martes, 11 de octubre de 2011

Vuelve a Vivir - Capitulo 5

Hola!!. Chicos, por fin capitulo, espero que lo disfruten porque tiene de todo un poco. Besos!!!

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 5
 

- Edward… mejor entramos…

- No – negó tratando de incorporarse pero sus brazos no parecían poder soportar su peso – yo solo quiero me digas porque… yo era el que quería esa vida… yo iba a estudiar medicina para ayudar al mundo… yo iba… yo iba a ser feliz

- Edward de verdad - ¿Qué podía decirle ahora? Miré deatrás mío y solo vi oscuridad, aun no empezaba a amanecer pero lo haría pronto y no quería que mi madre no me encontrara en casa – entremos, ahí podemos hablar de lo que quieras

- Bella… si todo hubiera seguido su curso yo te habría conocido en la Universidad, yo y no mi hermanito… yo hubiera… - sus manos fueron a su cabeza apretándola con mucho fuerza para mi gusto así que sin pensarlo de mas me tiré encima de él y traté de sacarle las manos pero estaba haciendo mucha fuerza. Cuando lo logré quedamos demasiado cerca – yo me hubiera enamorado de ti Bella Swan… y créeme… yo no sería esta mierda que soy ahora

- Edward de verdad…

- Jasper él… todo lo malo le paso a él pero también lo bueno… y esa promesa – rio raramente – esa maldita promesa me está condenando y tú tienes la culpa – me apuntó pero sin verme, sus ojos estaban cerrados

No le hice caso, sabía muy bien que todas las sandeces que estaba diciendo eran solo producto de su borrachera, mañana no se acordaría de nada y mejor para mi si nos ahorrábamos el bochorno de tener que hablar de esto. Desvié mi mirada de su rostro pero sus manos no me dejaron, atraparon mis mejillas y obligaron a que mis ojos se enganchara a los suyos, en ellos vi muchas cosas que hubiera preferido omitir, dolor, decepción, pena, rabia, impotencia, tantas cosas que no supe cómo interpretar, lo jodido que estaba Edward quizás solo era producto de muy malas decisiones y yo no quería ser partícipe de ellas, ya Jasper me había contado infinidad de veces de cómo le preocupaba su hermano, de que estaba solo y de hecho hasta una vez bromeo diciendo que cuando nos casáramos teníamos que buscar una casa con un cuarto para él porque lo más probable era que cuando estuviera viejo se tuviera que ir a vivir con nosotros para que lo cuidáramos. En ese momento pensé que Edward solo era un aprovechador y que le gustaba dar lastima pero ahora, ahora que lo tenía con sus sentimientos a flor de piel en frente de mi pienso que Edward es solo una persona que tomó malas decisiones.

- Bella… - su aliento rozó mis labios enviando sensaciones que no podían ser

Ya había tomados malas decisiones hoy emborrachándose hasta caer peso muerto y estaba a punto de tomar una aun mas mala por eso yo iba a salvarlo, me escabullí de sus labios pero aun así no pude hacerlo de su cuerpo. Pese a que ya no iba a besarme si apoyó su frente en la mía.

- Prometo que algún día vas a querer besarme Isabella

No contesté, aproveche el momento y lo ayude a ponerse de pie, él no hizo ningún esfuerzo por retenerme así que todo fue mucho más fácil. Tal parecía ser que su borrachera había pasado, ohh, quería preguntarle tantas cosas pero ya mañana habría tiempo para eso.

La casa tenía una habitación de visitas pero como solo éramos mi madre y yo y familia adicional no teníamos ni siquiera habíamos pensado en arreglarla y el cuarto que seria para mi bebé estaba totalmente vacío porque aun faltaba mucho para comenzar a arreglar. En fin, no tenia donde poner a Edward más que en mi habitación porque sinceramente me daba mucha pena dejarlo tirado en el sofá en donde seguramente iba a rodar cayendo al suelo y asustándose por estar en un lugar desconocido, además que ahí había mas posibilidades de que mi madre lo encontrara antes que a mí.

Lo deje encima y le saqué los zapatos, nada más porque ya era peso muerto, se había quedado dormido.

. . . El sofá era incomodo y me dolía la espalda, se que estaba medio despierta pero dudaba haber dormido mucho, cuando por fin había podido acostarme ya estaba saliendo el sol y los ruidos en la cocina me indicaban que mi madre ya andaba rondando así que si sacaba cuentas no debía de haber dormido más de cinco horas, nada para mi constante estado de sueño. No quería esperar a que mi madre me encontrara durmiendo en el sofá así que con el mayor de los esfuerzos logré ponerme de pie. Las mantas se resbalaron por mi cuarto pero no sentí su falta parecía que hoy si que hacía calor.

