lunes, 19 de septiembre de 2011

Mirame Otra Vez - Capitulo 50


Hola. Chicos, aca esta el capitulo completo, ahora si que no queda nada. Besos!!!

Summary: ¿Edward quería una zorra?. Una zorra le iba a dar. Todos van a van a saber quien es Isabella Swan. Van a tener que mirarme otra vez a partir de mañana. ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 50


- Lleva esta bandeja a la mesa de la esquina por favor – casi se lo suplique a mi madre quien solo me miraba sonriendo

- Deberías relajarte hija

- Tengo 20 niños corriendo como desesperados por mi jardín – la miré con los ojos entrecerrados – créeme que “relajarme” – dibuje las comillas en el aire – no entra en mis prioridades ahora madre – bufé lo ultimo consiguiendo solo que su sonrisa se ensanchara aun mas

- Renée – entró Esme a la cocina con las manos en las caderas y negando – deja de molestar a Bella y vamos a dejar estas cosas afuera

Mi querida suegra me guiñó un ojo antes de llevarse a mi madre.

Estaba muerta. Solo habían pasado unos cuantos minutos desde que el ultimo niño llegó pero yo ya estaba muerta, Cathy era una niña tranquila y obediente pero tal parecía ser que estar de cumpleaños y rodeada de sus amigos la volvía algo… hiperactiva, menos mal eso si que Alice era tan tranquila y como era un poco mayor estaba con ellos controlando lo mas que podía el caos. Tenía a 20 niños corriendo por todo el jardín jugando a no sé qué y gritando tan fuerte que hasta los tímpanos me dolía, si, amaba con el corazón y el alma a mi hija pero no estaba segura de que el próximo año tuviera una fiesta de cumpleaños, tenía que conformarse con una salida al cine, a comer, al zoológico, al…

- ¡EY! – un brusco movimiento sobre mis hombros me sacó de mis pensamientos - ¿Qué estas pensando?

- En alternativas para el cumpleaños de Cathy del próximo año

- No es tan malo – me sonrió mi novio – solo son un par de niños que…

Miró hacia afuera por la ventana de la cocina tan concentradamente que me vi obligada a seguir su vista. No entendí su mutismo al principio pero en cuanto el enorme cuerpo de Emmett entró en mi campo visual lo comprendí.

- Oh, no lo hizo – negué con los ojos apretados y sonriendo como una desquiciada - ¡POR FAVOR DIME QUE EMMETT NO LO HIZO!

- Si amor – los fuertes brazos de Edward me agarraron apenas quise dar el primer paso – pero no… no hagas nada de lo que puedas arrepentirte

- Edward – suspiré antes de darme vuelta para verlo directamente al rostro – Emmett acaba de traerle un perro a mi hija como regalo de cumpleaños – mi voz salió calma pero eso solo demostraba lo contenida que estaba - ¡TRAJO UN PUTO PERRO SIN PREGUNTARME!

- Ey amor… - un delicado zamarreo pudo controlar un poco mis nervios. ¡Mierda! no podía alterarme y estos cambios de humor por el embarazo no me estaban ayudando para nada – trata de tranquilizarte, no es nada malo… solo un perrito

Quise gritarle a Edward pero no tenía motivos sólidos para ello. Yo amaba a los animales y sobre todo a los perritos pero no estaba segura de que fuera lo que Cathy necesitaba con un hermanito en camino y mucho menos me gustaba la idea de que Emmett se lo haya comprado sin consultarme pero si era sincera ellos no sabían de mi embarazo y Emm seguía siendo su padre.

- ¡Bellita!... por favor no alejes a Cathy de nosotros… te prometo que golpearé muy duro a mi hijo aunque sea pecado

- Carmen – murmuré negando y mucho más relajada – voy a tener una charla con Emmett pero no por eso voy a alejar a Cathy de ustedes… nos seas ridícula

Prácticamente solloce porque no creía que la madre de Emmett pudiera ser tan exagerada. No solo me bastaba con los 20 niños correteando por el jardín, ahora a eso tenía que sumarle un cachorrito y adultos faltos de vacaciones.

