domingo, 21 de agosto de 2011

Resiste - Capitulo 46


Hola!!. Chicos, aca esta el capitulo con de todo un poco, disfruten. Besos!!

Summary: Sin esperar nada mas le dio una rápida apretada a mi entrepierna, la que aunque no se puso dura comenzó a reaccionar, enseguida se giro como si no hubiera pasado nada y salio de mi casa… Creo que si tendré que aprender a Resistir. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 46


- Ohh – me recosté en el sofá y quedé mirando a mi hijo – ¿Cómo te sientes tu al respecto?

- Mal – suspiró tomándose su cabello como solía hacerlo yo cuando estaba tenso o nervioso – después de todo es la mujer que me dio la vida y aunque no la veo como madre no quiero tampoco que se muera

- Está bien que la perdones ¿lo sabes no? – apoyé mis brazos en mis rodillas para verlo de más cerca

- Lo sé y lo tengo claro pero no veo como – se encogió de hombros para después darle un buen sorbo a su cerveza – trató de matarte y eso no cambiará con nada

- Entonces… - preferí cortar un poco el tema y desviarlo antes de comenzar nuevamente con lo mismo – ella quiere que vaya a verla

- Sabes que yo tampoco te pediría algo como eso no ¿no?

- Lo sé hijo pero aun así creo que iré… después de todo Rosalie es solo una persona que tomó muy malas decisiones y creo que al final nadie merece morir sola – lo miré tratando de que entendiera el doble sentido de mis palabras pero sin que se sintiera presionado

- No morirá sola – me afirmó

- Bien… pero… ¿Sabes que tiene?

- Ni idea, no quiso decirme, por supuesto que ofrecí a ayudarla con su tratamiento o lo que necesitara pero sabes cómo es… no soltó ni una sola palabra

- Espero que mañana me diga algo a mí

- Yo también – murmuró

Por supuesto que después de enterarme que Rosalie estaba enferma el ambiente no se pudo volver a relajar, sabia de sobra que a Deme esto le afectaba mucho más de lo que reconocía así que por más esfuerzos que hice en llevar el tema por otra parte preferí rendirme y ambos nos acomodamos mejor para ver una película. A eso de las dos de la mañana nuestras mujeres entraron a casa en un estado algo alegre, no noté a ninguna con olor a alcohol así que supuse que solo lo habían pasado muy bien, antes de que abandonaran la casa Deme me hizo un gesto y supuse que era por la pedida de matrimonio que por supuesto no iba a realizar esa noche, con Bella subimos directamente a nuestros cuarto y por más que tratamos de conciliar el sueño en seguida no pudimos.

- Deberíamos dormir – traté de que mi polla no controlara mis pensamientos así que hablé con la mayor firmeza que pude – estas cansada y…

- ¿No quieres follar conmigo? – sus ojos llenos de fuego me dejaron claro que no estaba preguntando, estaba casi ordenándomelo ¿y quién era yo para negarme?

- ¡Mierda!

El alcohol que ambos teníamos en nuestra sangre nos aseguraba una candente y larga noche por lo que no demoré en ponerme sobre su cuerpo y con mis labios atacar su piel, ella inmediatamente me respondió apresándome con sus piernas y alzando las caderas para demostrarme lo necesitada que estaba, ¡Dios!, como si yo no sintiera mi polla a punto de explotar. En cuanto nuestros cuerpos estuvieron libre de ropas me adentre en ella con mucha fuerza aprovechando su cálido interior para alejar cualquier pensamiento desagradable de mi mente, esta noche había tenido más sorpresas de las esperas y sabia que mañana el tema de Rosalie me iba a taladrar el cerebro por lo que aproveche este momento, el momento en que el coño de Bella se retorcía pidiéndome por mas.

- Fuerte… ¡Quiero que me la metas bien adentro!

- ¿Así? – tomé una de sus piernas y la subí hasta lo más que dio dándole a su coño un nuevo ángulo

- ¡MIERDA SI!

Hice contacto visual y lo aproveche para empujar más duro y fuerte mis caderas, se sentía tan putamente genial que me descontrolé un poco embistiendo más fuerte de lo pensando pero me consolé con las palabras sucias que susurraba Bella en mi oído, oírla hablar del tamaño de mi polla y en como la estaba tocando por dentro era simplemente el mejor aliciente para no parar, tampoco es que quisiera y no lo hice hasta que hasta que ambos estallamos en un perfecto y glorioso orgasmo que nos mandó directamente a un sueño profundo.

