jueves, 19 de abril de 2012

Vuelve a vivir - Capitulo 15


Hola!!. Capitulo completo por fin, creo que nunca me habia pasado esto de reescribir un capitulo, espeor que haya quedado mejor. ¡Besos!

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.


Capitulo 15


El sol poco a poco comenzó a esconderse dejándome en la misma posición, se que había gente que pasaba por mi lado pero no podía moverme, esta era mi posición, sentada frente a la tumba de Jasper y tratando de entender aunque sea una mínima parte de sus palabras en esa carta. Eran tantas las cosas sobre las cuales tenía que pensar y aunque no lo quisiera una de las principales era en mi bebé… Jasper me lo dijo, había riesgo y se como era esto, no habían mayores posibilidades a las que daba el trasplante en el caso de sufrir la enfermedad. Necesitaba los detalles y hacerle los exámenes a mi bebé, pero lamentablemente eso no iba a ser posible hasta que naciera.

Me tomé mi cabeza y me acomodé sobre el césped porque las piernas me estaban doliendo y aun no tenía intención de irme. Pasó más gente a mi lado y mas se escondió el sol, por la posición debían ser cerca de las seis de la tarde… había estado seis horas sentada frente a la tumba de Jasper pero aun a penas y podía procesar todo lo que estaba pasando. Sabía que debía ponerme de pie y enfrentar la realidad pero me costaba mucho ya que esa realidad era Edward… Edward, suspiré y volví a tomar mi cabeza pero ahora con más fuerza, ahora me sentía completamente liberada de Jasper, ya de antes de leer su carta pero… ahora no estaba para nada segura de que él me creyera todo lo que tenía planeado decirle.

Quería decirle tantas cosas hoy cuando me desperté, a pesar de la enorme pelea que tuvimos, planeaba venia a hablar con Jasper, quitarme todas las dudas que aun cargaba día a día conmigo y dejarlo ir por fin. Para la tarde iba cocinar algo rico y crear el ambiente perfecto para que estuviéramos juntos… juntos de verdad porque de verdad lo quería, quería entregarme a él y sabia de sobre manera que él también quería entregarse a mí. Pero ahora sinceramente no sabía qué hacer.

Cuando me di cuenta estaba llorando nuevamente pero ahora era un llanto histérico y desesperado, me dolía el pecho y la garganta un poco por estar tanto tiempo con la boca abierta sin poder pasar muy bien ese nudo que se me había formado en la garganta. Quise calmarme pero no podía, estaba sola y aunque el calor del sol aun se podía sentir tenía un poco de frio, me volví a acomodar para abrazarme pero no fue necesario, unos brazos mucho mas cálidos me rodearon llevándose por completo esa gota de frio que estaba sintiendo.

- ¿Vamos a hablar a casa?

Asentí aun sin decir nada. Edward me ayudó a ponerme de pie ya que mi pancita me incomodaba un poco.

El camino hacia el departamento de Edward se me hizo eterno, tuve tiempo suficiente para reflexionar sobre lo que acaba de decir “casa”, se había referido a su departamento como si fuera nuestra casa, ese era un paso importante y demasiado grande para poder pensarlo ahora… necesitaba tiempo pero no podía decírselo. Lo vi de reojo mientras conducía concentrado, sabía que yo no estaba bien y sé que estaba pensando que una posibilidad grande es que me fuera, pero yo no quería irme.

Cuando llegamos ninguno dijo nada, tomamos asiento en el sofá y antes de que yo pudiera siquiera abrir la boca, lo hizo Edward.

- A los 5 años a Jasper le descubrieron una insuficiencia cardiaca, la principio los doctores pensaron que era algo menos y que bastaba con que no hiciera actividad física y cuidara su alimentación. Pero al poco tiempo empeoró, a los 7 años lo operaron, yo tenía 10 años en ese entonces y entendía todo, estaba muy asustado – vi como se tomaba la cabeza y hacia una pausa bastante larga – no me acuerdo mucho de todo, pero fue difícil, mi mamá lloraba todo el tiempo y mi papá viajaba buscando a los mejores doctores… en fin, a los 7 años lo operaron y le hicieron el trasplante

- ¿Quién lo opero?

