jueves, 10 de febrero de 2011

Siento - Capitulo 14


Hola!!. Bueno, si se dieron cuenta cree un Face para el Blog donde subire todos los links de aca.

Summary: ¿Eso es lo que quieres? – asentí por miedo a que no me salieran las palabras – Bella… dime que no me quieres – se acerco mas a mi cuerpo hasta dejarme atrapada entre el lavamos y su perfecto cuerpo. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 14


Edward POV

No podía creer lo estúpido que puedo llegar a ser, o sea, siempre he sabido que soy un poco mas lento que el resto y no me refiero precisamente a lo relacionado con lo académico, si no más bien con lo que refiere a la forma de llevar la vida y relacionarse con las personas. No por nada se me ocurrió la genial y mas imbécil idea de “desaparecer” de la vida de Bella, seamos sincero, cualquiera en mi posición, aprovechando la cercanía que teníamos hubiera sacado lo mejor de la situación y hubiera hecho hasta lo imposible por conquistarla, lo peor de todo es que ahora estoy casi convencido que hubiera resultado, solo me basta con recordar su cuerpo vibrando con mis besos, con mis manos, y sobre todo su voz gimiendo y gritando mi nombre cuando la hice alcanzar nuestro primer orgasmo, y es que ese fue solo el primero, soy estúpido pero lo voy a remediar.

El escuchar como mi queridísimo hermano aclaraba que MI Bella ya era mas su novia me pego como un balde de agua fría, peor que cuando escuche cuanto se amaban o aquella vez que tenían sexo telefónico, en este momento solo estoy 100% seguro de una cosa y esa es que no me voy a quedar de brazos cruzados, ya los dos nos equivocamos y sufrimos, ahora es tiempo de estar juntos y algo voy a hacer, voy a lograr que Bella se derrita en mis brazos y se quede ahí por siempre.

Bella POV

Con solo mirarle esos ojos, esos verdes ojos que mas de alguna vez me han demostrado lo buena persona que es y hasta lo infantil que puede llegar a ser, supe que esto no pintaba bien, su sola mirada me indicaba que la conversación iba para largo y era de suma importancia.

- ¿Qué… paso? – con esfuerzo pude hilar las palabras

- Tenemos que hablar – su mirada seguía fija en la mía

- Eso ya lo dijiste…. Pero sobre que…. Me estas asustando – y era verdad, esa mirada tan seria estaba haciendo estragos con mis nervios, si hasta comencé a jugar con mis manos

- Creo que será mejor que nos sentemos – me indico una banca y camino hacia ella, yo hice lo mismo

- Ok – me senté a su lado pero con espacio suficiente para verle los ojos

- Bella… esto no esta bien – respiro y bajo la mirada, se notaba que le estaba costando hablar

- No entiendo…. ¿Que no esta bien Alice? – levanto la vista y volvió a mirarme

- Emmett… tu… y Edward – podría jurar que el corazón se me paro en ese preciso momento

¿Como mierda es que Alice sabia lo que pasaba?... la respuesta es simple… es Alice

- Yo… no se de que estas hablando – trate de sonar lo mas convincente posible pero creo que el nerviosismo me salía hasta por los poros

- Bella – suspiro y me sonrió amablemente, ahora si se parecía a la Alice de siempre – conozco a mis hermanos… he vivido con ellos – hizo una cuenta mental, lo supe por como movía los ojos – 16 años… o sea… toda mi vida – no pude evitar reír al igual que ella

- Alice… - supe que estaba perdida, mejor era confesar y quizás aun podía salvar algo de mi amistad con ella - ¿desde cuando lo sabes?

- Desde – se puso un dedo en la barbilla – hace como 6 años

- Ahora si que no entiendo - ¿6 años?, ni siquiera conocía a “Eddie” en esos tiempos

- Bella… Edward te a amado mucho antes de lo que tu imaginas – me sonrió y quise creerle pero se que en Edward la mayoría son mentiras

- Quisiera creerte pero…

- Déjame contarte una historia ¿si? – yo solo asentí – bueno… hace mucho mucho tiempo…

Alice POV

Flash Back

Acabábamos de mandarnos al fin del mundo, es que mis padres no saben que una chica como yo necesita mas que un pueblo donde llueve los 365 días del año, bueno, quizás exagero, pero estoy segura que no hay una sola tiende de diseño en este lugar. Iba con mis hermanos Emmett y Edward en el la parte trasera del auto entrando a Forks, ellos tampoco venían contentos, menos Emm que había tenido que dejar a sus dos novias que tenia, a Eddie le daba casi lo mismo, él no era muy sociable, aunque tampoco era un antisocial.

