martes, 11 de septiembre de 2012

A mi manera - Capítulo 27

Capítulo completo. Creo que se vienen algo que nadie esperaba :)

Summary: Isabella Swan lo tiene todo, poderosa, fría y calculadora, acostumbrada a vivir en un mundo de hombres aprendió a tener el control sobre los demás… ¿Que pasará cuando un joven y tímido Edward Cullen llegue a su empresa y despierte su curiosidad? ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 27


- Bella…

- ¿Qué haces acá? – Reneé puso su mejor sonrisa socarrona -, creo que no estabas invitada a este almuerzo querida.

- No lo sé… ¿estoy invitada Edward?

Se volteó a mirar a su chico quien aún no podía cerrar la boca – Sí – tosió varias veces para aclarar su garganta -, por supuesto – se corrigió.

- Ves, querida Esme, como si estaba invitada.

- Bueno, pero parece que no…

- Señora Platt creo que nuestra charla ya terminó… así que si quiere irse puede hacerlo.

- Pero…

- Bueno, si quieres puedes quedarte y charlamos un momento… Reneé.

La intención adicional en las palabras de Isabella consiguieron descomponer a la mujer – Señora, creo que lo mejor será que se vaya – Edward no intervino por el bien de ella, lo hizo por el de su novia.

Reneé tomó su bolso y se puso de pie – Por supuesto que me iré – le dio una última mirada a Isabella -, creo que el ambiente ya se contaminó.

Bella y Edward vieron como la mujer salía del restaurant dejándolos solos. El cobrizo se reacomodó en su asiento mientras rebuscaba en su cabeza la forma de explicarle a su chica el trasfondo de lo que ella acababa de ver.

- Amor…

- ¿Te besó?

Los ojos de Isabella no eran los de La Cobra, no eran esos ojos café que llameaban cuando algo con lo que no estaba de acuerdo pasaba. Estos ojos eran distintos, tanto que hizo que Edward se sintiera un poco peor.

- Amor… - el joven estiró su mano por sobre la mesa buscando la de su novia pero no la encontró porque ella la retiró a tiempo.

- Sí, la besaste.

- Bella, amor, esto está mal… yo solo quería hablar con ella para que te dejara tranquila – aprovechando que su novia no lo interrumpió siguió adelante -, anoche la vi en la fiesta y sé que ella tuvo que ver con ese artículo de la revista.

Isabella negó con la cabeza – Me importa una mierda ese artículo, Edward.

- Bueno, pero hay algo más – bien, el joven se dio ánimos, había llegado la hora de decirle todo -. ¿Recuerda la investigación que me mandaste a hacer sobre Wylon Enterprise? – ella asintió inmediatamente -, bueno, pues descubrí quien la inversionista principal… y…

- Podría apostar mi propia empresa a que descubriste que es Esme Plantt o Reneé Dwyer.

- Sí – Bella llevó una de sus manos a sus cabellos. Los tiró todos hacia atrás antes de volver a mirar a su chico -, lo siento amor.

- Lo sospechaba, por eso te pedí el informe, pensé que podrías descubrir algo.

- Pero…

La castaña puso una de sus manos sobre su boca – Wylon Enterprise ha estado detrás de Swan desde hace un par de años… han ido tras nuestros contratos y han buscado desprestigiarnos como han podido… desde un principio comencé a sospechar que había algo más detrás… que fuera Esme, es solo un punto adicional.

- ¿Le han hecho daño a Swan S.A.?

Isabella soltó una maravillosa risa antes de negar – No, por supuesto que no, por fortuna he sabido ir un paso adelantes de ellos, pero ahora que sé que ella está detrás de todo… no lo sé, esta mujer está yendo más allá de lo que pensaba.

- Amor, sabes que si puedo hacer algo solo tienes que decírmelo.

- No, por ahora no hay nada que puedas hacer.

Isabella tomó su bolso y se puso de pie, Edward la imitó enseguida - ¡Espérame!