Mi piyama se había quedado en mi cuarto así que me había dormido con las ropas anchas que fui a buscar a Edward. Cuando entré a la cocina mi madre se giró sonriente a verme.

- No me sonrías mucho – comencé – tengo que decirte algo que no te gustara nada

Su sonrisa se borró instantáneamente - ¿Qué pasó? ¿Es el bebé?

Iba a dar un paso hacia mí así que me apresuré a negar y sentarme en la silla de la cocina, ella hizo lo mismo frente a mí.

- Mi bebé está bien – llevé mis manos hacia él y lo acaricie para que notara mi presencia – es solo que…. Bueno – suspiré reacomodándome en la silla – es que anoche me llamaron por teléfono, no sabía quién era pero tal parecía ser que Edward estaba en problemas y que mi número estaba en su teléfono ent…

- Espera – me detuvo poniendo sus manos al frente. Su mirada ya no era calmada - ¿Me estás diciendo que ese animal te llamó anoche?

Negué, esto era peor – Te estoy diciendo que me llamaron para que fuera a buscarlo… que fui y que está durmiendo en mi cuarto

Su rostro se quedó quieto y su boca a medio abrir, sabía que su cerebro estaba proceso y la verdad es que no quería interrumpirla, era mejor que pensara bien lo que iba a soltarme. Me quedé en la misma posición hasta que se decidió a hablar.

- No quiero ser una madre desgraciada pero de verdad Bella… ¿Qué carajos estás haciendo? – tirité como una chiquilla ante su tono de voz - ¿Acaso te gusta ese tipo o es solo lastima de su patética vida? Hija, dejaste que te hablara de esa forma en el consultorio del doctor, dejas que te acompañe a donde quiera y mas encima ahora vas a buscarlo a no sé donde a no sé qué hora… no cariño… siento nunca haber sido una madre responsable pero si tu no lo vas a ser con tu bebé tendré que tomar yo ese rol – se puso de pie dejándome totalmente atónita – ahora voy a ir a comprar pero cuando vuelve quiero que ese hombre este lejos de mi casa

Cuando sentí la puerta de entrada cerrarse pude reaccionar, mi madre no era así y aunque me daba mucha rabia gran parte de su actitud también la entendía, yo también tendría miedo de mi con Edward alrededor. Suspiré y me decidí a echarlo de mi casa, no tenia caso ser amable cuando era muy probable que él ni siquiera diera las gracias

Tomé un vaso de agua y unas pastillas y me fui a mi cuarto, su cuerpo seguía casi en la misma posición de anoche.

- Despierta – dejé con un poco de fuerza en la mesita de noche el vaso de agua y las pastillas para la reseca

Me giré a abrir las cortinas y el sol estaba igual de fuerte que siempre, a veces extrañaba de sobremanera las nubes de Seattle y la ocasional lluvia, allá siempre era recomendable salir con una chaqueta extra por si el cielo decidía mojarnos, en cambio acá era mejor salir con una camiseta extra por si nosotros decidíamos mojarnos para capear un poco el calor.

- Mmm – me di vuelta a tiempo para ver a Edward retorciéndose entre las sabanas

- Despierta – volví a repetir sin alejar mis ojos de él… aun no se me olvidaba todo lo ocurrido a noche y necesitaba más de una explicación

- No… quiero dormir… ¡Vete!

¿Acaso él acaba de echarme de mi cuarto?

Ya me había quedado cayada con el discurso de mi madre porque en más de una forma le daba la razón pero no quedaría con las palabras trabadas por el segunda vez en lo poco que iba del día.

Recordé esos días cuando tenía unos 14 años y no quería ir al colegio, la primera vez que me vuelta dejando a mi madre con las palabras en la boca pero la segunda no pude ya que antes de siquiera poder pensar en girarme ya había caído sobre mi todo el contenido de un heladísimo vaso de agua. Mi vista se posó en el vaso de agua que había dejado recién sobre la mesita de noche y solo me basto pensar en todo lo ocurrido hace unas horas para tomarlo y vaciarlo en Edward.