Pregunte solo para confirmar algunas cosas porque ya sabía esa respuesta – Sabes quién cariño – tomó una de mis manos y la besó – quien estuvo a cargo de su trasplante fue el doctor Thomas Scott

Asentí uniendo mas y mas cosas que antes no supe ver, este era el gran caso del doctor Scott, yo lo vi, lo estudie y me fasciné, aunque también me frustró mucho nunca saber quien fue el chico tan afortunado para salir bien de una operación de esa magnitud.

¡Mierda!

Yo si conocía a ese chico… solo que no lo sabía. Lloré con rabia, con frustración y con pena.

- No lo entiendo – apreté los labios para que las lagrimas no siguieran saliendo sin control por mis ojos – es que…

Tuve que taparme el rostro ya que una ola de llanto me inundó por completo. Quería tener esta conversación en buen estado pero me estaba costando horrores no desmoronarme  – Amor… - sentí el toque de Edward pero no podía hacer nada por detener mis lagrimas – si quieres podemos dejar esto para más tarde

- No – me apresuré a negar a y secar mi rostro – necesito hacer esto… ahora, por favor

- Bien. – volvió a tomar mis manos pero esta vez con mayor presión – Después de la primera operación vino todo el periodo de recuperación, yo para ese entonces ya tenía 12 años y estaba comenzando a jugar beisbol en el colegio, por supuesto que Jasper también quiso integrarse al equipo. ¡Mierda!, Dios sabe que amo a mi hermano pero desde ese día estuvo sobre todo lo que yo hacía y lo quería hacer… yo quise estudiar medicina desde que comprendí la magnitud de su enfermedad, yo quería hacerlo por él pero…

- No pudiste – comprendí sus palabras. Besé sus manos para calmarlo y me gustó verlo sonreír después de mi gesto – porque necesitas hacerte cargo de los negocios familiares

- Eso no iba a ser así en un principio, Jazz siempre dijo que él quería hacerse cargo de todos los negocios familiares pero cuando vio que yo estaba solicitando cupo para la Universidad cambió de idea. Bella amor – tomó mi rostro entre sus manos – quiero que entiendas que nunca he odiado a mi hermano, él sabía que le quedaba poco tiempo, el trasplante tenia fecha de caducidad y no fue un sacrificio para mi darle todo lo que podía pero si… si resentí un par de cosas y no puedo evitar sentirme mal por ello… sobre todo ahora…

- Por qué en ese par de cosas estoy yo – afirmé sus palabras

- Si

Volvió otro momento de silencio pero más que con lagrimas de por medio fue con muchas dudas, los dos estábamos pensando demasiadas cosas importantes. Es que era demasiado, yo ni siquiera imaginé la mitad de todo lo que me había enterado porque no era solo lo de Jasper, era también lo de mi papá… el abuelo de Edward.

¡Mierda! y triple mierda.

Esto estaba confundido y mucho. Creo que me tomé mi cabeza por enésima vez en el día pero parecía ser un gesto natural en mí en estas situaciones. Necesitaba apoyo y tal parece ser que Edward lo supo porque me rodeo con sus brazos en cuento volvieron mis espasmos.

- ¿Estas mejor? – sentí su beso en mi cabeza que me hizo suspirar – amor… si quieres quedarte sola te entiendo, pero por favor, no me alejes ahora

Aunque no quería y estaba demasiado a gusto, me aleje de su cuerpo. Tomé la distancia suficiente para poder verlo a los ojos - ¿Por qué debería alejarme ahora?

- Porque son muchas cosas – cerré los ojos mientras su mano acariciaba mis mejillas mojadas – y es completamente comprensible que quieras tomarte un tiempo para ti misma y para pensar las cosas

- ¿No te molesta que no nos veamos en unos días?

