jueves, 31 de marzo de 2011

Mirame Otra Vez - Capitulo 32


Hola, aca esta el capitulo entero, espero que les sorprenda el final y traten de adivinar lo que se viene. En un ratito el adelanto de Caminos Encontrados. Besos!!

Summary: ¿Edward quería una zorra?. Una zorra le iba a dar. Todos van a van a saber quien es Isabella Swan. Van a tener que mirarme otra vez a partir de mañana. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 32


Desperté al sentir unos tibios besos por toda mi columna, mi traidora mente por un segundo pensé en los suaves labios de Edward pero demasiado pronto me cayó la realidad de que eran los labios de Emmett.

Me había acostado con Emmett.

Un hombre mayor.

Mi profesor.

Quizás por muchas razones esto no era correcto pero se sintió tan bien en el momento que no pude detenerme, tampoco es que lo haya intentado en el momento, es que estar con Emmett fue una experiencia totalmente distinta, con Edward siempre estaba la traba de mi primera vez y mis inseguridades hacia lo que realmente siente hacia mi, incluso después de que me dijo que me amaba, con Riley fue solo sexo, lo quería y lo quiero mucho, pero mas allá de una atracción física o una calentura del momento no pasó.

En cambio Emmett, Emmett es la mezcla perfecta entre jovialidad y madures, justo lo que necesito después de tantos errores cometidos, la atracción sexual esta así que solo faltan los sentimientos, porque aunque me mienta una mil veces, mi corazón solo late por mi mejor amigo.

- ¿Te arrepientes? – murmuro en mi cuello, estaba de boca acostada y aun con los ojos cerrados

- Yo no… ¿Tu?

- ¿Tendría porque arrepentirme? – volvió a dejar besos por toda mi espalda – acabo de hacer el amor con la chica que me trae de cabeza desde hace mucho

- Pero soy más chica que tú – me gire y enfoque la vista en él

- Creo que eso ya lo hablamos – bufo recostándose de espalda

- Pero…

- Nada de peros – puso un dedo en mi boca – no te voy a pedir que seas mi novia ni nada de eso pero creo que una amistad con beneficios sería buena idea para nosotros… digo… estar ahí el uno para el otro cuando nos necesitemos

-No sé si sea buena idea – apoye mi cabeza en mi brazo – ya intente algo asi y…

- Mira – me calló – si no funciona no funciona, sin presiones, solo nosotros… amigos ante todo pero con la puerta abierta – movió las cejas sugerentemente haciéndome reír

- No quiero engañarte – hable más seria – Edward siempre va a ser parte de mi vida y pese a que no me arrepiento de lo de anoche se que él siempre será un tema para y no sé si pueda estar con alguien ahora

- ¿Qué te parece si dejamos fluir las cosas?

- ¿Cómo? – fruncí el ceño

- Que pase lo que tenga que pasar

Aunque no me convencían muchos sus palabras, para mí era lo mismo que una amistad con beneficios pero tampoco podía perder a Emmett, no sabía si me volvería a acostar con él pero creo que dejar fluir las cosas tampoco era una mala idea.

- Bien

Llegue a mi casa cuando el sol estaba saliendo, sabía que tendría problemas porque tenía un mensaje en el celular de mi mamá diciéndome que llegara temprano, era obvio que sabría lo que paso y si me preguntaba tampoco podría mentirle.

Mis padres se conocieron tan joven y han estado toda la vida juntos y aunque se que se aman como nadie eso no quitan que hayan estado separados de palabra por casi un año. Aun recuerdo sus palabras cuando me dijo que su peor error había sido haber asumido, que sabía que terminaría con él porque ese era su destino y no creía amar nunca a nadie más que a mi padre pero que a una parte de ella le hubiera gustado haber probado otros labios siquiera.

En definitiva, Edward, Riley y Emmett son suficientes experiencias para mi, aquí paro, la única posibilidad que le vuelva a abrir las piernas será con sentimientos de por medio.

Entre de puntillas a mi cuarto, recién estaba saliendo el sol así que me apresure a ponerme piyama, después cuando me preguntaran modificaría un poco mi hora de llegada.

.
.
.

Estaba durmiendo cuando un sonido insistente me saco de mi preciado sueño, tome el celular y vi que eran las 2 de la tarde, cuando mi madre estuviera viejita la cuidaría con mucho gusto, solo ella me dejaba dormir tanto.