Llegamos a nuestra nueva casa, era enorme, por lo menos se que no iba a tener que compartir baño ni nada de eso, porque juro que ahí si que me rebelo y me meto no se… a un convento… bueno, convento no, no me gusta esas tunicada o no se que, que usas las monjas, podrían acortarlas un poquito y juraría que se verían mucho mejor. Terminamos de acomodar nuestras cosas y en seguida escuchamos el grito de nuestra madre.

- ¡Chicos!.... bajen… tengo que ir a inscribirlos al colegio – todos nos apresuramos a bajar, no era conveniente hacer esperar a Esme

- ¡Listo! – salto la escalera Emmett quien llevaba su mejor pinta, ¡Dios! No puedo estar más orgullosa de mi hermano

- Emm… te ves muy bien – lo alabe - ¡Estoy muy orgullosa!

- Claro hermanita… hay que vestirse bien para impresionar a las chicas – me guiño un ojo y solo pude bufar, ese era mi hermano

- Listo – bajo mí ultimo hermano con un libro en la mano y la verdad es que su vestimenta… bueno… era muy…. Edward por así decirlo

- Vamos – seguimos a Esme y nos subimos al auto

En cuanto llegamos al colegio vimos que había un montón de chicos, era la hora del descanso, así que nosotros nos quedamos en la placita de juegos mientras Esme iba a inscribirnos, yo logre hablar con algunas chicas pero ellas solo quería saber sobre el grandote tan buen mozo y es que Emmett solo sirve para eso… para llamar la atención, me aburrí de las niñas pegotes y me fui a sentar junto a Edward pero él estaba totalmente absorto en su libro y se por una larga experiencia que cuando lee no sabe de nada a su alrededor, así que solo me senté ahí y observe, después de comprar y vestir a la gente esto era lo mejor que sabia hacer…. Observar.

No se si pasaron dos o cinco minutos pero de pronto un fuerte golpe me saco de mi “observación”, rápidamente gire mi vista hacia el ruido y casi no me lo creo, era el preciado libro de mi hermano en el suelo y lo mas raro es que no hacia ningún ademán de recogerlo, lo tome con mucho cuidado y cuando se lo fui a dar me di cuenta que ni siquiera sabia que había soltado el libro, tenia la vista perdida, y yo como buena hermana la seguí, gran fue mi sorpresa cuando lo vi mirando a una menuda chica de cabello castaño, la chica estaba sentada en la otra punta leyendo casi igual de entusiasmada como lo estaba mi hermano hace unos segundos, pase mi mano por sobre la vista de hermano y seguía sin reacción, él nunca se había interesado en chicas, ella tenia que ser muy especial para dejarlo así, como no tenia nada mejor que hacer, seguí viendo a la chica y de pronto vi como una pelota caía sobre ella, seguí al culpable y ¡Bang!... Emmett, la chica le entrego la pelota y hasta desde acá pude apreciar el sonrojo de sus mejillas después de la sonrisa de mi hermano, la chica no volvió a leer, se quedo embobada mirando a Emm. Rápidamente gire la vista a Edward y vi como sus ojos se llenaban de una profunda tristeza, quise consolarlo pero volvió inmediatamente a su refugio…. El libro.

Cada vez que quería preguntarle sobre el hecho me evadía, no pude ver mas a la chica porque mis padres decidieron que lo mejor para mi era un colegio de mujeres, pero esta historia me intrigaba mucho así que espié a Eddie y así descubrí que la chica se llamaba Bella, que él todos los días se quedaba en el patio mirándola y que la chica estaba profundamente enamorada de Emmett.

Hice hasta lo imposible para convencer a Edward que se le declara pero lo que mejor conseguí fue que se hiciera su amigo, el resto… el resto es historia.

Fin Flash Back


Bella POV

La historia que acababa de escuchar me dejo peor de lo que estaba, recuerdo perfectamente ese día, pero lo único que recuerdo es a ese chico que robo mi corazón con una sola sonrisa, ahora comprende de que todo este tiempo estuve mirando hacia el lado equivocado, pero las cosas son tan difícil, no se si mas o menos que antes, solo se que son difíciles.