- ¿QUE MIERDA? – eso, ya estaba sentado en la cama y despierto, aunque claro que también estaba visiblemente enfurecido

- Tenemos que hablar – lo miré lo más seria que pude mientras me cruzaba de brazos para no temblar

- ¿Qué haces en mi cuarto? – su ceño fruncido me decía que él claramente pensaba que este era su cuarto

Suspiré y cerré los ojos antes de hablar – Este es mi cuarto y te pediría que te levantaras de mi cama

- ¿Qué…? – su mirada recorrió mis paredes en donde aunque no se notaba el estilo de una mujer dejaba en claro que no podía de ninguna forma tratarse de cuarto. Aunque creo que el sujetador al borde de la cama lo dejaba más claro

No tenia caso exaltarme por eso, que viera mi ropa interior era el menor de mis problemas ahora. Cuando pareció haber entendido que no estaba en su casa se sentó mejor y me miró casi rogando una explicación.

- ¿Qué paso anoche?

- Anoche paso que te caías de borracho y que me llamaron por teléfono para que fuera a buscarte

- ¿Por qué a ti? – lo mismo me preguntaba yo pero no me pasó desapercibido el hecho de que no dijera nada sobre su borrachera

- No lo sé – me encogí de hombros – el hombre que llamó dijo que encontró mi numero, que el resto estaba bloqueado o algo así

- Oh si – asintió – bloqueo los números en caso de que se me extravié el teléfono

- Sobre todo si estaba borracho – murmuré para mí pero su mirada acusadora me decía que si me había oído

- ¿Qué quiere decir eso?

Suspiré – Nada… quiero decir que ya te cuide y que ahora te puedes ir

- Bien – inmediatamente se puso de pie y comenzó a recoger las pocas cosas que estaban junto a él

- Edward… ¿tu recuerdas algo de lo que me dijiste anoche?

Bajé la mirada a mis pantuflas como si no hubiera nada mejor en el mundo que ver un par de perritos comiendo los pies. Pese a que no quería alzar la vista sentí su mirada penetrando en mi nuca demasiado fuerte.

- ¿Qué pasó anoche?

- ¿Recuerdas lo que me dijiste? – por fin lo mire – dijiste algo de una promesa y no sé qué cosas mas

Bien, mi valentía se había ido a la mierda, pero no le mentí, él si dijo algo de una promesa así que por lo menos eso se lo iba a sacar.

- No sé de qué estás hablando – el titubeo en su labio inferior dejaba en claro que si lo sabía y muy bien

- Edward… sé lo que dijiste anoche y… una de esas cosas fue sobre eso – hice un gesto para ayudarme a hablar – sobre la promesa

- Mira – me apuntó con su chaqueta que tenía en la mano – no sé que dije anoche y no me interesa, te agradezco la ayuda pero ahora me tengo que ir

Me quedé de pie y quieta mientras él pasaba por mi lado, sentí la puerta de entrada cerrarse y por lo poco que iba del día era la segunda vez que el mismo sonido me sacaba de mis pensamiento y eso no auguraba nada bueno. Me tomó unos minutos poder reaccionar por completo pero en cuanto lo hice comencé a tirar las sabanas que había usado, no quería nada que tuviera su olor en mi cama, en mi pieza y tampoco en mi casa, su solo recuerdo me ponía de mal humor.

Cuando sentí que ya no quedaba nada que me lo recordara pude descansar en paz pero no me duro mucho porque mi madre volvió a casa y aunque se notaba más tranquila tampoco podía decir que haya olvidado lo que pasó, cocinó en silencio sin siquiera darme una mirada y mis malditas hormonas se hicieron presentes.

Me senté en la mecedora que estaba en la entrada de la casa y dejé que los rayos del sol penetraran mis poros, si, amaba mucho más el frio pero ahora sentía como si el calor pudiera cobijarme.

- Ten – miré por mi hombro para ver un vaso de jugo. Parecía heladito – no te hace bien estar tanto en el sol

- Gracias – no la quise mirar así que solo lo tomé y le di un sorbo

- No me gusta estar peleada contigo hija pero de verdad que lo que hiciste no fue la mejor decisión

- Lo sé… pero tampoco podía quedarme tranquila sabiendo que estaba botado por ahí… le pudo haber pasado… y después de todo es el hermano de Jasper, se que él lo hubiera ayudado también

- En eso tienes razón – se sentó a mi lado – y aunque queramos o no es el tío de mi nieto y por lo que puedo ver dudo mucho que se haga a un lado

- No… no lo va a hacer

Nos quedamos ambas mirando a la nada y pensando, por lo menos creo que en lo mismo, el tiempo seguía avanzando y no sabía qué hacer con los Cullen, sabía que Edward no iba a hablar pero eso no significaba que yo no lo hiciera. La brisa del medio día a penas y se sentía pero de alguna forma era mejor que nada, creo que pronto iba a necesitar una escapadita fuera de tanto sol.