- Bien… porque creo que tendrías todas las de ganar en un tribunal alegando que mi hijo aun es virgen

Con ese comentario se me fue cualquier atisbo de rabia transformando todo en una burbuja relajante a mí alrededor. Varias miradas adultas se posaron en mi luego a mi ataque casi histérico le viniera una larga carcajada pero es que ¡mierda!, así somos las mujeres embarazadas.

¡Oh mierda! se me olvida que nadie lo sabe aun así que no puedo enrostrarlos.

Y sinceramente debería dejar de maldecir tanto ahora que voy a ser mamá por segunda vez.

Mamá…

Mis manos fueron a mi vientre automáticamente queriendo acunar a mi bebé para decirle lo mucho que lo amamos y lo esperamos… aunque nadie aun sepa que viene en camino.

Luego de eso nos dedicamos por completo al cumpleaños de mi hija, cantamos el cumpleaños feliz, con Emm y Edward la ayudamos a apagar las velitas y en seguida entre todos abrimos los regalos, le llegaron varias cosas útiles como ropa y libros y cosas no tan útiles como un set de cosméticos que por lo que pude ver eran toxicos asi que tendría que botarlos sin que Cathy se diera cuenta. La casa no solo estaba llena de niños, también estaban todos los Cullen, los McCarty y por supuesto los Swan, aunque no debía dejar afuera a Bree y Haley quienes mas de una mirada se lanzaron en el día recordándome que debía tener una charla con mi amiga para saber el avance de su relación o no relación, ya no se que era a este punto. Me dio un poco de pena no poder compartir con todos pero necesitaba tener los dos ojos y un par mas en Cathy para que no hiciera ninguna maldad con su nueva mascota quien al parecer había pasado a ser su juguete favorito, así que descarté desde un principio charlar extendidamente con mis invitados.

Ya estaba cansada, el día estaba terminando – por fin – y yo necesita unos minutos a solas antes de lidiar con el desastre que iba a quedar.

- Entonces – mi burbuja de felicidad se rompió por esa profunda voz - ¿vas a golpearme ahora o después que se vayan los amigos de nuestra hija?

- No voy a golpearte – aunque mis palabras eran ciertas de todas formas tuve que apretar mis puños para no alzarlos y dejarlos caer en su rostro – pero solo porque ya me calmé

- Bien… lo entiendo, las cagué

- Eso sí – lo apunté – tu vas a tener que llevar al perrito al veterinario cuando lo necesito… además, de preocuparte de bañarlo

- Pero yo solo vengo los fines de semana

- Entonces los sábados lo harás – me encogí de hombros menos preocupada

En la sala ahora estábamos solos los dos mientras todos seguían en el patio. Tomé asiento cuando sentí mis pantorrillas dolerme un poco, no me sorprendió que el lugar al lado mío fuera ocupado por mi ex pero si me dejaron con la boca abierta sus palabras.

- ¿Edward ya sabe de tu embarazo? – si hubiera podido mi quijada llegar al suelo lo hubiera hecho - ¡Oh vamos! – se rió alzando al cielo los brazos con demasiado dramatismo para mi gusto – te conozco embarazada y sé que esos raros cambios de humor son por eso, además… - miró hacia el suelo, le seguí la vista pero no entendí que veíamos – te duelen las pantorrillas, otro signo más de que Edward puso su semilla en ti

- No sé si me gustas más pervertido como antes o santo y controlado como ahora

- Yo te gusto cariño, – me guiñó un ojo sin ninguna coquetería de por medio – te gusto como sea

- Es verdad

Sus enormes brazos se abrieron para acobijarme, en cuanto mi cabeza tocó su pecho me sentí más tranquila. Por mucho tiempo Edward fue mi mejor amigo en el mundo pero cuando las relaciones cambian es imposible mantener todo en el mismo lugar, por eso ahora ese lugar de “amigo sin sexo” era por completo de Emm, a él podía decirle prácticamente todo y mucho más ahora que sabía que no cometería ninguna indiscreción.

- ¿Cuándo se lo vas a decir?

