lunes, 21 de mayo de 2012

Vuelve a vivir - Capitulo 16


Hola!!. Uyyyyy como odio a Esme. ¡Besos!

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 16

- Despierta dormilona

Sabía que Edward estaba dejando besos por toda mi espalda pero mis ojos y mi cuerpo estaban rendidos, no querían ponerse en sintonía y yo no pensaba obligarlos así que solo rezongué y procuré que no se notara que estaba despierta. Lamentable o afortunadamente me había vuelto demasiado vulnerable a sus caricias y si mi cuerpo debía decidir entre entregarse o resistirse elegiría por siempre la primera opción.

- Vamos dormilona… déjame ver tus ojos antes de irme. Sé que estas dormida

De golpe abrí los ojos cuando escuche que se iba - ¿A dónde vas?

Una hermosa risa resonó en sus labios – Al trabajo por supuesto – mis ojos se volvieron a cerrar en cuanto su mano acarició mi mejilla -. Pero no te preocupes, llegaré temprano, solo debo ir a firmar unos papeles y volveré a comer

- No – negué con el ceño fruncido y volviendo a mirarlo -, no quiero que descuides tu trabajo por mí. Además, creo que yo también me daré una vuelta por el hospital, tengo una conversación pendiente con Alec

Su mandíbula se tensó al mismo tiempo que sus manos se transformaron en dos fuertes puños – No quiero… que hables con él amor

- Edward – medio gemí -, ya hablamos de esto y Alec es…

- Lo sé – ahora él cerró los ojos. Se mantuvo así por un buen tiempo -, pero eso no quiere decir que me agrade la idea

- Edward, por favor…

- Solo… no te quedes tanto tiempo a solas con él

Me separé para verlo mejor - ¿Estas celoso?

- Yo no me pongo celoso

Estaba serio, con la mandíbula tensa y sin un ápice de broma así que si, no estaba mintiendo. Él no se ponía celoso. No sé si eso me molestó o me gustó.

¡Mierda!

¿Por qué las chicas tenemos que ser tan complicadas?

Si él es muy celoso nos molesta y asusta, pero si no lo es no nos quiere lo suficiente. Somos unas malditas indecisas y yo iba encabezando la lista. Parece que después de todo la bipolar era yo y no Edward.

- De verdad Bella, yo no siento celosos… soy un maldito controlador así que no hay una palabra para describir lo que siento cuando alguien quiere meterse con lo mío y cariño – volvió a acariciar mis mejillas. Esta vez las dos -, tu eres mía

- No siempre puedes tener el control sobre todo Edward

- Créeme que puedo

Lentamente sus labios se acercaron a los míos hasta que se juntaron en un beso calmo y suave, cálido y fuerte, lujurioso pero sensible. Una excelente mezcla que consiguió que borrara cualquier conversación previa con este hombre. Sonreí sobre sus labios y nos seguimos besando por unos cuantos momentos más hasta que la respiración comenzó a fallarnos y por nuestra salud tuvimos que separarnos. No quería hacerlo y sé que él tampoco ya que esperamos hasta casi no poder respirar para hacerlo.

- Tengo que irme amor – apoyó su frente en la mía dándome el espacio suficiente para volver a alcanzar sus labios – pero te juro que volveré temprano

- Aquí estaré esperándote… estaremos – me corregí posando mis manos en mi vientre

- ¿Sabes que los quiero a los dos cierto? No dudes nunca eso por favor

- No lo hago

Y no lo hacía. Sabía que Edward quería a mi bebé tanto como yo.

Cuando el departamento quedó solo y silencio me sentí algo entraña. Hace mucho que no tenia esta sensación, más bien desde que volví a vivir con mi madre y eso me recordó que no me gustaba ni en lo mas mínimo estar peleada con ella, nos debíamos una charla y ahora de haberlo pensando bastante podía ver las cosas un poco diferentes. Yo sabía que nunca le escondería a mi pirigüín la verdad sobre su padre pero eso era porque no había mucho que ocultar pero si estuviera en una situación distinta no se qué haría. Además, necesitaba urgentemente hablar con mi madre y contarle lo que había pasado con Edward, no los detalles pero si quería que supiera que mi corazón ya estaba sanando.

