jueves, 4 de octubre de 2012

OUTTAKE: A mi manera - Capítulo 29

Chicos, este es un Outakke de Bella y Tyler, quizás les sirva para entener un par de cosillas.

Summary: Isabella Swan lo tiene todo, poderosa, fría y calculadora, acostumbrada a vivir en un mundo de hombres aprendió a tener el control sobre los demás… ¿Que pasará cuando un joven y tímido Edward Cullen llegue a su empresa y despierte su curiosidad? ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

OUTTAKE: Capítulo 29



- Toma, pruébate esta.

El joven miró la cortaba que le pasaba su novia con algo de desconfianza, odiaba el color verde y sentía que se vería casi como un cartel de neón con ella puesta. Pero en cuanto tuvo intensión de devolvérsela, vio los ojos de la chica y no fue capaz, los ojitos café de Bella brillaban tanto que en cierto punto eran capas de iluminar la habitación.

- Gracias.

Todo el aire que estaba conteniendo Bella salió de sus pulmones. A su novio parecía gustarle su elección, ya mucho más relajada se sentó en la cama, sus pies no alcanzaban a tomar el suelo porque estaba muy atrás así que jugó con ellos mientras su chico terminaba de ponerse la cortaba.

Una vez listo, el chico se dio cuenta que no se veía tan mal después de todo – Me gusta -. Murmuro sin dejar de ver su reflejo.

El traje negro y la camisa blanca se veían bastante bien con la corbata verde en el medio, además, de alguna forma, puesta, ya no se veía tan chillona como él pensaba.

Contento con la elección de su novia y listo para irse a trabajar se volteó hacia su chica. Ella estaba mirándolo fijamente mientras en su rostro plantaba una enorme sonrisa.

Al verla sentada en su cama, jugando con sus pies y sonriendo como una adolescente, no pude evitar dejar de lado el hecho que acaba de terminar de arreglarse y se tiró sobre su novia consiguiendo que ambos rebotaran en la cama.

- ¡Tyler!

La chica dio y grito y rió aún más fuerte cuando su novio comenzó a morder y chupar su cuello. Por más que pataleó y lo golpeó terminó cediendo ante los besos de su chico. Y es que Tyler sabía exactamente donde tocar y besar a Bella para que ella se olvida incluso de que el mundo giraba a su alrededor.

Cuando los besos del chico comenzaron a cambiar el tono, ya no eran solo unos besos inocentes y juguetones, ambos se dieron cuenta que si no se detenían en ese momento iban a terminar sin ropa y era el primer día de Tyler, pero…

- Te amo tanto Bella, no sabes cuánto.

El castaño se separó para poder ver los ojos de su novia y en ese momento se dio cuenta que iba a llegar tarde su primer día de trabajo porque no había manera en el infierno de que saliera de ese departamento sin hacerle el amor. Solo lo hacían desde hace menos de un año y aunque ella aún era tímida e inexperta en ciertas prácticas, el adoraba guiarla y enseñarle.

- Vas a llegar tarde amor…

La risa del joven resonó en el cuello de ella – Pero feliz… y feliz soy mucho más eficiente.

Bella aun no sabía cómo quitar la ropa rápidamente por eso, fue el mismo Tyler quien se desnudó, no tenía mucho tiempo y pese a que le gustaba hacerle el amor de forma delicada y lenta a su chica, esta vez debían ir un poco más rápido. Mientras Bella veía a su novio desnudarse, decidió imitarlo, así que cuando ambos estuvieron sin ropa, se volvieron a abrazar.

- ¿Quieres ir arriba amor?

Ella negó – No creo que sea buena idea… me gusta cuando estoy abajo.

- Eso es porque eres flojita – Tyler le besó solo la punta de la nariz dejándola un poco más excitada -, ya verás cómo te gusta tener algo de control… no es tan malo llevar el mando por una vez.

