jueves, 13 de septiembre de 2012

Vuelve a vivir - Capítulo 24

Capítulo completo!!

Summary: Isabella creía tener todo seguro, una chica sencilla con una novio que la ama y un bebé en camino… ¿Qué puede salir mal?... mucho, un trágico accidente puede arruinarles la vida. M por lemmons ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 24

- Yo creo que este te queda lindo cariño.

- No… me queda horrible.

Quise sacarme el vestido por mi misma pero no pude. Mis brazos no eran lo suficientemente largos como para rodear todo mi cuerpo. Los dejé caer a un lado y me mordí el interior de mi mejilla para no ponerme a llorar como una nenita, solo cuando los brazos de mi madre me rodearon supe que mis intentos habían sido infructuosos.

- Te ves hermosa cariño – acarició mis cabellos despejando por completo mi rostro -, así que confía en tu madre y déjame comprarte este vestido.

- Es enorme – me quejé.

Ella sonrió antes de besarme en la punta de la nariz – Y eso quiere decir que mis nietos están en buenas condiciones, además, casi no tienes ropa, necesitas algo más… de tu talle.

Entrecerré los ojos en su dirección para que entendiera que su comentario no me había parecido muy acertado. Me crucé de brazos y me di vuelta, traté por segunda vez quitarme el vestido pero nuevamente no pude, ya estaba a punto de romperlo cuando mi madre me ayudó, no me dijo nada, solo tomó las veinte mil prendas que me había probado y salió del probador.

Me demoré más de lo habitual en vestirme pero mi humor no era el mejor. No me gustaba comprarme ropa tan grande, tenía más calor que nunca y extrañaba condenadamente a mi novio. Bueno, la verdad es que lo último es lo que me mantenía de peor humor.

Para cuando salí mi mamá me esperaba con varias bolsas, suspiré y me relajé antes de avanzar hacia ella, sabía que solo quería hacer lo mejor para mí por lo que era la que menos se merecía mi mal humor. Procuré darle una sonrisa algo sincera antes de caminar a su lado. El puto calor era lo peor de vivir en Los Ángeles, no solo estaba con la presión por los cielos sino que debía aguantarme que el sol pegara justo sobre mi cabeza y que las mujeres con cuerpos esculturales se pasearan con poca ropa en frente de mí.

¡Maldito mundo!

- ¿Quieres un té helado?

Mis ojitos se aguaron al igual que mi garganta, eso era exactamente lo que quería – Sí, mami.

- Bien, vamos por él.

Dejé que mi guiara hasta una cafetería, ella misma buscó una mesa libre en donde me dejó rodeada por las bolsas para ir por nuestro pedido. Ahora mi ánimo estaba mucho mejor.

Me dediqué a mirar a la gente que pasaba alrededor de mi cuando mi celular sonó.

- ¿Hola?

- Me gusta escucharte de buen ánimo amor.

Mi sonrisa que antes ya era grande ahora se volvió enorme - ¡Edward!, ¿Cómo estas cariño?

- Mucho mejor ahora que te escucho llamarme así y que veo que no estás tan molesta conmigo.

- No estoy molesta… solo algo hormonal.

Fruncí el ceño, aunque sabía que eso era verdad no me gustaba para nada reconocerlo. Me hacia sentir tan…. No lo sé – Bueno, pues entonces tendré que concordar contigo esta vez. ¿Cómo estás?

- Bien, solo con un poco de calor – apoyé mi cabeza en una de mis manos que estaba apoyada en la mesa. Dejé descansar mi cuello en ella -, estoy en el Centro Comercial, ya nada me entra y mi mamá pensó que necesitaba algo de ropa, así que luego de una extenuante tarde de compras ahora obtengo mi recompensa… ¡un té helado!

Su risa era música para mí – Pues me alegra mucho escucharte tan feliz, de verdad amor. No me gusta estar peleado contigo.

- A mi menos – suspiré -. Lo siento, por toda mi verborrea de la otra noche, sé muy bien que tu viaje es por negocios… no sé como…

- ¡Edward!, cariño, aquí estas, Esme y Carlisle nos están esperando.

