lunes, 12 de marzo de 2012

A Mi Manera - Capitulo 16

Capitulo completo!! . Besos!!

Summary: Isabella Swan lo tiene todo, poderosa, fría y calculadora, acostumbrada a vivir en un mundo de hombres aprendió a tener el control sobre los demás… ¿Que pasará cuando un joven y tímido Edward Cullen llegue a su empresa y despierte su curiosidad? ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 16

- Amor – aunque lo labios de Isabella eran insistentes el joven consiguió separarse – dime que pasa – acarició sus mejillas con una ternura propia solo de él – por favor, me estas asustando

- Edward… esta noche…

Los ojos café de La Cobra dejaron de mirarlo para comenzar a mirar el suelo, ella muy pocas veces se sentía avergonzada por algo que hiciera pero esta noche era una de ellas. No pensó sentir tal culpa en su pecho luego de lo que había pasado con Carlisle, pero ahí estaba, de pie frente a su sumiso y con la culpa carcomiéndole el alma.

- Algo pasó esta noche Edward y no sé porque pero… necesito decírtelo

- ¿Estás bien? – ella asintió y él pudo respirar tranquilo – bien, eso es lo importante

- ¡Es que no entiendes! – habló con un poco mas de firmeza en sus palabras – esta noche estuve a punto de engañarte Edward…

Aunque las palabras de ella lo deberían llevar a la locura no fue así - ¿Solo apunto?

Isabella asintió y él la imitó – Estuve con Carlisle, necesito que haga una cosa por mi y él quería algo mas como pago. Dudé porque eso que necesito es muy importante y creo que solo él puede hacerlo, no sabía si aceptar, no porque no pudiera convencerlo de otra forma sino porque era lo más fácil. Dudé un momento y luego él… me besó

- Bella – no le importó nuevamente llamarla de esa forma prohibida - ¿Quieres decir que él… trató de abusar de ti?

La risa estruendosa de La Cobra resonó aunque estuvieran al aire libre, no se rió irónicamente sino que lo hizo simplemente porque las palabras del joven le produjeron risa, ¿Alguien atreverse a abusar de ella? Solo había bastado que Carlisle le diera un beso sin su consentimiento para que ella le hiciera una llave y lo dejara inmovilizado en el suelo junto a la amenaza de que si no hacia lo que ella quería iba a dejarlo en la verdadera ruina. Él no dudó en hacerle caso, sabía muy bien que había hecho mal al presionarla pero tenía que intentarlo y además, debía reconocer que estuvo cerca de que cediera ante su petición.

Si, no había pasado nada mas pero de alguna forma esa simple petición por parte de un hombre casi veinte años mayor que ella la habían hecho sentirse casi como una puta, nunca había usado el sexo para conseguir algo porque no tenía necesidad pero si había usado su “encanto” y muchas veces puede considerarse como lo mismo. No se sentía mal por haberlo besado, un beso solo es eso, se sentía mal porque sabía que Edward nunca dejaría que alguien lo besara, la respeta demasiado para hacerle algo como eso y ella… aunque sonara extraño, ya no estaba tan segura de merecerlo.

- Entonces supongo que no te hizo nada – ella negó – entonces… ¿Por qué estas mal?

- Porque esto es lo que soy – se apuntó al pecho con ambas manos – y no estoy segura de que esta relación sea correcta, estoy llena de odio y en cierto punto sé que eso terminará envenenándote a ti, muchos piensan que soy mala, y otros quizás creen que por ser dominante no me preocupo por mi sumiso pero lo hago, si practico parte del BDSM es porque mi naturaleza es dominante pero eso no quiere decir que no sé cuando alejarme

Los ojos de Edward se cerraron por instinto. Le picaron – No te alejes, si quieres cuidarme no te alejes

- Mi mamá regresó Edward y de ahora en adelante se verá una parte de mi que te puedo asegurar dará miedo

- ¿Detrás de la puerta del departamento seguirá todo igual?

- ¿Cómo?

