sábado, 11 de agosto de 2012

Vuelve a vivir - Capítulo 21


Hola!!. Capítulo completo. ¡Besos!

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 21

Agradecí que Edward apretara mi mano porque ver a tanta gente en esta minúscula sala me estaba comenzando a alterar. Con mi mano libre toqué mi vientre, mi bebé pateó, parece que él también estaba algo nervioso. Por un momento cerré los ojos y me olvidé de donde estábamos, poco a poco comencé a relajarme y sentir como mis músculos dejaban de estar tan tensionados, en cuanto saliera la chica que estaba adentro iba a ser mi turno y no podía estar estresada.

- ¿Isabella Swan?

- ¿Sí? ¡ACÁ! – sonreí al ver como Edward se levantaba de golpe y prácticamente gritaba

- Parece que no somos los únicos nerviosos bebé – acaricié a mi hijo y me levanté poniéndome al lado de mi novio

Él enseguida me rodeó con su brazo y me ayudó a caminar hacia la consulta de Eleazar, el novio de mi madre nos sonrió en cuanto nos vio y se hizo a un lado para que pudiéramos pasar, más bien para que yo entrara porque desde hoy en la mañana veía claramente como mi vientre había aumentado considerablemente su tamaño.

Mi cuerpo por completo se volvió una gelatina al mismo tiempo que mis ojos se empañaban, los cerré obligando a que las lágrimas retrocedieran pero eso no fue posible. Ni bien Edward me ayudó a tomar asiento mis ojos abrieron las compuertas del llanto que salió demasiado histérico para mi gusto.

- ¿Amor? ¿Qué pasa Bella?

No quise abrir los ojos pero si sentí como Edward se agachaba a mi lado – Na… da… - sorbí un poco de mis lágrimas pero no fue suficiente, eran muchas

- No amor, algo pasa… ¿Quieres que nos vayamos? – negué con la cabeza porque no confiaba en mi voz -, ¿Quieres que yo salga? – volví a negar pero ahora con más entusiasmo -, entonces vas a tener que decirme que pasa amor… me estas preocupando

- Estoy… gorda… - abrí los ojos para ver como Edward sonreía. Inmediatamente me tapé la cara con ambas manos y dejé que el resto de mis lágrimas salieran sin control -, estoy… fea…

- Te prohíbo que digas eso Bella – dejé de llorar y lo miré porque su tono fue tan serio que me asustó un poco -. Nuestro hijo solo te pone hermosa, ni gorda ni fea, así que ve sacándote esas tontas ideas de la cabeza

Edward dijo… ¿Nuestro hijo?

Pestañeé un par de veces tratando de aclarar mis ideas, me fijé bien en su rostro y estaba tan serio que no tuve dudas de que estaba hablando en serio. De a poco el miedo y la inseguridad se fue para dar paso a otro sentimiento, mi pechó se infló, sonreí orgullosa del novio que tenía.

- ¿Nuestro hijo?

Creo que solo cuando yo dije las palabras él se percató de las suyas – Yo… amor lo siento… no lo pensé, solo lo dije. No quiero que te sientas mal ni obligada a nada… lo siento

Bajó la mirada tan avergonzado que no parecía él, le levanté el rostro con un dedo, quise mirarlo a los ojos para decirle esto – No tienes ni la más mínima idea de lo que significa para mí lo que acabas de decir. El saber que consideras a mi bebé como tuyo es… - cerré los ojos para contener un poco las lágrimas -, es simplemente el mejor regalo que podrías darme

- ¿No estás molesta?

Negué – Para nada, sé que tú estas consiente de la situación y que no te confundes así que si por ti está bien, por mi también… a Jasper le encantaría saber qué ves a su hijo como tuyo y que así lo cuidarás y protegerás

- Que no te quepa duda de ello

Sus labios chocaron contra los míos en un tímido roce que más que excitarme u otra cosa, me relajó.

- Ahora… ¿Quieres que hagamos la ecografía? – asentí y él se puso de pie

Solo cuando Edward se sentó en la silla de al lado noté que Eleazar había salido de la consulta ya que en ese momento estaba entrando nuevamente. Él no dijo nada, se sentó en su lugar y abrió mi expediente para comenzar a hacerme algunas preguntas, creo que por esto podía seguir con él como mi médico, era tan profesional que no me provocaba ningún rechazo por ser el novio de mi madre.

