sábado, 9 de abril de 2011

Rescatame - Capitulo 24


Hola!!!. Ok, este si es el capitulo que querian leer, espero que les guste y estoy conciderando seriamente mudarme definitivamente al Blog, FF esa dando demaciados problemas. Besos!!!

Summary: Vivo un infierno y ruego porque algún día llegue un ángel a rescatarme, pero se que es imposible, así que es mejor escapar a mi lugar. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 24


- Bueno, la verdad es que la vi desde que la escondite en mi cuarto, supuse que por algo no me lo habías dicho… - me sonrió – los primeros días controle las ganas por abrirla pero después cuando supuse que podía tener algo que ver con – apretó los dientes tanto que los hizo rechinar – con ese – escupió las últimas palabras – lo hice, y fue ahí que encontré todo… recordé mi primera clase en la Universidad, ahí nos dijeron que un buen abogado siempre tiene respaldadas sus pruebas así que hice copias y escondí las originales… como solo eran fotos y papeles no se notaba mucho la diferencia

- Pero… cuando paso todo lo del supuesto bebé…

- ¿Cómo que supuesto? – frunció el ceño

- Si – baje la mirada por unos segundos – al principio el bebé no era mío, la amante de Emmett estaba embarazada, Rosalie descubrió la carpeta y por eso me chantajearon

- Yo no sabía eso… cuando supe que la carpeta ya no estaba hable con Kate… y ella me rogo que tuviera paciencia, su bufet se entusiasmo con el caso ya que tanto tu padre como ese son gente importante así que solo me quedo seguir sus recomendaciones

- Pero actuaste tan normal – acaricie su rostro con algo de nostalgia

- Tenia que protegerte a ti a mi bebé – poso sus manos en mi vientre por un segundo – me costó mucho pero tenía que hacerlo

- Pensé que no te importaba… que eras feliz por fin

- Nunca podría ser feliz sin ti… tenía un plan y pensé que aceptando el departamento entenderías que siempre estaría para ti

- Yo… pensé que estaba atrapada, cuando supe que de verdad estaba embaraza creí morirme… pensé que era de él – solloce al recordar esa última noche que me tomo por la fuerza

- ¿Te forzó? – su voz apenas y salió de lo apretado que estaban sus dientes

- Yo… te juro que no quería – no quería que Edward pensara lo que no era

- Tranquila amor, ya verás como todo eso quedara atrás, todo se está solucionando – me apretó en su pecho y por fin me sentí segura

- Yo pensaba que eras feliz, que habías encontrado a alguien… a Kate

- Nunca – me tomo el rostro con un poco mas de fuerza – nunca voy a ser feliz sin ustedes

- ¿Ahora si seres felices?

- Ahora y para siempre

Me sonrió mirando directo a mi rostro pero de repente sus facciones se tensaron y una máscara casi de odio se instaló en él.

- ¿Qué…?

- Esta fue la última vez que te puso una mano encima – toco mi pómulo y tuve que encogerme ante el tacto, ahí me había golpeado y supuse que se estaba poniendo de color

- Él ya no existe

- Lo hundiremos en la cárcel… tenemos tantas pruebas cariño… mis jefes están muy entusiasmados con el caso, más de uno lo conocía y había tenido un par de negocios que terminaron en fracaso por su culpa, así que no tendrán piedad con él

- Eres mi ángel – me aferre a su cuerpo – siempre lo supe

Esme apareció en el cuarto y entre ella y Edward me obligaron a subir a acostarme mientras ellos me curaban, la verdad es que los golpes no eran muchos, había tenido peores pero por supuesto que debido a mi estado todos estaban mucho más preocupados.

Yo quería salir hoy mismo de esta casa, pero Edward me hizo ver que lo mejor era que esperáramos hasta mañana, el hecho de que yo también hubiera tenido un amante, Dios, como odiaba esa palabra, era algo que la defensa de Emmett seguramente alegaría a su favor pero muchas pruebas de antes de que Edward apareciera en nuestras vidas, así que con eso volvíamos a tener la suerte a nuestro favor.

- ¿No será problema el que salgamos de esta casa como ladrones?

Estaba acurrucada al pecho de Edward, ya estaba oscuro y yo no podía dormir, eran demasiadas emociones para un día.

- No, ya hablamos con Kate esto y dijo que alegaremos que la presión sicológica es mucha y es verdad… dudo mucho que cualquier trabajador de esta casa se quede

- ¿Estás viviendo en el departamento?

- No… pero está esperando por nosotros – lo mire interrogante – no quise vivir ahí solo, ese departamento lo compraste para empezar una nueva vida y así será

- Te amor

- No tanto como yo a ustedes

Amaba que se refiera a mí como a dos personas. Me acurruque más a su pecho y por fin pude conciliar el tan anhelado sueño.

- Buenos días mi niña – abrí lentamente los ojos para ver a Esme con su tan rico desayuno esperando por mi - ¿Cómo estás?