Mordí mi labio para aguantar las lagrimas que querían seguir saliendo – No – corrió mis cabellos de mi rostro en un gesto demasiado tierno que consiguió que cerrara los ojos – pero solo no lo hagas por mucho tiempo

- Gracias

Edward besó mis cabellos y me acurruque más hacia él… si me iba ahora podía ser algo bueno para nosotros pero sinceramente no quería eso, no quería irme, se que necesitaba pensar, interiorizar todo lo que había pasado hoy pero algo me decía que alejarme significaba retroceder y lo que menos quería hacer ahora era eso.

- No pienso irme – alcé mi rostro para mirarlo – no pienso dejarte

- Te amo

Su beso era tan tierno y delicado que me sentí como una pervertida al darme cuenta que mis pezones se había excitado y que mi intimidad rogaba por un mayor contacto. Sus manos se movían cálidas por mis mejillas y su lengua a penas y rozaba la mía pero pese a toda la delicadeza del momento yo quería más, mi cuerpo quería más.

Iba a cumplir cinco meses de embarazo y mis hormonas ya se habían controlado por mucho tiempo, no quería sexo por tener sexo, no quería a alguien que me desfogara, yo quería mas y hoy, podía darle más a Edward porque sabía que él me estaba dando todo. Dejé que sus manos siguieran acariciando mis mejillas y aprovechando un momento de debilidad suyo me senté a horcajadas y procuré incrementar la intensidad de nuestro beso, gemí y me removí sobre su regazo para que se diera cuenta de lo que yo quería. Sus manos sobre mis caderas me indicaron que ya se había dado cuenta, habíamos empezado el juego y yo de verdad que esta vez necesitaba quemarme.

- Bella – su rostro se giró hacia un lado pero yo no quise apartar mis labios de su piel y seguí besándolo por el cuello – amor… deberíamos

Gemí alto y fuerte apropósito, sabía muy bien como excitaba a un hombre saber que su mujer estaba gozando – No hables cariño

Puse un dedo en sus labios y lo miré directo a los ojos para que viera que esto era enserio – Yo…  - dejó caer con demasiado dramatismo su cabeza hacia atrás – no sé si es lo correcto

- Si lo es

Le sonreí y volví a atraer su cabeza hacia mí, lo besé ahora con mayor pasión, necesitaba que se excitara por completo y para eso removí mis caderas con insistencia sobre mi entrepierna, notaba como comenzaba a ponerse duro pero aun no era suficiente. Llevé mis manos a su camisa y sin dejar de besarlo comencé a desnudarlo pero tampoco conseguí avanzar mucho ya que sus fuertes manos apretaron mis muñecas inmovilizándome por completo.

- Solo… este caliente cariño – me miró con unos ojos que me imposibilitó por completo enfadarme con él – y no sabes lo que de verdad quieres. – su rostro se adornó de pronto con una sonrisa demasiado pervertida para mi gusto – Aunque quizás yo podría ayudarte de alguna forma a bajar ese calentón

Y ahí estaban… mis hormonas.

Vi todo rojo y lo único que estaba en mi camino era Edward. Tan… ni siquiera sé que tan que solo sé que lo empujé lejos y me levanté de su regazo para alejarme enfadada hacia la cocina.

Tenía hambre y no lo sabía así que empecé a cocinar un poco de pasta ya que aunque yo estuviera enfadada y no quisiera comer no significaba que mi bebé iba a estar muriéndose de hambre por mi culpa. Pensé en hacer unos exquisitos fetuccines con salga blanca para uno sola persona y restregárselos en el rostro pero a última hora volvieron a atacar mis hormonas y decidí hacer comida como para cuatro.

Pensando un poco más en frio, prácticamente había saltado sobre él después de una charla bastante complicada para los dos, yo pensaba que era la única que tenía que procesar cosas pero no era así, si para mí todo esto era difícil para Edward no era menos. Ambos estábamos atrapados en esta historia novelesca y si yo dejaba que mis hormonas tomaron control sobre mí no íbamos a llegar muy lejos. Por eso aproveché el momento sola en la cocina y liberé todas esas malas energía que estaba cargando, si quería seducid a Edward necesitaba hacerlo bien, y no hay nada mejor para comenzar que una rica comida.

