domingo, 30 de enero de 2011

Sexcall... ¿Cual es tu mayor fantasia sexual? - Capitulo 16


Hola!!. Ahora le toco a Sexcall, espero que les guste. Besos!!

Summary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 16


Bella POV

No se que estaba pasando por mi cabeza, tampoco se que era lo que movilizaba a mis pies, lo único que se es cual era mi objetivo y ese era Edward, así que apure el paso, cuando estuve frente a la fachada de Almost Angels no salude a nadie, solo me dirigí al ascensor, cuando estuve adentro sin mover mis piernas, tuve un momento para pensar, un momento que se fue porque antes que me diera cuenta ya esta en el piso de mi mejor amigo.

De nuevo, sin saber que hacía, salí del ascensor y de golpe me lance a las puertas de su oficina, ni siquiera me detuve a ver a la zorra de Alice, puse mi mano en el pomo y mientras lo giraba alguien abría la puerta desde adentro, no pensé y solo sentí.

- Eres el mejor… te juro que eres el mejor

Sin esperar ninguna respuesta por parte de él junte mis labios con los suyos, lo único que quería era que le quedara claro lo importante que es para mi y cuan agradecida le estoy por todo, juro que podría amarlo, lo amaría como a nadie, si tan solo él no fuera tan mujeriego y yo no quisiese tanto a Jasper, rápidamente deje de lados esos pensamientos y me concentre en como su lengua penetraba mi boca, a regañadientes me separe de su templo, solo por la maldita necesidad de respirar.

- Eres el mejor – quería que me dijera algo pero parecía estar en shock, quizás no le gusto que lo besase y yo la muy bruta se cuelga de su cuello

- ¿Por qué? ¿Qué hi…? – por fin estaba hablando pero no parecía muy contento, había algo mas…

- Vamos Eddie folla mi culo… ¡Fóllame!

Me pare en seco al escuchar esas palabras, quede helada por segunda vez el día, me di un golpe tan fuerte en mi mente por ser tan impulsiva, claro que él estaba en una sesión de sexo y yo la muy bruta lo interrumpe. Con la mayor rapidez que pude desenlace mis manos de su cuello y las deje caer a mis costados, no se porque maldita razón mis ojos se llenaron de lagrimas pero como la niña grande que soy me las trague.

- Lo siento – puse una sonrisa cómplice, lo mejor que pude – después hablamos – retrocedí un paso – disfruta – le guiñe un ojo y sentí como me ardía por soltar un par de lagrimas

- No…

- Tranquilo – me di media vuelta pero no pude avanzar ya que su mano me detuvo

- No es lo que parece – por primera vez mire bien su rostro y estaba casi en pánico

- Lo siento… fue mi culpa… yo no sabia – me quise soltar de su agarre pero no pude

- ¡Salte! – escuche un grito - ¿No ves que Eddie me iba a dar un buen orgasmo? – recién ahí mire a la chica que estaba esperando por el pene de mi amigo

- ¿Alice? – saque la vista de ella y la clave en mi amigo - ¿Alice? – esta vez se lo pregunte a él

- Perra… quería follar con mi Eddie… ¿No ves que él esta conmigo? – la muy puta se me acerco y estaba completamente desnuda, situación que parecía no molestarle

En ese momento una ola de amargura y baja de autoestima me invadió, tenia un cuerpo perfecto, me arrepentí de haber obligado a Edward a acostarse conmigo, se notaba que él estaba acostumbrado a cuerpos mejor, no se porque pero hasta pude sentir el sonido de mi corazón romperse.

- No… no amor – Edward tomo mi rostros entre sus manos y leí la preocupación en sus ojos – no llores por favor – recién ahí caí en cuenta que mis intentos por no dejar libre mis lagrimas fueron infructíferos

- No – puse mi mejor sonrisa – es que… me duele la guatita – hice una mueca de dolor lo que no fue difícil, me dolía, pero el alma

- ¡SAL! – volvió a gritar la perra en celos

- Ya me voy – me solté de Edward como por quinta vez – los dejo disfrutar y de nuevo… perdón

- ¡BASTA! – me pare en seco al escuchar el tono furioso en la voz de Edward, lo ultimo que quería era que se enojara conmigo

- No sabia… lo juro… perdón – trate de disculparme

- Lo sabias – me apunto la cosa con senos y vagina – estas celosa de que Eddie me quiera a mi por eso interrumpiste - ¿Qué mierda estaba diciendo?

- ¡Cállate! – jamás había visto a Edward tan enojado, la fuerza en que mantenía sus dientes apretados daban mucho miedo – eres una maldita perra – para mi sorpresa agarro del brazo a la zorra – JAMAS… ESCUCHAME BIEN… JAMAS ESTARIA CON UNA PUTA COMO TU – no quise mirar hacia atrás pero sentí un par de pasos y mas de algún cotilleo, eso solo significaba publico

- Edward… esta bien – trate de calmarlo

- ¡NO! – volvió a zamarrearla – TE VAS… ASI… DESNUDA COMO LA PERRA QUE ERES… PERO ANTES – me miro a mi – PIDELE DISCULPAS A BELLA Y REZA POR SER LA MITAD DE MUJER QUE ELLA ES

- Claro – se soltó la perra, me asusto la expresión calmada en su rostro, esta era la mayor humillación que una mujer podía sufrir – cariño – tomo un mechón de mi cabello, solo susurro no hablo mas fuerte – algún día me las pagaras, te juro por lo que mas quiero que te vas a arrepentir… haré de tu vida un infierno, te lo juro

Quede helada por tercera vez en el día, parecía una loca, mantuvo su sonrisa todo el tiempo, juro que pensé desfallecer, había algo en sus palabras, en su voz y sobretodo en su rostro que me decían que no la tomara a la ligera.

