jueves, 15 de marzo de 2012

Sexcall... ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual? - Capitulo 45


Hola!!. Nuevo capitulo aca :) . Besos!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 45
Bella POV

Esta muerta, cansada a más no poder, y lo peor es que no tenía nada que ver con mi embarazado sino con que mis adorados padres habían decidido venir a visitarme, hace varios años que vivo en LA pero recién ahora a ellos les da ganas de tomar un poquito sol.

Estábamos con Edward tirados en el sofá mirando una película de amor, sollozando y comiendo palomitas de maíz, por lo menos ahora podía compartir estas cosas con mi novio sin necesidad de que amenazara con dejarme sola si comenzaba a llorar, ahora el me acompañaba en los lloriqueos.

- ¿Le dijiste a Tanya sobre tu embarazo?

- Claro – tenia la boca llena así que me apresure a tragar – después de mis padres la llame inmediatamente

- Bien – asintió, y sentí que había algo oculto en su pregunta, de pronto miro el reloj y la puerta de entrada

Desde hace un rato que estaba repitiendo el gesto. Seguramente estaba esperando a alguien… ¿Pero a quien?

- Quiero ir a la playa

Ya hace días que quería ir y creo que hoy era muy buen día.

- El próximo fin de semana podemos ir

- Pero quiero ir hoy – lo mire hacia arriba frunciendo el ceño – es sábado y estamos tirados en un sofá sin hacer nada – me queje - ¡Quiero salir!

Bien, eso sí que sonó como la queja de una niñita malcriada.

- Bella… yo no quiero ir

No, eso sí que fue el berrinche de un nenito pequeño.

- ¡Quiero ir a la playa!

- ¡Yo no quiero!

- ¡Yo sí!

Ya estaba de pie y con los brazos en posición de jarra.

- ¡Yo estoy embarazada así que se hace lo que yo digo!

- ¡Pero yo soy el que tiene los síntomas! – me sonrió - ¡Yo soy el que vomita por las mañas!

¡UG! Refunfuñe porque no tenía como rebatirle eso, abrí la boca para decir algo que lo dejara fuera de combate pero justo el timbre de la casa sonó.

- ¡Yo abro!

Edward salto como si tuviera un resorte. Así que si estaba esperando a alguien.

Me apresure a su lado y espié por sobre su espalda pero casi me caigo de culo al ver entrar a mis padres.

- ¿Cómo esta mi guagua?

Mi madre en vez de abrazarme se dejo caer a mis pies y rodeo mi cintura apoyando su cabeza en mi vientre.

- Te juro que serás el bebé mas consentido – planto un beso en mi vientre y yo rodé los ojos

- ¿Esto me da a entender que ya no eres virgen?

La mirada de mi padre sobre Edward me hizo rodar los ojos aun mas… ¿es posible eso?

Llevaban tres días acá, pero gracias a que la casa es muy chica decidieron quedarse en un hotel, eso es algo que tendríamos que hablar con Edward, ahora que la familia estaba creciendo no podíamos quedarnos acá. Yo tenía unos ahorros juntados y creo que con los de Edward nos alcanzaría para el pie de una casa más grande.

- Ni lo pienses – abrí la puerta y deje pasar a mi madre – tengo que ir a la oficina hoy así que no puedo acompañarte a ninguna parte – cerré la puerta y la seguí hasta la sala

- Siento decepcionarte hija mía pero vengo a ver al padre de mi nieto – estaba sentada en el sofá en una posición demasiado relajada

- ¿Qué tienes que hablar con Edward? – me cruce de brazos y espere por su respuesta

- Nada que te incumba

- Apuesto que si me incumbe – trate de intimidarla con mi mirada pero no estuve ni cerca

- ¡Amor! – de la cocina venia saliendo mi novio con un cuenco enorme de cereal con mayonesa

Enfoque mi vista en su comida e inmediatamente se me revolvió el estómago, pero nada que ver con el embarazo, no había tenido más que un poco de nauseas matutinas pero puedo jurar que son sicológicas o algo nostálgicas porque cuando me entere de mi embarazo inmediatamente vomite a la mañana siguiente. En cambio Edward era otra cosa, el pobre se estaba llevando la peor parte, hasta los antojos asquerosos.

- ¿Te sientes mal amor? – se apresuro a mi lado y el asqueroso olor lleno mis fosas nasales

No me vi, peor puedo jurar que mi color que asemejaba mucho más a verde.

- Eso es asqueroso Edward – me tape la nariz y por eso mi voz salió algo mas gangosa

- Pero…

¡Mierda!