- ¡A comer!

Ya tenía todo listo en la mesa de la cocina así que me senté y puse mi mejor rostro. Quizás la bipolar era yo y no él.

Sentí sus pasos y como toda una adolecente arreglé mi cabello. Instinto - ¿Puedo sentarme?

- Por supuesto – le sonreí para que viera que todo está bien – siento lo de hace un momento, es que las hormonas…

¡Claro!

Justifica todo con las hormonas, eso no es excusa y lo sé.

- Es normal – negó con la cabeza y riendo le dio un primer bocado a la comida – esto es exquisito. Gracias

- De nada

- Así que… supongo que llegó el momento de una nueva confesión – lo miré con atención - ¿Has escuchado alguna vez la canción “Primera vez” de Ricardo Arjona?

- Si… no se…. supongo – alargué un poquito la i ya que no sabía por dónde iba. Creo que alguna vez mi mamá había escuchado sus discos pero la verdad es que el español no se me daba muy bien como para escucharlo todo el tiempo - ¿Por qué me lo preguntas?

- Es que en esa canción hay una frase que se aplica demasiado bien para mí – dejó el tenedor a un lado y le dio un sorbo demasiado largo a su vino. Lo miré con una ceja alzada pero él negó – es vino sin alcohol… pruébalo

Le hice caso y estaba esquisto – Muy rico – se lo devolví

- Bueno, volviendo al tema… en esa canción se dice una cosa muy cierta – se aclaró la garganta y juro que pensé que iba a cantar. Me tuve que morder el interior de mi mejilla para no estallar en carcajadas – “He tenido sexo mil veces pero nunca hice el amor”

Asentí con un nudo en la garganta. Sabía que ese “mil veces” era muy cercano a la verdad y que era con muchas mujeres, yo tenía la experiencia que me había dado Jasper, que descubrimos juntos.

- Entonces… supongo que entiendes… a ti te amo… - rio mostrando unos pequeños hoyuelos en sus mejillas, no los había notado antes - ¡Dios! parezco un tonto – tomó sus cabellos y los tiró hacia atrás

Me levanté despacio y me acerqué a su lado, me agaché y tomé sus manos – Eres un amor… y me alegro ser quien se lleve tu virginidad

- Un pervertido que ha follado con todas las mujeres que ha podido y una hermosa mujer embaraza. Esto está lejos de ser nuestra primera vez

Negué y le sonreí. Con una mano saqué mi celular y busqué en youtube la canción que me decía Edward, seleccioné el primer video y pronto las notas inundaron el ambiente – Baila conmigo

Tomé su mano y él se dejó ir. Nos movimos a penas porque los dos éramos unos troncos para el baile pero eso no era lo importante. Lo que de verdad importaba es que estábamos juntos, este sí que era un ambiente perfecto para nuestra primera vez, dejé que mi cabeza reposara en su pecho y sus brazos crearon esa trampa perfecta de la cual no quería escapar nunca, Edward no era un hombre perfecto, le gustaba beber, follar, era bipolar y amaba por sobre todo tener el control de las cosas pero yo no era así y estaba aprendiendo a ceder las cosas necesarias para complementarnos, por supuesto que yo también estaba cediendo y quizás mientras más seria fuera nuestra relación más me tocaría ceder pero eso es parte de las relaciones ¿No?

- Esto es perfecto – murmuró sobre mis cabellos

- Mas que perfecto

Edward se separó de mi cuerpo y tomó las dos copas que estaban sobre la mesa, las lleno con el vino sin alcohol y me entregó una – Brindemos… por nosotros y por nuestro futuro junto al pirigüín – le dio una mirada a mi pancita que me encantó

- Por nosotros

Alcé la copa para beber pero al mismo tiempo quise acercarme a él cosa que no me resultó muy coordina ya que de alguna forma terminé dejando caer todo el liquido sobre mi ropa, por más que traté de reaccionar rápido ya fue muy tarde, estaba empapada e incómoda.

- Parece que nuestro momento romántico termino – mi chico quitó la copa de mi mano y las tomó - ¿Por qué no vas a bañarte mientras yo ordeno todo?