Suspiré con pesadez mientras soltaba un fingido sollozo, sabía que tenía que hacerlo, quería hacerlo pero ya tenía más de un mes de saberlo y no quería que Edward se enojara por no haber hablado antes.

- ¿Ahora? – murmuré sobre su pecho

- Bien… ve al patio a buscarlo mientras yo despido al resto de los invitados

La mayoría del batallón pre escolar ya se había marchado por lo que solo era Cathy y dos niños mas quienes correteaban a Miky por el jardín. Sí, mi hija había querido ponerle el mismo nombre de mi primer perro al suyo, nada más tierno de su parte.

Llegue al patio seguida de Emmett quien venía a buscar a los dos niños para llevarlos con sus papas. Pensé que Cathy lo iba a sentir pero a penas y se despidió de ellos para volver a concentrarse en Miky.

- Hola – murmuré a sus espaldas mientras terminaba de recoger unas cosas de la mesa - ¿Podemos hablar? – mientras lo miraba esperando su respuesta no dejaba de retorcer las manos para tratar de liberar un poco mi nerviosismo

- Oh si… yo también tenía que hablar contigo – los vasos que estaban amontados en sus manos volvieron a la mesa para poder abrazarme – ven… sentémonos

- Pero es que mejor, me quedo parada porque…

- Bells

- Ok – asentí pero aun así no tomé asiento logrando que Edward bufara pero con una sonrisa en el rostro

- Siéntate por favor – retorcí mis manos por enésima vez, y aunque prefería estar de pie le hice caso sentándome en la banca un tanto temblorosa, no habíamos estados solos en todo el día y esto me asustaba por algún motivo. Desde donde estaba pude ver como Cathy corría atrás de su perrito haciendo que todas mis miradas se fueran hacia ella – eh, mírame un momento Bella

- Oh si… lo siento, es que ese perro… - volví a perder mi atención en mi hija que ahora trataba de subirse a su lomo como si fuera un pony - ¡Cathy!... ten cuidado con él cariño que le puedes hacer daño – sus ojos azules resplandecieron con algo de miedo y asintió para después seguir corriendo con Miky

- ¡Ey! – mi rostro se volteó de golpe a Edward. No era tonto, sabía que estaba evitándolo así que era mejor que hablara antes de que perdiera mis pocas fuerzas, refregué mis manos en mi falta y levanté a vista con toda la decisión que encontré – Edward hay algo que tengo que decirte… se que debería haberlo hecho antes pero el momento…

- Después – me cortó arrodillándose frente a mí y tomando mis manos – yo también estoy tratando de decirte algo así que ahora que por fin tengo tu atención no voy a dejar que me interrumpas

- Pero es que lo mío es más importante… – le rogué sabiendo que en cualquier momento perdería el hilo volviendo a omitir mi embarazo – y créeme cuando te digo que lo que tengo que decirte es demasiado importante – abrí los ojos tratando de que viera la importancia del asunto – así que…

- ¡NO! – apretó mis manos volviendo a cortar mis palabras – este es el momento perfecto así que por favor – rogó achicando sus ojitos – no lo arruines… solo escúchame, yo…

- Edward ¡para!, déjame…

- Cásate conmigo – una cajita con un anillo que conocía demasiado bien se posó frente a mi vista cortando de cuajo mis ideas. Sin pensarlo mis dedos tocaron ese diamante que había visto hace tantos años atrás cuando la mamá de Carlisle se lo dio a Edward, desde ese momento soñé ilusamente con que algún día lo tendría en mi dedo y ahora… - Bella… respóndeme por favor

- Yo… - dejé de ver el anillo para ver a Edward que estaba esperando por una respuesta – estoy embarazada Edward… vamos a ser papás – no sé si esa era la respuesta que quería pero fue la única que pude darle

Pasaron unos segundo pero ninguno se movió. Sé que a nuestro alrededor el mundo seguía girando, sabía que en la casa aun estaba nuestra familia completa y que por el patio mi hija seguía jugando con su perro. Sabía que Emmett por lo menos estaba atento a nuestra charla lo que quería decir que todos estaban atentos a nuestra charla. Seguramente ya hasta sabían lo de mi embarazo pero lo que no sé es si sabían lo de la propuesta de Edward, aunque, había que ser tonto para no descubrirlo si es que lo veían de rodillas frente a mí y con semejante roca en la mano.