- ¿Lista para saber el sexo del bebé?

Miré a Edward y asentí cuando él lo hizo – Sí

Me puse de pie y me fui hacía la camilla, Edward me ayudó a subir porque mi vientre ya había coartado bastante mi movilidad. Ya recostada, fue mi novio quien despejó mi vientre. Estaba redondito y grande pero aún le falta un poco para llegar a término. Jadeé al sentir el frio gel pero la mano de Edward me reconfortó al instante. Nos sonreímos cuando el “bum, bum” del corazoncito de nuestro pirigüín inundó la habitación.

Me puse un tanto nerviosa cuando Eleazar comenzó a mover el transductor, estaba a nada de saber que si iba a tener a una nena o a un nene.

- ¿Estás segura de querer saber?

Me trabé en la mirada de mi novio, por un segundo dudé pero inmediatamente negué con la cabeza – Estoy segura

- Bien – besó mi cabeza justo en el momento de que el transductor  se detenía en el costado derecho de mi vientre

- Ya chicos, ahora puedo informarles con gusto y con un poco de sorpresa que tendrán un niño – sostuve una respiración para después soltarla de golpe, un niño, un pequeñito. Le sonreí a Edward pero me vi interrumpida muy pronto -, y una niña

Dejé de mirar a mi novio para concentrarme por completo en mi médico - ¿Cómo? ¿Qué dijiste?

Con mis codos quise impulsarme para sentarme más en la camilla, necesitaba ver esto con mis propios ojos. En la pantalla vi claramente como dos pequeñas figuras se entrelazaban en medio de todo el líquido amniótico. Era bastante difícil ver el sexo del de la derecha pero el de la izquierda era más fácil, era una niña. Creo que no me di cuenta cuando tomé con mi propia mano el transductor y lo moví hacia un lado y ahí si lo vi… el otro era un niño… mellizos.

Con mi mano libre tapé mi boca porque un jadeo para nada controlado se me escapó, iba  a tener mellizos, dos bebés, no me sentía ni siquiera preparada para uno e iba a tener dos.

- ¿Estás bien amor?

Seguía mirando la pantalla pero asentí igual - ¿Tú estás bien con esto?

- ¡Más que bien!

- Eh, ¿Bella?

Miré a Eleazar quien tenía su celular extendido hacía mi – ¿Quién…?

- Lo siento pero tu madre…

Le sonreí restándole importancia y tomando el teléfono. No alcancé ni hablar cuando ella lo hizo - ¿Hija? ¿Qué es? ¡Vamos, dime! No quise ir para darte privacidad con tu novio pero ya no aguanto la angustia

- Tranquila mamá… y creo que tendremos que agrandar la habitación porque tendré mellizos, una nena y un nene

Por supuesto que ella reaccionó con emoción y sorpresa. Dijo tantas cosas que solo pude procesar la mitad de ellas.

Eleazar me dio un par de indicaciones adicionales y me cambió algunas dosis de las gotas naturales que estaba tomando ya que ahora debía cuidarme por tres y no por dos. No pasó mucho tiempo antes de que saliéramos de la consulta, Edward programó la nueva cita que sería para dentro de dos semanas, ya estaba más cerca y al estar esperando mellizos era mejor controlarme más seguido.

Una vez estuvimos en el auto ninguno dijo nada, tal parece ser que ambos teníamos muchas cosas en nuestras cabezas. En un principio supuse que Edward me iría a  dejar a mi casa pero enseguida me di cuenta que se estaba desviando hacia el centro comercial, tampoco me costó tanto descubrir que es lo que quería ir a hacer. Lo vi tan concentrado y feliz que no me atreví a decirle nada, si el quería hacer esto y era feliz así, yo no era nadie para negárselo.

- Pensé que sería lindo que hoy les compráramos su primera muda

Asentí y tomé su mano – Sería perfecto amor

- Bien

Me besó en la frente antes de bajarse del auto y rodearlo para ayudarme a mí. Me sostuvo mientras me levantaba y caminaba, no soltó mi cintura hasta que estuvimos dentro de la tienda. Por un momento pensé que iba a tomarme la mano pero enseguida las ocupó como para preocuparse de mí.

- ¿Te gusta este?

Me mostró un lindo vestido de niña, rosado y con flores, bastante primaveral. Asentí per no alcancé a decir nada porque volvió a darse la vuelta para tomar otro.