- Eso – el joven se acercó para tomarla de las manos - Cuándo estemos en el departamento, en la pieza negra… ¿Seguirás siendo mi ama?

- Si

- Entonces esto es todo lo que necesitamos, una relación afuera es algo que vendrá con el tiempo, solo necesito tiempo para demostrarte que podemos llegar a tener una relación perfectamente normal durante nuestro día y que cuando lleguemos al departamento seremos un maravillo ejemplo del BDSM

La risa de la castaña ahora fue dulce y tranquila - ¿Has estado leyendo sobre relaciones dominantes Edward?

- Un poco – el sonrojo del joven se pudo ocultar con la oscuridad de la noche pero aun así ella lo percibió – quiero saber qué relación tenemos nosotros

- Nosotros tendremos la relación que se dé con el tiempo, nada forzado pero que se adapte a mi naturaleza dominante

- Y a la mía como sumiso – ello lo miró con los ojos un poco más abiertos – leí sobre ello también y entendí que este rol es totalmente natural para mí, no actúo, así soy yo

- Quizás si podemos tener una perfecta relación

- Confía en mi Bella

Con eso tomó su rostro y estampó sus labios sobre los de ella, no fue duro ni suave, solo dejó sus labios sueltos esperando porque ella marcara el ritmo del beso. Isabella no tardó el saber como quería llevarlo y empujo con fuerza su lengua dentro de la boca del joven de ojos verdes, pero más pronto aun la sacó incitándolo a que él hiciera lo mismo, por supuesto que Edward lo hizo y ambos gimieron cuando él comenzó a follar su boca con su lengua. Era una simulación que los llevo inmediatamente a imaginarse en posición horizontal y sin ropa. Sus manos comenzaron a vagar por el cuerpo del otro, este era el tiempo para ellos como pareja, casi como igual así que Edward no tuvo reparos en posar sus manos en el culo de su novia, lo atrapó y tomó con fuerza estrujando esas exquisitas nalgas que quizás algún día podría follar.

- Quizás algún día te deje – Isabella se separó de él disfrutando la sensación de haberle podido “leer la mente” – ahora, creo que hay algo que me debes – sus gestos se endurecieron considerablemente – si mal no conté – se separó un paso del cuerpo del joven – me llamaste dos veces – alzó su mano derecha con dos dedos – Bella, y creo haberte dicho claramente que no podías hacerlo

- Lo sé señora y lo lamento

Pese a que ambos estaban serios sabían muy bien que era parte de la actuación, un segundo castigo para Edward no era algo tan malo después de todo.

- Mañana Thomas te pasara a buscar a las 8

- Entendido señora

- Bien – se acercó y exhaló todo su aroma cautivante sobre sus labios – ve a dormir porque mañana no lo harás

Edward pensó que lo iba a besar pero tuvo que quedarse con las ganas porque ella solo le lamió los labios dejándolo duro y deseoso. Iba a ser una noche frustrada pero mañana tendría su recompensa.

.
.
.

El mañana no existió, esa día para Isabella fue planear y maquinar con cuidado lo que iba a hacer al próximo día, si, le había valido una amenaza llena de veneno pero al final de cuentas Carlisle la iba a ayuda, quedaron en que llamaría a Victoria para invitarla a ella y a su hija a comer a modo de tratar de recomponer la mierda de familia que tenían.

Para Edward fue una suerte/desgracia que su castigo no fuera a llevar a cavo hasta el próximo sábado pero entendía que su novia/ama estaba concentrada en otra cosa y quería que hiciera lo que sintiera que tenía que hacer para que sanara la mayor cantidad de heridas que tenia cuanto antes. Así que para no comenzar a tirarse de los cabello se abocó por completo en su trabajo y sobre todo en Wylon Enterprise, no le había podido decir a Isabella que ese día tenía una reunión con la periodista así que a primera hora en la mañana bajó a hablar con ella. Mientras el ascensor se movía al piso que lo separaba de su ama cerró los ojos e hizo lo posible por concentrarse solo en el trabajo y dejar los temas personales de lado, mañana ella tenía que hacer algo importante y el sábado seria solo para ellos… y para la habitación oscura.