- ¿Edward? – aunque no hablara yo se que estaba consiente pero no podía decir lo mismo de mi ¿prometido? Porque ni siquiera pestañeaba - ¿amor? – lo moví delicadamente pero no pasó nada – Edward – endurecí un poco más los movimiento pero de nuevo no obtuve respuesta – Edward – y bienvenida hormonas. Una cacheta en la mejilla izquierda de mi novio lo hizo reaccionar a él y a mí botar un poco de tensiones

- Bien… ¿entonces te… vas a casar conmigo? – su vista estaba tan concentrada en la mía que por unos momento no pude evitar perderme en ella

- Si Edward – luego de un momento fruncí los ojos – pero… ¿Escuchaste lo que te dije?

- ¡Sí!

Se paró demasiado rápido para rodearme con sus brazos y alzarme en ellos mientras me besaba lo que alcanzaba de mi rostro. Yo también estaba feliz así que por unos minutos me dejé llevar por ella y olvide el mutismo de mi ahora prometido para gozar por completo de mi próxima boda.

¡Oh Dios!

¡Me voy a casar con Edward!

Sabía que esto seria así, desde hace más de un año que se que este momento iba a llegar pero no podía en estos momentos pensar en cuando era solo una adolecente enamorada y llena de ilusiones tan irreales que dolían. Cuando tenía 16 pensé que mis sueños al fin se estaban haciendo realidad pero ese Edwrad cabrón e inmaduro que era en esos tiempos me destrozó más que nadie, eso sí, gracias a ello aprendí que mi vida entera no giraba en torno a él como yo pensaba, por sus pendejerias  aprendí a valorarme como mujer y si, por un tiempo fui toda una zorra y no me arrepiento de eso.

Edward fue el peor cabrón a los 17 años.

Yo fui la peor zorra a los 16 años.

¿Y?

Nada de eso importa ahora, nos vamos a casar y vamos a tener esa felicidad plena por la que tanto luchamos.

- Te amo, te amo, te amo – sus besos seguían recorriendo todo mi rostro humedeciéndolo un poco y provocándome risas al por mayor – te amo, te amo, te amo y vas a ser mi esposa

- Y tu vas a ser padre – aproveché que dejó de darme vueltas para volver a decirlo por si no me había entendió las veinte veces anteriores

- ¿Qué?

Solo porque mi equilibrio me salvo es que no caí de culo al suelo ya que Edward me soltó tan de golpe que era de esperarse que cayera. Me tambalee un tanto pero logre equilibrarme para poder verlo.

- Que vamos a ser padres – apunté con ambos dedos índices mí ya no tan plano vientre – estoy embarazada

- ¿Es verdad? – quise pensar que esto era solo una broma suya pero se veía bastante serio

- Edward… te lo acabo de decir – apunté instintivamente la banca vacía como si ella tuviera todas las respuestas

- ¿No lo soñé?

Si pensé que Edward estaba mal de cabeza ahora lo había confirmado, eso sí, no estaba mal como estar loco sino más bien como ser demasiado lindo y tierno sin saberlo.

- No amor – negué – no lo soñaste

- Oh mierda… ¿estás bien? – sus manos apretaron mi cara con un poco de fuerza extra por lo que no pude evitar hacer una mueca – oh… perdón… soy un bruto… ¿Quieres que vayamos al hospital?

- No – negué sonriendo – solo me bata con saber que por fin te lo dije

- ¿Cuánto tienes?

- Un poquito más de dos meses – hice una mueca tratando de sacar la cuenta

- Bien… mañana mismo iremos al médico para comprobarlo

- Mañana es sábado – me burlé

- Oh… entonces el lunes – su energía volvió a bajar dejándolo callado una vez más - ¿De verdad vamos a ser padres?