Antes de salir dejó un billete sobre la mesa para que se pagara la cuenta. Cuando llegó afuera Isabella estaba buscando su celular.

- Thomas… estoy lista, ven por mí - cortó cuando vio a Edward – Lo siento pero necesito irme.

- No, espera – el joven la tomó del brazo reteniéndola -. Aún hay mucho de lo que necesitamos hablar, no quiero que hayan malos entendidos entre nosotros. Quédate y nos tomamos un café.

- No, Edward, ahora no puedo… necesito tiempo para pensar.

Isabella se soltó del agarre de su novio en un gesto para nada brusco. En el fondo, el joven Cullen hubiera deseado que le gritara, lo insultara y quizás hasta lo golpeara. Porque cualquier cosa era mejor que ver sus ojitos tan triste.

- Amor…

- Dame un tiempo ¿sí?, ahora solo necesito eso.

Edward quiso replicar pero se mordió la lengua – Solo… no demores mucho por favor – dejó caer sus brazos a sus lados y con un dolor inmenso en el corazón la vio alejarse.

Isabella se subió al auto que apareció delante de ella y a duras penas le murmuró a su chofer que la llevara a la mansión Swan. Todo el recorrido estuvo pensando, estaba cansada de Esme, de Reneé, eran muchos años y esa mujer seguía detrás de ella, ahora detrás de su novio, entendía que quería destruirla pero no entendía el porqué, después de todo la abandonó solo con tres años y ahora volvía para hacerle miserable la vida. Nada tenía sentido.

Todo eso la estaba sobrepasando y para volver a pensar con calma necesita a su padre y sus recuerdos de niñez.

Ni bien Thomas se estacionó en la casa, ella salió corriendo adentro, mientras el hombre marcaba el número de su jefe.

- Señor, acabo de traer a la señorita Isabella a la mansión, se encontró con usted sabe quién y no se ve de muy buen ánimo.

- Voy para allá.

Thomas suspiró al cortar la llamada. Esa familia había sufrido demasiado por la culpa de esa mala mujer, ahora, por lo menos había alertado a Charlie Swan sobre la situación, así que un poco más relajado, salió de la mansión.

En cuanto la cama de su infancia apareció frente a ella, no dudó el recorrer los últimos metros y tirarse sobre ella. No lloró, solo se abrazó a una almohada y dejó que los recuerdos la inundaran.

- ¿Dónde está mi mami?

- Tu mami está en el cielo cariño – Charlie acariciaba los cabellos de su hija tratando de que no viera su mandíbula apretada -, pero de donde está, ella cuida de ti.

- ¿Y porque no me cuida desde acá?

El hombre cerró los ojos. Parecía ser que su hija estaba en la crisis de los siete, no había día que no preguntara por su desaparecida madre – Porque, cariño, ella no puede, pero de donde está te ve y se preocupa de ti.

- ¿Mi mami me quiere?

- Sí cariño… ella te quiere.

Si había algo que odiaba Charlie en el mundo era mentirle a su hija.

- ¿Bella?

Isabella abrió los ojos y se encontró con su padre sentado a su lado – Hola.

- ¿Cómo estas cariño?

- Solo estoy, no sé cómo – se encogió de hombros.

Charlie acarició los cabellos de su hija y se le partió el corazón al verla cerrar los ojos porque sabía que estaba conteniendo sus lágrimas – Amor, sabes que puedes contarme lo que sea… ¿peleaste con Edward?

- Reneé – murmuró. Si a ella era casi imposible esconderle algo, a su padre era aún más difícil.

- ¿Qué te hizo?

- Nada en especial – alzó la vista para ver mejor a su padre -, es solo ella, está detrás mío y no sé qué quiere… me envenena odiarla tanto – llevó una de sus manos a su pecho y lo estrujó con fuerza -. Si tan solo pudiera dejarla ir… pero no puedo. La odio papá, y no sé si eso es bueno.

