lunes, 3 de septiembre de 2012

Mi Razón - Capítulo 2

Ahora sí, capítulo 2. Gracias a Erica Castelo que lo betea :)

Summary: Un traficante de drogas y una hippie no parecen tener mucho en común. Pero… ¿y si lo tienen?. M por lemmons y temas fuertes. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 2

- Edward, hijo, ya es tarde.

Abrí los ojos pero los volví a cerrar cuando la luz del puto sol inexistente de Forks casi me dejó ciego. Gemí y me tapé el rostro con el antebrazo pero eso me duró muy poco ya que mi madre se encargó de despejarme la cara y sacarme las sábanas de encima.

Quise protestar un poco más pero cuando vi el reloj me di cuenta que de verdad era tarde – Lo siento, anoche no dormí bien.

- Se te nota, cariño – los dedos de mi mamá se posaron debajo de mis ojos -. ¿Puedo suponer que no dormiste pensando en una chica?

- Mamá…

- ¿Una chica que recién conoces, por ejemplo?

- Me voy a bañar.


Le di un beso en la frente y pasé por su lado para escapar lo antes posible al baño. Cerré la puerta y me apresuré a ir al lavado y apoyarme ahí, era verdad eso de que no había dormido nada y todo por culpa de esa… hippie.

Si haberla visto con un papelillo de marihuana en la mano fue sexy, verla recoger flores de regreso del supermercado fue excepcionalmente estúpido, sobre todo porque tuve que ser yo quien cargara sus bolsas con comida rara. ¡En serio! ¿Quién compra solo frutas y verduras cuando hay helado y dulces en el supermercado?

Bueno, yo tenía la respuesta y esa era, Bella, mi vecina hippie… y rara.

Después de pensar en ella y en lo extraña que era pude meterme al baño, quería hacerme una paja pero mi cabeza estaba en otra parte, creo que tendría que conformarme con alguna mamada detrás de las gradas o en el peor de los casos en la noche cuando estuviera solo en mi cama.

No acostumbraba a perder mucho tiempo en arreglarme, aunque yo tenía un dinero ahorrado, a simple vista no lo teníamos por lo que comprar ropa no era mi prioridad en ningún caso, primero estaba pagar las cuentas de la casa y llenar el refrigerador, por ahora eso iba de maravilla así que yo estaba bien con eso.

Por lo menos ahora con la excusa de mi ascenso pude comprar muchas más cosas ayer sin preocupar a mi mamá, la verdad es que ella se sentía mal de todas formas al pensar que gastaba mi poco dinero en casa cuando solo era el "niño de la casa". Si tan solo ella supiera de donde venía el dinero que nos mantenía, no, mejor ni siquiera pensaba en eso porque estaba seguro de que si se enteraba iba a terminar odiándome y eso no era una opción de ninguna forma.

Cuando llegué a la sala me di cuenta en seguida que Bella estaba ahí. Ese olor dulzón de ella estaba por todo el lugar… más raro aún.

- ¡Edward! – mí madre llegó corriendo a mi lado -, Bella ya llegó así que se pueden ir.

- Claro… yo solo iré a buscar mi almuerzo – iba a pasar por su lado pero me tomó del brazo trancando mi camino.

- No es necesario, Bella trajo comida para los dos.

- Hola – ella alzó una mano haciendo el típico símbolo de la paz. Si solo hubiera sido ese habría sido extraño pero si a ella le agregamos su hermosa sonrisa teníamos a una chica algo rara pero bastante bella.

Me acerqué y le di un beso en la mejilla, por el jadeo de mi madre supongo que hice bien – Hola… eh, gracias por la comida.

No sé que era y me daba mala espina pero hice mi mayor esfuerzo porque eso no se notara – Creo que te gustará, es todo orgánico.

¡Asco! – Claro que sí… eh, ¿vamos?

- ¡Por supuesto!

Casi flotando en el aire, Bella se despidió de mi madre y salió, yo la seguí. No tenía auto así que esperaba sinceramente que no le molestara ir en moto, por lo menos hoy andaba con una falda mucho más larga. Solo me preocupaban sus brazos, se iba a congelar porque la chaqueta que tenía era demasiado fina.

