martes, 2 de octubre de 2012

Vuelve a vivir - Capítulo 25

Capítulo completo... llegaron los mellizos!!!

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 25
 
- Tranquila amor – sentí como las manos de Edward me tomaban de los hombros y me zamarreaban un poco pero aunque quería decirle algo no podía -. ¿Me escuchas Bella?

Lo miré a él y miré detrás suyo, supongo que lo segundo me sirvió para despabilar porque en cuanto mis ojos se cruzaron con los de Esme me di cuenta que mis bebés venían en camino y que no tenía tiempo que perder. Supongo que ella entendió la situación porque miró hacia el suelo, que ahora estaba completamente empapado, y después volvió a verme. Me concentré el ella solo un segundo pero después volví a ver a Edward.

- Tengo miedo – hablé tratando de que el temblor de mi labio inferior no me molestara mucho.

No era solo el parto, en este momento me daba cuenta de todas las cosas que se vendrían encima, mis bebés ya no estarían las veinticuatro otras de día conmigo, ahora pasarían momentos solos y lejos de mi. Sí, podía decir que tenía un poco más que miedo… tenía pánico.

No me sentía capacitada de dar el siguiente paso.

- ¡EY! – me zamarreó un poco -, no puedes entrar en pánico ahora.

- ¿Qué está pasando acá?

Dejé de ver a Edward para mirar a Esme y Carlisle – Voy a tener a mis bebés y los quiero lo más lejos posible.

Afirmé mi vientre protectoramente pero porque también me dolía mucho. Edward puso su mano en mi espalda y me apoyó desde atrás.

- Vamos a la clínica amor… en el camino llamaré a Eleazar.

- Edward, hijo… ¿a qué clínica van?

Como pude miré a Carlisle – No los quiero cerca, ya se los dije.

- Esos niños son unos Cullen – rugió Esme.

- Sí, pero eso no quiere decir que los vaya a criar como ustedes quieren.

Una nueva contracción me impidió seguir hablando. Dejé que mi novio me llevara hasta el auto, como pude le indiqué donde lo había dejado y dejé que me sentara al lado del copiloto. Lo escuché llamar a Eleazar y decirle que lo veríamos en la clínica pero no fui capaz de responder a ninguna de sus preguntas, solo le hice saber que me sentía bien cuando él me lo preguntó.

- ¿Duele?

Creo que mi cabeza se movió igual de lento que en el exorcista – ¿Me estas jodiendo? ¡DUELE COMO LA MIERDA!

- Ok, entiendo.

Cuando se estacionó, inmediatamente rodeó el auto y me abrió la puerta, me tomó con el mayor cuidado que pudo y me sentó en una silla de ruedas que no sé cómo había llegado a nuestro lado.

- ¿Cada cuanto son las contracciones? – ahí estaba la razón de la silla de ruedas. Eleazar.

- No… lo sé. Cada mucho… creo.

- Bella, cariño, ¿me escuchas? – asentí como pude -, bien, tu madre viene en camino y ahora estamos Edward y yo contigo… todo está en orden así que necesito que te relajes.

- Me duele – sollocé.

- Lo sé, pero necesito llevarte a tu cuarto para revisarte.

- Bien.

- Estoy aquí amor… a tu lado.

Apreté la mano de Edward y dejé que me guiaran hasta la habitación, gracias a los contactos de Eleazar era privada y lo agradecí porque mis gritos no eran para nada sutiles.

- Vemos…

No quise ver con exactitud lo que me hizo el novio de mi madre, así que solo me preocupé de abrir las piernas y dejar que me revisara. No sentí mucho porque el dolor era más grande que cualquier cosa.

No quise pensarlo, pero sin quererlo mi cerebro fue solo por ese maldito camino en donde estaba sola y con mis bebés en brazos, Jasper estaba muerto y Edward se podía ir cuando quisiera, si él en algún momento decidía que quería ser solo el tía de los mellizos yo no podía negárselo… no podía obligarlo a estar conmigo si no lo quería. Cerré los ojos y rogué porque esas putas lágrimas no me hicieran ver más débil.

- ¡Ey!, cariño… todo estará bien… yo estoy contigo.