- No es bueno tener tanto odio en el corazón cariño, pero… - suspiró, porque lo que estaba a punto de decir no era el mejor consejo que un padre podría darle -, creo que si alguien en este mundo se ha ganado tu odio es ella… y yo, no puedo decirte que no la odies porque creo que yo la odio aún más.

- ¿Por qué nos hace esto?

Preguntó casi al borde de la desesperación – Porque es una mala persona… nada más… esa mujer está mal de la cabeza.

Isabella se acurrucó al pecho de su padre y negó. Por un tiempo estuvieron hablando sobre Reneé, quizás en un principio Charlie tuvo la esperanza de que esa mujer cambiara pero ya habían pasado tantas cosas que ahora podía decir con certeza que no. Esa mujer estaba enferma y odiaba a la que alguna vez fue su familia sin motivo aparente. A él lo dejó sin mayores explicaciones y luego volvió a hacerle daño a su bebé cuando había jurado desaparecer para siempre.

Quizás su obligación como padre era tratar de menguar esos sentimientos de odio de su hija hacia la mujer que una vez le dio la vida pero eso era imposible. Conocía a su pequeña y sabía muy bien las cosas que pasaban por su cabeza.

- Tranquila mi amor... shuuu, ya todo pasará.

- No... nunca pasa... siempre es lo mismo papi.

Charlie apretó en puño su mano que no estaba sobre el cabello de su hija - No amor, está vez será distinto, ella no se volverá a acercar a ti. Eso te lo juro.

Isabella quiso decirle a su padre que tan equivocadas eran sus palabras. La mujer que la trajo al mundo encontraba una y otra vez la forma de acercarse y hacerle daño, ahora sentía que no podía seguir luchando y eso la destrozaba.

La boca de Charlie se abrió para volver a hablar pero no pudo, el teléfono de su hija lo interrumpió - Es Edward - murmuró al leer el nombre del chico -, deberías contestarle Bella.

- No quiero hablar con él, no quiero hablar con nadie... por favor déjame sola papá.

Tenía el rostro estaba enterrado en la almohada por lo que su voz salió amortiguada. Charlie sabía que no podía hacer mucho más por su bebé ahí así que luego de darle un beso en la frente salió de la habitación. Ya afuera se apoyó en la pared y marcó el número de Zafrina.

- La quiero muerta. Hoy. Pero quiero hacerlo yo... esta perra necesita aprender una lección antes de irse.

- Charlie…

- ¡NO!... necesito verla muerta. Mi niña está mal por su culpa y esa es mi piedra de tope. Sabes que puedo soportar cualquier cosa menos que la dañe a ella.

El golpe que le dio a pared se escuchó perfectamente al otro lado del telefono - Cariño, respira – él lo hizo, la voz de Zafrina tenía ese poder sobre él -, ¿Isabella está ahí?

- Sí.

- Bien, entonces ahora preocúpate por tu hija, mañana a primera hora estaré en tu casa.

Charlie pasó esa noche al lado de su hija, ella no lloró pero estuvo desvelada la mayor parte del tiempo. Para cuando el tiempo ya había pasado, Charlie recordó la cena, nadie la había dicho nada que alguien lo buscara por lo que suponía que Edward le habría avisado a su padre. Más tarde llamaría a Emmett.

Para cuando el sol comenzó a salir se puso de pie y estiró sus músculos que a esas alturas estaban agarrotados, Bella solo había conciliado el sueño hace una media hora por lo que salió de la habitación con el mayor cuidado que pudo.

Cerró la puerta y se fue a su cuarto, necesitaba una buena ducha para comenzar el día. Una vez debajo de la regadera tardó más de lo pensado, el agua caliente sobre sus músculos estaba haciendo maravillas por lo que ignoró al resto del mundo y decidió quedarse por un tiempo más bajo el agua.

- Me canse de esperarte afuera.

- ¡Zafrina! – Charlie, con sus manos, limpió su rostro del agua que no dejaba de caer -, ¿Qué haces acá?... Bella…

- Bella se fue – la mujer terminó de entrar a la ducha y cerró la puerta detrás de ella -, me la topé a la salida.