- Bien

Le di un besito sin mayores intenciones antes de desaparecer por su cuarto. Una vez adentro del baño y mientras me desnudaba me di cuenta de mi enorme impudencia, no estaba muy peluda pero si necesitaba depilarme con urgencia si es que iba a hacer el amor con Edward. Busqué por entre los cajones de Edward pidiéndole perdón mentalmente por mi intromisión pero necesitaba urgente alguna navaja o algo, en los dos primeros no tuve nada de suerte ya que era mucho si encontraba una pasta de dientes, mi última opción fue la pequeña repisa al lado del espejo y ¡Bingo! Ahí estaba una navaja en su envoltorio, supongo que era de emergencia, ya más tarde se la reemplazaría porque ahora la necesitaba con urgencia. Abrí el grifo de agua y me metí a la ducha.

No estoy consciente de cuanto me demoré pero sé que hice todo con cuidado y con calma, me acicalé lo mejor que pude y al salir use un pote de crema corporal que había también en la repisa, tal parece ser que Edward era bastante pretencioso, me gustaba eso.

Ya con la piel limpia y sedosa salí del baño. Edward estaba sentado en la cama usando solo un pantalón de piyama. Caminé hacia su lado dejando que la bata que estaba usando se resbalara por mis hombros para dejarle en claro mis intenciones.

- No es necesario…

- Si lo es – corté cualquier duda que pudiera tener cuando desabroché el cordón de mi bata y la dejé caer – y no porque sea una obligación – caminé unos pasos más hacia él. Edward estaba mudo y lo prefería así – ni sienta que te debo algo… es necesario porque los dos lo queremos… porque lo hemos esperado

- Ven – Edward se acomodó mejor en la cama. Podía ver su erección lista y esperando – te amo… ¿Lo sabes no?

Asentí y le di ese beso que nos iba a llevar a un viaje sin retorno.

- Lo se y esta será nuestra primera vez

- ¿Quieres volver a poner la canción?

Supe que era una broma pero aun así le pegué en el hombro – No… quiero escuchar tus gemidos

Sus labios tomaron los míos como yo quería. Sin delicadeza excesiva, con pasión y amor. Le devolví el beso y se nos fue el tiempo, nuestras lenguas parecían hechas la una para la otra. Mis manos las enredé en sus cabellos para poder acercarlo más hacia mí porque ninguna cercanía era suficiente, quería fundir mi cuerpo con el suyo de una forma prácticamente enfermiza. Me restregué en contra de su cuerpo y lo apreté casi cortándole la respiración, menos mal que a él no le molestó, lo supe cuando sus manos se pasearon felices por mi espalda buscando en donde engancharse.

Solo nos estábamos besando pero mientras más me restregaba en contra su erección mas sentía mis hormonas bullir rogándome porque le diera una mayor atención a mi zona intima.

- Edward…

Me volví a mover para que entendiera mis palabras incompletas. Lo miré y él supo interpretarme porque me dio vuelta y comenzó a despojarme de mis ropas, sus dedos era delicados y ambles, a penas y me rozaban pero era suficiente para mí el saber que pronto ya no habría barrera sobre nosotros, no deje de removerme, necesitaba su toque casi desesperadamente.

- Quieta – abrí como pude los ojos y estaba riendo. Quería pegarle pero no podía moverme – que ya se viene lo bueno

- Solo… te necesito

- Y yo a ti

Ya desnuda volvió a besarme y acercar su cuerpo al mío. Ahora fue mi turno para desnudarlo, lo hice con rapidez y sin ningún miramiento, quizás le había arrancado un par de botones pero la verdad es que no me importaba, quería tenerlo conmigo, ya más tarde podríamos disfrutar con más calma.

