miércoles, 8 de junio de 2011

Resiste - Capitulo 38


Hola!!. Chicos, aca esta el capitulo completo, espero que les guste porque esta larguito. Besos!!

Summary: Sin esperar nada mas le dio una rápida apretada a mi entrepierna, la que aunque no se puso dura comenzó a reaccionar, enseguida se giro como si no hubiera pasado nada y salio de mi casa… Creo que si tendré que aprender a Resistir. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 38


- Emily… así que ¿Cómo se porta mi hermanito? – pregunto juguetonamente Bella

- Deja tirada la ropa en el baño – mire a mi cuñado y lo vi sonrojado

- Edward también lo hace – me apunto a la vez que yo abrí los ojos bien grandes

- Gerard también – bufo Tanya apuntando a su esposo – creo que es una cosa de hombres que como mujeres nunca entenderemos – se encogió de hombros y tomo un sorbo de su copa de vino

- Marco solía hacerlo – intervino mi madre – per un día lo amenace con lo que más le gusta y dejo de hacerlo – termino provocando la risa de todas las mujeres y un bufido de parte de mi padre

Cerré los ojos y tararee una canción porque tenía una muy buena imaginación para pensar en que era eso que más le gustaba a mi padre y lo que menos quería era pensar en eso ahora, aunque ya fuera un hombre hecho y derecho siguen habiendo cosas capaz de traumarme de por vida, y pensar en mis padres haciendo “algo” es una de ellas.

- Nosotros nunca hemos dejado la ropa tirada en el suelo – acoto con orgullo Charlie mirando a Carlisle

- Todos los gays son ordenados – bufo James para llevarse un coscorrón por parte de uno de sus padres

- No te vendría mal aprender algo de tus ordenados padres – lo regaño su novia

- ¿Ves? – quité mi atención del resto para posarla en mi hijo que estaba a mi lado – por eso yo no traigo a ninguna novia – rio con burla

- Pero algún día lo vas a hacer – lo mire encarando una ceja – y para ese día tengo un lindo álbum fotográfico preparado y listo para enseñárselo

Por lo menos ver a mi hijo perdiendo algo del color de su rostro me relajo, no es que gozara con su sufrimiento pero era lindo verlo también pasándola mal como el resto de los hombres.

- Bueno… ahora voy a traer la tarta de manzana que hice

Sonreí al ver como mi dulce novia se ponía de pie para ir a la cocina por el postre, sabía que eran muchas cosas las que tenía que traer así que decidí hacerlo que todo hombre hace en estos casos y me disculpe con el resto de los invitados para seguir a Bella. Cuando llegue la vi dejando todo listo en un carrito con ruedas que había insistido comprar hace unos días, al principio no le había visto la utilidad pero ahora si lo hacía. Sin quererlo solté un suspiro al ver ponía todas las cosas con un preciso orden en el carro para luego darse la vuelta y encontrarse de frente conmigo.

- ¿Qué haces acá?

- Ayudarte – me apresure y tome el mando del carro – además de recordarte la fiesta de esta noche – me acerque a su rostro y deje un beso en sus rellenos labios – así que ni se te ocurra escaparte – murmure aun sobre sus labios

- ¿Quién hubiera pensado que Edward Cullen gustaba tanto del las fiestas distorsionadas? – claro, no debería haberme sorprendido que la fiesta fuera a ser así, después de todo eran adolecentes y esas cosas se acostumbraban

- Mientras estés tu en ella la disfrutare mucho – confesé

- Por eso es que te amo tanto Edward Cullen – rodeo mi cuello con sus brazos y se puso de puntillas para besar mis labios

No pude evitarlo y aunque mi sala estuviera llena de nuestra familia, rodee su cintura con mis manos y cuando hube encontrado apoyo sobre sus nalgas la alce un poco para poder tomar con mayor tranquilidad sus labios. Ella por supuesto que no tardo nada en abrir su boca y dejar que entrar mi lengua en ella, su cálido contacto hacia mella en mi cuerpo pero sobre todo mis partes más bajas, así que sabia a la perfección que si no detenía esto ahora podríamos acabar haciendo el amor sobre la encimera como si estuviéramos solos, claro que como no lo estábamos eso tendría que quedar para otro día.

Con mucha renuencia me separe de su cuerpo y luego de dejar un último beso sobre sus labios apoye mi frente en la suya y espero porque nuestros cuerpos bajaran la temperatura que tenían, cuando ambos recobramos la compostura nos miramos a los ojos para soltar una carcajada.