- Bien, entonces creo que lo mejor es que…

La morena le tapó el paso cuando lo vio con intenciones de escaparse - ¿Creo que aún no terminas de bañarte Charlie?

- Zafrina… - solo en ese momento el dueño de Swan S.A. se atrevió a mirar el cuerpo de la mujer que tenía en frente.

Zafrina era una mujer que estaba cercana a los cincuenta años pero su cuerpo solo demostraba lo bien que se mantenía, podía ser su contextura, su actividad física o su alimentación. La verdad es que eso era irrelevante para él, lo único que le importaba es que esa mujer lo volvía loco y que se moría por volver a sentirla entre sus brazos.

- Veo que alguien sí está contento de verme.

Charlie siguió la mirada de la mujer hasta su entrepierna, la que había reaccionado más que feliz – Sabes que siempre estoy contento de verme.

- Entonces demuéstramelo.

En una actitud que volvía loco a Charlie, Zafrina devoró sus labios. Eran personas adultas y sabían lo que querían por lo que disfrutaron del momento como si no hubiera mañana.

- Tus besos… son mi perdición – murmuró la mujer totalmente extasiada.

Charlie sonrió – Eres tú mi perdición… la única que ha podido sacarme… adelante.

La penetró de un solo golpe, la necesitaba y se lo hizo saber todas las veces que la embistió. No se detuvo, no salió de su interior. Arremetió contra el cuerpo de la mujer sin parar hasta que ambos obtuvieron el placer que estaban buscando.

- Eres… siempre…

- Tú también.

El hombre le sonrió antes de posar sus labios en los de ella.

- Ahora… dime. ¿De verdad quieres matar a tu ex?

.
.
.

Cuando Isabella salió del ascensor que la dejaba directamente en su Pent-house nunca esperó encontrarse con Edward recostado en una pared. No tanto por el hecho de que ya estaba dentro del departamento, sino porque estándolo podría incluso haber puesto una silla ahí, pero no, él estaba sentado en el piso, apoyado en la pared y luciendo malditamente agotado. Era más que obvio que había pasado toda la noche en la misma posición.

Una vez que los nervios de Isabella estuvieron bajo control, se agachó frente a él y le acarició los cabellos. En los primeros toques él no reaccionó, lo hizo solo después de que ella usó sus dos manos para acariciarlo.

- ¿Papá?

Bella sonrió, parecía un nene desprotegido rogando por cinco minutos más de sueño – No, soy Bella.

Pocas veces ella se refería a sí misma como “Bella” por lo que Edward abrió los ojos de golpe. Ella sonrió aún más al verlo con los ojos rojos y una parte de la pared marcada en el rostro. Era la imagen perfecta de la ternura.

- ¿Qué hora es?... yo estaba esperándote.

- Es temprano – Isabella apoyó sus manos en los hombros de Edward cuando lo vio con intenciones de ponerse de pie -, tranquilo.

- Me quedé dormido.

Edward restregó sus ojos antes de volver a abrirlos – Sí, eso parece. Edward, creo que será mejor que te vayas a tu casa, dormiste incomodo y te va a doler el cuello más tarde.

- No, necesito hablar contigo.

Tomó las manos de Bella pero ella las sacó. Se puso de pie seguida inmediatamente por él – No soy una buena compañía ahora, yo…

- Yo creo que eres la mejor compañía.

- No Edward – negó con la cabeza -, no estoy en un buen momento de mi vida y créeme, no soy la mejor compañía – abrió un poco más los ojos para que él entendiera mejor sus palabras.

- Déjame decidir eso a mí.

- Es que…

-¡NO!, ya hablamos de esto y no voy a volver a pasar por lo mismo – la tomó de los hombros con más fuerza de la necesaria y la zamarreó un poco -. No pienso dejarte sola porque crees que no eres una buena compañía… para mi, ¡SIEMPRE!, serás una buena compañía.