- Si – bufé cansada

Y nuevamente sus brazos me alzaron pero estaba vez no duro nada ya que unos revoloteos a nuestro alrededor y un par de chillidos nos obligo a separarnos.

- Yo… yo también quiero dar vueltas papi Edward

Mi hija estaba con los brazos estirados apuntando hacia mi prometido, mierda que sonaba lindo eso ahora que no era solo una ilusión, quien la alzó en sus brazos sin dudarlo. Los ojos azules de Cathy me miraban con algo de curiosidad, ella sabia hace días que algo me pasaba y le hubiera dicho todo pero no quería que se le saliera antes de tiempo.

- Hija – estiré mis brazos para tomarla pero Edward negó. La verdad es que con seis años ya mi hija no pesaba lo mismo de antes y era mejor que no hiciera tantas fuerzas - ¿Recuerdas lo que me pediste para tu cumpleaños?

Sus ojos se abrieron tan grande que pensé que le iban a doler pero no creo que eso fuera así ya que su sonrisa se ensanchó de igual forma.

- ¿Voy a tener un hermanito? – asentí dándole una rápida mirada a Edward para confirmar que no lo había vuelto a olvidar

- Si hija – confirmó él – vas a tener un hermanito

Desde ahí las cosas se revolvieron bastante, abrazos, felicitaciones, gritos y planeación, mucha planeación. Porque claro, uno podría pensar que como Bree es lesbiana no esta tan interiorizada en los tema de zapatos, vestido, tortas y lo que venga pero no, no es así, eso es solo una mala forma de estereotipar ya que mi mejor amiga comenzó a hablar de la boda, del baby shower, la despedida de soltera y no sé que mas, tanto habló Bree que en un momento tuve que desconectarme para no meterle un calcetín en la boca.

Mis padres, los de Edward y los de Emm se fueron bien entrada la noche ya que todos estaban más que emocionados con la noticia de mi embarazo. Carmen y Eleazar pese a que esta vez no iban a ser los abuelos de sangre de mi bebé sentían que iba a ser su nieto de todas formas, no solo porque Emmett ya no iba a tener más hijos sino porque también me querían mucho a mi y en cierta forma me consideraban una hija mas.

- Entonces… ¿yo voy a casarlos cierto?

- Emm – iba a negar pero tan pronto abrí la boca me di cuenta que me había quedado sin argumentos

- Por supuesto – respondió Edward – nadie más podría hacerlo

- ¿Sabes algo? – miró directamente a mi prometido – siempre supe que esto iba a pasar – bueno… no es que me hubiera imaginado mi camino en el sacerdocio pero si supe que eras tú quien se iba a quedar con Bella

- Yo no – negó Edward. Ambos tenían una charla entre ellos, pese a que yo estaba en el medio no me tomaron en cuenta – por un momento… cuando éramos adolecentes y aunque no lo quisiera reconocer en ese entonces – alzó su dedo índice para ponerle un toque a sus palabras – pensé que ella se iba a quedar contigo… tú eras un buen partido, un buen hombre y además… no la hiciste sufrir

- Oh si que lo hizo – intervine sus palabras tan sentimentales antes de que se fueran por el camino de la melancolía - ¿Recuerdas cuando te encontré con esa chica en tu casa? – miré directamente a Emm

- Oh… nada pasó con ella – le restó importancia – solo quería ponerte celosa… y por un tiempo lo logré

- Todos lo logramos – Edwrad me rodeo con sus brazos. Tomó mi mano y besó justo donde estaba mi anillo – ahora todos estamos por fin en nuestro camino

- Si… las cosas quizás dieron muchas vueltas pero si todo era para llegar a este momento… – di un suspiro algo dramático pero es que estaba empezando a sentir mis emociones aflorar

- Valen la pena – terminó Emm por mi - ¿Quién iba a pensar que sería feliz sirviendo al señor?... todos tenían esa idea de mi, de un chico algo promiscuo, de malas palabras y un tanto pervertido… pero de verdad amo lo que hago, sigo enseñando pero por fin encontré mi camino

- ¿Sabes por qué pasa eso? – volteé a ver a mi amigo – porque uno no mira bien la primera vez

- Y por eso hay que mirar otra vez – Edward besó mi frente y acaricio en círculos mi vientre – Hay que mirar otra antes de dar nada por sentado

_____________________

Besos, Joha!!