- Eres mi perdición Cullen… me haces hacer cosas indecentes a centímetros de mis padres

- Tu eres mi perdición Swan – la abrace y apegue a mi cuerpo nuevamente, deje un beso sobre su frente y le separe un poco para verla mejor – pero ya tendremos tiempo después para nosotros

- Por supuesto – se separo de mi y volvió a tomar el control del carrito – creo que en la fiesta nos divertiremos mucho – me cerro un ojo y comenzó a avanzar

Bendita fiesta, me imaginaba algunas cosas que podrían pasar pero creo que no estaba ni muy cerca ni muy lejos de la realidad.

- ¿Qué debo esperar de esta fiesta? – alcance a preguntar algo preocupado antes de verla desaparecer por la entrada de la cocina

Sin mi respuesta decidí seguirla de vuelta al comedor, cuando llegue ella ya estaba sirviendo los platos con la tarta, no me había dado cuenta pero también había llevado todo para tomar café o té, así que mi madre estaba a su lado sirviendo agua en las tazas. Cuando me senté ya tenía frente a mí un trozo de tarta y una tasa con café, no necesitaba probarlo para saber cómo estaba, negro y con sacarina, justo como me gusta, a penas de el primer sorbo reconocí la mano de Bella en el así que alce la vista y le sonreí para agradecerle.

- No puedo creer me hija haya cocinado todo lo que comimos hoy – la alabo Carlisle

- Pues créelo padre – le guiño un ojo

- ¿Sabes? – hablo mi hijo con la boca algo llena – creo que tendrás que cocinar una de estas a diario – señalo con el tenedor su plato ya casi vacía

- Si sigues comiendo te volverás una vaca y ya ninguna mujer te va a querer – mi madre acaricio y revolvió su cabello dejando muy parecido al mío

- Sería bueno que le dieras la receta a tu hermana – intervino Gerard – aunque puede que queme el horno – murmuro para él supuse pero todos pudimos escucharlo

El resto de la velado paso igual de reñida, algunos decían algo y otros contestaban, algunos argumentaban una cosa y otros le rebatían, en fin, no hubo un momento de silencio y a pesar de que en algún momento los ánimos de caldearon un poquito, nunca se llego a molestar nadie realmente.

Pasado de las 10 de la noche todos comenzaron a hablar de lo cansado que estaban y del día que les esperaba mañana, algo raro porque era domingo, en fin, lo típico así que cuando terminamos de hablar lo último que estábamos hablando, todos se pusieron de pie y comenzaron de despedirse de a poco.

- Bueno Bellita – se le acerco mi madre – de verdad que nos diste una noche muy agradable excepto por – rodo los ojos y supe que tanto mi novia como yo la entendimos… Rosalie

- Muchas a ustedes por haber venido – le agradeció

- Bella – llego Emily a ella – de verdad que me da pena que nos vayamos y haberte dejado con todos los platos sucios

- No, tranquila – le resto importancia – tenemos un lavavajillas excepción así que no es nada

- Ohh… yo quiero uno de esos – intervino Esme

- Tu no lavas los platos madre – rodé los ojos y me vi obligado a intervenir – para eso tienes varias mucamas encargadas

- Que sabes tú – me miro y me dio algo de miedo así que retrocedí y me concentre en mi padre

- Se llevan muy bien – hablo

- Lo sé – sonreí mirando aun a mi novia y a mi madre

- Al principio le costó mucho aceptarlo pero cuando vio lo realmente feliz que eres no tuvo objeción, además… - se encogió de hombros – esa chica es excepcional

- La amo mucho – murmure

- Y mas te vales – desvié mi mirada hacia James que estaba a mi lado – ya me voy cuñado – estiro su mano y no dude en tomar – cuida a mi hermana

- Siempre lo hago – acepte con orgullo

Sin darme cuenta ya todos se habían retirado y con Bella estábamos en nuestro cuarto preparándonos para el resto de la noche, ya eran las 11 así que aun teníamos tiempo. No voy a negar que estaba bastante nervioso porque en cuanto abrí mi closet me di cuenta que no tenía nada para ponerme hoy, no sabía muy bien de quien y donde era la fiesta pero debía estar llena de adolecente y por más que tratara de disfrazarme no podría esconder mis 38 años.

- Ten – salí de mi estupor cuando sentí un golpe de algo blando en mi rostro

Tome lo que me tiro Bella y vi que era una camisa negra común y corriente de las mías, de las misma que ponía para ir a trabajar, por supuesto que no me la pondría ahora.