- ¿Cuándo vas a entrar a trabajar?

- No lo sé – me encogí de hombros – tengo que llamar más tarde al hospital pero supongo que el próximo lunes – apreté mis manos entre ellas, esta era una cosa más que se suponía que tenía que hacer con Jasper

Una mano de mi madre separó las mías - ¿Quieres ir en la tarde al cementerio? Yo tengo que escribir unos artículos así que te puedes llevar el auto

- Si – asentí con mejor ánimo – de verdad que me gustaría eso

- Bien – palmeo mi muslo – entonces vamos a comer para que puedas salir temprano

Así lo hicimos, entramos a la casa y ya todo está listo para comer, lo hicimos con una charla mucho más animada y sin mucho contenido, dejé que mi madre me contara todo sobre su nuevo artículo.

- Eso es de verdad interesante – fruncí las cejas – no sé por qué no te gusta el tema – me encogí de hombros mientras le echaba mas ensalada a mi plato – yo con gusto iria contigo – eso, no sería tan malo que mi madre me llevara

- ¡Porque es aburrido! – chilló con tanta energía que no pude evitar sentirme ofendida

- ¡Ey! – la apunté con el tenedor - ¿Sabes que soy doctora no?

- Si cariño – hablo como si fuera lenta – pero tú eres joven, no como esos viejos aburridos que van a las convenciones… apuesto que no hacen más que hablar de a cuantas personas abrieron y cuantas cosas sacaron de no sé donde

La verdad es que no sabía si tenía mucha razón o no, pero eso debía ser parte de, nunca habíamos podido ir a una convención como esta porque aun éramos estudiantes, siempre nos dejaban entrar a las básicas peor esta, ¡Oh Dios! era la convención de Newport, los mejores cirujanos de todo el país y hasta varios invitados de otras parte del mundo iban a estar ahí y si yo tenía la mínima oportunidad de ir no la iba a dejar pasar. Una cosa más que me hubiera gustado compartir con él pero supongo que siempre iba a querer todo compartirlo de alguna forma con Jasper.

- Bueno – me encogí de hombros por segunda vez – si quieres podrías llevarme – le sonreí como niña buena y hasta pestañee un poco – así yo podría explicarte muchas cosas

- Si quieres – le restó importancia – puedes llevar mi cámara… o puedes ir por mi – lo ultimo lo dijo con mucha más energía

- No madre… esa es tu responsabilidad

- Entonces no te llevo – dejó su tenedor en el plato y se encogió de hombros

- No seas mala… sabes que no se me permite ir a esos congresos por no tener el internado aun

- Entonces no debería llevarte, es en contra las reglas

- Bien – me rendí – llevaré la cámara de fotos – sus sonrisa se ensanchó así que me apresuré a cortársela – pero nada más… tu tomas tus mismas notas

- Bien… trato – estiró su mano por sobre la mesa y se la di dándole un buen apretón para que no se olvidara de nuestro trato

- Ahora vete mientras yo preparo mis preguntas

- ¿A quién vas a entrevistar?

- No lo sé, mañana el periódico me envía el nombre, solo sé que es ginecólogo y oncólogo, parece ser que el tipo es un dios o algo así – hizo un gesto con la mano que de nuevo debió de ofender, no tenia caso decirle nada así que me quede callada – seguramente es un viejo aburrido

- ¿A qué hora nos vamos mañana? – ya estaba ordenando mis cosas y buscando las llaves del auto

- Como a las once está bien… por lo que sé la cosa – rodé los ojos – empieza a la una así que tenemos tiempo de sobra

- Bien – me acerqué para darle un beso en su mejilla – me voy ahora

- Con cuidado cariño

Asentí y salí, ahora sí que tenía el ánimo por el cielo, tenía muchas cosas que contarle a Jasper y aunque no todas eran buenas me conformaba con saber que lo bueno empeñaba con creces a lo malo, hasta había traído una foto de mi ecografía, sé que no la podía dejar sobre la tumba pero si se la mostraba y me la llevaba no sería mucho. Maneje con mucho cuidado porque cruzar desde Santa Mónica, donde vivíamos nosotros hasta el cementerio de Westwood Memorial Park en Beverly Hill donde vivían los Cullen no era mucho, esa fue una de las principales razones de por qué quisimos comprar en Santa Mónica, yo quería estar lo más cerca posible de Jasper y mi mamá quería mar, así que la opción llegó sola, además, el barrio no era para nada tan lujoso y contábamos con la privacidad que queríamos, además de estar a solo media hora del centro de Los Ángeles.

