jueves, 8 de diciembre de 2011

Sexcall... ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 42


Hola!!. Nuevo capitulo aca :) . Besos!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 42

Edward POV

No quería reconocerlo pero Bella tenía mucha razón, me sentía pésimo y no quería darle la razón, sentí que perdía parte de mi ¿hombría? Al estar enfermo.

Me recosté en la silla de oficina y cerré los ojos por unos segundos, pero ni bien los cerré mi teléfono comenzó.

- Hola – aun tenía los ojos cerrados y con mis manos sostenía mi aveza

- Hijo

Y si, mi dolor de cabeza y mi malestar amento prácticamente al doble, hace demasiado tiempo que no hablaba con mi madre, pero en mi defensa debo añadir que todos los días le preguntaba por ella a mi padre, es que viven tan lejos que ir a verla se me hace muy difícil y llamarla sé que me tomara por lo menos un par de horas, no, no tengo excusa, debería haber sacado tiempo de algún lugar para llamarla.


- Si no te llamo yo tu no lo haces, eres mi único hijo y ni siquiera te preocupas por la persona que te cargo por nueve meses, a la que le destrozaste los pezones tomando lecho, a la que más de una vez measte cuando te estaba cambiando de pañales, a la que…

Por esto mismo es que no la llamo, aleje un poco el teléfono porque sabía que aún le quedaba un poco por descargarse.

- ¿Terminaste? – murmure al teléfono después de un par de minutos

- Edward – prácticamente podía verla llorando

- Esme – murmure – no me siento bien, me duele la cabeza, sé que he sido un pésimo hijo pero te pido de favor que lo hablemos en otro momento

- ¿Estás bien?... ¿Esa chiquilla te hizo algo? Te juro que si te hizo algo yo misma me encargo de golpearla hasta que…

- ¡Esme! – la corte – Bella no me hizo nada – abrí los ojos bien grande - ¿Y tu como sabes de ella? – pensé por un segundo y no me demore mucho en saber la respuesta – Carlisle – murmure con los dientes apretados

- Tu padre me tiene que contar tus cosas porque tú no te dignas en llamar a tu pobre madre

- Mamita – trate de sonar irónico – Bella es mi novia, y lo siento mucho si no te he llamado pero es que hemos tenido mucho trabajo

- ¡Fueron a visitas a sus padres!

Casi quede sordo con el grito que pego.

Maldito Carlisle y su enorme bocota, pero ya pensare en alguna forma de vengarme y se me estaba ocurriendo una muy buena idea.

- Si, y este fin de semana iremos a verte a ti

- ¿De verdad? – que fácil cambia de humor, reí

- Si, así que espero tu rica carne asada

- Por supuesto – casi podía verla saltar de alegría – ¿A Bellita le gusta la carne asada?

Bellita, que rápido paso de ser la chiquilla esa a ser Bellita.

- Si madre, le encanta y está ansiosa por conocerte

Mentira, ni siquiera habíamos hablado de nuestros padres, si ese día no llama Renée no hubiera sabido de ellos y yo ni siquiera le he contado más cosas de mis padres, o sea, sabe que Esme y Carlisle son mis padres y que soy hijo único, eso es todo.

- Bueno querido, ahora te dejo, espero que te mejores y si no me llamas por lo menos días por medio, le enseñare a Bellita todas las fotos tuyas de cuando te ponías el pene entre las piernas para esconderlo y fingir ser una nenita

- Mensaje entregado, adiós madres

- Adiós querido

Malditos padres, los amo con el alma pero había veces en que me gustaría darles una buena patada en el culo, como a mi adorada madre no podía hacerle nada, el encargado de recibir el castigo por ambos seria Carlisle.

Me levante y me dispuse a ir a su oficina, si no me equivoco a esta hora tenía una junta con los chicos de redacción para hablar sobre el problema que hubo, en cuanto llegue a su oficina su secretaria me advirtió de la junta pero la convencí de que yo también tenía que participar.

A penas entre vi que había por lo menos diez empleados escuchando atentamente a mi queridísimo padre.

- Perdón por interrumpir padre – Carlisle volteo rápidamente a verme, sabía que solo lo llamaba así cuando había hecho algo muy malo

- Edward – sonreí al ver el miedo en su rostro y en su voz

- Mi madre acaba de llamar y me pidió que te recordara recoger la medicina para la comezón porque tu vejiga no aguantara mucho mas, así que dice que hoy si no se te puede olvidar

Le di una buena sonrisa y salí de ahí.

Sí, mi día comenzaba a mejorar mucho.

No quise ir a mi oficina sin antes ver a Bella así que fui hacia su piso, pero en cuanto llegue supe que había algo mal, Jane en cuanto me vio se puso demasiado nerviosa.

- Hola – la salude

- Hola Edward

- ¿Bella? – mire hacia su oficina

- Está haciendo una entrevista

- Cierto – se me había olvidado

- ¿A qué hora vuelve? – chequee el reloj de la pared y vi que ya era hora del almuerzo

- Luego – bajo la vista demasiado nerviosa

- Jane – la mire - ¿Qué pasa?

- Es que… no había fotógrafo y yo, no sé, se me ocurrió pedir un remplazo y mandaron a Jasper y yo no sabía que él era el remplazo y…

- Entiendo – le sonreí aunque no tenía motivos para sonreír – iré a esperarla

No me gustaba ni una pizca que Bella anduviera con Jasper peor tenía que entender que trabajamos juntos y que quizás no era la única vez que nos tocaría hacer algo con él, baje al estacionamiento y los espere, en cuanto los vi llegar me dieron unas enormes ganas de golpearlo, a leguas se notaba que aun sentía algo por mi novia, pero solo con verla sabía que no estaba interesada y eso era lo único que realmente me importaba.

