martes, 25 de septiembre de 2012

A mi manera - Capítulo 28

Acá está el capítulo, disfruten :)

Summary: Isabella Swan lo tiene todo, poderosa, fría y calculadora, acostumbrada a vivir en un mundo de hombres aprendió a tener el control sobre los demás… ¿Que pasará cuando un joven y tímido Edward Cullen llegue a su empresa y despierte su curiosidad? ADVERTENCIA, contiene material para mayores de edad.

Capítulo 28

Ya llevaban más de dos horas manejando por la ruta 80 y aunque podrían haber seguido adelante, no tenían urgencia en llegar a ningún lado en específico, por eso que cuando el letrero de Bloomsburg apareció indicando que solo quedaban 20 kilómetros, Isabella vio una oportunidad.

- Creo que está noche podríamos quedarnos en Bloomsburg… no lo conozco y el nombre es llamativo.

Edward desvió su mirada solo un segundo de la carretera para mirarla - ¿Segura?, no estoy cansado, puedo seguir conduciendo.

- No tenemos prisa… ¿o sí? – el sol le dio de tal forma al rostro de Isabella que su sonrisa se vio mucho más hermosa.

Edward tuvo que controlarse para no detener el auto y lanzarse sobre su novia. Antes pensaba que esos instintos animales eran una verdadera estupidez, pero eso fue antes, cuando Bella ni siquiera entraba en su vida, en cambio ahora entendía a esas parejas que follaban en el auto porque no eran capaces de soportar diez minutos más para hacerlo en cuatro paredes.

- ¿Qué pasa Edward?... ¿estás pensando en cuando estemos en la habitación del hotel?

Si había algo en lo que Isabella era experta era en leer hombres, pero sobre todo a su hombre. Con el mayor cuidado posible se desabrochó el cinturón de seguridad y se acercó lo más que pudo hasta su novio.

- ¿Qué…? – Edward saltó en su lugar perdiendo el control del auto por un segundo, por suerte no venía ningún auto por la otra pista.

- Tu tranquilo… solo sigue conduciendo – antes de que el joven Cullen pudiera replicar, los dedos experto de Bella comenzaron a desabrochar su cinturón, sonrió con el ego muy arriba cuando se dio cuenta que la polla de Edward le daba la bienvenida -. Trata de no volcarnos cuando te corras.

Los labios de Isabella rodearon la polla de Edward en un solo movimientos, no era mucho lo que podía hacer en esa posición por lo que relajó su garganta lo más que pudo y comenzó a moverse rápidamente para que su novio se corriera lo antes posible.

- Bella… oh amor, eso se siente tan bien… quiero…

Desde donde estaba no podía verlo totalmente entregado al placer, pero si notó que el auto había disminuido considerablemente su velocidad. Aprovechándose de eso, ahuecó sus testículos incitándolo a que se corriera más rápido aún.

- ¡OH, MIERDA!

Eso era lo que quería la joven, escucharlo maldecir, saber que la esencia siempre correcta de Edward era dejada a un lado solo por ella. Relajó un poco más su garganta y contuvo la respiración consiguiendo que el generoso pene de Edward llegara hasta el fondo. Cuando lo sintió ahí gimió enviándole un montón de sensaciones extras que lo hicieron acumular el semen en la punta.

- ¡Me estoy corriendo!... mierda…

Una nueva caricia en sus testículos fue todo lo que necesitó para soltar los chorros de semen en la boca de su novia. No era una idea que le agradara mucho porque sentía que el acto era un poco valiente para la chica pero el saber que ella lo disfrutaba lo hacía sentir mejor. Porque ¡mierda!, no había nada mejor que saber que toda su esencia estaba ahora siendo tragada por su chica.

- Creo que te mereces un premio por haber mantenido el auto en marcha.

La mente de Edward no era capaz de procesar nada más, no creía ser capaz de aguantar una nueva ronda y mucho menos cuando sus manos y sus sentidos debían estar alerta en el camino.

