domingo, 27 de marzo de 2011

Rescatame - Capitulo 19


Hola!!!. Nuevo capitulo aca y en fanfiction mañana porque no pude terminarlo. Besos!!!

Summary: Vivo un infierno y ruego porque algún día llegue un ángel a rescatarme, pero se que es imposible, así que es mejor escapar a mi lugar. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 19


- Edward…

Todas las palabras quedaron que mi mente logro pensar se quedaron atoradas en el fondo de mi garganta, no tenia palabras que explicaran lo que de verdad quería expresarle a Edward.

- Lo siento señora, pero ya cumplí con darle el recado… ahora debo volver a mis tareas… con permiso

Después de agachar la cabeza salió del cuarto sin voltear ni por un segundo, pensé en seguirlo pero no le vi caso, quizás así era mejor para él y para mi ya que nos ahorraba una despedida demasiado triste.

A penas y mire la cuna que iba a servir para un bebé que no llevo en mi vientre y que voy a amar con todo el corazón, pase de largo hacia mi cuarto, seguramente la relación con Edward se pondría algo tirante y conociéndolo como lo conozco se querrá ir en cualquier momento y lo mínimo que podía darle es el departamento que había comprado para nosotros dos.

Busque en el fondo de mi velador un sobre blanco y un papel sin nada, comencé a escribir…

Querido Edward:

Sé que cuando leas esto estarás odiándome con todo el corazón, pero tienes que entender que esta es la única vida de conozco, naci entre lujos y cosas caras y no podría vivir alejada de todo esto, si en algún momento te dije lo contrario es porque de verdad pensé que podía pero finalmente me di cuenta que no.

No pienses que con Emmett las cosas ahora están bien pero mi embarazo y el ser padre lo han hecho cambiar mucho, por fin puedo ver en él al hombre del que me enamore y con el que me case, así que no puedo negarle esta segunda oportunidad a mi corazón.

Lo más probable es que no quieras aceptar este regalo, pero justo a esta carta, en este sobre, te adjunto los papeles de un departamento que adquirí para ti, me encantaría que lo conservaras en señal de la hermosa amistad que me diste y de los maravillosos momentos que estuvimos juntos.

Soy débil y cobarde, podría habérmela jugado por nosotros porque sé que querrías a mi hijo como tuyo pero esta es mi vida, acá, en la Mansión McCarty San, lo siento, pero de verdad espero que si algún día nos volvemos a topar no me mires con ojos de odio.

Edward, eres el ser mas magnifico que la vida me dio la posibilidad de conocer y sé que algún día llegaras muy lejos, por eso solo me resta desearte lo mejor.

Te ame y te amo como a la persona que me enseño que no todo está podrido.

Se feliz.

Bella


Tome la hoja entre mis manos y relaje mis líneas, todo parecía ser tan real que hasta yo misma me convencería de eso, me hubiera gusta dejarle algún mensaje inscripto para que lo descifrara y viniera a rescatarme, pero sabía demasiado bien que eso era imposible, Emmett sería capaz de pegarle un disparo si Edward se volvía a acercar a mi así que por lo menos viviría sabiendo que él si tenía la chance de ser feliz.

Metí la escritura del departamento y la carta por encima, sabía que el momento de entregársela esta próximo así que la deje entre la funda de mi cama para que mi olor se impregnara en ella, era algo estúpido, pero quizás así Edward no se olvidaría tan rápido de mi.

.
.
.

- Niña… ¿Me estas poniendo atención?

Voltee a ver a mi madre que llevaba la copa de Martini hacia sus labios.

Hace casi un mes que no hablaba con Edward y eso no estaba haciéndome bien, mi ánimo andaba por el suelo y me veía obligada a fingir frente a los demás pero en cuanto llegaba a mi cuarto lloraba sin control, el sobre de debajo de mi cabecera estaba completamente arrugado pero eso solo me recordaba que pronto cualquier lazo con el amor de mi vida se rompería por completo.