- Ten – me saqué mi chaqueta de cuero que tanto amaba y se la extendí algo renuente. A veces podía ser un cerdo pero nunca tan poco caballero -, así no tendrás tanto frío. En la moto el viento pega de golpe y es muy molesto.

- ¿Y tú? – tomó mi chaqueta y se la puso con rapidez.

- Yo estoy acostumbrado.

- Eres muy bueno, Edward.

Yo ya estaba sentado en la moto por eso no pude reaccionar cuando ella dejó un tímido beso en mis labios antes de tomar posición detrás de mí. No fue un gesto incómodo ni mucho menos, si hasta yo lo vi como una muestra de agradecimiento.

Sus brazos rodeando mi cintura se sentía bien pero no eran muy distintos a los de cualquier otra chica. Preferí no hacerle caso a mis pensamientos y concentrarme en el camino, como lo supuse, en cuanto llegamos al colegio y nos sacamos los cascos, recibimos más de una mirada curiosa, pero aquí terminaba mi misión por hoy así que ya ahora el problema era de Bella, estiré la mano para que me pasara el casco, siempre los dejaba amarrados a la moto.

- Muchas gracias por traerme, Edward.

- De nada – se sacó la chaqueta y me la pasó -, no tenías que hacerlo pero gracias igual.

Se quedó ahí parada mirándome, de cierta forma se veía tan inocente que hablé sin pensar bien - ¿Si quieres te llevo de regreso?

- ¿Sí?, eso sería fantástico.

Y ahí estaba de nuevo esa sonrisa que me permitía pensar sobre la posibilidad de entablar una relación de verdad con ella. Bueno, no tenía apuro, aún podía pensármelo.

- Solo ven directo para acá.

- Claro, oh, tengo tu almuerzo así que comeremos juntos, ¿bien?

¿Eso era una pregunta o una orden? – Yo siempre como con mis amigos.

- Oh – me miró decepcionada, sus ojos tristes no me gustaron. Ahora me sentía mal por decirle de forma "sutil" que no iba a comer con ella -, me lo deberías haber dicho antes. No hice muchas hamburguesas. Bueno – se encogió de hombros recuperando su energía -, mañana los recompensaré trayendo unos brownies con sorpresas.

Alzó tantas veces las cejas que me quedó más que claro cuál era la "sorpresa" a la que se refería – Oh, pero…

- No te preocupes, tengo mi propia plantita. Ahora me voy que tengo que ir por mi horario – se alzó de puntillas para darme un beso de boca completa que me dejó pasmado -. ¡Nos vemos en el almuerzo!

Todo el día me la pasé evitando a Jasper, tal parecía que mi sesión de besos, más bien beso, con Bella se expandió como el aceite así que ahora tenía a dos perras furiosas detrás de mí y a un amigo que quería saber detalles. Para la hora del almuerzo solo quería irme, pero si no llegaba a comer mi madre se iba a enterar y eso no sería bueno.

En la cafetería no había señal de Bella pero sí de mis amigos. No quería sentarme con ellos pero mis pies me guiaron solos a ese lugar, para cuando me senté podía sentir la tensión de todo el mundo. Esto iba a ser incómodo.

- Es mi nueva vecina y a mi madre le cae muy bien así que espero que no digan nada fuera de lugar delante de ella.

Traté de sonar lo más serio posible, por el rostro de mi mejor amigo asumí que eso resultó – Bien, si la chica rara es amiga de Esme no hay nada que hacer, todos acá sabemos cómo son las cosas, Edward. ¿Cierto?

Miró al resto de la mesa que quienes asintieron, solo Rosalie y Ángela me miraron con mala cara. Malditas perras, seguro que pensaron que porque me las follé ayer tenían algún derecho sobre mí. Que equivocadas estaban.

- Entonces… ¿Mami te buscó una novia?

Me importaba una mierda si Rosalie era mujer. Tomé su mano por sobre la mesa y le di un buen apretón.

- ¡Me lastimas!

- Entonces aprende a mantener cerrada esa sucia boca chupa pollas.