Sé que había pasado un buen tiempo en la cama, así que corrí a ponerme una camisa de Edward que estaba tirada para después volver al mismo lugar y marcar el número de su celular. Sonó muchas veces pero nadie contestó, no quise rendirme así que lo intenté con el número fijo de la casa y después de cinco repliques por fin contestó.

- ¿Hola?

Esta agitada y apurada. Mis ojos se aguaron de solo imaginármela corriendo a contestar – Hola mamá

- Oh mi amor – sollozó consiguiendo que yo la siguiera -, no sabes cuánto esperaba que me llamaras. ¿Ya tuviste tiempo para pensar?

- Si y aunque aun no puedo asimilarlo todo muy bien si te entiendo y quiero que sepas que no te odio ni nada por el estilo. Aun hay muchas cosas que contar, como tú misma me lo dijiste, así que me gustaría que habláramos. Hoy pensaba volver a casa si tu…

- Oh Isabella Swan, ni siquiera te atrevas a preguntarme si puedes volver a casa porque me importaran nada tus años y de todas formas te nalguearé

Reí por sus palabras. Extrañaba mucho a mi madre – Bien, me vestiré e ire entonces

- ¿Eso quiere decir que no estás vestida?

Reconocí su tono y rodé los ojos. Ya le contaría mas tarde, ahora no – Prometo contarte lo estrictamente necesario mamá

- ¿Eso incluye los detalles?

- No – reí -, eres mi madre y hay cosas que no quieres saber

- ¡Por supuesto que quiero saber! De hecho podría contarte algunas…

El timbre sonó con tanta insistencia que me impidió seguir escuchando a mi madre. Aun con el teléfono pegado al oído me puse de pie y salí de la habitación. El timbre seguía sonando.

- Mamá, alguien está llamando a la puerta así que tendré que cortarte. Ya nos veremos más tarde

- Pero…

- Adiós – corté la llamada

Corrí a abrir la puerta y creo que mi felicidad me estaba haciendo mal porque se me olvidó mirar quien era y ¡mierda que me equivoqué!

- ¿Qué…?

El rostro de Esme se desfiguró mientras recorría mi facha sin ninguna pena. Lo único que pude hacer a esas alturas era abrazarme a mi misma y estirar un poco más la camisa de Edward para que cubriera un poco mis piernas.

No sé cuánto tiempo pasó pero si se que fueron un par de minutos en los que su mirada se seguía pasando por mi cuerpo y supongo que su cerebro tratando de cuadrar todo esto. No era muy difícil de saber que estaba haciendo aquí y aunque me sentía algo incomoda no pensaba flaquear ante ella.

Seguíamos ambas paradas en la puerta y mi cuerpo enorme cubría un poco la entrada por lo que cuando pasó por mi lado mostrando su estampa me tambaleé un poco.

- Edward no esta

¿Edward no está?

¿Eso era lo único que se me ocurría decirle a Esme ahora que la tenía en frente por primera vez desde que descubrí que era mi hermana?

No sé porque pero quise acercarme a ella, después de todo es mi hermana ¿no?

- ¡TÚ MALDITA RAMERA! ¡ESTO ES LO QUE SIEMPRE QUISISTE! ¿NO? – sus ojos brillaban tanto que solo atiné a retroceder el paso que había dado

Pestañeé un par de veces para eliminar las lágrimas que se estaban formando en mis ojos – Yo… no… yo no sabía que ibas a venir…

- No sabes cómo te odio – ahora no hubieron gritos de su parte, solo palabras tan duras que me dieron de lleno casi como si me hubiera abofeteado – eres una verdadera larva en mi vida Isabella Swan

- ¿Por qué? – sollocé. Traté de controlar mi llanto pero era demasiado difícil. Respiré y alcé mi barbilla lo más que pude antes de volver a hablar - ¿Por qué me odias tanto Esme?

Nos miramos directamente, cuando estrechó sus ojos supe que entendió por donde iban mis palabras – Porque nunca deberías haber nacido – su voz sonó tan fría y sincera que me llegó a dar un poco de miedo que alguien tuviera esos sentimientos arraigados en su alma hacia mi

- ¿Por qué? – cambié el peso de mi cuerpo de un pie a otro. Me sentía cansada y quería sentarme pero no lo hice - ¿Por qué mi padre me quiso? ¿Por qué no hizo que mi mamá abortara? – traté al máximo de controlar la ira que se estaba formando en mi ya que no quería hacer de esto una lucha para ver quien gritaba más fuerte y decía cosas mas hirientes

Aun así lo único que recibí de parte de la abuela de mi hijo, la madre de Jasper y Edward y mi hermana fue un jadeo profundo acompañado de una sonora cachetada que consiguió que perdiera el equilibrio y me golpeara demasiado fuerte con el borde de una mesa, mis rodillas estaban débiles y quería dejar caer mi peso pero no lo hice hasta que sentí un dolor malditamente fuerte en mi vientre. Cerré los ojos con fuerza pero rápidamente los abrí asustada cuando sentí algo cálido y liquido rodar por mi entrepierna.