- Edward…

Los ojos del joven fueron testigos por segunda vez en su vida como esos ojos café que muchos decían estar seguro que envenenaban, se llenaban de lágrimas. La abrazó con fuerza y la acomodó en su pecho para ella se sintiera mucho más relajada.

- La odio Edward… y eso me está consumiendo por dentro.

- Amor, necesitas hacer algo… esa mujer está consiguiendo lo que quiere… descontrolarte.

- Lo sé, pero…

- Tengo una idea.

Edward separó el cuerpo de su chica del suyo y la miró fijamente. Quería que sus ojos lo hipnotizaran por completo - ¿Qué? – Bella no pudo evitar sonrojarse ante el escrutinio tan detallado de su chico -. Edward… ¿Por qué me miras así?

- Porque te amo y se me acaba de ocurrir una idea que creo nos hará bien a los dos.

- ¿Y qué idea es esa?

Por un momento toda la pena de Bella se quedó a un lado, ahora solo estaba una chica con su novio haciendo planes.

- Hoy es viernes… vámonos de fin de semana… lejos, solo tú y yo… hasta donde nos lleve el auto.

- Pero…

Isabella inmediatamente frunció el ceño. Un viaje de fin de semana no era mala idea pero solo si eso incluía un viaje en avión y reservas en algún hotel de lujo.

- Quizás podría decirle a Jane que organice un viaje a Vermont o…

- ¡No! – Edward la interrumpió inmediatamente -, quiero que sea algo espontaneo… tú y yo dentro de un auto ahora mismo… ni siquiera pasaré por mi casa, quiero que nos vayamos solo con lo puesto. ¡Sera genial amor! ¡Lo prometo!

En la cabeza de Isabella se pasan mil y una formas de rechazar la oferta de su novio de la mejor forma para no hacerlo sentir mal. No quería decirle que el plan le sonaba aburrido y algo tonto, por lo que siguió rebuscando en su cerebro las palabras correctas. En eso estaba cuando una imagen algo novelesca se le pasó por la mente.

Edward y ella en una carretera con un auto descapotable manejando a la nada, comiendo en estaciones de gasolineras y durmiendo en moteles baratos, solo ellos dos contra todo. Bueno, quizás no tan así pero algo de eso tendría.

- ¿Bella?... bueno, si quieres, Vermont no parece ser tan mala idea.

- ¡No! – le sonrió ella -, me parece mejor idea la de nosotros dos solos en una carretera, solo con posibilidades por delante.

- ¿De verdad?

Edward tomó el rostro de su chica con ambas manos y aplastó sus labios sobre los de ella. Isabella le respondió el beso aún sonriendo. Era la idea más loca y a la vez más cuerda, que había tomando nunca.

- ¿Nos vamos ahora?

- Sí, ahora mismo.

- Solo deja que me cambie los zapatos.

Isabella iba a darse media vuelta cuando Edward vio unas pequeñas bailarinas junto a la puerta. Tomó la mano de su chica y negó con la cabeza mostrándole lo que tenía en las manos. Él aun estaba con el traje de la oficina, incomodo y desaliñado pero eso era lo de menos.

Era un nuevo día que iba a faltar al trabajo y le importaba una mierda. Si el resto quería pensar que sus privilegios eran por ser el novio de la dueña estaban en todo su derecho, además, algo de razón llevaban.

Bella tenía otro auto guardado en el garaje, uno distinto al que manejaba Thomas, era un descapotable del 78 que no se usaba desde hace diez años, lo mantenía en las mejores condiciones pero solo como un buen recuerdo. Para cuando estuvieron abajo ella ya tenía su decisión tomada.

- Creo que tendremos que llamar a Thomas.

Nunca antes a Edward le había dado tanta bronca no tener su propio auto. Ahora no solo debían esperar por Thomas, sino que tenían que emprender su viaje en un auto de lujo.

- No – se giró para mirar a su chica quien movía animadamente un manojo de llaves -, creo que tengo otra opción.