- Basta… Alec – miro a alguien a mis espaldas – saca a esta perra de acá… no quiero verla nunca mas

- Si señor

Alec tomo a Alice quien no opuso ninguna resistencia, todos miraban como la sacaban, creo que su desnudez paso a segundo plano, creo que jamás había presenciado semejante escándalo y espero nunca volver a hacerlo.

- Tranquila – volví en mí al sentir los brazos de Edward tomándome, ya no pude más y solté las miles de lagrimas que estaba conteniendo – shuuuuu esta bien

- No… ella…. – por mas que quería hablar no podía

- No… ella no hará nada… no la dejare… te lo juro – me separo de su pecho y volvió a tomar mi rostro en sus manos, me sentí segura, mientras estuviera con él estaba segura – te juro que estaré contigo… escúchame bien – me zamarreo dulcemente – jamás… jamás dejare que nadie te lastime… Bella yo te…

- ¿Amor? – gire mi rostro hacia la voz y vi a mi novio de pie frente a mi, la preocupación era evidente en su rostro

Edward POV

Si alguna vez había tenido bronca no era así, nada tenia comparación con lo que sentía en estos momentos, todo hubiera quedado en rabia hacia Alice, todo hubiera quedado en eso hasta el momento en metió a mi niña en esto, ella no tenia porque mierda escuchar las palabras de una perra maldita, ella era pura e inocente, no tenia porque escuchar sus insultos.

Cuando la tuve entre mis brazos y la consoló sentí que estaba en casa, no importaba el lugar físico, mi casa era ella, no se que fue, pero algo dentro mío me animo a abrir la boca.

- Bella yo te… - no pude seguir porque una maldita voz me interrumpió

- ¿Amor? – no necesitaba girarme para saber quien venia con esa voz

- Jaz – pensé que Bella me iba a soltar para ir con él pero apretó más su agarre y eso me hizo soltar una sonrisa

- ¿Estas bien amor? – el amor estaba demás, pero para desafiarlo guié mi mano hacia la cintura de mi ángel y la apegue aun mas a mi, él estúpido no vio de buena manare mi gesto y me lo hizo saber por su gélida mirada – vamos – tomo su mano – te acompaño a tu casa

- No Jaz – escupí su nombre – tu tienes trabajo – le sonreí – yo ya termine así que yo la llevo

- Yo soy su novio – gruño

- Y yo soy tu jefe – volví a sonreírle con suficiencia

- Esta bien Jaz – bufe por como Bella decía su nombre - ¿Nos vemos después? – se soltó de mi agarre y se acerco a él

- Claro – el maldito me dirigió una maldita sonrisa con sus malditos dientes perfectos – te veo en la noche – me sonrió como el maldito que es

Tuve que mirar al piso para no ver como el muy maldito profanaba esa boca con su asquerosa lengua.

- Bueno – les corte el ambiente – mejor nos vamos ya

- Claro – Bella solto el agarre del maldito

- Chau amor – volvio a besarla y me miro fijamente, estoy seguro que el maldito sabia de mis sentimientos por su novia

- Todos – alce la voz – a trabar – no quiero a nedie ciuchilleando por ahí… ¡VAMOS! – aunque no me gustaba el papel de jefe tenia que asumirlo – vuelvan a trabajar – esta vez lo dije mirando al maldito

El camino al departamente de mi angel fue en silencio sabia que ella necesitaba contención y cuando quisiera hablar lo iba a hacer, asi que no tenia que presionarla o si no la iba a exaltar aun mas.

- Vamos – abri su puerta y le ofreci mi mano para que bajara

- Gracias – me dio una sonrisa que no se reflejo en sus hermosos ojos

Subimos hasta su departamente en el mismo silencio que gracias a todo, no era incomodo, abrio la puerta y me invito a pasar, eso era un paso, por lo menos queria mi compañía.

- Sientate – me invito y ella desaparecio a su cuarto

- Claro – me quede quietito esperando por ella, no paso mucho hasta que llego

- Ahora si – se sento a mi lado, venia con su ropa mas comoda, que aunque para mucho no era sexi, en ella todo se veia bien

- Bella…

- No – puso una mano en señal de pare – eso no – respiro hondo y me miro con una gran sonrisa, esta vez sincera – gracias

- ¿Porque?

- Por hacer que me dejar ir de Sexcall

- ¿Qué? – ahora empezaba a entender algunas cosas – maldito Emmett

- ¿Emmett? – pregunto

- Dejalo asi – le reste importancia

- Pero de veradad… gracias – tomo mis manos entre las suyas

- Bella… - era ahora o nunca - ¿Por qué me besaste? – vi como sus ojos se abrian, pero tenia que aprovechar esta oportunidad - ¿Qué sientes por mi? – juro que puse mi alma y mi corazon en estas dos simples preguntas


_________________________

Besos, Joha!!

2 comentarios:

  1. :o Dios!!! Me encanta... soy nueva en tu pagina (te conocí por medio de Eclipse de Lunas), pero déjame decirte que me parece excelente la forma como escribes, como transmites estos sentimientos.. y pues me tendrás pegada a tu blog... Espero el siguiente.

    ResponderEliminar
  2. :o Dios!!! Me encanta... soy nueva en tu pagina (te conocí por medio de Eclipse de Lunas), pero déjame decirte que me parece excelente la forma como escribes, como transmites estos sentimientos.. y pues me tendrás pegada a tu blog... Espero el siguiente.

    ResponderEliminar