Miré hacia abajo y un gemido se me trabó en la garganta, tenía sangre corriendo por entre mis piernas. No, esto no podía ser, sabía lo que significaba y el que estuviera perdiendo el conocimiento no me hacía sentir mejor.

.
.
.

- Amor… vuelve… sabes que tienes que volver

- No quiero, tengo miedo… soy doctora, se lo que vi… mi pirigüín…

- Nuestro pirigüín está bien. Edward lo cuidó. Él cuidará siempre de ustedes Bella

- Pero…

- Hoy peros que valgan… abre los ojos amor. Algún día nos volveremos a encontrar pero aun no

- Tengo miedo Jasper. Si perdí a mi bebé yo… no creo que pueda pasar por otra perdida

- No lo harás… confía por favor

- No quiero…

- Si quieres pero tienes miedo. No tengas miedo mi dulce Bella

No lo veía, solo lo sentía y escuchaba pero al final si sentí cuando su mano se posó en mi mejilla. Esa fue mi señal para abrir los ojos, claro que cuando lo hice era otra mano la que estaba sobre mi mejilla.

- Hola amor

- Ho… la – me costó hablar, tenía la garganta seca así que supongo que estaba en un hospital y con suero

- ¿Cómo estás?

Asentí tratando de sonreír – Bien pero…

Sollocé… mi bebé.

- Están bien… los dos están bien cariño… tranquila

Eso me relajó e hizo que el sentimiento de ahogo que se estaba creando en mi pecho retrocediera. Lo único que me importaba es que mi bebé estuviera bien, ignorando el suero en mi brazo pude alcanzar mi vientre, seguía igual de redondo y duro.

Mi bebé estaba bien.

- Oh – volví a asentir y sollozar

Lo que más me preocupaba era saber cómo estaba mi bebé y ahora podía respirar de nuevo.

La voz de Jasper reapareció en mi mente, él sabía que nuestro bebé estaba bien. Hace nada había jurado dejar atrás su recuerdo pero no podía evitar recordarlo en momentos como estos.

¡Mierda!

Necesitaba entender que esto no era como si él me hubiera engañado o se hubiera ido. Yo nunca dejé de amarlo, nunca pedí que esto pasara y eso hacía que todo fuera mucho más complicado para mí y es que nadie podía juzgarme ni por aun recordarlo ni por querer rehacer mi vida.

- Tranquila, ya hablamos de esto. Sé que llamabas a Jasper en sueños y es normal amor pero también me llamabas a mí y eso es algo que me hace inmensamente feliz

- Me siento tan mierda a veces – gemí -. Te juro que no te miento cuando digo que quiero estar contigo pero tampoco puedo hacer como si Jasper nunca hubiera existido. Esa parte de mi que lo ama siempre va a existir, pero tu Edward…

Ahora sus dos manos acariciaron mis mejillas. Su solo tacto me volvía gelatina – Y es por eso que te amo más. No eres una insensible cualquiera o una cerrada sin sentido. Tu solo estas siguiendo a tu corazón y eso es lo que cuenta

- Creo que nadie más en este mundo podría entender mi cabeza como tu

- Es que yo soy alguien muy especial cariño

- Si Edward – le sonreí – eres la persona más especial que he conocido y no dejes nunca que alguien te diga lo contrario

Asintió un poco sonrojado. Besó mis manos y rehuyó mi mirada.

- Además – su sonrisa cambio por una mucho más relajada – no olvides que ya eres mi mujer y no tengo intención alguna de dejarte escapar después de anoche

- No tengo ninguna intención de huir… tranquilo

Le sonreí y lo hice aun más cuando sus labios se posaron sobre los míos. Querría quedarme así por siempre pero cuando mi despertar pasó a segundo plano todas las imágenes antes de mi desmayó de agolparon en mi cabeza.