Una lagrima cayó por mi mejilla derecha empañándome un poco la vista – Tengo mucho miedo, no sé si estoy lista… para ser mamá… es mucho y…

- ¡No! – rugió consiguiendo que mi corazón, dentro de toda la emoción del momento, saltara asustado -, te prohíbo siquiera que pienses que estás sola… Jasper te cuida en alma y yo en cuerpo… estamos los tres juntos en esto amor… créeme – sus labios tocando los míos fueron capaces de borrar cualquier absurdo sentimiento de soledad.

- Gracias.

Pegó su frente a la mía y me dio un beso, que aunque fue tímido me llenó de energías. No pasó mucho tiempo para que mi madre irrumpiera en el cuarto y desplazara a mi novio.

- Oh, cariño… no me gusta verte sufrir, pero prometo que coaccionaré a Eleazar para que te de todas las drogas del hospital.

- Estoy bien – quise moverme pero mi cuerpo pesado y adolorido no me dejó -, es solo que… quiero que el parto comienzo luego.

- Ya falta poco amor – acarició mis cabellos y mi frente, su toque fue tan suave que me hizo cerrar los ojos -. Bella – los abrí para encontrármela muy cerca de mi -, ¿Edward va a entrar contigo o quieres que entre yo?

- Oh… no lo he pensado.

- Amor, si tu quieres que entre, yo entro – habló bajito -, pero si quieres que entre Edward estas en todo tu derecho… es tu decisión.

- Sí, yo pensé que… ¡AHHHHHHHHHHH!

El dolor fue tan fuerte que volví a tener un momento perdido. Me pusieron la epidural y tuvieron que pasar unos minutos para que la maldita hiciera efecto, cuando por fin pude ordenar mis ideas ya estaba casi lista para comenzar a pujar.

- Señorita… el doctor Eleazar viene en dos minutos… necesito que esté tranquila.

Asentí pero fue Edward quien contestó por mí, creo que estuvo a mi lado durante todo el tiempo – No se preocupe, ella estará tranquila y lista.

La chica negó y se acercó nuevamente hacía la cama cuando ya estaba con el pomo de la puerta entre sus manos – Pero, señor… usted tiene que salir y arreglar si es que quiere entrar con su novia.

- Pero… ¿Cómo?

Ninguno pareció entender muy bien las palabras de la chica porque pude afirmar que la vi rodar los ojos. Vi de reojos a mi novio y estaba algo desconcertado.

- Señor, salga y la enfermera le dará lo que necesita para entrar a la sala de partos.

La mirada de Edward se empañó enseguida – No, yo no soy…

- Ve amor – apreté su mano consiguiendo que me viera a los ojos -, prepárate para que veas llegar a nuestros hijos.

Sentía un dolor de los mil demonios pero la sonrisa que me acababa de regalar Edward era suficiente para que todo quedara atrás. Luego del accidente pensé que en este momento iba a estar sola, ni siquiera pensé en mi madre, solo vi mi dolor y mi soledad, pero en cuanto acepté a Edward supe que él nunca me iba a dejar sola, por más momentos de inseguridad que tuviera.

Volví a apretar su mano cuando vi que no reaccionaba – Edward… - suspiré, en esto había una opción que no estaba considerando -, si no quieres entrar…

Ya de por si un parto era algo fuerte, que fueran los hijos de tu hermano podría hacerlo un poco más, así que si Edward decidía no hacerlo, lo entendería.

- Bueno, supongo que…

- ¡No! – me aferró con más fuerza la mano –, si no te molesta a mi me gustaría entrar. Pero, ¿estás segura de que es lo que quieres?

- Edward, en este momento no hay a quien quiera más a mi lado mientras pujo – los labios de mi chico bajaron hasta sus labios, no fue un beso húmedo pero fue perfecto.

- Te amo, Bella Swan.

- Y yo a ti.

Nos besamos y apoyamos nuestras frentes, sabía que mi madre estaría de acuerdo con mi decisión y yo no podía estar más que contenta con esto. Para cuando Eleazar vino por mi sacó a Edward de la habitación y lo mandó a cambiarse, la sala de partos era una mierda pero gracias al dolor era más el tiempo que estaba con los ojos cerrados que abiertos.

- Aquí estoy amor.