En cuanto los ojos azules de Jane se posaron en el novio de su jefa enterró las uñas en sus manos, no sabía si era posible pero una parte de ella pensaba que se estaba enamorando y verlo con una sonrisa tan gentil y pura en el rostro no la ayudaba para nada.

- Hola Jane – le sonrió lo justo y necesario. No habían vuelto a verse luego del último inconveniente - ¿Le puedes decir a Isabella que necesito hablar con ella?... es sobre trabajo – aclaró solo porque era la primera vez que se refería a ella como “Isabella” en frente de otra persona ya que no tenia caso negar la familiaridad cuando a estas alturas ya casi todo Nueva York estaba enterado de su relación

¿Tenía caso negarlo? No, y ¿Quién en su sano juicio negaría que La Cobra era su novia? Edward no es tonto y sabia a la perfección que la gente hablaba y decía cosas no muy buenas de ellos porque su chica pudo haber impedido magistralmente que la noticia se expandiera como agua entre los periódicos pero era imposible que los rumores y comentarios malintencionados acabaran, no dirían nada en frente de ella peros si a sus espaldas. Él quería defenderla pero sabía que ella solita podía hacerlo y eso le fascina, por eso ahora solo le quedaba alzar la barbilla y demostrarle al mundo que era muy feliz con su novia.

- Ahora le digo – pese a que no respondió su saludo Edward no lo tomó a mal

La rubia tomó su teléfono y marcó el numero directo a su jefa, con un simple “El señor Cullen está aquí” le explicó todo lo necesario, Isabella solo le dijo que lo hiciera pasar y colgó.

Su escritorio estaba lleno de papeles, la vida entera de su madre durante todos esos años estaba en blanco y negro pero pese a que la información le había costado una pequeña fortuna para cualquiera ella no encontró nada que pudiera servirle en todos esos años de mala vida. Tiró todo lejos y trató de concentrarse en ese espécimen de hombre que estaba entrando por su puerta, ya tendría tiempo de sobra para dedicarle  a la mujer que le había dado la vida pero que a la vez se la arruinó.

- Isabella – la saludo normal pero con una tímida sonrisa asomándose. Le había costado decidirse como hacerlo pero prefirió ser formal y directo – venía a decirte que tengo una entrevista con la periodista que investigo el caso Wylon Enterprise y quería saber si tienes alguna sugerencia en cuanto a preguntas o…

- ¿Periodista? ¿Mujer? – se levantó de su escritorio sin dejar de mirarlo, así mismo avanzó hacia él que estaba de pie frente a la silla de visitas – siéntate

Él lo hizo sin chistar sabiendo que ella estaba en su papel dominante – Si… - respondió a la su primera pregunta – es la periodista que investigó a…

- Shuuu – La Cobra salió al ruedo y puso sus manos sobre los hombros del joven quien tembló antes de que su novia lo tocara porque sabía muy bien lo que se venía – ahora… dime porque se te ocurrió pactar una cita con una mujer sin decirme – su voz era suave y calmada pero todo lo dijo sobre el cuello de Edward haciéndolo vibrar en cada silaba

- Creí que íbamos a separar el trabajo de lo personal

Oh, error pequeño y inexperto Cullen, acabas de despertar a la verdadera Cobra, esa que no querías conocer por nada del mundo, así que ahora atente a las consecuencias, tu cuerpo lo sentirá pero tu corazón… tu corazón sumiso solo hará que la ames aun más.

- ¿Me estas contradiciendo? – las manos que mantenía sobre los hombros del chico hicieron un ligera presión que le indicó a él que están en el juego

- No señora – su voz fue suave pero decisiva

- Bien – Edward inmediatamente sintió la lejanía de su cuerpo aunque no pudiera verla – entonces supongo que no te importará perderte esa entrevista

- No señora, si usted me lo pide no me importa

Los tacones de Isabella se alejaron hacia una puerta que tenia a la derecha de su oficina, era un baño casi tan grande y lujoso como el de su departamento en Central Park. Ella entró dejando a Edward en la misma posición, duro y ansioso, sabía que no podía moverse pero pese a todo eso se sentía mas excitado que nunca, habían hecho cosas en esa oficina pero nunca algo como lo que suponía que iban a hacer.