- Ya voy - Mis ojos se aguaron y mi garganta se cerró en un segundo -. Bella…

Su voz sonó menos dura que cuando lo habló a ella pero eso no cambiaba las cosas – Rosalie… ¿fue con ustedes?

- Amor, son solo negocios, sabes que… - sequé una de mis lágrimas antes de que le siguiera otra -. Esto no es lo que estas pensando cariño.

- Yo no estoy pensando nada Edward, de hecho, creo que sería mejor que cortáramos, parece que de verdad te necesitan allá.

- Amor…

- Llámame después ¿sí?, ya tendremos tiempo para hablar.

Corté sin darle tiempo de replicar, mi mamá iba a volver en cualquier momento y lo que menos quería era preocuparla, ya suficientes dolores de cabeza le ha dado en este último tiempo. Lo menos que podía hacer era poner una sonrisa y fingir que todo estaba bien para que disfrutáramos sin inconvenientes de este día.

Justo cuando terminé mis diez respiraciones autoimpuestas mi madre llegó con dos tés helados y un plato lleno de galletas, que por lo que pude oler, eran caseras.

- Necesitaba – tomé el té y le di un gran sorbo a través de la bombilla -, algo helado.

- Es normal que estés con tanto calor, es tu presión la que sube.

- Sí, lo sé.

Por un segundo me concentré en mi vaso de té helado, sabía que si miraba mucho a mi madre iba a descubrir que algo me pasaba.

- Estuve pensando y creo que sería bueno que comenzáramos a decorar la habitación de los mellizos – solo cuando terminé de hablar alcé la vista.

Mi madre abrió la boca un par de veces antes de por fin emitir algún sonido – Pero…

- Por ahora me voy a quedar contigo… a menos que…

- No digas tonterías – hizo un gesto con la mano -, sabes que nada me hace mejor que tenerte conmigo, y más ahora que valdrás por tres.

- Bien, entonces creo que sería buena idea que comenzáramos hoy mismo, estuve pensando en comprar un mural de esos que vienen listo y decorar por pared, quizás con distintos motivos. Siendo un niño y una niña sería muy difícil elegir solo un tema.

- Me parece muy buena idea.

Terminamos de tomarnos nuestros tés y de comernos las riquísimas galletas para ir a la tienda de diseños, en cuanto me fui a sección de bebés se me olvidó todo, los problemas con Edward quedaron atrás, ahora solo podía concentrarme en elegir los adornos adecuados para mis niños.

Estuvimos prácticamente hasta que cerraron y salimos de ahí cargadísimas de bolsas. No era mucho lo que íbamos a hacer hoy pero si me moría por instalar por lo menos la lámpara. Era la cosa más hermosa que haya visto nunca, arriba era bastante simple, pero por toda la circunferencia que la sostenía colgaban pequeños animalitos de peluches, no era nada cargado ni ostentoso. Era hermoso y perfecto.

- Mañana arreglaremos todo esto – mi madre soltó las bolsas que tenía en sus manos y se dejó caer en el sofá.

- Quiero poner la lámpara, no es la gran cosa – me encogí de hombros -, y siento que le dará vida al cuarto.

Los ojos de mi madre se clavaron en mi – Hagámoslo mañana.

Estaba usando el tono de madre por lo que suspiré y asentí. Las bolsas que tenía en mis manos las llevé directamente al cuarto, una vez ahí comencé a sacar todo lo que habíamos comprado, era solo los murales y la lámpara y como los murales no los podía abrir, tomé la lámpara. Era hermosa.

El celular que mantenía en mi bolsillo trasero sonó, sonreí mucho mejor ahora. Era justo a quien necesitaba ahora.

No te llamo porque me acordé de cuando aún no me aceptabas por completo. Amaba mandarte mensajes, aún lo hago, así como te amo a ti.

Edward.

Sonreí y rápidamente le contesté.

Tus mensajes siempre son lo mejor, aunque nada se compara con escuchar tu voz.

Bella.

Dejé el celular a un lado y me estiré lo más que pude para alcanzar el techo, quería ver como quedaba la lámpara. Lamentablemente el estirón fue demasiado para mí.