La sola voz de Edward me hizo sentir bien – Gracias por hacer esto conmigo.

- No podría estar en otro lugar, es al lado de ustedes donde quiero estar por siempre.

- Gracias.

Su mano se aferro a la mía durante todo el tiempo, pese a que la apreté con excesiva fuerza y le enterré las uñas, él nunca me dejó, besó mi frente y me animó hasta que los primeros sollozos nos hicieron llorar de felicidad.

- Edward… ¿quieres cortar el cordón?

Asentí porque sabía que él necesitaba de mi aprobación aún. No pude verlo más que en sombras mientras lo hacía pero sé que debió ser algo muy lindo y emocionante ya que sus ojos se llenaron por completo de lágrimas, volvió a mi lado ahora con sus bracitos ocupados por una pequeñita persona.

- Es un niñito y la verdad es que creo que se parece mucho a Jasper.

Lloré como nunca, no solo porque acaba de ser mamá sino porque Edward era el mejor hombre que me podría haber encontrado en mi oscuro camino, dudo mucho que alguien más haya tenido la valentía de darme esas palabras, porque nosotros estábamos aquí, pero Jazz no y él de alguna forma lo había traído.

- No llores amor… míralo tu misma.

Mis ojos aún estaban empañados pero hice lo posible por mirarlo a mi bebé – Eres hermoso mi niño… todo un Cullen.

- Es tan chiquito – quería tomarlo, pero sabía que no podía hacerlo ahora y creo que aunque hubiera querido no habría podido ya que Edward parecía no querer soltarlo -, eres la cosa más linda que he visto nunca.

- Creo que… viene… ¡AHHHH!

Puje porque mi cuerpo me lo pidió, no porque Eleazar me dijera que lo hiciera, agradecí por segunda vez que Edward estuviera a mi lado todo el tiempo y me ayudara, aunque la verdad es que la segunda vez fue muchísimo más fácil que la primera, mi pequeña salió como si nada saludando al mundo.

Y creo que Edward tuvo que tragarse sus palabras, porque su mirada para mi pequeña era una de completa devoción.

- Amor… mira, es… perfecta… es…

Me la tendió de mala gana solo porque estiré mis brazos, ni siquiera supe cómo consiguió tomar a los dos pequeñitos entre sus brazos y como nadie se los quitó.

Tomé a mi chiquita y la arrullé, pero demasiado pronto sentí un vació que supe muy bien cómo llenarlo. Casi no me quedaban fuerzas pero pude controlar su peso apoyándome en el respaldar.

- Déjame sostenerlo a él también, amor.

Su mueca era casi como la de un niño al que le iban a quitar su juguete favorito, pero no me importó, sostuve a mis hijos entre mis brazos y como ya no tenía un tercero solo me quedó alzar la vista y confiar en el poder de mi mirada.

- ¿Hay lugar para mí?

- Siempre.

No sé quien seguía en la sala ni que necesitaban hacer conmigo y mis hijos ahora pero yo lo único que quería era disfrutar de este momento, con mis niños y mi amor.

- Los amo… a los tres – murmuré. Mis malditos parpados estaban sintiendo ante el cansancio.

- Yo los amo más – sonreí ante el primer ruido de mis niños y el beso de mi novio en mi frente.

.
.
.

Abrí los ojos asustada, sentí algo en mi pecho que me obligó a salir de donde sea que estuviera, en un principio me sentí desconcertada pero cuando vi hacía mi lado derecho y me encontré con Edward dormido en un sillón y con dos cunitas a su lado. No fue más que mirara a mis pequeños ahí adentro para que mi princesa abriera los ojos, antes no sabía lo que era el instinto maternal pero hoy lo había descubierto… era eso que me hacía despertarme un minuto antes que mis hijos para que ellos nunca estuvieran solos.

Me levanté de la cama, no sin esfuerzo, y llegué a su lado, quizás ella ni siquiera sabía nada pero en cuanto la tomé entre mis brazos hice una pequeña mueca y se puso a llorar. La arrullé pero nada, no se calmó y menos lo hizo cuando Edward despertó.

- ¿QUÉ? ¿Qué… pasa?