- ¿Hola? – trate de poner la mejor voz posible

- Amiguita linda – Bree - ¿Cómo estas’

- Durmiendo

- Necesito pedirte un favor – su voz era de ruego

- Solo si me dejas seguir durmiendo – todo el tiempo me mantuve hablando con los ojos cerrados

- Bien… pero necesito que vengas para acá

- ¡Te odio! – solloce – pero como eres mi amiga, te quiero y creo que es importarte iré

- ¡Gracias!

Corto sin dejarme decirle nada, ya encontraría alguna forma de vengarme de Bree, solo la perdone porque hoy era sábado y aun me quedaba el día de mañana para dormir todo el día.

Me levante y me duche, de cochina aun tenía el sudor de la noche pasada, no encontré ningún olor especial, seguramente porque Emm no tenía su olor personal.

No tarde mucho en estar lista y baje para esperar a mi amiga, mi hermosísima madre tenía listo un plato servido para mí. Definitivamente se estaba ganando un viaje por el mundo para cuando trabajara y tuviera el dinero suficiente.

- No te voy a preguntar nada porque creo que no me gustaría saber – me sonrió y se sentó frente a mí para hacerme compañía

- Bien – asentí muy satisfecha

- ¿Hablaste con Bree?

- Si… me llamo al celular – hable con la boca un poco llena

- Llamo primero acá pero prefirió llamarte al celu… ¿Se van a juntar?

- Quiere que vaya a verla – no tenía muchas ganas pero por lo menos tenía mi auto y no tenia que caminar

- Bien… entonces anda a ver a tu amiga – beso mi cabeza y retiro mi plato ahora vacio

Me lave los dientes y me apresure a la casa de mi amiga, ya estaba viviendo con su padre y era solo un par de calles más debajo de mi casa, también estaba súper cerca de la casa de Edward. A penas y conocía al papá de Bree porque nunca estaba cerca.

- Señorita Bella… la señorita Bree la espera en su cuarto

- Gracias – le sonreí a la mucama y subí las escaleras hasta el cuarto de mi amiga

Cuando llegue estaba como loca sacando ropa de su closet, la miraba y desechaba con mucha rapidez, algo extraño ya que nunca en su vida se había preocupado por la ropa que vestía. Llame su atención y me senté en la cama para que me viera.

- Aquí me tienes

- Bien… amiga… necesito pedirte un enorme favor – se sentó a mi lado y solo le pedí silenciosamente que continuara – necesito que me acompañes a un cita tripe hoy en la noche

- ¿Cita triple? – casi chille antes las palabras de Bree – no sé si sería buena idea, además Emmett y yo…

- Bella por favor… - me rogo con las manitos juntas – sabes que por muchos años estuve enamorada de ti – la mire con los ojos entrecerrados sabia que eso era un golpe bajo – por fin ahora conocí a una buena chica que quiero presentarte

- Bree…

No podía decirle que no, solo con ver sus ojos sabía que esto era algo importante para ella, de pronto comencé a analizar sus palabras.

¿Había dicho cita triple?

- Bree… yo voy con Emm, tú con tu novia… ¿Y Edward?

- Ah eso – se dio media vuelta y comenzó a doblar una ropa que tenia sobre su cama, sabía muy bien cuando me evadía y ahora lo está haciendo - ¿Esta de novio?

Trague hondo cuando solté las palabras, hace un poco más de una semana que lo habíamos dejado y sí, yo ya me acosté con Emmett pero era extraño pensar que Edward ya estaba con alguien.

- ¿Importa? – me miro encogiéndose de hombros – ustedes ya lo dejaron y quedaron en ser amigos… y los amigos no se hacen escenas de celos

- No estoy celosa – me voz salió chillona y demasiado alta

- ¿Segura? – me alzo una ceja… ¿Lo estaba?

No estaba segura pero más me valía responder algo luego antes de que pasara más tiempo.

- No estoy celosa – mire a mi amiga de tal forma para que diera por terminado el tema

- Bien… - me miro sin créeme nada, sabia eso – entonces… ¿Me acompañas?

- Hablare con Emmett

Sabía que esto era algo importante para Bree lo note, parecía una personita hiperactiva e irritante que no aguantaría si no conociera como era de verdad mi amiga.

