miércoles, 30 de marzo de 2011

Princesita - Capitulo 16

Hola!!. Hola!! ahora me voy a la U y cuando vuelva les dejo el capitulo completo de MOV, solo vine a almorzar por eso no alcance a terminarlo. Mas tarde el avsance de Caminos Encontrados. Besos!!!

Summary: Isabella Swan es una princesa bastante fuera de lo normal... generalmente son los hombres los que tienen muchas amantes, por eso ella no se quiso quedar atras. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 16


Habían pasado dos días desde que había hablado con mi padre, luego de haberlo discutido con mi esposo, ambos tuvimos una seria charla con Carlisle quien nos explico en detalle la enfermedad de mi padre, me aclaro que no era mortal pero que debía tener mucho cuidado.

- ¿Estas bien? – moví la cabeza dos veces y me concentre en mi suegra

- Si – le sonreí genuinamente – es solo que el frío me pone un poco nerviosa – eso era verdad, las temperaturas estaban cada vez mas bajas

- Bella – fijo su vista en el horizonte y su voz cambio a un tono mas serio – hay algo… - suspiro profundamente – de lo que me gustaría hablar contigo

- Dime Lizzie – puse toda mi atención en ella

- Mira – se giro y quedamos mirándonos – yo se que Edward no era casto – una mueca en intento de sonrisa se dibujo en su rostro

- Lizzie…

- Tranquila – ahora su sonrisa fue un poco mas sincera – de verdad aprecio lo que hiciste por mi… significo mucho… no se – se encogió de hombros – la verdad es que yo sufrí mucho cuando pequeña – ahora por sus azules ojos se cruzo una sombra que los opaco bastante – mi padre tenia muchas amantes… las metía al castillo y mi madre nunca dijo nada… era muy sumisa… así la criaron y así me criaron… yo…

Una lágrima rodó por su mejilla y supe que lo que venia no era nada bueno, si estos tiempos eran difíciles para las mujeres, no me quiero ni imaginar como era hace veinte o cincuenta años atrás.

- Mi madre se mato – abrí mis ojos de golpe

- Yo…

- Tranquila… - otra lagrima rodó por su mejilla – ya lo supere… - frunció el ceño – en parte… en fin – suspiro – lo importante es que fue por culpa de las múltiples amantes de mi padre… él siempre le recriminó que no le dio el heredero varón y cuando ella murió busco embarazar a sus amantes… varias quedaron en estado

Ahora era una sonrisa un tanto burlesca la que cruzo por su rostro.

- Como nunca reparo más allá en mí, no dudo en darme en matrimonio a Edward, me fui de su reino y no volví a saber de él… hasta que me llego una misiva indicándome su muerte

- Lo siento – no pude evitar pensar en la muerte de mi padre, un frío me recorrió la espalda de solo imaginármelo

- En fin… ninguno de los hijos que les dieron sus amantes eran de él… resulto que después de embarazar a mi madre, tuvo un accidente en un campo de tiro… digamos que le dieron en su hombría… lo peor es que él lo sabia… pero siempre le fue mas fácil culpar a mi pobre madre por no quedar en estado – casi juro que vi odio puro en sus tristes ojos – el reino se destrozo, todo por lo que mis abuelos y antepasados habían levantando y defendido se vino abajo porque mi padre no supo mantener sus pantalones puestos – se sonrojo al decir lo ultimo – también fue él quien llevo a la muerte a mi madre

Apretó fuerte sus manos y continúo…

- Cuando me case con Edward le aclare que no aceptaría infidelidades, me costo mucho, los hombres están acostumbrados a sus amantes, pero él solo se entero de mi historia y entendió todo… fue por eso que yo quería que Edward fuera un hombre de bien, que se guardara para su esposa… pero parece que falle…

- No… Edward es un hombre de bien…

- Lo se… pero – apretó los puños y frunció el ceño, era evidente su enfado

- Lizzie…

Nada, no respondió, parecía que su cerebro estaba procesando que decir.