Pasaron, uno, dos, tres, cuatro, cinco minutos pero ella no salía, Edward se comenzó a impacientar y sobre todo a preocupar así que se levantó de su silla justo para verla salir igual que como entró, bueno, no igual ya que no tenía esa mirada de cuando estaban a punto de tener sexo, ahora se veía mas como siempre.

- Thomas te recogerá en tu casa a las 8

Abrochó su chaqueta mientras hablaba en una clara señal de que la reunión se había terminado – Pero pensé que hoy no podías…

- Para castigarte – se sentó en su silla y alzó sus ojos lo justo para verlo – siempre tengo tiempo

- A las 8 estaré listo

Mientras Edward salía de la oficina de Isabella no pudo evitar sonreír, poco a poco ella iba rompiendo sus reglas, se suponía que no debían mezclar el trabajo con lo personal pero ella acaba de hacerlo, por celos, además se suponía que tendrían días para ir a la habitación oscura pero tampoco estaba respetando eso. Quizás, después de todo su relación dominante sumiso no iba a durar para siempre y podían llegar a un punto en donde dejarían el cuarto oscuro solo para ocasiones especiales. Si, díganle lo que quieran, que es un iluso soñador e inocente pero para Edward existía la posibilidad real de que la relación que estaba teniendo con Isabella pronto seria como cualquier otra… aunque con algunas cuerdas de por medio de vez en cuando.

Cuando volvió a su cubículo se volcó de lleno en el trabajo, habló con la periodista y le pidió que hicieran la entrevista por mail, él quedó en mandarle las preguntas por escrito y ella respondidas. Luego de eso hizo un par de cosas que tenía pendientes, el archivador de los contratos estaba totalmente desordenado y aunque nadie se lo pidió quiso arreglarlo. Cuando terminó comenzó a ver los planes de capacitación con los que contaba la empresa, se dio cuenta que Swan S.A. últimamente estaba realizando las capacitaciones en oficinas en otro edificio a cargo de una empresa externa, cosa que no le gustó mucho ya que no habían fiscalizado desde que iniciaron el contrato. Comenzó a redactar un pequeño y simple informe para el jefe de área en donde le explicaba porque debían poner más ojo en ello dio ejemplos concretos de cómo esta empresa encargada no estaba inserta en el verdadero funcionamiento de Swan S.A. mermando considerablemente la información transmitida a los capacitados. Cuando puso la vista en la parte inferior derecha del computador se dio cuenta que quedaba solo media hora para que terminara la jornada laboral así que guardó todo y abrió una sesión de internet privada.

Ahí puso las palabras que ya conocía a la perfección, “BDSM” pero ahora al lado le agregó algo más “relación dominante sumiso” y ahí sí dio buscar. Se demoró un tiempo y un par de paginas porno en encontrar lo que quería, un foro en donde se contaban experiencias reales de gente que comenzó con una relación solo de dominancia y sumisión pero que detonó en algo mas “normal” como él supuso muchas de esas parejas mantenían sus cuartos oscuros para momentos especiales, y salvo los rasgos naturales en cada uno. Se alegró mucho al ver de primera mano como personas en su misma situación consiguieron lo que tanto el añoraba.

Cuando llegó a su casa, Edward le contó a su padre que esa noche iba a salir pero como aun era temprano se preocupó de hacer la cena antes.