- Me estas repitiendo por enésima vez que deje la Universidad – rodé los ojos, ese tema ya me tenia sobrepasada

Ir a mis clases era lo único que me distraía un poco de mi miseria porque hasta a Esme la estaba perdiendo, aunque ella era un amor conmigo, decía que sin importar el padre un hijo siempre era una bendición y que había que cuidarlo mucho, se había odiado a si misma porque seguía poniendo los anticonceptivos en mi comida, así que ese mismo día que Edward se entero de todo dejo de hacerlo.

Y eso me llevaba a mi nueva preocupación, juraba que estaba embarazada. Lleve mis manos a mi plano vientre y recordé ese día.

Flash Back

Había estado todo el día encerrada en mi cuarto, no quería salir y toparme con Edward, ayer lo había hecho y lo vi coqueteando con una de las mucamas nuevas, eso partió mi maltrecho corazón y eso era lo que menos necesitaba ahora.

- Supe que tu amante ahora se acuesta con Bree

Enterré aun más mi cabeza en la almohada, ese era el nombre de la mucama, no quería saber más así que quise dejar de escuchar.

- De verdad espero que no estés llorando por ese

Sentí los pasos de Emmett acercarse a mi lado y quise correrme pero no tenia donde, así que solo me gire para encararlo con los ojos mas fríos que encontré.

- Lloro por la vida de mierda que voy a tener de ahora en adelante

- Si es así es porque tú lo quieres

Lo mire incrédulamente, a veces no entendía de dónde sacaba tanta mierda para hablar tantas estupideces. No alce a verlo pero se sentó a mi lado y acaricio mi rostro, cuando quise quitarme tomo mi mandíbula con esa fuerza bruta que tanto mal me seguía haciendo.

- Eres tu el que ve placer en golpearme – hable como pude

- Si me dieras placer de otra forma… - bajo su vista hacia mi cuerpo y recién ahí sentí las lagrimas agolparse en mis ojos – yo podría…

- Aléjate de mí por favor

Solo me quedaba rogar, no podía gritar y no sacaba nada con pelear, así que rogué tragándome el poco orgullo que me quedaba pero de nada me sirvió porque como había sido antes, el verme débil solo excitaba aun mas a mi enfermo marido.

Hace mucho que no ponía mi cuerpo en modo automático, pero esta vez fue mucho peor porque sin quererlo recordé la forma en que Edward me hacía el amor y lo compare con el salvajismo de mi esposo, Edward besaba mis pezones, Emmett los mordía, Edward apenas y rozaba mi piel con la yema de sus dedos, en cambie Emmett apretaba hasta dejarme roja.

Edward me penetraba entre besos y caricias para agregarle más placer al momento, Emmett embestía tan fuerte que ni el dolor me hacia reaccionar.

Cuando su sudoroso cuerpo cayo rendido sobre el mío lo gire para que dejara de aplastarme, pensé que se iría pero en cambio se quedo dormido, así que no pude hacer más que acurrucarme lo más lejos posible y en ese momento recordé el sobre, lo saque y me aferre a él… era lo único que tenia de Edward.

Fin Flash Back

- Deberías hacerme caso y cuidar de tu familia

Quise reírme en su cara, apostaba mi vida a que ella nunca se preocupo de su salud durante el embarazo, jamás había visto que por un día no tomara una de sus “copas”, aunque fueran tragos refinados y de marca aun así seguía siendo alcohol y ella una adicta en potencia.

- Yo sé cómo cuidar a mi familia – un dolor de cabeza volvió a provocarme nauseas

Cerré los ojos y rece por milésima vez que no fueran síntomas de un embarazo sino de un posible resfrío, quise levantarme para ir al baño pero el dolor se intensificó provocándome un mareo que me obligo a afirmarme del mantel.