Sentí un dolor punzante malditamente fuerte justo en la parte baja de mi vientre. Ni siquiera pensé en mi dolor, lo único que estaba en mi mente eran mis bebés. En el cuarto solo había una vieja silla que no combina en ningún lado, como pude llegué hasta ella, ese iba a ser mi apoyo para no darme de bruces al suelo.

- ¡MAMÁ! – por un momento sentí como si mi garganta se hubiera desgarrado.

Me habría preocupado por mis cuerdas vocales pero en este momento solo tenía cabeza para mis bebes. Apreté los ojos con fuerza, quizás de esa forma podía dolerme menos.

- Mami – murmuré bajito, sentí sus pasos rápidos por la escalera.

Sentía como si hubieran pasado horas pero estaba segura de que solo habían sido segundos. Mi rostro estaba mojado y me incomodaba pero mucho menos que el dolor de mi vientre.

- ¡BELLA!, cariño… ¿Qué pasa?

- Me duele mami – apreté mi agarre a la silla, ni siquiera era capaz de sentarme, solo así, parada y con la espalda doblada sentía un pizca menos el dolor -, no sé que es… pero me duele mucho.

- Cariño – me tomó el rostro con las manos pero apenas pude verla por las lágrimas -, no te olvides que eres doctora, sabes cómo es esto ¿no?

Rebusqué en mi mente antes se asentir. Era verdad, yo sabía que esto era solo contracciones, pero leerlo en el libro era malditamente diferente a vivirlo. Quise recordar esta clase en la universidad, aún me faltaba un mes por lo que debía relajarme, pero…

- ¡AHHHHHH! – no, esto iba más allá de lo que había estudiado. Este dolor era malditamente más fuerte que cualquier simple contracción.

En un momento de locura quise estirar mi mano para tomar la de mi novio pero él no estaba. Él estaba en Italia con su perfecta familia y la perfecta Rosalie.

- Tranquila cariño… voy a llevarte al hospital.

Tomé su mano justo cuando se me acercó – Edward… - miré el celular que tenía en mis manos, me anunciaba un nuevo mensaje.

- Lo voy a llamar cariño, pero primero…

- No – moví la cabeza de un lado a otro lo mejor que pude -, no quiero que le digas nada.

- Pero cariño.

Hice mi mayor esfuerzo para mirarla directamente a los ojos, preocupar ahora a Edward estaba realmente de más – Por favor.

- Bien.

Su duda se fue en un segundo. Había algo más importante ahora que hacer y así me lo demostró cuando me arrastró al hospital, mis contracción comenzaron a remitir cuando conseguí controlar mi respiración y relajarme. En el auto me estiré en el asiento y cerré los ojos, para cuando llegamos al hospital mi vientre dolía lo mínimo.

Por mi propia cuenta llegué hasta Emergencia, tenía una muy buena idea de lo que me pasada y el médico me lo confirmó en cuanto me vio.

- ¿Fue un calambre no?

- Sí, pero también fueron una pequeñas contracción, se llaman…

- Contracciones de Braxton – terminé por él -. ¿Eso quiere decir que estoy más cerca del parto?, porque fueron condenadamente fuertes.

- ¿Cómo…?

- Oh lo siento – le sonreí -, estudié pre-medicina – estiré la mano hacía él -, Isabella Swan.

- Mucho gusto Isabella, soy el doctor Santana – el hombre me sonrió pero después frunció el ceño -. Se me hace familiar tu rostro…

Me encogí de hombros, era un hombre que debía rondar los cincuenta, nunca lo había visto, así que no se me ocurría de donde me podía conocer.

- ¡Oh, ya sé!, vi una foto tuya en el escritorio de Eleazar… ¿eres su hija?

Pestañeé varias veces para volver a concentrarme – No, pero es el novio de mi mamá.

- Oh, por eso.

El doctor Santana salió de la habitación pero volvió unos segundos después. Me explicó algunas cosas que ya sabía, solo me quedaba un mes para el parto pero estas contracciones me estaban indicando que era muy probable que se me adelantar el parto. Además, era muy difícil que un embarazo de mellizos llegara a término completo. Solo luego de la ecografía me relajé, mis niños estaban bien, algo nerviosos pero bien.