Su grito fue tan fuerte que terminó por despertar a mi niño quien no lo hizo para nada calmo. Lloró tan fuerte como no lloró su hermanita.

- Creo que acabas de despertar a los chicos… bueno al chico.

- No me gusta llamarlos así… tienes que elegir un nombre.

Tomé mejor a mi princesa entre mis brazos y me fui hasta la cama, no me sentía muy capacitada para estar mucho en pie. Edward tomó a mi hijo y lo arrulló hasta que se calmó.

 - Bien, entonces elijamos los nombres… ¿Qué se te ocurre a ti?

Su rostro se puso serio pero un segundo para después sonreír embobadamente – Creo que uno de los primeros recuerdos que tengo bien claros es de cuando con Jasper vimos Volver al futuro, no sé cual vimos primero ni nada, tengo el recuerdo de las tres juntas – sonrió aún más -, en la primera, Marty le dice a sus padres que si tienen un hijo que se llame como él y quema la alfombra no se molesten mucho, en ese momento su papá… más joven, claro, piensa en ese nombre. Recuerdo que Jasper me preguntó mucho como era de la paradoja temporal y aunque ni siquiera yo lo entendí, encontré una forma para nada verdadera de explicársela… no sé muy bien que le dije pero si sé que Jasper me dijo… “yo le pondré a mi hijo Marty y si quema la alfombra no me enojaré con él”.

Edward me miró y yo asentí, no necesitaba nada más, era una historia hermosa porque los involucraba a los dos – Marty me parece un hombre hermoso.

- ¿De verdad?

- De vedad – afirmé.

- Bien, entonces arriésgate tú ahora.

- Bueno, mi historia es parecida solo en el sentido de que vi el nombre en la televisión… en un anime para ser más exacta – miré a mi hija porque no quería que Edward viera mi sonrojo -, bueno… yo… veía Sailor Moon y…

- Oh no, amor… piensa algo mejor… no puedes ponerle Bunny a nuestra hija.

Sonreí como una colegiala, creo que nunca me acostumbraría a su forma tan maravillosa de referirse a los mellizos – No… no Bunny… Serena.

- Oh – asintió -, me gusta esa actriz rubia de Gossip Girl… es un lindo nombre.

- ¿Sabes lo raro que es que conozcas Gossip Girl no? – lo miré con los ojos entrecerrados.

Mi niña estaba tranquila entre mis brazos y mi niño pareció igual de relajado en los brazos de su… padre.

- Vivimos en Los Ángeles amor, no lo olvides, he visto a Blake un par de veces, quizás no veo la serie pero algo sé.

- ¿Ah, sí?... ¿y es linda?

- Hermosísima – se acercó hacía mi y se paró a un centímetro -, pero nunca como mi maravillosa novia que acaba de hacerme el hombre más feliz del mundo al darme a estos dos angelitos.

- Te creeré – lo miré aún con los ojos entrecerrados.

- Créeme… pero bueno… - se enderezó -, entonces… ¿Marty y Serena?

Si nadie conocía las historias detrás de ellos creo que sería más perfecto aún – Me encantan, pero no quiero que nadie sepa de sus historias, solo ellos… no quiero que nadie los moleste por los padres locos que tienen.

- Para que alguien moleste a mis hijos o a mi mujer deberá pasar por sobre mi cadáver.

- Amo tu lado de macho alfa – reí.

Sus rasgos duros se volvieron a ablandar – Y yo amo que ames cualquier forma mía.

Nos acercamos pero antes de siquiera rozar nuestros labios, Marty y Serena comenzaron a llorar como si se hubieran puesto de acuerdo, los arrullamos por unos segundos pero nada parecía servir. Solo después de unos minutos, mi instinto maternal volvió a aflorar.

- Tienen hambre – declaré viendo directo a Edward.

- Oh… lo siento y te amo, pero en eso no puedo ayudarte, puede que esté un poquito gordo y mis pechos se vean abultados pero tú puedo jurar que no sale leche por mis pezones.

Entrecerré los ojos y no lo golpeé solo porque Serena estaba entre mis brazos – Bien, hagamos un trato entonces.

- El que quieras – estaba tan concentrado haciéndole arrumacos a Marty que ni siquiera me vio.