Esme tocando el timbre del departamento de Edward. Esme entrando a la fuerza. Esme insultándome. Esme diciéndome de todo. Yo tratando de explicarle algo que sabía que nunca entendería. Esme diciéndome que me odia. Esme golpeándome. Yo cayéndome. Yo sientiendo algo entre mis piernas… nada bueno.

Sentía mi vientre y los sutiles movimientos de mi bebé. De algo servía mi formación médica, a penas vi que solo estaba conectada a un suero supe que mi estado era estable dentro de todo.

- ¿Qué pasó Edward?

- Esme… lo siento tanto cariño. Llegué justo cuando caías, no sé qué hablaste con ella porque se fue pero si se que algo pasó pero te juro que no volverá a acercarse a ustedes y…

- Es mi hermana – solté de golpe. Su rostro estaba contraído he ido –. Tu madre es mi hermana, no se sangre pero si de… - suspiré. Esto era difícil de explicar – Charlie Platt es mi verdadero padre y él bueno, es el padre de tu mamá

- Mi madre es adoptada – sé que no quería decirlo en voz alta. Hasta podía a apostar a que se lo estaba recordando a él mismo

Nos quedamos un par de minutos en silencio, creo que lo único que podía sentir era como las ideas se acomodaban en su cabeza buscando una explicación lógica quizás, sacando un par de cuentas y sobre todo tratando de ponerle sentido a todas estas trampas del destino.

- Parece que no solo en las teleseries se encuentran las hermanas perdidas – quise reír y bromear pero no lo conseguí ni siquiera de cerca

- No… parece que no

- Edward – llamé su atención. Pese a que le costó un  poco consiguió poner sus ojos en mi -, esto no es culpa de nadie ¿sí? yo solo… estoy muy sensible y…

- La escuché Bella. Escuché como Esme decía que le importabas una mierda y que solo querías llamar la atención. Si yo no hubiera llegado temprano a casa ella te hubiera dejado botada, sola y… ¡Dios! – gritó tirando de sus cabellos – no quiero ni siquiera pensar en lo que hubiera pasado porque así como quiero a mi madre tengo ganas de…

- ¡NO! – chillé. Lo último que quería era que Edward dijera algo de lo que se podía arrepentir – pese a todo Esme es tu madre y si se equivocó eso no tiene que cambiar tu forma de verla

- ¿Escuchas lo que estás diciendo? Mi madre fue capaz de dejar a la madre de su nieto sola… a punto de perderlo. Si hubiera sido así, si hubieras perdido al bebé… ¿La perdonarías?

Por supuesto que no. La respuesta era simple pero no quería que esto afectara la relación de Edwrad con su madre, eso era algo totalmente distinto.

- Edward no quiero que pelees con tu madre

- Pues ya es tarde – se acercó hacia mí y tomó mi rostro entre sus manos -, quiero que sepas que nada de esto tiene que ver solo contigo, si ella le hubiera dicho eso a cualquier otra persona yo habría reaccionado de forma similar

- Gracias Edward

- De nada amor

Sus labios se posaron en los míos calmándome por completo.

Mi madre aun no se enteraba de mi caída al hospital pero tuve que llamarla luego de darme cuenta que no había llegado a casa. No le di detalles porque ni siquiera yo los sabía pero si me prometió estar acá en minutos.

Cuando el médico que me estaba tratando volvió a ver como estaba pude enterarme de mi verdadero estado de salud y aunque ahora estaba bien no todo era bueno. Si, había tenido un principio de aborto como lo pensé. La sangre que sentí entre mis piernas fue eso y aunque sabía que apretar las piernas no era de gran ayuda en esos caso a mi me sirvió, bueno, eso y la rápida acción de Edward permitieron que mi pirigüín no sufriera ningún daño. Eso sí, necesitaba quedarme por lo menos un día internada para que monitorearan todo. Aunque por ahora iba a bastar con una ecografía.

- Esperaré afuera amor

- No – tomé la mano de Edward impidiendo que siguiera avanzando -, quiero que te quedes conmigo, con nosotros

- Gracias

Edward se quedó a mi lado tomando mi mano mientras el doctor, del cual no se su nombre, me hacia la ecografía. Sentía a mi bebé moverse así que estaba tranquila pero eso no quito que se me llenaran los ojos de lágrimas de felicidad. El bum, bum del corazón de mi pirigüín resonó por toda la habitación por varios segundos hasta que la puerta se abrió de golpe. Sabía muy bien quién era ese torbellino y me relajó mucho mas ver a mi madre ahí.