- ¡Jazzi! – chilló hacia su novio -, dile algo.

- Edward – comenzó -, no es bueno que hagas un escándalo, además…

Apuntó lo más disimulado que pudo hacia la entrada en donde estaba Bella. Solo le tomó un par de segundos dar con nosotros.

- ¡Hola, chicos!

Su entusiasmo no era exagerado ni su voz chillona, si tan solo no fuera tan alegre creo que podría hasta gustarme un poco más. Me hice a un lado para que tomara asiento junto a mí.

- Te traje tu comida, Edward.

Rápidamente sacó de su bolso de colores unos potes en donde habían hamburguesas y ensaladas, nada se veía tan asqueroso como pensé y para ser sincero sabía mucho mejor de lo que me atrevía a reconocer.

- Ya le dije a Edward que siento no haber traído nada para el grupo pero prometo que mañana les traeré algo rico… ¿Han probado los browniescon sorpresas?

No sé que fue, si su forma de ser, su forma de hablar o qué pero en nada tenía a toda una mesa de cabrones callada.

- ¿Cómo te llamas? – Demetri, un adicto al crack tenía sus ojos clavados en el pecho de Bella. Solo cuando seguí su mirada me di cuenta del escote pronunciado que llevaba.

- Bella… pero en los papeles salgo como Isabella. Aunque no lo uso ya que es muy largo y no me representa, es muy complicado y tiene hasta acento… no me gusta.

- ¿Siempre hablas tanto?

Asesiné a Ángela con la mirada. Maldita perra, que se fuera a follar con Mike como siempre lo hacía a esta hora y dejara de molestar – A veces, cuando conozco gente nueva… ¿Por qué? ¿Te molesta?, porque si te molesta puedes decírmelo, yo no tengo ningún problema.

- ¿Qué se tomó esta chica?

Por detrás de Bella le di un golpe a Jasper pero no fue suficiente para que su comentario pasara inadvertido – Oh, puede ser el papelillo que me fumé… a veces me pone más feliz de lo normal.

- ¡Shuu! ¿Qué? ¿Acaso eres descerebrada?, no puedes ir diciendo por toda la escuela que fumaste marihuana… ¿quieres meternos en problemas? – aunque no me caía bien la novia de mi amigo debía darle la razón en esto. Lo que menos necesitaba es que alguien sospechara nada sobre drogas.

- Pero si fumar marihuana no tiene nada de malo… es una planta y todo lo que viene de la naturaleza nos hace bien. El verdadero problema esta cuando el humano lo mezcla con elementos químicos… eso si es dañino… mi plantita no lo es.

Ahora debía darle algo de razón a Bella, yo muy pocas veces me drogaba, siempre debía estar lucido para que no me estafaran o robaran aun así pude comprobar lo mierda que eran las drogas, exquisitas sí… pero mierda al fin y al cabo.

- Prometo que para la próxima les dejaré probar para que vean que solo es algo puro y sano. Nada malo.

- Esta muy rica la comida, Bella – quise cambiar el tema pero no me salió muy bien.

Esperaba un gracias de su parte y no otro beso. A estas alturas sus besos me estaban pareciendo algo normal.

- Así que solo eres una zorra más que busca meterse en los pantalones de Edward.

Miré fijamente a Ángela, iba a golpearla en cuanto pudiera – No, uno no es zorra si siente un deseo puro y correspondido por alguien. ¿Tú te sientes zorra cuando haces el amor con algún chico?

- No, yo siento orgasmos.

- ¡Eso es bueno!, los orgasmos siempre son buenos. El sexo produce endorfinas y las endorfinas nos hacen ser felices.

- Entonces debo asumir que tú tienes mucho sexo y fumas mucha marihuana porque es imposible que seas así de friki solo porque sí.

- Siento un aura resentida sobre ti… - hizo un gesto extraño con sus manos como si de verdad estuviera sintiendo el aura de Rosalie -, ¿te hice algún mal? – la rubia hubiera tirado fuego por la nariz si hubiera podido -. ¿Cuál era tu nombre?

- Nos vamos.

Me paré de la mesa antes de que esto terminara peor.