- Yo lo amamantaré – asintió aún sin verme -, pero tu les cambiaras los pañales – su mirada se fijó de golpe en mi pero yo le resté importancia con una sonrisa.

- Creo que si está saliendo leches de mis gordas tetas.

- Eso no sonó lindo – hice una mueca, además de no sonar lindo era mentira, el pecho de Edward estaba perfectamente trabajado y sin excesos de grasa en ningún lado -, pero además… ya perdiste tu oportunidad.
____________________________________

Besos, Joha!!!


44 comentarios:

  1. ohhhh espero ke se desmaye en cuanto vea salir la placentaaaaa jajajajaja y obvio espero ke lo hagan cortar los cordones!!!

    ResponderEliminar
  2. *_* Awwww Yo creo que él si va a acompañarla en ese hermoso momento :D

    ResponderEliminar
  3. ahhh siii que edward entre con bella ...que lindo y vera nacer a los piringuines!!! me encantoo el adelantooo!! esta parejitaa como se amannn son muy lindoss!!!gracias Joha por el adelanto!

    ResponderEliminar
  4. siii!!! que entre y reciba a su campeon y la princesita

    ResponderEliminar
  5. mas t vale puede desmayarse pero no faltar

    ResponderEliminar
  6. Siiiiii claro que si que entre y le de su apoyo y el amor que necesita

    ResponderEliminar
  7. si que entre al parto pero por favor no desmayos,porque al fin y alcabo son suyos por que estuvo con ella todo el tiempo y la ama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aras pero en realidad si son de ellos como dices llevan su sangre.. siendo el tio...

      Eliminar
  8. Siiiiiiiiii por supuesto que Edward tiene que entran con Bella :)

    ResponderEliminar
  9. siiiii tiene que acompañarla y recibir a los piriguines, es un momento magico y de una conexion unica.

    ResponderEliminar
  10. ow vieron que mi edd si la ama??? algo le esconde pero el la amaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  11. siiiiiiiiiiiii solo espero que no se valla a desmayar jajajajaja,me encantoooo???'

    ResponderEliminar
  12. hola k tal??
    por fin ya los vamos a conocer jajjaa

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  13. SIIII CLARO QUE QUIERO QUE EDWARD ENTRE CON BELLA, YAE S JUSTO PARA LOS 2 :D O 4 ;)

    ResponderEliminar
  14. claroooo que síiii, debe hacerlo, debe entrar y no dejar a bella sola en ese momento

    ResponderEliminar
  15. Y LUEGO?' JAJAJAJAJA SIIII QUE ENTRE CON ELLA
    SON SUS HIJOS TAMBIEN QUE LINDOO MUERO X LEER
    LO DEMAS..GRACIAS NENA

    ResponderEliminar
  16. tiene que entrar y que por una extraña razon se parescan a el al final jasper es su hermano, ojala ed se quede enbobado con su princesita y su campeon

    ResponderEliminar
  17. Me gusta el nombre de los bebes, es graciosa la historia de por que sus nombres!! Edward como sabia lo de bunny?? ahh veia sailor moon de chico jaja.. Es un tierno Edward la ha acompañado todo el parto a belle y ama a los bebes, no los queria soltar, espero que esten asi felices muchos capitulos y Esme no vaya a querer hacer algo... Ecelente como siempre y el comentario de edward que no les puede dar el pecho a los bebe me ha matado de risa

    ResponderEliminar
  18. ha sido super bonito y tierno y super de acuerdo con bella en no querer a esme y carlisle cerca de sus hijos, espero que edward la apoye en eso como en todo hasta ahora

    ResponderEliminar
  19. los ame a los 4 mas lindos y tiernoss...

    ResponderEliminar
  20. tan bellos.. jajjaja como eludir el cambiar pañales jajja "creo que si me salio leche de mis gordas tetas". jajajjaja bellos bellisismos

    ResponderEliminar
  21. Ohhh que lindo... y los nombres me encantaron jajajaja... Muy buen capitulo Joha :D

    ResponderEliminar
  22. Huuuy lo ame!! Serena y Marty son unos solcitos, este par de padres estan chochos.
    Demasiado lindo y emotivo el momento, adore el parto.
    Ojala los cullen no lleguen a matar el momento.

