viernes, 17 de diciembre de 2010

Sexcall ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 12


Bueno, nuevo capitulo de sexcall, disfrutenlo!!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 12


Bella POV

Esta casi lista para mi cita de esta noche, esperaba que por lo menos un beso me diera Jasper, así que me puse mas sexy de lo que generalmente lo hago, escogí un vestido rojo de medio muslo, algo ceñido y con un escote normal, encontré que con mostrar las piernas ya era bastante, no quería parecer una puta barata de esas que se paran en la esquinas, deje mi cabello suelto y ordene las ondas, me termine de maquillas y puse mis zapatos de tacón al mismo segundo en el que el timbre inundaba mi departamento, recogí mis cosas tranquilamente, que esperara, y me plante frente a la puerta, alise mi vestido por ultima vez y después de respirar profundamente abrí.

- Ho…la – pude apreciar con claridad como su mirada recorrió mi cuerpo – estas – carraspeo y sentí su lucha interna – hermosa

- Gracias – le sonreí entre inocente y sexy, dentro de lo que pude claro esta

- Entonces – estiro un brazo hacia mi - ¿Nos vamos?

- Claro – le tome el brazo y nos encamino hasta su auto que estaba aparcado en la acera

Esta cita fue distinta a la anterior, Jasper me llevo a un hermoso parque, caminamos bajo la luz de la luna tomados de la mano, conversamos por supuesto pero también nos quedamos en silencio y fueron momentos bastante cómodos para mi sorpresa. De pronto Jaz se detuvo en un solitario banco que daba una hermosa vista al perfecto lago que reflejaba con claridad la luna llena.

- ¿Qué pasa? – lo increpe, aunque lo conocía hace poco, lentamente he empezado a entenderlo y lo encontré algo ido desde que abrí mi puerta

- Nada – ni siquiera me miro, mantuvo su vista fija en el lago

- Jaz – le mire fijamente y el me devolvió la mirada

- Es que – un hermosa sonrisa cruzo su rostro – hoy me dijeron algo y… - lo vi como jugaba con sus manos – quería saber si es verdad – dejo de mirar sus manos para clavar sus profundos azules en mis cafés

- ¿Y eso seria…? – lo incite a seguir

- Me dijeron que te gusta Edward – algo que no reconocí se revolvió en mi al escuchar el nombre de mi amigo – y que solo estas conmigo para sacarle celos – me miro fijamente – yo quería saber si es verdad – en un rápido movimiento tomo mis manos entre las suyas – de verdad me gustas Bella… pero no quiero ser el reemplazo de nadie y si te gusta Cullen…

- No me gusta Edward – apreté un poco su agarre – o sea… lo adoro… es mi mejor amigo… pero el que me gusta eres tu… como hombre – sentí algo romperse dentro mío por decir que no me gusta Ed como hombre, me mojaba con solo pensar en él, el decir lo que dije fue una gran blasfemia

- ¿En serio? – vi su hermosa dentadura detrás de su sonrisa y se me fue una milésima parte de la culpa

- De verdad

Y pasó, sus labios presionaron los míos, fue maravilloso, sentí las mariposas en el estómago y todo pero por un maldito segundo no pude evitar pensar en los labios de amigo y compararlos con los de Jaz, inmediatamente rechacé la idea y trate de concentrarme en como su lengua batallaba con la mía. Un gemido involuntario salio de ambos y esa fue nuestra clave para separarnos, no iba a tener mi primera vez en un parque, y por alguna razón tampoco quería que fuera con Jaz.

Edward POV

Después de recibir los papeles inmediatamente llame a Sexcall, el solo pensar en lo que pasó puso una sonrisa en mi rostro.

Flash Back


- SexCall… ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual?


- Hola… con quien hablo – sabia a la perfección con quien habla


- Ratoncita… ¿Con quien tengo el gusto? – compare la voz de Tanya y Bella y me di cuenta en la confianza de cada una, mi amiga definitivamente no tenia madera para esto


- Tanya – no se como pero me imagine sus ojos abriéndose


- ¿Quién habla?