- Quiero conocer a esta Isabella hijo, no me basta con solo haberla visto por la ventana en medio de la noche

- ¿Cómo que la viste? – llevaba los dos platos con una rica carne con papas fritas en sus manos. Quedó a mitad del camino quieto

- Oh vamos – sonrió Emmett quitándole su plato – es una curiosidad normal de un padre. No puedes culparme por ello hijo

- No lo hago – se sentó a su lado y comenzó a comer – es solo que… no la asustes por favor – lo miró con unos ojos tan inocentes que nadie pensaría nunca que podía haber un poco de maldad en él. Y no se equivocarían

- No la asustaré pero quiero conocerla Edward… por favor

Suspiró – Bien, hoy hablaré con ella, creo que a su padre también le gustaría tener una cena, quizás podamos planificar algo juntos – se arriesgaba con sus suposiciones pero si quería algo de lo que había leído necesitaba comenzar a dar su opinión por lo menos en algunas cosas

- Entonces no me queda otra que esperar

Emmett había mejorado mucho, sobre todo después de comenzar sus clases de cocina, pero eso no era lo que lo tenia de tan buen humor, era el ver a su hijo feliz, por mucho tiempo el pequeño Edward se tuvo que quedar de noche en casa cuidando de él y aunque ahora se sintiera un poco solo cuando no estaba, sabía que era parte de la vida que los hijos se fueran y le alegraba mucho saber que cuando no estaba en casa estaba en un lugar en donde era feliz.

- Papá – había algo que a Edward le rondaba en la cabeza hace días y ahora parecía ser un buen momento para hablarlo – estuve pensando en cambiarnos de casa – Emmett dejó de comer para ver a su hijo – a algo más grande y un poco más cerca de mi trabajo. Aun no he visto nada pero quería saber qué te parece

- Me parece muy bien – asintió volviendo a tomar su tenedor – porque ahora tienes un puesto mejor que se que te has ganado por ti mismo – Edward sonrió como un niño cuando  vio toda la confianza que le tenía su padre – y porque yo conseguí trabajo también y está cerca de Swan S.A. así que un cambio nos haría muy bien ahora que yo también podré colaborar mucho mejor en los gastos

- ¿Tienes un trabajo?

- Si – la sonrisa de Emmett se ensancho dejando a la vista sus finos hoyuelos – mi profesor de cocina dijo que necesita un ayudante en el restaurant donde trabaja y pensó en mí. No me costó mucho aceptar la oferta

El joven cobrizo esperó por un momento para ver la reacción de su padre - ¿Esto es lo que quieres?

- Definitivamente

Los próximos minutos los pasaron soñando y afinando detalles sobre lo que iban a hacer, quedaron en que el sábado buscarían departamentos. Edward iba por su tercer mes en la empresa y ya estaba ganando mucho más de lo que pensó, por el momento estaba bien en su puesto pero con su confianza recién adquirida se dio cuenta que en un tiempo más quizás podría volver a ser ascendido si seguía realizando su trabajo bien y de la forma correcta.

Para las 8 de la noche ya estaba listo y esperando por Thomas. Desde que se subió al auto repasó una y mil veces las cosas que tenía que decirle a Isabella porque sabía que tendría que hacerlo después de todo ya que era poco probable que tuvieran tiempo ahora, y así fue. En cuanto entró al departamento se dio cuenta que ella ya estaba en el cuarto oscuro así que se dirigió hacia allá olvidándose de todo lo demás.

- Llegas a tiempo

- Gracias señora – asintió

- Bien, quítate la ropa

Él lo hizo sin chistar y sin demorar. Ella le indicó que se recostara en la alfombra, orden que Edward acató enseguida, La Cobra aun seguía vestida pero solo con una diminuta bata de satén negro que ya había conseguido que el pene de Edward se erectara al máximo.

- No te asustes – cuando dijo esas palabras lo miró a los ojos. Estaba pidiendo su autorización así que él asintió enseguida – bien… estas cosas pasan porque te portas mal Edward… si tan solo aprendieras que hay cosas que no puedes hacer

- Trato de hacer lo mejor posible señora

- ¿Te defiendes? – alzó una ceja y el aparato que tenía en sus manos al mismo tiempo. Él solo negó con la cabeza – bien, porque no me gustaría tener que poner esto al máximo desde un principio

El cobrizo quiso mirar hacia otro lado mientras ella se le acercaba con ese aparato, no sabía en qué parte de su cuerpo lo iba a poner pero también quería verlo así que solo se dedicó a mirar el techo mientras ella ponía las pinzas en los pezones del joven. Por supuesto que dio un respingo en cuanto el metal tocó y apretó su piel pero juntó los labios para no gritar y ser mayormente castigado.