- No creo que… - y me vi interrumpido nuevamente esta vez por una camiseta blanca

- Te pones la camiseta y la camisa algo abierta arriba, deja las mangas arriba y ya verás cómo te cambia el look – me guiño un ojo y siguió en lo suyo

Le hice caso como un buen niño y cuando me vi al espejo tuve que darle la razón, al dejar abierto un par de votos de la camisa se veía la camiseta y le daba un toque bastante juvenil a mi look, así que para complementarlo me puse unos jeans comunes y unas zapatillas que casi nunca usaba.

- Y esto – ante mi tenia tendida una cazadora de cuero que nunca de los nunca había usado

En ese momento pude poner atención en mi novia y me di cuenta que estaba putamente sensual con una mini de cuero, botas largas con un tacón decente y un top que aunque no era muy descotado si dejaba a la vista el inicio de sus jugosos pechos. Si ponía mucho atención en su look era obvio que no mostraba mucha piel, pero si sugería y eso era mil veces mejor, sus ondas de cabellos castaños caían libres por sus hombros dándoles el toque salvaje que completaba a la perfección el oscuro maquillaje de su rostro… así que solo un palabra podía resumirla… perfecta.

- Ya después encontrarnos un lugar para follar como conejos

Tomo mi mano y me arrastro hacia la salida, cuando íbamos llegando nos topamos con Deme que también iba de salida.

- ¿Vas a la fiesta en Eclipse?

- No – sonrió – pese a que me gustaría ver a mi padre ahí esta vez tendré que pasar – me sonrió y sabia que después me molestaría con esto – pero voy a una cita doble – bufo – así que puede que la chica sea una estúpida y me pase por Eclipse más tarde

- Bien – le sonrió Bella – nosotros ya nos vamos

Tiro nuevamente de mi mano y me saco afuera de la casa. Con sus instrucción conduje hacia el lugar de la fiesta, por lo que pude entender era en alguna disco así que cuando se abrió ante mí una mansión enorme me encontré algo sorprendido.

- Pensé que iban a alguna disco – murmuré cuando me dijo que entrara y estacionara

- No… estas son fiestas movibles – la mire con el ceño fruncido y sonrió – son fiestas que cambian de lugar… hoy toco en casa de Alec… un chico que va a la escuela

- ¿Y sus padres? – lo siento pero no pude evitar preguntar

- Sus padres no están – abrió la puerta para bajarse y yo me apresure a seguirla

Caminamos por entremedio de autos muy lujosos y después de unos cuantos metros nos encontramos con la entrada de la casa que estaba atestada de gente, Bella apretó mi mano y m condujo hacia una cocina que estaba aun mas llena de gente.

- ¡Bella! – ambos nos giramos hacia la voz de Jane que estaba de pie frente a nosotros – Edward – me sonrió, agradecí mucho que no me tratara de usted – me alegra mucho verlos aquí… vengan – nos guio y no dudamos en seguirla – lo que está en la cocina esta casi todo con malicia – sonrió y supuse a lo que se refería

- Veo que siguen haciendo eso – rodo los ojos mi novia – pensé que después de tantos años había dejado de echarle cosas al alcohol… ya todos saben y eso solo es desperdicio de alcohol

- Ya ves – se encogió de hombros la rubia – algunos siguen igual de pendejos

- Y lamento decirles esto – interrumpí – pero algunos son pendejos de por vida

- Eso es lo mas frustrante – bufo Jane – así nunca conseguiré a algún hombre que valga la pena

- Lamento decirte esto amiga pero – me rodeo con ambos brazos – ya me lleve yo al mejor de los hombres – bese el tope de su cabeza y sonreí complacido

- Bien – nos mostro un bar algo encubierto – este alcohol aun está sana – bufo – pero si ven alguna botella abierta mejor busquen otra

- Gracias Jane – Bella se soltó de mi y la abrazo

Desde el paseo no había tenido oportunidad de ver a Bella interactuando con sus compañeros y aunque sabía que tenía buena relación no sabía que eran buenas amigas, eso me gustaba y podría jugar que muchos consejos de Jane le habían servido a mi novia.