- Niña tonta – sentí a mi madre tomarme del codo – si le hicieras caso a tu sabia madre en vez de comportarte como una niña malcriada…

¿Hasta cuándo iba a seguir tratándome como una niña?

Quise decirle tantas cosas, explicarle la mierda de vida en la que vivía a ver si algo de instinto maternal despertaba en ella, porque supongo que una madre reaccionar si se entera que golpean a su hija ¿No?, eso es lo que supongo pero sinceramente con Renée no podría apostarlo.

- ¿Se encuentra bien señorita? – escuche algo lejana la voz, pero sentí sinceridad en las palabras del hombre

- Si… - a penas abrí la boca sentí la resequedad en mi garganta

- Afírmala Antonio – escuche la voz de mi madre y supe que se refería al chofer, inmediatamente sentí como me tomaban del brazo – la llevare a la clínica

A penas y recuerdo el haberme subido al auto de mi madre, cerré los ojos y dormite escuchando de fondo como Renée se mantenía al teléfono, seguramente contándole a sus amigas lo mala madre que será su hija por querer educarse y no ser una más de esas amas de casa que se gastan los millones de sus esposos y se acuestan con el jardinero.

Jardinero…

Edward…

Un sollozo salió del fondo de mi pecho, me sentía débil y no tuve fuerzas para esconder mi dolor, solo lo deje salir.

.
.
.

Desperté sintiendo una fuerte luz cerca de mis ojos así que no me quedo otra que abrirlos, trate una vez y no pude, me ceje por completo hice un par de intesto mas antes de poder mantener mis parpados arriba, los murmullos comenzaron a hacer más fuertes y pude ver a un doctor y a Emmett en el cuarto.

- Por fin despierta – mire al hombre de la bata blanca

- ¿Qué me paso?

- Nada anormal… solo que tu bebé esta algo inquieto

Quise llorar por muchas razones, por ese ser que si me daría la paz, por olvidarme definitivamente de escapar, por la vida que le podría dar un monstruo como Emmett… no, eso no, jamás dejaría que nadie le hiciera daño a mi bebé, aunque en eso se me fuera la vida.

- ¿Puedo llevarme a mi esposa a casa?... de verdad que quiero mimarla a ella y a nuestro bebé

- Por supuesto

- ¿Estaré bien?

- Si… ¿estaba tomando anticonceptivos?

Dirigí mi mirada a Emmett y la volví a doctor antes de asentir.

- Es por eso, solo una pequeña decaída pero su esposo ya tiene la receta con los medicamentos que debe empezar a tomar y también ya le agendó una cita con la obstetra

- Lo que sea por mi familia – se acerco a mí y acaricio mis cabellos

Un escalofrío me recorrió entera al sentir sus manos en mi frente pero trate de controlarme al máximo.

- Tiene mucha suerte de tener un esposo tan dedicado

- Claro…

- Seré el mejor padre del mundo – volví a mirarlo y lo que vi en sus ojos sí que me dio terror puro


5 comentarios:

  1. Que ira!! Por que es tan $%/... bueno, esperemos que no la obligue a abortar ni le pegue. Pobre Edward... no merece sufrir tanto.

    ResponderEliminar
  2. Que ira!! Por que es tan $%/... bueno, esperemos que no la obligue a abortar ni le pegue. Pobre Edward... no merece sufrir tanto.

    ResponderEliminar
  3. Emmet es un hijo de...... la verdad q lo odio y lo q les sigue haciendo a los pobres de edwrd y Bells... no tiene sangre en la cara!! Es un imbecil!! lo odio!!!

    ResponderEliminar
  4. Emmet es un hijo de...... la verdad q lo odio y lo q les sigue haciendo a los pobres de edwrd y Bells... no tiene sangre en la cara!! Es un imbecil!! lo odio!!!

    ResponderEliminar
  5. Que ira!! Por que es tan $%/... bueno, esperemos que no la obligue a abortar ni le pegue. Pobre Edward... no merece sufrir tanto.

    ResponderEliminar