Tomó la mano de Edward y lo guió hacia donde estaba el auto. Se veía como si hubiera sido usado el día anterior cuando no era así desde el 11 de Septiembre del 2001. A Tyler le había costado mucho poder comprar su propio auto sin la ayuda de su familia, pero lo había conseguido, era su pequeña joyita y por eso Isabella lo conservaba hasta ese día.

Nunca pensó en conducirlo y mucho menos con otro hombre junto a ella, pero ahora, tomar esa decisión, era dejar ir una parte de Tyler y darle un lugar a Edward que se había sabido ganas a pulso.

- ¡Wuau!, ¿esto sí que es un auto hermoso?

Edward fascinado pasó su mano por la impecable carrocería – Era de Tyler, solo alcanzó a conducirlo una vez… ese día – con las manos cruzadas bajo su pecho, Bella miró el piso antes de volver a mirar a su novio.

- Amor, no es necesario…

Ella negó – No, Tyler ni siquiera lo pudo disfrutar y sé que se revolcaría en su tumba si supiera que su joyita lleva más de diez años guardado en un garaje… diría que es un sacrilegio.

- ¿Segura?

- Más que segura.

Tendió el manojo de llaves ante Edward quien en un principio dudó pero terminó por tomarlas. Felices y sonrientes tomaron lugar dentro del descapotable. Esta era la mayor locura que ambos habían cometido y adoraban hacerlo juntos.

La salida del garaje daba directo hacia un costado del Central Park por lo que Edward tomó inmediatamente la Central Park West, no pensó en qué dirección ir, solo tomó la ruta que encontró libre. Ya después verían hasta donde llegaban.

- ¿Este bebé tiene gasolina?

Isabella se estaba poniendo sus gafas que siempre llevaba con ella – Está lleno.

- Bien, porque no pararemos hasta que no tengamos que hacerlo.

Edward le dio una mirada a su chica que consiguió que sus bragas se mojaran.

Verlo detrás de un volante tan decido era simplemente la mejor imagen que podía obtener de Edward Cullen. Parecía que verlo al mando no era tan malo después de todo. Con su mano izquierda buscó la de su chico que en esos momentos descansaba en la palanca de cambio, le dio un apretón y una sonrisa.

- ¿Lista para esta locura? – Isabella solo le sonrió, las palabras estaban de más.



_____________________

Besos, Joha!!

37 comentarios:

  1. como lo dejas asi... me muero por leer el capitulo..

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  2. Omg°!! q habraaa pasadoo!! me mueroooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  3. omg siiiiiiiiiiii matala charlie !! yo te ayudo !! hacer poner a la cobra asiii !! Grrrrrrrrrrrrr la quiero matar pero malo edward que no le dijo nada y dejo que la estupida esa lo tocara asi que esta bien bueno que no le coja la llamada !!

    att miri

    ResponderEliminar
  4. Ohhhhhhhhhhhhh va a ensuciar su manos Charlie :o :O y que le paso a la Cobra porque llora que le iso esa mujer ahora.... y porque no quiere contestarle a Edward u.u que mala eres Joha al dejarnos asi!!!!

    ResponderEliminar
  5. yo creo que no quiso escuchar las explicaciones de Edward, y se quedó con la idea, deque el la engañaba o algo con Rennee

    ResponderEliminar
  6. Ahhh JOHa este adelanto me dejo el corazón partido bella no quiero saber nada de edward que no lo dejo explicarse o paso algo mas Ahhhh quiero leer el capituloo!!! Bueno haber que pasara ahora!!!

    ResponderEliminar
  7. nooo que paso???? si charlie matala!!!! yo quieri ser expectadora!!! por que bella llora?? y no quiere hablar con nadie o especificamente con edward?? como nos dejas asi joha!!!