- Isabella, creo que lo mejor es que hagas un poco de reposo, que no te esfuerces de más ni que pases muy malos ratos,  mientras más aguantes los bebés dentro de ti será mejor.

Hice una mueca de asco – ¿Tengo que pasarme todo el día acostada?

- ¡No!, para nada, solo tienes que tener más cuidado y si vuelves a sentir contracciones debes venir nuevamente, ya que pueden ser síntomas de parto aunque sea muy pronto.

- Oh, bien, entonces tendré mucho más cuidado.

- Bueno, entonces supongo que ya puedes irte.

- Gracias doctor – él me ayudó a levantarme de la camilla y me guió hasta afuera.

- Dale mis saludos a Eleazar.

Cuando llegué afuera estaba mi madre apoyada en el pecho de su novio. Ambos me sonrieron cuando me vieron salir caminando y de mucho mejor ánimo.

- Solo fueron contracciones de Braxton… se empeoraron porque me dio un calambre – aclaré ni bien llegué hasta su lado.

- Es muy probable que el parto esté cerca Bella.

- Lo sé, pero prefiero no pensar en ello.

- Bien, entonces vamos a casa – me madre enganchó su brazo en el mío y me guió hasta la salida -. No sabes el susto que me diste cariño.

 - Lo siento mamá.

Mi madre no preguntó nada con respecto a Edward, no hizo ningún comentario a mi negativa a llamarlo ni dijo nada cuando no le avisé sobre lo sucedido, creo que ella era más que consiente que algo no estaba muy bien entre nosotros.

Por la siguiente semana llegué dos veces más a urgencia, siempre fueron contracciones de Braxton y aunque yo estaba más que clara en ello pensé que era mejor asegurarme. Para cuando la segunda semana sin mi novio comenzó yo ya lo extrañaba lo suficiente como para comerme mi orgullo y rogarle que se viniera.

Durante estas dos semanas que Edward estuvo en Italia, hablamos a diario, generalmente me llamaba él porque sus horarios eran una mierda. Ni yo volví a hacerle reclamos ni él mencionó a Rosalie o su madre, solo la primera vez me aclaró que ella estaba ahí por otros motivos y que se había ido dos días después. No me podía pasar la vida dudando de él por lo que decidí creerle.

- ¿Sabes que te amo no?

- Lo sé Edward y no me gusta sentirme tan insegura pero te juro que es algo que no puedo evitar – respiré hondo para no volver a soltar mis lágrimas.

- Mi amor, yo te entiendo, de verdad y es por eso que me da tanta rabia haber… haberme comportado tan mal.

- No hiciste nada cariño. Eso lo sé.

El silencio que se hizo entre nosotros me permitió pensar un poco mejor mis siguientes palabras. No quería decirle lo de mis visitas al hospital porque eso solo lo preocuparía y sabía que aún le queda trabajo por hacer así que era mejor para su salud mental ocultarle esa información por ahora.

- Bella, necesito decirte algo…

- Edward – rodé los ojos -, ya no es necesario que digas nada más, de verdad que te creo cuando me dices que Rosalie fue por otros motivos. Creo en ti, de hecho estoy segura que te habló ese día solo para que la escuchara pero no pienso darle el gusto de ponerme mal, no se lo merece.

- Mi madre la trajo, trató… ella aún insiste pero yo no la quiero, si fuera así ya hubiera estado con ella, pero yo solo te quiero a ti Bella. ¿Me crees cierto?

No pude evitar reírme, no lo hice de mala intención, pero si de algo no tenía dudas en este mundo era del amor que Edward tenía por mí.

- Lo sé amor… y yo… también te quiero.

- Bien, porque aunque no lo creas me da mucho miedo a veces el que tanta gente quiera separarnos. La sola posibilidad de pensar en que alguien lo logre me mata, Bella.

Respiré hondo antes de hablar – Nadie nos separará Edward, ¿y sabes por qué?

- ¿Por qué?

- Porque yo confío en ti y tu confías en mi, si hay algo que decir lo haremos… no hay secretos y eso deje al resto sin armas en nuestra contra.

Su respiración se agitó por un momento, si hasta podía imaginármelo haciendo rápido y en cortas respiraciones. Lo estaba conociendo tan bien en tan poco tiempo que a veces me asustaba incluso.