- Oh mi niña… ¿Cómo estás? – asentí y sonreí ya que me estaba aplastando y no me dejaba hablar - ¿Qué pasa? ¿Estás bien?

- Señora Renée, creo que la esta aplastando

Mi madre miró mal a Edward pero aun así me dio aire – Estoy bien mamá

- Oh cariño. ¡Adivina a quien traje!... ¡Eleazar! – grito hacia la puerta. Y llamó con la mano a mi ginecólogo – se que no trabaja acá pero Eleazar quiso venir a revisarte. Vamos… que esperas, hazle la ecografía, mira ahí tienes el aparatito… ¡Vamos! ¡MUEVETE HOMBRE!

Edward, el doctor sin nombre y Eleazar quedaron pasmados sin saber qué hacer ni que decir. Vi al doctor que me estaba atendiendo con ganas de intervenir pero supongo que optó por no hacerlo cuando mi madre prácticamente lo acribilló con la mirada. Eleazar por su parte se disculpó con el hombre pero aun así revisó la pantalla en donde se veía a mi bebé.

Ambos médicos coincidieron en que todo estaba bien pero que era mejor que pasara la noche ahí.

No quería mentirle a mi madre pero no tenia opción. Esperaba que no preguntara aun lo que me llevó a tener un casi aborto pero lo hizo.

- Entonces… - miro a Edward de no muy buena forma - ¿Qué es lo que te pasó para que…?

No dijo la palabra con “a” y se lo agradecí. Esa solo idea me daba escalofríos – Mamá… no…

- Isabella…

Y ahí supe que no podía ocultarle nada – Esme vino a verme y discutimos, dijo cosas feas y yo me puse mal, sabes que ando sensible y…

- ¡Esa bruja! ¡Voy a…!

Vi los rostros de Edward y mi madre, ambos estaban igual de molestos con Esme, sabía que mi madre quería hasta golpearla y ahí lo pensé…

¿Tenía sentido defender a alguien que me había hecho mal?

No soy ninguna mártir, yo misma hubiera estrangulado el cuello de esa mujer si algo le hubiera pasado a mi bebé. Pero también entendí otra cosa, hablar con ella era tema mío, no de Edward ni de mi madre.

 - No quiero que ninguno de ustedes se meta en esto ni que la busque. Yo misma me encargaré de hablar con ella

- ¡Pero hija!

- La quiero lejos, nada más pero antes me debo una última charla con ella

Los miré a ambos tratando de que vieran la decisión en mis palabras y cuando los dos bufaron supe que lo comprendieron.

- Bien – rodó los ojos mi madre – pero si me encuentro con ella de casualidad – alzó las manos con inocencia al aire – no puedo prometer no decirle nada

Me reí de ella mientras se giraba hacia Eleazar. Su relación era linda y me gustaba aunque aun no estuviera clara. Estaba perdida viendo a mi madre, no me gustaba su tranquilidad pero no podía hacer más, que no sentí a Edward ponerse a mi lado. Le sonreí y él lo hizo de vuelta.

- ¿Cuándo será el día que me dejaras protegerte?

- Ya lo hacer – alcancé su rostro a duras penas -, solo estando a mi lado mi proteges Edward

Y sus labios sobre los míos me bastaron para saber que todo iba a estar bien. Tenía a Edward a mi lado y eso me bastaba para ser feliz y estar bien. Además, mis hormonas pedían por él a gritos y yo no tenía intenciones de dejarlas esperando.



______________________

Besos, Joha!!!

41 comentarios:

  1. no el bebe dios no!

    ResponderEliminar
  2. ohhh en serio no creo q seas tan mala para hacer q bella pierda el bebe, ahora todo se complica, pero eso ya se esperaba , bueno sera hasta cuando publiques nuevamente , hasta entonces q estes bien:)

    ResponderEliminar
  3. Noo con el bebe nooo :( espero que llegue rapido el capitulo completo, ya quiero saber que le pasa a bella y su bebe!

    ResponderEliminar
  4. Noo con el bebe nooo :( espero que llegue rapido el capitulo completo, ya quiero saber que le pasa a bella y su bebe!