.
.
.

- Pero si quieres voy contigo

- No – negué rápidamente, me había costado mucho convencer a Bella de que ir a ver a Rosalie era la mejor opción – ya hablamos esto cariño

- Pero es que de verdad creo que no lo has pensado lo suficiente – se quejó removiéndose sobre las sabanas y dejándome ver una buena porción de su piel

- Hoy justo es domingo y hay visitas no creo que pueda esperar a la próxima semana – me voltee al espejo para ponerme un poco de perfume y volví a ver a mi novia

- Es que por lo menos deberías dejar que te acompañe

- Bella – me senté frente a ella en la cama y traté de que su adorable puchero no me hiciera dudar de mi decisión. Ya me había costado mucho el decidirme en ir a verla así que si me echaba para atrás seguramente iba a andar con la idea toda la semana – se que no reaccionaste de la mejor forma cuando se supo así que quizás no sería lo mejor que la vieras mas

- ¡Por supuesto que reaccione mal! – chilló reacomodándose en la cama - ¡TRATÓ DE MATARNOS! – ahora ya estaba alzando la voz así que supe que era el momento para cambiar de estrategia

- En fin – suspiré poniéndome de pie – ahora me voy y cuando llegué podremos hacer lo que tú quieras – sin dejarle espacio a replicas le besé la frente para después apresurarme en salir

No me gusta dejar a Bella así pero es que de verdad me había costado mucho decirme y justo hoy era día de visitas así que lo vi como una señal. Como era de esperarse, cuando le comente mi idea de ir a ver a Rosalie, Bella casi me golpeo peor aproveche nuestra condición desnuda para convencerla y relajarla con un par de besos y caricias en los lugares completos, después de llevarla a un orgasmo con mis dedos y mi lengua salté inmediatamente a la ducha para comenzar esto y terminarlo más luego aun.

Cuando llegué a la cárcel noté que no era de esas típicas en donde hay de todo así que supuse sin que nadie me dijera nada que mi padre había tenido algo que ver, después de todo esta mujer le había dado un nieto y eso siempre sería algo importante. Cuando el guardia me pregunto mi parentesco con ella solo dije que era la madre de mi hijo así que no tuve problemas para pasar, antes de pensarlo ya estaba sentado y esperando porque la trajera. A lo lejos noté como habían más personas como yo aunque todos se veían emocionados cuando se reencontraban con sus seres queridos, no pasó mucho hasta que a vi como dos personas se acercaba a mi… una de ellas era Rosalie.

- Hola – murmuré removiéndome en mi asiento

Ella solo me miró mientras que el hombre que la traía del brazo le daba un par de instrucciones, asintió moviendo la cabeza en respuesta y se sentó frente a mí, sentí como si sus ojos azules me estuvieran penetrando el alma por lo que rogué que esto pasara luego, no me gustaba estar acá y prefería terminarlo luego.

- Veo que Demetri habló contigo – apoyó sus manos en la roñosa mesa y me sonrió socarronamente

No pude evitar mirar como sus siempre perfectas uñas ahora solo eran unas cosas mugrientas y maltratadas, subí un poco mas mi vista hasta sus brazos y noté también como su pulcra piel de porcelana ahora tenía demasiadas cicatrices y hasta algunos tatuajes que llamaban mucho la atención y no de la mejor manera, seguí subiendo y llegue a su cabello bastante más corto, con algunos mechones negros y otros tan enredados que se podían confundir fácilmente con raftas… definitivamente esta no era la Rosalie Hale de antes.

- Me dijo que estabas enferma pero ambos sabemos que eso es mentira – me removí un poco más sobre mi silla y tomé energías para seguir – así que te rogaría que me dijeras que es lo que quieres

- Te equivocas – me sonrió metiéndose el dedo a la boca y sacando algo de entre sus dientes, no soy un snob pero si me dio un poco de asco su gesto – si estoy enferma… tengo sida

- ¿Es broma cierto? – ahora me apoyé yo en la mesa para poder verla mejor

- No – negó sonriendo pero sin ninguna gracia en su rostro – ojala fuera así… pero ya sabes que siempre he sido un poco perra – me miró con sus ojos azules ya carentes de verdadero color tratando de desafiarme a que lo negara – y acá en la cárcel no todos están tan “limpios” – le puso énfasis a la última palabra dibujando las comillas en el aire – por lo que no es una enfermedad demasiado anormal

- ¿Qué harás ahora?