- Edward


- Como…


- Tranquila… necesito que hablemos… de Bella


- ¿Qué pasa con ella?... ¿Cómo supiste a donde llamar? – la alarma en su voz era alta


- Relájate… solo quiero preguntarte algo


- Dime


- ¿A Bella le gusta este trabajo? – rezaba porque la respuesta fuera no


- ¡Claro! – su sinceridad me hizo añicos – le encanta trabajar en la revista – su risa maquiavélica se escucho por el auricular


- Tonta... sabes de que hablo


- Lo se – note como se puso seria – la verdad es que lo odia… quiere dejarlo pero justo cuando lo iba a hacer el jefe no la dejo- o sea que el que siguiera ahí solo era culpa mía


Fin Flash Back

Los papeles que tenia en mis manos y que había releído una cantidad de veces que me hizo perder la cuenta, solo me demostraron que estaba por el camino correcto, todo lo que viví y lo que pase fue lo que me trajo a conocer a Bella, saber que ella es “Ovejita” trajo sentimientos encontrados para mi, satisfacción de saber que desde que la conocí ha sido la única, pero también me invadió una especie de celos por saber que no era el único que gozaba de sus gemidos por teléfono, y pensar que fue mi culpa el que siguiera con ese trabajo solo me hizo sentirme un poquito mas mierda, pero ahora que ya estaba enterado de todo haría lo que pudiera para que dejara de trabajar en Sexcall, la conversación con Tanya me ayudo bastante así que ahora solo necesitaba pensar para poder mover mis cartas de la mejor manera, de la mejor manera para Bella claro esta.

Lentamente los recuerdos de “Ovejita” y la misma Bella comenzaron a llenar mi mente, sin darme cuenta ya tenia la mano sobre mi muy hinchada polla, no mi iba a acostar con ninguna otra mujer, pero eso no implicaba que no me pudiera tocar pensando en Bella, en sus rozados pezones en mi boca, en su hinchado clítoris entre mis dientes, en su estrecho coño aprisionando mi duro y firme pene, sin darme cuenta me baje los pantalones y los boxer, solo lo justo y necesario para mover mi mano libremente.

Seguí con mis pensamientos y los movimientos de mis manos eran ya casi desesperados, necesita el orgasmo, pero mas que nada, necesita a Bella conmigo, con mi mano libre comencé a masajear mis testículos para apurar mi liberación, dejar libre mi semen no era mi ideal, prefería verterlo todo dentro de Bella, Bella, divise sus ojos marrones, sus mejillas sonrosadas y su roja boca y ya casi, casi venia mi orgasmo, me imagine la vez que le di sexo oral y como fue la primera vez que me concentraba en el placer de alguien mas que no fuera yo, eso también era un detonante significativo para mi fantasía, desee tenerla conmigo, practicar el Kamasutra entero y el saber que en algún momento lo haría me hizo feliz, porque sabia que un día solo seriamos ella y yo.

Faltaban dos o tres movimientos más e iba a estar en otro plano, en el plano donde van todos los orgasmos que me da mi ángel, y donde irán todos lo que se que yo también les daré, pero justo cuando me sentía llegar, el maldito y mil veces maldito timbre retumbo en toda mi casa, estuve a punto de seguir e ignorarlo, necesitaba soltar mi semen, iba a tener un caso serio de bolas azules, si con el solo pensar en Bella se me paraba, necesitaba descargarme, pero creo que no seria esta noche porque algo en mi traicionero interior me dijo que abriera la maldita puerta. De mala gana metí mi incontento miembro de vuelta en los pantalones y respire un par de veces al encaminarme a la puerta, a pesar de ser solo una masturbada podía oler algo de sexo en el aire, en todo el tiempo que me demore el timbre no dejo de perforarme los tímpanos así que mas le valía a quien estuviera detrás de la puerta que fuera algo importante.

Abrí la puerta y casi termino de correrme, frente a mi estaba un ángel hecho mujer, la dueña de mis mejores orgasmos y de todas mis fantasías, pero había algo mas en ella, estaba esa nota se sensualidad y sexualidad que jamás había visto tan clara, no se si era ese endemoniado vestido que me invitaba a darle sexo oral o esas largas piernas que rogaban porque las subiera a mis hombros mientras la penetraba, no, no era nada de eso, era su mirada, su mirada de mujer y niña, de una mujer que recién esta descubriendo la vida y que no sabe con que facilidad levanta a “Eddie”. La verdad es que no se cuanto tiempo estuve embobado mirándola y recorriéndola pero un torneó de dedos frente a mis ojos me devolvieron a la realidad.