- Yo quería… hacerlo con calma

- Lo siento – me separé para verlo a los ojos – te juro que no te estoy usando pero… mmm – gemí prácticamente rodando los ojos hacia atrás de mi cabeza cuando sus dedos encontraron el camino a mi intimidad

- Recuerda que esto es distinto para mí… no es solo sexo pero eso no quiere decir que no disfrutaremos

Removió sus dedos en un ángulo que me llevó a la locura. Me aferré a las sabanas como si fueran mi salvavidas porque no podía mantener mis pensamientos y mucho menos mi cuerpo en la tierra cuando los dedos de Edward me estaban llevando al cielo.

- ¡Ohhhhh! – grité sin ninguna pena. Quería más

- Veo que te gusta

- Me gusta… mmm – me relamí mis labios. No lo estaba viendo, quería hacerlo pero me era imposible mantener los ojos abiertos – eso es… ¡Ohhh! – estaba cerca

- Oh no cariño – abrí los ojos cuando sus dedos se salieron de mi interior y su cuerpo se posicionó arriba mío – cuando se hace el amor deben llegar ambos al mismo tiempo

Tomé su cabeza pero no lo besé, solo acaricie sus cabello – Eres perfecto Edward… eres a quien estaba esperando para que me sacara del peor momento de mi vida… te esperé y no me arrepiento de nada ¿lo sabes no? Esto no es algo circunstancial

- Lo sé – sus labios volvieron a tocar los míos

Mis manos ahora encontraron un nuevo apoyo en su espalda pero duró muy poco ya que con exagerada agilidad, Edward consiguió moverme y dejarme a horcajadas sobre mi cuerpo. Entendí su mirada, así era más fácil para mí y para mi pirigüín.

- Sin obligaciones

- Sin arrepentimientos

- Solo con amor

- Con mucho amor

Terminé diciendo para poder besarlo, quizás nunca le había dicho que lo amaba porque se me hacía muy difícil aun pero creo que si a mis últimas palabras le sumábamos la forma en la que lo estaba besando y como me estaba entregando a él no quedaba duda sobre mis sentimiento. Sentía tanto por Edward que me asustaba, mi corazón no sería capaz de soportar otra tragedia más.

- Con cuidado amor…

- Solo… ¡Ahhhh!

Grité casi desgarrando mi garganta. En cuanto su pene entro en mi mis hormonas se revolucionaron mandando a la mismita mierda cualquier coherencia, esto era el puto cielo y no pensaba bajar porque más que me obligaras. Sus embistes fueron casi inexistencia, Edward dejó el completo control de la situación en mis manos y supe encontrar un ritmo que nos hizo gozar a ambos. Baje y subí por sobre su falo dándonos unos roces exquisitos, apreté mis paredes como había aprendido a hacerlo y sé que le gusto porque un grito brutal salió de sus labios dándome aun mas fuerzas para moverme y no parar mas.

- Sigue así… por favor no pares – pese a que sus manos estaban en mis caderas eran inútiles ya que era yo quien llevaba el control - ¡Mierda! quiero darte vuelta ¡MIERDA!

Estiró más su cabeza cuando volví a apretar mis paredes, estaba cerca y él también. Nos faltaba solo un estimulo final.

- Vamos amor… vámonos juntos – mis susurros sobre su oído era casi los de una pervertida pero es que mi voz solo denotaba lo que estaba sintiendo – estoy…

- ¡Cerca!

Sus manos por fin cobraron vida y me guiaron en un par de movimientos más que nos llevaron a un plano totalmente distinto, explotamos casi al mismo tiempo en un orgasmo que era perfecto por donde se mirara. Fue largo y con espasmos al por mayor, con cuidado me dejé caer sobre mi pecho, estaba sudado pero no más que yo.

Me abrazo y arrulló, no quería moverme por nada del mundo.

- ¿Fue como te imaginabas que sería tu primera vez? – hablé solo por decir algo. Besé su pecho para que entendiera mi broma

- No – me separé solo para ver su explicación – esto fue mil veces mejor – sonreí al escuchar la respuesta que esperaba

- ¿Valió la pena la espera?

