miércoles, 25 de mayo de 2011

Siento - Capitulo 26


Hola!!. Nuevo capitulo, estoy avanzo en Rescatame ahora asi que espero subir el adelanto en un ratito. Besos!!

Summary: ¿Eso es lo que quieres? – asentí por miedo a que no me salieran las palabras – Bella… dime que no me quieres – se acerco mas a mi cuerpo hasta dejarme atrapada entre el lavamos y su perfecto cuerpo. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 26


Bella POV

Edward estaba embistiéndome con tanta fuerza que juro que en un momento lo sentí en mi garganta, la forma en que creció en mi interior era algo indescriptible, o sea, una cosa era que me penetrara pero sentirlo excitarse dentro mío era el mejor placer que pude sentir, solo me concentre en disfrutar la forma en que mi novio me estaba haciendo el amor en el lago con la luna de testigo.

Sentía que mi orgasmo venia, ya lo sentía, faltaba poco, mis paredes ya se estaban tensando, pero algo lo interrumpió, un ruido raro y ajeno a la situación me estaba taladrando el cerebro.

- ¡Nooooo! – chille fuerte cuando abrí los ojos y me encontré en mi cama, por lo menos sabia que no había sido un sueño, era el recuerdo de anoche y eso me dejo algo mas tranquila

El ruido no seso, me demore en darme cuenta que era la puerta de donde provenía, me levante de mala gana, mire el cuarto y vi a Alice durmiendo, si yo había llegado tarde, no quiero ni saber a que hora llego ella, me puse una bata que estaba a los pies de mi cama y me encamine a la puerta.

- ¡VOY! – grite cuando los golpes parecían crecer - ¿Quién… ? – abrí la puerta y me encontré con mi rubia amiga para detrás de ella

- Perdón – sus ojos llorosos y su aspecto descuidado terminaron por despertarme

- Rose – me acerque a ella y la abrase - ¿Qué paso?... ¿Alguien te hizo algo?

- No… yo – se separo de mi abraso - … perdón – volvió a repetir

- Amiga – la adentre al cuarto, Alice estaba tan dormida que dudo que despertara con nada – siéntate – la senté en el borde de mi cama – respira – lo hizo – ahora… cuéntame

- Es que yo – volvió a tomar aire - bese a Emmett – ahora ya comenzaba a entender

- Ahhh era eso – me estire en la cama y me relaje

- Lo siento – me miro con sus ojos azules rojos por el llanto

- ¿Porque?

- Porque es tu ex

- Ahhhh – en ese momento recordé nuestro pacto de hace tantos años – ¿Recuerdas la cláusula?

- Si – se seco una solitaria lagrima

- Entonces… ¿Crees que es amor?

- Yo – se encogió de hombros – no se – me mire y ya no había rastros de lagrimas – me gusta mucho – torció un poco la boca con lo ultimo

- Rose – puse una mano en su hombro – el pacto lo hicimos en caso de traición, se que nunca me traicionarías y creo que sabes que yo tampoco lo haría… somos amigas – le di una sonrisa de aliento – yo termine con Emm hace un tiempo ya… soy feliz con Edward

- Pero…

- No hay peros – la corte - ¿Qué piensa él?

- No se – pareciera que quería llorar de nuevo

- ¿Cómo que no sabes?

- Es que me fui

- A ver – me separe un poco de ella – me perdí… explícate… lo besaste y… - la incité a que continuara

- Lo bese y me fui

- ¿Y no has hablado con él?

- Nop – un sonrisa cruzo su rostro - ¿la cague cierto?

- Sip… jamás pensé vivir para ver a Rosaline Hale arrancando de un hombro

Sin darnos cuentas comenzamos a reírnos juntas, manos mal que Rose mejoro su animo, no me gustaba ver a mi amiga deprimida y menos por algo que estaba en mis manos evitar.

- Entonces… - comencé - ¿vas a hablar con él?

- Si… le diré que me gusta – y esa es mi amiga

- Esa si es mi amiga – la abrase y ella me devolvió el gesto

- Bueno – se separo de mi abraso – ¿Vamos a comer?

- Anda… tengo que bañarme aun y despertar a la duende – mire hacia la cama de Alice y recién ahí Rose cayo en cuenta que no estábamos solas

- Alice – rió - ¿estuvo con mi primo? – el tono sugestivo de Rose aclaraba que ya sabia que pasaba entre ellos dos

- Si – alce una ceja para darle a entender el resto

- Bueno – se levantó de la cama – será mejor que me vaya… necesito comer para no salir corriendo de nuevo – bromeo

- Vaya – le abrí la puerta y no salio sin antes darme un último abraso

En cuento me quede sola, entre al baño y tome una relajante ducha, no había visto la hora pero sabia que no había dormido mucho, en la tarde era el partido de los chicos así que teníamos que estar todos en buenas condiciones. Me vestí con un short cortito de jeans y una polera de tiras blancas acompañado de unas sandalias blancas también, en el cabello me puse una pañoleta acorde con el short, me sentí con todo un look de campamento, cuando estuve lista fui a despertar a mi cuñada.