- No veo la hora de verte, de verlos. Los extraño mucho.

- Ya falta poco.

- Un poco más de una semana y no volveremos a separarnos.

La semana pasó volando y antes de que me diera cuenta, era 30 de Agosto, ese día no me importo mi reposo ni nada, lo único que quería ahora era ver a mi novio. Por eso, dejando de lado a todo el mundo, a las diez de la mañana estuve de pie con mi enorme barriga esperando por él.

En cuanto sus ojos aparecieron entre la multitud, corrí, dentro de lo que pude a su lado. Sus padres estaban a su lado, de eso estaba seguro, pero no los vi, solo me concentré en mi novio y en sus labios que ahora estaban sobre los míos.

- Te extrañe tanto amor… tanto que no tienes idea.

Su agarré que en un principio fue firme, pero muy pronto se volvió casi desesperado, me apretó tanto que tuve que poner mis manos en su pecho y alejarlo un poco de mi. No lo hice mucho para que no malinterpretara mi gesto.

- Yo también te extrañé mucho.

Sus labios volvieron a estar sobre los míos sacándome una sonrisa, si yo pensaba que estaba equivocada no tenía ni idea de cómo estaba Edward. Me reí sobre su cuello cuando soltó mi boca y enterró la suya en mi cuello. Nos quedamos por lo que pareció una eternidad disfrutando del otro.

- Los extrañé a todos.

Su cuerpo se alejó del mío, pero estaba vez con mayor distancia. No tenía ni idea de si alguien nos veía, pero sollocé como una nenita cuando se agachó frente a mí y acarició mi vientre.

- Hola mis niños… ¿se portaron bien?, ¿me extrañaron?, siento mucho haber tenido que irme… les prometo no volver a dejarlos solos hijos. Nunca.

Con sus últimas palabras yo ya estaba completamente desbordada de lágrimas, las peleas eran parte de la vida, sabía que esta no sería nuestra última discusión y que más adelante vendrían incluso problemas mayores. Pero yo amaba a mi novio y el resto estaba de más.

- Edward – me miró hacia arriba y yo le sonreí -. Te amo.

Su boca se abrió pero nada salió de ella, tampoco se puso de pie enseguida, pasaron unos segundos antes de que su rostro estuviera a la altura del mío.

- ¿Es de verdad?

- Sí.

- ¿De verdad me amas?

- Sí amor, de verdad te amo y no quiero volver a estar sin ti. Creo que dos semanas son ti son mi límite.

- Te amo.

- Te amo.

Tomó mi rostro y metió su lengua dentro de mi boca de forma casi ilegal, aún estábamos en medio del pasillo del aeropuerto y ni siquiera la posibilidad de que nos apresaran por inmorales nos detuvo.

- Edward – bueno, yo si encontré algo capaz de enfriar el momento.

Sus ojos cambiaron su felicidad por preocupación - ¿Qué? ¿Qué pasa?, amor…

Bajé mi mirada hasta mis pies, sin quererlo mis ojos se llenaron de lágrimas. Sin siquiera tratar de controlarlas lo volví a mirar – Acabo de romper fuente.


______________________

Besos, Joha!!

44 comentarios:

  1. ojala y el presienta lo que ella esta sintiendo y llegue, espero el capitulo, nos seguimos leyendo

    ResponderEliminar
  2. OH MALDICION!!! DONDE ESTA EDWARD Y QUIEN SE COLO ME IMAGINO QUE ROSALI OBVIOOO NO CREEO QUE EL LA HALLA INVITTADO O ALGO ASI

    ResponderEliminar
  3. Edward tiene que llegar !!! no nos puede fallar !!! ya ansio leerlo completo

    ResponderEliminar
  4. Uuuuuhh se viene el paarto!!!!! Edward debe llegaaar!!!

    ResponderEliminar
  5. Buu!!! me siento pesimista pienso q tal vez no llegue... se q existe una explicación a eso de q esta con Rosalie pero aun así siento q no llegara a tiempo talvz se deba a q stoy muy deprimida =(... ojala este equivocada

    ResponderEliminar
  6. Joha, presiento que nos quieres hacer sufrir demasiado con esta etapa de la historia, no seas malita y permite que Edward llegue al parto de los piriguines y que se aleje de Rosalie, seguramente Esme ideo todo para que estuvieran juntos en Italia pero el no puede caer...