- ¿Qué quieres tomar? – me pregunto Bella

- Jugo

- Ok – tendió ante mí un vaso y al darle el primer sorbo note que no era jugo – Bella… esto no es jugo

- Lo sé – alzo las cejas juguetonamente – pero yo no debería tomar y…

- Ok mira… se que por el tratamiento no deberías beber… pero podrías darte un relajo… no te digo que nos emborrachemos pero es bueno aprender a tomarse una copa sin ir por la botella entera

- Tienes razón Edward Cullen – me apunto sonriendo y tomo un sorbo de mi vaso

Después de tomarnos el vaso entre ambos mi dulce novia me arrastro hasta la pista de baila que estaba atestada de geste que en vez de bailar se estaban casi montando uno a otros.

Un ritmo demasiado sensual estaba sonado en los parlantes así que quise dejar de lado mi timidez y dado que cada pareja estaba en lo suyo, apegue el cuerpo de mi novia al mío y deje mis manos moverse al ritmo de la música por sus tentadoras curvas, en un momento la sentí girarse y pegar su espalda a mi pecho, por supuesto que su trasero no se quedo quieto y rozo mi erección obligándola a levantarse. Necesitaba mas así que no aguanté y lleve mis manos a sus sensuales pechos que rogaban por mis caricias, por lo menos eso me indicaban sus erguidos pezones.

- Oh Edward – murmuro a vez que restregaba aun más su trasero a mi erección

- Bella – hice a un lado su cabello y comencé a besar su cuello

Por un momento lleve mi vista al frente y vi como una chica estaba montando a un chico en su sillón, nadie les prestaba especial atención, pero ante tal imagen no pude evitar gemir por la excitación.

- ¿Te gusta? – murmuro Bella dándose vuelta y rodeando mi cuello - ¿T gusta ver como otros follan delante de nosotros?

- Me gustaría follarte a ti – hable con sinceridad

- Mmm

Vi en sus ojos esa mirada llena de lujuria, así que antes de que dijera nada atrape sus labios entre los míos y devoré su boca como si no hubiera mañana, nuestras lenguas estaban igual de calientes que nosotros así que no pudimos dejar quietas las manos y pronto comenzaron a vagar por el cuerpo del otro sin ningún pudor de que alguien pudiera vernos.

- Quiero… masturbarte

Tuve que tragarme mi gemido porque las manos de Bella ya tenía mi dura verga atrapada así que no pude hacer más que dejarme llevar por el enorme placer que me estaba dando mi atrevida novia. La forma en que movía su mano sobre mi polla y besaba mi cuello me tenia aturdido así que me costó mucho encontrar un momento de lucidez donde pude mover mis manos y llevarlas por debajo de la mini de Bella, no tarde en encontrar su húmedo centro porque la mandita de mi novia andaba sin bragas, así que con su misma piedad la envestí con dos dedos sin avisarle. Ambos movíamos nuestras manos sin compasión y sin dejar de besar nuestros labios y cuellos, ya sentía mi orgasmo muy cerca y las paredes más estrechas de Bella me indicaban que también estaba cerca.

- Oh… solo un poco mas

Y besándonos para acallar un poco mas nuestros gemidos terminamos en un corto pero muy intenso orgasmo. Cuando recobre la compostura pude ver que seguíamos en la misma posición y que no habíamos llamado la atención de nadie… bueno… excepto de una chica que me miraba con los ojos abiertos y lujuriosos.

- Esa perra quiere chupártela – murmuro Bella succionando mi cuello

- Amor… yo nunca…

- Lo sé – me sonrió guardando mi flácido pene dentro de mis pantalones – y por eso mismo quiero darte este gusto

Abrí mis ojos como platos a la vez que Bella llama con un dedo a la chica, la verdad es que se vía bastante decente y sexy, rubia, con tetas grandes pero vestida decentemente.

- Así que… - Bella se acerco a ella - ¿Te gustaría tener la polla de mi novio en tu boca?

- Por supuesto – la chica me miro de arriba abajo y sin ningún pudor se puso de puntillas hasta llegar a mis labios – y te juro que tengo una garganta muy profunda – murmuro sobre mis labios ante de besarme

Me costó bastante responder el beso, pero cuando sentí las manos de Bella pasando por mi pecho no me resiste mas y abrí mi boca dándole paso a la lengua, sentí como las manos de Bella pasaban por todo mi cuerpo y en un momento que abrí los ojos la vi tocando los pechos de la chica, sentí su gemido en mi boca pero quise apoyo y lo encontré en las caderas de mi novia. Esta más duro que antes y necesitaba atención así que atraje a la chica y le mostré lo excitado que estaba

Poco a poco nos movimos del lugar hasta que quedamos en unas especias de reservados, eran bastantes sillones juntos pero que se separaban por pequeños y delgados biombos.