34 comentarios:

  1. El va a estar feliz y va a ser un gran papá, solo verlo como se comporta con la hija de Bella, la trata como si tambien fuera de el y ahora con un hijo de los dos va a ser muy feliz y Bella tiene que decirle que si....

    ResponderEliminar
  2. Yo digo que va a estar feliz (: que emocion
    Gracias por el adelanto Joha

    ResponderEliminar
  3. que lindo.. por fis que edd no reaccione mal... no quiero mas vueltas.. jaja ellos se merecen ser felices :) me encanta

    ResponderEliminar
  4. Hay pequeña diablillaaaaaa!!!!, espero que reaccione bien, creo que estamos cerca del final y se merecen mucho, ambos han pasado lo suyo para llegar ahora a estar juntos.

    ¿Serás buena?

    Por favor..., (pucherito de Alice)

    ResponderEliminar
  5. me encanto..siempre sorprendiendose mutuamente ajaja..subelo rapidooo!!!

    ResponderEliminar
  6. omg!!!! que oportunaa jajajaa.. bien por Bella-- Ed se va desmayar jaja

    ResponderEliminar
  7. AAAAAAAAAAAAAAAAA Quiero maaas! jejeje Xo

    ResponderEliminar
  8. A Edward le va a encantar la idea, solo hay que ver como es con Kathy, para ver y saber que sera un gran padre... Dios Bells no se pudo aguantar y en vez de darle el si le dijo que estaba embarazada.... Ya quiero leer el capitulo

    ResponderEliminar
  9. ohh mii diioss.!!!!!!!!!!!!!
    ;O 
    vos como siempre e sigues sorprendiendo!
    nooo puedoo creerloo.................
    ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh...memmroiiiiiiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  10. DIOS DE MI VIDA!!!!!!!!!! ESTOY A PUNTO DE QUE ME DE ALGO...........AAAAAAAAAAAHHHHHHHH

    ResponderEliminar
  11. ahhhhhhhhhhhhh porfavor di que subiras pronto (:  que estoy que muero ame su respuesta jajajaja saludos

    ResponderEliminar
  12. Esa si que es respuesta!!! XD 
    a ver como se lo toma el futuro papá :D espero leerlo completo pronto :D

    ResponderEliminar
  13. OMG!!! se lo deijo de golpe y porrazoooo xD!!! esta parejita... nunca hacen nada normal jajajajajaaa.... me encantó :) ojalá esté el capi prontoooo!!!!

    ResponderEliminar
  14. jajaja omg ame el cachetadon que le dio Bella a Edward para que reaccionara jajaja.. que linda adoro a Bella hormonal...  xD

    ResponderEliminar
  15. joha lo ame!!!! todavia no puedo creer que sea el penultimo capitulo!!!! me encanto sobre todo cuando bella le dice la  a edward que esta embarazada jaja y bella todo hormonal lo que le espera a edward... espero con muchas ansias el ultimo capitulo

    ResponderEliminar
  16. Dios !! me encanto el capitulo !! ame la reaccion de edward !! tan bello creia qe estaba soñando ajajaja y bella hormonal es super comica jajaj ! y la conversacion de final de cap me encanto !!

    despues de todo !! Y luego de tantas personas que se opusieron con esta historia !! edward y bella terminaron felizmente juntos !!

    ResponderEliminar
  17. Jaja cachetada pues a ver si reaccionaba pero es q asi cualquiera le dio la noticia sin anestesia ni nada por el estilo como mas esperaban q reaccionara Edward...  Me gusto mucho este cap estuvo super gracioso

    ResponderEliminar
  18. por finnnnn Ed va ser papa!!!!!!!! que lindooooooo me encanto el cap, n puedo crrer q ya le falta poco para leer su fiinnnnnn