    ResponderEliminar
  7. Johaa!! ohhh por favorr no seas mala haz que edward llegue y este al lado de bella en este momentoo que no se pierda del nacimientoo de los pequeñoss por favorrr ..no seas mala! que voy a quedar al borde del colpasoo!! see buenaaaaaaaaaaaa ajajjaj!! es un momentoo muy importante y edward debe estar alli!! justo en este momentoo importantisimoo no tienen que estar peleados ...bueno yo mantengo mi fe hasta el capitulo de que edward puede llegar!!! por fiss!!!! jee!! beso!! gracias por el adelanto!

    ResponderEliminar
  8. :S Ahh que Ed llegue rápido!!! Los bebés no pueden nacer sin Ed ahí!!! :S

    ResponderEliminar
  9. se q el se va a arrepentir y su sexto sentido super araña le dira regresaaaa!!! y llegara a tiempo =D

    ResponderEliminar
  10. no puede ser!!!!! y ed debe de estar allí!!!! es muy importante estar con ella y sus bebes ahora!!! llego el momento!!!!!! bells!! aguanta todo saldrá bien!!! oh maravillosa JO!!!! quiero el cap completo!!!!!

    ResponderEliminar
  11. ohhhh joha yo creo q edward no va a llegar al parto de los mellizos y esto sera un punto de quiebre en la relacion , ya q bella se lo reprochara siempre , ahora quedo mas en ascuas con el proximo capitulo ojala lo cuelgues pronto

    ResponderEliminar
  12. dios esto no puede estar pasando el tiene que llegar ahy y estar con ella ....Gracias nena...

    ResponderEliminar
  13. donde mierda estas edward!!!!!!!!!!!!!!!!!! lpm naceran los piringuines y no estaras????? apurale hombreeeeeeeeeeeeeeee joha dime que llega plis plis plis

    ResponderEliminar
  14. noooo!!! Edward que hace en italia??? volve?? venia tan bien edward y en el ultimo momento te vas para abajo... nooo joha por que nos haces sufrir!!! Espero que edward llegue!!!

    ResponderEliminar
  15. pero donde se fue Edward!!!!!!! Me lo cargooo ahhhhhh!! ¬¬
    Esperaré capi prontooo :D

    ResponderEliminar
  16. Jooooooooooo q bueno c ve q va a estar ya quiero leerlo completo Chavon SOS un junio escribiendo




    Meji Vélez

    ResponderEliminar
  17. Oh... va a tener a los bebes y Ed no esta hay que malo!!!!

    ResponderEliminar
  18. Diosss pero es que mato a Edward si no esta para el nacimiento de los bebes y espero que se arrepienta de haber tratado asi a bella y no decidirse si se muda con ella espero publiques pronto ya no se si podre con tanta espera saludos

    ResponderEliminar
  19. DIOS NO PUEDO ESPERAR AL CAPITULO PUBLICAAAAA POR FAVOR

    ResponderEliminar
  20. te salvaste por un pelito de rana calva!!!! uhahaha fue un momento feliz raro y estrezante al final te pasas te de galleta

    ResponderEliminar
  21. ya llegan los bebes!!!! si!!!!!!, pero ed no vive con ella!! aun tiene miedo!!!!! dios!!q tensión!! ya vienen!!! y así quiero q venga el próximo adelanto!!! besos JO!!!!

    ResponderEliminar
  22. ufff menos mal que al final no ha pasado nada grave y que han podido solucinar sus problemas sólo espero que no haya complicaciones en el parto

    ResponderEliminar
  23. Joha, eres lo maximo!!!!! que lindo el capitulo, ya sabia yo que Esme habia llevado a Rosalie, pero que bueno que Bella no se dejo llevar por sus hormonas y que los bebes naceran con su padre al lado, ojalá todo salga bien con el parto.
    Un abrazo, nuevamente ingresaste a mi lista de personas favoritas jajajaja.

