza de Renée.

- Hace un par de meses que mande una solicitud para una academia muy importante de Chicago, sé que es lejos, pero pensé que así tus posibilidades de conseguir una beca aumentarían – la mire atónita, aun no podía dar crédito de sus palabras – hace una semana me llego una carta dándome la noticia de que te acepataron, estaba preparando una cena de celebración para hoy

Sonrió con pena y me sentí un poco mal, no era una buena madre pero después de todo tampoco era muy mala.

- Así que querías deshacerte de mi – me cruce de brazos

- No hija – quiso acercarse pero cuando vi mis intenciones de alejarme retrocedió – yo no estudie y ahora dependo de lo que me den mis ex esposos – no me paso desprevenido el hecho de que se refería a Phill como su ex

En eso tenía que darle crédito, porque yo pensaba igual que ella.

- ¿Es un internado?

- Si

Me senté en la cama y evalué mis posibilidades.

Las ultimas conversaciones con Phill me habían dado un poco de miedo, se estaba obsesionando mucho con la idea de nosotros juntos, hace un mes le insinué que me había acostado con un compañero del instituto y casi me golpea, alcanzo a detenerse a tiempo y después me dijo que era una broma pero no le creí mucho, eso sí, me aclaro que si alguien se atrevía a tocarme no dudaría en matarlo y algo en sus palabras me decían que era verdad.

- Bien – me levante – empacare mis cosas… - acepte resignada – a todo esto… ¿Cómo se llama el internado?

- Academia Volturie´s… ahora iré a preparar la cena

- Mamá – la llame cuando tenía el pomo de la puerta en la mano, se volteo a verme – gracias… y perdón por todo

- De nada, eres mi hija y te amo… se que podremos superar todo esto

Mentira, todo era mucho para superarlo.

Me volví a sentar en la cama, mañana mi vida cambiaria, me iría al internado y quizás podría comenzar todo de nuevo. A lo mejor Renée tenía razón y si podía superarlo, además, quien quita que el cliché se haga realidad y encuentre a un buen chico que me saque de esta mierda.


____________________

Besos, Joha!!

16 comentarios:

  1. la verdad tiene pinta de ser interesante!!
    y muy retorcida!
    seguila!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!!!!!! mmmm ... este fic promete ponerse muuuuuy interesante!!!! Espero ansiosa el proximo capitulo!!!!!
    vickycn

    ResponderEliminar
  3. Me gusto!! esta bastante interesante!! siguela Joha ;)

    ResponderEliminar
  4. ahhhhh me encató el prologo!! ya kiero leer el siguiente capitulo, es muy interesante!! :D

    ResponderEliminar
  5. Me encanta volver a leer a una Bella asi como la de Princesita aunque esta tiene mas problemas emosionales xD!

    ResponderEliminar
  6. Fantástico! Echaba de menos una historia del estilo de Princesita. Síguela pronto plis!!

    ResponderEliminar
  7. GENIAL!!!!! por supuesto que debes continuar la historia Joha! esta fantastica!
    Espero el siguiente cap!
    Un beso:D

    ResponderEliminar
  8. hola!
    wow! interesante historia... pero con eso de dos almas perdidas tambien se refiere a Edward?? wow!!
    ya kiero leer el siguiente capi!
    saludos!

    ResponderEliminar
  9. holazz! johaa
    este fic esta sensacional!
    io creo q debes continuarlo
    i deberas ia extrañamos a princesitaa
    sipp? besoss bye!

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno!!! Soy super fan de Bella Bitch!!!

    Para que quiere un buen chico son muy aburridos... que se consiga uno divertido y guapo!!! XD

    Espero el proximo capi!!!

    Thanks x tus historias!!!

    Xo

    ResponderEliminar
  11. bueno ya sabes k voto pork lo continues pinta pa ponerse mui bueno!!

    ResponderEliminar
  12. A la luz de la luna14 de febrero de 2011, 14:45

    Holaa Johaa!! Está genial este nuevo fic, continúalo pronto, porfas :)
    Saludos,
    A la luz de la luna

    ResponderEliminar
  13. Wow!!! empezamos con mucha fuerza muchacha. Me gusta, almas perdidas y desquiciadas intentando encontrar su lugar en la vida.

    Creo que va a ser muy interesante.

    Te sigo leyendo

    Saluditos

    ResponderEliminar
  14. woooo creo k esta es una bella nueva, nada a la tierna, linda y buena gente de bella, genial !!!!!!
    felicidades espero y tengas muchas y muchos seguidores
    karlita cullen;)

    ResponderEliminar