Isabella volvió a su lugar y disfrutó de ver a su novio tenso el resto del camino, cuando entraron a Bloomsburg ya ambos habían recobrado su respiración por lo que no les fue tan difícil mantenerse decente. Pese a que la ciudad no era un pueblo perdido, si era mucho más chica que Nueva York por lo que nos les costó mucho encontrar un hotel, no era de lujo pero tampoco era una pensión de paredes finas, porque lo que menos necesitaban los amantes eran paredes finas.

Edward se apresuró a entrar antes de que su chica se arrepintiera y se preparó para hablarle a la recepcionista pero Bella se le adelantó.

- ¿Una habitación por favor? – Isabella apoyó sus ante brazos en el mesón y le tapó a la recepcionista la vista hacia su novio.

- ¿Con dos camas?

- No, con una, y muy grande… no me gusta coger con mi novio en una cama de una sola plaza – la garganta de la chica de secó y solo pudo mover su cabeza porque sus cuerdas vocales parecían haberse enredado.

- Bella…

Con un gesto de mano el chico supo que era mejor no intervenir. Él no veía el caso de las palabras de su novia pero las comprendió un poco mejor cuando recordó como se había puesto él mismo después de todas las malas intenciones e insinuaciones de Diego.

- ¿Necesitas algo más o ya puedes darnos nuestra llave?

- Cla… ro.

Como la chica no soltó enseguida la llave, Isabella se vio obligada a tirar de ella. Sin dar las gracias tomó la mano de su chico y lo arrastró hacía el cuarto que les habían asignado. En cuanto lo vio se comenzó a arrepentir de no haber buscado un hotel de mejor calidad.

- Es lindo – Edward dejó sus pocas pertenencias en un sofá que estaba en un rincón. Ante el mutismo de su novia volvió a hablar -. Se ve limpio…

- Sí, pero…

- ¡Vamos! – tironeó de su mano consiguiendo por fin adentrarla en la habitación -, esto no sería una verdadera aventura si nos quedáramos en el Hilton.

- Pero…

Isabella cerró los ojos y respiró con fuerza antes de continuar su frase. Sus palabras se le atoraron en la garganta en cuanto vio el lugar. La cama matrimonial en el centro y la pequeña mesa de noche era todo lo que había en el reducido espacio.

- Esto es… - los hombros de Edward decayeron, ya se le estaban acabando los argumentos para rebatirle. Además, tampoco es que pudiera obligarla a quedarse en un lugar en el cual estaba tan incómoda.

Tomó aire antes de hablar – Bella, si te desagrada mucho… está bien, quedémonos donde tú quieras.

Ella no le contestó, lo ignoró y pasó sus perfectas uñas por el respaldar de la cama matrimonial, era antigua, lo más probable es que tuviera más historia que cualquier otra cama de hotel. Pasó sus manos por las sábanas, quizás no era una experta en lavado pero si estaba más que segura de que estaban limpias y sin uso. Cuando llegó a la punta, su mano voló hasta su novio, le acarició la mejilla desde el pómulo hasta la base del cuello.

Sí, en esa habitación estaba todo lo que ella necesitaba – No me importa el lugar… lo único que me interesa es que estés tú y que… - le dio una sonrisa para nada inocente al respaldar de la cama -, el respaldar aguante unas cuantas amarras.

Hizo tronar su cuello ante el brusco movimiento, recién ahora se daba cuenta de lo estresada que estaba y como ese estrés se estaba manifestando en su cuello y espalda.

- ¿Cansada?

- Mmm – trató de contestar a la pregunta de su novio sin mayor éxito.

- Acuéstate en la cama con tu espalda hacía arriba.

Como pudo, Isabella consiguió abrir los ojos – Sé que te prometí una recompensa pero necesito un minuto, para…

- No todo es sobre sexo amor – se rió el joven Cullen y le hizo un gusto con su dedo índice para que lo hiciera -, hazme caso y gírate.