- Excelente – por fin esas palabras eran ciertas

- Me alegro mucho… ahora deberías comer

- Si… ¿Y Edward?

- En el estudio… llegaron sus colegas temprano y han estado revisando algunos papeles… creo que encontraron más cosas ahí

- Emmett está hundido – no me gustaba mucho alegrarme por la desgracia ajena pero no podía evitarlo

- Ahora por fin serás feliz mi niña – acaricio su frente y vi que ella era la única madre que necesitaba

- Nos iremos – le recordé

- Lo sé… yo creo que me iré a vivir con mi hermana… ayer la llame y…

- ¿No te vendrás conmigo? – no quería ser egoísta y coartar a Esme pero me dolía ya no tenerla a mi lado

- No mi niña – negó con la cabeza – tu tienes que empezar tu vida y si me quede tanto tiempo es porque no podía dejarte sola pero ya no lo estas

- Pero… yo… - las lágrimas llegaron a mis ojos al instante

- Siempre me tendrás – tomo mi rostro con fuerza – no importa lo que pase… nunca te desharás de mi… ¿Entendido?

- Entendido… pero ahora… ¿Dónde trabajaras?

- Mi hermana tiene una florería y quería poner una sección de pastelería y me pidió asociaros

- Si quiero yo puedo ayudarte, tengo el dinero de mi abuela y…

- Mi niña… créeme que dinero no es algo que me falte… han sido muchos años de grandes sueldos de los que no he gastado nada así que no quiero que te preocupes por mi

- Siempre me preocupare por ti, eres como mi madre

- Y tu mi hija

Nos abrazamos y yo seguí comiendo, cuando estuve lista baje a buscar a Edward peor el timbre de la casa me interrumpió, me apresure a abrir para dar paso a una Renée desesperada.

- Mamá…

Su mirada hizo que se me removieran muchas cosas en mi interior, sus ojos no eran los ojos con que una madre mira a su hija, eran los de alguien que mira a quien odia. Tuve que respirar muchas veces para no flaquear.

- ¿QUE MIERDA PASA POR TU CABEZA NIÑITA? – controle con mucho esfuerzo las lagrimas que estaban amenazando con salírseme

- Mamá…

De una sola bofetada me cruzo el rostro, si no me hubiera tenido tan fuertemente agarrada de los brazos creo que me hubiera caído. Su golpe aunque mucho más liviano me dolió mil veces más que los de Emmett.

- ¡No puedo creer que hayas metido a la cárcel a tu esposo! – me soltó y alcance a buscar apoyo en una mesa de arrimo

- No sabes nada – solloce

La mire con tanto dolor que me dolió el pecho, la mujer que estaba frente a mi no era para nada mi madre, nunca fue cariñosa pero ahora no había ningún rastro de compasión o amor en ella hacia mí.

- ¿Y QUE ES LO QUE NO SE? – alzó las manos y las dejo caer con fuerza sobre sus costados - ¡¿Qué metiste a tu amante a la casa de tu marido?!

- Mamá…

- ¡Ahora solo falta que me digas que ese niño es un bastardo! – apunto mi vientre casi con asco

Solo me quede callada, no pensaba negar al padre de mi bebé pero tampoco me sentí con fuerzas para responderle.

- ¡LO QUE ME FALTABA! – se iba a acercar a mi pero puse mis manos a modo de barrera

- Mi bebé es de Edward y solo si te interesa saberlo, Emmett me maltrata física y sicológicamente desde que nos casamos, tengo muchas pruebas de los golpes, por eso casi nunca iba a verlos… además tengo muchas pruebas de desfalcos que hizo a la empresa de papá… así que madre – la mire desafiante - ¿Aun piensas que Emmett es inocente?

- Esas son solo calumnias… él es un buen hombre

- Y tú la peor madre del mundo

Voltee rápidamente para ver a Esme entrando a la sala.

- Ese maldito la ha maltratado por tanto tiempo y tú y tu esposo solo cerraron los ojos ante las señales… no mereces ser su madre

- Y supongo que tu si… no eres más que una empleada que se creyó con derechos que no le correspondían

- Esos derechos me los gane – sonreí al ver a Esme enfrentar por fin a Renée, se que siempre quiso decirle mucho – Bella es mas hija mía que tuya

- Tu… - se le iba a acercar pero le corte el paso

- Emmett irá a juicio y ahí podrán ver todas las pruebas y terminar de convencerse de lo que quieran… solo espero que cuando tu y Charlie abran los ojos no sea muy tarde

- No eres más que una niñita desagradecida – me miro con asco y por primera vez no sentí un hoyo en mi pecho

- Renée – escupí su nombre – te ruego que salgas de esta casa ahora – apunte hacia la puerta

- ¿Cómo te atreves?... sin nuestra ayuda no podrás sobrevivir… no podrás mantener esta casa – la miro recorriéndola