Antes de que ella tuviera la oportunidad de volver a replicar. Tyler los giró dejando a su chica a horcajadas sobre sus caderas, ni bien lo hizo, sus sexos se rozaron dándoles a ambos tanto placer que les fue imposible no volver a remover sus caderas. Si Bella tenía dudas sobre estar sobre su novio, estas se estaban yendo. Fue ella misma quien guió el pene del castaño hacia su entrada y quien hizo casi todo el esfuerzo, alzó sus caderas tantas veces que ni siquiera supo en qué momento se acercó su orgasmo, estaba completamente extasiada. Además que su chico no dejaba de tirar de sus pezones haciendo todo el acto muchísimo más placentero para ambos.

- Dente… ve un poco más lento.

Bella asintió. Desde que perdió la virginidad hacia ya diez meses, que cada vez que su novio le decía algo sobre sexo ella lo asumía sin siquiera dudarlo - ¿Así?

Alzó sus caderas y las dejó caer haciendo círculos sobre la pelvis de su chico, después de unos cuantos segundos volvió a repetir la acción. A ella le gustó pero al no recibir respuesta detuvo por completo sus movimientos.

- No te detenga… sigue haciendo eso… eso amor…

La castaña vio el rostro tan complacido que sonrió satisfecha con ella misma. Volvió a repetir la misma acción tantas veces como ambos soportaron, ya que cuando Tyler sintió que su pene explotaría, tomó las caderas de su novia y las guió para que aumentaran el ritmo una vez más.

- Ahora más rápido… mucho más rápido.

Ella asintió e hizo lo que su novio le decía. Se aferró a su pecho y tiró la cabeza hacia atrás, era tanto el placer que estaba sintiendo que definitivamente abriría su mente en cuanto a otras posiciones, con esto el misionero no era más que una insulsa posición sexual que había inventado la gente para no disfrutar del sexo, solo para procrear.

- ¡BELLA! ¡Amor!.... creo que voy a…

Ella cerró los ojos y dejó que su orgasmo la invadiera, en cuantos los primeros chorros de la liberación de su novio la llenaron sintió como una palmadita en su trasero la interrumpía, algo desconcertada vio como Tyler le sonreí y repetía la acción esta vez un poco más fuerte. Con el segundo golpe libero su orgasmo el que se había intensificado mucho más luego de la última intervención del castaño.

Ahora, los dos recostados sobre la pequeña cama trataban de acompasar sus respiraciones.

- Con mi primer sueldo compraré una cama más grande.

- Esta cama es perfecta – Bella se separó del pecho de su novio y lo vio a los ojos -, y es perfecta porque la compraste con tu propio dinero

- Voy a darte el mundo Isabella Swan – acarició sus cabellos y liberó su rostro de ellos -, haré esto bien porque pienso darte el mundo… voy a darte Nueva York entero si es necesario.

Ella negó con la cabeza, no quería volver a tener esa discusión – Ya sabes que nada de eso me importa, lo único que de verdad me preocupa es que tu estés bien con esto… tu padre…

- Mi padre me importa una mierda, él tiene que darme este trabajo, no ha estado en toda mi jodida vida así que no puede venir a negarme esta oportunidad ahora. Iré con él, trabajaré duro y cuando tenga el dinero suficiente pondré un hotel, ya verás como desde ahora el mundo se abrirá a nuestros pies amor.

- Si quisiera mi padre…

Él rodó los ojos – Mi padre tiene casi el mismo dinero que el tuyo, me mantengo solo hace dos años… lo mínimo que puede hacer es esto por mí. Además – la abrazó mejor -, no puedo dejar que cualquier extraño después se encargue de la empresa de mi familia.

- ¿Eso quiere decir que te quedaras trabajando por siempre en World Trade?

- Me quedaré hasta que sea necesario.

- Sabes que lo que menos me importa es el dinero y…

- Pero a mí sí, tu estas acostumbrada a esto y para cuando seas mi esposa no quiero que cambies tu estilo de vida por mí.

Bella se removió sobre su pecho – ¡Tú lo hiciste!, tú dejaste los lujos y te viniste a vivir acá solo – mostró con sus brazos el pequeño departamento que mantenía su novio hace casi dos años -, y si tú pudiste yo también puedo.