- Bella, será mejor que nos vayamos ya que parece que mis dos amigas no son más que unas maleducadas.

No iba a golpearlas, iba a hacer algo peor, así que cuando conseguí que Bella avanzara un paso por delante de mí, después de despedirse de todos claro, me acerqué a ellas dos.

- Ustedes se van olvidando de sus polvitos mágicos porque no tendrá ni un solo gramo en un mes entero… a ver si aprenden que sus bocas solo sirven para ser folladas y no para decir estupideces.

Les di solo un jalón de cabello para que supieran que hablaba enserio. Ahora solo me faltaba que Bella le contara algo de esto a mi madre y ella comenzara a sospechar sobre mis amistades.

- ¿A dónde vamos?

- A casa, estoy cansado.

- Bien.

La miré extrañado. Pensé que protestaría pero nada.

Debía comenzar a acostumbrarme que Bella era… Bella.

Estacioné la moto en su puerta para dejarla a ella primero, esperé porque se bajara pero no se movió.

- ¿Quieres pasar un momento?

- Sí… claro.

Era temprano, mi madre debía estar en el trabajo y no tenía ánimos de quedarme solo con mis pensamientos, eso nunca era bueno así que... además, me parecía buena opción conocer su casa, me daba curiosidad, sobre todo por el olor especial que salía de ella.

- Ven, pasa.

Tan pronto puse un pie dentro de la casa, percibí el olor a incienso que se sentía desde afuera y no por eso olía mal.

Por un momento me imaginé de la decoración sería mucho más hippie pero no era nada excesivo, un par de velas, inciensos, unos cuantos pañuelos a modo de adorno y cojines con bastante color. Seguí a Bella hasta la sala y la imité cuando tomó asiento en el sofá.

- ¿Quieres algo de tomar?... tengo té rojo.

No sabía lo que era el té rojo y no estaba entre mis planes averiguarlo ahora – No, gracias.

Ni siquiera sabía por qué había aceptado su invitación, ahora estábamos los dos en una sala extraña y sin encontrar palabras coherentes para el momento.

- Gracias por lo de hoy.

Me encogí de hombros – No fue nada, solo quería ayudarte, además, igual tuve un poco de responsabilidad.

- No me gusta coartar a la gente cuando tiene algo que decir pero fue lindo que me defendieras – Bella miró al frente y frunció el ceño, se veía extraña pero muy hermosa -, aunque aún no entiendo porque me dijeron eso… no tiene nada de malo que seamos amigos.

- Nada – no podía decirle de cuantas formas esto estaba mal por lo que opté por solo seguirle la corriente -, yo creo que solo se pusieron nerviosos… ya sabes. Tú eres distinta al resto.

Sonrió moviendo la cabeza de un lado a otro. Sus rizos chocaron contra su rostro pero eso no pareció molestarle – No soy distinta… solo creo que no hay cosas malas en la vida… si quiero besarte puedo hacerlo. No veo lo malo en eso.

- No todos piensan igual que tú, Bella.

- Bueno, pues, eso también es válido – volvió a sonreír consiguiendo exasperarme un poco. Tal parecía ser que nada la enojaba o frustraba ni siquiera un poquito.

- ¿Tú siempre te tomas todo tan relajadamente?

- ¿Cómo? – se giró hacia mí y cruzó sus piernas a lo indio en el sofá.

- Así… - la señalé -, ¿siempre haces todo lo que se te da la gana?

- ¡Claro! – alzó los brazos al aire, al bajarlos su camiseta cayó por sobre uno de sus hombros revelándome un poco más de piel.

El borde de su seno se asomó desconectándome por unos momentos de todo lo que ella me estaba hablando. Hoy había sido un día bastante estresante y un buen orgasmo me ayudaría mucho en estos momentos… si tan solo Bella fuera una de esas perras que abría las piernas por una buena línea. Ni siquiera marihuana le podía ofrecer, primero porque no tenía ni una hoja conmigo y segundo porque su plantita parecía darle mucha más confianza.

- ¡EDWARD! – parpadeé tratando de volver a la realidad cuando su mano se pasó varias veces sobre mi vista -. Parece que te fuiste a algún lugar… te veías perdido.