- ¿Estas bien? – sacudí la cabeza para ponerle atención

- Muy bien – baje la mirada a su escote que dejaba ver solo lo necesario de sus redondos pechos – estas…

- Que bueno – también bajo la mirada a sus pecho, me había descubierto – que te gusto – me miro directo a los ojos – porque – avanzo hacia mi quedando totalmente adentro del departamento y cerrando la puerta detrás de ella - estaba pensando que ha pasado mucho tiempo… y quizás… - su mano subió por mi torso y Eddie estuvo contento de nuevo – hoy… podría ser

- No entiendo – cerré los ojos y trate de concentrarme – pensé que hoy tenias una cita – omití el hombre del desgraciado, no me gustaba la idea de pensar en él con MI Bella

- Si – siguió el recorrido de sus manos – me beso – abrí los ojos de golpe y los clave en ella – pero solo pude pensar en tu lengua jugando con la mía – entrecerré los ojos y trate de procesar la información

- Bella… no entiendo

- Te deseo – comenzó a empujarme hasta que tope con el sofá y caí en él – eres el primero al que deseo y siento – la sentí tesarse – siento que eres tu – una estúpida sonrisa de dibujo en mi rostro – eres tu a quien quiero entregarle mi virginidad… eres el único en el que confió

- Bella – ella solo quería que le quitara la virginidad no me amaba, es probable que ni siquiera le gustara - ¿Qué sientes por mi? – aunque doliera, necesitaba saberlo

- Siento que te quiero mas que a nadie… eres – tomo un profundo respiro – eres en quien mas confío, la rapidez con la que nos hicimos cercanos es impresionante, te quiero mucho… eres mi mejor amigo y siempre serás alguien muy importante en mi vida – ella también lo era, pero de una manera distinta

- Pero no te gusto – se que soné como mujer pero no me importo – solo quieres tener sexo conmigo

- No… yo se que es raro, pero de verdad siento que haríamos el amor… quizás no de la forma tradicional, pero yo te amo y se que tu también a mi – abrí los ojos como plato, sus palabreas solo me enredaban en vez de aclararme

- Bella… de verdad no te entiendo

- Se que tu no me amas de esa forma – hizo una mueca – que te gusta tener a un montón de mujeres en tu cama, yo soy distinta y se que Jasper es él indicado para mi – eso de verdad es que fue una punzada directo al corazón, pero sentí que en el fondo me la merecía – pero tu eres el indicado para esto, los hombres pasan y aunque me enamora como loca de él nada me asegura que estará siempre conmigo, en cambio tu estarás por siempre en mi vida eso lo se, se que suena a locura – rió y me miro con los ojos un poco llorosos – pero es contigo con quien veo un futuro

Solo eso me basto para besarla, quería a través de mis labios demostrarle todo el amor que crecía día a día en mi corazón, pero también sabia que ella tenia razón, este fue mi momento para descubrir cuento la amo, a ella le falta aun y cuando lo descubra yo estaré esperándola, pero se que esta noche quedara grabada a fuego dentro de nuestras almas, porque puede que la memoria sea traicionara, pero el corazón no, el corazón ama o no ama, no hay intermedios, y algún día se que Bella y yo recordaremos esta noche y se la contaremos a nuestros hijos y nietos… claro que sin detalles.


_________________

Besos, Joha!!

2 comentarios:

  1. que tiernos!
    me encanto el final..espero que en el prox capitulo POR FIN ESTEN JUNTOS!
    besos

    ResponderEliminar
  2. wow!!!!!!!!!!!! estoy aki de vuelta
    solo estuve aki ayer
    bueno, no , es buenisimo!!!
    seguire leyendo y prometeo desde mi siguiente visita publicar un coment en cada capi de todo lo q publiques
    ERES GRANDIOSA
    besotes!!! se te adora!!!

    ResponderEliminar