- Nada – se encogió de hombros en una actitud para nada femenina, esta Rosalie distaba tanto de la que conocí antes del accidente que hasta en un momento me pregunté si estaba en alguna realidad paralela – de aquí no voy a salir en un buen tiempo así que no tiene caso que lo piense mucho… me voy a morir como la escoria que soy

- Tu elegiste tu camino Rosalie – tampoco es que tuviera buenos pensamientos hacia ella pero no era como si quisiera que se muriera

- Lo se – se encogió de hombros mientras subía una de sus piernas a la silla para apoyarse en su rodilla – y es por eso que no pido nada… todo lo que hice fue consciente, si – sonrió con ironía – puedo culpar a la estúpida de mi madre por haber metido a tantos hombres en nuestra casa que me tuvo que quitar la comida a mí para alimentarlos… nadie me violo ni me golpeo solo tuve una infancia pobre y en ti vi la oportunidad de salir de ahí – todo eso lo había sospechado pero era distinto escucharlo de sus labios – pero tú no caíste por lo que me tuve que aferrar de otros hombres así que cuando Aro me dejó supe que no iba a soportar volver a lo mismo

- ¿Tienes tratamiento?

- ¿Te importa?

- No debería – le fui sincero – pero aunque no lo creas yo no le deseo la muerte a nadie – hizo una mueca por mis palabras que seguramente le llegaron directamente

- La enfermería me está dando vitaminas pero la verdad es que somos muchas las que estamos igual

- Bien, me ocuparé de ello – se que no tenía qué, pero si podía hacer algo por no dejarla morir como un perro lo haría

- No te diré que no lo hagas porque tenía fe que en te ofrecerías a algo como eso

- ¿Por eso me llamaste no?

- Bien Eddie… sigues igual de despierto que antes

- Ya te ofrecí mi ayuda así que ahora quiero preguntarte algo… ¿Por qué? ¿Por qué trataste de matarnos?

- Ya te lo dije – rodó los ojos – porque sentí que iba a volver a vivir en la mierda y te vi a ti como el único responsable, si no hubiera tenido a Demetri quizás podría haber embaucado a un viejo forrado en dinero o no sé qué – mas temblorosa tiro sus cabellos hacia atrás con sus manos – yo solo… creo que me volví loca… de verdad quería muerto – sus ojos mucho mas fríos se toparon con los míos – tenia rabia y quería descargarla en alguien

- Bien – me puse de pie y suspiré antes de hablar – en la semana espero que se solucione lo de tu tratamiento

Le di solo un asentimiento de cabeza y salí de ahí, por supuesto que la mayoría de sus palabras no tuvieron el elemento sorpresa en mi porque suponía y sabia la mayoría de ellas así que ahora solo me concentraría en tratar de darle un vida digna, Rosalie me había dado lo más importante de mi vida y aunque fuera con una vida un poco más digna, de alguna forma se lo iba a pagar.

- ¿Fuiste?

- Si hijo… vengo saliendo, hablé con ella y ya sé que tiene – no pensaba ocultarle nada a Deme, él tenía más derecho que nadie de saber toda la verdad

- Entonces… ¿Qué tiene?

- Sida – no había forma más sutil de decirlo así que solo lo dije

- Oh bien – lo sentí respirar hondo y detenerse por un momento – con un tratamiento adecuado puede vivir… ahora hay más tecnología y… hablaré con un colega mío creo que él sabe de un caso en…

- ¿Estás bien hijo? – sabia que cuando divagaba así era porque no estaba bien, se que la pregunta era estúpida pero ya la había hecho cuando me di cuenta

- Sinceramente pensé que era algo peor, un cáncer ramificado o algo así, pero creo que esto podemos tratarlo, sabes que hay casos que han vivido mucho

- Lo sé y por eso le dije que nos haríamos cargo del tratamiento

- Tú no tienes que hacer nada papá – bufé mientras doblaba la última esquina antes de llegar a casa

- Si tengo y te ayudaré en lo que haga falta, no te quiero en esto solo

- Gracias

- De nada cariño, ya mañana nos pondremos de acuerdo en todo ¿ok?

- Ok… y papá… muchas gracias

- De nada cariño – corté el teléfono no muy conformé por el estado anímico de Deme pero me consolaba enormemente saber que no estaba solo, ahora era momento de que Jane lo consolara

Cuando vi la puerta de mi casa me sentí mejor conmigo mismo, el solo pensar en ver a Bella me animaba así que salte del auto y demasiado rápido ya estaba dentro de la casa.