Bella no dudó esta vez, hizo lo que su novio le pedía y apoyó su mentón en sus manos unidas. Edward se sacó la chaqueta y arremangó sus mangas, frotó sus palmas y se sentó a horcajadas en el trasero de su novia. La castaña dio un respingo al sentir su peso pero no hizo ni dijo nada, tampoco pareció sorprendida cuando los dedos del chico liberaron su espalda de cualquier prenda de vestir.

Pese a que tenerla desnuda le suponía un gran problema a su entrepierna. Edward se supo controlar, no bajó su erección que se ensartaba entre las nalgas de la chica pero tampoco hizo lo que tanto quería, restregarse entre ellas.

- Cierra los ojos y deja que mis manos te relajen.

Ella le hizo casó y cerró sus ojos al mismo tiempo que despejaba su mente. El cobrizo puso sus manos sobre su espalda desnuda y comenzó a moverlas en distintas direcciones y con diferentes presiones, los gemidos de Bella, aunque bajos, aún así eran lo suficientemente audibles para que la polla de Edward se terminara por despertar.

- Estas duro – murmuró la chica.

- Eso no importa – abrió sus palmas y la masajeó ahora con sus dedos -, ¿te sientes mejor?

La castaña movió un poco su cuello y se dio cuenta que el dolor que sentía estaba pasando – Sí… se siente muy bien.

Edward siguió moviendo sus manos a través de la espalda de su novia hasta que todos los nudos que tenía se deshicieron dejándola totalmente relajada. Al terminar, el joven se recostó al lado de su chica y obviando su pecho desnudo la apegó a su cuerpo.

- Muchas gracias…

- De nada amor – besó el cabello de su chica pero no la miró porque prefería tenerla apegada a él.

Un minuto de silencio los acompañó hasta que fue ella quien se decidió a romperlo.

- Necesita algo como esto… una escapada de la realidad.

- ¿Hace cuanto que no te tomabas vacaciones?

Los ojos de la chica se entrecerraron mientras hacía cálculos mentales – Hace un año y medio fui con mi padre a Suiza a ver una empresa de hierro en la cual invertimos, de vuelta pasamos a Paris a hacer unas compras.

Aunque los destinos podían parecerle a algunos de lo más exquisitos, Edward se dio cuenta que ese sentimiento no era compartido por su novia, para ella había sido un viaje de negocios y no unas vacaciones.

- ¿Y antes de eso?

- Con Tyler… no importa – se detuvo al darse cuenta que no era el mejor tema para hablar con su chico.

- Cuéntame de él – Edward apoyó su cabeza en una mano y la miró, quería que ella viera la sinceridad de sus palabras.

- Es complicado.

No era necesario mucho para que el joven se diera cuenta que lo que su novia necesitaba era desahogarse – Comienza por el principio.

Isabella tomó aire y se dispuso a contar cosas que ni siquiera se permitía pensar.

.
.
.

El joven rubio miró por séptima vez su celular, simulaba ver la hora pero la verdad es que quería ver si tenía alguna llamada perdida. No quería ser un obsesivo y su chica solo llevaba un par de minutos retrasada así que volvió a dejarlo a un lado y se concentró en su vaso ahora vacío.

- Otra copa por favor.

El barman se apresuró a rellenar cuatro dedos más de Whisky en el vaso del joven, sabía quien era y que si lo mantenía contento recibiría una buena propia al final de la noche.

- Gracias

Le dio un primer sorbo y esta vez arrugó menos el entrecejo, esta era su última copa, no pensaba conducir borracho y arriesgas la vida de su chica por una estupidez.

- ¿Por qué tan solito?

No fue necesario que se volteara para saber quien se había sentado a su lado, ese perfume empalago era inconfundible.

- Estoy esperando a mi novia así que será mejor que te vayas.

- Pues, yo no veo a nadie aquí – la silla le queda un poco alta a la chica pero aún así encontró la forma de voltearse hacía él -, y si lo que buscar es compañía yo estoy más que dispuesta a brindártela Jasper.

Con un último sorbo vació el vaso, agradeció ese segundo Whisky porque le dio fuerzas para encarar a ese demonio – Es mejor que te vayas Alice.