    ResponderEliminar
  24. hola k tal???
    bueno por fin llegan los bebes por finnn jajaja menos mal edward no se perdio el parto quiero ver como reacciona tanto el como ella.. sera bella la tipica que insulta en el parto?? seria gracioso no??? jajjaa ya quiero leer el siguiente capitulo.
    cada dia me encanta mas esta pareja

    un besito y cuidate

    ResponderEliminar
  25. Jaajajaj reencuentro justo cuando Bella va a tener los bebes que lindoOooooOooooo :D

    ResponderEliminar
  26. ohhhhhh dioss!! muero muero mueroooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!! hermosisisismo capituloooooooooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  27. Ay carajo! Q nacieron los niños. Q nervios, pobre Bella, tenerlos duele!

    ResponderEliminar
  28. awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww que lindooooooooooooo !!! lo ameeeeeeeeeeeeeee !! por fin le dijo que lo amabba *-*

    att miri

    ResponderEliminar
  29. ajjajajaja que manera de enfriar la situacion!!!

    ResponderEliminar
  30. sii volvio justo a a tiempo!!!! bien va por buen camino edward.. ya vienen los bebes!! como reaccionara edward???

    ResponderEliminar
  31. Ahhhh... los amo! Edward llegó justo... los bebes estaban esperando por él!!!!!

    ResponderEliminar
  32. Hooooo si fue como si los bibitos lo estuvieron esperando para necer :) ame totalmente el capitulo... quiero maas C:

    ResponderEliminar
  33. Hola JOHA!!! Ahhh que bien respiro tranquila que las cosas entre edward y bella están bien...son muy tiernos y como se aman me encantaaa!!! Bueno y los bebes estaba esperando a que llegara el ...y la parte en que bella va al aeropuerto a esperarlo Ahhh que amor le dijo que lo ama!!! Siiiii fantástico este capitulooo!!!!!Besoss!!!!

    ResponderEliminar
  34. ohhhhhhhhhhhhhhh llegooo llegooooooooooo mierda que le queria decir el a ella cuando no lo dejo??? Joha mas te vale que no sea nada del todo malo ¬¬ no los quiero separados los amo juntitos ainssss ya quiero massssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  35. Se vieneeen los bebées! creo que el próximo capi le ganará en ternura a este! jaja :)

    ResponderEliminar
  36. tss llego el momento de los babys ay ke envidia joha bella si tendra compañia a mi me toco estar solita u,u ojala todo le salga bn a bella

    ResponderEliminar
  37. ohhh ese fina fue de impacto , quede KO , se vienen se vienen , aunq pense q lo s ibas a hacer sufrir un poquito mas , bueno byee hasta ek proximo

    ResponderEliminar
  38. Noooooo como lo vas a dejar ahi!!! NOOO!! mundo cruel o en este caso Joha -.- jajajaja espero ansiosa el siguiente!

    ResponderEliminar
  39. hay que susto me diste pense que estos dos no se reconsiliarian mas menos mal que bella no se las tomo con edward por lo de la zorra de rosalin y ahora a eaperar que el nacimiento salga todo bien actualiza pronto

    ResponderEliminar
  40. OMG... es demasiadooo... exijo el siguiente capitulo.. jum jum XD

    ResponderEliminar
  41. Johaaa... Nooooo como lo pudes dejar hasta ahiiiii?? Esto es ilegal... Exijo abogado.... Esto no esta bien para mi salud mental.... T.T..... Ahhhhhh

    ResponderEliminar
  42. Diooooossss ya van a nacer los piriguines que emoción y ella le dijo que lo ama y luego que rompió fuente si que lo quiere matar de un infarto,,,,gracias Johita

    ResponderEliminar
  43. Hermoso el capitulo yo pense que bella nunca le iba a decir sus sentimientos :D

    ResponderEliminar
  44. Hola gracias por hacer que Edward llegara a tiempo para el nacimiento de los mellizos y sobre todo que Bella le dijera que lo ama que bueno que a Esmme y Rosalie les salio el tiro por la culata espero que Edward no se enoje si se entera que Bella estuvo varias veces en el hospital y no le dijera nada hasta el siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde Mexico

    ResponderEliminar