    ResponderEliminar
  5. noo espero que no le pase nada  a piriguin!!! esme esta loca no se pega a una mujjer embarazada...ya quiero leer el capitulo completo y cuando edward se entere lo que ha hecho eseme!!

    ResponderEliminar
  6. Evangelina_alberto3 de mayo de 2012, 14:05

    o.O va a dar a luz!! :S

    ResponderEliminar
  7. ohhhhhhhhhhhhhhh nooooooooooooooo Joha que bella no pierda el bebeee  malditaaaa esmee la odioo esa mujerrr esta re locaaaa....no me quiero ni imaginar cuando edward se enteree ojala que le ponga los puntos asu madreeeeeeeeee ahhhh ya quieroo leerloo completooo!!! yy que no le pase nadaa a piriguin por fissss que estee biennnn!1 ahh pobreee bellaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! malditaaaa esmeeeee...!!

    ResponderEliminar
  8. ojala y no pase nada y ella no lo calle y diga quien fue, bueno nos seguimos leyendo solo no te tardes mucho por fis

    ResponderEliminar
  9. Noooooo baby el bebe noooo que no le pase nada joha porfaa noooooo :S

    ResponderEliminar
  10. ooooohhhhh el piriguin quiere hacer acto de presencia justo ahora.....ojala no le pase nada...Esme como buena cobarde la va a dejar sola.... eso espero, no quiero que les haga daño.

    ResponderEliminar
  11. oh oh espero que no le pase nada al bebé porque sí no esme se va a llevar el odio de su hijo de por vida

    ResponderEliminar
  12. Noooo... Joha dime que no perderá al bebe??? Ash Maldita Esme que no puede soportar que Bells si sea hija de sangre de Charlie y que ella es solo una rocogida, por Dios todo le dio a ella.... Ash espero que llegue Edward y la defienda verdad??? Xo

    ResponderEliminar
  13. Hola omg espero que no le pase nada malo al piriguin maldita esmme espero que edward llegue y la ponga en su lugar no quiero ni pensar en que algo malo pase  en espera del capi completo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  14. Elizabeth valero3 de mayo de 2012, 19:45

    Diosito que no le pase nada al bebe de Bella sino la pobre no lo aguantará y Edward tampoco porque lo ama tanto o más de que si fuera suyo oh por Dios Johita no tardes mucho porque moriré de ansias....besos desde Venezuela

    ResponderEliminar
  15. noooooooo q le pse nada al baby noooo 

    ResponderEliminar
  16. noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo no podes matar al piringuin o dejo de leer t.t noooooooooooooooooooooooooooooooooooo  no voy a soportar otro bebe muerto de ed y bells u.u

    ResponderEliminar
  17. ogm!!!! lo dejas en la mejor parte!!! eres mala!!! kuidate!!!!

    ResponderEliminar
  18. dios noooooo ,espero no le pase nada al bebe.....

    ResponderEliminar
  19. ohh myy godd !! que no le pase nada ;S

    ResponderEliminar
  20. OH DIOS!!!! ESME MALDITA, EL BEBE Y LUEGOOOO QUE SIGUE AMIGA ESPERANDO POR MASSS

    ResponderEliminar
  21. ohhh amenaza de partooo preterminooooooo!!! o parto prematuro??? ahhhh eres mala!!! ahora esoty ansiosa por saber ke parasá y edward??? ni modo a esperar!! saluditossss

    ResponderEliminar
  22. laura gabriela Rojas4 de mayo de 2012, 23:12

    ahhh no lo puedo creer ... que intriga !!! por favor Joha sube pronto el capitulo =) saludos a todas las que comparten esta bella historia ....y obvio a nuestra escritora Joha!!!! ♥♥♥

    ResponderEliminar
  23. joderr.. no me mates al bebe.. pobree Bella.. y Edward cuando se entere.. uff ardera troya... 

    ResponderEliminar
  24. hola k tal?
    la verdad esq ya habia tardado en aparecer esme... haber q pasara... ya quiero leer el proximo capitulo.

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  25. ohhh muchas grax x el capitulo sufri igual ke bella por el bebé, y edward kelindao!!! defendiendola, eso me agrada pero más me gusta ke ella lo este intentandoooo sobretodo por ke lo ke vivio con jazz fue muy fuerte, en fin saludos y muy buen capituloooo!!!

    pd.. ahora kiero ver ke dira esme al ver su hijo esta de parte de isabellaaa

    ResponderEliminar
  26. Esme es una rencorosa e insensible! no puedo creer que sea capaz de eso.... por surte Bella tiene a Edward, y este llegó justo a tiempo!