- ¿Y…? – me interrogo esperando que dijera algo

- Yo…. No se – fui sincera, no sabia nada de nada

- Bella… ahora sabes la historia un poco – vacilo – mas completa… así que necesitas decidir, créeme que entiendo que la situación es muy difícil, pero en este momento están sufriendo las personas que mas quiero, tienes que tomar una decisión y se que no va a dejar felices a todos pero por lo menos tampoco triste a todos

- Lo siento – baje la mira, de verdad que me sentía avergonzada de poner a ambos hermanos en esta situación, sobre todo a Alice

- No sientas nada… así es el amor – suspiro y se levanto de hombros – dicen que el que no tiene a quien amar es mejor para dar consejos – rió alegremente

- Tranquila – me levante del banco – ya llegara alguien

- Lo se… lo veré y sabre que es él – se notaba totalmente convencida de sus palabras

- Ok… ahora mejor nos vamos – mire mi reloj - ¡Dios!... es tardísimo

Llegue a mi casa y estaba todo en penumbras, esto si que era raro, trate de prender las luces pero una mano me lo impidió, casi sentí mi corazón saliéndose de mi pecho, quise girarme pero esa persona fue mas rápido, ya me tenia frente suyo, era un hecho, iba a morir y nunca iba a tener la oportunidad de decirle a Edward cuanto lo amo…. ¿What the hell?* ... ¿AMOR?.... siii, por lo menos tengo la oportunidad de ser sincera conmigo misma antes de morir así que….

… misma… AMO A EDWARD

- Edward te amo – Ahora si puedo morir en paz, cerré los ojos y espere lo que tuviera que venir.

Edward POV

No me tomo mucho tiempo saber que era lo que tenia que hacer para lograr el perdón de Bella, y eso era rogar… rogar hasta que me perdonara, no era muy original pero se que por lo menos iba a ser efectivo, así que en cuanto salí del colegio maneje hasta su casa, bueno, no precisamente hasta su casa, me estacione unas cuadras mas abajo para que no me viera venir, hice cálculos mirando mi reloj y Bella ya debía encontrarse en su casa, así que hice acopio de todas mis fuerzas y me dirigí hacia la entrada de atrás, por lo que recuerdo de cuando éramos amigos, su madre solía guardar una llave ahí y estaba junto a la escalera así que como buen acosador depravado me iba a instalar en su cuarto hasta que me perdonara.

Busque la llave y abrí la cerradura, mire primero y me fije que estaban todas las luces apagadas, raro, pensé, aun así me adentre en la casa, mantuve la cautela por si me salían sus padres pero justo cuando iba a subir las escaleras vi un enorme cartel colgado entremedio de ellas.

“Bella amor, tuvimos que irnos de viaje
Donde tu abuela
No tuvimos tiempo de avisarte
Volvemos mañana en la noche,
Llámame cuando leas esto

Besos

Mama y Papa”


Descolgué el cartel, y una sonrisa involuntaria se formo en mi rostro, eso significaba que la casa estaba sola hasta mañana y que Bella aun no llegaba, era imposible subir la escalera y no ver el cartel, justo cuando estaba creando un nuevo plan, sentí las llaves entras en la cerradura, me apresure a ponerme junto a la puerta, el nuevo plan rápidamente se estaba formando en mi mente, cuando su hermosa mano quiso alcanzar el interruptor se la tome y la gire hacia mi, tenia la mirada perdida, se notaba que creí que le iba a hacer daño, cuando yo solo quería darle amor… y placer claro esta. La gire hacia mi y me sorprendí con lo que salio de su hermosa boquita.

- Edward te amo – susurro y cerro los ojos

¿Sabia que era yo?... imposible

- Yo también te amo mi Bella – rápidamente abrió los ojos y trato de enfocar su vista en la oscuridad

- ¿Me morí? – Mi ángel… ¡Dios!, no puede ser más hermosa, pero necesito escuchar si lo que escuche es verdad o producto de mi imaginación

- Mi ángel – le toque el rostro y volvió a abrir los ojos pero esta vez con cierta ira en ellos… me descubrió

- ¿EDWARD? – me había metido en problemas

- Si

- ¿Me mierda haces aquí? – quiso soltarse de mi agarre pero solo logro que lo apretara aun mas

- Me amas – no pregunte, solo lo afirme

- NO – lo dijo lo mas segura que pudo, pero se que mintió, siempre que miente pestañea mas de lo normal

- Si… me lo dijiste – le acomode un mechón que se le había soltado

- No… yo solo… pensé que iba a morir – bajo la mirada, pero aun así y con la oscuridad, pude apreciar su hermoso sonrojo