- La espera vale la pena siempre que se espera algo bueno y esto fue sublime – se removió llevándome con él – lamentablemente no creo que vuelva a esperarte porque he descubierto que hacer el amor es más rico que el sexo

- Eso es porque no conoces el sexo de reconciliación – lo molesté

- Te ves realmente fea sudorosa

Me reí ante su intento de pelea, supongo que en la vida que nos quedaba por delante ya tendríamos tiempo de probar toda la clase de sexo que nos faltaba.


____________________

Besos, Joha!!

36 comentarios:

  1. Pobre d mi Edward!! jajaja ya quiero leer 

    ResponderEliminar
  2. mm no se  por que hay cabos sueltos se me hace, lo que si edward esta mucho mejor de lo era al principio.. Espero que le dure...

    ResponderEliminar
  3. debo de estar mal de la cabeza, o nose tanta matematica me dejo loca... pero odio a jasper por haberle quitado todo eso a edward.... y siii espero q ahora las cosas sean mejor ¬¬ entre elllos

    ResponderEliminar
  4. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh dios miooooooooo poesito edd t.t el no hizo nada con bella por jasper cierto?? :/

    ResponderEliminar
  5. :O Wow por fin estan empezando a sincerarse, a decirle todo a Bells, clarooo esta relación ahora si va por buen camino... Ay los amo... Pero se Joha que falta mas por saber... Gracias espero el capi completooo!!! 

    ResponderEliminar
  6. siiiiiiiiii creo que si al fin se desidiran a estar juntoss....Me encanto gracias linda....Besos..

    ResponderEliminar
  7. buenoooo edward parece que comenzara a contarle algunass cosasss de su pasadoo es decir de jasper y el por que de que le quito muchoo a edwardd ...me encanto el adelantoo y estoy re ansiosaa porr leer el capii para saber mass!! y parece que jasper queria hacer todo lo que edward hacia y edward lo dejooo ahhhh ...nos leemoss y me parece bien que hablen de esto por que despues de hablar pueden empezar de ceroo y los dos juntoss...!!!!!

    ResponderEliminar
  8. que bien!!!
    es hora de sincerarse :)

    ResponderEliminar
  9. siiii..... era necesario que Edward fuera sincero y le contara la realidad de Jasper para que ella entienda muchas cosas y asi puedan iniciar una relacion sin mentiras y sin miedos......

    ResponderEliminar
  10. sip!!! por favor edward fue sinceroooooo!!! le hablo de frente es justo ke bella le de y sobretodo se de ella una oportunidad con edward!!

    ResponderEliminar
  11. sabia k detras de ese ed chico malo habia algo muy bueno!!!!

    ResponderEliminar
  12. hola k tal???
    buen adelando ya quiero leer el capitulo ya y que se sepa toda la verdad...creo que con esta revelacion bella acabara de aceptando de una vez por todas a edward.

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  13. ahhhhh!!!!! como me gusta esta historia Joha !!! te felicito =) por fi actualiza pronto besotes 

    ResponderEliminar
  14. Hola Joha! awwww... me encantó! al fin... supongo que nada va a ser tan fácil en esta relación, pero confió en que ambos, juntos, le hagan frente a todo... besossss

    ResponderEliminar
  15. Bueno al fin ya se por que edward decia que jasper a tomado su lugar!!  Amo a edward es tan tierno  y su primera vez wow, a bella las hormona la tiene loca jaja.
    va seguir asi de amoroso edward ?? Joha una duda bella no le tiene que contar de su padre?? seria la tia  de Ed no??

    ResponderEliminar
  16. omg     por  finnnnnnn me encanto ya quiero otro

    ResponderEliminar
  17. hola , ufff por fin ha dado ese paso, pense q las cosas se complicarian un poquitito pero nop, bueno ahora a disfrutar antes q llegue la tormenta esme-carlisle , me despido q estes bien y hasta el proximo

    ResponderEliminar
  18. vaya sera bueno el sex de reconciliacion pero que se conformen un rato no ya se habian  tardado cuidate nos leemos pronto

    ResponderEliminar
  19. viviana ortiz rivera20 de abril de 2012, 1:48

    las hormonas de bella le hacen pasar unas.......pasada del llanto, la ira y luego la excitación. 
    Todo fue muy lindo, pero me pregunto q viene luego de