- Esto no está en discusión Isabella, ya lo hablamos.

- Bien.

Bastante más molesta, Bella se levantó del pecho de su novio y comenzó a vestirse – No te enojes… si hago todo esto es porque te amo.

- Pero…

Tyler puso un dedo sobre sus labios – Solo déjame hacer esto ¿sí?

Ya derrotada y cansada de pelear, Bella asintió. Ahora, él sonriente estaba acercándose a su novia para besarla pero el sonido de su celular lo interrumpió, solo le bastó ver la llamada de su padre para saber que iba tarde, la cortó porque no quería pelear con él delante de Bella. Así que le dio ese beso y comenzó a juntar sus ropas.

En tiempo record estuvieron ambos vestidos. Bella le había prestado su auto a su novio ya que ir en motocicleta no se vería muy bien, ella tenía permiso para quedarse por esos días en el departamento de Tyler ya que Charlie andaba de viaje y prefería saber ahí que sola en casa.

Cuando el joven se fue ella se volvió a tirar en la cama. Su vida era perfecta, amaba a su padre y a su novio, no había nada más que deseaba. En un mes y medio más sería su cumpleaños y estaba segura de que Tyler le pediría matrimonio, pese a tener solo 17 años no dudaba en aceptar, muy pronto iba a ser la señora de Tyler Hawkins.

Sus ojos se estaban cerrando, estaba pensando en el vestido cuando su celular sonó. Lo contestó sin siquiera ver quién era.

- ¿Hola?

- ¿Isabella?

- ¿Sí?

- Hola Isabella – instintivamente la chica se sentó en la cama, no le gustaba que le dijeran por su nombre completo, eso siempre traía problemas.

- ¿Quién habla?

- Tu madre.

10 comentarios:

  1. Gracias por este outtake Joha.... en verdad podemos ir viendo como era Bella antes... y que la llevó a ser lo q es ahora! Besos

    ResponderEliminar
  2. gracias por este cap extra, y pensar q ella era asi

    ResponderEliminar
  3. holaa Johaa gracias por este outakke nos ayuda a ver a la bella de antes como era su relacion con tyler! ysiempre apareciendo renne y arruinando todoo que mujer mas odiosaa!!! besos y graciasss!!!

    ResponderEliminar
  4. definitivamente se amaban, eran felices, pero la madre de bells siempre presente, el mal siempre de su lado!!!!!! porque la odia tanto???? es un enferma!!!!!, bello el outtake!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola maldita Renne como siempre arruinando el momento me gusto el outtake ver como era Bella antes de transformarse en la Cobra gracias Joha hasta el siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  6. qué raro se me hace leer a bella tan sencilla y natural, se nota que se querían mucho

    ResponderEliminar
  7. Todo el momento feliz se fue a negro con el llamado de la madre.... me gusto saber como era la cobra antes de todo, seria lindo que Edward la pueda volver a como era antes...buen capitulo Joha

    ResponderEliminar
  8. La Bella de antes , que distinta! Me da pena leer cuando Tyler estaba vivo ;( , ojalá todo fuera como antes , claro que con Edward jijiji. Buenísimo , cuídatee :)

    ResponderEliminar
  9. esto me pone triste
    pensar en lo que fue, en lo que hubo, lo que perdio
    me deprime
    me pongo en el lugar de ella y (U)
    espero que edward pueda volver a revivir un poco de esa bella
    no que sea la misma (eso ya es imposible) pero si que pueda traer una parte de ella de regreso como lo ha estado haciendo poco a poco, si estuviera en el lugar de ella me gustaria que alguien hiciera eso por mi, aunque en el fondo sepa que ya nada sera lo mismo

    ResponderEliminar
  10. creo que ahi comienza todo lo malo, diablos, la cobra era muy feliz antes de que pasara lo de su novio muerto, pero si no hubiera pasado nada de eso, ahora no estaria con nuestro querido y sumiso edward, asi que me quedo con esto, es un capitulo muy revelador e ineresante, cortito pero magnifico,

    ResponderEliminar