- ¡ALICE! – sabia que era la única forma de despertarla

- ¿Qué? – se sentó en la cama de golpe

- Menos mal – me senté a su lado – pensé que me iba a costar mas… ahora no te voy a preguntar nada porque ya vamos tarde, pero después no te salvas – la apunte con un dedo – ve a bañarte que yo voy a ver si consigo algo de comida

- Ok – se levantó de la cama y ya volvió a ser ella, llena de energía, no pareciera que casi no había dormido

Me encamine al comedor y prácticamente tuve que rogarle a la cocinera por algo de comida, me dijo que era muy tarde y que ya estaban preparando el almuerzo pero aun así me dio un sándwich que disfrute con muchas ganas.

Cuando salí del comedor me di cuenta que no sabia a donde ir, ya había terminado la competencia de las porristas así que no tenia mucho que hacer, tampoco podía ir a ver a Edward porque sabia que a Emm le gustaba que los chicos se concentrar solo en el juego, así que no me quedo otra que tomar mi libro y acurrucarme en un árbol.

Estuve leyendo el resto de la mañana, la verdad es que extrañaba un poco mi tiempo conmigo misma, cuando fue la hora de ir a comer me apresure al comedor, ahí ya estaban casi todas las chicas, no había ni un solo hombre, supongo que estaban todos “concentrados”.

- Hola – me senté junto a Rose y Alice

- ¿Dónde estabas?

- Apuesto que leyendo – se apresuro a contestar Rose

- Por supuesto – dijo Alice con la vista fija en mi libro

- Y…

- Después del juego – respondió mi amiga a mi pregunta no hecha

- Ok

- No entiendo – me gusto ver por primera vez a Alice sin entender

- Ya lo entenderás todo – le regale una sonrisa

- Bueno – se encogió de hombros

- Y supongo que nos contaras que pasa con mi primo – y ahora me gusto aun mas ver a la pequeña duende sonrojada

- Después del juego –agregue

Comimos conversando solo de cosas triviales, los temas importantes iban a quedar para después del juego, luego de la comida corrimos a cambiarnos por nuestros uniformes de porristas, luego que terminaran los partidos venia la premiación así que teníamos que estar a tono, por supuesto que con Alice tarde mas de lo normal en prepararme ya que se empecino en peinarme y maquillarme, nos puso una pequeña “F” en la mejilla a ella y a mi en apoyo al equipo de Forks.

Cuando estuvimos listas fuimos a la cancha, obvio que nosotras estábamos abajo animando a nuestro equipo, del otro lado vi a mi amiga animando al suyo. El partido estuvo bastante peleado pero logramos imponernos y ganar, la verdad es que los jugadores veían a Emm y prácticamente arrancaban, mi Eddie tampoco se quedo atrás, jugaba bastante bien también, pero me llamo mucho la atención lo compenetrado que estaban ambos hermanos.

Una vez que sonó el pitado final dando termino al partido y declarándonos ganadores, quise correr a donde mi novio, pero la mira de Emm me detuvo, me miro queriéndome decir algo, luego desvió sus ojos de los míos y los clavo en Rose para volver a mirarme, enseguida entendí, esa era una de las cosas que amaba de mi relación con él, era todo mas fácil y se que seremos amigos por siempre, le sonreí dándole ánimos, cuando me entendió me devolvió la sonrisa y corrió hacia Rose.

- Te amo – me gire para ver a mi novio

- ¡Felicidades! – me lance a su boca y lo bese con mucho amor y mucha felicidad

Cuando cortamos el beso vi a la pequeña duende colgando de los brazos de Jasper y a mis mejores amigos fundidos en un beso que llamo la atención de casi todos en el lugar, después de todo eran la capitana de las porristas y el capitán de Rugby, solo que de equipos contrarios, por fin sentí que estaba todo en su lugar.

________________

Besos, Joha!!


3 comentarios:

  1. que bien todos felices por fin ......Besos...

    ResponderEliminar
  2. SIIIIII al fin emmet y rose, el mundo volvio a su cause....

    ResponderEliminar
  3. Aaaaahhh!!! me super encanto, y yo que creí que paso algo malo en la cita de Rose y Emmett, y esa era la razón por la que Rose estaba llorando, pero cuando le contó a Bella que su llanto era por haber besado a Emmett, me tranquilice muucho. Muy buen capi, ya que todo se esta aclarando. Cuídate Joha que estés bien.

    ResponderEliminar