- Yo… solo estaba pensando.

Carraspeé para borrar el raspado de mi voz – Oh… lo veo – miró hacia mi entrepierna. Solo ahí me di cuenta que estaba dura y lista para entrar en acción -. ¿Quieres que te la chupe?

Abrí los ojos con tanta fuerza que me dolieron. Repasé las palabras en mi cabeza y quise asegurarme que había escuchado bien pero eso era imposible, Bella me sonreía pero no parecía estar caliente.

- ¿Perdón?

- Eso… veo que estás duro y yo estoy un poco deseosa… no tiene nada de malo si los dos queremos – se encogió de hombros haciéndome sentir un poco estúpido -. Entonces… ¿quieres que te la chupe?

- Bella yo…

- No es necesario explicaciones, somos grandes, sabemos lo que nuestros cuerpos quieren pero si te estoy malinterpretando y solo se te paró porque quieres ir al baño no hay problema por mí. Es la tercera puerta por el pasillo – apuntó hacia un lugar no sé dónde.

Apreté los labios, yo no era así de tímido pero eso era porque no estaba acostumbrado a tanta sinceridad – Se me paró porque eres realmente hermosa y te deseo, pero no está bien que nos vayamos a la cama. Te conozco solo desde ayer, Bella.

¿Así o más niñita?

¡Mierda!

Mi madre debía estar orgullosa de mí sobre todo porque no era una línea. Bella se veía tan inocente con su pañuelo en la cabeza y sus enormes aros que me eran difíciles verla como una mujer fatal.

- No quiero que nos acostemos… me gusta el sexo libre pero con precaución y ahora no tengo así que creo que tendrá que bastarte con una mamada.

Apoyó sus rodillas en el sofá y se acercó hacia mí, dejé que ella misma bajara mis pantalones y liberara mi erección que ahora estaba a punto de estallar. Espera por el contacto de sus labios pero nunca llegó, bajé la vista para verla y ella estaba concentrada mirándome.

- ¿Hay alguna posibilidad de que tengas alguna enfermedad de transmisión sexual?

Lo pensé por un momento, pocas veces me ponía en ese caso. Siempre usaba condón pero eso era por temor a embarazar a alguna zorra no por enfermedad. Así que si siempre lo hice con condón y además nunca lamí un coño, eso me dejaba limpiecito.

- Siempre uso condón y nunca hago sexo oral.

- Bien – Bella sonrió y agachó la cabeza. No mucho eso sí porque esta vez yo la detuve.

- Ey, espera… ¿Cómo sabes que no te estoy mintiendo?

Su sonrisa creció, sus ojos eran un espejo directo a su alma. Pura como lo suponía, muy pura quizás – Porque eres una buena persona y nunca dejarías que te la chupara si hubiera alguna posibilidad de que me pegaras algo que tiene muy buenas probabilidades de derivar en la muerte.

¡Mierda!

Con esta conversación mi erección debería haber bajado. Nunca había hablado de un tema tan profundo antes de cualquier contacto sexual.

- Eres muy confiada, Bella. Eso no siempre es bueno.

- Me gusta creer en la gente y tú de verdad me gustas, Edward.

Hizo el primer movimiento con la palma de su mano abierta. Me llegó directo a la espalda la punzada de placer - ¡OHH!

- ¿Ves?, en este estado no me mentirías.

- No, no lo haría.

La miré rogándole porque se lo llevara a la boca y lo hizo. Su boca era tan cálida y estrecha como me imaginé. Era una sensación mil veces mejor a cualquier otro sexo oral que hubiera experimentado.

Bella sí que sabía cómo usar su lengua, la enrolló tantas veces en mi punta que creo que la dejó sensible al extremo. Sé que mi porte era relativamente normal pero su boca era tan pequeña que no podía tragarme mi polla completa, por eso me sorprendió tanto cuando de un momento a otro comenzó a relajar su garganta permitiéndome llegar más al fondo. Para cuando mis bolas entraron en su boca yo ya me estaba corriendo.

