sábado, 11 de diciembre de 2010

Sexcall ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 11


Bueno, nuevo capitulo. Besos!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 11


Bella POV

El fin de semana se me paso demasiado rápido, no podía evitar los flashes de lo que ocurrió con mi amigo, se sintió tan bien que me sentí mal, me sentí mal por hacerlo con mi amigo, pero me sentí bien de que estaba segura que no le entregaría mi virginidad a cualquiera con quien después las cosas no funcionara, por lo menos creo que Edward estará siempre en mi vida, además esta mas que claro que sabe a la perfección lo que hace, si solo con sus dedos y lengua me provoco todo eso, el solo imaginarme su pene dentro mío hace que moje.

Despeje mi mente y volví a la realidad, hoy realizaría mi supuesta entrevista, solo Tanya estaba al tanto, menos mal que a mi jefe no se le ocurrió comentarles a todos los empleados, llegue a mi cubículo y me instale, mientras antes terminara el articulo antes podría irme de aquí. Estaba escribiendo lo que me faltaba del artículo cuando sonó el teléfono.

- SexCall… ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual – se que mi voz sonó un poco monótona, pero si me despedían no me importaba

- Ovejita – me erguí enseguida al reconocer la voz

- León – puse mi voz mas sexy – ya te extrañaba… ¿Cómo estas?

- Excitado… no sabes como te necesito – pase saliva por mi garganta al tiempo que mi bragas se mojaban - ¿Tienes tiempo?

- Para ti… siempre – lentamente me desabroche el botón de mi jeans y comprobé mi humedad – estoy tan mojada – cerré los ojos al tiempo que me tocaba por encima de la ropa interior – ojala pudieras sentirlo

- Te huelo… ¿tu sientes mi dureza? – y aunque parezca imposible casi puedo sentirla

- Si… mmm… ¿Te he dicho lo grande que eres?

- Si… pero repítemelo – me lo imagine pasando se mano de arriba a bajo por su pene

- Estas duro… grande y listo para penetrarme… para cogerme tan fuerte que te sienta hasta en mi garganta – hice a un lado mi ropa interior y metí un dedo para masajear mi clítoris – ohhhh

- ¿Cómo se sientes esos dedos en tu interior? – un flash de los dedos de Edward moviéndose en mi interior me vinieron a la mente – o si… sigue – aumente un dedo mas – Ed… - abrió los ojos grandes por lo que estuve a punto de decir – eres el mejor – trate de reaccionar rápido pero no se si resulto

- Tu también – por su voz creo que no se dio cuenta de nada – ya… me falta poco… estas tan estrecha y caliente… como deseo tu coño… Diosss ohhh si… sigue Ovejita

- ¿Te gusta? – hice mi mayor esfuerzo por concentrarme – a mi también… mas rápido… ohhhh ya casi – agregue el ultimo dedo y ya casi llegue al orgasmo – ohhhhh – me corrí muy fuerte pero nunca como lo había hecho con Edward

- Si…. Ohhhhh Diossss – sentí el chorro de semen abandonar su pene, nunca pensé que eso se pudiera escuchar

- Eso…

- Si… me corrí muy fuerte… ¿Lo sentiste?... ¿Te gustaría que hubiera sido en tu coño?

- Si – conteste automáticamente

- Te juro que algún día me vas a tener adentro – no se porque pero esa promesa me sonó muy real

- No prometas algo que no vas a poder cumplir – se que soné fría pero no lo pude evitar

- Ovejita – cambio su tono a uno mas serio – lo que prometo lo cumplo… sueña conmigo que yo lo voy a hacer contigo – y sin mas me corto el teléfono.

Cuando acabo mi turno ya tenia terminado el articulo, había avanzado bastante el fin de semana y hoy solo le había agregado unos cuantos detalles, en cuanto salí de Sexcall me dirigí a la oficina de “Almost Angels”, entre y me dirigí inmediatamente a mi escritorio para imprimir el articulo, estaba imprimiendo cuando la puerta de mi oficina se abrió.

- ¡Amiga! – la voz de Edward dibujo una sonrisa en mi rostro

- Ed – lo mire y volví la vista a la impresora – ya tengo listo el articulo – salio la ultima hoja y se la entregue a Edward

- Léelo y dime como lo encuentras – mire las hojas en sus manos – si hay que arreglar algo me avisas – me puse en puntillas y rocé sus labios

- Veo que quedaste con ganas – me tomo de la cintura y me pego al escritorio

- Veo que tu también – moví mis caderas para rozar mejor su erección - ¿Tanto te calienta verme?

- Cariño – me sonrió con su sonrisa mas sexy – me caliento solo con pensar en ti

- Mmm – me acerque y deje que me besara, mas bien, yo lo bese, sabia exquisito, su lengua rozando la mía era la mejor experiencia - ¿Cuándo…?

- Hoy – sabíamos muy bien a que me refería

- ¿Hoy? – un sudor me recorrió entera

- Si… ¿Te arrepentiste? – vi algo en su rostro que no supe interpretar

- No… pero… ¿No es muy pronto?