- Son pinzas para los pezones – comenzó a explicar la castaña - ¿Te duele? – él solo negó y ella aumentó un poco más presión y las corrientes eléctricas que hicieron que su erección disminuyera enseguida

Él no lo sabía, pero estimular los pezones en un hombre tenía ese efecto. Una baja del libido por un momento pero en cuanto estuvieran follando se pondría tan duro como una piedra.

- No señora – habló solo para comprobar que su voz seguía siendo suya.

- ¿Ahora?

- No señora – la respuesta fue automática porque si… le dolía demasiado

La sonrisa de Isabella creció al ver que las pinzas están a lo más que daban y que de su sumiso no había salido ninguna queja más allá de unos tímidos gemidos - ¿Y esto? – se dio vuelta dándole la espalda. Hasta el momento su intocable miembro se había mantenido en un estado de semi erección pero ante el primer tirón del arnés este se irguió de golpe – Oh… veo que te excita que tiré de tus bolas – volvió a darle un tirón a la cuerda que mantenía apretados los testículos del joven Cullen

La Cobra estaba embelesada viendo como la polla de Edward daba leves respingos, quería metérsela en la boca pero para hacerlo necesita mantener un contacto visual con su hombre. Se dio vuelta sobre él poniéndose a horcajadas pero esta vez viéndolo de frente, una sola sonrisa de ella le bastó al cobrizo para que alejara cualquier difuso pensamiento que le dijera que renunciara ahora y usara su palabra de seguridad. Si, los testículos le dolían como los mil demonios pero ese dolor rápidamente dejó de ser tal en cuanto su ama le dio la primera lamida a su necesitada polla.

- Ohhhh – tiró la cabeza hacia atrás ganándose otro tirón en sus bolas

Apretó sus labios pero no dejó de ver como su miembro entraba y salía de la boca de La Cobra. Si, Isabella había estado con muchos más hombres, entre ellos Carlisle, pero el joven estaba seguro que ninguno había tenido el placer de ver esos ojos hipnóticos mientras ella se tragaba su polla.

41 comentarios:

  1. Amo a la Cobra!!! que castigue a Edward!!!!

    ResponderEliminar
  2. Se entero de Carlisle y le reclamo!!!!

    ResponderEliminar
  3. mmm nose por que estaraa castigando a edward que habraaaa hechooo ajajaja peroo creoo que edward disfruta y mucho de los capitulossss....muy buenn adelantooo!!!! estoy ansiosaaa por leer el capii completoo por que con el otroo me quede con muchaa intrigaaa...yyy ahoraa leer este adelantoooooo ahhhhhhhhhhhhhhh!!jree!! besos!!

    ResponderEliminar
  4. super muero por leer el cap. entero..*_*

    ResponderEliminar
  5. fascinante,me encanta..........

    ResponderEliminar
  6. Hola omg me imagino que este castigo tiene que ver con  carlisle sino por que piensa en él en este momento ojala que bella no me lo haga sufrir mucho edward  no se merece que juegue con él en espera del capi completo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  7. me muero por leer el cap completo... no se si es castigo joha, a edward le gusta!!!

    ResponderEliminar
  8. Quiero cap completoooooooo!!!!
    O.o que habrá hecho? sera que le reclamo algo? 
    U.u Muero por el sgte cap!

    ResponderEliminar
  9. Ayy mi Pobre Eddy!! En que se habra equivocado con La Cobra para que ella o castigue!!!! :/

    ResponderEliminar
  10. Wow que capi tan intensoooo... lo ameee!!!