- Lizzie – la volví a animar a seguir

- Yo escuche una conversación…

Mi corazón salto de golpe al pensar que pudo haber escuchado a algún guardia hablando de mi, por primera vez sentí vergüenza de lo que había hecho.

- Ángela – soltó por fin, y pude volver a respirar – ella dice que es la amante de Edward

Si en algún momento había pensado en dejar en paz a la perra acaba de ganar su sentencia de muerte firmada, la iba a hacer sufrir de tal manera que me iba a rogar para que la matara.

- Tranquila… es mentira – me apresure a tranquilizarla

- Pero…

- ¡No! – fui firme – Edward no tiene amantes… de eso estoy segura

- Ten cuidado… yo confío en mi hijo… pero sé que hombre es hombre

- Lo se… y en cuanto a Ángela…

- Ella es mala, lo se – entrecerró los ojos y me miro – nunca entendí porque insististe tanto en mandarla a traer

- Tengo mis razones – le sonreí

Por el brillo de sus ojos pensé que en algún lugar de ella sospechaba lo que quería hacer, quizás no todo pero si algo

- Ten cuidado

- Lo tendré… y de verdad Lizzie… Edward no me engañaría

- Lo se… es que cuando escuche a las criadas hablando fue como un recuerdo de mi infancia… yo siempre escuchaba como las criadas hablaban de mis padre… y odiaría que mi hijo fuera una escoria como lo fue él… eso me mataría

Otra solitaria lágrima rodó por su mejilla.

- Creo que deberías tener más fé en ti

- ¿En mi? – pregunto confundida

- En como criaste a tus hijos… hiciste un esplendido trabajo

- Gracias… creo que no debería haber desconfiado

- Tranquila – apoye mi mano en su hombro – es normal

- Gracias

Esta vez no se quedo en su lugar y me estrecho calidamente en sus brazos.

El resto de la tarde hablamos de puras trivialidades, por fin pude enterarme de la sorpresa de Rosalie, ya estaba prometida en matrimonio y resulto ser un hombre muy guapo que a ella le había gustado mucho cuando lo conoció hace dos años atrás, aunque la gran sorpresa fue que la dejaron elegir, le dieron distintas opciones y dejaron en sus manos la elección de su futuro y del reino de Volterra.

Mi cuñada estaba muy contenta y agradecida por el voto de confianza de sus padres, aunque ellos ya sabia cual seria su elección que también era la de ellos, así que todos quedaron contentos.

La cena estuvo muy relajada, no hubo grandes conversaciones. Rápidamente nos retiramos todos a nuestros aposentos.

- Edward – lo llame

- ¿Si amor? – no se dio vuelta, estaba de espalda desvistiéndose

- Quiero ser yo quien mate a Ángela

Se dio vuelta de golpe y me quedo mirando… con una gran sonrisa en sus labios.

______________

Besos, Joha!!!

2 comentarios:

  1. me encanta como se llevan bella y su suegris, haay y bella que la queria hacer feliz diciendole que edward era casto, pero esas son cosas que no se les puede ocultar a las mamas, en ese aspecto son como brujas (osea que tienen un don especial para saberlo), haaaay las dos son bien lindas y me da gusto que se quieran, ademas que siento que lizzie ayudara a bella si edwward le hace algo y rose bueno ella solo golpera a su hermano jajaja exajere, pero que bueno que se descubra mas de la historia, seguire leyendo porque la duda me corroe, cuidate joha que estes bien.

    ResponderEliminar
  2. me encanta como se llevan bella y su suegris, haay y bella que la queria hacer feliz diciendole que edward era casto, pero esas son cosas que no se les puede ocultar a las mamas, en ese aspecto son como brujas (osea que tienen un don especial para saberlo), haaaay las dos son bien lindas y me da gusto que se quieran, ademas que siento que lizzie ayudara a bella si edwward le hace algo y rose bueno ella solo golpera a su hermano jajaja exajere, pero que bueno que se descubra mas de la historia, seguire leyendo porque la duda me corroe, cuidate joha que estes bien.

    ResponderEliminar