    ResponderEliminar
  27. edward a sido el heroe del dia.. me alegra que edward a pesar de posesivo entienda que bella todavia lo tiene a jazz en su corazon!! Esme no puedo creer que la iba a dejar asi a bella.. esta bien que este dolida por al perdida de su hijo pero se va a los extremos con el odio, y mas sabiendo que son hermanas.. Renne todo loca y albortada me guta defiende a bella y me he reido cuando lo a hecho entrar a elezar.. aparte de la amenaza de aborto todo parece estar bien.. la pregunta es seguira asi???

    ResponderEliminar
  28. Creo q todas queremos linchar a Esme

    ResponderEliminar
  29. ahhhh bien x jasper!!1 odio a esme, y k suerte de bella de caer justo cuando llega edward y fuera testigo de la maldad de su madre grax!! cuidate mucho!!

    ResponderEliminar
  30. uffffffffffff respireeeeeeeeee despues de leer el cap dios mio esme es una perra de verdad el piringuin mal que le pese es su nieto tb ella iba a dejarlo morir???? u.u casi muero pensando que lo perderia no hubiese soportado muerto el bebe y se que edd y bells menos lo se
    me encanto gracias por no matarlo esperare ansiosa el proximo

    ResponderEliminar
  31. Hola que pena ver hasta donde llega la maldad de esmme lo bueno fue que edward llego a tiempo y que el piriguin esta a salvo ojala que bella recapacite o al menos espere a estar con mas fuerza para poder enfrentarse a esmme en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  32. maldita bruja que es esta esme, por poco pierde bella al bebé por su culpa... menos mal que super edward llegó al rescate, jeejeje

    ResponderEliminar
  33. edward siempre es mi heroe :D que bueno0oo que el bebe esta bienn y ufff quien creeria que lo diria pero `'' odiooooooo a esmeeeeeee''' ajajja wow esme la mala de la historia solo tu joha inventas asiii :D Y Me Encanta !! Excelente capitulo ;)

    ResponderEliminar
  34. Hoolaaaa!!!! ahhh malditaa esmee me caee pesimoo me encantoo este capitulooo!!! menos mal que edward llego enseguidaa y bella y el piringuin estan biennn!!! mee guistaa muchoo esta parejitaa como va su relacionn pocoo a pocoo...edward la amaaa muchisimooo!!! esmee es unaa malditaa brujaaa!!!! mmmm rennee no haraa nadaa noo??!! jeee ess quee bella es su hijaa y esmee se pasooo!!!! me encanto el capiii!!!! nos leemos!!! BELU_JUANES!!!!

    ResponderEliminar
  35. que bueno que Edward llego en el momento preciso y no le paso nada al piriguin.

    ResponderEliminar
  36. que bien que el piriguin este sanito. Edward llegó en el momento preciso.

    ResponderEliminar
  37. Oh diossss me matas de un paro cardiaco dios el bebe jasper esme renee tu me quieres matar
    CAPITULO

    ResponderEliminar
  38. Se puede matar a Esme por que si se puede conozco formas de hacerlo sin que quede rastro la muy desgraciada.

    ResponderEliminar
  39. hola k tal??
    me encanto el capitulo.. y quiero estar en el equipo quiero matar a la bruja de esme.. menos mal no le paso nada al bebe... auque la bruja esa se tiene q llevar su buen merecido jajajaja.


    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  40. AMENAZA DE ABORTO!!! Bella esta loca si piensa hablar con la mala, la perversa, la basuraaa... de Esme a solas, ahora mas q nunca Bella no podrá moverse a ninguna parte... ya q un movimiento malo puede comenzar un sangrado... otra cosa yo recién he comenzado a leer tu historia, cosa q me amanecí para llegar hasta este capitulo, supongo q ya te lo han preguntado antes, pero yo aun no lo se ¿por que Edward le puso Piriguin al bebe?

    ResponderEliminar
  41. Que Esme tan hija de puta!!!! Es una cabrona, merece una golpiza!
    PEro que bueno que todo salio bien y los dos estan bien =) Hermoso cap a pesar de lo q paso!

    ResponderEliminar