    ResponderEliminar
  11. OMG ya quiero saber que es lo qui hizo para merecer tal castigo! jajajaa

    ResponderEliminar
  12. pobrecito Edward que recibe estos castigos, me ofresco para un masaje.....
    pero estoy con la intriga, que hizo para recibir el castigo???

    ResponderEliminar
  13. hola k tal??
    porq???????????????' ya quiero leer el capitulo..

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  14. genial la respuesta de edward

    ResponderEliminar
  15. Oh Mierda me encantan los castigos,
    pero no le entendí mucho :C
    i'm a loser hahaha 

    ResponderEliminar
  16. oh oh cada vez tiene mejor pinta! jajaja bueno te comento que soy nueva en esto y espero que te pases por mi blog aver que opinas si?   http://eclipsadoamanecer.blogspot.com/
    muchas gracias, enserio.

    ResponderEliminar
  17. genial historia la leí en un día quiero mas porfa el capitulo entero.

    ResponderEliminar
  18. love it ... hice bien en no pensar mal jejejeje ... muero por leer el siguiente ... uuuh bella celosa me encanto esa parte 

    ResponderEliminar
  19. Es un alivio que no haya hecho nada la cobra!!! habia que tenerle  algo de confianza con el adelanto en face yo creia que  habia pasado algo!!!Edaward tiene esperanzas que mas adelanta vayan   a tener una relacion.. La cobra a SENTIDO  CELOS!!! esa parte me  a gustado...  Dios que castigo!!!  mas mas mas!!!

    ResponderEliminar
  20. :O... definitivamente en estos capitulos se aprende de todo!!! :) y eso es excelente. 

    como siempre Joha un capitulo increible y Dios!!! respire profundo cuando lei que la Cobra no tuvo nada con Carlisle... eso fue muy bueno ya que desde ya estoy sintiendo el cambio en los sentimientos de esta dominante...a la espera del siguiente!!!

    ResponderEliminar
  21. gracias x estar de vuelta!
    simplemente genial!! ella misma se contradice porque esta celosa!
    ed me encanta y me alivia k no haya pasado nada con Carlisle biennn
    gracias x el capi kuidate mucho y nos leemos la prox!!!

    ResponderEliminar
  22. hoolaaa ahhh que excelenteee este capitulo me encantoooo!!!bueno me gusto la sinceridad de bella con edward y que bueno que no paso nadaa con carlisleeeee jeee menudo castigoo el de edward aunque aa el le encantann esos castigos jajajj!!!!!!! fue un fantastico capituloooo!!!!!! y el padre de edward quiere conocerlaa ahh que dira ella que si o que noooo je...!!!!!! y bella le dio algo de celosss jee por la periodistaa!!! ja!!! nos leemoss!!!!!

    ResponderEliminar
  23. me encanto el adelanto... espero pronto todo el capitulo... gracias por la historia joha... me encanta!!!

    ResponderEliminar
  24. wow me encantoo jiji edward qe masoquista eeres lol !! muy lindo que la cobra se halla sentido mal :) y que se halla puesto celosa, eso significa el sentimiento que esta empezando a nacer en ella <3 aparte me encanto que ella no haiga llegado a tener relaciones con carlisle :D

    ResponderEliminar
  25. amo a la Cobra jajajaja  y yo que pense que si le habia puesto el cuerno.. ame que esta celosa!!

    ResponderEliminar
  26. Dios santísimo de mi vida,  waaaaaa la cobra no me decepciono la amo cada día mas, llore como loca de la emoción, que repugantemente sensible soy :C  Edward de mi corazón que lindo<3 

    tu y la cobra me dieron una mega idea, cuando a mi novio se le acerque una zorra y el le hable, le diré honey te portaste mal te castigare (6),  Ya me dio permiso de amarrarlo, creo que es el mejor novio del mundo deja que experimente con el como lo amo :D vamos paso a paso, tal ves después si lo pueda castigar, aunque no creo yo soy mas sumisa que dominante me he dado cuenta, pero en esta vida se tiene que experimentar de todo hahaha

    Besos espero que estés bien :)