- ¿Y este? Hacen juego ¿no?

El otro era una bermuda de niño, no hacían juego de ninguna forma pero él se veía tan emocionado que no pude decirle que no.

- Son perfectos

- Bien, entonces creo que no hará daño si llevamos un par más

Se encogió de hombros y sonrió con tanta energía que nuevamente me vi imposibilitada de decirle que no. Casi en cámara lenta lo vi tomar unas cosas más, ropa, accesorios, juguetes y hasta implementos para mí. Creo que no tenía ni idea de lo que era pero en sus manos tenía un extractor de leche.

- Amor, sostén esto

Estiré los brazos y dejé que me pasara tantas cosas que en nada los tuve completamente repletos.

- Y este, y este… y este también

- Edward, pero…

Aunque siempre me ha gustado el consumismo controlado aún así me llamó la atención ver a Edward exaltado comprando. Sí, se notaba que era una persona de dinero que gastaba en muchas cosas innecesarias pero esto que estaba haciendo me parecía una exageración, sí, en un principio pensé que sería feliz comprando un par de cosas pero esto ya estaba pasando a ser algo exagerado. Quise decírselo pero ni bien me acerqué a él, corrió al otro lado de la tienda. Dejé todo lo que tenía a un lado, ya después le diría donde estaban las cosas.

Los pies me estaban doliendo y como mi novio no parecía tener intenciones de detenerse, me detuve yo y tomé asiento en un incomodo y duro cajón. Estiré las piernas y me apoyé detrás de mi espada, de esa posición tuve la mejor vista de cómo Edward volvía locas a las dependientas de la tienda tirando más y más cosas en sus brazos. Ya no tenía caso detenerlo.

Los ojos me estaban pesando por lo que agradecí que alguien me moviera.

- Señora, tengo una silla para usted, la veo incomoda

- Oh gracias – me levanté poniendo una mano en mi espalda. Reí por lo cliché de la posición, tantas veces vi a un montón de mujeres haciendo eso y siempre pensé que era algo típico, no, es algo instintivo

En cuanto mi trasero tocó esa superficie tan blanda respiré tranquila. Sonreí.

- Tenga – miré hacia arriba y la misma chica me extendía un vaso con un jugo de algo

- Gracias – le sonreí y lo tomé emociona. No me había dado cuenta de la sed que tenía

Cuando me terminé el contendido volví a mirar a la chica – No hay de que… se nota que su esposo está entretenido – volví a mirar a Edward. No quise corregirla -, debe sentirse muy contenta, creo que esta es la primera vez que veo a un papá tan emocionado comprando todo para su bebé. Si hasta podría apostar a que nos dejará sin stock – rió pero yo no pude cambiar el curso de mis pensamientos para seguirla, estaba embobada con ese hombre hermoso

- Sí…

- ¿Y ya sabe qué será? – dejé de mirar a mi novio para ver a la chica que apuntaba a mi vientre, lo rodeé con mis manos antes de asentir

- Sí, son mellizos, un niña y un niño

- Oh – movió la cabeza afirmativamente – por eso su esposo casi no discrimina en lo que está llevando

- Está emocionado… nos acabamos de enterar que son dos

- La felicitó – alcé la mirada para clavarla en ella -, hacen una muy linda pareja y puedo apostar a que sus hijos lo serán también

Moví la cabeza hacía ningún lado en particular – Gracias

Tenía una mezcla de emociones, estaba entre contenta y triste, emocionada y exaltada, alterada y confundida. Eran tantas cosas juntas que era imposible no sentir como todo me desbordaba un poco. De un momento a otro sentí que mi corazón bombeaba más rápido, veía a Edward y era como si viera el sol por primera vez, algo tan malditamente típico e imposible de creer que era verdad, las cosquillas en mi vientre estaban desde hace mucho, pero la presión en mi corazón no.

Lo vi y estaba eligiendo unos peluches, algo pequeño y simple pero su sonrisa mientras mirada los cientos disponibles no tenía precio.

En ese momento entendí algo.

Lo amaba.

De alguna forma Edward consiguió que ese corazón que pensé muerto hace varios meses atrás volviera a latir, quizás podía ser la situación o mis hormonas pero de verdad sentía que lo amaba. Me hubiera gustado decírselo pero también entendí que no era el momento, necesitaba verlo y sentir esto mismo sin tantas emociones encima.