- Y por eso confesaste lo que en el fondo de tu corazón nunca quisiste aceptar

- ¿Que haces aquí? – fijo su mirada en la mía

- Vine a convencerte de que perdonaras y de que me amas… bueno… lo segundo que pensé que iba a ser mas difícil ya estas… así que pasemos al perdón – continué acariciando sus sonrojadas mejillas

- Mejor te vas con tu novia – escupió las palabras y eso me hizo feliz porque supe que estaba celosa

- Estas celosa – la agarre más fuerte, quería que sintiera la erección que comenzaba a provocarme, que solo ella era capaz de provocarme

- Edward – su voz salio dificultosa, así que me frote un poco mas y supe que estaba logrando lo que quería porque entrecerró los ojos

- Te amo

Enseguida me dirigí hacia esos carnosos y carmín labios que tanto me pueden, le devore la boca y sentí como al segundo intento entreabría sus labios para que yo introdujera mi lengua, así lo hice, metí mi lengua lo mas dentro que pude y comencé a masajearla junto con la suya, sentí como sus piernas perdían equilibrio así que la alcé, ella inmediatamente cruzo sus piernas por mi cintura, nuestros sexos se rozaron y tuvimos que romper el beso para gemir.

- Edward – me tomo el cabello casi salvajemente - ¡Dios!... mis padres – rápidamente su mirada cambio a preocupación

- Están afuera… - seguí besando su cuello, no tenia intenciones de perder ni un segundo con ella – no llegan hasta mañana en la noche

- ¿Por qué?

- No se… pero estamos solos – la mire y ella no me respondió, volvió a atacar mis labios

Seguimos besándonos salvajemente, no tuve mas remedio que presionar a mi ángel contra la pared, porque mi propia excitación estaba haciendo que mis piernas fallaran, no aguante mas y le levante la corta remera que traía, sin pensarlo la despoje de su ropa y me lleve el primer pezón a la boca, sintiendo como enterraba sus dedos en mis cabellos, supe que le encantaba, claro que los gemidos también ayudaba a aclarar el punto.

No quise dejar desolado su otro pezón, así que me lleve un par de dedos a la boca y los empape para comenzar a masajearlo, con un pezón en mi boca y mis dedos peñiscando el otro, estaba seguro que pronto Bella llegaría al orgasmo, eso era lo que yo quería que gozara, que mi ángel gozara.

Se que estaba cerca, de pronto sentí sus ágiles manos arrastrarse por debajo de mi boxer, no se como pudo sin sacar mi pantalón, agarro firmemente mi miembro y con la otra mano tomo mi rostro, impidiéndome continuar con mi agradable labor.

- ¡Mírame! – me lo ordeno y casi me corro en ese segundo, al ver que me reí aumento el agarre en mi ya muy erecto pene, solté un gemido involuntario – deja de jugar – comenzó a masajear mi miembro – yo también puedo hacer – siguió masturbándome y yo cerré los ojos para disfrutar - ¡mírame! – volvió a ordenas, y ohhh como me gusta mandona – así que o seguimos jugando – me sonrió y con su pulgar comenzó a trazar círculos sobre mi punta – o me lo metes en este segundo… no sabes cuando quiero sentir esta enormidad adentro, chocando contra mi clítoris – cerro los ojos y la cara de la placer que puso me llevo al limite – haciendo que me corra como nunca… o me follas ahora o paramos – abrió de golpe los ojos y los clavo en los míos

- O…k… - como pude hable – pero antes… dime que me amas

Me sonrió maquiavélicamente y jure que aquí acaba todo

- Te amo Edward – me acaricio el cabello y pude respirar, casi olvido mi palpante erección – y quiero que hagamos el amor… pero me encanta hablar así – se encogió de hombros y rió y logro que yo la siguiera

- Entonces – le saque la mano de mi pantalón para evitar problemas – te voy a coger tan duro que no vas a poder caminar

Esto promete y mucho, un día entero para disfrutar con mi ángel que me ama, no puedo pedir nada más.


___________________

Besos, Joha


2 comentarios:

  1. Bueno... sinceramente... SIN PALABRAS!!!! Ese recuero de Edward me pareció tan divino y a la vez doloroso... Espero que puedan aclarar de una vez las cosas...
    Espero el siguiente.

    ResponderEliminar
  2. y que yega super alice para aclarar un poco las cosas, fiuf que bueno, ahora bella entendera un poco mas de sus sentimientos, cuando edward asusto a bella y esta creia que habia muerto jajaja estuvo gracioso, demasiado hot y eso que estan empezando, cuidate joha que estes bien, por cierto me encanta el fic

    ResponderEliminar