    ResponderEliminar
  23. Que lindo capi! jajaja ya me imagino a Edward cambiando pañales y sus muecas de asco jaja. Me gustóo :)

    ResponderEliminar
  24. Ohhh me encanto el capituloo!!! Edward ama a bella y a sus bebes eso seguro!! Me gustaronn muchoo sus nombress ...ahora solo falta que se muden juntoss son una familia hermosa! Y bueno me pareció bien que bella no quisiera que esme y carlisle supieran en donde estaba internada bella y iba a tener a sus bebes!y que se queden lejos los dos! !! Y lo de edward diciendo que no le sale leche Ajajaja le tocara cambiar panales jaajaja!! Que bello capi! Besoss Joha! Que tengas un lindo día!

    ResponderEliminar
  25. liiindo pero hahaha se me hace raro q siempre piensen en Jasper pero bueno anyway!! ya esta ya era hora de que los picolos llegaran

    ResponderEliminar
  26. ohhhh que bello capi ya tienen a sus pirigüines que hermoso edward

    ResponderEliminar
  27. HERMOSO CAPÍTULO!!!!!! Gracias por arreglarme el día!!!! :)

    ResponderEliminar
  28. jajaja muy lindo, amecuando edward le corto el cordon y mucho mas cuando dice ke de sus gordas tetas no salia leche jajaj, buenisimo, grax joha

    ResponderEliminar
  29. que hermoso capitulo, en realidad no tengo nada más que decir.
    El nacimiento de un hijo es un momento mágico.

    ResponderEliminar
  30. hermoso capitulo pero marty , ese nombre jajjajajaaj pero bueno la historia detras de el , es lo importante

    ResponderEliminar
  31. Me encantó! los amo.... y Edward no quiere ocupar el lugar de JAsper... él solo esta ahí por que los ama... y Bella le da el lugar q le corresponde

    ResponderEliminar
  32. Muy tierno el CAP piuuuuuuuuuuuuu me encanto

    ResponderEliminar
  33. hay ya estan los mellis que lindo y los nombres me encantaron el de la nena en especial ya que yo si tenia una nena le hubiera puesto serena hermoso capitulo y el trato mejor actualiza pronto besos

    ResponderEliminar
  34. Hola me encanto el capitulo sobre todo que Edward recibiera a sus hijos me gustaron los nombres que les pusieron ahora solo espero que no llegue Esme y Carlisle a arruinar el momento hasta el siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  35. SERENA?????????????? YO VEIA SAILOR MOON... SOY AMANTE DE ESE ANIME... PERO LE HUBIERA PUESTO HARUKA O MISHIRU... ES MAS BONITO... NO SERENA (MAS HUECA ERES ESA CHICA) ajaaj...

    ResponderEliminar
  36. ya están con sus bebes!! sus hijos!!!!! están los cuatro reunidos!!!!!! espero q esme no cause problemas!!!!!!, ed aunque esta inseguro, no da el paso!!!!!!!bella lo aporto todo y sabe bien q puede salir perdiendo, pero es un guerrera y sigue luchando, ojala ed también luche!!!!, se aman no hay duda!!!!! besos!!!!!! me encantaron sus nombres!!!!!

    ResponderEliminar
  37. ME ENCANTO EL PARTO !!! ME ENCANTO EDWARD !! ME ENCANTO QUE CORTARA LOS CORDONES DE LOS NINOS !!! ME ENCANTARONNNNNNNNNNN LOS NOMBRES Y SU HISTORIAS WAJAJAJAJ Y ME ENCANTA Q A EDWARD LE TOQUEM LOS PANALES HAHAHAHAAHAHAAH

    ATT MIRI

    ResponderEliminar
  38. Amooo esta historia por favor siguela

    ResponderEliminar
  39. Amooo esta historia por favor siguela

    ResponderEliminar
  40. jaajajaj serena me gusta pero marty!!! jajajajja estan locos ambos jajajajajajaj quiero mas!!!! yo sabia que edd ama a bells

    ResponderEliminar
  41. hola k tal??
    por fin me pude poner al dia con la historia... me encanto el capitulofue muy tierno.

    un besito y cuidate.

    ResponderEliminar