No estaba seguro de que fue, si la presión de su garganta en mi punta o el saber que tenía todo mi miembro en su interior. Bueno, pero si eso no fuera poco, cuando comenzó a retroceder lo primero en salir fueron mis bolas que con un maravillo "plop" me permitieron soltar esos chorros de semen caliente que estaba deseando darle de beber a Bella.

Tantas fueron sus preguntas al principio que pese a sus protestas me salí de su boca y me descargué en cualquier parte, unos restos saltaron en mi ropa y otros en la de ella pero eso me importaba una mierda.

Acababa de tener un fabuloso orgasmo en tiempo récord y todo gracias a la garganta profunda de Bella.

Bueno, ahora podía decir nuevamente que eran dos cosas que le daban puntos para ser mi novia. Tres si contáramos la comida asquerosa que transforma en algo rico.

- Eso fue interesante – la vi y se estaba limpiando la boca, tenía un poco de saliva en sus labios pero no me importó.

Me incorporé como pude y alcancé sus labios. Esta vez no la dejé salirse, metí mi lengua en su boca rápidamente disfrutando de cómo algunos restos de mi propio cuerpo estaban en ella y ahora en mí. Era como si todo estuviera en sintonía.

Mis pantalones aún estaban abajo y no pensaba subírmelos por ahora, quizás podía conseguir otra mamada o una paja por último, antes de irme.

- Bellita… pero mira, mamá… tu hija ya se hizo a un novio y eso que solo lleva tres días en el pueblo.

Me puse de pie como si tuviera un resorte, escuchar la voz de un hombre no era buen catalizador del sexo y mucho menos saber que frente a mí estaba el que supuse era el hermano de Bella junto a su madre y que mis pantalones ahora estaban en mis tobillos por mi estupidez.

- Él es Edward.

- Un… ¿placer?

Con mis manos tapé mi polla antes de que siguiera saludando por su propia cuenta.
___________________
Besos, Joha!!

37 comentarios:

  1. creo que esta bella me va a sorprender!!

    ResponderEliminar
  2. OMGGGGGGGG como que hasta a mi me dejo con la mandibula super desencajada Bella rocks!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. en serio? asi de lanzada??? No me lo creo, pellizquenmeeeeeee

    ResponderEliminar
  4. jaja esa bella no tiene pisca de pudor me encanta

    ResponderEliminar
  5. jajjaajja esta es una Bella bastante particular jajajaja me gusta

    ResponderEliminar
  6. hahahahahah amoo a esta Bella att Laury

    ResponderEliminar
  7. ajajaja por dioss que adelantooo !! miraala a bella sin problemas como le lanzo la preguntaa!!!! me encanto me encanto me encanto!!! ajajjja!! Joha excelente esta nueva idea de la historia me gusta muchoo!!!

    ResponderEliminar
  8. WTF??? Jajajajaja Amo a esta Bella!!! Me encanta!! Jajajaja
    Creo que Ed no se la cree!! Ahora a esperar que Bella no le este haciendo una bromita a Ed :P
    Me fascina este fic!! ^_^

    ResponderEliminar
  9. VA A ESTAR GENIAL POR FAVOR ACTUALIZA ESTA SUPER BUENO

    ResponderEliminar
  10. Jajsja esta bella esta llena de sorpresas jajajj me gusta como va la Histooria Joha :D

    ResponderEliminar
  11. jajajaja muy bueno ya quiero leer el cap. hahaha

    ResponderEliminar
  12. jajajaja y el pensando que Bella es muy pura y buena para él y como que se encontró con la horma de su zapato jajaja me muero por ver como se desarrolla esta historia

    ResponderEliminar
  13. WTF? o.O ajajjaj amo esta bella! wow sin palabras joha!

    ResponderEliminar
  14. WTF???? ajajaja esta genial como la sigues Joha.! me encanta esta bella aparenta una cosa pero nada que ver como lo piensa Edward.!
    Saludos.!

    ResponderEliminar
  15. acabo de devolver mi mandibula asu lugar casi toca el suelo jajaja
    me encanta es bella sin pudor
    que directa lo amo!! encerio amo esta bella
    solo esperemos que no sea una broma de parte de ella pero aun asi es genial!!
    pobre ed & pensar que penso que ella era tonta creo que ya le quedo mas que claro que no no??