    ResponderEliminar
  8. Dios que habrá pasado y debe ser algo grande porque la cobra nunca llora y no le quiere contestar a edward, y la matará charlie?, ojalá que si jejeje.....gracias por el adelanto

    ResponderEliminar
  9. ohhh me encanta el drama , era lo q estaba esperando , creo q bella entendio mal lo q sucedio , pero eso le pasa por weon , me dio pena la cobra pero creo q charlie no podra matar o renne o asi se acaba la trama y ahora edward estupido trata de hablar con ella , el q nada hace nada teme y omitir es igual a mentir , esperare con ansias el proximo capitulo hasta entonces byeeee

    ResponderEliminar
  10. OOOOOOOOOH
    QUÉ PAAAAAAAAAASO!!!?
    YA QUIERO LEERLO TOOODO!

    ResponderEliminar
  11. :O Ahh Mátala Charlie!!! Que no le haga mas daño a Bella!!!
    Y Edward...Ojala no esté metido en muchos problemas!!! :S

    ResponderEliminar
  12. rayos que le paso a Bella que le hizo Renne...

    ResponderEliminar
  13. hay dios no me digas que se peleo con edward no porfa ya estaban de bien y esa maldita de renee ojala la maten de una vez actualiza pronto besos

    ResponderEliminar
  14. Donde demonios esta Jasper? no sabe que bells esta mal?? ahora lo necesita!!!
    & que paso con edward?? porque no le coge el telefono??? joder que preferiria que lo azote a que esten separados
    odio ver a la cobra tan indefensa, destruida, vulnerable arg maldita renne
    matala charlie matala, que si no lo hago yo, mira que esa perra hacer llorar ami cobra como se atreve???
    pero verdad que renne no morira todavia?? u.u charlie no la matara no?? :( esa zorra se escondera es lo mas seguro, se que es parte de la drama pero joder que charlie la mate la cobra ya ha sufrido mucho u.u


    actualiza el capi pronto please

    ResponderEliminar
  15. OMG!!!!! justo cuando llego!!!! ella pensó equivocadamente???? siii???, se enojo con edward??? no!!!!! please!!!!!!, la bella cobra esta llorando!!! no puede ser!!!!!y ed la llama y ella no quiere hablar con el!!!!!! no puede ser!!!!, q charlie mate a esa zorra maldita!!!!! q de madre no tiene ni la primera letra!!!!!, please quiero cap completo bella JO!!!!!!! besos

    ResponderEliminar
  16. Leer a Charlie teniendo sexo en la regadera estannnnnnnnnnn diferente hasta podía jurar que era sexo rudo, del tipo dom hahahahhaha y mas con eso de querer matar a Esme-Renne por herir a su bebe, pero ese no es el punto por mi que la mate. Bella cada dia mas humana con Edward sentí super lindo esta pareja es de mis favoritas.
    PD: Extrañe a Jaz
    V.

    ResponderEliminar
  17. hola k tal??

    me encanto parte de charlie verlosuper protector con su hija espero que le de un escarmiento a renee.
    la pareja bella y edward cada vez es mas bonita me encanta...

    exelente capitulo.


    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  18. me alegra que la depresión de bella tuviera que ver con su madre y no con edward, espero que pronto las cosas se arreglen y ella pueda tener algo de paz

    ResponderEliminar
  19. AWW ME ENCANTO EL FINAL DEL CAP JOHA SUPER HERMOSO JAJA ME DIO UN POKO DE ASCO IMAJINARME A CHARLIE Y ZAFRINA JAJAJAJA ASI COMO SI ME IMAJINARA A MIS PAPAS JAJAJAA

    HAY JOHA ERES GENIAL TE KEDO INCREIBLE EL CAP




    KE MUERA RENEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!

    ResponderEliminar
  20. Me he pasado días preocupada porque Bella pudiera malinterpretar las acciones de Edward, al menos ya me alivie, aunque tengo muchas ganas de leer lo que pasará en ese loco viaje =D

    ResponderEliminar
  21. Me encanto, quiero saber como coninua. La parte de Charlie me dio impresion, o sea, lo veo como un padre!!!
    Edward es un blando, y Bella es tan deprimente, Tayler esto, tyler lo otro. Ya me cansa que este asi todo el tiempo, ya paso el tiempo tan deprimente va aestar siempre?