    ResponderEliminar
  20. Por Finnnn ! Aleluya!!! YA Era Hora De Que Tuviera Sexo :D jijji sigo odiando a jasper ¬¬ todo aquel que le cause el minimo daño a edward ... lo odio :) wow ame su primera vez juntos, pobre bella !! estaba desesperada jiji !! me encanto el capitulo johaa ! sos lo maximo

    ResponderEliminar
  21. jajajajja awwwwww lo ameeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  22. waoooooo hasta q al fin llego el dia estuvo excelenteeeeee ameeee cada palabra 

    ResponderEliminar
  23. genial por fin estos dos tuvieron su revolcon!!!

    ResponderEliminar
  24. Holaaaaaaaaa ahhhh quee capituloooo siiiiiiiiiiiiii mee encantooooo estuvieronnn juntosss que lindoss estoss dos es el comienzoo de una nuevaa etapa en la vida de ambos y eso es buenooo!!!!! aparte es bueno que hablen las cosas yy ahora es momentoo que se centren en suu presentee y estar juntoss y en el piringuin que vieneee jeeee...!!!!! adoree estee capii estaba esperandolo ansiosaaa!!!! y edward fue un tiernoo cuando le dijo que con ella hacia el amor y por primera vez por que nunca lo hizo por amor fue muy hermosooooo!!!! nos leemos! que tengas un buen fin de semanaaaa!!!! besos!!

    ResponderEliminar
  25. Holaa me encanto!!!! fue buenisiiiimooo al fin si no esta mujer acabaria loca jajajajaja me ah encantado pero me gustaria que se reconciliara con su mama =( GENIAL ESPERANDO POR MAS!!! =D

    ResponderEliminar
  26. Que romáanticoos! jajaja me gustó mucho su primera vez , linda y hot jaja 

    ResponderEliminar
  27. ay que lindo capitulo, me encanto, ademas citaste a mi artista preferido, yo amo a Ricardo Arjona por eso desde ahora en adelante este capitulo es mi preferido.

    ResponderEliminar
  28. Hola buenisimo el capi por fin hicieron el amor me encanta que bella ya deje atras a jasper  y empieze una vida con edward que por fin las cosas sean como debieron ser me gustaria que bella le contara tambien sus secretos y asi empezar una vida juntos sin secretos y unidos en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  29. ohhhh por fin!!! me alegreo ke haya sucedido , ya se lo merecin y edward siempre pendiente de ke bella y el piriguin estuvieran comodos!! grax muy buen capitulo

    ResponderEliminar
  30. Y por fin estos dos llegaron al momento caliente! Ame su momento de amor, xq fue hot, pero también hubo amor... Ni me aco ido xq se que se viene lo bueno verdad Joha? Ay demasiada gente en contra de ese amor... En fin,me encanta! xo

    ResponderEliminar
  31. Wah que bien! Porfin podran estar ya sin remordimientos ni nada! Jasper escondio muchas cosas, no se si me sentiria igual despues de saber todo eso, si fuera mi caso!
    Ojala que estos dos sigan adelante y por que no con esas nuevas formas d sexo xD ;)

    ResponderEliminar
  32. hola k tal??
    por finn. creo que ya pueden avanzar y estar juntos sin ningun tipo de obstaculo y remordimientos...me gusta mucho el camino que esta tomando esta historia...

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  33. Hola.... e leído varios de tus fic y estoy leyendo a "a mi manera" y este me encanto, me lo devore en 2 días, me encanta tu forma de relatar cada historia de forma distinta... que lindo este capitulo donde por fin se entregan el uno al otro... a esperar que mas viene... Sigue así Joha eres buenísima....

    ResponderEliminar
  34. hola me ha encantado tu estilo de escribir, solo me pregunto cuando publicaras ya que me quede prendada de esta historia. espero no tardes mucho. felicidades Joha por darnos estos momentos de alegria y emoci{on.

    ResponderEliminar
  35. HOLA PORFAVOR CUANDO ACTUALIZAS YA CREO QUE ES HORA SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

    ResponderEliminar