- ¡BELLA! – grité como loco mientras buscaba por toda la casa donde podía estar - ¡Amor… ven! – nada, fui a la cocina y nada - ¡Bella!

Subí corriendo las escaleras pero no sentí ningún ruido así que comencé a preocuparme, quizás había salido y yo estaba como loco buscándola por toda la casa, puse más atención y seguí sin escuchar nada por lo que le eché una rápida mirada a mi reloj de pulsera y noté que eran recién la 1 de la tarde así que había muchas probabilidades de que Bella anduviera comprando algo por lo que me dirigí al cuarto para ponerme algo mas cómodo pero en cuanto abrí la puerta noté ruido en el baño así que me sin pensarlo abrí la puerta para encontrarme con Bella bañándose y cantando en murmullo.

- ¡Bella!

- ¿Edward? – abrió la puerta de la ducha y sacó la cabeza sonriéndome – no te sentí llegar… espera que salgo y podemos ir a…

- ¡Cásate conmigo! – su rostro si hubiera podido caerse de verdad lo hubiera hecho pero por lo menos me conformé con ver su expresión, era justo la que quería ver

- Yo… ¿Edward? – el agua cayendo sobre su rostro la obligó a entrecerrar los ojos

¡Dios!

No se podía ver más adorable así que me acerqué a ella tomando su rostro y besándola castamente en sus labios, ya habría tiempo después de hacer más.

- Termina de bañarte, cuando salgas decidiremos la fecha y las demás cosas – volví a besar sus labios y salí del baño

Sé que parecía un loco desquiciado pero ver a Rosalie tan distinta de lo que alguna vez fue y de lo que ella misma sonó me recordó lo que era yo en ese tiempo, era solo un chico amargado que vivía la vida como un viejo amargado, eso fue hasta que ella esa hermosa chica llena de excesos y con mas pasado que yo pese a la diferencia de edad entre nosotros, si, la primera vez que la vi estaba teniendo sexo con mi hijo y ambos se estaban drogando en mi piano, era una imagen que por mucho tiempo me acosó pero que me enseño que todos tenemos nuestro pasado y que lo importante es que como enfrentamos en fututo, si, una frase más que trillada pero cierta, ya había tenido demasiada mierda en mi vida y no iba a esperar para comenzar a vivir mi vida junto al amor de mi vida.

- ¿Edward? – alcé la vista y me encontré con Bella mirándome con el ceño fruncido y aferrada a su corta toalla - ¿Estás bien?

- Muy bien – palmee un lado de la cama esperando porque se sentara ahí pero en lugar de eso se quedó de pie y cruzó sus brazos indicándome que no pensaba moverse – estas molesta – ahora yo fruncí el ceño - ¿Por qué estas molesta? No entiendo

- ¿Qué? – chilló alzando los brazos - ¿Cómo te atreves a preguntarme eso? Sobre todo después de tu broma de hace unos minutos en la ducha – apuntó al baño alterándose de a poco

- No fue una broma – ahora yo había perdido un poco el humor – estaba hablando en serio – me puse de pie frente a ella y traté de que notara la verdad de mis palabras

- Entonces… ¿Cómo mierda se te ocurre entonces hacerlo así?

- Yo… pensé que sería mejor hacerlo así… con sorpresa, en momento justo, quería ver tu rostro de sorpresa y ¡Ni siquiera me has dicho que si! – pasé por su lado para meter la manó en el cajón de mi ropa interior donde estaba la cajita con el anillo – hasta te compré un anillo – les mostré la cajilla pero sin abrir

- ¿Entonces no es una broma o algo del momento?

- No – negué rápidamente – yo de verdad quiero casarme contigo… de verdad quiero que me digas que si

- Pero… ¿No es muy pronto? – sin quererlo comencé a reírme haciendo que ella frunciera el ceño y se pusiera roja

- Creo que los casi siete años que llevamos juntos nos dejan en claro que no es demasiado pronto

- Yo… pensé que tu no querías casarte – ahora fue Bella quien se sentó al borde de la cama y yo quedé de pie frente a ella – nunca hablaste de matrimonio y yo lo acepté – se encogió de hombros pero todo el tiempo me privó de su hermosa mirada

- Iba a hacerlo esa noche – suspiré agachándome frente a ella, cuando me miró tomé sus manos dándole un ligero apretón – no te iba a pedir matrimonio pero si quería que hiciéramos la promesa de que en el momento justo nos íbamos a casar pero ya sabes cómo terminó todo

- ¿Tu de verdad quieres casarte conmigo?