- Tengo la herencia de la abuela – vi como abrió varias veces la boca sin poder decir nada – no la dono, me la dejo a mí y aunque sea mucho no tengo intenciones de quedarme acá, compre un departamento mucho más pequeño y por fin tendré la vida que quiero, modesta pero feliz

- Supongo que tendrás que mantener al infeliz que tienes por amante – quiso burlarse peor a mi me resbalaron sus palabras

- No se preocupe por mi – a mis espaldas resonó la voz de Edward, me gusto esa sensación de sentir que tenia gente que me respaldara – tengo un buen trabajo en un bufet de abogados y a mi esposa e hijo no les faltara nada, de eso me encargare yo

- Ahora vete Renée – abrí la puerta y espere que saliera

- Tu padre se enterara de esto y no le va a gustar nada – afirmo saliendo de la casa

- Charlie y tu solo me dieron la vida… pero no son mis padres

Sin más cerré la puerta dejando detrás de ella la parte más dolorosa de mi vida, unos padres que nunca me quisieron.

- Tranquila mi niña… nosotros estábamos aquí – aferre aun mas los brazos de Edward a mi cintura

- Y nunca te dejaremos sola – agrego Esme y yo le sonreí

- Además – Edward giro un poco mí vista hacia ella – mis padres y Jasper se mueren por conocerte

Definitivamente, esta era la familia que necesitaba y quería.


______________________

Besos, Joha!!!

17 comentarios:

  1. Maldita Renée!!! cómo pueden ser tan malos con Bella? Lo bueno es que estaba Esme y Edward para defenderla :)
    Me encantó el cap! nos leemos! Besitosss!

    ResponderEliminar
  2. wow simplemente odio a Renée, no puedo creer que aun siga en su burbuja y le importe todo menos lo que le pasa a su hija... haha espero el capitulo, muchas gracias por la dedicacion que le pones a este blog y a tus historias, de verdad, besos!!

    ResponderEliminar
  3. mnmn con esa mama para que enemigos ladetesto es una arpia

    ResponderEliminar
  4. Dios se viene fuerte el capitulo

    ResponderEliminar
  5. me cae muy mal renee como le hace eso a bella, ojala y se vaya a vivir con ed

    ResponderEliminar
  6. No puedo con su madre.... y en realidad hay algunas q son asi... pero bueno esperemos que recapacite y crea a su hija joe!

    ResponderEliminar
  7. Espero el capitulo con ancias!! y sobre mi opinion acerca de Rene es una verdadera mierda, no vale nada, ha q ver como reacciona con todo lo q Bells le dijo,hay dos opciones, si se compadece y se arrepiente y se disculpa puede ser que me empiece a caer bien pero si como yo creo no le cree nada y la sige tratando mal y prefiere a la basura de emette antes q a su hija o a su nieta, realmente vale una mierda como persona y no merece ser madre.
    Esa es mi opinion :P
    Espero el capitulo para ver como andan las cosas!! un beso gigante y un super abrazo Genia :P nos leemos pronto

    ResponderEliminar
  8. dios que madre como puede tratar a si a su hija embarazada...Que bien que halla desidido al fin....Sigue asi lo haces genial..Besos..

    ResponderEliminar
  9. Hola linda estubo fascinante el capitulo que bien que Esme defendio a Bella de su madre si es que se le puede decir asi,y bueno que Edward estará siempre con ella ...Sigue asi..Besos ..Lo haces genial...

    ResponderEliminar
  10. le hubiera cruzado la cara de una cachetada bella a renne...doña odiosa

    ResponderEliminar
  11. wow! ame este capitulo, es la primera vez q comento en blog... no se lo q le pasa a ff me llego la alerta super temprano y no se puede ver el capitulo mg estaba muriendo de ancias ... bueno bueno ... como siempre enhorabuena. ;)

    ResponderEliminar
  12. DE IMPACTO SUPER BUEN CAPITULO...AL FIN UNA LUZ AL FINAL DEL TUNEL PARA ELLOS JUNTOS SIIIII....

    ResponderEliminar
  13. ESA RENE ES UNA MALPARI...BUENO PERO YA NO LE HARAN MAS DAÑO A BELLA....ESTA CON NUESTRO AMOR....

    ResponderEliminar
  14. Hacia días que casi no tenía tiempo ni para respirar y andaba un poco perdida con tu blog, pero en unos minutos que le he robado a mi descanso, aquí me tienes embobada asumiendo el tan cercano final de este fic.

    Genial Johanna, una historia que me agarró el alma desde el principio...

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. DE IMPACTO SUPER BUEN CAPITULO...AL FIN UNA LUZ AL FINAL DEL TUNEL PARA ELLOS JUNTOS SIIIII....

    ResponderEliminar
  16. Hola linda estubo fascinante el capitulo que bien que Esme defendio a Bella de su madre si es que se le puede decir asi,y bueno que Edward estará siempre con ella ...Sigue asi..Besos ..Lo haces genial...

    ResponderEliminar
  17. me cae muy mal renee como le hace eso a bella, ojala y se vaya a vivir con ed

    ResponderEliminar