Nuevamente sus ojos se llenaron de lágrimas, iba a tener que hablar con Demetri para que le diera algo, no podía ni siquiera decirle algo sin que sus ojos se pusieran vidriosos.

- Edward – le sonreí cambiando el tema - ¿Mejor nos vamos ya estamos atrasados?

Vi el reloj de pared y ya marcaba las 8, estábamos justo a tiempo para irnos a la oficina.

- Pero yo voy a salir con tu mamá

Tranquila Bella, respire hondo, estaba que le decía que tragara antes de hablar pero no quería tener que soportar sus lloriqueos nuevamente.

Lo mire entrecerrando los ojos, ese era mi papel, yo tenía que sentir los síntomas no él, me estaba robando mi protagonismo del embarazo, yo tenía que andar preocupada por él cuando tenía que ser al revés.

- ¿Por qué lloras?

Edward se me acerco también llorando, ni siquiera sé cuando comencé a llorar pero de pronto estábamos los dos abrazados y llorando a moco tendido, me apegue fuerte a su pecho y al sentir su aroma inundarme pude respirar tranquila y controlar un poco mis espasmos.

- Ok – las manos de mi madre se interpusieron entre nosotros y nos separaron con algo de brusquedad – muchas hormona de embarazo no hacen bien

- Mamá – refunfuñe

Era el primer ataque hormonal que me daba y me gusto mucho compartirlo con Edward.

- Mamá nada – me regaño – con mi yerno ahora tenemos algunas cosas que hacer y tú tienes que ir a trabajar – me apunto

- ¿Qué tienen que hacer?

- Nada que te importe, ahora vete antes que te despidan

- Edward – me queje

- Ve amor – tomo mi rostro y beso mis labios – yo voy a dejar a tu mamá donde la mía, porque tienen unas cosas que hacer y después voy a la oficina

- Bien

No le creí mucho pero no tenia mas salida, así que tome mis cosas me despedí de mi novio y de mi madre y salí a tomar mi auto.

Ya medio me estaba acostumbrando a no manejarlo puesto que siempre me iba y venía con Edward, pero se sentía bien estar detrás del volante así que baje la ventanilla y disfrute un poco del aire sobre mi rostro.

Llegue a la oficina con el tiempo justo así que primero baje a la cafetería a comprarme un café, había un poco de fila así que me toco esperar, pero justo cuando fue mi turno recordé que no era muy recomendable en el embarazo la ingesta de cafeína así que cambie mi orden por una leche con chocolate y un muffin de arandano. La chica tuvo que haber supuesto algo porque mi cambio de orden fue demasiado rápida y la sonrisa que me dio me indico que algo sabía.

En cuanto vi como ponía el muffin en su envoltorio mis papilas gustativas se hicieron agua y no me aguanta, pedí dos más, puedo parecer una cerda pero mi bebé no me va a salir con cara de muffin.

Tome mi orden y pague, mire mi reloj de pulsera y vi que aun tenía unos minutos así que me senté en una mesa algo alejada y saque mi muffin, me metí un pedazo tan grande a la boca que hasta me costó un poco masticar, pero en cuanto paso por mi garganta sonreí feliz, seguí con la leche con chocolate para no atorarme.

Quede sentada cerca de la ventana así que unos minutos me dedique a ver como pasaba la gente por la calle, algunos a sus trabajos, otros al colegio, y algunos padres con sus hijos al jardín, lleve manos a mi vientre y me di cuenta que en un par de añitos así estaríamos con Edward, llevando a nuestros hijos al colegio. Solo esperaba que para ese entonces ya estuviéramos casado, fui muy tonta al decirle que no, quizás ahora hasta cuando me lo volvería a pedir y todo por mis estúpidos miedos.

- Estas embarazada

Tan rápido moví mi cabeza que me dolió el cuello, sentado frente a mi estaba Jasper, me evaluó y tomo un sorbo de lo que yo supuse era su café.

- No sé de qué estás hablando

Quise piñizcar un poco de mi muffin pero ahí me di cuenta que ya me había devorado los tres así que tuve que conformarme con el conchito de mi leche con chocolate que me quedaba.

¿Cuándo me acabe todo?

- Te conozco – me sonrió - ¿o se te olvida esa vez que tuve que salir a las 4 de la mañana a buscarte un muffin de arandano?

Había olvidado eso, siempre recordaba a mi bebé que no alcanzo a nacer peor a veces olvidaba que el padre era Jasper, era demasiado extraño para mí el pensar en alguien a parte de Edward como padre de mis hijos, no es que reniegue de lo vivido con Jasper pero es que a veces siento que fue en otra vida.