- Por supuesto amor y me arrepiento de no haberlo hecho bien

- No – negó con la cabeza – fue perfecto solo que me tomó por sorpresa… te conozco Edward – le dio un ligero y apretón a mis manos y me sonrió – y se como haces las cosas así que solo me sorprendiste con tu propuesta tan… improvisada

- Eso es lo que quería… que no te lo esperas

- Entonces lo hiciste bien

- Pero puedo hacerlo mejor – miré la pequeña cajilla y la puse frente a ella abriéndola y dejando que viera el anillo que había elegido, era pequeño, justo para su dedo y tenía un montón de diminutos diamantes que se agolpaban al centro – Bella Swan… te amo y debería haber hecho antes pero nunca es tarde así que… ¿Quieres ser mi esposa?

- Si… quiero ser tu esposa Edward

Mas que feliz y satisfecho saque el anillo del lugar y lo puse en el dedo de Bella, calzó perfectamente y la hizo lucir mucho más hermosa. Por supuesto que para coronar nuestro compromiso no dude ni un segundo y atrapar sus labios con los míos y arrastrarla hasta que ambos quedamos recostados en la mitad de la cama.

_____________

Besos, Joha!!

33 comentarios:

  1. holyyy shittt,,, mmm creo q si se arrepiente aunque nunca se sabee..

    ResponderEliminar
  2. No creo :S aunque talvez si pero pues tu decides jejejeje
    Gracias por adelanto Joha
    Xo

    ResponderEliminar
  3. yo tampoco creo.... peor siempre nos sorprendes...

    ResponderEliminar
  4. Sabiendo lo muy perra que es dudo que se arrepienta, aunque seria bueno que lo hiciera. Gracias por el adelanto, espero el capitulo. Saludos! :)

    ResponderEliminar
  5. wowww ! leo tantos en donde rosaliie es buena que dios hasta me dolio y dio pena, pero luego recorde que esta rosalie fue la culpable de que edward tuviera 6 años en coma !! asiii que sii se lo merece !! y noo no creo que se arrepienta

    ResponderEliminar
  6. yo creo q no se arrepiente, por la forma en q se comporta

    ResponderEliminar
  7. Mmmm seguro qe no se arrepiente, el estar en la carcel seguro le hiso creer qe en verdad tenia la razon! pero johaa! tu siempre me cambias mis finales de tus historias y despues quedo colgada! jajaj espero pronto este cap enteroo!

    ResponderEliminar
  8. amm no creo :'/ que mal fuera bueno que si pero ahh quien sabe juju ya quiero leer el cap a ver como le va con su propuesta a bella :D wuwuwuw!!! (:

    ResponderEliminar
  9. wow espero que la creaporque aunque ha echo mucho mal todos merece n ufna segunda oportunidad para cambiar

    ResponderEliminar
  10. wow!!!!! ps segun lo del adelanto pareciera que no esta arrepentida pero la vida que se vive en la carcel es muy dura a lo mejor solo es una coraza....

    ansio leer el cap completo y saber que es lo que le dice a edward.......
    le abra dicho edward a bella que la iba a ir a ver eso tambien seria interesante jajajaja

    ResponderEliminar
  11. es tan altiva, pero espero qe si, pero no creo jajajaj nose!!!!!

    ResponderEliminar
  12. No creo que se arrepienta Rosalie es demasiado orgullosa como para pedir perdon :$

    ResponderEliminar
  13. Precioso capi... Hasta que por fin Edward le pudo pedir matrimonio a Bella... Creo que nunca una proposición de matrimonio tuvo que retrazarse tanto... Siete año fué suficiente tiempo... Creo que ahora debemos empezar a planear una boda...jajaja... Gracias por el capi... Besos, mordiscos y abrazos desde Colombia...