- ¿Por qué eres así conmigo?, desde que me conoces me has tratado mal.

- ¿Será porque eres una perra sin corazón?

- Solo tenía once años cuando te conocí, recuerdo que ese día pensé que por fin había encontrado a mi príncipe azul pero tú ni siquiera me miraste.

Jasper negó con la cabeza y le pidió al barman que valiera a rellenar su vaso – Ese día te escuché diciéndole a Charlie que habías visto a Bella recostada en una cama y a mi haciendo cosas raras – se volteó hacia ella -, si hubiera sido cierto no me habría importado, pero era mentira y me di cuenta que aunque tenias solo once años ya eres toda una perra… no necesité conocerte más para saber la clase de persona que eras.

- ¡Tú no sabes nada! – aunque su voz no se elevó más de permitido si se notó su rabia.

- Bella es una persona muy importante para mí y tú te has encargado de hacerle la vida imposible.

- ¿Será porque supe lo que era follar con alguien cuando la vi montando a mi padre?, no necesito que nadie me diga cómo es Carlisle pero encontrarlo metiendo su asquerosa polla dentro de mi prima fue suficiente para que la odiara por siempre.

- Sí – se encogió de hombros él -, puede que sea verdad pero también estoy más que segura que tu madre te enseñó más cosas… ¿o no follaban las dos juntas con el asqueroso de Aro Volturi?

- Tú no sabes nada… no tienes una idea de lo que ha sido mi vida, esa puta de La Cobra – se burló del apodo para después continuar -, me ha hecho la vida imposible desde que tengo memoria.

- Alice, de verdad, no me interesa hablar contigo… me eres indiferente.

- ¿Ah, sí?

Aprovechando un descuido del joven, Alice se le acercó y capturo sus labios. Los movió insistentes esperando una respuesta de su parte pero solo recibió rechazo.

Cuando Jasper consiguió separar a esa chica de su cuerpo vio a su novia de pie a su lado. María miraba la escena con detenimiento, quería entender todo antes de que hacerse una idea equivocada. El joven en cuanto la vio tomó a Alice por los hombros y la zamarreó.

- Eres la criatura más asquerosamente despreciable que he conocido Alice, hazle un favor al mundo y desaparece.

La soltó con brusquedad y salió en busca de María, quien por suerte había escuchado bastante de esa pequeña demonio como para saber que había sido ella la responsable de toda la escena que acababa de presenciar.

Alice aún en un estado de shock le pidió al barman lo más fuerte que tuviera, el joven no se lo negó ya que estaba más que contento con los doscientos dólares que acaba de dejar el chico rubio para él.

Ya para el decimo trago la chica no era consciente de su cuerpo, menos lo fue cuando dos tipos completamente asquerosos se la llevaron a un hotel de mala muerte e hicieron con ella hasta lo inimaginable. En el momento no sintió nada porque el alcohol mesclado con un par de pastillas que alguien le había dado se habían encargado de borrar cualquier recuerdo pero esa mañana, al pasarse el efecto de las drogas y al saberse desnudo entre dos tipos se sintió la peor escoria del mundo.

Como pudo se levantó y fue en busca de su teléfono, llamar a su madre era una pérdida de tiempo, sabía que estaba en un viaje haciéndole de puta a un empresario conocido y su padre, ni siquiera quería saber de ella así que eso solo la dejaba con una opción, su tía.

- ¿Renée?

- Alice – bufó la mujer -, mira, ahora estoy ocupada así que…

- Necesito tu ayuda – la cortó antes de que continuara -, estoy… no sé dónde y necesito salir de acá.

- Bueno, entonces aprende a cerrar tus piernas.

Las lagrimas ya caían a mares por los ojos de la chica – Tía… es en serio, ven a buscarme.

- Ahora no puedo, la imbécil de Isabella me tiene muy ocupada.

