sábado, 15 de octubre de 2011

No Hay Tiempo - Capitulo 17

Hola!!. Chicos, nuevo capitulo. Sigo escribiendo Resiste. Besos!!

Summary: ¿Que pasaria si no fuera solo Edward quien ocultara un secreto? ¿Y si Bella ocultara algo que ni ella misma alcanza a comprender?... ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capitulo 17



Los días siguientes fueron el paraíso y el infierno al mismo tiempo, ni siquiera cuando mi corazón latía pensé que podría llegar a amar tanto a alguien como amaba a Mi Bella, era mi vida, estábamos todo el tiempo juntos, casi ni nos despegábamos, pero pronto mis ojos se tornaron negros, la sed en mi garganta comenzó a molestar de sobremanera, tenia que ir de caza, pero eso significaba muchas horas lejos de la razón de mi existencia, y ese era un lujo que no quería darme.

- Mi amor – amaba como me llamaba, lo mejor de todo era que no lo pensaba era inconciente, totalmente sincera, hace mas de una hora que estábamos estudiando para un examen de bilogía, pero no había podido concentrarme mucho, la sed ya era insoportable - ¿Cuándo te vas? – pregunto sin levantar la vista de sus notas



- ¿Qué? – sus palabras lograron traerme de nuevo a la realidad - ¿A dónde? – parece que además la sed me estaba volviendo más lento

- A cazar – levantó su vista y me miro con el ceño algo fruncido

- Aun no voy a cazar – le reste importancia al asunto y volví a ver mis anotaciones para distraer a mi ángel

- ¿A si? – dejo caer el lápiz que tenia entre sus finos dedos y se cruzo de brazos para regalarme una fría y dura mirada, apenas pude notarla por entre mis pestañas

- Si – levanto solo un poco la vista – aun no tengo hambre – busque alguna forma de cambiar el tema - ¿las fases de la mitosis entran o no en el examen? – esperaba que con eso se diera por zanjado el tema, pero conociendo a mi novia sabia que eso imposible

- ¿Crees que soy tonta? – no la vi venir cuando saco el libro que tenia frente a mis ojos, le vi su mar de chocolate que ahora estaba evidentemente oscuro, estaba claro que se me venía una grande

- ¿Cómo voy a pensar que seas tonta? – sonreí para relajarla pero no estuve ni cerca

- ¿Entonces ciega? – ahora ya me estaba perdiendo en esta discusión

- No entiendo – fue mi turno de fruncir el ceño y perece que con eso termine con la enorme paciencia de mi ángel

- Te veo los ojos… te conozco… se cuando tienes sed – se levanto de la silla la cual casi se cae por la rapidez de su acto

- No es… - no encontraba una mentira lógica para esto, ¿es que acaso ella no quería estar conmigo? ¿quería que la dejara sola? Es un poco compresible, ya que creo que si ha tenido 10 minutos para ella en estos días, es mucho – si quieres estar sola – comencé a juntar mis cosas para dejar su cuarto – solo dímelo

- ¡Estúpido! – tenia su celular en su mano y vi claras intenciones de arrojarme, por suerte alcance a atraparlo antes de que se hiciera añicos en la pared – no ves que me preocupo… tan difícil para ti es entender que te amo con el alma, que si sufre yo sufro, veo como están de negros tus ojos – lentamente de dejo caer en el suelo mientras pequeñas y calientes lagrimas comenzaban a dejar sus hermosos ojos – se que no me quieres dejar… pero te estas haciendo daño… no puedo verte así… - el llanto ahora claramente audible, pero yo no lograba reacción, pareciera que mis pies estaban soldados al suelo – y si eres tan idiota para hacerte semejante daño… no estaré ahí para verlo – levanto la mirada hacia mi, ahora sus ojos chocolates estaban totalmente rojos por las lagrimas – no me veras hasta que tus hermosos ojos sean del color que tienen que ser… hasta que ya no te queme la garganta – hizo ademán de levantarse pero ahora fui mas rápido y la ayude

- Tienes razón – le tomé su hermoso rostro entre mis gélidas manos – es que… es mas doloroso estar lejos de ti que el ardor de mi garganta – trate de sonar lo mas sincero posible, quería que ella entendiera mi posición

- Entiendo – ahora ella fue la que toco mi rostro, subió hasta mis ya oscuras ojeras – pero tienes que alimentarte… cuanto antes vayas… mejor – me sonrió y me ilumino el alma – yo estaré en este mismo lugar esperándote – se alejó un paso de mi

- De acuerdo – asentí sin muchas ganas – volveré lo antes posible – me acerque lo suficiente para besarle sus labios color carmín, no profundice el beso o si no, no sería capaz de dejarla

- Vuelve bien alimentado – alcancé a escucharla mientras saltaba por su ventana, aun no terminada de acostúmbrame a usar la puerta

Me dirigí a mi casa en busca de alguien que quiera ir conmigo a los bosques, siempre había alguien dispuesto para esto, aunque si mal no recordaba hace poco todos ya habían ido de caza, yo era el único que estaba aplazando el momento sabiendo que no iba a poder hacerlo para siempre.

- ¿Hay alguien? – no era necesario subir el tono de voz para que me escucharan, así que lo mantuve en un nivel bajo

- ¿Qué pasa hermanito? – Emmett llegó en un segundo a mi lado con su enorme sonrisa – ¿Ya no sientes el olor de tu familia? – tenia razón, la sed estaba bajando mis sentidos

- No se… - le resté importancia - ¿Quieres ir de caza? – “claro… seguro que Bells lo obligo a salir a cazar… o se canso de él”, leer la mente de Emmett no era de mi agrado, no hay como la mente sin voz de mi ángel, aunque a veces muero por saber que piensa – No…bueno si… me obligo… no se cansó – conteste su pregunta mental sin mucho ánimo - ¿Me acompañas?

- Claro… además… hay algo que quiero hablar contigo – esa si que no la vi venir, su gesto era completamente serio lo que era totalmente extraño, “es importante” pensó

- ¿Qué paso? – fruncí el ceño

- Te lo cuento en el bosque – no me dejo responder cuando salio corriendo por la puerta

Lo seguí de cerca y alcancé a escuchar su pensamiento, “necesito hablarte sobre sexo hermano… no quiero que hagas el ridículo con Bella… no se lo merece” la risa se su voz mental me saco del transe y la sorpresa de lo que quería hablarme mi hermano, definitivamente este día iba a ser de lo mas extraño, lejos de Bella y con Emmett hablándome de sexo.

____________________________ Besos, Joha!!!

1 comentario:

  1. jajajajaja ese Emmett no tiene arreglo me encanta ...Sigue asi nena,gracias por publicar....Besos....

    ResponderEliminar