    ResponderEliminar
  14. omg¡¡¡ rosalie me valeee pero ame la pedida de matrimonio juju gracias joha

    ResponderEliminar
  15. awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww que lindoooooooooo !! me encanto la forma en que le pidio matrimonio ! es como si te preguntara - como te propusieron matrimonio?- y t tu respondas - en el baño mientras me bañaba, llego y me dijo casate conmigo ...ajajjajaja se olle tan cool y poco convecional que es perfecto jiji y unico !! y wow quien llo diria que la chica que vio follando con su hijo en su presiado PIANO se convertiria en su futura exposa ! wow jiji ahh y rosalie es una perra bien merecido se lo tiene y edward es un amor por ayudarla a pesar que casi lo mata P.D : aun se me hace dificil hablar mal de rose pero esta si que se lo merece

    ResponderEliminar
  16. Hermoso capitulo,  Edward tan bueno con Rosalie a pesar de todo y la manera en la que le pidió matrimonio a Bella, tan espontanea y tierna a la vez, me encanto!! Espero el próximo a ver como se empieza a planear esta boda! Gracias por el capitulo, saludos! :).

    ResponderEliminar
  17. Hola me encanto la propuesta de matrimonio nunca me lo hubiera imaginado asi ahora a preparar la boda y la verdad si me da pena Rosalie aunque la verdad se lo merece solo espero que realmente sea arrepienta de todo lo que hizo en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México
     

    ResponderEliminar
  18. precioso :D me encanto la propuesta, tan insolita y sorpresiva, como toda esta historia :)
    va qedando poqito ya al fic??? 
    solo esperar el siguiente capi, con ansias :D

    ResponderEliminar
  19. 0hhhhhhhhh que lindosssss... ya se casannnn !!

    ResponderEliminar
  20. lo ame joha!!!! como siempre me sorprendiste esperaba   una cena  romantica algo asi, pero me a encantadi que le pida espontaneamente matrimonio!!!! si la verdad 7 años han tenido que esperar... muy buen capitulo

    ResponderEliminar
  21. No me da pena Rosalie, un poco de compasión quizá, pero nada más, ha sido demasiado cruel con ellos, pero sobre todo con su propio hijo, con Deme.

    Ahora a esperar los preparativos de la boda, que lindo, que manera tan divertida de pedirle que se case con ella, me gustó, estuvo genial

    Besos

    ResponderEliminar
  22. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!! por fin se lo pidio......

    y de rosalie ps no me esperaba nada menos el sida es algo de lo que abunda en la carcel..... y no me da lastima era logico que terminara asi pero no cabe duda que edward es un hombre que no sabe guardar rencor y menos ahora que es tan fliz con bella...

    ansio leer el siguiente cap...

    besossss  JOHA.....

    ResponderEliminar
  23. ahhhh suspiro en serio q lindo tan casual parecia un niño hermoso jj divino em lo imagino y solo suspiro jj toca ver la celebracion jjj con todos los juguetes jajaj muy pero muy lindo graciasssssssss

    ResponderEliminar
  24. Holaaa!! Soy una nueva seguidora de tu bello blog...Quería saber que días actualizas tus historias!!! :D 

    ResponderEliminar
  25. aaaaahhhhhhh, que lindo, y dijo siiiii.
    me encanto como la convencio para poder ir a ver a Rosalie.

    ResponderEliminar
  26. Muahahaha me quede WTF!! ni yo me lo esperaba! Me encanto, no fue el tipico casate conmigo!!
    Awww Me gusto mucho el cap!!
    Rosalie q se joda!!!
    Besos y hasta el proximo, muero por el!!!

    ResponderEliminar
  27. awwwwww mas lindo d verdad INESPERADOO... jamas pense q se lo iba a pedir asi xD y puesss todo el capi fue con bastantes cosas....... bye cuidat q estes bien

    ResponderEliminar
  28. Kate.Vulturi.Twilight-Love23 de agosto de 2011, 18:00

    Hahahahahahahahahaahha
    me encanto muy bueno... hahahahaha
    muy bueno..
    hdp de Rosalie!

    ResponderEliminar
  29. waaaa que onda aww me encanto como fue :) que cuero!! ahhh ya quiero ver la boda wuwuwuw!!
    saludos
    xx

    ResponderEliminar
  30. me encanto y entiendo a bella hasta yo me quedaria asi si me lo dicen de esa forma pero como qiera estuvo como decirlo?..... Epico 

    ResponderEliminar
  31. ya puedo escribir aki!! me encanto la improvisación xk luego cuando planeas las cosas estas no salen como uno las espera asi k bien x ed!!

    ResponderEliminar
  32. ame su pedida de matrimonio improvisada! juro que me imagine la cara de bella jasjjassja por fin supe lo que era el regalo de graduacion, habia quedado con la intriga... yo a rosalie le habria puesto una ETS mucho mas fuerte, (hay unas horribles) por perra. por su culpa Ed perdio 6 años, demasiado. ok eso bye

    ResponderEliminar