- Claro – sonreí con nostalgia

- ¿Todo está bien? ¿Te has sentido bien? Recuerdo que tus nauseas matutinas eran horribles – sonrió un poco más, pero con algo de nostalgia

- No tengo muchas nauseas – frunció el ceño confundido asi que preferí aclararle eso – es Edward quien tiene los síntomas – jugué un poco nerviosa con mis manos – así que no he sufrido mucho

- Veo que él puede hacer mucho más por ti

Bajó la mirada y note su malestar, este era un tema que siempre iba a estar con nosotros, la perdida e infidelidad que habíamos vivido nos iba a seguir por siempre, no fue cualquier cosa, fue un hijo que ya no está lo que en un momento nos unión.

- Jasper – negué un par de veces con la cabeza – lo que paso paso y no podemos hacer nada para retroceder el tiempo

- Pero yo de verdad te amo, nunca he dejado de amarte – tomo mis manos a través de la mesa y aunque no quería lastimarlo tuve que quitarlas – ¿Por qué no me crees?

- Porque si me hubieras amado nunca habrías metido a otra en nuestra cama, no sabes cómo me sentí en ese momento, acaba de perder a mi bebé y mas encima te encuentro a ti con Alice

- Yo fui un tonto – volvió a tomar mis manos pero esta vez con un poco mas de fuerza – se que te perdí y es por eso que hice lo único que pude hacer para resarcirme un poco

- ¿De qué estás hablando?

Me solté de forma más brusca y con mi tono de voz era evidente que estaba exigiendo una respuesta.

- De que quiero que seas feliz y voy a hacer lo único que puedo por aportar algo a eso, ya que no pudiste serlo conmigo quiero que lo seas, no me importa con quien

- Jasper… no quiero que hagas nada… Alice – rebusque por unos segundo alguna palabra adecuada para referirme a ella – no es buena persona

- Lo sé y por eso la quiero lejos de ti… sobre todo ahora

- Edward ya se está encargando del asunto de las fotos así que no es necesario que te involucres en esto

- Es que yo lo empecé todo – bajo la mirada y supe que algo me estaba ocultando – yo la incentivé a que se vengara – quede con la boca abierta pero espere por que siguiera hablando – yo pensé que iba a molestarlos un poco pero ayer me llamo y me dijo que estaba planeando un “golpe maestro” – dibujo las comillas en el aire – no sé a que se refiere pero no creo que sea algo muy bueno… Bells – suspiro y me miro con ojos que me reflejaban que lo que iba a decir no me iba a gustar – creo que ella sabe de tu embarazo, me dijo que no dejaría que los tres fueran felices

- No

Comencé a negar con mi cabeza mientras mis ojos se inundaban de lagrimas, a mi podía hacerme lo que quisiera pero a mi bebé no, por mi guagüita era capaz de cualquier cosa, así tuviera que enfrentarme a la loca de Alice.

- Yo – tome el bolso que había dejado en la mesa y me puse de pie – tengo que hablar con Edward… así que… lo siento pero…

- Tranquila – se levanto también y tomo mi rostro

Vi como trato de relajarme así que cerré los ojos y trate de respirar pausadamente, no me convenía exaltarme, así que respire y conté desde 10 hacia atrás para pausas los latidos de mi corazón.

- Mejor te sientas

- No, me voy… ya es tarde y tengo muchas cosas que hacer

Si antes venia con tiempo ahora ya iba atrasada y quería estar pendiente para cuando llegara Edward y comentarle esta nueva información que tenia, estaba segura que a él tampoco le haría gracia saber que Alice estaba al tanto de mi embarazo.

Jasper me soltó y me apresure a salir de la cafería, como estaba en una especie de subterráneo tuve que subir las escaleras pero cuando iba llegando al ultimo escalón sentí como alguien me tomaba del brazo y me empujaba, por más que trate de afirmarme no pude y termine rodando por las escaleras… recuerdo solo hasta que mi cabeza choco con el borde de un escalón.


____________________

Besos, Joha!!!



3 comentarios:

  1. Ohhhhh dios noooooo q no pierda al bebe aaaaawww odiare a la persona q la empujo lo juro la odio quien sea lo odio
    Espero el siguiente capiiiii
    Atte evelyn :D =D

    ResponderEliminar
  2. noooooo dios espero que Bella no pierda al bebe ...Gracias linda me encanto...

    ResponderEliminar
  3. Quien será Alice o el mismisimo JAsper? siempre me dejas intrigada.

    ResponderEliminar