Cuando llegué me apresuré a bajarme como si fuera una niña entrando a una juguetería, no había venido desde el día del entierro pero ahora ya sentía un poco más sanadas mis heridas y capaz de ver una lapida con el nombre de Jasper sin entrar en completo ataque de pánico.

Le compré flores pensando en que podía no tener pero por supuesto que no era así, tenia flores nuevas como si hubieran sido cambiadas ese día y yo de verdad dudaba mucho que alguno de los Cullen lo hubiera ido a ver. Miré detrás de mí para no ver a nadie y sin que me importara mucho saque las flores feas que tenía y le puse los claveles rosados que les lleve, no eran mis flores favoritas pero decían por ahí que significaban que extrañabas a alguien y yo a Jasper lo voy a extrañas siempre.

- Se que odiabas las flores – saque las feas y las tiré a un lado – pero estas están más linda – le sonreí a la tumba - ¿Sabes? Fui al ginecólogo y vi a nuestro bebé… es igual de fuerte que tu – ya había puesto las flores así que me deje caer frente a la tumba – te recuerdo siempre Jasper pero sé que debo seguir adelante, con mi madre nos mudamos a Santa Mónica así que voy a estar cerquita de ti – sonreí acariciando la tumba como si fuera él – además… voy a comenzar a trabajar, aun no es el internado porque voy a estar de baja en unos cuatro meses pero después de que nazca nuestro hijo si lo haré y creo que ya tengo una muy buena idea de que especialidad seguiré… creo que te gustara mucho cuando sepas – miré de nuevo las flores feas en el suelo – esas flores no te las trajo nadie ¿no? ¿Acaso le pagan a alguien para que te ponga esas flores feas? – eso no era para nada una locura así que no pude evitar sonreírme

- ¿Y eso a ti que mierda te importa? – me enderece ante esa voz – de hecho – e giré lentamente – no sé ni siquiera que haces acá… este no es tu lugar

33 comentarios:

  1. ojala y le mente la madre jajajajajajaja que se la ponga dificil jiji

    ResponderEliminar
  2. Se paso despertar a alguien asi es HORRIBLE... pobrecito y ya me imagino como estara su resaca 

    ResponderEliminar
  3. me encanto!!! spero mordiendo me los dedos el cap!!!!!! :) jajaja

    ResponderEliminar
  4. quizas le diga qe escucho mal, hay dios qero saber!!!!

    ResponderEliminar
  5. hola k tal???
    ahhhh ya quiero leer el capitulo.. cada vez me gusta mas esta historia.

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja valla manera de despertarlo pobre y ahora que le dira ella...Besos...

    ResponderEliminar
  7. espero que Bella le dejen las cosas claras porque la verdad que la forma de despertarlo es la mejor

    ResponderEliminar
  8. jajaja ke buena forma de despertar!! se lo merece, por fa actualiza pronto!!! :D 

    ResponderEliminar
  9. Quien sera :OO
    Me dejaste picada Joha!
    Quiero mas

    ResponderEliminar
  10. hola k tal??
    cada vez me gustas mas esta historia sin duda es una de mis favoritas..
    quien sera????

    un besito y cudate

    ResponderEliminar
  11. ohhh presiente ke es esme!!! ah esta historia me encantó desde el el primer cap, la neta muy pero muy buena!!

    ResponderEliminar
  12. :O segurito q es Edward siempre tan idiota -.- bueno me encanto el cap :D

    ResponderEliminar
  13. es edward??? no la creo a esme hablando asi...  joha tengo dudas  algo a pasado  con edward en el pasado que no ha ido el a universidad?? seguro que   mas adelante se van a revelar!!

    ResponderEliminar
  14. ....... la verdad es que no se que decir, quede muda...... será Edward, esta bien que sea insoportable pero a ese nivel... y que promesa porque dice que el debia estudiar medicina???  ufff son muchas dudas....