La furia de Alice volvió a crecer en cuanto escuchó el nombre de su prima – Pensé que tu plan no tenia fallas – se secó las lagrimas de golpe sin preocuparse de su brusquedad -, que a estas alturas no quedaría ningún rastro de esa perra.

- Pues parece que tendré que replantearme el plan, hay algunos detalles que no consideré muy bien… comenzó por el novio ese que tiene.

- Edward – recordó la pelinegra -, es guapo.

- Alice… creo que tu existencia por fin podría serme útil.

- ¿Qué quieres decir?

- Que serás tú la que me ayude a terminar con ella.

- No te entiendo.

Una risa resonó en el teléfono – Necesito que separes a esos dos, no me importa si tienes que drogas a ese estúpido y follarlo a la fuerza, necesito que su polla se corra en tu coño… si te embarazas mucho mejor, mientras más pruebas allá de una infidelidad mejor. Conozco a esa pequeña perra y estoy segura de que si hay algo que no perdona en esta vida es la infidelidad.

- Es verdad – el ánimo de Alice creció significativamente -, ¡por supuesto que lo haré!, es el plan perfecto

- Bueno, entonces ponlo en marcha.

La llamada de cortó dejando a la chica con una enorme sonrisa en los labios que se pudo haber mantenido de no ser porque los hombres despertaron y la arrastraron de vuelta a la cama en donde, pese a sus gritos, repitieron con mucha más energía la noche anterior. Si Alice no recordaba la primera vez, estaba más que segura que recordaría aquella porque las marcas no estaban solo en su alma sino también en su cuerpo.

Renée mejoró su estado de ánimo, por fin el dinero y tiempo que había invertido en su hermana y su sobrina podría darle un par de frutos, de por si Alice era una ramera así que un trabajo como ese no le costaría nada. ¡Fotos!, tendría que pedirle fotos, quizás, incluso se podría encargar de publicarlas en algún periódico para que así la humillación de Isabella fuera mayor.

- Supongo que esa sonrisa es porque estas planeando algo muy malo en contra de mi hija.

- Charlie.

Se volteó hacia el hombre que acababa de entrar en la habitación, dejó el teléfono en la mesa de noche y ni siquiera se preocupó de abotonar la bata de seda que dejaba al descubierto su operado cuerpo.

- Es bueno verte cariño.

Con paso seductor se acercó hasta el hombre que tanto placer le daba cuando se enterraba en ella, cerró los ojos y rememoró la última vez que aquello ocurrió – Necesitamos hablar Renée.

- No… lo que necesito ahora es sentirme dentro de mí.

Cuando la mujer llegó hasta él, lo primero que hizo fue apoyar sus manos en su pecho, la calidez que emanaba consiguió que su coño desnudo comenzara a humedecerse.

- Renée…

- Dime Esme – pasó su nariz desde la base de su cuello hasta su frente -, amo cuando me dices Esme… siento como si fuéramos otras personas.

- Dime que es lo que estas planeando en contra de Isabella.

- ¡No la nombres a ella! – gritó dando un paso hacia atrás – siempre la nombras – llevó sus manos hasta su cabeza y comenzó a tironear de sus cabellos con excesiva fuerza -, debería haberla abortada, esa perra solo vino a este mundo a cagarme la vida… ¡por ella dejaste de amarme!

- ¡NO! – el papel calmado de Charlie se fue al carajo, ya mucho trabajo le había costado no ahorcar a la mujer cuando puso sus manos sobre él -, ¡Dejé de amarte en el momento que te encontré tratando de asfixiarla con una almohada! ¡EN ESE JODIDO MOMENTO VI EL MONSTRUO QUE ERES!

- ¡No entiendes! – Renée comenzó a negar al recordar ese momento hace ya tantos años, el recuerdo, pese al tiempo, seguía grabado en su conciencia impidiéndole ver el presente con claridad -, ella tenía la marca, era un demonio… había que deshacerse de ella.

- ¡Estás loca! – por instinto, Charlie llevó su mano hasta su cinturón en donde reposaba una Magnun45 de colección.