Me terminé el jugó y dejé el vaso a un lado, Edward ya estaba pagando. Cuando la cajera de la tienda le sonrió y junto sus pechos una nueva emoción  me invadió, ese hombre era mío y de nadie más.

Me levanté, no sin mucho esfuerzo, y caminé hasta posarme a su lado. Él me miró un poco apenado mientras le pasaba la tarjeta a la chica, ni siquiera se me ocurrió ver el monto de lo que había gastado, solo me concentré en mi novio, en abrazarlo y demostrarle a la zorra que este hombre tenía dueña.

- Te volviste un poco loco amor – lo rodeé con mis brazos pero no alcancé ni de cerca a tomarlo por completo -, compraste bastante cosas, creo que hasta que cumplan el año no necesitaran nada más

Edward besó el tope de mi cabeza – Esto es solo por ahora, ya verás cómo esta locura no está ni siquiera cerca de terminar – negué con mi cabeza antes de enterrarla en su pecho -. Pero si tú estas incomoda con esto… solo debes decírmelo, no quiero meterme de más ni incomodarte

- Edward – lo miré -, puedes comprarles lo que quieras, no tienes que pedirme permiso siempre y cuando estas cosas sean útiles en un corto plazo, si ves un osito que te gusta y quieres comprarlo puedes hacerlo, si quieres comprar un vestido también puedes hacerlo. No quiero que te sientas coartado por mí

- Pero tú eres la mamá, yo solo…

- Nuestros hijos – le recordé -, sea como sea serán nuestros hijos

Edward se puso serio y miró hacia otro lado. Su actitud fue tan fría que hizo que mi corazón saltara de susto. En esa misma condición vi como terminaba de pagar y recibía las compras, eran seis bolsas bastante grandes que tuvo que tomar con ambas manos, quise ayudar pero no me dejó, tampoco me pude acercar a él porque el bulto no me lo permitió.

Nuevamente el camino que hicimos en auto fue en silencio, pero esta vez era un silencio incomodo que me hizo soltar un par de lágrimas que sequé con bastante agilidad, no quería ponerme sentimental, pensé y pensé que era lo que le había molestado pero solo había dicho lo que sentía. Aunque, era muy probable que Edward se haya sentido amarrado por mis palabras, con ellas lo estaba condenando prácticamente por siempre, a una familia la cual quizás aún no estaba muy seguro de querer, quizás, él quería sus propios hijos o quizás ni siquiera quería hijos.

Removí la cabeza y saqué esas ideas de ella, Edward si me quería y adoraba a mis bebés así que no había motivo para que pensara lo contrario, era otra cosa lo que le molestó y si estaba segura de algo era que si no aclaraba esto ahora no iba a poder dormir tranquila.

Cuando mi novio se estacionó fuera de mi casa se bajó a ayudarme pero no me acompañó a la entrada de la casa, volvió por las bolsas y estuvo a mi lado justo cuando estaba abriendo la puerta. No había señales de mi madre por lo que aproveché el momento para girarme hacía él.

- ¿Qué dije que te molestó tanto?

- Nada – dejó las bolsas en el suelo y metió sus manos a sus bolsillos. Me estaba evadiendo -, parece que tu mamá no está así que si pasa cualquier cosa llámame – se iba a acercar para besarme pero yo me corrí -. ¿Qué pasa?

- ¿Qué te pasa a ti? – lo miré duramente –, desde que salimos de la tienda que estas extraño y no me digas que no es nada, sé que es algo – lo apunté cuando quiso interrumpirme -, no me trates como tonta y dime lo que es

- Bella, ahora no es el momento

Un rugido salió desde el fondo de mi pecho. Me estaba enfureciendo - ¡NO ME DIGAS ESO! Algo te pasa y exijo saber que es

- Bella…

- ¡No me digas mentiras! ¡DIME LO QUE PASA!