Llame a Emmett y le pregunte si me acompañaba, dejando claro que era una salida como amigos, no tenía intención de crear problemas entre Emm y Edward así que era mejor dejar las cosas desde el principio.

Después de pensarlo mientras me arreglaba con Bree llegue a la conclusión de que quizás estar con otra persona le haría bien a Edward, pero claro que esa persona tendría que pasar por mía probación, después de todo él sigue siendo mi amigo.

- ¿Cómo estoy?

Bree lucia de verdad nerviosa, toda una señorita con vestido y zapatos algo, de verdad se veía ilusionada y eso me hacía muy feliz a mí.

- Hermosa – me acerque y apreté sus mejillas cariñosamente

- Estoy nerviosa – me sonrió y se le noto

- ¿La pasara a buscar o…?

- Nos encontraremos en el restaurant

Bien, con Emmett también habíamos quedado en eso, así que como ya era hora de salir, ajustamos los últimos detalles y salimos camino a esta cita triple que esperaba terminara bien.

Cuando faltaban aun unas cuadras para llegar recibí un mensaje de Emm diciéndome que ya había llegado y unos segundos otro de Edward, con él no había hablado hoy pero supongo que todo está en orden.

Llegamos y Bree tuvo que respirar un par de veces antes de bajarse, justo en ese momento sonó su celular y la escuche hablar sin perder una gigante sonrisa que estaba en su rostro.

- ¿Segura que me veo bien?

- Segura – le sonreí

Nos bajamos y al primero que vi fue a Emm que estaba solo en el estacionamiento apoyado en su auto, me le acerque y me recibió con una gran abrazo.

- Ya te extrañaba – dejo un nada casto beso en la comisura de mis labios, solo le sonreí y negué con la cabeza

- Nos vimos esta mañana – le pegue un golpe en el pecho

No pasaron ni dos segundos cuando sentimos unos pasos acercarse, Bree había desaparecido en la búsqueda de su novia.

- ¿Bella? – era la voz de Edward así que me gire para verlo

- Hola Edward – me acerque y lo abrace - ¿Cómo estás?

- Bien… ¿Y tú?

- Bien

- Hola Emmett – miro por sobre mi espalda y se notaba demasiado relajado

- Hola Edward – Emm se acerco y se estrecharon las manos, por lo menos yo no note ninguna segunda intención

- Miren… quiero presentarles a… - detrás de él apareció una figura bastante menuda y bonita, era pelirroja y con los ojos azules

- ¿Renata? – Emm paso por sobre nosotros y se le tiro encima a la chica abrazandolo apretadamente

- ¡Emmy!

La chica enredó sus piernas en las caderas de Emmett ante mi atenta mirada, cuando logre reaccionar un poco gire a ver a Edward que sonreía demasiado satisfecho y conforme.


____________________

Besos, Joha!!

11 comentarios:

  1. Nooooo eso no es justooo... el que la cago fue él y ahora tiene derecho a hacerla sufrir??? no se vale!!!! aaaaa quiero mas!!!

    Xo

    ResponderEliminar
  2. ooooooh joha pleaseeee ke va a pasar??????

    ResponderEliminar
  3. ooooooh joha pleaseeee ke va a pasar??????

    ResponderEliminar
  4. creo que ahora es el turno de bella le toca sufrir un poquito..
    ella hizo lo mismo con emmet.

    ResponderEliminar
  5. creo que ahora es el turno de bella le toca sufrir un poquito..
    ella hizo lo mismo con emmet.

    ResponderEliminar
  6. En verdad estará celosa,jajajajaa y que va a pasar'????

    ResponderEliminar
  7. concuerdo con leti guerrero... m enkanta el fic

    ResponderEliminar
  8. sipi sipi q este celosa q sepa q lo ama mucho y q sabe q por mas q este con emmett ella no puede estar sin edward jj asi jj

    ResponderEliminar
  9. concuerdo con leti guerrero... m enkanta el fic

    ResponderEliminar
  10. En verdad estará celosa,jajajajaa y que va a pasar'????

    ResponderEliminar
  11. Nooooo eso no es justooo... el que la cago fue él y ahora tiene derecho a hacerla sufrir??? no se vale!!!! aaaaa quiero mas!!!

    Xo

    ResponderEliminar