- No deberíamos haberla tenido Charlie – se volvió a aferrar de su pecho pero esta vez con otras intenciones -, esa chiquilla solo vino a este mundo a hacernos mal, nada más…

- Si no me hubieras dado a Bella renegaría por completo el que te me hayas cruzado en mi camino.

- ¡SIEMPRE ELLA!, la odio, la odio, la odio… solo quiero verla destruida… muerta.

- Y yo quiero verte muerta a ti.

Ahora sí que no se contuvo, Charlie llevó su mano hasta su cinturón y desenfundó su revólver apuntando directamente a la cabeza de su ex esposa y la madre biológica de su hija. Había esperado tanto tiempo por tenerla así para él que se tomó un segundo para gozar del momento, no fue difícil encontrarla y muchos menos acceder a la habitación de hotel que escondía sus huesos, quizás sacar el cuerpo se complicaría un poco más pero sabía que Zafrina estaba detrás de la puerta, en el pasillo, velando por él y dispuesta a ayudarlo a limpiar su desastre.

_________________________________

Besos, Joha!!

34 comentarios:

  1. OMG! sin palabras joha totalmente sorprendida cap cap cap!

    ResponderEliminar
  2. Ohhh excelentee por lo que se ve van a pasarla muy bien en el viaje jajaja!! Me gusto mucho el adelantooo!!!!!

    ResponderEliminar
  3. O.O Ahhhhhhh Amarras!!! Wohooo!!! La Cobra manda esa noche!!! :P
    Ya quiero cap!!! Y ver que tal esta el viaje!! *_*

    ResponderEliminar
  4. OMG!! La cobra esta cediendo no importa el lugar ^^ .. veremos como se las amaña en este viajecito, hahaha xD

    ResponderEliminar
  5. wooioooooowww ya lo quiero leerrrrr

    ResponderEliminar
  6. Siiiii me encanta sobre todo lo que le dijo la cobra a Ed que lo importante es que esté él hasta la cobra puede ser romántica jejejee

    ResponderEliminar
  7. Si!!! que hara la Cobra ahora?

    ResponderEliminar
  8. la cobra ha vuelto!! no me gustaba esa bella deprimida
    muero por ver que pasa en ese viaje, que por lo que se ve estara interesante
    muy interesante :)
    sube el cap pronto xfaa

    ResponderEliminar
  9. Ohhhh me encanta como va su viaje que sea mas y mas HOT!!! :P

    ResponderEliminar
  10. Me gusta como marca terreno Bella frente a la recepcionista.
    El sentimiento de posesión es muy fuerte y no todas las personas saben manejarlo sin llegar a agobiar a la pareja.
    Me cuesta ver a un Charlie que sea capaz de matar a sangre fria, aunque se entiende que no sea la primera vez.
    Y ahora nuevamente ansiosa por el proximo capitulo.

    ResponderEliminar
  11. Maldita Alice! no puede estar con mi adorado Ed maldita arpia xk todo menos esooo Bella a sufrido mucho eso la destruiria nooo y Renee tal para cual! Matala Charlie!! querer matar a su bebe loca!!!

    ResponderEliminar
  12. ohhhh genia genial, no creo q alice alcance a hacer nada contra bella , primero la cobra la mata, quizas de este viajecito la cobra se va con una sorpresita a nueva york quien sabe, y ese final guauu pero todavia no canto victoria de q renne muera

    ResponderEliminar
  13. omgggggggggggg la matoooo??

    maldita aliceeeeeeeeeeeeee ojala no los separeee :( hahaha

    quede plop con ese charlie! y esa Rene tan maloooos

    ResponderEliminar
  14. guau en este capi hemos podido ver claramente el odio de renee o esme hacia isabella, esa mujer es de lo peor espero que no logre su cometido con el plan de separarlos y que la zorra de alice no consiga lo que se propone...
    me encanta como es bella cuando está con edwardc

    ResponderEliminar
  15. Nos has dejado con la duda de si lo hará o no, eres mala.
    En el viaje que estan haciendo, seguro que se conocen mejor y comparten otras cosas aparte de sexo. Seguro que se dan cuenta que estan enamorado.
    Que Alice no los separe.....