- ¡PASA QUE NO SABES NADA! – salté ante su grito -, lo siento, no quise gritar pero es que Bella, de verdad, no sabes nada de lo que dices – abrí la boca solo para respirar -, hoy vienes y me dices que son nuestros hijos pero y ¿mañana?, hoy estas hormonal y me quieres pero es tan poco tiempo… yo… esto no es así para mí y el solo pensar que el día de mañana encuentres a alguien más o veas que me quieres solo por compromiso me mata

- No es así – apreté los labios para no soltar mis lágrimas -, no es…

Rió sin nada de humor – Sé que soy una mierda por decirte esto pero es lo que siento, siento que te tengo hoy pero a veces creo que mañana ya no estarás… es una mierda pero es lo que me da vuelta en la cabeza día y noche

- No confías en mí – hablé tan bajo que dudé que me haya escuchado

- No es eso… es solo que… tengo miedo Bella. Te amo tanto que si algún día decides que ya no me quieres a tu lado moriré, y ya no es solo por ti – se me acercó y puso sus manos en mi vientre – es también por los pirigüines… no creo que pueda soportar que se alejaran de mi

- Eso no va a pasar

- No lo sabes amor – acarició mis cabellos tirándolos hacia atrás y despejando mi rostro -, ha pasado tan poco tiempo, creo que ya hemos hablado esto muchas veces y es muy tonto que sea yo el de las dudas ahora pero… hoy me sentí más feliz que nunca en mi vida, que solo basto un segundo en que imaginara mi vida sin ustedes para volverme loco

- Edward…

- Puede que algún día te enamores y…

- ¡CALLATE! – lo miré retrocediendo un paso - ¿Por qué crees que no te digo te amo? No te lo digo porque yo también quiero estar segura antes de hacerlo, pero Edward – me volví a acercar, esta vez lo tomé de la ropa para juntar nuestros pechos -, es más que obvio que este no será el fin de las inseguridad, nuestra situación es tan complicada que me sorprendería que no las tuviéramos, lo que no te aguanto es que me alejes cuando esto te pase. Si sientes que el día de mañana me puedo ir ¡tienes que decírmelo!, no puedes estarte guardando esto – volví a zamarrearlo

- Bella…

- ¡NO! – grité tirando más de él. Se agachó hasta mi altura – ahora tú y yo vamos a hacer el amor porque estoy malditamente hormonal y caliente… así que te callas

Me estiré solo un poco para alcanzar sus labios que aunque tímidos en un principio, supieron recibir con gusto mi beso y todo lo que el conllevaba.



_________________________________

Besos, Joha!!!

26 comentarios:

  1. mi ed tan lindo, lo amo!! no importa si es niñoo niña, de cualkier forma, ed lo amará!!

    ResponderEliminar
  2. Edward es el hombre perfecto y siempre lo será!!! Jajaja el comprando media tienda... ya quiero saber que es ese pequeño bb!!! ;D

    ResponderEliminar
  3. yo voto que nena asi edward se derrita de amor!!!! a pesar que edward ha empezado con mal pie ahora lo amo!!! es un tierno, esta comprando toda la tienda!! ya quiero leer el capitulo para saber que es el bebe

    ResponderEliminar
  4. holaa ahh que adelantooo edward es todoo un amorr yy yoooo mmm digoo NENA siiii que sea niñaaa jee!!!!!! me encantoo el adelantoo gracias Joha!!!!!

    ResponderEliminar
  5. que sea niña y para Edward será la niña de sus ojos.
    que lindo él vuelto loco con las compras y a Bella le gustó la idea que sea su esposo.
    Super buen adelanto pero como siempre quedando con ganas de más....

    ResponderEliminar
  6. awww ke ermoso es ed io ubiera kerido un papa asi pa mi baby pobre bella ke no va al mismo ritmo jeje ojala sea ni;o

    ResponderEliminar
  7. awwwwwwwwwwwwwww pero si es el piringuin ya se sabe que es nene no?????????????

    ResponderEliminar
  8. yaaaaaaaaaaaaaaaa cuando el capitulo completo?? porfa subelo rapido JOHA...

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que piriguin va a ser una niña hermosa muy parecida a Jasper con rasgos femeninos para que la consienta su tío/papá baboso.
    Aun que tambien podria ser un niño identico a su papá con quien Ed pueda jugar y compartir cosas de hombres :p
    Que sea lo que sea pero que nasca sin que las yeguas de Rose ni Esme le hagan daño
    SUBE PRONTO EL CAPITULO POOOOOOOOORFIS :p

    ResponderEliminar
  10. Mellizos!!!!! no me lo esperaba, como siempre me soprendes joha... bella toda hormonal y mandona asusta, ya entiendo el dicho de no hagas enojar a una mujer embarazada!!!!
    Edward tambien habia tenido inseguridades, pobre se callaba y no decia que tenia miedo.. Me a encantado que haya estado todo emocioando comprando como loco las cosas de los bebes!!!