    ResponderEliminar
  15. Quien sera?? de que ira la promesa??? me dejaste con la espinita clavada Joha 
    Muy bien capitulo, gracias por mantenernos malcriadas :P

    ResponderEliminar
  16. no creo que sea Edward.. no, sera un pendejo pero esta con la borrachera encima... como para ir al cementerio y no creo q le hable asi... ,,,,mmm me inclino por Esme... o alguna despechada... Jasper ha de haber tenido alguna pretendiente.. asi q quien sabee

    ResponderEliminar
  17. que mala eres ! deseos saber tantas cosas ! primero cual fue la promesa ? quien es el ginecologo y quien fue el de las flores !! la dos ultimas van por edward !! o carlisle jaja nose !! essperare con ansias el prox cap

    ResponderEliminar
  18. OMG!!! Pero quien es??? Será Edward o las brujas de Esme o Rosalie??? 
    Johaaaaaa no nos dejes asi, pleaseee!!!
    ay muchas preguntaaas!!!!
    Xo

    ResponderEliminar
  19. genial! porque nos dejas asi?! 
    aparte de eso yo creo que quien le habla asi a bella es rosalie. 
    edward no creo que le hablase asi, y esme la trataria mal pero no lo haria de esta manera tan "brusca" por decirlo de alguna manera. al menos eso creo.  
    bien. cuando subiras capi?!!

    ResponderEliminar
  20. Quien fue la malnacida o el malnacido que dijo eso.................. umm que rabia me da este fic jaja bueno diria sentimientos encontrados me encanto muñeca muy buen cap estoy intrigada con al promesa y todo esoq ue eEd dijo que habra pasado para que el se hubiese puesto asi .............

    ResponderEliminar
  21. Siempre me dejan picada en cada capitulo...con muchas interrogantes que responder.........pero eso hace que me encante mucho mas este fic!

    Me gusta mucho esta Bella responsable y centrada....

    ResponderEliminar
  22. Vaya que mala te volviste!!!!!!!!!!!!!!!

    ¿Será Carlisle el prestigioso médico'?

    besotes

    ResponderEliminar
  23. yo creo que Edwarcito es el entrevistado y el de las floress.... pues no estoy muy segura.... quiza Esme mmm quien sabe esperare el proximo  besos 

    ResponderEliminar
  24. Hola Joha! ufff... x suerte pude ingresar al blog... muy buen capitulo. Aggg ese Edward y la familia Cullen en general, espero que tengan sus motivos para comportarse así... y xq siempre nos cortas cuando viene algo emocionante? jajaj eres mala... besosssssssss

    ResponderEliminar
  25. Mm muchas preguntas me rondan! Espero que en el proximo se revelen las respuestas!!!!
    Intenso capitulo! 
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  26. ja, ja, ja, se merece el vaso de agua fria,....
    pero creo que Edward no va a decirle la verdad..
    Actualiza pronto, por favor

    ResponderEliminar
  27. Meee encanto! Ya quiero saber de que promesa habla Edward y a quien se encuentra Bella en cementerio! Espero el proximo, saludos!

    ResponderEliminar
  28. holaa soy Beluchisss te leo en fanfiction en esta historia y en A mi maneraa meencantaronn estas historiass y pase a ver tu blog y vi que aquii ya habias publicado otro capi de Vuelve a vivir asi que ya lo leii aquii que espectacular fue el capituloooo....de que promesa habla edwardd mmm me tiene re intrigadaaaa y creo que bella deberia emborrachar a edward otra vez para sacarle la verdad jajajaj por que cuando esta sobrioo se hizo como el que no entendia de que le hablabaaaa ahhhhhh!!!!! y quienn es la persona que le dijo esas ultimas palabras tan groseras a bella seraa edwarddd perooo mmmm me parece que noo esta bien que se porteee re bordee pero no creoo que seaa el sera esme o carlisleeee mmm que ganas de leer el que siguee besotesss!!!! estaa muy buenoo el blogg...!!!!

    ResponderEliminar
  29. MALAA!!! como me vas dejar asii!!! no podes! creo q la de las flore es Alice. nose xq edward no creo q sea..ojala q no!!!!! ADELANTO ADELANTO!

    ResponderEliminar
  30. ahhhh kien sera!!!!!!
    muy bueno el capi cmo siempre pekeña

    ResponderEliminar
  31. Hola buenisimo el capi que dificil situacion para bella me quedo muy intrigada quiero saber mas pienso que la persona que llego al cementerio puede ser esme o rosalie tambien muero por saber mas de edward espero que bella no haga tantos corajes en su embarazo en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde Mexico

    ResponderEliminar
  32. ohhh quien habra llegado ????? me enacnto el capitulo cual sera la promesa???

    ResponderEliminar