    ResponderEliminar
  16. Que fueeerte me pareeeceee!!!! Bella sorprende o.O

    ResponderEliminar
  17. What no pensé que fuera así Bella de explícita pero me encanta como acabara todo esto me gusto espero pronto el capítulo completo gracias ......:)

    ResponderEliminar
  18. que sorpresa me quede anonadada no esperaba eso de Bella ,me encanto nena siempre llegas a sorprenderme ,sigue asi ....Besos....

    ResponderEliminar
  19. no acostumbro a dejarte comentarios en los adelantos... pero mierda! si! quiero q sigan....jajajaja

    ResponderEliminar
  20. omg esta Bella si que me deja sin palabras y yo pensando que era algo asi como el angel que venia a salvar a Edward en espera del capitulo completo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  21. ...... de verdad quedé sin palabras, pero con el primer capitulo se nota que esta Bella trae muchas sorpresas para Edward, lo va a enloquecer.
    Esta Bella me hace recordar un poco la personificación de Joan Jet que hizo Kristen.

    ResponderEliminar
  22. jajajaja que buena jajajaj que se me hace que esta mensa se esta refiriendo a otra cosa...

    ResponderEliminar
  23. ohhhh diablos johaaaaa, vengo saliendo de guardia de hospital estoy desvelada y con este adelando tengo los ojos igualitos como edward, me duelen de tanto abrirlos!!! jajajjaajja estare esperandooooo!!!

    ResponderEliminar
  24. Whatttttttttttttt !! esto si que no me lo esperaba, pero es bueno ver una bella no tan cohibida lool !! bien abierta ella hahaha!! siguelaaaa

    att: Miri

    ResponderEliminar
  25. Ajajajajajajja Amo a esta Bella!!! Me fascina que todo se lo tome tan bien!!! :D
    Odie a Rose y a Angela!! Peras fastidiosas!!! :@
    Pero me fascinó que Ed la defendiera!!!
    Y el sexo oral!! :o Bella está llena de sorpresas!! Jajajaja
    Pero el final fue definitivamente lo mejor!! Jajajajaja Situaciones incomodas y esa!! Jajajaja
    Quien será el hermano de Bella?? Y que le dirá a Edward?? Ahh ya quiero leer!! :D

    ResponderEliminar
  26. sisiiiii!! me encanta esta historiaa que bueno estuvo el capitulo!! bella es genial!! me encanta su forma de ser que cero que a edward a veces lo deja en shock ajajaj!! bueno roslaie y angela me caen pesimo ya te lo digo!! y me gusto que edward la defendiera y bueno luego jajaja que justo quellegaron el hermano de bella y la mama por dios y edward con sus atributos al aire!!! me gusta esta historia Joha por que es diferente y original! voy a esperar el capituloo 3 con muchas ansiass!! je!! besos!!!

    ResponderEliminar
  27. jajjaaj creo que fue una situación muy bizarra , es como muy rara esta Bella! hahaha , pero Edward siempre taan sexy jiji. Cariños :)

    ResponderEliminar
  28. JAJAJAJA QUE FAMILIA DE LOCOS ESTA DE BELLA ME ENCANTA COMO VA LA HISTORIA,,,,

    ResponderEliminar
  29. morí de risa, me fascino esa Bella demasiado linda y peace & love es hermosa y Ed super rudo y sin darse cuenta que ya le gusta creo que sera de mis historias favoritas, lo bueno es que nunca me decepcionas :)
    -Valeria

    ResponderEliminar
  30. me reí un montón!!! ,bella dejo mudo a edward!!!!, ella es muy especial!!!!!!!, buen cap!!!! besos y eres única JO!!!!

    ResponderEliminar
  31. bella es única!!!! me encanta!! dejo mudo a edward!!!!!, ella es especial de seguro volverá loco a ed!!!!!! besos JO!!!

    ResponderEliminar
  32. jajajaj AMO A ESTA BELLA ESTA BIEN FRIKI jajajaj masssssss....

    ResponderEliminar