    ResponderEliminar
  16. sii matala charlie!!!!!! no me digas que alice logra separarlos!!! tambien hay que matar a alice!! que suerte que Maria ha visto todo y no ha pensado nada malo.. Edward y Bella pliss que alice nos los separe.. me encanta este edward siempre piensa en su bella primero

    ResponderEliminar
  17. Hola!!! pasé por aquí y me quedé! tienes una seguidora más!.
    Te invito a mi blog http://colasdesirena.blogspot.com.es/ nos leemos!
    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Que la mate no mas.... es muy mala con su propia Hija.... y muy lindos Ed y Bella... que Alice no se meta entre ellos siento que despues de este viaje ellos quedaran mas unidos y nada lo separara.... y Jasper menos mal que Maria sabe toda la historia.... muy buen capitulo Joha esperando el otro con ancias..

    ResponderEliminar
  19. que charlieee la mateeeeeeeeeeeeeeeeeeee y q la desgraciada de alice no los separe :( mejor q la embarazada sea la cobra :D

    ResponderEliminar
  20. dios renne es un MOUNSTRO!! mira que querer asfixiar a su propia hija!! esta LOCA!!
    Joha porfa que esas locas no le hagan nada a edward!! si el tiene que embarazar a alguien es a la cobra!! espero que su viaje tarde asi mientras charlie se deshace de ellas porque si matara a renne verdad? aunque algo me dice que esa bruja seguira viva

    ResponderEliminar
  21. Holaa ahh que capituloooo!!! charlei la matooo !??!! ese renne es una maldita brujaa de lo peor! yy a bella y edward me encantann esos dos sos una parejita hermossaa y creo que este viaje los acercara mas y los hara mas fuerte juntos...!!
    por favorr JOHA que alice no los separee es decir que descubran lo que quiere hacer esa brujaa zorra de alice malditaaa la odioooo!!! alicee zorra asquerosaa al igual que renne ufff ya me descarguee ajajajj!! bueno me gustoo muchisimo el capituloo!!!! bueno nos leemoss en el proximo!!

    ResponderEliminar
  22. CAPÍTULO BUENÍSIMOOOOOOOOO!!!!!!!!! muy emocionante... por favor publica luego para saber si Charlie la mató o no... Quiero que esa perra muera, pero no quiero que Charlie vaya a la carcél jakjakajkajakja... finalmente sólo te puedo decir MUCHAS GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  23. Hola omg por un lado quiero que Charlie mate a Renne pero por otro lado no me gustaria qque se pusiera a su mismo nivel maldita Alice espero que todo le salga mal que Edward no caiga en la trampa que le va a tender esa envidiosa y en cuanto a Bella me encantaria que se deshaogara con Edward que es lo que necesita muero por que llegue el siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  24. espero que charlie haga algo con ella, almenos que impida que esas dos locas le hagan lo que ya planearon a bella y edward, ese pobre hombre que es un amor, sera la victima de todo este caos, solo espero que pronto se desagan de esa jodida y perra mujer, y de alice tambien

    ResponderEliminar
  25. Perra eso que mate a esa perra al fin :3

    ResponderEliminar
  26. Renee, ESmo o como sea es una maldita hija de puta!!!! por favor... que Cahrlie acabe con ella de una buena vez!

    ResponderEliminar
  27. Puta Esme-Rene ojala si la la mate y no sea como las cucarachas rastreas que nunca mueren y que la estúpida de Alice no haga nada esta tonta o tiene mierda en la cabeza ok ya se que no tiene nada de cerebro, hay me enoje!
    hahhahaha

    ResponderEliminar
  28. Desatrasandome del fic!!!! Espero que Charlie la mate por perra!! Ojala no consigan llevar a cabo su plan :S
    Me fascina la relacion que se está formando entre Ed y Bella, amo cuando La Cobra deja a su chico contemplarla y satisfacerla!

    ResponderEliminar