    ResponderEliminar
  27. WOW!!!
    me encanto el cap, solo espero que a nuestro querido Edward, nuestra gran cobra no le rompa el corazon, esta demasiado enamorado y es muy dificil en este tipo de relacion, espero con ansias la otra parte del castigo, a ver que nos traera la cobra
    saludos nos leemos pronto
    bezoz y mordidaz

    ResponderEliminar
  28. Hay me perdí, porque fue el castigo? Aun así no me molesta que lo haya echo, si lo va a disfrutar nuestro pequeño Edward, que mas da? xD
    Bella celosita, umm interesante =)
    Muy buen cap, gracias por volver!

    ResponderEliminar
  29. No me puedo ni imaginar la cara de la cobra al ver disfrutar a Edward de esta manera... Amo esta pareja xq se complementan....
    Xo

    ResponderEliminar
  30. menos mal que al final no pasó nada con carlisle más allá de un beso, me ha gustado mucho que ella se lo haya confesado a edward para no crear malentendidos, creo que poco a poco edward está ablandándola

    ResponderEliminar
  31. buenísimo, me encantó. sobre todo me gustó mucho que bella fuera capaz de rechazar a carlile teniendo a edward, porque eso demuestra que no es tan mala como la pintan, sino que sabe que relación debe mantener con las personas. además se le nota que cada vez está maás a gusto con edward :)

    ResponderEliminar
  32. ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!

    ResponderEliminar
  33. Wooowww... demasido! Estaba pensando, y creo que lo mencioné anteriormente... pero estos dos unidos, se llevarán el mundo por delante...  Nos leemos pronto Joha!

    ResponderEliminar
  34. Maritza Olaya Maya14 de marzo de 2012, 0:17

    OMFG!!!!! Excelente cap!!!! Amé la reacción de La Cobra ante el beso con Carlisle!!! Y me gustó que no le haya sido infiel a Ed!! Y que fuera a buscarlo para contarlo!! *suspiro*
    Ayyy amo a Emmet!! que bien que se este mejorando y que todo les este saliendo mejor!! :D

    Y el castigo!!! *-* Gosh!!!!! Yo quiero un Ed sumiso para mi!! XD
    Ya quiero ver en que acaba!! Y lo utimo que piensa Edward!! Muy cierto!! :)

    ResponderEliminar
  35. Hola buenisimo el capi me gusta que bella ya se este dejando llevar por lo  que siente por edward y ella misma rompre las reglas de su relacion tambien me gusto que no haya hecho nada con carlisle y que se lo dijera a edward eso demuestra que el amor la esta cambiando  en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  36. lo ameeee q bueno que la cobra no hizo semejante estupides gracias por el cap joha

    ResponderEliminar
  37. Que bien, al final no paso nada con Carline.
    Y el castigo para Edward, creo que es más una pequeña excusa para verlo dominado y castigado por cualquier cosa... como lo de la entrevista.
    Y que bien el trabajo de Emmet eso le ayudara.
    Feliciades

    ResponderEliminar
  38. vaya, y se suman los castigos...

    ResponderEliminar
  39. wn! esque no puede ser más tierno, en vez de enojarse o sentir celos cuando lo contó lo de Carlisle, se preocupó de si le había tratado de hacer daño ^^ más encima comienza a creer que pueden tener una relación más normal sin dejar del todo sus roles como sumiso y dominante, solo espero que no sufra mucho emocionalmente (físicamente ya lo hace, antes del placer xD) si es que la cobra decide lo contrario, pero demostró que le importaba hacerlo sufrir y se sintió culpable. Tengo la esperanza de que pronto se dé cuenta de lo que queremos

    ResponderEliminar
  40. o por dios este castigo esta la locura de verdad q si...y vi el adelanto del proximo capi ya quiero ver todo esos sucesos noo muero de verdad genial gracias. te adoro :)

    ResponderEliminar
  41. lo encontre!!!! ests cap esta maravilloso!!! realmente me dejas sin palabras!!!!!

    ResponderEliminar