- Vamos nena – mi novia llego al lado de la chica y le corrió el cabello para besarle el cuello, ¡Dios! y mi polla palpito contenta – quiero ver como se la chupas

La chica solo me miro y se puso de rodillas a la vez que Bella me recostaba en un sofá y se ponía por detrás para besar mi cuello.

- Disfruta cariño… - murmuro

Es verdad, la chica era buena pero tengo que reconocer que lo que estaba provocándome real placer era ver como Bella estaba succionando su cuello y acariciando sus pechos, en un momento sentí que me iba a correr pero nada tuvo comparación cuando vi a mi chica ponerse de rodillas y buscar con sus dedos la entrada de la rubia, por su rostro supe que la había encontrado, maldita sea, ver a Bella chupando esos dedos me hizo correrme muy fuerte en la boca de la chica rubia.

- Ahora vete – murmuro Bella cuando la chica se trago todo mi semen

- Pero…

- Pero nada… hay muchas pollas dispuesta a satisfacer tu pequeño coño… así que ahora vete, no voy a dejar que montes a mi hombre

La chica se fue algo decepcionada y sentí como Bella pasaba al frente hasta quedar sobre mí, la bese y nos tocamos mucho más pero mi cuota de exhibicionismo estaba llena y necesitaba hacerla mía pero en casa, no acá.

- Vamos a casa – murmure

- ¿No quieres que te monte y que te todos vean como me complaces?

- No cariño… fue suficiente por hoy

- ¿Eso quiere decir que repetiremos lo de esta noche? – pregunto con esperanza

- Por supuesto – murmure tomándola de las caderas – pero no tan seguido

- Bien – se puso de pie y yo arregle mi pantalón – pero te aviso que no te la van a volver a chupar – me apunto – aunque quizás si podría chuparme el coño a mí mientras yo te la chupo a ti

- Bien señorita sexo oral – la tome de la mano – vamos a follar como conejos





________________

Besos, Joha!!

13 comentarios:

  1. uffffffffffffffffff! qq cap joha! santo dios y espero que se cumpla lo que dijo bella al final.. no estaria mal que ahora el favor se lo hicieran a bella y edward lo vea;DD 

    ResponderEliminar
  2. Hoooooooooooooooooolyyy Shitttt!(666'
    nunca crei que Edward-profesor de etica- Cullen
    hiciera eso o.O me IPER sorprendiste!

    SALUDOOOS :D

    ResponderEliminar
  3. Quiero una fiesta asiiiii!!!!! xD
    Muahaha cuanto degeneree y con moderacion!!!
    No superare el cap, me super encanto!!

    ResponderEliminar
  4. y si como lo supuse no pudo controlarseeee. jajjaja me encanto johaaaaaaaaaaaaaaaa.. tus lemon son genialesss.. besotessss

    ResponderEliminar
  5. eso si fue un airesito para tanta mierda que estaban viviendo antes, con los problemas de Bella. 

    Ahora si parece la chica sexo.... sexo.. sexo... 

    ResponderEliminar
  6. eso si fue un airesito para tanta mierda que estaban viviendo antes, con los problemas de Bella. 

    Ahora si parece la chica sexo.... sexo.. sexo... 

    ResponderEliminar
  7. A follar como conejos!!!! seeeee juju

    ResponderEliminar
  8. estuvo genial el cap aunque me sorprende lo que hizo bella pense que era mas celosa

    ResponderEliminar
  9. hahahaha haay esos dos estan bieen locooos! !haha q bienq lse le a cumplido un a fantaica haha

    ResponderEliminar
  10. Evidentemente me he quedado con la boca abierta con un enorme oooooohhhh!!!!
     
    Me has sorprendido mucho, la verdad me temía lo peor, que acabasen peleados en la fiesta y mira por dónde!!! ha sido todo lo contrario.
     
    De verdad que eres genial, me gustó el capi, sorprendentemente genial preciosa
     
    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Hoooooooooooooooooolyyy Shitttt!(666'
    nunca crei que Edward-profesor de etica- Cullen
    hiciera eso o.O me IPER sorprendiste!

    SALUDOOOS :D

    ResponderEliminar
  12. uffffffffffffffffff! qq cap joha! santo dios y espero que se cumpla lo que dijo bella al final.. no estaria mal que ahora el favor se lo hicieran a bella y edward lo vea;DD 

    ResponderEliminar
  13. como conejos XD estuvo buena la fiesta..!!  así qe edward disfruto c:

    ResponderEliminar