- Yo pensaba que ibas a necesitar mas tiempo… pero créeme que estas lista – se agacho y dejo su rostro a la par de mi entrepierna – puedo olor perfectamente lo lista que estas

- Edward – cerré los ojos y me deje llevar por los recuerdos

- Bella – llego a mi altura – prometo cuidarte… y si te arrepientes solo dímelo

- No es eso – me mordí el labio por lo que iba a decir – prométeme algo

- Lo que quieras

- Que después de esta noche seremos los mismos de siempre… los mejores amigos

- Los mejores amigos – no porque pero sentí que lo dijo con desgana

- Te quiero – me colgué de su cuello y enterré mi cara en su pecho

- Yo también te quiero – sentí como apretó el agarre de mi cintura

- Ahora lee el articulo y dime como lo encuentras – me aleje y le sonreí

- Se que será excelente… y ya no tendrás que volver a ese lugar – la manera en la que me miro me helo la sangre, fue como una promesa de algo mas aparte de lo del articulo, pero inmediatamente deseche cualquier idea que mi loca cabeza estuviera desarrollando

- Léelo

- Lo haré – salio de mi oficina pero no sin antes dirigirme una ultima sonrisa

Yo también deje la oficina, iba por los pasillos hacia la cafetería cuando alguien me tomo del brazo el solo roce me encanto, me gire para encontrarme con las dos gemas azul mar mirándome con una gran sonrisa.

- Jazz – se que sonreí como tonta pero no pude evitarlo

- ¿Cómo has estado? – el siempre tan caballero tomo mi mano y dejo un casto beso en ella

- Bien… ¿Y tu?

- Ahora que te veo mucho mejor

- Y… - mire mis zapatos como si fueran lo mas interesante de este mundo

- ¿Quisieras salir al cine mañana? – no se porque pero lo note un poco nervioso

- ¡Claro! – me mordí la lengua por sonar tan interesada

- Bueno – pasó su mano por su cabello pero no se pareció ni un poco al gesto que hacia Edward, ahora me patee mentalmente por recordarlo – te recojo a las ocho… ¿Dale?

- Dale… a las ocho

No se porque pero quede con una sensación extraña, Edward, la voz, Jasper… de lo único que estaba segura es que solo uno era real… Jasper.

Edward POV

Era sábado por la noche y estaba un poco deprimido, después de que Bella se fue me quede algo vacío, la forma en la que la necesitaba me estaba matando, de pronto el sonido de mi teléfono me saco de mi martirio.

- ¿Ed?

- Si – bufe

- Habla Lauren… - lo se

- Si… ¿Para que llamabas?... estoy ocupado – deprimiéndome

- Sabes… necesito sexo y quien mejor que tu – esta chica si que era directa – en fin – la oi suspira – estoy en mi casa desnuda y caliente… ¿Cuánto te demoras en venir?

- No voy a ir – en cualquier otro momento la sola imagen de ella desnuda me hubiera encendido pero ahora pensar en Bella era todo

- Pero… nunca me has rechazo – juro que sentí como algo se quebró en el fondo

- Lauren… no me llames más… ni tu ni nadie… ya no estoy disponible – sin esperar respuesta colgué el teléfono

Me sentí orgulloso de mi, en otro momento hubiera corrido a su casa, pero mínimo le debía fidelidad a Bella, quizás no a ella en si, pero si a lo que siento yo por ella, aunque nuestro trato aclarara exclusividad, el antiguo yo no lo hubiera respetado mucho, antes de Bella pensaba con mi miembro, pero desde que apareció todo cambio para mi, solo ahora espero que ella tenga luego sus propias experiencias y que estemos juntos, mientras tanto yo le seré fiel a mi amor.

El lunes llegue temprano a mi oficina, en cuanto entre Alice me acaparo.

- Eddie – bufe, ella sabia que odiaba que me llamara así – tengo lo que me pediste – sobre la mesa dejo una carpeta, claro que sin desaprovechar la oportunidad de mostrarme sus pechos, lo mejor es que no me produjo nada

- Gracias – ni la mire – puedes irte – cuando sentí la puerta cerrarse abrí la carpeta

Mientras ojeaba recordé que le había pedido a Alice toda la información sobre Sexcall, pensaba saber algo mas sobre Ovejita, y ahí vino mi momento de sentirme mierda, en cuanto recordé su nombre me pene comenzó a cobrar vida propia, se suponía que yo solo vivía por Bella, pero Ovejita producía cosas en mi que no quería terminar de descubrí, deje la carpeta en la mesa y me tome el pelo entre las manos, esto estaba mal, Bella era mi amor real, pero había algo en Ovejita que no me dejaba en paz.

Contra todo pronostico volví a abrir la carpeta y ojear los papeles, ahí salía un montón de información, pensé en pasársela a Bella para ayudarla con su articulo y con solo recordarla me sentí mal, llegue a la ultima hoja y ahí se encontraba la lista de empleados, nombre real y seudónimo, no quiero ni saber como hizo Alice para conseguirla, mas de alguna vez se a acostado con alguien por algún favor.

Comencé a leerla hasta que un nombre me llamo la atención

Tanya Delani …………………. Ratoncita

Reí audiblemente al imaginarme a Tanya trabajado en Sexcall, estaba tan entretenido en las bromas que le iba a gastar que no me di cuenta que había llegado al final de la lista, juro que nunca mis ojos se habían abierto tanto.

Isabella Swan………………… Ovejita

Y ahora si que creía en el destino, no me enamore de Bella una vez, me enamore de ella dos veces sin saberlo, si en algún momento me entraron dudas de mi amor ahora se despejaron todas, eso si, no me gustaba mucho que trabajara ahí, pero después recordé que gracias a mi es que ella seguía ahí, ya arreglaría todo esto, ahora solo me interesaba algo, tome el teléfono y marque el numero que ya me sabia de memoria.

- SexCall… ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual – y ahora si que me iba a divertir

____________

Besos, Joha!!

3 comentarios:

  1. muy buen capitulo que bueno que edward ya sabe! ahora quiero saber como siguen!
    espero el proximo
    besos!

    ResponderEliminar
  2. el leon descubrio a la ovejita jaja

    ResponderEliminar
  3. nunca había leído esta historia, pero me encanto... tendré que dejarla para otro día si, porque hoy tengo planes en la tarde :D saludos

    ResponderEliminar