    ResponderEliminar
  19. - ¿Estas de cumpleaños?Levante mi vista y ahí, frente a mi estaba el niño mas lindo que había visto nunca, mi corazoncito se comenzó a acelerar mucho, una vez había escuchado a mi mamá decirle a mi papá que eso le pasaba cuando él estaba cerca, quizás este niño algún día iba a ser para mi lo que mi papá era para mi mamá.- Si – el típico sonrojo llego a mis mejillas- ¿Cuántos cumples? – se sentó a mi lado- Seis – susurre bajito- Yo también tengo seis – me sonrió y vi que le faltaba un diente - ¿Cómo te llamas?- Bella – ya no me sentía tan tímida, este niño me caía bien- ¿Bella?... es un nombre algo raro – lo mire con algo de pena, no le gustaba mi nombre – es raro pero muy lindo – me volvió a sonreír – y a ti te queda muy bien- ¿Y tu como te llamas?- Edward… y… ¡Feliz cumpleaños! – contrario a cualquier cosa que pude pensar, Edward se acerco y me abrazo.Edward, Edward algún día seria mi esposo, sonreí con ese pensamiento.

    ResponderEliminar
  20. HERMOSO CAPITULO! Es taan raro que ya este llegando el final, ame la reacción de Edward al entererarse de que iba a ser papá y este Emmett tan rescatado es raro, pero no por eso deja de ser divertido y original! Ni hablar de esta Bella tan bipolar jaja es muuy divertida! Espero el pproximo para ver como va tomando forma la vida de estos dos que tanto les costo, pero terminaron juntos y felices!

    ResponderEliminar
  21. owww!! q chulo me encanto xD

    ResponderEliminar
  22. al fin estos 2 van a estar juntos y casados jajajaja

    ResponderEliminar
  23. hay gracias a dios ya puedo comentar :)

    me encanto el cap y estubo divertidisimo edward que no le cai el 20 de que bella esta embarazada jajajajaja
    por favor dime que esto es lo ultimo pido al menos un cap mas solo uno y el epilogo yo quiero saber que tenbra bella si otra niña o un niño y como les va en su matrimonio POR FAVOR te lo pido de rodillas siiiii???????

    besosss JOHA....

    POR FAVOR UN CAPITULO MAS SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII?????????????? y claro el EPILOGO SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII????????????????

    ResponderEliminar
  24. este es el final?
    :( keda epilogo? me encanto edward bn bobi no captaba lo ke le decia bella xD jajajjaa mee encantaa esta historia es una lastima ke se termine :') comoo maduraron ed y bella apesar de todas las estupideces ke hicieron al final kedaron juntos <3 como familia

    ResponderEliminar
  25. que lindo capitulo, me encanto la frase de "porque uno no mira bien la primera vez"
    y por Dios que le costo a Edward darse cuenta de lo que Bella le dijo, que lindo pensó que estaba soñando.
    "Hay que mirar otra vez antes de dar nada por sentado"
    definitivamente me encató este capitulo.

    ResponderEliminar
  26. me encanto el cap, ya quiero leer lo de la boda y el nacimiento del bebe ed se va a poner como loco 

    ResponderEliminar
  27. 'Y por eso hay que
    mirar otra vez'Awww, Lo amé,Joha.Hermoso...

    ResponderEliminar
  28. Excelente cap todo estuvo de maravilla, la reaccion de Edward xd estupenda!!! La proposicion todo!!!
    Muero por leer el proximo! y la parte final super tierna! =)

    ResponderEliminar
  29. Johaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa eres genial!
    Lo ameeee!!! Todos ahora ya tienen su lugar y todo se acomodo para que ellos pudieran ser felices!!!
    Eres grande, nunca me imagine que tantas vueltas daría esta historia y que ellos terminarían así!!!

    Xo

    ResponderEliminar
  30. hola k tal???
    me encanto este capitulo fue muy lindo la verdad esq todo quedo como tenia que quedar.. me gusto muxo las reflexiones del final...



    un besito y cuidate...

    ResponderEliminar
  31.  waaaaaa!!! mas lindo el cap!!!!

    pero que tonti es edward... lo soñe?? a veces se pasa de pendejo JAJAJAJAJAJA

    besos

    ResponderEliminar