    ResponderEliminar
  22. Me a encantado!!! Me habias hecho asustar!!! creia que se iba a enojar con edward por estar con esme!! que suerte que no a sido asi, bueno me alegro por ellos que esten juntos!!! edward mas seguido va tomando la iniciativa... Charlie matala!!!!!

    ResponderEliminar
  23. :o pense que estarian mal.. pero Edward le dio vuelta a la decicion.. y se concigio que Bella se pusiera feliz.. me gusta, aunque creo que la cobra va a ir desapareciendo de apoco con este lindo Edward... :D Gracias por el capitulo Joha

    ResponderEliminar
  24. guahhh x mas q lista para una locura si en el viaje viene incluido ED!!!! maldita Esme o Renne la envidia le corroe y Charlie!! x eso Bella salio asi!! jajaja quien lo viera con Zafrina... Grax pequeñuela!!

    ResponderEliminar
  25. SUPER TIERNO!
    AME ESTE CAP!!

    Karla Cullen Hale

    ResponderEliminar
  26. awww.... me encantó! esto es lo que Bella necesita!!!

    ResponderEliminar
  27. Me fascinó el cap!!
    Amo que Bella aun busque refugio en los brazos de Charlie!!
    Y me gustó como él la defiende a capa y espada!!
    Amé a Charlie y a Zafrina :3

    Hermosos Ed esperando a Bella..Y lo del viaje super inesperado y muy lindo...Quiero leer ya como les va en esa travesía! :)
    Gracias por el cap Joha!! :D

    ResponderEliminar
  28. EXcelente te amo por no hacer de esto un largo drama causado por Rene jajaja, hermoso el final del cap, una idea bastante buena por partre de Edward!! me encantooooooo.

    ResponderEliminar
  29. Hola me encanta que Bella decidiera empezar a darle su lugar a Edward y hacer a un lado a Tyler aunque lo confieso me habias sacado un buen susto por un momento llegue a pensar que iba a terminar con Edward pero que bien que me equivoque ojala que disfruten mucho esta escapada y sobre todo que Edward le cuente todo a Bella para que no haya secretos entre ellos hasta el siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  30. Holaa siiiiiii menos mal ya pensaba que edward y bella se separarian o algoo ya me estaba por volver loca jajaj! me encanto el capii!! y que lindoo que se vayan en un viajes juntos asi de improvisto a los dos le hara muy biennn!!!! que lo disfrutenn muchoo!!!! debo decir que tambie ncharlie y zafrina jee me gustooss esa pareja! y renne que se deje de molestar!!!!!
    me encantoo!! nos leemos en el que sigue besoss!!!!

    ResponderEliminar
  31. Si que se vayan de fin de semana de aventura, amor y sexo romantico y duro para que la cobra olvide ese mal rato que le hizo pasar la perra de Renne....que pasará en ese fin de semana????

    ResponderEliminar
  32. padre e hija juntos!!!!! charlie es único, q mate a la zorra de renee!!!! si!!!!, q buena relación entre zafrina y el yes!!! me encanto!!!!!!, y ahora estos dos solos por la carretera!!!!!! sera perfecto!!!! una cobra suelta dejando su veneno lejos, junto a su presa, su amada presa, sera magnifico ese fin de semana juntos disfrutando lo q venga como venga!!!!!! exquisito!!!!!!!

    ResponderEliminar
  33. woo envidio a bella encerio!! un viaje por carretera solo con un auto y el chico mas sexy que conoscas dios todo un sueño
    esas pequeñas cosas son las que mas enamoran a uno, la espontaniedad -suspiro-
    una gran aventura, aver que les traera el camino
    tal ves una pequeña cobrita?? una nueva dueña de NY??

    ResponderEliminar
  34. despues de que la mate, bailaremos y nos emboracharemos sobre su tumba, para festejar que porfin la bruja se fue jajaja, y esa loca idea de irse de vaciones sin rumbo fijo me encanto, no puedo esperar al siguiente capitulo

    ResponderEliminar