La espera a que bajara y la invite a almorzar, era un poco tarde per teníamos hambre y hay que comer así que fuimos, Jasper ni nos miro.

En el restorán me pregunto por si había llamado el médico pero le dije que no, claro tenis que preguntar para que sonara mi celular.

- ¿Hola?

- Hola Edward habla Demetri, quería decirte que ya se lo que tienes

- ¿Es grave? – sí, tenía un poco de miedo

- No, para nada, tienes el Síndrome de Couvade

- Y eso es… - lo incite a que continuara

- Edward, le hice los análisis a su novia y esta embaraza, pero usted está manifestando los síntomas así que sería recomendable que vinieran hoy los dos a las 7… ¿Le parece?

- Estaremos ahí a las 7

Era demasiada información para procesarla tan rapido.

¿Acaso acaba de enterarme que iba a ser padre?

¿Bella está embarazada?

Vi a Bella y me miraba expectante, juro que quería hablar peor las palabras no salían de mi boca.

Sabía lo que significaba para ella esto, ya había estado embarazada y lo perdió y yo estuve ahí para ver como eso la destrozaba, no podía dejar que nada le pasara ahora, yo me encargaría de cuidarlos con mi vida si hacía falta.

- ¿Qué…?

- Estas embarazada

Por su rostro ya estaban cayendo lagrimas por montones y cuando quise darme cuenta vi que por el mío también.

- ¿Es broma?

- No – negué con una enorme sonrisa en mi rostro - ¡VAMOS A SER PADRES!

Grite tan fuerte que todo el restaurant me escucho, no me importo, quería que todos supieran la felicidad que estaba experimentando en estos momentos.

- ¿Cómo…? Yo

Bella estaba sentada y con la mirada perdida

- ¿Todo bien?

Se acerco un mesero a nuestro lado, peor yo le indique que todo estaba en orden, pague la cuenta y saque a Bella de ahí, supuse porque no hablaba y solo lloraba sin parar.

- Antes que tu loca cabecita piense nada – solo volteo a mirarme – quiero que sepas que todo estará bien, yo tengo los síntomas así que es peso menos para ti

- No quiero perderlo – se arrojo a mi pecho y lloro con mas fuerzas aun

- Todo saldrá muy bien – la apreté mucho a mi – yo los cuidare a ambos, ahora mejor vamos a la clínica quizás el doctor pueda atendernos antes ¿Bien?

Tome su rostro entre mis manos y bese sus labios, la apreté aun mas a mí y emprendimos camino.

Llegamos antes de la hora acordada pero después de coquetearle un poco a la secretaria logre que nos hiciera un hueco en la agenda del doctor simpático.

Con Bella ya no volveríamos a trabajar, de nuevo, así que llame a mi padre, en cuento le conté que Bella estaba embarazada y que estábamos en el hospital se le olvidaron todos sus instintos homicidas hacia mí por lo que les había hecho, me dijo que no había problema con que nos ausentáramos y que cuando tuviéramos más noticias sobre el bebé lo llamara.

Bella estaba sentada y no se movía mucho, estaba aun sin creerse la noticia.

- Chicos – salió Demetri de la consulta – pasen por favor

- Doctor – me apresure a hablar – antes que nada me gustaría que revisara al bebé porque mi novia – mire a Bella que estaba más callada que nunca – ya tuvo un aborto y queremos estar seguros que todo esté bien

- ¿Ustedes sospechaban sobre el embarazo? – nos interrogo mientras tomábamos asiento

- No – conteste con prisa

- ¿Quién hizo la cita hoy conmigo?

Mire a Bella y ella inmediatamente levanto la vista

- Yo – trato de que su voz sonara lo mejor posible - ¿Por qué?

- Porque soy obstetra – nos sonrió – así que parece que todo salió como debía ser, ahora – se levanto - ¿Quieren ver a ese bebé?

La mano de Bella apretó la mía tan fuerte que casi me corta la circulación.

Tuve yo mismo que ayudarla a desvestirse y ponerse la bata que le había dado Demetri, se recostó en esa camilla rara y me miro con los ojitos aun húmedos.

- Te amo y te juro que cuidare mucho de nuestro bebé

- Lo sé – bese el tome de su cabeza mientras Demetri comenzaba a pasar algo raro por su vientre

- Ahí esta – en la pantalla no se veía nada pero supuse que algo de todo eso era nuestro hijo – no creo que lo puedan ver así que mejor lo escuchan

- No lo veo – me lloriqueo Bella

- Yo tampoco - reconocí

Demetri hizo algo para poner el audio y la habitación entera se sumió en un profundo silencio para escuchar los latidos del corazón de nuestro bebé, todo era perfecto.

- DEJEME ENTRAR, ES MI NIETO

- Señora no puede entrar, por favor...

Toda armonía se perdió cuando la puerta se abrió de pronto mostrando a una Esme un Carlisle algo exaltados, ansiosos y con una enorme sonrisa plantada en sus rostros.

- Amor – mire a Bella – te presento a mi madre – mire hacia Esme
 

___________________

Besos, Joha!!!

3 comentarios:

  1. Uixxxxxxxxxxx, casi me había olvidado de este fic, menos mal que lo continúas, está tan lindo...

    Me encantó el capi

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Awwww *-*

    Que lindo capítulo, Joha (:  jskla Pobre Edward  'Síndrome de Couvade'
    Nos leemos pronto Joha (:

    ResponderEliminar
  3. divertido capitulo me rei muchisimo muy buen trabajo

    ResponderEliminar