    ResponderEliminar
  11. hola, guau son 2 no te niego q al comienzo me choco, osea 2 hijos de jasper pork queramos o no son de el, y bella q ahora se dio cuenta q esta enamorada de edward ufff todo es tan complicado entiendo a edward y bella tiene miedo q despues el se arrepienta y decida alejarse, bueno muy buen capitulo y el final de impacto q estes bien y hasta el proximo byeee

    ResponderEliminar
  12. y me vale madres hahahaha te callas

    ResponderEliminar
  13. :O mwellizos!!!!!!!!!!!!!! mierda que jasper tuvo punteriaaaaaaaaa dios mio me mta este edd es tan belloooooooooooooooooooo ains y ella lo amaaaaaaaaaaaaaa awwwww me encantaaaaaaaaaaaa quiero mas

    ResponderEliminar
  14. jajjajajajajjajaja qe lindooo mellizoss!!
    yo voy a ser tia de mellizos pero varones en un mes y es lo mas lindoo!
    me encanto el final, vamos a hacer el amor porqe estoy caliente y hormonal!!
    jaajaja qe genial...
    me encanta lo juroooo!! qiero saber masssss :)

    ResponderEliminar
  15. hola k tal???
    me encanto el capitulo...el final estubo lindicimo..me dio mucha gracia que se enteraran que eran mellizos y el pequeño ataca de compras de edward jajaja.

    exelente capitulo..me dejo ganas demas..


    un besito y cuidate.

    ResponderEliminar
  16. hahahahah asi se habla!!

    Me hace el amor y se calla XD
    hahahahaha

    me encantoooo

    ResponderEliminar
  17. HOLAA FUE UN CAPITULO HERMOSOO JEE. MELLIZOS AHHH ESTO NO ME LO IMAGINABA TU SIEMPREE ME SORPRENDES JOHA JE YY BUENO BELLA SE DIO CUENTA QUE LO AMA AHHH QUEE BIEN Y TAMBIEN ENTIENDO POR UNA PARTE A EDWARD POBREE ESTA RE ENAMORADO Y TIENE MIEDO DE PERDERLA PERO DEBE HABLAR CON BELLA Y NO CALLARSELO AUNQUE JAJAAJ BELLA YA LO RESOLVIO TODO ESO ULTIMO DE CALLATE Y VAMOS A HACER EL AMOR JEE ME ENCANTOOOAAAA MUY BUEN CAPITULOO...besos y buen sabadoo!!!

    ResponderEliminar
  18. jajaaj joha si ke nos sorprendistes con mellizos veo ke nadie se lo esperaba yo keria una nena mendigo jas jajja ya pues ahhh este ed es un amor oie joha tu como me haces llorar ehh

    ResponderEliminar
  19. Hola Joha, gracias por esta historia tan divinaaa ,me enamore a primera vista me la lei todita de un tiron los primeros 15 y estoy resistiendome de leer este capi awww , me mueroo no encuentro los 16 al 20 , sera que me dices como? porfiss quiero seguir leyendo en secuencia hermosisima historia, te felicito hermosa y gracias por todo .super abrazo desde Buffalo NY para ti .

    ResponderEliminar
  20. Muy lindo capitulo creo que bella con las hormonas que anda no creo que se sincere tan luego.. aunque este capitulo me dejo con un sabor de que llegaran a un compromiso mas grande entre los dos.. u.u puede se matrimonio jejejeej nose mi imaginacion dijo eso... Saludos Joha :D

    ResponderEliminar
  21. ay... cuando dejará Edward sus miedos e inseguridades? tremenda sorpresa nos diste con los mellis... me encantó!

    ResponderEliminar
  22. yes!!!!! sip!!!!! son dos!!!!! no sabes como busque en ff los cap!!!! me encanto saber q son dos!!!!! y las inseguridades de ed y bells son de no creer!!!!, pero se aman y a sus bebes!!!!! q bello cap!!!!!! están a punto de formar una bella familia!!!!!!!! solo deben dejar fluir sus sentimientos!!!!!! gracias Jo!!!!

    ResponderEliminar